Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
Día 15: Un día en Higashiyama; el corazón de Kyoto 🧭 Diarios de Viajes de Japon
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace


Diario: JAPÓN en 20 días. AGOSTO 2017; preparen sus abanicos.  -  Localización:  Japon  Japon
Descripción: Tokyo, Takayama, Kyoto y Osaka con excursiones a lugares como Himeji, Miyajima, Nara o Koyasan.
Autor: Osaka85   Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:



Etapa:  Día 15: Un día en Higashiyama; el corazón de Kyoto  -  Localización:  Japon Japon
Osaka85  Autor:    Fecha creación:   
Compartir: 
Compartir:
Este día prometía porque era uno de los platos fuertes en Kyoto: su barrio más tradicional, Higashiyama, incluyendo un paseo por la zona de Gion y Pontocho al anochecer. Y ya os adelanto que fue un día espectacular!!

Nos levantamos temprano, nos duchamos y fuimos a desayunar a otra cafetería cercana al hostel, donde nos comimos unas pastas. Yo probé los ‘churros’ que tenían una apariencia más o menos lograda aunque de sabor no se le acercaba mucho, además de que la masa no se parecía demasiado, el supuesto churro llevaba bastante canela. Eso sí, su particular versión del churro estaba rica. Mientras desayunábamos planeamos un poco el día, y cómo íbamos a llegar hasta Higashiyama. Decidimos que llegar en tren, con la línea Keihan, nos iba a ser más rápido y cómodo, así que fuimos andando hasta la estación que estaba más cerca del hostel. Fueron tres estaciones y tardamos muy poco en llegar hasta la estación de Shijo.

El tren nos dejó en la misma zona del día anterior, en la calle Shijo dori, en pleno centro comercial de Kyoto. Llegamos hasta el inicio de la calle, justo donde se encuentra el santuario Yasaka. Su entrada, con su puerta roja, resalta mucho precisamente porque está en un extremo de una calle cubierta que destaca por su uniformidad. Este santuario sintoista puede ser un buen inicio para la ruta por Higashiyama, especialmente si llegáis en tren a la estación de Shijo, porque está muy cerca. La entrada al santuario es gratuita y está abierto las 24 horas.

Escenario lleno de farolillos en el santuario Yasaka


El santuario Yasaka es muy antiguo, pues se remonta al siglo VII y es el templo que dio origen al festival Gion Matsuri, uno de los festivales más famosos de todo Japón, que se celebra durante el mes de julio en la ciudad. El origen del festival se debe a que los santuarios portátiles del templo fueron sacados por las calles durante una epidemia. Realmente nuestra visita fue bastante rápida, pues lo cruzamos dando un paseo sin pararnos a mirar demasiado. Además de su salón principal tiene otros pequeños santuarios y rincones bonitos que te permiten entretenerte si tienes tiempo y ganas. Destaca, en medio del complejo, un escenario para danzas sagradas rodeado de muchísimos farolillos que tienen nombres escritos. Estos nombres corresponden a distintas empresas y comercios de la ciudad que hacen donaciones al santuario para asegurarse la buena suerte en sus negocios.

Después de la visita al santuario, cruzamos un torii que nos llevó directamente hasta el parque Maruyama, por el cual dimos un no muy largo paseo. La verdad es que el parque no nos dijo nada especial. Es bonito, pero ahora en verano no nos llamó la atención. Eso sí, si vais en primarvera no os lo vayáis a perder... Además una cosa que no nos gustó es que nos pareció que estaba bastante descuidado en comparación a todo lo que habíamos estado viendo en Japón hasta ahora, pero claro ya sabéis de qué nivel hablamos en Japón. Estoy segura de en primavera lo tienen mucho más cuidado. Como podéis ver todo es cuestión de gustos, porque por ejemplo a mí el paseo del filósofo sí me gustó y en cambio, a otras personas no les pareció nada del otro mundo.

Rincón del parque Maruyama


Paseando por el parque os encontraréis estanques y riachuelos cruzados por puentes, caminos que llevan a rincones muy tranquilos debajo de árboles, y cafeterías y restaurantes donde pararse a tomar algo.

