Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


Malasia, por fin -Diarios de Viajes de Malasia- Caylleann
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: Malasia, por fin  -  Localización:  Malasia  Malasia
Descripción: Mi viaje por la Malasia continental y Borneo el verano de 2009
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 11
 1  2  3  4  siguiente siguiente



Etapa: Preparativos  -  Localización:  Malasia Malasia
Fecha creación: 04/04/2010 15:12  
Compartir: 
Compartir:
Esperando el vuelo de vuelta de Yangoon a Barcelona, para variar, empezamos las discusiones sobre el próximo destino. Sería Kenia, Tanzania, Zanzíbar… SINGAPUR-MALASIA??? Si, ya sé que ni siquiera están en el mismo continente, pero el sudeste asiático tira mucho, a pesar del clima.

Una vez decidido el destino (y, no nos engañemos, estaba clarísimo que no sería África, por lo menos de momento) teníamos que empezar a preguntarnos algunas cosas: por donde empezar, que visitar y qué no visitar, de que presupuesto estábamos hablando, en que fechas, con qué mayorista….

Primero decidimos mirar los mayoristas que ya conocíamos y las opciones no nos acababan de gustar: pocos días, demasiado caro, el viaje que iba a Borneo no iba al Taman Negara, el que iba al Taman Negara no iba a Borneo… Una mirada más atenta a la Lonely Planet y al foro de Los viajeros nos acabó de decidir: nosotros seríamos la gencia de viajes. Tuvimos que acabar descartando el Taman Negara y el parque Nacional Bako, pero pudimos incluir casi todos los sitios que queíamos visitar (incluiyendo las Cameron Highlands y la estancia antiestress en el Pangkor Laut Resort).

Finalmente, el recorrido quedaba algo así:

Barcelona- Singapur, vía Londres, con Singàpore Airlines y el ARIBUS 380!!! Pues anda, que no le teníamos ganas, ni nada…
Singapur
Parque Nacional Gunung Mulu
Kota Kinabalu
Sepilok
Sukau
Rio Kinabatangan
Danum Valley
Kuala Lumpur (escapada de 1 día a Malacca)
Cameron Highlands
Ipoh
Pangkor Laut
Kuala Lumpur
Vuelta a casa (otra vez con el Airbús 380, lo que nos obligó a hacer noche en el aeropuerto de Heathrow)


Un total de 29 días de viaje, si incluíamos las idas y venidas. Nada mal.
Siento no poder poneros muchos precios concretos. Es verdad que antes de salir hacemos números y números y más números, hasta que vemos que el presupuesto cuadra, que hay dinero para pagarlo. Después de eso, tengo tendencia a olvidarme de lo que cuesta cada cosa (y además no lo apunto). Como mucho, me queda la impresión general de si es caro o barato, pero nada más concreto…
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Preparativos




Etapa: Parque Nacional Gunung Mulu  -  Localización:  Malasia Malasia
Fecha creación: 04/04/2010 15:22  
Compartir: 
Compartir:
Después de unos días en Singapur (como me gusta esta ciudad!!) empezaba nuestra aventura malaya por Borneo. Pasamos por Kuching (sin poder visiarla, solo dormir y poco), vuelo a Miri y de Miri a Mulu en avioncillo. Creo que el de Mulu es el aeropuerto más pequeño en el que he estado nunca


Al miniaeropuerto nos vinieron a buscar los “taxis” del Royal Mulu Resort y, en el camino hacia el Resort tuvimos ya nuestro primer contacto con el clima de la selva.


El bochorno de Barcelona es una broma comparado con la sensación húmeda de calor intenso que te rodea todo el tiempo. Después de instalarnos tan rápidamente como pudimos (porque el aire acondicionado de la cabaña no funcionaba y la primera impresión de la selva se había convertido en un estado permanente de sauna finlandesa), nos duchamos y fuimos a echar una primera ojeada a nuestro alojamiento, el Royal Mulu Resort.

Con el Royal Mulu Resort habíamos contratado un paquete que incluía:
Transfer desde y al aeropuerto
Dos noches en habitación deluxe (una cabaña)
Dos desayunos y dos cenas
Excursiones: canopy, cuatro cuevas, observación de los murciélagos, longhouses, baño en el río.

