Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


LONDRES: UN PULMÓN VERDE -Diarios de Viajes de Reino Unido- Monlis
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: LONDRES: UN PULMÓN VERDE  -  Localización:  Reino Unido  Reino Unido
Descripción: Cinco días disfrutando de la ciudad con un tiempo veraniego.
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 7
 1  2  3  siguiente siguiente



Etapa: LOS PREPARATIVOS  -  Localización:  Reino Unido Reino Unido
Fecha creación: 14/06/2014 20:14  
Compartir: 
Compartir:
Y después de unos días fantásticos en Londres, aquí me tenéis, enfrascada en la realización de otro diario. Ya va siendo una tradición: preparación, viaje y diario. Esto engancha!

Pues empecemos desde el principio, que son los preparativos.

Como no puede ser de otra manera, mi cabeza va a mil por hora al volver de un viaje, maquinando cuál será el siguiente. Así que al volver del crucero por Rusia empecé a buscar el siguiente destino para pasar unos días. Y como solo sería eso, unos días, el lugar tenía que ser relativamente cercano. Rápidamente se me ocurrió: LONDRES! Hacía años que había estado (en febrero del 2009), así que ya tocaba otra visita. La vez anterior estuve tres días y vi relativamente poco (lo más importante), así que pensé que algún día más sería ideal. Cogí un calendario y busqué buenas fechas, intentando buscar algo de buen tiempo, porque tela el frío que pasamos en febrero.

En un pis pas ya tenía fechas. En Barcelona, la segunda pascua es día festivo en la ciudad. En el 2014 caía el día 9 de junio. Así que nos iríamos un sábado 7 de junio y cogería dos días de fiesta en el trabajo, convirtiéndose en un mini-viaje de 5 días. Ideal!

Primera tarea: vuelos. Como la experiencia con Easyjet era buena de otras ocasiones, fue la primera compañía que busqué. Menuda sorpresa! Ida y vuelta nos salía a cada una por 83,58 euros. En el resto de compañías no encontraba nada mejor de precio, así que estaba claro, no? Compré los billetes en octubre del 2013 para viajar en junio del 2014! Quedaban 8 meses! Una eternidad! Los horarios? Muy buenos: la ida salía a las 07:25 y llegaba a Londres a las 08:40, y la vuelta salía a las 19:55 y llegaba a Barcelona a las 23:00. Podríamos aprovechar muy bien el tiempo!

Segundo paso: el hotel. En un primer momento quise mirar un apartamento desde la página de Homelidays, pero o eran muy caros, o quedaban muy alejados del centro. Así que rápidamente entré en el foro y empecé a leer el hilo de hoteles para encontrar el que mejores críticas tuviera, el que más céntrico quedara… Vamos, lo que queremos todos! Bueno, bonito y barato.

Leía cosas sobre una cadena que no conocía: Travelodge. Así que busqué la página y miré si tenían habitación para tres personas. Me salió la opción del Travelodge Waterloo a un buen precio (unas 230 libras) y en una Family Room. Pero al ir a confirmarla, ya no quedaban. Así que seguí buscando y encontré el Travelodge Covent Garden por 232 libras. Un buen precio y una genial situación: a un paso del British Museum y de Covent Garden! Salimos ganando! Así que antes de que volara este hotel también, lo reservé. Sin desayuno y sin cancelación. No me cobraron nada al hacer la reserva, sino que pagaríamos al llegar.

Pues ya estaba todo lo esencial hecho! Así que para pasar los 8 meses, con toda la calma estuve leyendo varios hilos y diarios del foro. Saqué un montón de información muy muy práctica, como siempre.

Poco antes de marchar de viaje pedimos unas cuantas libras en nuestra entidad. Así tendríamos libras sueltas para pequeñas compras, y por si en algún lugar no se podía pagar con tarjeta. Cogimos 240 libras, 308’68 euros para repartir entre mi madre y yo. Eso para 5 días. Y al final nos sobró algo.

Y antes de acabar esta primera parte, llegan los agradecimientos. Primero y muy importante a ALFRITO.ALFRITO, ya que gracias a su fantástico mapa de muchos restaurantes y tiendas de la ciudad, nos sacó de más de un apuro. Me costaba mucho descargarlo en el móvil Android, y me ayudó muchísimo.

Os dejo un enlace donde ALFRITO.ALFRITO habla del mapa y de cómo descargarlo en móviles o tabletas Android. Lo recomiendo muchísimo. Ha realizado un trabajo espectacular!

www.losviajeros.com/in... ;start=880

También quiero agradecer a GADIEMP y BRIGANTINA por revisar mi planning de viaje, y por resolver algunas de mis dudas. Y también al resto de usuarios del foro de Londres. La información que obtenemos los futuros viajeros no tiene precio.

Por último, querría recomendaros la guía que me compré para organizar el planning de visitas. Se trata del plano-guía de Ediciones B, de la colección Sin Fronteras. Es una guía-mapa que está organizada por zonas de la ciudad, y que va muy bien para ordenar las cosas que ver en cada sitio. Además, cuando estás en la ciudad no necesitas andar con el gran mapa de la ciudad en la mano, sino que con los pequeños mapas de cada zona te orientas perfectamente. Existe también para otras ciudades (Nueva York, París…).


Y al final, pasaron los meses y llegó el día de nuestro viaje! Hay que ver que rápido pasan ocho meses!
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: LOS PREPARATIVOS




Etapa: DÍA 1: VISITANDO EL CENTRO CON TIEMPO PRIMAVERAL  -  Localización:  Reino Unido Reino Unido
Fecha creación: 22/06/2014 18:57  
Compartir: 
Compartir:
Y 8 meses después, aunque parecía que aquello quedaba muy lejos, llegó el día de irnos hacia London! Menudas ganas, después de preparar el viaje durante tanto tiempo.

Después de lo que me llegó a costar, la tarde antes de partir conseguí descargar el mapa de ALFRITO.ALFRITO al móvil. Completísimo, y una gran herramienta que nos iría de perlas.

A las 4 de la mañana sonó el despertador… Realmente, la vida del viajero es muy muy dura. Menudas horas de tocar diana!

Con los ojos aun medio cerrados, desayunamos un poco (lo que a aquellas horas nos entraba… Más bien poco) y acabamos de ultimar los últimos detalles de la maleta, procurando dejar el sitio suficiente para poder meter el bolso dentro (viajábamos con Easyjet y en eso son muy estrictos. Un solo bulto por persona).

Con una puntualidad británica (para que ya nos fuéramos aclimatando) teníamos el taxi en la puerta a las 5h. En esta ocasión optamos por dejar el coche en el garaje e ir en taxi hasta el aeropuerto. Como a esas horas no había mucho tráfico llegamos en un suspiro a El Prat. A las 5.30 ya estábamos allí! Salíamos desde la Terminal C, que es la de Easyjet. En la terminal casi no había nadie en los mostradores de facturación. Pero como no teníamos que facturar, subimos directamente al piso superior para pasar el control. Llegamos y… Estábamos solas! Los policías estaban aburridísimos!