Después de dar una vuelta por el parque, salimos por una de las entradas, y fuimos a parar directamente a la enorme puerta (Sanmon) del templo Chion-in, el templo principal de la secta Jodo del Budismo. Es enormemente inmesa!! Nos sentamos en un banco que estaba justo en la acera de enfrente, para admirar lo impresionante que es, mientras llegaban autobuses y autobuses llenos de chinos (es que está al lado de un parking de estos de buses que hacen excursiones). Después subí las escaleras para sacarme una foto en medio de la puerta, aunque a penas se me puede ver, y es que mide 24 metros de altura y 50 de anchura. Se trata de la puerta de madera más grande de Japón y se construyó en 1619. No visitamos el templo, aunque probablemente valga mucho la pena hacerlo.

Puerta Sanmon en el templo Chion-in


En vez de entrar al templo Chion-in decidimos ir dando un paseo hasta el santuario Heian-Jingu, para luego volver otra vez hacia la zona de Higashiyama. De momento todo lo que hemos ido viendo está pegado, pero para llegar a este santuario tenemos que andar unos 15-20 minutos desde donde estábamos, que tampoco es nada del otro mundo. De camino, a mano derecha pasamos un par de templos. Uno de ellos es el Shoren-in, que visitaríamos a la vuelta. Bastante antes de llegar al santuario Heian-Jingu se empieza a ver el enorme torii de color bermellón que precede su entrada. Antes de cruzar el torii, que es uno de los más grandes de Japón, paramos en un Seven Eleven, y nos compramos un refrigerio. Este Seven Eleven estaba muy bien porque tenía baño (en muy buenas condiciones, como todos) y mesas y sillas en el exterior.

[
Torii gigante que marca la entrada al santuario Heian-Jingu


En un principio no teníamos previsto visitar este templo, pero un día lo vimos desde fuera yendo en autobús y me llamó muchísimo la atención. Me encantó!! En la entrada al santuario también hay una serie de barriles de sake, como en el Meiji Jingu en Tokyo, que son considerados una ofrenda al santuario o templo. Además, el sake es una bebida usada en rituales de purificación sintoistas, así que tiene mucho sentido encontrarlos.

El santuario fue construido en 1895, aunque reconstruido en gran parte no hace demasiados años porque se incendió en 1976, con lo cual no es un santuario demasiado antiguo comparado con otros, pero eso no significa que sea menos importante. Se construyó para conmemorar los 1100 años de la fundación de Heian Kyo (la ciudad de Kyoto), que como sabéis era la capital antes de que ésta se trasladara a Edo (Tokyo) y está dedicado al primer y último emperador que gobernaron la antigua capital.

Santuario Heian-Jingu


Como decía, el santuario es precioso y muy colorido. Destacan el rojo en los edificios y verde en los tejados. La disposición del conjunto también es distinta, porque una vez entras te encuentras con una gran extensión de arena, y los edificios se disponen alrededor, formando un rectángulo, con lo cual es un lugar muy abierto y espacioso. El edificio principal es una réplica del Palacio Imperial de Kyoto en el periodo Heian, sólo que a escala más pequeña. Además, el santuario tiene un jardín inmenso, al cual no entramos por falta de tiempo y porque cada entrada son 600¥, aunque puede valer la pena pagarlos especialmente en primavera. Entrar al santuario, en cambio, no cuesta dinero.
Matizar que este templo también puede ser visitado el día que se visiten el Ginkakuji, el camino del filósofo, o el Eikan-do o Nanzen-ji, porque está muy cerca.

Nuestro siguiente objetivo era deshacer el camino para volver a la zona de Higashiyama y seguir visitando el barrio. Como he dicho anteriormente, son unos 15-20 minutos andando en línea recta. Por el camino, antes de llegar de nuevo a la puerta del Chion-in volvimos a pasar por la entrada del templo Shoren-in, que destaca porque hay unos árboles enormes. Decidimos entrar y visitar este templo budista de la secta Tendai. Es uno de los cinco templos monzeki de Kyoto, cuyos sacerdotes eran miembros de la familia imperial. Cada entrada nos costó 500¥ y el horario del templo es de 9 de la mañana a 5 de la tarde.