Como extras inesperados vinieron el arrastre de barca y la caída libre al río Melinau (después os lo explico…)

A pesar de los inconvenientes del primer día con el aire acondicionado (no funciono hasta la madrugada) es un sitio correcto, teninedo en cuenta que estás en medio de la selva. No es tan extraño, funcionando con generadores, que haya cortes de luz de vez en cuando. Aún así, te venden la imagen de resort de lujo, cosa que no son. Las cabañas están amuebladas de forma sencilla, pero las vistas desde el balcón y el porche lo compensa. El baño es básico, pero está limpio y los animalillos hacen compañía… La piscina es un extra importante y, además, hay una tiendecilla donde comprar cosas variadas (bebidas, helados, recuerdos, tabaco, postales, pilas, carretes de fotos, aspirinas…)

Ah, los animalitos del hotel... que recuerdos!

Después de la ducha, más tranquilos, descubrimos el único restaurante cercano, justo antes de cruzar el puente sobre el rio Melinau que lleva a la recepción, el Stella Café, sencillo, baratísimo pero muy agradable, con vistas al rio y unos platos bien ricos (platos que cocinan de uno en uno, porque solo hay una sartén!). También tiene una mini tienda surtida con todo lo que un guiri puede desear, desde repelente de mosquitos y crema solar hasta snacks locales (¿qué buenas las habas fritas!) y artesanías diversas.

Qué bien se estaba en el Stella Cafe...

Esa misma tarde empezaron las aventuras. Hay que tener en cuenta que, para mi, urbanita hasta la médula, mirar de cerca un árbol ya casi es una aventura, claro, o sea que ya os podéis imaginar lo que es pasear por la selva…

Tenía unas ganas locas de hacerme todos los Canopys del mundo (bueno, los dos que teníamos contratados) y aquí, en el Gunung Mulu teníamos el primero, un paseo a 20 o 25 metros de altura en un circuito de unos 600 metros. Yo, la cabra loca de la pareja, iba tranquilizando a mi chico, que tiene un cierto miedo a las alturas. Lo malo fue descubrir, una vez arriba y a medio recorrido, que no tenía miedo, tenía TERROR a estar allí arriba. Por mis narices que acabé el recorrido, por supuesto, pero no había sudado tantísimo en toda mi vida. Y ahí se acabó mi fantástica relación con los Canopys malayos. En fin…


Tanto para llegar al canopy como el camino hacia las cuevas se hace sobre unas pasarelas de madera a unos dos palmos del suelo (que permiten que los bichos diversos pasen por debajo y los guiris no nos cansemos tanto ni nos ensuciemos demasiado con el barro). Durante el trayecto se puede contemplar la naturaleza que te rodea, arboles y másárbolesm, insectos, ruidos y ruiditos más o menos inquietantes según la proximidad y la oscuridad. No tuvimos demasiada suerte con el guía, que apenas nos enseñó un par de insectos y nos comentó un par de plantas, pero el entusiasmo sin límite de una japonesa que nos acompañaba ya servía.

Finalmente, llegamos a las cuevas.


Lincoln!!!!

Por suerte, los diarios no pueden olerse. Porque, claro, donde hay milones de murciélagos, hay montañas de mierda (hablando clarito) y el olor es bastante insoportable, por lo menos al principio (un buén guiri es muy sufrido y se acostumbra a todo).

Un habitante de las cuevas. Bastante simpático, teniendo en cuenta lo que había por allí

También hay millones de escarabajos, de cucarachas y otros insectos de mal vivir. Lo mejor de todo es esperar la puesta de sol fuera de la cueva, en una especie de anfiteatro preparado a tal efecto. Cuando empieza a oscurecer, los murciélagos salen por miles (por millones, creo) a cenar. Estuvimos más de una hora viéndolos salir. Cuando crees que ya no hay más, una nueva oleada se alza y cruza el cielo, moviéndose como una serpiente. Te castigas un poco las cervicales, pero a mi (os recuerdo que soy muy, pero muy de ciudad) me pareció espectacular.


A la vuelta, sin guía ni otros turistas, el camino se fue oscureciendo, tanto que tuvimos que sacar las linternas.

Llegamos a las cabañas, cenamos y, después de una ducha, a dormir que al día siguiente teníamos trabajo (más del que esperábamos, como veréis).