Pasamos el escáner y el control de maletas en un momento y nos fuimos a la zona de espera. Estaba llena de colas de vuelos de Ryanair!

Encontramos un sitio para sentarnos a esperar, porque aun quedaba mucho para nuestro vuelo. Así que aprovechamos para comprar unas aguas para el viaje, que con esto de la restricción de líquidos…

En la pantalla ponía que aun quedaban 60 minutos para que anunciaran la puerta de embarque de nuestro vuelo. Una eternidad!

Así que aproveché el tiempo para sentarme tranquila a repasar el guión de una exposición nueva que inaugurábamos en mi trabajo a la vuelta del viaje. 22 páginas de guión! También fui a escoger bien la fecha de las vacaciones… Justo para la inauguración… Que estrés! El señor Sorolla (de él va la exposición) me acompañó en más de una ocasión durante el viaje.

Poco a poco iba saliendo el sol.


Cuando abrieron los bares del aeropuerto nos compramos algo para desayunar. Un buen croissant para el cuerpo, para ir cogiendo energías!

Volvimos a la pantalla de información y ponía que aun quedaban 10 minutos para poner la puerta, pero vimos que ponía zona M0. Así que decidimos coger las maletas e irnos hacía la zona aunque no supiéramos la puerta.

Antes de entrar a la zona encontramos el control de documentos. No había nadie! Seguro que al cabo de un rato la cola debería ser ya más que importante.

Nada más cruzar el control vimos que en la pantalla ya ponía Puerta 6. Me avancé para llegar de las primeras y así fue. Aunque teníamos los asientos asignados, es mejor ponerse a la cola de los primeros, para asegurar (o no) que las maletas suben contigo y no van a bodega.

En solo unos minutos ya estaba la operación embarque en marcha. Como siempre, primero pasaban los que tenían Speedy Boarding y los que iban con niños. Vimos como había muchas mujeres a las que les hacían guardar el bolso en la maleta. Mira que lo dejan bien claro en la tarjeta de embarque…



Este sería nuestro avión.

Empezamos el embarque y pasamos sin ningún problema con nuestras maletas (pese a que la mía estaba dentro de la segunda medida aceptada por Easyjet. La que te dicen que podría ser que te la bajaran a bodega si el avión va muy lleno) y entramos en el avión por detrás (como nos habían pedido, según la fila que teníamos). Acomodamos el equipaje en el compartimento y nos sentamos a esperar que los demás viajeros embarcaran.

A las 7:20 ya estábamos todos sentados y apunto, pero a las 7:30 el capitán nos dijo que teníamos una restricción de la torre de control de 35 minutos. Pues vaya… A las 7:40 nos empezamos a mover, pero solo para hacer una especie de tour turístico por el aeropuerto. Así que como teníamos que esperar, pasaron las azafatas ofreciendo vasos de agua. Tengo que reconocer que fue un gran detalle! Nunca había visto esto en Easyjet! Está claro que es lo que tendría que ser, pero cuantas veces leemos que ha habido retrasos y problemas varios en los aviones, y que las compañías no les habían dado ni agua.

A las 8h ya despegamos (casi casi lo que había dicho el capitán)! El vuelo fue realmente plácido.


Pero cuando ya estábamos llegando, cogimos algo de turbulencias. Nada importante, pero el avión se movía un poco. Pero cuando pasa eso, yo siempre miro las azafatas. Si están tan tranquilas, es que todo está controlado. Y estaban tan panchas!

A las 8:30, hora local, empezamos el descenso, entre más turbulencias. Estaba un poco nublado…

A las 8:45 aterrizamos en Gatwick! Pese a haber salido con media hora de retraso, llegamos a la hora prevista. El capitán había puesto el turbo!

Aterrizamos en la Terminal Norte. En el pasillo del avión un grupito de viajeros de nuestro avión empezaron a mirar mi maleta, y comentaron en voz alta que mi maleta era grande y que había pasado. Que ellos se habían gastado una pasta para comprar una maleta pequeña que cumpliera las medidas. Que si lo llegaban a saber, traían una maleta más grande, con más cosas. Me mordí la lengua porque no quería empezar mal las vacaciones, pero estuve a punto de decirles que si no se habían leído su tarjeta de embarque donde pone las dos medidas de equipaje de cabina que están permitidas, no era mi culpa. Hay gente que a veces se pasan un poco de listos. En fin…

Para los futuros viajeros que sepáis que Easyjet permite subir dos medidas distintas a cabina: la que no supere los 50x40x20cm (incluyendo las asas y las ruedas. Este te garantizan que siempre subirá contigo a cabina), y la que no supere los 56x45x25cm (incluyendo las asas y las ruedas, que en los vuelos completos es posible que tenga que ir a la bodega).

Salimos del avión y empezamos a recorrer pasillos, cintas, escaleras mecánicas, siguiendo las indicaciones para ir a la Terminal Sur a coger el tren. El aeropuerto de Gatwick es realmente GRANDE!

Llegamos a la zona de control de documentación y no había cola. También es cierto que había varios puestos de policía y que también había unas máquinas lectoras para pasaportes electrónicos. Mostré el DNI al señor policía, me miró, miró mi DNI y trámite pasado.

Parada técnica obligada y a seguir camino del tren. Seguimos los indicadores de Terminal Sur y de Shuttle. Al llegar al “andén” del Shuttle, justo llegaba en aquel momento. Así que no tuvimos ni que esperar. Es un monorail. Subimos y rápidamente llegamos a la Terminal Sur. Seguimos los carteles de Train y llegamos a la venta de billetes a las 9:30. Había un poco de cola para comprarlos. Pero la verdad es que no tardamos mucho en llegar a la ventanilla. Compramos billetes de ida y vuelta en Southern, con la vuelta abierta para el día de nuestra partida. Nos costaron 59’40 libras los tres billetes de ida y vuelta (19’80 libras cada una).

Miré a las pantallas donde ponía los trenes y las plataformas y vi que a las 9:50 salía un tren hacia Victoria Station en el andén 5. Bajamos al andén y subimos al tren.

Acomodamos las maletas y nos sentamos. No iba demasiado lleno. Y muy puntuales ya salimos hacia Londres.

Durante el trayecto empezó a llover un poco. El cielo seguía muy gris.

De repente, me di cuenta que en la pantalla del interior del tren ponía Gatwick Express. Madre mía! Me había equivocado de tren! Supongo que con las prisas, cuando miré los horarios de los trenes no me fijé que era el tren directo (y más caro).

Durante la media hora de viaje hasta la estación Victoria no pasó ningún revisor. Pensé: “Habremos tenido suerte y no pasará nada?”. Pero no. Para poder salir a la estación teníamos que introducir nuestros billetes por una máquina para que se abrieran las puertas. Mecachis! Me hice la longuis, y metí mi tarjeta. Evidentemente, se encendía una luz roja y las puertas no se abrían.

