Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
De T√°nger a Chefchauen ūüß≠ Diarios de Viajes de Marruecos
Indice
Indice
M√°s leidos
M√°s leidos
√öltimos Diarios
√öltimos Diarios
M√°s Votados
M√°s Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace


Diario: UN VIAJE INESPERADO A MARRUECOS  -  Localizaci√≥n:  Marruecos  Marruecos
Descripci√≥n: Impresiones de una escapada de ochos d√≠as en julio de 2018 al norte de Marruecos sin ning√ļn dato de inter√©s pr√°ctico para el nuevo viajero.
Autor: Agus1973   Fecha creaci√≥n: 
Compartir: 
Compartir:



Etapa:  De T√°nger a Chefchauen  -  Localizaci√≥n:  Marruecos Marruecos
Agus1973  Autor:    Fecha creaci√≥n:   
Compartir: 
Compartir:
En aquellas primeras horas de un nuevo d√≠a y la tranquilidad que se respiraba me hac√≠an lo suficientemente aut√≥nomo para no necesitar los servicios de un taxi en el aeropuerto de T√°nger. Y lo que menos me apetec√≠a era subir en uno, el transporte que menos me gusta con diferencia. ¬ŅPor qu√©? Tal vez por la sensaci√≥n de ir en una "burbuja diplom√°tica" ,mi necesidad obsesiva de viajar como la mayor√≠a de aut√≥ctonos , no aislarme de los olores caracter√≠sticos de humanidad de cada regi√≥n que se producen en los transportes colectivos, no ser ajeno al bullicio y la vulnerabilidad que produce los transportes compartidos, las sonrisas y las preguntas de curiosidad, etc... , y todo lo que sucede en ellos que casi es la tercera parte de las experiencias gratificantes de mis viajes.

As√≠ que dej√© atr√°s la fachada de la vetusta terminal del aeropuerto y cog√≠ la ancha y √ļnica autov√≠a que mor√≠a en el aeropuerto en busca de la parada del transporte p√ļblico a dos kil√≥metros de all√≠. Los taxistas ni se molestaron en preguntar,nadie importuno al t√≠o que llevaba una peque√Īa mochila de cuarenta litros a la espalda.

El sol, a esas horas era clemente con el caminante, la autovía estaba flanqueada en un lateral por un polígono, y yo caminaba por la acera disfrutando de las primeras sensaciones con el poco equipaje que llevaba. No había facturado ninguna maleta o mochila grande. Llevaba lo justo y eso me daba todavía más libertad de movimientos.

-Perdona, chico,¬Ņd√≥nde est√° la parada de autobuses urbanos al centro de la ciudad?- consult√© en mi ingl√©s sucio y sin entonaci√≥n ind√≠gena a un muchacho con rostro de hast√≠o que consegu√≠a mantener la verticalidad gracias al apoyo del m√°stil que ondeaba la omnipresente ense√Īa nacional.

-Ici,ici...Monsieur!- Me indico en un franc√©s elemental,quien respondi√≥ m√°s por intuici√≥n que por comprensi√≥n. La parada, sin se√Īalizar, enfrente de una rotonda y una gasolinera se encontraba.

Pese a economizar en palabras y gestos en su respuesta, fue √©l quien me sac√≥ de mis primeras cavilaciones y me indic√≥ que aquel veh√≠culo que ven√≠a hacia nosotros con un ronroneo agonizante era el que iba al centro. Alc√© el brazo para que parara y acced√≠ en la furgoneta adaptada para el transporte p√ļblico.

La primera impresión visual de Tánger era de una ciudad profundamente adormecida con la reminiscencia de un pasado más glorioso. Como si estuviera esperando al príncipe azul que la despierte de ese lapso desgarrador y amargo. Las avenidas por donde circulábamos eran anchas y modernas.

No nos entendimos, quien se encargaba de cobrar y yo, era infranqueable el muro de ofuscación que nos separaba para cualquier intento por hacerme entender o el hombre,sencillamente, no quería perder su tiempo con aquel ejemplar ibérico. Así que me dejó, con la mayoría de pasajeros, en un lugar totalmente desconocido de la ciudad, sin referencias.

Después de tomar un té calentito en un local, comencé mi interrogatorio ciudadano para lograr llegar a la estación de autobuses. Nunca pensé que podía ser tan difícil y enrevesado tal menester en conseguir llegar, pero lo fue. Pregunté como cuarenta tangerinos y cada uno de ellos me enviaban en una dirección diferente. ¡Tan difícil es decir no lo sé en vez de mandarme al lado opuesto! Todavía hoy no sé cómo llegué preguntando. Supongo que fue porque, visto el panorama, preguntaba cada diez metros que andaba y así.entre retrocesos y avances, conseguí contemplar el minarete afilado de la mezquita Siria próxima a la estación como perfectamente describía Lonely Planet.

Una explanada polvorienta precedía a la estación por el área que la abordé. Era chiquita y destartalada con un patio interior curioso. En aquellas horas el trajín de gente era considerable, aunque me pareció insignificante para una ciudad como Tánger con una población de un millón de habitantes. Esa estación necesitaba urgentemente un lavado de cara, su aspecto hacía pensar que no la restauraban desde la época que el transporte se hacía en diligencias.

- ¬ŅD√≥nde vas? - Me pregunt√≥ un ansioso y acelerado marroqu√≠.
- A Chefchauen,amigo.
Y en una repisa exterior invadida por una monta√Īa de monedas de una las ventanas de venta de billetes le compre el ticket a uno de los vendedores de la compa√Ī√≠a que tambi√©n iba acelerado .Sal√≠ fuera, a los andenes, y pregunt√© de d√≥nde sal√≠a mi autob√ļs. La se√Īalizaci√≥n era inexistente y el orden no era precisamente una cualidad en aquellas tierras africanas.
Me alegr√≥ ver que mi autob√ļs no era tan viejo como la estaci√≥n, mas mi alegr√≠a dur√≥ poco cuando arranc√≥ el autob√ļs y siguieron sin poner el aire acondicionado y no ten√≠a abertura los cristales. Al menos uno m√°s viejo tendr√≠a ventanas y podr√≠a refrescarme un poco. El bochorno era insoportable en su interior, el trayecto de tres horas se convierti√≥ en un infierno, en una fundici√≥n de hierro se debe estar mejor,pens√©. Ojos que se mueven
La autov√≠a de T√°nger a Tetu√°n estaba impoluta e impecable, sus flancos bien cuidados e inseminados forzosamente de banderas flamantes del Estado marroqu√≠ ,como si estuvi√©ramos en la √©poca de los patriotismos m√°s recalcitrantes y oscuros de la historia, le daban un toque verbenero y surrealista. Quedaba claro que estaba en Marruecos, que esto ya no pertenec√≠a al protectorado espa√Īol, por si hab√≠a alguien que lo dudase despu√©s de tantas d√©cadas.
Dejamos a mano izquierda Tetu√°n, a lo lejos, y la autov√≠a se transform√≥ en una carretera estrecha y sinuosa que progresivamente ascend√≠a. La existencia,definitivamente, se hab√≠a transformado en m√°s agreste y la pobreza se agudizaba.Los campesinos se ve√≠an de vez en cuando en los flancos de la carretera al lado de fardos amarillentos, de terru√Īos grotescos para el cultivo o protegidos por la sombra de los escasos √°rboles de aquella zona; normalmente, con caras resignadas soportando estoicamente el calor insoportable de esas horas. Sin embargo, la peor parte se lo llevaban algunos asnos sujetos a estacas, obligados a soportar las altas temperaturas sin ninguna sombra que los protegiera,como si ellos fueran seres indoloros.

Al final, la tortura se acabó cuando divise las primeras construcciones de Chefchauen, encastrada en una ladera y protegida por la accidentada geografía de las estribaciones del Rif. Ascendí a pie las calles más modernas de la población, en la parte más alta estaba la famosa medina que era una de las atracciones turísticas, y allí se dirigían mis pasos.
En una de las callejones perpendiculares de la insulsa zona nueva unos adolescentes estaban embrollados en el inicio de una pelea.El más fortachon, que parecía el matón del pueblo, empujaba intimidatoriamente a uno de los chavales más frágiles del grupo. Cada vez se caldeaba más la situación hasta que aparecieron cuatro adultos y pararon lo que estaba a punto de desembocar en un torrente de golpes. No creí que la disputa tuviera nada que ver con chicas; sino, más bien, por cualquier estupidez relacionada con el sometimiento. Mientras iba siguiendo mi ascenso lastimero pensé qué espinoso debería ser los primeros escarceos sexuales, sobre todo, con el sexo opuesto para aquellos jóvenes y más, claro está, para el sexo femenino. La absurda coerción, probablemente, condujera a los más libidinosos, en el mejor de los casos, a relaciones homosexuales siendo heterosexuales. Y en los más trágicos..., mejor no pensé.
Cedí, después de varios intentos infructuosos por encontrar el hotel que había reservado, a que me guiara un desdentado e insistente marroquí por las callejuelas azuladas de la medina. Y, esta vez sí, llegamos al Hotel Antonio. Le di la propina que esperaba y accedí al establecimiento.
Un patio interior m√°s recargado que el estilo barroco del siglo XVIII con unas escaleras de caracol que comunicaba con las plantas superiores. Aparte de estar todo muy recargado para mi gusto el sitio era acogedor.


Me dediqu√© al atardecer, despu√©s de una merecida siesta, a explorar el encantador casco viejo. Seg√ļn lo le√≠do, aqu√≠ hab√≠a mucho descendiente de los moriscos expulsados del Califato de Granada en 1942 por los reyes cat√≥licos e incluso en este lugar vivieron una importante comunidad de jud√≠os sefard√≠es hasta que poco a poco fueron abandon√°ndola hasta quedar a mediados del siglo XX el testimonio de su paso en el legado material. Una de las an√©cdotas m√°s curiosas sobre los sefard√≠es fue cuando un contingente espa√Īol lleg√≥ y ocup√≥, a principios del siglo XX, la localidad. Cual fue la sorpresa, despu√©s de siglos de aislamiento, que oyen hablar a algunos ciudadanos en un extra√Īo espa√Īol,eran los sefard√≠es, que pese a ser expulsados de Espa√Īa mantuvieron la lengua, generaci√≥n tras generaci√≥n.
Me sorprendi√≥ ver las placas de las calles de la medina en √°rabe y espa√Īol. Siendo la segunda una lengua no enraizada en aquella localidad y que tanto tiempo ya nadie ten√≠a como lengua materna, a pesar de que hab√≠a personas que lo hablaban bastante bien. Investigando por Internet descubr√≠ que la junta de Andaluc√≠a deriv√≥ 600,000 euros para la pavimentaci√≥n y arreglos de los espacios p√ļblicos, seg√ļn un art√≠culo del ABC de la edici√≥n del 21 de agosto del 2010, aunque no dec√≠a nada de las placas. Sin embargo, a pesar de la buena voluntad de la junta, no le ve√≠a ninguna l√≥gica ese c√°rtel biling√ľe, que parec√≠a m√°s una injerencia cultural que un acto de buena voluntad.

Cen√© cusc√ļs con verduras a las nueve de la noche en uno de los restaurantes del centro, plagado de extranjeros. Aquello era una extensi√≥n m√°s de Port Aventura pero sin atracciones, es lo que se hab√≠an convertido muchas poblaciones del mundo ante el boom tur√≠stico. Y aunque todos tenemos derechos a ser turistas, esos movimientos migratorios transfiguraban inevitablemente el paisaje perdiendo uno de los grandes atractivos por los que se vieron atra√≠dos los primeros viajeros: la singularidad idiosincr√°sica de los territorios.

Antes de dormir, en la sobria azotea del hotel pero con una hermosa panor√°mica, estuve charlando con una pareja de australianos, delgados y con muy buena planta para la edad y el oficio que ten√≠a el hombre: constructor. Hab√≠an cogido unos meses sab√°ticos para conocer en profundidad Marruecos y visitar a familiares en Suiza. Luego se uni√≥ una chica oriental a nuestra conversaci√≥n y se atrevi√≥ a hablar en castellano con dificultad, coment√°ndome que era una enamorada de Espa√Īa y que conoc√≠a muchos sitios del territorio. La chica, pese a no ser muy guapa, ten√≠a un atractivo anhelante. Y aquella noche, en sue√Īos, por supuesto, so√Ī√© en las lejanas tierras con escenas on√≠ricas con ella que quedar√≠an para siempre enterradas en mi memoria como un bonito recuerdo Riendo .
Imagenes relacionadas
Volver arriba

Compartir:
Ver m√°s diarios de Agus1973 Ver m√°s diarios de Marruecos Etapa siguiente Etapa siguiente


VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 5 1
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQU√ć
Visitas mes anterior: 2 Visitas mes actual: 3 Total visitas: 400


Foros de Viajes
Pais Tema: Consejos para Marruecos
Foro Marruecos, T√ļnez y Norte de Africa Foro Marruecos, T√ļnez y Norte de Africa: Foro de viajes del Norte de √Āfrica: Marruecos, T√ļnez, Argelia y Libia
Ultimos 5 Mensajes de 918
556615 Lecturas
AutorMensaje
ANGEMI
ANGEMI
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 09, 2009
Mensajes: 17434

Fecha: Mar Ago 04, 2020 01:13 pm    T√≠tulo: Re: Consejos para Marruecos

@FaniBlues he unido tu mensaje y respuesta a este hilo.

Saludos
FaniBlues
FaniBlues
New Traveller
New Traveller
Ago 03, 2020
Mensajes: 2

Fecha: Mar Ago 04, 2020 02:04 pm    T√≠tulo: Re: Es legal tocar m√ļsica en la calle en Marruecos?

.
De momento la frontera est√° cerrada, no creo que te dejen entrar en este momento.
Del tema musical no sé, pero si pretendes pagarte el viaje con propinas no creo que sea el momento.
.[/quot

Se que las fronteras están cerradas y no pretendo nada más que saber si alguien puede darme alguna respuesta a la cuestión que he planteado, veo que no es el caso.
traveller3
Traveller3
Willy Fog
Willy Fog
Abr 20, 2013
Mensajes: 14490

Fecha: Mar Ago 04, 2020 03:43 pm    T√≠tulo: Re: Es legal tocar m√ļsica en la calle en Marruecos?

En M<rruecos las normas no son tan rigidas como pueden ser en Europa.
La gente por alli se gana la vida trabajando en la calle, y quitando zonas muy turisticas, es dificil encontrar musicos callejeros.
Una curiosidad ¬Ņesa actividad es legal en Espa√Īa?....
HAYATI
HAYATI
Indiana Jones
Indiana Jones
Jun 28, 2007
Mensajes: 1086

Fecha: Mar Ago 04, 2020 09:21 pm    T√≠tulo: Re: Es legal tocar m√ļsica en la calle en Marruecos?

Hola Fani,

Te voy a contestar más por intuición que por conocimiento. Si es legal, vas a tener que soltar una cuantas propinas para conseguir el correspondiente permiso, y si no lo es (que es lo que me temo) vas a tener que soltar muchas más para que no te lleven a la comisaría.

Por si te sirve el dato: voy a Marrakech desde hace veinte a√Īos (tengo casa all√≠) y, salvo en la Plaza de Jemma El Fna, nunca he visto all√≠ un m√ļsico callejero (ni local ni extranjero).
traveller3
Traveller3
Willy Fog
Willy Fog
Abr 20, 2013
Mensajes: 14490

Fecha: Mar Ago 04, 2020 09:52 pm    T√≠tulo: Re: Es legal tocar m√ļsica en la calle en Marruecos?

Y probablemente en Jemma el Fna los artistas tendran que sacar algun permiso...
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta R√°pida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQU√ć


All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter instagram