Segundo día en Mulu y hoy tocaba descubrir las maravillas del rio Melinau. Nos pareció entender que quizá teníamos que ayudar a arrastrar la barca porque no había llovido como se esperaba y el río iba un poco bajo. ¿Qué bromista, el guía...! Pero no era broma, no... Tanot la pareja de holandeses que nos acompañaba como nosotros tuvimos que bajar un montón de veces para arrastrar la barquita, que pesaba lo suyo, por cierto. Suerte que el fondo era de piedras y no de arena. Por cierto, eso nos sirvió para poner a prueba nuestras súper sandalias made in Vietnam. Pasaron la prueba con nota y no perdieron ni color.
A parte del trabajo extra como arrastradores, el día se `presentaba completo. Visita a un poblado con longhouses, dos cuevas más (la tercera, nos dió pereza) y bañito en el río (esta vez, sin arrastrar barca). Cuando llegamos al poblado nos dimos cuenta de que éramos los únicos turistas remojados (¿?). En fin... El mercado del pueblito era una feriecilla para turistas, con unas pocas artesanías locales y nada más. Aún así, sirvió para descansar un poco y que se nos secara la ropa (vaya tontería, si al cabo de media hora volvíamos a saltar al agua).
Las cuevas eran... cuevas. No acababa de valer la pena subir tantas escaleras. Pero el paseo sobre el río desde la primera a la segunda cueva por una pasarela a modo de cornisa era muy bonito. Y el baño en el río... Wow! Qué fresca y qué buena el agua. Nos hubiésemos pasado allí toda la tarde. Pero había que volver al hotel (y sí, de vuelta también hubo que arrastrar la barca de las narices). Volvimos a comer al Stella Cafe y después de un arroz con huevo y otras cosas no muy reconocibles y una bebida de soja (no servía alcohol) ja estábamos listos para la tarde: trayecto en canoa por la parte más profunda del Melinau (nos aseguramos bién sobre el tema de la profundidad, sí...) y visita de una longhouse. Aquí demostre mi original manera de bajar de una barca: pierna derecha en el tronco que hay en la orilla, pierna izquierda en la barca, demasiado tiempo pensando y la barca que se empieza a alejar de la orilla... Ya puestos, y tal como había ido la mañana, como solución de urgencia salté al río para evitar males mayores (aún así me torcí el pulgar y el resto del viaje fuí con ungüentos y vendajes varios). La longhouse curiosa, no se veía nada preparada para turistas, pero a mi siempre me ha dado un poco de corte pasearme por las casas de la gente, así que después de un paseo, volvimos a la barca.



Volvimos al hotel no muy tarde, nos duchamos una vez más (pero esta vez sin ropa, no como en el río), cenamos con una súper jarra de cerveza fría y a dormir.
Al día siguiente, relax en la piscina hasta la hora de ir al aeropuerto para coger el avión camino de Kota Kinabalu.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Parque Nacional Gunung Mulu




Etapa: Kinabatangan  -  Localización:  Malasia Malasia
Fecha creación: 04/04/2010 17:08  
Compartir: 
Compartir:
Llegamos a Kota Kinabalu a media tarde y, después de instalarnos en el hotel, salimos de compras con un objetivo muy claro: necesitábamos unas botas de trekking (sencillas, pero que nos pudieran proteger los pies de las sanguijuelas). Íbamos con la idea de comprarnos lo que allí llaman Adidas Kampung, muy baratas y muy populares. Son de goma y tú mismo has de hacerte unos agujerillos si quieres que transpiren o, lo que es lo mismo, que salga el agua una vez ha entrado. Una vez las tuve en las manos llegué a la conclusión que no quería tener mis pies cocidos allí dentro. Había que buscar otra cosa. La verdad es que no era nada difícil encontrar alternativas de todo tipo y todo precio. Con que fuese un zapato cerrado para protegernos de las sanguijuelas y que no quedase mojado a los cuatro pasos teníamos suficiente. Finalmente, encontramos unas botas ligerasa un precio muy bueno (menos de 15 €) y... oh sorpresa: made in England!!
Después de las compras cenamos en un hawker y nos fuimos a dormir pronto: nuestro vuelo salía a las 7:25 h hacia Sandakan, donde nos recogieron los de Borneo Eco Tours (supongo que no hay problema en que dé el nombre...), con los que habíamos contratado un paquete de excursiones de 5 días, que incluía la visita a Sepilok y la estancia en Sukau y Danum Valley.
Sepilok me pareció bastante masificado, además de un poco decepcionante: solo vimos dos orangutanes y de lejos. Supongo que fué mala suerte, porque llegamos en una época en que abundaba la comida fuera del recinto protegido. Aún así, la información que te dan y el trabajo que hacen con los orangutanes es interesante. Primero te pasan un documental y te ofrecen la posibilidad de adoptar un orangután y después vas hacia el lugar donde los cuidadores los limentan cada día (a las 10:30, creo) que es donde ves más guiris que orangutanes.
Hacía una calor insoportable, con una sensación de bochorno constante, y esa sería la tónica de los días que pasaríamos en Borneo, de manera que había que ir mentalizándose. Después de la visita a Sepilok nos llevaron a comer a un restaurante chino al lado del mercado de Sandakan. Nuestro grupo era de 12 personas, un tamaño muy razonable. Nosotros dos decidimos saltarnos el postre (sandía, como no) para hacer una visita al mercado, interesantísimo como todos los mercados asiáticos, lleno de bolsitas y productos misteriosos y olorosos (se aconseja pasar rápido por la zona de pescado).
En Sandakan mismo embarcamos en la lancha rápida que nos llevó por el río Kinabatangan (que nombre más bonito) durante unas tres horas hasta el Sukau Rainforest Lodge, un ecolodge que nos producía un cierto respeto, porque no tenía aire acondicionado. Finalmente, resultó que no tenían sitio para nosotros dos (a causa de una reserva de última hora) y (oh, qué lástima) acabamos en una cabaña con aire acondicionado del Proboscis Lodge, menos de 5 minutos río abajo, no tan ecológico, pero mucho más grande y con unas trabajadoras que se pasaban el día cantando.