Vino un interventor, nos miró los billetes y muy amablemente nos dijo que nos habíamos equivocado; que los billetes que llevábamos eran del Southern y que habíamos cogido el Gatwick Express.

Me hice la guiri despistada, a ver si le dábamos penita… “De verdad? Qué despiste! No lo sabíamos!”. En realidad, mentira no era. Nos dijo que no nos preocupáramos, que pasaba muchas veces, y que nos haría pagar solo la diferencia de precio, de dos billetes (no de los tres). Así que tuvimos que abonarle 9’80 libras más. La verdad que el hombre era muy amable. Nos abrió las puertas y entramos en la estación. Bueeeeeeeeeeeno… Ya teníamos una primera historia.

Sí que vi que en el tren ponía en el exterior Express, pero no pensé que fuera el Gatwick Express, sino que quizá a los trenes Southern que venían del aeropuerto los marcaban así. Ilusa de mi…. Parecía novata…!

Al entrar en el vestíbulo de la estación, como era hora punta, alucinamos con la cantidad de gente que había arriba y abajo! Un hormiguero!

Lo primero que hicimos fue buscar la entrada al metro para comprar las Travelcard de una semana. Al bajar con toda la cantidad de gente, había algo de cola para comprar billetes en el metro. Bueno, paciencia! Me puse a la cola y esperamos un poco. Iba bastante ágil porque había 4 o 5 ventanillas funcionando. Finalmente a las 10:50 llegué a la ventanilla y me atendió una mujer muy amable. Le pedí las tres Travelcard de una semana para las zonas 1 y 2. Nos las cargó en una Oyster. Me cobró 36’40 libras por cada una, teniendo en cuenta que al devolver la Oyster me devolverían 5 libras por cada una. Le pregunté si para devolverla el día que nos marchábamos habría la misma cola y me dijo que seguramente, pero que había otra taquilla al final del pasillo; que probara allí.

Pagué las tres Travelcard con la tarjeta de crédito (cada una por separado). Me dio los tres resguardos y las tres Travelcard.


Volvimos a subir a la parte del vestíbulo y buscamos la parada de buses que me había recomendado GADIEMP, para llegar al British.

Al salir llovía un poquito, pero no hacía ni falta abrir el paraguas. Así que encontramos la parada de autobús 38 y ya estaba allí, a punto para salir. Madre mía cuantos autobuses!

Pasamos la Travelcard por el sensor y nos sentamos. Era uno de los típicos autobuses de dos pisos, pero como llevábamos las maletas nos quedamos en el piso inferior.

Arrancamos y fuimos mirando todo lo que iba pasando a nuestro paso. Pasamos por delante de Hyde Park, por Trafalgar Square, por Picadilly Circus… Y al ver en la pantallita Museum Street nos bajamos. Busqué en el mapa donde estábamos y vi que a dos pasos teníamos el British Museum. Chispeaba un poco.

Llegamos ante el imponente museo y había un montón de gente por allí. En la plaza de delante del museo había un cartel donde ponía que en el guardarropía no aceptaban equipaje grande. Ay madre! No podía ser! Con lo bien que me habían aconsejado en el foro para poder dejar allí las maletas, ya que en el Travelodge no las podíamos dejar! Bueno… Lo intentaríamos. Entramos por Great Russell Street y a la izquierda estaba el sitio para guardar bolsas y maletas. Un cartel ponía bien claro las medidas y el peso aceptados:


Medidas máximas: 40x50cm. Peso máximo: 8kg.

Esperamos pacientemente en la cola aprovechando para meter en la mochila las cosas que necesitaríamos para la mañana. Y al final nos tocó el turno. Nos pesaron las maletas: la mía 8kg exactos, la de mi madre mucho menos, y la de nuestra amiga 8’2kg (el chico nos dijo que OK). Así que tuvimos suerte y las pudimos dejar. Nos dieron el resguardo para recogerlas, previo pago de 1’5 libras por bulto.

Y nos fuimos directas a visitar el museo. Ya eran las 11:30. Como pasa el tiempo!

Os dejo la web del museo:

www.britishmuseum.org/

La primera visión que tuvimos fue el Great Court, con el techo de metal y cristal de Norman Foster, que es el recinto cubierto más grande de Europa.


Espectacular! Yo ya lo conocía de mi estancia anterior a la ciudad, pero me volvió a impactar como la primera vez.

Buscamos mapas gratuitos para poder saber qué queríamos ver, pero no encontramos. Así que hice una foto al mapa grande que hay en el vestíbulo.

Como la mayoría visitamos las zonas de Egipto, Grecia, Roma, la parte del arte asirio.

Vimos los grandes hits del museo, como la Piedra Rosetta (rodeada de multitudes!).

Os dejo una pequeña selección de lo que vimos.













El British contiene una de las mayores colecciones de antigüedades del mundo. Fue fundado en 1753 a partir de la colección de Sir Hans Sloane. Es el museo más antiguo del mundo y tiene 4km de galerías. El edificio actual es neoclásico, y fue construido en 1847.

A las 13.15 decidimos que ya habíamos visto lo suficiente y teníamos hambre. Así que salimos del museo y buscamos algo para comer. En Southampton Street con Great Russell Street encontramos un Tesco y un Pret a Manger. Decidimos entrar en el Tesco y nos compramos unos sándwiches de atún, una ensalada y unos zumos de la marca Ribena (que habían recomendado en el foro). Todo nos costó 8’93 libras. Y nos dispusimos a buscar donde hacer nuestro primer picnic en Londres, ya que el sol había salido y se había quedado un día precioso!

Llegamos a Russell Square, recordando mi anterior viaje a la ciudad porque teníamos el hotel al lado (el Royal National). La plaza es pequeñita pero con el día que se había quedado se veía muy verde y bonita.

Los bancos estaban todos ocupados. Vimos uno donde había una chica. Se sentaron mi madre y nuestra amiga, y yo iba mirando por si se quedaba libre algún otro banco.

Al final tuvimos suerte, y estaba a la sombra. Nos sentamos y devoramos nuestra primera comida en un parque (vendrían otras más). Todo muy british. Pese a ser sábado y no ser día de oficinas había más gente comiendo como nosotras. Y mucha gente corriendo. Que calma! Que tranquilidad! Apetecía el descanso y la comida.

Estábamos tan a gusto!


Y también vimos las primeras ardillas!


Acabamos de comer y descansar sobre las 14:15 y necesitábamos una parada técnica, así que como teníamos el British tan cerca nos fuimos allí. Entramos por el acceso de Montague Place, fuimos al baño y vi en la sala que teníamos justo al lado el Moai que hay allí.


Impresionante!

Salimos del museo y fuimos hasta Bedford Square. Hacía sol y calorcito! Quien diría que cuando llegamos a la ciudad, unas horas antes, estaba lloviendo.

El entorno de la plaza es muy bonito.


Pero a la plaza no pudimos acceder, porque como nos pasó en Nueva York, la plaza era solo para los vecinos y se necesitaba llave. La plaza se veía muy cuidada. No me extraña!

Nos encontramos al lado de la plaza con una escultura un poco curiosa.


Estaba toda hecha de tela y estaba empapada por la lluvia de la mañana. De esta forma regaba las plantas de la parte inferior. Muy original.

Llegamos a Tottenham Court Road con Oxford Street y vimos la inmensa imagen de Freddy Mercury del musical We will rock you, que hacía muy poquito que había terminado las representaciones en Londres.


Oxford Street estaba llenísima de gente! Qué cantidad de tiendas! Gente arriba y abajo! Íbamos en dirección a Regent Street.

Nos desviamos un momento del recorrido para ver Soho Gardens. La plaza estaba animadísima, con mucha gente charlando en el césped, tumbados al sol.



Me gustó el ambiente de la plaza.

Seguimos por el bullicio de Oxford Street, con los buses y los taxis pasando a cada momento. Estábamos en Londres!



Bajamos por Regent Street en dirección a Picadilly. El calorcito apretaba y la chaqueta sobraba. Pasamos por delante de la tienda de juguetes Hamleys, pero no entramos.

Regent Street es también muy comercial. Tiene forma curvada y fue diseñada por John Nash, para separar los ricos de Mayfair de los trabajadores del Soho.


Nos desviamos por Vigo Street, hasta Savile Row número 7, porque había leído que allí había la casa de Phileas Fogg. Pero solo había una casa moderna y ningún cartel.

No sé, pensaba que al menos habría alguna placa conmemorativa, no?

Seguimos por Burlington Gardens y vimos la parte trasera de la Royal Academy of Arts. El edificio se veía un poco sucio y descuidado…


La Royal Academy of Arts fue la primera escuela de arte de la Gran Bretaña. Se fundó en 1768 y un siglo después se trasladó al Palladian Burlington House, donde está ahora.

Os dejo su página web:

www.royalacademy.org.uk/

También nos encontramos con la tienda Abercrombie, y como no (como en Nueva York y en París) paré para hacer una foto al chulazo de la puerta. Era una tradición ya!


Llegamos a la entrada de Burlington Arcade. Una especie de galerías comerciales y entramos.



Madre mía, qué elegancia!!!! Tiendas pijas, pijas! Y la gente que había por allí, más aun!

Burlington Arcade son unas galerías de estilo Regencia, diseñadas para proteger a los compradores del lodo y de los excrementos de los caballos. Según una antigua ley aun vigente, es ilegal cantar, silbar o correr por las galerías. Hay vigilantes que velan por ello.

Curioseamos los escaparates y llegamos hasta Picadilly, donde vimos la parte delantera de la Royal Academy of Arts.


Vimos la tienda Fortnum & Mason, los proveedores de la reina, pero no pudimos ver el famoso reloj con las figuritas de los propietarios porque la fachada estaba en obras. Menudo chasco…!


Y así llegamos a Picadilly Circus. Ya estábamos en uno de los puntos emblemáticos de la ciudad! Es curioso ver el panel luminoso que tantas veces has visto en fotos, pero cuando has estado en Times Square, Picadilly la ves pequeñiiiiiiiiiita!


En realidad la escultura no sería Eros como todos decimos, si no el ángel de la caridad cristiana. Ese era su simbolismo inicial.



En esta ocasión, como nos pasa en todos los viajes (los que ya habéis leído otros de mis diarios lo sabréis), no vimos a parejas de novios recién casados, pero sí que vimos uno de los autobuses rojos con una boda dentro!


Como por la mañana habíamos pasado por allí con el autobús, fuimos a Shaftesbury Avenue y cogimos el bus 38 para ir al British a recoger las maletas e ir a hacer el check-in al hotel, ya que podíamos hacerlo a partir de las 15h.

Qué bien que iba la Travelcard!

Pasamos por delante de los teatros, por la puerta de China Town, y llegamos a Museum Street.

Entramos en el British a las 16h. Mirad cuanta gente!


No había mucha cola para recoger las maletas así que estuvimos rápidas, y nos fuimos hacia Drury Lane con High Holborn, que es donde estaba la entrada del Travelodge Covent Garden.

Las primeras horas habían sido intensas y habíamos andado mucho ya!

Llegamos al edificio, nos atendió una chica y le di la confirmación de reserva. Miró y nos dijo que como teníamos una Family Room teníamos que ir al otro edificio. Un edificio muy alto que está justo en la esquina de Museum Street con High Holborn, al lado de un Pizza Domino’s. Cogimos las maletas y nos fuimos allí. Estaba muy muy cerca.

Aquí tenéis la página del hotel:

www.travelodge.co.uk/h... rden-hotel

En la recepción del otro edificio no había nadie. Había un chico que estaba en el bar sirviendo y vino a decirnos que nos esperáramos un momento que tenía que estar por el bar y por la recepción. Se le veía realmente estresado. Esperamos.

Finalmente nos atendió pasado un rato. Pagamos la estancia con tarjeta: 232 libras. Nos dio tres llaves (tarjetas), nos dijo que teníamos 30 minutos de WIFI gratis al día y nos dijo el número de la habitación: la 189. Para acceder a la zona de los ascensores necesitábamos la llave. Subimos al primer piso y llegamos a la habitación.

Entramos y estaba muy muy bien. Bastante amplia. Una cama grande y un sofá-cama, set de café y té, tele de plasma, armario (sin puertas) con perchas para colgar cuatro cosillas.

Os dejo unas fotos, y lo recomiendo muchísimo. La habitación era muy silenciosa, interior, nos cambiaban las toallas a diario y estaba muy limpio.





Deshicimos un poco las maletas y nos tumbamos un ratito para descansar, porque habíamos madrugado mucho y aun no habíamos parado en todo el día.

Después del descanso, sobre las 17:30 volvimos a la marcha. Bajamos por Drury Lane hasta Long Acre. Bajamos por Bow Street para ver el edificio de la Royal Opera House. Es muy bonito, pero pasa un poco desapercibido porque la calle no es demasiado ancha. Nos sorprendió el edificio de al lado, parecido a un invernadero.



El edificio de la ópera ha sufrido tres incendios en toda su historia.

Os dejo su página web:

www.roh.org.uk/

Giramos por Russell Street y llegamos al Covent Garden. Estaba animadísimo!

El Covent Garden fue diseñado por Inigo Jones en 1630. Desde 1670 fue el mercado de fruta, flores y verdura. En 1830 ya se hizo la estructura de acero y cristal, así que el mercado continuó hasta 1974, que el mercado se trasladó a otro sitio. Entonces se remodeló y se instalaron tiendas y restaurantes.

Entramos a los patios y había un grupo de músicos tocando súper bien! Nos quedamos un ratito a escucharlos.



Después pululamos por las tiendas de artesanía atravesando el edificio del Apple Market, hasta llegar al otro extremo.


Vi la iglesia de Saint Paul, que había leído que valía la pena verla, pero estaba cerrada. Se la llama “La iglesia de los actores”, es de estilo toscano y fue construida por Inigo Jones en 1631.

En la plaza había un cómico haciendo de Charlot que tenía al público entregadísimo!

Me encantó el ambiente del lugar. Mucha gente y todo muy animado. Además nos acompañaba el tiempo! Qué más podíamos pedir?


Fuimos hasta la calle Strand y vimos una casa estrechísima!


Bajamos por Adam Street.

Fijaros en esta casa!


El 10 de Downing Street? Pues no! Pero lo parecía, eh?

Tuvimos que bajar por unas escaleras, que no estaba muy segura si nos llevarían hasta la zona de Victoria Embankment. Llegamos a la zona del Hotel Savoy. Por Dios! Cuánta elegancia! Y nosotras con esas pintas….

Cruzamos por un jardincito muy mono y llegamos a los pies del Waterloo Bridge.


Subimos hasta el puente y… Menudas vistas! Primera visión del Big Ben y las Houses of Parliament! Cuando los ves eres más consciente de que estás en Londres! Los has visto tantas veces por la tele y en las películas!




Había bastante gente haciendo fotos desde allí.

Seguimos paseando por Victoria Embankment y pasamos por delante de la Somerset House. También vimos uno de los autobuses antiguos de la línea 15.


Al llegar a la zona del Temple pensé que podríamos pasar a visitarlo, pero nada de nada. Parece ser que todo es privado, ya que no se podía acceder por ninguna puerta.


El lugar se veía bonito, eso sí! Había leído que este barrio había sido una antigua posesión de los templarios entre 1185 y 1312.

Giramos por Temple Avenue para ver si se podía acceder a la iglesia del Temple, pero tampoco. Nos tuvimos que conformar con ver un trocito del recinto desde una valla que no dejaba pasar a nadie que no fuera de la zona.

Pues nada! Qué pena, porque tenía muy buena pinta el lugar…

Seguimos hasta Fleet Street y giramos hacia la izquierda para llegar hasta Royal Courts of Justice.





El edificio es de impresión y muy grande! Iba recordando lugares por los que había pasado hace unos 5 años en mi otra visita a la ciudad.

Subimos por Bell Yard, giramos por Carey Street para llegar a Lincoln’s Inn Hall, del cual también había leído que valía la pena, y que además es donde estaba la casa de Sirius Black en las películas de Harry Potter. Pero una vez más tuvimos que conformarnos con verlo desde la valla, porque también era un recinto privado.



Así que fuimos hasta Lincoln’s Inn Fields y nos sentamos en un banco a la sombrita para descansar un poco, y disfrutar de la calma de la tarde y del buen tiempo. Había unos chicos jugando al cricket, gente corriendo, grupos de amigos tumbados en el césped, parejas paseando y unas ardillas persiguiéndose!

El sol de la tarde daba unas tonalidades preciosas al verde de las hojas de los árboles!



Pero el cansancio del madrugón (y de patear) empezaba a hacer mella y el hambre ya apretaba, así que decidimos buscar algún lugar para cenar.

En la misma plaza está el Sir John Soane’s Museum, que es gratis y que había leído que valía la pena visitarlo, pero ya estaba cerrado.

Eran las 20h y llegamos a la calle Kingsway y en la esquina con Great Queen Street vimos un restaurante de la cadena Strada, de la cual había leído buenas críticas. Nos acercamos a ver si había sitio y ya nos quedamos allí. El lugar era pequeñito y acogedor. Nos atendió una chica muy amable. Comimos muy bien. Mi madre y yo compartimos una ensalada Tricolore (con tomate, mozzarela y aguacate) y una pizza con jamón, espárragos verdes y una salsita que estaba muy buena. Nuestra amiga pidió unos espaguetis boloñesa que estaban también muy buenos. Ellas bebieron una cerveza Nastro Azzurro cada una y yo una Aranciata (naranjada). Todo nos salió por 36’15 libras.

La página web de la cadena de restaurantes es:

www.strada.co.uk/

Habíamos cenado muy bien, pero ya empezábamos a tener sueño. Seguimos por Great Queen Street, llena de pubs con hombres trajeados fuera bebiendo cervezas, y llegamos a Drury Lane. Y ya estábamos a un paso de nuestro hotel.

Al llegar ya no podíamos con nuestra alma! Pusimos un ratito la BBC, pero ya no podíamos más, así que a las 21.45 ya estábamos en la cama. Al día siguiente ya estaríamos más descansadas y recuperadas del madrugón.

El primer día había ido muy bien. Antes de salir de casa habíamos mirado el tiempo para los cinco días por internet, y ponía que ese día (que era sábado) y el lunes llovería. Y al final solo llovió al llegar un poquito, y después ya se quedó un día precioso, con una temperatura ideal, e incluso calorcito.

Lo que habíamos visto, de momento, nos había gustado mucho. Y lo que nos quedaba! Pero nuestro cuerpo necesitaba descanso para afrontar la caña del resto de días!

Así que Good night! Ah! Aun no habíamos visto a la Queen….
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: DÍA 1: VISITANDO EL CENTRO CON TIEMPO PRIMAVERAL




Etapa: DÍA 2: UN DOMINGO POR LOS PARQUES DE LONDRES  -  Localización:  Reino Unido Reino Unido
Fecha creación: 23/06/2014 19:19  
Compartir: 
Compartir:
Las 6:30 y ya estábamos despiertas, después de haber descansado como angelitos. Es una tontería, pero en casa eran las 7:30, una hora en la que a veces ya estamos despiertas. Así que como el cuerpo es un animal de costumbres nos hizo madrugar.

Ese día estaba sobretodo dedicado a varios de los parques londinenses. Qué tal haría el día? Miramos por la ventana y vimos un cielo azul precioso! Bien! Estábamos teniendo suerte! En París ya tuvimos suficiente lluvia…

Nos duchamos, nos preparamos y nos fuimos a desayunar.

Desde casa ya tenía localizados dos Starbucks cercanos a nuestro hotel.
Últimamente apostamos por esta cadena para los desayunos, porque nos gustan sus bebidas, su bollería, sus sofás (jijijiji) y el hecho de poder conectarse a internet durante un rato y estar en contacto con familia y amigos.

Uno estaba en Covent Garden y el otro delante del British Museum. Optamos por este segundo y allí que nos fuimos!

No había nadie en la calle! Claro, eran las 7:30 de un domingo. A quién se le ocurre?
Pues a nosotras! Teníamos que aprovechar bien el día!

Pedimos un capucino mediano, uno pequeño, un chocolate con nata mediano, un muffin de naranja y limón (buenísimo!), una caracola y un croisant. Todo por 13’20 libras. Evidentemente nos sentamos como unas marquesas en los sofás, y yo aproveché para mandar whatsapps y consultar la web de transportes para ver las afectaciones del servicio de metro, teniendo en cuenta que era domingo y podía haber obras. Ese día utilizaríamos mucho el transporte. Ya veréis porqué. Era una sorpresa!

La web de transportes donde podéis planificar vuestros viajes es:

www.tfl.gov.uk

Ya veréis que pone “Plan a Journey”.

Con la calma a las 8:30 nos fuimos a coger el metro en Holborn, la Picadilly Line hasta Hyde Park Corner.

Ya teníamos nuestro primer contacto con el famoso soniquete de “Mind the gap, please!”.


A las 9h ya estábamos entrando en Hyde Park! Me hacía mucha ilusión porque la otra vez que estuve en Londres, Hyde Park fue una de las cosas que no visité y me quedé con la espinita.

Es el espacio abierto más grande y más conocido del centro de Londres. La zona tiene 142 hectáreas y antiguamente era el vedado de caza real de Enrique VIII y de Elisabeth I.

Nada más entrar vimos un mapa del parque y le hice una foto para poder llegar hasta la escultura de Peter Pan. Hay que decir que mapas con la ubicación hay muchísimos por todas partes. Muy bien organizado!

Fuimos andando por toda la Serpentine Road, paseando al lado del lago The Serpentine.

Por el parque había gente corriendo, dando de comer a los patos, montando a caballo, paseando con bicicleta, patinando… Todo muy relajado.

El día acompañaba muchísimo! Estaba precioso y la temperatura era ideal! Había momentos que íbamos en manga corta!

De repente me quede con la boca abierta con las grandes extensiones de césped interminables. Así que no lo pude evitar y me tumbé como si fuera una lagartija al sol. Qué placer! Qué gusto! Qué relax!

Ahí van unas fotos de Hyde Park:








Llegamos al Memorial a Diana de Gales, que la reina inauguró el 2004, pero estaba cerrado. No se podía acceder a él.


Seguimos el paseo hacia la estatua de Peter Pan.





Y con la calma llegamos a los Jardines Italianos.


Seguimos por The Ring en dirección al Speaker’s Corner. Me llamó la atención los caminos delimitados para los caballos, y los caminos para bicis y peatones.


Y más zonas verdes y tumbonas.



Finalmente llegamos al Speaker’s Corner. Había un señor hablando de la Biblia. Nos paramos a escucharlo un momentito.



Eran las 10:30 y nos teníamos que ir a la zona del City Hall. Ya veréis el porqué.

Vimos Marble Arch, que había sido erigido originalmente delante del palacio de Buckingham, pero que se trasladó cuando el palacio se modernizó.


Bajamos al metro para coger la Central Line hasta Bank. La profundidad del metro quizá no es tanta como en Moscú o San Petersburgo, pero casi casi.


Por la mañana ya había visto que la Northern Line tenía alteraciones en el servicio y no paraba en London Bridge. Así que al bajar en Bank pregunté a un trabajador del metro para llegar hasta allí y me dijo que podíamos ir andando, que no era mucho. Teníamos que salir por la salida 6, bajar por la calle King William y cruzar el London Bridge.

Al salir a la calle pregunté a una señora muy amable si íbamos bien, y me lo confirmó.

Seguimos andando y pasamos por el lado del Monument que fue erigido para recordar el Gran Incendio de la ciudad de 1666. Mide 61 metros, la distancia exacta que hay hasta la panadería donde se inició el fuego en Pudding Lane. Lo encargó el rey Carlos II y lo diseñaron Christopher Wren y Robert Hooke. Para subir a la columna hay unas escaleras en espiral con 311 escalones.


Eran casi las 11h. A esa hora teníamos que estar en el City Hall. Íbamos con el paso rápido, pero vimos las vistas espectaculares desde el London Bridge hacia el Tower Bridge.

Me avancé y quedamos con mi madre y nuestra amiga en el City Hall. Fui casi corriendo por todo Queen’s Walk, al lado del rio. Y poco después de las 11h ya estaba delante del City Hall.

Ese día en toda Europa diferentes grupos de castellers levantaban castillos. Así que no podíamos dejar escapar la oportunidad de ver una muestra de nuestra cultura catalana en un lugar tan emblemático de Londres: con el Tower Bridge detrás.

Llegaron mi madre y nuestra amiga y estuvimos disfrutando del momento con la piel de gallina. Fue realmente emocionante!




Las vistas que veíamos de la Tower of London y de la zona de la City tampoco tenían desperdicio!



A las 12h nos sentamos en un restaurante de la cadena Strada que hay justo al lado del City Hall, porque teníamos sed y hacía bastante calor. Tomamos una Aranciata, un Cranberry Juice y una Coca-Cola.

Hay que ver lo que hace la gente para protegerse del sol!


Aprovechamos para hacer parada técnica, y al subir al baño, que está en el piso superior vimos el comedor de arriba. Menudas vistas! Os lo recomiendo si estáis por la zona, porque realmente las vistas desde las cristaleras no tenían precio.

Pregunté al camarero como volver a Marble Arch sin tener que volver a andar todo aquel trozo hasta la estación Bank, pero la verdad es que me lió mucho.

Salimos del restaurante y pregunté a otro señor, pero también me lió un montón. Así que empezamos a andar por Queen’s Walk hasta llegar a Hay’s Wharf, una especie de galerías con tiendas. Un lugar muy bonito y fresquito.


Había un Starbucks así que desde fuera me conecté al wifi y busqué en la web de transportes para poder llegar hasta allí. Ponía que teníamos que coger el bus 47 en Tooley Street hacia Shoreditch.

Salimos a Tooley Street y vimos el edificio The Shard. Se ve enorme!


Eran las 12:50, estábamos llegando a la parada y justo llegó el bus. Así que subimos, le pregunté al conductor si llegaba hasta Monument y me dijo que sí.
Pasamos nuestras Travelcard por el sensor. Una señora también me dijo que el bus llegaba a Monument. De hecho, nos avisó en la parada que teníamos que bajar. La gente que estábamos encontrando eran todos muy amables.

Al lado de Monument vimos un Pret a Manger y decidimos comprarnos el picnic para comer en Regent’s Park. Compramos 3 bocadillos grandes, bebidas y fruta cortada, por 16’17 libras. Nos lo pusieron todo en una bolsita para llevar. Ya estábamos preparadas para nuestro picnic en el parque!

Volvimos a coger la calle King William hasta la estación de metro Bank. Vimos el edificio de la Royal Exchange que nos llamó la atención. Era muy monumental.


Cogimos la Central Line en Bank hasta Oxford Circus. Al salir a la calle estábamos en la esquina de Oxford Street con Regent Street, donde habíamos estado ayer. En esta ocasión subimos por Regent Street hasta llegar a la All Souls Church. Una iglesia muy curiosa por la parte exterior.


Entramos un momento porque había acabado un servicio. Se veía muy austera.


Seguimos por Portland Place y vimos el edificio de la BBC.



Estábamos paseando por el barrio Marylebone. Madre mía, qué categoría! Parecía una zona bastante pija y exclusiva. Se veían embajadas y consulados. Vimos incluso una manifestación de vietnamitas contra el gobierno chino.

Llegamos a la entrada de Regent’s Park. Lo que yo digo: allí había nivel! Y dinero!


Entramos en el parque. Menuda preciosidad!


Todo se veía muy bien cuidado y verde. Eran casi las 14h y ya teníamos hambre, así que buscamos un banco a la sombrita en Broad Walk y nos comimos nuestros bocadillos, viendo pasar la gente.

Estábamos rodeadas de ardillas que se acercaban a la gente que estaban sentados en los bancos comiendo, como nosotras.

Los bocadillos estaban muy buenos. Y la fruta acompañaba ese día tan maravilloso! Qué domingo tan ideal!

A las 15h con la calma, volvimos a ponernos en marcha para visitar el parque. Vimos otro mapa como los de Hyde Park y nos orientamos.





El parque también era de Enrique VIII y era un vedado de caza real. En 1820 ya se conocía con su actual nombre, cuando el príncipe regente (el futuro Jorge IV) decidió que sería un gran parque para la ciudad.

Llegamos a Queen Mary’s Gardens con una inmensa colección de rosas de todos los colores. El aroma al pasar cerca de ellas era embriagador.










Estaba lleno de gente tumbada en el césped, y en una glorieta estaban bailando música brasileña.




Habíamos visto otro parque que nos había gustado tanto como Hyde Park!

Salimos por Cornwall Terrace y nos fuimos a Dorset Square para coger un autobús que nos llevara a Primrose Hill.

Teníamos que coger el autobús 274. Le pregunté a una señora si estábamos en el sitio correcto y me dijo que sí, que ella cogería ese mismo autobús, pero que bajaba antes que nosotras.

Llegó un autobús pero iba tan lleno que no abrió. Pero al cabo de poco tiempo vino otro. No era de los de dos pisos. Se llenó completamente y dentro hacía un calor!

Finalmente bajamos en la parada de Primrose Hill y vimos la entrada al parque. Como siempre había un mapa del recinto. Lo que más me interesaba era ver el promontorio desde donde había buenas vistas de la ciudad. Rápidamente lo encontramos.
Mientras subíamos se veía lleno de gente contemplando las vistas!


Subimos hasta la cima y realmente valía la pena. Como nosotras, había mucha más gente haciendo fotos y contemplando la ciudad desde allí.





Menudo sol y qué calor hacía. Nosotras, que estábamos sufriendo a ver qué tiempo nos encontraríamos, y estábamos disfrutando de un tiempo ideal!

Me había bajado una aplicación al móvil para buscar trayectos en autobús (si tenéis iPhone, se llama Free Bus London y es gratis. Va muy bien), así que busqué la manera de llegar a Regent’s Canal. Volvimos a coger el mismo autobús 274 en Prince Albert Road hasta Camden Station, en Camden Road.


Ese día estábamos aprovechando bien la Travelcard!
Bajamos por Royal College Street y encontramos un sitio por donde bajar al Regent’s Canal.


Paseamos en dirección a King’s Cross. El paseo fue curioso y pintoresco, aunque algún punto estaba un poco sucio. Pero había gente con bicicletas, paseando con niños, sentados al lado del canal. Me gustó. Fue un paseo relajado.







Vimos barcas donde la gente vive, muy bien arregladitas, con flores y todo.


En algunos puntos era un poco estrecho para poder pasar.

Y llegamos a unas escaleras que podíamos subir y salir del paseo al lado del canal. Antes no habíamos encontrado nada para poder subir.

Las escaleras estaban preciosas, decoradas con flores que estaban regalando a la gente. Si no hubiera sido porque no teníamos sitio en la maleta habríamos cogido unas macetas.


Llegamos a una plaza donde había niños jugando con chorros de agua. Se lo estaban pasando en grande! Ya me habría puesto yo!




Estábamos disfrutando tanto del día! Solo eran las 18h y la de cosas que habíamos visto ya!

Encontramos un mapa y me orienté. Estábamos muy cerca de la estación King’s Cross. Así que nos dirigimos hacia allí.

La estación de Saint Pancras International se veía preciosa!



Pero primero entramos en King’s Cross porque quería encontrar el andén 9 y ¾ de Harry Potter y hacerme una foto, como la otra vez que estuve en la ciudad.

Y nada más entrar, al lado de las plataformas de la 9 a la 11, vi una larga cola. Me lo temía… Así que me fui a cercando, y… Efectivamente! Ya no era lo que yo había visto.
Antes el carrito atravesando la pared estaba muy escondido entre dos andenes.
Ahora ya no! Han hecho un montaje…! La gente hace cola y se hacen una foto con una bufanda de Hogwarts y una varita que les dejan. En el carrito antes no había ni maleta, ni jaula con lechuza. No había nada de nada! Menudo cambio! Como se nota que al final se dieron cuenta que podían explotar aquello!





De repente me fijé que había mucha gente delante de una tienda y me acerqué.
Menuda sorpresa! Una tienda de Harry Potter! Soy muy fan de los libros y de las películas, así que no podía dejar de entrar. Esto no estaba 5 años atrás!

Dentro era el paraíso, pese a ser una tienda pequeñita. Había de todo! Vendían las fotos que hacían con el carrito, había Grageas de Todos los Sabores, Ranas de Chocolate, varitas, bufandas…



Como buena friki no pude evitar comprarme unas Grageas de Todos los Sabores. 3’5 libras me costó el capricho, pero para una fan de HP comer las grageas no puede faltar!

Y más contenta que unas pascuas, ahí me tenéis con mi bolsita del andén 9 y ¾ y mis grageas.

Para un próximo viaje a Londres dejo aparcada la visita a los estudios Warner de HP.

El techo de la estación es impresionante!


Salimos a la calle y nos dirigimos a Saint Pancras a curiosear la estación.



Nos fuimos al metro, cogimos la Picadilly Line hasta Holborn. Eran las 19h y aprovechamos para ir al hotel a descansar un poco, porque ya teníamos todas las visitas del planning del día hechas. Descansamos, nos duchamos, yo aproveché para repasar un poco los apuntes de Sorolla, y nos fuimos a cenar a las 20:45.

Fuimos al restaurante de la cadena Zizzi que hay en Bow Street, delante de la Royal Opera House. El restaurante tiene un ambiente muy acogedor y es bonito. El servicio, muy amable. Comimos dos ensaladas, unos espaguetis boloñesa, unos calamares rebozados para compartir (que estaban buenísimos!), una cerveza Nastro Azzurro grande y una Aranciata. Todo por 50’40 libras. Comimos muy bien y quedamos llenas. Las raciones son muy completas. El restaurante estaba animadísimo!

Decidimos que aquella noche iríamos a ver los edificios iluminados.

Lo primero que vimos, ya que quedaba muy cerca del restaurante, fue el teatro Lyceum donde hacen el Lion King.


Bajamos hasta Strand y cogimos el bus 15 hasta Trafalgar Square. Vimos el Big Ben y la National Gallery.



Eran las 22:30 y seguimos la ruta. Cogimos el bus 11 hasta Westminster, e hicimos las correspondientes fotos al Big Ben, Houses of Parliament y el London Eye, cruzando el Westminster Bridge.






En Parliament Street cogimos el bus 11 hasta Picadilly Circus. Lo dicho, impone más Times Square.


Y a las 23:30 fuimos a Shaftesbury Avenue, con todos los luminosos de los teatros iluminados, y cogimos el bus 38 hasta Museum Street.



Nos dio la sensación que en general, los monumentos estaban poco iluminados. Por ejemplo, me esperaba algo más del Big Ben de noche.

Cansadas de todo el día trotando, pero encantadas con todo lo que habíamos visto, llegamos al hotel.

La impresión que nos quedaba de ese día era que los parques estaban muy bien cuidados, y aprovechados por los londinenses. Eran un verdadero pulmón verde para la ciudad. De ahí el título de mi diario.

Pasamos un domingo encantador, de parque en parque y tiro porque me toca.

A las 00h nos pusimos en la cama. Ah! Y seguíamos sin ver a la Queen. Tendríamos que seguir esperando.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: DÍA 2: UN DOMINGO POR LOS PARQUES DE LONDRES



Etapas 1 a 3,  total 7
 1  2  3  siguiente siguiente



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 104 21
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 151 Visitas mes actual: 94 Total visitas: 21696

  Últimos comentarios al diario  LONDRES: UN PULMÓN VERDE
Total comentarios 24  Visualizar todos los comentarios

Myp2011  myp2011  09/09/2014 13:15   
Comentario sobre la etapa: EN RESUMIDAS CUENTAS
BUENISIMO¡¡¡¡¡ COMO TODOS TUS DIARIOS

Monlis  monlis  10/09/2014 12:31   
Muchísimas gracias por tu comentario myp2011! Me alegro que te haya gustado y que sigas mis diarios!
Saludos!

PablitoPerez  PablitoPerez  28/04/2015 08:43
Un diario impresionante. Me ha encantado leerlo y espero aprovechar algunos de los itinerarios que hicisteis. Gracias por compartirlo.

Marizp  marizp  12/02/2017 11:30
Hola, me ha gustado mucho tu diario, me descubres sitios al que nunca había pensado ir, como Regent´s park o Primrose hill. Añade a tu próxima visita el Sky garden, lo descubrí hace bien poco.

Saludos

Monlis  monlis  12/02/2017 16:19   
Me alegro que te haya gustado marizp! Anoto tu propuesta para una próxima vez!

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Itinerarios-Rutas Tema: Planning Londres: Itinerarios
Foro Londres, Reino Unido e Irlanda Foro Londres, Reino Unido e Irlanda: Foro de Reino Unido e Irlanda: Londres, Edimburgo, Inglaterra, Gales, Escocia, Irlanda del Norte, República de Irlanda, Dublín.
Ultimos 5 Mensajes de 1554
836871 Lecturas
AutorMensaje
mochi65
Mochi65
Travel Adict
Travel Adict
Ene 29, 2019
Mensajes: 29

Fecha: Lun May 13, 2019 04:37 pm    Título: Re: Planning Londres: Itinerarios

Gadiemp te agradezco enormemente tus sugerencias, el problema es que el viaje está bastante condicionado por los niños. De hecho yo ya conozco Londres y esta será la cuarta vez que vaya pero para mis hijos es la primera y hay cosas que son innegociables: estudios Harry Potter, Madame Tussaud, Hamleys, Lego y M&M's, e incluso diría que London Eye, así que de alguna manera tengo que integrarlos en los itinerarios. Y hay otras que son innegociables para mí, como por ejemplo Banqueting House. Ya sé que es sólo un salón y comprendo que para la mayoría de la gente no reviste mucho interés, pero...  Leer más ...
gadiemp
Gadiemp
Indiana Jones
Indiana Jones
Oct 26, 2012
Mensajes: 4931

Fecha: Mie May 15, 2019 05:04 pm    Título: Re: Planning Londres: Itinerarios

Hola mochi65 A ver, no tienes que seguir el planning que he hecho a pies juntillas. Te he dado cierta información que espero que te sea util para perfirlar tu itinerario segun vuestras preferencias. Tú conoces a tu familia, no yo... ¿Que el Madame Tussaud lo tienes que ver si o si? Pues vale... pero yo te he informado de como van las reservas y los horarios para que así te hagas una idea del tiempo que te va a llevar toda la operacion. Como ves: No es llegar, comprar y entrar de inmediato. Y lo mismo en el London Eye: Es caro y hay largas colasAhora bien, eres tu el que tiene que amoldar...  Leer más ...
FAMILIAPS
FAMILIAPS
New Traveller
New Traveller
Abr 26, 2019
Mensajes: 7

Fecha: Mie May 15, 2019 05:41 pm    Título: Re: Planning Londres: Itinerarios

...por cierto, a colación de lo que dije en mi mensaje respecto a lo de la improvisación: nada más hacer el check-in en nuestro hotel (en County Hall justo al lado del London Eye) salimos para comer algo ya que habíamos llegado de Gatwick a eso de las tres de la tarde y justo a la espalda de nuestro hotel nos encontramos como una bajada hacia un subterráneo que no era una boca de metro pero tenía un cartel llamativo (Leake Street Arches) y cuando entramos por curiosear un poco nos encontramos con un túnel muy colorido lleno de grafitis por doquier, arte callejero en su máximo esplendor...  Leer más ...
chamiceru
Chamiceru
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Feb 05, 2009
Mensajes: 35579

Fecha: Mar May 21, 2019 12:05 pm    Título: Re: Planning Londres: Itinerarios

Hola
Mensajes tarsladados aquí: Guiño
De compras por Londres
Saludos
2010Myriam
2010Myriam
New Traveller
New Traveller
Abr 13, 2010
Mensajes: 1

Fecha: Jue May 23, 2019 10:53 am    Título: Re: Planning Londres: Itinerarios

ITINERARIO Hola buenas viajeros, a ver si nos podeis aconsejar porque ando muy perdida Somos una familia con dos niños de 3 ( con carro) y 8 años.Viajamos del 28 de Mayo al 1 de junio. LLegamos al centro el 28 sobre las 12 h.Hemos cogido un apartamento en fullham .He pensado este itinerario ,lo que no se en que orden lo haremos ( todo depende del tiempo) DIA 28 (llegada sobre las 12 e iremos a dejar maletas y demas) Mercado de camdem ,si nos da tiempo y el clima lo permite el parque regent park si llueve he pensado ir a algun museo (british museum) DIA 29 -SKY GARDEN...  Leer más ...
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ







All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad