Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
País Kassena ✏️ Diarios de Viajes de Burkina Faso

Blogs 

11 DIAS DE MOCHILERO POR BURKINA FASO MARZO 2017
Diario: 11 DIAS DE MOCHILERO POR BURKINA FASO MARZO 2017  -  Localización:  Burkina Faso  Burkina Faso
Descripción: Aventuras recorriendo por libre el sur de Burkina Faso
Autor: Ganasdemundo   Fecha creación: 
 
Compartir:


País Kassena
Etapa:  País Kassena  -  Localización:  Burkina Faso Burkina Faso
Descripción: Explorando el remoto sur de Burkina, entre áridas llanuras y poblados de adobe decorados con enigmáticos símbolos.
Ganasdemundo  Autor:    Fecha creación:   
Compartir:
El sureste de Burkina Faso es territorio Kassena. Una etnia que destaca por la forma en que construyen y decoran sus casas tradicionales. Creando un auténtico museo al aire libre, por el que se puede pasear con la ayuda de un guía local. Es posible realizar una ruta circular de un par de días visitando varios pueblos, para admirar su peculiar estilo arquitectónico. Pero yo decidí centrarme en los dos asentamientos Kassena más importantes: Tiebelé y Tangassoko.

VIAJE PAGA - TIEBELE

Tras conseguir cruzar a pie sin problemas la frontera entre Ghana y Burkina Faso, estaba realmente eufórico. Se trataba del momento más delicado de todo el viaje. Y haberme encontrado con una negativa hubiera tenido consecuencias terribles, ya que mi avión de regreso a Barcelona salía necesariamente desde Ouagadougou.

En mis primeros pasos en Burkina, fue de gran ayuda el abuelete que me guió por el pueblo de Paga, en Ghana: me acompañó en todo momento; me consiguió moneda local a un tipo de cambio decente; y encontró transporte hasta mi destino final del día, negociando un buen precio. Si hubiera estado solo, me hubiera buscado la vida igualmente. Pero en estos lugares fronterizos, donde abundan los personajes de oscuras intenciones, nunca está de más que te echen una mano y te faciliten las cosas.

Para empezar, subí a un taxi compartido, que por 1.000f me llevó hasta Po, la primera población de cierta importancia, a 20km de la frontera. De camino, un control policial donde examinaron mi pasaporte (¡con qué orgullo enseñé mi flamante visado!); y un paisaje desértico, con pequeños asentamientos, y un calor imposible.

La segunda parte del trayecto entrañaba más complejidad, ya que no hay transporte público que conecte de forma regular Po con Tiebelé. Pero el guía del Achala Village ya se había anticipado a esta situación, y lo había dejado todo atado. Al llegar a Po, el conductor del taxi aparcó el vehículo, y se fue a buscar su moto para llevarme a Tiebelé, a cambio de 7.000f.

UN ACCIDENTADO VIAJE EN MOTO

Una vez subido en la moto, todo apuntaba a un viaje plácido. Solo teníamos que recorrer 31km, por una pista bastante decente. Pero como ya me ha pasado en más de una ocasión, en África las cosas no son lo que parecen... Tras un comienzo a muy buen ritmo, el conductor se detuvo, comprobó la rueda trasera, y concluyó que había pinchado, y tenía que ir a un taller a arreglar la moto. Por suerte aún estábamos en las afueras de Po, así que me dejó sentado a la sombra, junto a una familia de lugareños, y desapareció.

La espera duró algo más de media hora, y me entretuve bromeando con los chavales de la familia. A uno le pregunté donde podía comprar agua, y él mismo se encargó de traerme una botella grande bien fría, que aquí llaman por su marca (Lafi). En agradecimiento le dí todas las monedas de Cedi que me habían sobrado de mi periplo por Ghana, y ya no iba a necesitar más. No era ni mucho menos una fortuna, pero compensaba el precio del agua y la amabilidad. A una graciosa niña le di un trozo de pan azucarado de mi improvisado desayuno en Paga.

Como era de esperar, me convertí en el centro de todas las miradas. Y la gente se portó genial conmigo, ofreciéndome sonrisas e interesándose por mi situación. Al final, regresó el conductor con su moto arreglada, y pudimos continuar el viaje.

Pero a la que abandonamos Po las cosas se complicaron. Tuvimos que atravesar un terreno casi desértico, y el aire que venía de cara era realmente abrasador. Lo más parecido a estar frente a un lanzallamas. Casi podía notar como mi piel se iba chamuscando. Además, cuando pasaba un vehículo en dirección contraria, nos lanzaba nubes de polvo naranja que cegaban la vista. Y por si fuera poco, yo con mi mochila grande a la espalda. Y el conductor que no paraba de gritarme cosas que no entendía, entre su francés rudimentario y el ruido de la moto. Menudo viajecito...

Al final llegamos a mi alojamiento elegido, y nos despedimos con una pequeña discusión típica de África. El chaval me quería cobrar 2.000f más por los gastos de arreglar el pinchazo, y por considerar que mi alojamiento estaba bastante alejado del centro del pueblo. Y yo me negaba en redondo. Aunque tras unos minutos, decidí no complicarme la vida, y lo dejamos en 1.000f extras.



ALOJAMIENTO: VILLAGE D'ACCUEIL JEAN VIARS - 7.500f/Noche

*Puntos a favor: casa tradicional, redonda y con techo de paja, muy espaciosa; cama doble; ventilador; ducha con un potentísimo chorro de agua; ubicación en una zona tranquila, apartada del centro;personal amable.

*Puntos en contra: lavabo compartido, bastante sucio (aunque para afeitarme, el encargado me permitió utilizar gratis el de una de las casas más caras que había disponibles); cama incómoda; precio (mucho más caro que los alojamientos de características parecidas en Ghana); falta de señalización (costó encontrar el lugar, porque no tenía cartel exterior).

En Tiebelé, si se llega en la época del año adecuada, también existe la opción de dormir al raso, en el tejado de una de las casas tradicionales. La temperatura es más agradable. Se puede disfrutar de un cielo lleno de estrellas. Y es mucho más económico. Eso sí, no respondo de la fauna que uno pueda encontrarse allí arriba...

Ya instalado, caminé hasta un bar cercano, me senté en una mesa de su terraza exterior, y me tomé una Coke de medio litro bien fría (500f), respirando aliviado tras superar todos los obstáculos del día. A mi alrededor, grupos de niños recién salidos del colegio; animales de granja (sobretodo cerdos campando a sus anchas); y árboles enormes (había muchos mangos, y por todas partes me encontraba lugareños comiendo su frutos).

EN TERRITORIO GOUROUNSI

En el pasado, los habitantes del sur de Burkina eran conocidos como los Gourounsi. Un término que engloba a toda una serie de etnias diferentes, entre las que se encuentran los Kassena. Los Gourounsi fueron los primeros pobladores del país. Y poco a poco fueron arrinconados por otros grupos más organizados, como los Mossi (que se hicieron con la meseta central); o los Djerma (que lanzaban ataques desde la vecina Níger en busca de esclavos, y arrasaban todo a su paso). Aunque sin ser totalmente conquistados.

Pero a finales del siglo XIX los Djerma intensificaron sus ataques, sembrando el caos a su paso. Así que los Gourounsi se vieron obligados a aliarse con los franceses, que acababan de llegar a la zona. Y que no tuvieron problema en derrotar a los Djerma en 1897, culminando su conquista de Burkina. De esta forma, los franceses restablecieron las rutas comerciales, utilizando a Burkina como nexo de unión entre sus colonias de Costa de Marfil y Mali. Y los Gourounsi continuaron su existencia con una relativa calma.

Actualmente, las tierras Kassena están divididas entre el sur de Burkina y el norte de Ghana. Gracias a esa falta de sensibilidad que caracterizó el trazado de las fronteras en África durante la época colonial.

LA COUR ROYALE DE TIEBELE

Tiebelé es el asentamiento Kassena más importante de Burkina. Aquí vive su rey, en un conjunto de casas conocido como la Cour Royale. Sin duda el mejor lugar para contemplar la arquitectura tradicional Kassena. Y como mi alojamiento se encontraba justo enfrente, decidí aprovechar las últimas horas de sol para visitarlo. Así que, tras disfrutar de mi Coke, caminé hasta la puerta del hotel; y me hice con los servicios de un guía oficial (Nassara, que ya había contactado conmigo nada más bajar de la moto). Eso sí, antes de dirigirnos a la Cour Royale me tocó cambiarme de camiseta: vestía una roja, y ese es el color reservado para el monarca, prohibido para el resto de mortales dentro del recinto. En fin...

El precio de la visita fue de 2.000f por la entrada, más 5.000f para el guía. El exterior era similar al del Pia's Palace de Paga, con un altar de sacrificios (que estaba prohibido fotografiar), y un enorme montículo de tierra (llamado pourrou) desde el que comunicar a la población noticias importantes... ¡y enterrar las placentas de los recién nacidos! Nassara me permitió subir, y pude sacar buenas fotos panorámicas de la Cour Royale. El recinto tenía forma circular, con casas de adobe de diferentes formas; pasadizos estrechos; y gente dedicada a sus tareas diarias.




En cambio el interior era totalmente distinto al del palacio de Paga. Allí me quejé de la falta de decoración de las casas. Mientras que en la Cour Royale de Tiebelé era sencillamente espectacular. Pude pasear entre muros ondulantes repletos de coloridos símbolos, mezclando negros, blancos y naranjas. El guía hizo gala de sus conocimientos, y me explicó de forma detallada el significado de cada símbolo: allí había calabazas, huellas de gallina, lagartos, puntas de flecha, tortugas, alas de halcón... Incluso algún relieve con serpientes o cocodrilos...

La decoración de las casas Kassena es responsabilidad de la mujer. Y tuve mucha suerte, porque mi visita a Tiebelé coincidió con la época en que se suelen repasar las pinturas (febrero/marzo, tras la cosecha). Así que en alguna casa todavía había mujeres trabajando frente a paredes de vivos colores, realmente fotogénicas. Y por supuesto, ni rastro de otros turistas. Pude visitar el interior de una casa tradicional (similar a las de Sirigu); subir al tejado de otra, para sacar más fotos panorámicas... En fin, una visita muy completa. Aunque apuré demasiado las horas de sol, y hacia el final las sombras invadían el conjunto y perjudicaban mis fotos.

La gran pega de la visita fue la atmósfera de mendicidad que reinaba en el lugar. Burkina Faso es uno de los países más pobres del mundo, y eso se nota. Así que tuve que lidiar con suplicantes vendedores de artesanía; escuálidos lugareños pidiendo limosna; dar una propina de 500f, casi forzada, a una abuela que en teoría se encargaba de "ayudar al mantenimiento del recinto"... Una situación bastante incómoda. Aunque por suerte la belleza de las casas Kassena compensó con creces.

Tras salir de la Cour Royale empezó a caer la noche, y Nassara me llevó a un bar del centro de Tiebelé, donde probé la primera cerveza local. Marca Brakina, de 0,675l. Estaba helada, y sentó genial. Allí charlamos sobre la situación del país, los problemas causados por el terrorismo islámico en el norte, etc... Precio: 600f. Y de regreso en mi alojamiento, cené un modesto plato de spaguetti con tomate que había encargado previamente. Sentado en una mesa exterior. Acompañado de un gracioso gato. Y con una empleada entrada en carnes pidiéndome que me la llevara conmigo a casa, tras intercambiar apenas un par de frases. En fin...




MÁS CASAS KASSENA EN TANGASSOKO

Al día siguiente, a las 7.30h, Nassara ya me estaba esperando en la puerta del hotel, para continuar explorando el País Kassena. Teníamos que ir hasta Tangassoko, un pueblecito situado a unos 15km de Tiebelé. Y como imagino que el guía no confiaba mucho en su moto, apareció con un amigo que conducía una mucho mejor, para que fuera con él. Desconozco por qué no se limitó a pedirle la moto prestada. Pero tenía claro que iba a pagar el mismo precio que había previsto, por mucho que me acompañaran dos personas.

Durante el trayecto recorrimos pistas de tierra, atravesando un paisaje semi desértico, de colinas y arbustos. Antes de llegar a Tangassoko, el guía hizo un alto para enseñarme un lugar. Se trataba de un campamento formado por precarias cabañas de paja, donde vivían con sus familias los trabajadores de unas minas de oro cercanas. Según me contaron, aquello era un lugar sin ley, donde la Policía se negaba a intervenir en caso de conflicto; sin ningún tipo de infraestructura; y donde era fácil encontrar niños que habían abandonado el colegio para buscarse la vida en las minas. Pude pasear por el poblado y sacar fotos, pero no vi a Nassara y su amigo con muchas ganas de pasar allí más tiempo del necesario... Así que no alargué mucho nuestra presencia.

Tras la visita sorpresa, llegamos a Tangassoko, y nos dirigimos a visitar la Cour Royale del jefe local. Precio de la entrada: 2.000f (igual que en Tiebelé). Y discusión con Nassara. Resulta que me quería hacer pagar 5.000f más para el guía oficial del pueblo, que ni siquiera hizo acto de presencia. Si esto era así, y mi guía lo sabía: ¿para qué narices había venido con él desde Tiebelé? No tenía sentido. Así que me mantuve firme, y al final acepté pagar 1.000f adicionales en concepto de propina, para los ancianos del lugar.

La Cour Royale de Tangassoko era más pequeña que la de Tiebelé. Y su decoración menos espectacular, con muros de adobe pintados utilizando solo color negro. Pero el ambiente es muy auténtico, con lugareños y gallinas campando a su anchas. Y más relajado, sintiéndome mucho menos acosado por los lugareños. En su interior, buenos ejemplos de casas tradicionales Kassena. De nuevo entré en una de ellas, arrastrándome para poder cruzar su minúscula entrada. Y en su interior pude ver todo tipo de objetos y amuletos de propiedades misteriosas.

También pude subir al tejado de una casa y sacar fotos desde las alturas. Contemplando callejuelas laberínticas; alimentos secándose al sol; y, rodeando el recinto, árboles frondosos (principalmente mangos). Antes de volver a la moto, me quedé unos minutos curioseando por el exterior de la Cour Royale. Por allí correteaban grupos de Pintades (Guinea Fowl en inglés); y niños entretenidos con sus juegos. El regreso a Tiebelé fue realmente plácido, y llegamos a las 9.30h, según lo pactado. Precio del guía + transporte: 15.000f. No habíamos negociado el importe con antelación, pero consideré que era un precio justo, y el chaval no puso pegas.




EXPLORANDO TIEBELÉ

Ya sin mi guía, decidí dar un paseo por el pueblo. Según me habían dicho, hoy era día de mercado, así que fue el primer lugar al que me dirigí. Pero al llegar, me sorprendió encontrarme con una zona bastante desierta. Nada que ver con el bullicio y colorido que me esperaba. Aún así, caminé un rato entre los puestos de productos (principalmente frutas y verduras). Y me entretuve sacando fotos de lugareños Kassena: jóvenes madres con sus bebés a la espalda; un anciano sentado en una esquina con su máquina de coser (en África esta tarea es cosa de hombres); chavales recién salidos del colegio... Al final me enteré que el mercado semanal había sido el día anterior. Imagino que una confusión fruto de mi francés oxidado, que al principio dificultó la comunicación con los Burkinabes. Pero bueno, no estuvo mal el paseo.

Más tarde, me senté en un puesto de comidas, pues no ingería nada sólido desde el plato de spaguetti de la noche anterior. Decidí probar una especialidad de Burkina: el Porc au Four. Se trata de trocitos de carne de cerdo cocinados en un horno de barro. Los pude elegir yo mismo. El chaval encargado era todo amabilidad. Y un plato generoso me salió por tan solo 500f. Para acompañar, me compré en el bar de al lado una cerveza Brakina. Es gracioso comprobar como, cuando aprieta el hambre, un plato de lo más sencillo sabe a auténtico manjar...

Después, regresé caminando hasta el hotel, intercambiando alguna frase con los habitantes de Tiebelé. La gente se mostraba muy cordial, y al verme pasar me saludaban y ofrecían sonrisas de oreja a oreja. Aunque si les dedicaba más tiempo del necesario, todo acababa en peticiones: un teléfono de contacto, dinero para alguna asociación local... Pero bueno, hay que ponerse en su situación...

Antes de abandonar Tiebelé, intenté alquilar a través de Nassara un 4x4 para visitar el Nazinga Game Ranch, la otra atracción turística destacada del sureste de Burkina Faso, ubicada 55km al oeste de Po. El chaval estuvo haciendo gestiones desde la noche anterior. Y al final, tras esperar resultados hasta pasadas las 13h, decidí tachar de mi itinerario la visita por dos motivos:

1. El principal punto fuerte de Nazinga son los encuentros con elefantes. Y tras mi reciente visita al Mole National Park ya estaba más que satisfecho.

2. Un par de safaris (esa tarde y al día siguiente por la mañana) me salían carísimos: 150.000f (unos 300€). Y eso sin contar alojamiento, comida... Menuda clavada.

Así que me puse en marcha en busca de nuevas aventuras.

Puedes encontrar más información sobre otros viajes en mi blog ganasdemundo.com
Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Ganasdemundo Ver más diarios de Burkina Faso Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


stats_icon VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0 0
Anterior 0 0 0
Total 0 0 0
Votos
stars-5 0 Votos
stars-4 0 Votos
stars-3 0 Votos
stars-2 0 Votos
stars-1 0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 18 Visitas mes actual: 1 Total visitas: 638

comment_icon  Últimos comentarios al diario:  11 DIAS DE MOCHILERO POR BURKINA FASO MARZO 2017
Total comentarios 9  Visualizar todos los comentarios

Salodari  Salodari  12/06/2018 17:11   blogs_icon
5***** porque no pueden ser más. Un viaje curioso y un gran diario. Gracias por compartir Amistad

LANENA69  LANENA69  12/06/2018 22:13   blogs_icon
Super chulo y todo muy bien explicado,las fotos de escándalo,que maravilla de viaje,los que a mí me gustan son de este tipo,donde se sale de lo normal y no este masificado,pero a veces el presupuesto manda,ENHORABUENA,ahora también te sigo en Facebook,jajajajjajaja.Estrellado

Ganasdemundo  Ganasdemundo  13/06/2018 18:37   blogs_icon
Artemisa, Salodari y LANENA, gracias por vuestros comentarios! La verdad es que el viaje fue un cúmulo de anécdotas y lugares sorprendentes. Una pena que no pudiera visitar el norte, porque tenía muchas ganas, pero otra vez será. Guiño

Brigantina  Brigantina  13/06/2018 22:59   blogs_icon
Estupendo diario de un destino poco habitual, y que sin duda será de gran ayuda para futuros viajeros por toda la información práctica que aportas.
Cinco estrellas muy merecidas!!

Marimerpa  marimerpa  15/06/2018 07:28   blogs_icon
Impresionante viaje e impresionante diario. Te dejo más que merecidas 5 estrellas.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA


Registrate AQUÍ
Volver arriba


forum_icon Foros de Viajes
Pais Tema: Viajar a Burkina Faso
Foro África del Oeste Foro África del Oeste: Foro de viajes de África del Oeste: Senegal, Mali, Costa de Marfil, Ghana, Togo, Nigeria, Camerún, Burkina Faso, Niger.
Ultimos 5 Mensajes de 112
76581 Lecturas
AutorMensaje
Montse_2018
Montse_2018
New Traveller
New Traveller
Nov 04, 2018
Mensajes: 2

Fecha: Jue Nov 22, 2018 10:14 am    Título: Re: Viajar a Burkina Faso



Hola!!! Yo conozco muy bien Burkina Faso, viajo a menudo por temas familiares. Si alguien necesita información para su viaje, le ayudare con mucho gusto.
VIVID
VIVID
Indiana Jones
Indiana Jones
Abr 07, 2008
Mensajes: 2161

Fecha: Jue Nov 22, 2018 01:00 pm    Título: Re: Viajar a Burkina Faso

Yo me voy el 1 de diciembre, a ver qué tal. Solo tengo 7 días y voy por libre, y en transporte público...para ahorrar tiempo, volaré de Ouaga a Bobo. Visitaré la ciudad, luego un par de días por la zona de Banfora y de allí a Tiebele...no pasaré por Gaoua, está mal comunicado y además, por lo que he leído, el país Lobi es relativamente parecido a Benín, que ya conozco.

Me motiva bastante este viaje...me interesa la arquitectura religiosa de estilo sudanés, el tema de la música, la naturaleza alrededor de Banfora y las casas pintadas del país Kassena. Ya contaré.

saludos
VIVID
VIVID
Indiana Jones
Indiana Jones
Abr 07, 2008
Mensajes: 2161

Fecha: Mar Dic 11, 2018 05:51 pm    Título: Re: Viajar a Burkina Faso

Ya he vuelto del viaje...aquí mi crónica: Decidí viajar a Burkina Faso por varios motivos. En primer lugar, porque desde hacía años que me motivaba conocer Malí. Como ahora no se puede ir, pensé que Burkina sería una buena alternativa…no es lo mismo, lógicamente, pero tienen muchos puntos en común. Otro motivo fue que el año pasado viajé a Benín, y quería conocer otro país de África occidental que no estuviera en el golfo de Guinea. Evidentemente, también hay puntos en común, pero Burkina tenía unos alicientes que de por sí justifican el viaje. En mi caso, me motivaban varios aspectos...  Leer más ...
neck1079
Neck1079
Travel Addict
Travel Addict
Abr 25, 2011
Mensajes: 77

Fecha: Jue Ene 10, 2019 03:55 am    Título: Re: Viajar a Burkina Faso

Muy lindos comentarios, tal cual como lo describiste. Lo mejor que pudiste haber hecho de ir solo. En lo personal, mucho mejor Burkina que Benín. Burkina es más amigable. Saludos
ANGEMI
ANGEMI
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 09, 2009
Mensajes: 21932

Fecha: Mar Abr 27, 2021 01:19 pm    Título: Tiébélé: Casas pintadas, arquitectura kassena - Burkina Faso

Vivir en Tiébélé... o cuando tu casa es una obra de arte

Viajamos hasta Burkina Faso en busca de esas raíces para descubrir el departamento de Tiébélé, donde un poblado de reminiscencias reales es seguramente una de las más interesantes muestras del arte centroafricano. Un lugar en el que las casas alcanzan la categoría de obra maestra.

Seguir leyendo en: viajar.elperiodico.com/ ...-obra-arte

CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro

Registrate AQUÍ


All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. Aviso Legal - Privacidad - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter instagram