Sala Kachoden en el templo Shoren-in


Para empezar la visita debes descalzarte, y empezar la ruta que pasa por distintas salas. La primera que nos encontramos es la sala Kachoden, que era la habitación donde dibujaban los monjes, que tiene dibujos en sus puertas correderas y retratos en sus muros. El recorrido entero te hace pasar por un corredor de madera, que conecta los distintos edificios alrededor del jardín principal, donde ciertamente se respira calma y serenidad. Este jardín tiene un precioso estanque con carpas amarillas. En él sobresale una roca que se dice que es como la espalda de un dragón, también hay una cascada en un extremo y una roca azul, que sirve para orar. Mucha gente se sentaba en el tatami a observar el jardín, meditar o dibujar. Paseando por el corredor de madera puedes ir viendo las distintas perspectivas del jardín. Una vez has visitado todos los edificios alrededor de éste, puedes volver al inicio de la ruta, recoger tus zapatillas y seguir visitando el complejo.

Jardín del templo Shoren-in


Salimos con energía renovada del Shoren-in y seguimos dirección Higashiyama, volviendo a pasar frente a la puerta de Chion-in y entrando de nuevo al parque Maruyama. Esta vez bajamos por un lateral, en dirección al corazón del barrio de Higashiyama. Las calles cada vez son más estrechas y tienen un aspecto más tradicional. También nos encontramos con muchos más turistas en esta zona. Nos empezamos a dar cuenta de lo bonito que iba a ser el barrio. Subimos unas escaleras que nos encontramos en la calle, que daban a una puerta de donde colgaban farolillos de fantasmas y demonios japoneses; oni. Los oni son criaturas del folklore japonés con diferentes aspectos, la mayoría de ellos bastante terroríficos o como mínimo malrolleros.

Una vez cruzamos esa puerta, podemos llegar al templo Kodai-ji, al que no entramos. Cruzamos un parking para dirigirnos al Ryozen Kannon. Desde lejos se ve la preciosa y enorme estatua blanca de Kannon. Decidimos entrar para verla desde dentro, pero se ve perfectamente desde fuera sin pagar entrada, porque la verdad es que el recinto por dentro no vale demasiado la pena. Posiblemente si tuviera que hacerlo ahora, habría cambiado el Shoren-in (aunque este es muy bonito) y el Ryozen Kannon por el Kodai-ji. Pero bueno, no se puede ver todo!!

Monumento conmemorativo Ryozen Kannon


Este edificio es un monumento conmemorativo en memoria a los soldados caídos en la Guerra del Pacífico, que se innauguró en 1955. Con la entrada, que costó 300 yenes, nos dieron una barrita de incienso encendida para que la dejaramos enfrente de Kannon. Al entrar nos encontramos con un estanque, el cual está rodeado de farolillos, y detrás, subiendo unas escaleras, está la enorme estatua de Kannon. Debajo se encuentra un templo budista, al que no puede entrar todo el mundo, sólo los fieles. Dentro del templo hay tablillas recordatorias dedicadas a los 2 millones de soldados y civiles japoneses muertos durante la Segunda Guerra Mundial. Paseando por los alrededores hay varios rincones, lo que pasa es que están muy dejados. Se ve todo lleno de malas yerbas y las escaleras, bancos, etc., están muy antiguos y en mal estado. Es una lástima porque bien cuidado sería muy bonito.

Se puede entrar dentro de la estatua de Kannon, que mide 24 metros, y subir hasta arriba. Dentro de la estatua hay estatuas del zodíaco chino y en los pies de las mismas están indicados los años que se corresponen a cada animal por lo que puedes saber qué animalico te pertoca (a mí me toca la liebre...me hubiese molao algo más épico como el dragón pero es lo que hay).

También hay un mausoleo y un memorial, con una estatua en honor al soldado desconocido, en memoria a los miles de soldados extranjeros que murieron en Japón durante la segunda guerra mundial. Por cierto, como está todo bastante cerca del bosque, hay partes del edificio donde pone que hay que tener cuidado porque puede haber monos salvajes y resultan no ser muy simpáticos. Yo iba un poco acojonada por si me iba a saltar algún primate a la cara, pero por suerte no hubo ni rastro de monos.

Pinturas del Nirvana

Salimos de allí y pasamos al lado de un edificio donde se anunciaba que había unas pinturas del Nirvana en sus paredes. Se trata de una sala circular y está completamente pintada con diferentes escenas. La entrada es gratuita y tienes que descalzarte.

Desde este punto nos adentramos ya en las calles más famosas del barrio de Higashiyama: primero en Ninnenzaka y más tarde en Sannenzaka. Decir que disfrutamos plenamente de la visita es mucho decir, porque había un alubión de gente, exagerado, a penas se podía caminar. Pero sin duda, si hubiese tenido más tiempo hubiese vuelto expresamente a esa zona, porque es absolutamente maravillosa.

Si os gusta Starbucks hay un nuevo local en la calle Ninnenzaka al cual no entramos, pero tiene que estar chulo porque es el único que tiene una decoración al estilo japonés tradicional; al menos por fuera la tiene, en ningún momento dirías que es una cafetería y menos de esta cadena. Por fotos parece que dentro es tatami, con cojines en el suelo y mesas bajitas.

Calle Ninnenzaka


Al llegar al último escalón (ojo, que caerse en estas escaleras significa que morirás a los dos años!!) donde termina la calle Ninnenzaka nos dirigimos en dirección a la pagoda Yasaka. Como teníamos mucha hambre, comimos en un restaurante que estaba justo enfrente de la pagoda. Nos comimos un oyakodon (un bol de arroz con huevo, pollo, cebolleta…) a un precio muy económico. Estamos acostumbrados a que en España te peguen un sablazo por comer en sitios que están muy cercanos a atracciones turísticas. Esto no ocurre en Japón, o por lo menos a mí no me ha parecido que los bares y restaurantes se aprovechen desmesuradamente de su “privilegiada” ubicación. Después de comer nos tomamos un té verde bien fresquito que compramos en una tienda al lado del restaurante y seguimos visitando el barrio.


Pagoda Yasaka

Muy cerca de la zona también estuvimos viendo unas callejuelas llamadas Ishibei-koji. Es una callejuela peatonal súper bonita y te transporta a cientos de años atrás. La entrada se ve desde la calle. Todo son casas y negocios, bares y restaurantes, con aspecto tradicional, todo de madera. Además era una zona súper tranquila. Todas las calles que forman el corazón de Higashiyama están muy bien preservadas por lo que tienen una gran importancia histórica.

Ishibei-koji


Cuando quisimos ir a visitar el templo Kyomizudera subimos por la calle Sannenzaka, que estaba a reventar, igual que la otra. Ambas calles tienen negocios de todo tipo: cafeterías, restaurantes, tiendas de souvenirs, de dulces, de alquiler de kimonos, etc. En la calle Sannenzaka, muy cerca del templo Kyomizudera hay una tienda de artículos de Ghibli, que está bien para echar un vistazo si te gusta el anime. Por cierto, en esta calle también hay escaleras de la muerte, sólo que si caes en estas escaleras eres un poco más afortunado porque en vez de en dos años morirás en tres (qué animos eh?)

Una vez llegamos al templo Kyomizudera (literalmente significa ‘templo del agua pura’) nos sentamos a descansar y a observar todo el gentío. Ese día había mucho movimiento porque además se celebraba el daimonji, que ya explicaré más adelante en qué consiste. Además había muchos hombres vestidos con trajes iguales, yo creo que estarían relacionados con esa festividad de carácter religioso. Se reunían todos en un edificio al lado del Kyomizudera. Sabíamos que el templo estaba en obras y por lo tanto varias partes nos las íbamos a encontrar enlonadas y demás, y que ésto le iba a restar encanto a la visita, incluso nos planteamos no entrar. Pues bueno, por suerte al final entramos. A ver, es un fastidio no poder verlo todo como quisiéramos, pero el lugar es digno de ser visitado. Eso sí, nos trataron un poco como a ganado en la entrada al salón principal, supongo que por la masificación…pero podrían haber organizado mucho mejor a la gente controlando mejor el aforo (y eso que ya sabéis como se las gastan organizando).

Calle Sannenzaka a los pies del templo Kyomizudera

Antes de pasar por taquilla estuvimos visitando un poco la parte exterior, donde hay dos puertas principales, aunque una de ellas totalmente tapada, por lo cual no se puede ver nada. La puerta que se puede ver es la puerta Niomon, hecha con madera de ciprés, de color bermellón, reconstruida en el siglo XV. A cada lado de la puerta encontramos las figuras de dos guardianes, que protegen al templo de la entrada del mal. La otra es la puerta Saimon, que no pudimos ver, porque está en obras. A continuación nos encontramos una pagoda de tres pisos: la pagoda Sanjunodo, de 31 metros de alto (la pagoda de tres pisos más alta de todo Japón), de color bermellón. Antes de adentrarnos por el pasillo de madera del salón principal, nos encontraremos varios edificios: salones y sub-templos como el salón Zuigudo, dedicado a la madre de Buda, o el salón Kaisando.

Compramos dos entradas (400¥ por entrada) y entramos al recinto de madera a través del pasillo Kairo, que estaba también en obras. Decir que estaba lleno es quedarse MUY corto. Pero claro, qué esperas en el día del daimonji. Nos encontramos ahora en el característico salón principal, de madera, desde el cual te puedes asomar por el característico balcón, que está en parte enlonado, así como los techos, y lo estará hasta marzo de 2020, que es cuando finalizarán las obras. Pero bueno, las vistas y todo siguen siendo excepcionales. La estructura del balcón, de 13 metros de altura, está toda unida sin usar ningún clavo. Este balcón se usaba de escenario para realizar espectáculos de música y baile religiosos. Antiguamente era una práctica habitual saltar desde el balcón porque se decía que si sobrevivías al salto se te concedería un deseo. Ya hay que tenerlos bien puestos por un deseo, yo es que ni pidiendo ganar el euromillón...

Vista general del salón principal de madera

Asomándote desde el balcón de madera veremos los tres chorros de agua que provienen de la cascada Otowa, que es la que le dio nombre al templo cuando se fundó en el año 778, a raíz de la pureza de su agua. La gente hace cola para beber de uno de los tres chorros, porque se supone que cada uno de ellos es bueno para una cosa distinta: para la longevidad, éxito en los estudios o buena fortuna amorosa (aunque no sabemos cuál es para qué) y beber de los tres chorros no estaría bien porque estarías abusando y pasándote de listo.

Desde el balcón del salón principal también podemos ver la ciudad de Kyoto y a lo lejos una pagoda roja: se trata de la pagoda Koyasu, de tres pisos. Dicen que visitarla trae suerte a la hora de dar a la luz, para que el parto vaya bien. Detrás del salón principal nos encontramos con el santuario Jishu, dedicado al dios del matrimonio y del amor. Aquí es donde se encuentran las dos piedras, cuya distancia de 10 metros hay que recorrer con los ojos tapados. Se dice que si se llega a la otra piedra esa persona encontrará el amor.

Cascada Otowa con la fuente de tres chorros

Desde aquí fuimos andando hasta la pagoda Koyasu en un corto paseo y luego bajamos hasta la cascada Otowa, con los tres chorros de agua. Había una buena cola para beber, así que pasamos. En vez de eso, nos sentamos en un banco a contemplar el ambiente mientras iba atardeciendo.. Este templo es muy grande, por lo que no recomiendo menos de dos horas para visitarlo. Creo que la hora de visita es un poco indiferente, porque desde primera hora de la mañana hay mucha cola, así que visitadlo cuando mejor os venga u os apetezca, eso sí, siempre teniendo en cuenta que es una visita larga porque el complejo es bastante grande. Y por supuesto es un imprescindible en Kyoto.

Después de nuestra visita al templo bajamos la calle Sannenzaka de nuevo y muchos negocios ya estaban cerrando sus persianas. Muchas tiendas cierran sobre las seis, así que mejor no os confiéis pensando que como la zona es muy turística cerrarán más tarde. Nuestro siguiente plan era estar en Gion sobre las siete de la tarde, que es cuando hay más probabilidades de ver una geisha o una maiko (aprendiz de geisha). Desde el Kyomizudera es un paseo, pero como vas viendo cosas interesantes y es todo de bajada se hace muy ameno.

Antes de cenar, dimos un paseo por el barrio. ¿Por qué es Gion el barrio de las geishas? Porque en este tradicional distrito de Kyoto encontramos casas de té y restaurantes de lujo, donde los empresarios y hombres de negocios se reúnen y contratan los servicios de las geishas y maikos para que les amenicen las veladas cantándoles canciones o tocando instrumentos. El negocio de las casas de té empezó a finales del siglo XVI y el barrio hoy en día aún desprende ese aura de tradicionalidad, que puede verse claramente reflejado en su arquitectura, pero también en el tipo de negocios mencionados anteriormente.

Paseo por Gion al anochecer


Pasamos enfrente del Gion Corner, un teatro donde se ofrecen espectáculos de entretenimiento a los turistas, como por ejemplo el ritual de la ceremonia del té, bailes tradicionales, arreglos florales, etc. Fuimos paseando, al anochecer, entre estrechas y adoquinadas callejuelas, llenas de discretos pero lujosos negocios, iluminados por preciosos farolillos rojos. Mientras echábamos un vistazo a las cartas de varios restaurantes del barrio para salir corriendo después de constatar precios, y aunque a esas horas el barrio estaba muy tranquilo, de repente vimos correr a un montón de gente hacia la misma dirección. Un taxi transportaba a una maiko a la que pudimos ver de pasada en el asiento de atrás mientras los paparazzi corrían tras el coche. Me hubiese encantado verla más tiempo, porque la visión fue más bien fugaz, o tratar de ver alguna otra maiko (ver una geisha es mucho más complicado), pero teníamos que seguir con la visita a Gion.

Esta primera parte sería de la calle Hanami-koji y alrededores, pero no os olvidéis visitar la zona de Shirakawa Area, que son las calles, llenas de cerezos, que discurren en paralelo al canal del río, donde los ventanales de numerosos restaurantes y casas de té dan directamente al canal.

Después del paseo cenamos en un pequeño restaurante especializado en tempura, donde pedimos unas cuantas verduras y algo de pescado en tempura. Cenamos más o menos pronto, porque después teníamos pensado acercarnos a Pontocho, y ya desde allí, en plena noche, observar los fuegos del festival del daimon-ji (puesto que desde uno de los puentes se podían ver varios fuegos a la vez). Así que eso hicimos, después de cenar nos pusimos en marcha y llegamos andando hasta Pontocho (unos 10 minutos desde donde estábamos).

Pontocho de noche


Pontocho es una zona de Kyoto, considerada también una zona de geishas y maikos, que discurre al lado del río Kamogawa, caracterizada por sus restaurantes -nada baratos, por cierto-, cuyas terrazas elevadas dan al río. También es una zona que destaca por la arquitectura tradicional y bien conservada. No nos adentramos por Pontocho porque era muy tarde y nuestra intención era ver los fuegos, así que lo que vimos fueron las terrazitas de los restaurantes desde el otro lado del río, aunque eso sí, la visión fue fantástica. Mucha gente se sentaba con comida y bebida en la orilla del río a disfrutar de la noche.

Mientras andábamos mirando el río y las lucecitas de los restaurantes de Pontocho nos dimos cuenta de que en muchos puntos se iba amontonando gente (japoneses en su mayoría) y señalaban hacia la montaña. Y sí!! Se empezaban a encender los primeros fuegos del daimonji.

Uno de los cinco fuegos del festival daimonji



El daimonji es un festival que se celebra el 16 de agosto en Kyoto, como finalización de las fiestas del Obon. Se encienden cinco fuegos en las montañas de la ciudad para que los fallecidos puedan volver al mundo de los espíritus. Estos cinco fuegos se van encendiendo en intervalos de tiempo, el primero empieza a las ocho de la tarde. El fuego que pudimos ver mejor era el del daimonji, un kanji (dai) que significa ‘grande’, pero hay cuatro fuegos más, en otros puntos de la ciudad, entre los cuales el ideograma de un barco y un torii. Desde el lugar donde estábamos pudimos ver a lo lejos también otros fuegos, pero se veían muy mal. Además había un montón de gente por lo cual costaba mucho moverse, y al no saber dónde se encienden exactamente los fuegos te haces un lío, porque no sabes para dónde hay que mirar y cuesta mucho ver algo. Pero bueno, al menos pudimos ver bastante bien uno de ellos y vivir un poco el ambiente en un día tan especial para la ciudad.

Ese día nos lo pasamos en grande, pero también nos cansamos cantidad. Por suerte, al lado de donde nos encontrábamos pudimos coger el tren, en la estación Sanjo, donde cogimos la línea Keihan hasta la estación que nos quedaba más cerca del hostel (Shichijo). De camino al hostel entramos en un konbini y nos compramos un helado para endulzar el final de un día tan bonito. Sin duda alguna, fue el día que mejor lo pasé en Kyoto y junto a Arashiyama, lo que más me gustó de la ciudad. Volvería mañana mismo!!
Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Osaka85 Ver más diarios de Japon Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 5 1
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 237 Visitas mes actual: 48 Total visitas: 1852

  Últimos comentarios al diario:  JAPÓN en 20 días. AGOSTO 2017; preparen sus abanicos.
Total comentarios 13  Visualizar todos los comentarios

Osaka85  osaka85  01/12/2017 19:07   
Gracias a ti, Baader. La verdad es que ha sido un viaje muy bonito. Me alegro de que te haya gustado leer el diario y de que te haya traido recuerdos de tu viaje. Seguro que más adelante yo también lo recuerdo todo con mucha nostalgia. Y cómo no!! imposible aburrise en Japón!! Hasta a los 'no frikis' nos acaba encandilando el ambiente, jajaja.

Un saludo!!

Cocotte72  Cocotte72  20/02/2018 20:43
Muy currado, Osaka! He tomado un montón de apuntes pues en poco más de un mes estaré recorriendo Japón y tu diario me está ayudando mucho a organizar. Espero volver con tan buena experiencia como tú.

Osaka85  osaka85  23/02/2018 08:53   
Comentario sobre la etapa: Gastos del viaje a Japón y algo de información
Muchas gracias, Cocotte72. Estoy segura, de que igual que a mí, Japón te va a encantar! Que disfrutes mucho el viaje!

Fransupport  fransupport  06/03/2019 19:49
Excelente diario , muy entretenido , ameno y con mucha información . Enhorabuena y muchisimas gracias por el aporte , es de gran utilidad .

Osaka85  osaka85  08/03/2019 16:40   
Muchísimas gracias fransupport! Me alegro de que te sirva de ayuda, era uno de los objetivos del diario, así que muy contenta de que así sea. Entiendo que viajarás a Japón, así que ya nos contarás a la vuelta. Feliz viaje!!

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQUÍ
Volver arriba


Foros de Viajes
Pais Tema: Viaje a Japón: consultas generales
Foro Japón y Corea Foro Japón y Corea: Foro de viajes a Japón y Corea: Tokio, Kyoto, Nikko, Nara, Osaka, Shirakawago, Monte Fuji, Hakone, Takayama, Hiroshima, Seul, Busanz.
Ultimos 5 Mensajes de 538
861154 Lecturas
AutorMensaje
wanderlust
Wanderlust
Willy Fog
Willy Fog
Ago 23, 2011
Mensajes: 32141

Fecha: Vie Sep 04, 2020 07:03 pm    Título: Hotel, alojamiento en Japón: consultas generales

de

Foro de Alojamiento En Japón

en este hilo se había hablado del tema

Hoteles y Albergues en Japón
Anvi6
Anvi6
Super Expert
Super Expert
Oct 24, 2015
Mensajes: 835

Fecha: Vie Sep 04, 2020 09:20 pm    Título: Re: Viaje a Japón: consultas generales

Ese miré yo..que tal de ubicación?
wanderlust
Wanderlust
Willy Fog
Willy Fog
Ago 23, 2011
Mensajes: 32141

Fecha: Vie Sep 04, 2020 09:25 pm    Título: Re: Viaje a Japón: consultas generales

Foro de Hoteles En Tokio

aunque parezca sorprendente también hay hilo sobre eso... Chocado

Mejor zona para alojarse en Tokio/ Tokyo -Barrios -Japón

y me jugaría algo a que orbatos y/o Luiggi han dejao algún peazo post desmenuzando la zona hasta niveles milimétricos... Ojos que se mueven
Anvi6
Anvi6
Super Expert
Super Expert
Oct 24, 2015
Mensajes: 835

Fecha: Sab Sep 05, 2020 04:16 am    Título: Re: Viaje a Japón: consultas generales

Vale 👍
carolco
Carolco
Willy Fog
Willy Fog
Ene 23, 2014
Mensajes: 16697

Fecha: Lun Oct 05, 2020 08:30 pm    Título: Japón espera permitir llegadas de turistas internacionales

Japón espera permitir llegadas de turistas internacionales a modo de prueba a partir de abril de 2021 Los turistas deberían tener una prueba de Covid-19 negativa antes de la salida, tener un seguro que cubra los gastos del tratamiento de Covid-19 si se infectan en Japón, descargar una aplicación de control de salud, hacerse otra prueba de Covid-19 en el momento de la llegada y, aquí donde se vuelve confuso; la prensa se refiere a visas que muchos ciudadanos no necesitan para viajar a...  Leer más ...
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