Esa misma tarde dimos el primer paseo por el río. Y el Kinabatangan es todo un señor río y baja profundo, o sea que no hay que arrastrar barcas. Por suerte, porque hay cocodrilos... Lo que todo el mundo quiere ver aquí son los monos narigudos. La primera tarde vimos crías y hembras (que no tienen la típica nariz colgante del macho, sinó una nariz mucho más pequeña y puntiaguda).



La verdad es que resultaba muy emocionante ir en la barca en busca de animales. Cuando veíamos alguno, se hacía un gran silencio (y eso que no estábamos precisamente solos).


A parte de narigudos, vimos macacos, “hornbills” (¿cómo se llama en castellano?), halcones, águilas, lagartos, mariposas grandes como pájaros... No tuvimos la suerte de ver elefantes pigmeos, pero no se puede tener todo. Las puestas de sol son preciosas...


De vuelta al lodge, ducha, cena, otra ducha y un te en la terraza de nuestra cabaña de cinco lagartijas.


La comida en el lodge era sencilla, pero muy buena. Siempre ponían una sopa, verdura, carne, pescado y fruta. En el proboscis lodge no hay servicio de lavandería, pero si negocias con las camareras te lavan la ropa a mano y a muy buen precio. Cada día te traen a la cabaña dos botellas de agua de un litro y medio, pero con eso solo tienes para empezar. Para acceder al comedor has de descalzarte: la mayoría hemos hecho alguna excursión y las botas, por más que las limpies, siempre tienen barro).


Al día siguiente, a las seis de la mañana ya empezaba el baile con un segundo paseo en barca por el río para intentar pillar algunos animales desprevenidos. Tuvimos la suerte de ver un orangután en libertad, cosa que no esperábamos.


Volvimos al lodge para tomar la segunda ducha del día y desayunar. Después, otra vez en barca (ya iba aprendiendo a subir y bajar sin accidentes) al lago Ox-Bow para dar un paseo a pie un poco decepcionante (ni una sola sanguijuela, y tanbién preparados que íbamos nosotros, con los calcetines especiales antisanguijuelas que nos vendió el guía por el módico precio de un par de dólares. Suponemos que los fabrica su cuñado, o su tía, o un amigo de su primo... Los calcetines antisanguijuelas son obligatorios si no quieres ser donante de sangre. Vienen a ser una especie de medias te tela gruesa que llegan hasta la rodilla. Te los has de poner por encima de los pantalones y, a parte de ser feos de narices, dan una caloooor... Además, eso no quita que las sanguijuelas no puedan encontrar la manera, que la encuentran, de hacerte donante de sangre igualmente.


Antes de comer dimos un breve paseo por la jungla en un circuito sobre pasarelas de madera detrás del Sukau Rainforest Lodge. A cargo del ecoguía residente, Winston Marshall. Vaya personaje! Insistió mucho en el caràcter ecológico del lodge, que se traducía, por ejemplo, en dejar pasos para elefantes en las pasarelas del recorrido, de manera que la senda de los elefantes no quedase interrumpida.


Por la tarde, nuestro último paseo en barca por el Kinabatangan y, por fin, el primer narigudo macho.
Ducha, cena, te en la terracita, preparamos las maletas, otra ducha y a dormir, que mañana madrugamos.


Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Kinabatangan



Etapas 1 a 3,  total 11
 1  2  3  4  siguiente siguiente



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 100 21
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 210 Visitas mes actual: 80 Total visitas: 37922

  Últimos comentarios al diario  Malasia, por fin
Total comentarios 34  Visualizar todos los comentarios

Mariquilla84  mariquilla84  02/04/2011 12:00
muy útil el diario, muchísimas gracias

Default https Avatar  caylleann  02/04/2011 18:37   
De nada, me alegra que te haya resultado 'util

Sabela  Sabela  29/07/2011 19:35
Estaba pensando ya en la maleta para nuestro próximo viaje y me preguntaba si en Cameron Highland nos hará falta una chaqueta o forro polar... ¿me recomiendas llevar algo de abrigo? muchas gracias!!! el diario está genial Sonriente

Default https Avatar  caylleann  30/08/2011 11:42   
Uffff, que tarde llego a contestar!! Como que ya habrás ido y vuelto. Yo soy muy calurosa y no necesité nada en las Cameron. Refresca, pero sin llegar a hacer frío.
Supongo que la respuesta ya no te sirve... siento no haberme dado cuenta antes.
Un saludo

Malena88  malena88  22/11/2013 04:12
El mejor diario de Malasia junto con el de Danijor , sin lugar a dudas , enhorabuena

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Pais Tema: Malasia existe
Foro Sudeste Asiático Foro Sudeste Asiático: Foro del Sudeste Asiático: Vietnam, Indonesia, Camboya, Laos, Myanmar, Malasia, Filipinas... y resto de Sudeste Asiático excepto Tailandia
Ultimos 5 Mensajes de 1511
633021 Lecturas
AutorMensaje
loccott
Loccott
Silver Traveller
Silver Traveller
Feb 07, 2018
Mensajes: 15

Fecha: Dom Sep 29, 2019 10:25 am    Título: Re: Malasia existe

Hola! No sé si este es foro apropiado para esta pregunta, si no lo es, lo siento por adelantado

Estoy planificando una ruta de 18 días por Malasia y queríamos ir desde Langkawi a Georgetown. He visto que las dos posibilidades son en avión y en ferry pero he leído comentarios horribles del ferry. Mi pregunta es si tan malo es el ferry como dicen los comentarios y qué medio de transporte me aconsejáis para ir.

Gracias!
missfolken
Missfolken
Silver Traveller
Silver Traveller
Feb 14, 2016
Mensajes: 21

Fecha: Dom Sep 29, 2019 10:35 am    Título: Re: Malasia existe

Te diría directamente que no vayas a Langkawi, son playas bastante mediocres. Te recomiendo que vayas a Redang / Perhentian son sin dudas en todo el viaje las que me dejaron más boquiabierta. De hecho las mejores del Sudeste asiático según mi experiencia. Si te sobran días acércate a Bako y Semengoh en BORNEO. Es toda una experiencia

Te recomiendo ruta por la peninsula, georgetown, (avión de Penang a Borneo - Kuching) y luego vuelta a Perhentian/Redang...

Yo elimine los arrozales porque están por todo el sudeste y están muy alejados para ver lo que es en 3horaa...



loccott
Loccott
Silver Traveller
Silver Traveller
Feb 07, 2018
Mensajes: 15

Fecha: Dom Sep 29, 2019 12:00 pm    Título: Re: Malasia existe

¡Gracias por la respuesta!

A Borneo tenemos intención de ir 3 días, a Kuching para ir al PN de Bako y al PN de Kubah. Las Perenthian no me terminan de convencer porque la playa no es que nos guste demasiado, y había visto que allí, salvo estar tirado en la playa había poco más que hacer y sin embargo Langkawi ofrecía muchas más alternativas de actividades.

También tenemos intención de ir a la Cameron highlands porque tengo la obsesión de ver las Nepenthes e intentar ver, con mucha suerte la Rafflesia.

Saludos
nosequenombre
Nosequenombre
Dr. Livingstone
Dr. Livingstone
Oct 21, 2013
Mensajes: 9674

Fecha: Lun Sep 30, 2019 08:17 am    Título: Re: Malasia existe

De Langkawi a Penang puedes ir en vuelo directo con air asia, tienes varios al dia, a nosotros Langkawi nos gustó mucho, muy natural y relativamente poco explotada aun, las playas quizá no sea su fuerte, pero las solitarias playas de la zona norte no están nada mal, no son las perhentians, son diferentes no por eso malas, y probablemente encontrarás menos gente, ademas Langkawi no es solo playa, y se pueden hacer excursiones muy chulas, eso va a gustos, si te dan los dias yo haría, Penang, Langkawi, Redang/Perhentian. Borneo si te gusta la naturaleza, tambien es buena opción. Yo estoy...  Leer más ...
loccott
Loccott
Silver Traveller
Silver Traveller
Feb 07, 2018
Mensajes: 15

Fecha: Lun Sep 30, 2019 05:22 pm    Título: Re: Malasia existe

Muchas gracias por la respuesta

Cuando termine de organizar el planning del viaje lo cuelgo por aquí a ver qué opináis
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ







All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad