Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


VIENA: SIMPLEMENTE FANTÁSTICA! (en construcción) -Diarios de Viajes de Austria- Monlis
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: VIENA: SIMPLEMENTE FANTÁSTICA! (en construcción)  -  Localización:  Austria  Austria
Descripción: 6 días intensos en la ciudad imperial (uno de ellos en Melk)
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:




Etapa: PREPARACIÓN DEL VIAJE  -  Localización:  Austria Austria
Fecha creación: 07/09/2014 17:14  
Compartir: 
Compartir:
Este año me ha cogido a mí un poco culo inquieto. En junio estuvimos en Londres, en julio de crucero por el Rhin, y a finales de agosto-principios de septiembre ha tocado Viena. Y lo que queda para octubre: Suiza!

Cuando reservamos en Nautalia el crucero para julio, me supo a muy poco que solo fueran 8 días de viaje, así que el domingo 9 de febrero me dio la vena y empecé a pensar en algún posible destino europeo, para pasar algunos días más de mis vacaciones.

El año pasado, cuando hicimos el crucero en Rusia, hicimos escala en Viena para coger el vuelo a Moscú. Los de Austrian Airlines son muy pero que muy listos, porque en las pantallas del avión te ponen imágenes de la ciudad. Mi madre, nuestra amiga y yo comentamos que la ciudad se veía muy bonita.

Así que cuando en febrero pensé en posibles destinos, recordé como nos habían gustado las imágenes en las pantallas del avión, y pensé: “Y si miro Viena?”. Todo esto sin decir nada a mi madre. Ella sentadita a mi lado, mirando tan tranquilamente la tele. Empecé a buscar webs de vuelos, y acabé mirando directamente en Austrian Airlines, porque habíamos quedado muy contentas con el servicio de la aerolínea. Miré para marchar el domingo 30 de agosto y volver el jueves 4 de septiembre. Los vuelos estaban a 73’25 euros cada uno (el de ida y el de vuelta). No estaban mal. También miré Vueling pero directamente lo descarté porque estaban más caros.

Y yo seguía calladita trasteando el ordenador.

Siguiente paso: buscar un hotel. Miré en el hilo del foro de Austria, donde habla de hoteles. Las experiencias de los foreros eran muy variadas, y salían muchos nombres de hoteles. Apunté unos cuantos y empecé a mirar precios. Los precios eran muy variados.

En ese momento le dije a mi madre: “Te voy a hacer una propuesta. Qué te parece si hacemos unos días en Viena? Ya he mirado vuelos y posibles hoteles y no están excesivamente caros”. La pobre; creó que en ese momento no reaccionó. Pero al final dijo que estaba de acuerdo. Y ella misma me propuso que mirara la web de los hoteles NH, ya que tenemos buenas experiencias en estos hoteles. Así que encontré en el NH WIEN (bastante cerca del centro) una habitación para 3 personas (yo ya incluía directamente a nuestra amiga en el pack), sin desayuno a 588 euros las 5 noches. Menudo precio para ser Viena y en un hotel tan céntrico!

Lo siguiente fue llamar a nuestra amiga para hacerle la propuesta, ya con precios en la mano. Vamos, que no se lo pensó dos veces. Ya estábamos liadas las tres en otro viaje. Y todo porque a mí me entró la vena en una tarde de un domingo de febrero…!
Total, el lunes comenté a mis compañeras de trabajo que cogería esos otros días de vacaciones. Por su parte no había problemas. Ahora solo quedaba comentarlo con mi jefa.

El martes volví a mirar cómo estaban los vuelos y el de ida ya había subido a 88’25 euros. Pregunté a alguna compañera que aun no me había dado respuesta, y hablé con mi jefa. No hubo ningún problema y me dio el OK. Así que sin perder un segundo, al volver de clase de alemán, me dispuse a comprar los billetes. En total, los vuelos y las 5 noches de hotel nos saldrían a unos 365 euros cada una. En el hotel tendríamos que pagar una tasa turística de la ciudad.

Y el martes siguiente ya me compré la guía de Viena en el FNAC. Si habéis leído mi diario de Londres, sabréis que si está, suelo comprar la guía de Ediciones B, de la colección Sin Fronteras. Va muy bien, porque la ciudad la divide por zonas en varios mapas. Así que va muy bien para poder organizar plannings de visitas, de forma bastante racional y ordenada. Os la recomiendo. Hay de París, Londres, Viena, Nueva York, Roma…



Menuda sorpresa la mía, cuando al día siguiente miré mi cuenta y vi que me habían vuelto a cobrar 165’99 euros tres veces más de Austrian Airlines. Vaya susto1 Estaba pagando dos veces cada billete! Busqué el número de teléfono de Austrian por internet y llamé. Era un 902… Se puso una chica que solo hablaba inglés o alemán, así que en inglés le expliqué lo que me había pasado. Me pidió el código de reserva, miró en su ordenador y me dijo que fuera al banco. Pues vaya.

Pero a la mañana siguiente ya me habían devuelto lo que me habían cobrado de más. Menudo descanso.

Pasaron un par de meses y un día, consultando el foro, encontré la dirección para pedir información turística sobre Viena y Austria en general. Así que la solicité. En otra ocasión ya lo había hecho, unos años atrás, porque con una amiga teníamos la intención de ir a Viena, pero acabamos en Bruselas.

Si queréis pedir información es en el siguiente enlace:

www.austria.info

Total, que el viernes 2 de mayo fui a correos a recoger un paquete a mi nombre con toda la información que pedí. Había de todo: mapas e información de Viena, Salzburgo, Linz… Muy muy completo.



Bueeeeeeeeeeeeno! Ya quedaba menos para el viaje! Y poco a poco fui leyendo toda la información que pude del foro, alternando también con la preparación de los viajes a Londres y al Rhin. No daba al abasto!

Y finalmente pasaron los meses y los dos viajes, y el día 28 de agosto ya pude hacer el check-in on line en la web de Austrian. Pude escoger los asientos que quise, porque estaban casi todos libres. Así que cogí en la fila 5.

Y gracias al foro me enteré que con las Boarding Pass de Austrian teníamos algunos descuentos en la ciudad. Os dejo el enlace para que lo podáis consultar.

www.redguide.at/most-v... /1/Vienna/

El vuelo de vuelta no lo podía hacer aun porque tiene que ser 36 horas antes. Ya lo haría en Viena.

Antes de seguir el diario, agradecer otra vez la ayuda de PROSER, por recomendar unos lugares para comer en la ciudad, y algunas visitas interesantes, que por supuesto hice. Chica! Eres un pozo de sabiduría en cuestión de viajes!

Y por fin, después de tantos meses de espera llegó el día. Nos íbamos a Viena! Os dejo con el relato de unos días intensos y fantásticos en la ciudad de los valses y la cultura!

Hasta muy pronto viajeros!
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: PREPARACIÓN DEL VIAJE




Etapa: TOMA DE CONTACTO CON LA CIUDAD. EXTASIADAS!  -  Localización:  Austria Austria
Fecha creación: 24/09/2014 15:30  
Compartir: 
Compartir:
Madrugón! Aunque no tanto como para ir a Estrasburgo en julio. A las 06:15h sonó el despertador. Como siempre, tiempo para terminar de arreglar las cuatro últimas cosas, tomar café con leche y cola-cao y prepararnos.

A las 07:15, súper puntual sonó el teléfono. La compañía de taxis que habíamos reservado nos avisaba que el taxi ya estaba esperando. Cerramos las luces y bajamos a la calle. Cargamos las maletas al maletero y nos fuimos, rumbo al aeropuerto del Prat.

Como no había tráfico a esas horas, llegamos muy rápido. A las 07:35 ya estábamos en la Terminal 1. El taxi costó 41’70 euros.

Rápidamente encontramos el mostrador de Austrian Airlines, compartido con Lufthansa. Había algo de cola, pero mi madre vio que había una fila solo para gente que ya tuviera la Boarding Pass imprimida de casa. Y allí la cola era mínima. Así que en un momento ya estábamos en el mostrador. Bendito check-in on line! Nosotras facturamos una maleta (pese a que podíamos facturar una cada una) y nuestra amiga otra. El chico que nos atendió nos dijo que la puerta de embarque aun no estaba asignada, así que teníamos que estar atentos a las pantallas.

Nos fuimos al control y también pasamos muy rápido. Esta vez nuestra amiga no tuvo ningún problema! Jejejejejejejeje. Total, que a las 07:55 ya lo teníamos todo hecho! En solo 40 minutos nos habíamos plantado allí desde casa, habíamos facturado y habíamos pasado el control. Más rápido, imposible.

Bajamos a la zona de tiendas y nos fuimos al Pans and Company para comprar algo para la hora de la comida, ya que llegaríamos a Viena sobre las 14h y no queríamos perder tiempo para visitar la ciudad. Nos compramos tres bocadillos de jamón ibérico (ñam!) y tres croissants para desayunar. Todo, por 24’90 euros.

Quería cogerme unos pasatiempos para el viaje, pero en el quiosco no tenían los que yo buscaba. Nos paramos también en la tienda Desigual para curiosear un poco. Si nos sobraba todo el tiempo del mundo! No embarcábamos hasta las 09:45!

Poco a poco nos dirigimos hacia la zona B, que es desde donde salía nuestro vuelo. En las pantallas aun no salía ni la puerta, ni cuando pondrían la información de lo que quedaba para ponerla.

Nos sentamos a esperar y aprovechamos el rato desayunando. Eran las 08:15 y a esas horas ya había hambre. Cinco minutos después al menos ya ponía que en una hora estaría la información del número de puerta de embarque. Madre mía!

Aproveché para leer mis apuntes, para hacer parada técnica, para comprar un par de botellas de agua de 0’5 cl en las máquinas (a 1’5 euros cada una. Menudo robo!).

Y finalmente, a las 09:15 salió la puerta de embarque: la B34. Nos dirigimos allí y al llegar, en la pantalla ponía MÁLAGA. Cómo? A ver si me había fijado mal. Volví a mirar en las pantallas informativas. No, no, puerta B34. Pues nada, nos sentamos a esperar, y al poco rato ya cambiaron a VIENA.


Poco a poco iba llegando gente y se iba haciendo ya cola ante la puerta, así que yo también me puse. Al cabo de nada ya había mucha cola por detrás! A las 09:45 empezó el embarque. Primero una mujer que iba en silla de ruedas, las familias con niños y los de business. Y después ya el resto. Nos controlaron la boarding pass y pasamos. No embarcamos por finger, sino que nos montaron en un autobús. Estábamos de las primeras, al lado de la puerta de salida. Cuando llegamos al pie del avión, esperamos porque primero dejaron subir a la mujer que iba en silla de ruedas. Cuando ya estuvo arriba, subimos los demás.


Rápidamente encontramos nuestros asientos, acomodamos las maletas de mano en el compartimento superior y nos sentamos. Poco a poco el avión se iba llenando! Y acabó el embarque.

A las 10:10 como es habitual en Austrian Airlines nos pusieron las normas de seguridad en alemán y en inglés, en las pantallas del avión, con unos dibujitos muy graciosos. Y a las 10:15 ya empezamos a movernos hasta llegar a pista. Finalmente despegamos a las 10:25, 25 minutos más tarde de lo previsto. Pero como después siempre recuperan tiempo…

Menudo sol entraba por las ventanillas. En la playa no había nadie! El mar se veía precioso con el reflejo del sol. Durante unos días no veríamos nuestro Mediterráneo.


A las 10:45 ya estaban las azafatas repartiendo el “desayuno”. Podíamos escoger dulce o salado. El dulce eran las famosas galletas Manner (que ya comimos el año pasado y que están de vicio) y el salado eran galletitas saladas (con forma de nube y avión, que también comimos el año pasado).


Yo me cogí las galletas viciosas y un zumo de naranja, y ellas las nubes y los aviones. Yo ya empezaba con mis prácticas de alemán; me pondría las botas durante seis días!!!!!!!

Una de las cosas buenas de volar con Austrian son las pantallitas donde te van mostrando por dónde vas pasando casi durante todo el viaje, la hora prevista de llegada, etc.

Sobrevolamos la costa francesa. Qué día más bonito hacía! El mar estaba lleno de barquitas disfrutando del agua!



A las 11:10 volvieron a pasar las azafatas por si queríamos beber algo más. La verdad es que el servicio es correctísimo. De acuerdo que tendría que ser así, pero como a veces volamos en compañías low cost, estos pequeños detalles se valoran.

En las pantallas también pusieron dibujos animados. No fueron los de Mister Bean o Just for Laughs como el año pasado, sino Jungle Beat.

El vuelo pasó rapidísimo, porque a las 12h ya empezamos las maniobras para ir bajando. Y el tiempo iba cambiando; ya no era el día soleado de la costa francesa, sino unas nubes bastante densas. Vaya… Tuvimos un poco de turbulencias, pero nada importante. No se veía nada por la ventanilla…

Pero al poco tiempo ya empezamos a ver bosques. Donde el año pasado veíamos sol y la sombra del avión, este año no.


A las 12:15, la hora prevista, aterrizamos en el aeropuerto de Viena, y estaba lloviendo. Las previsiones que había visto por internet se estaban cumpliendo. Qué faena!

El piloto fue finísimo aterrizando!

Como estábamos en la fila 5 a las 12:20 ya estábamos fuera del avión. Madre mía! Ahora nos quedaba la caminata por el aeropuerto! O eso fue lo que nos pasó el año pasado.

Hombre, andamos, pero tanto tanto, no. Llegamos a la zona de la recogida de equipajes y vimos que nos tocaba la cinta 9. En la pantalla anunciaba que tardarían en salir las maletas de 1 a 5 minutos. Así que aproveché para hacer parada técnica. Los baños estaban limpísimos!

Después fue mi madre y enseguida empezaron a salir las maletas. Esto fue un visto y no visto! A las 12:39 ya teníamos las maletas y estábamos listas para irnos a la ciudad.

Como había consultado la web de ÖBB en casa, tenía apuntados los horarios del S7 que nos llevaría al centro. Teníamos uno a las 13:17, así que lo cogeríamos perfectamente. Vosotros también podéis consultarlo aquí:

www.oebb.at/

Salimos de la zona de recogida de equipajes, preparamos los paraguas por si teníamos que salir al exterior, y fuimos siguiendo los indicadores de ÖBB y el dibujito del tren.


Lo tendréis muy fácil. Como veis se ven perfectamente.

Vimos un puesto de venta de billetes, pero el vendedor no estaba, así que seguimos hacia la estación. Bajamos por una rampa y llegamos a un pasillo largo (que raro en ese aeropuerto!).


Y ya llegamos donde estaban las máquinas de venta de billetes.


No había opción en castellano, así que con el inglés nos apañamos para coger los billetes. Cada billete valía 4’40 euros, así que en total nos costó 13’20 para las tres. Con los billetes en la mano, miré la pantalla en la pared para saber desde qué plataforma salía el tren. Desde la 1. Así que validé los billetes en una maquinita que había antes de bajar al andén, justo al lado de las escaleras mecánicas.

Nos pudimos sentar, aunque no había muchos bancos. Pero es que en ese momento, a las 12:55 aun no había mucha gente esperando el S7.

Aprovechamos para comer los bocadillos que habíamos comprado en el aeropuerto. Nos supieron a gloria porque a esas horas ya había hambre.

A las 13:10 llegó el tren que nos tenía que llevar a la ciudad.


Subimos, pusimos las maletas pequeñas en el compartimento superior y esperamos a que llegara la hora de marchar. El tren iba bastante lleno, pero nada exagerado. A las 13:17, con una puntualidad absoluta partimos hacia Viena. Allá vamos!!!!!!

Aproveché el trayecto para acabar de comer. Fuera, estaba lloviendo. Qué pena…! El paisaje, pero, valía la pena. Muy verde todo. Y el cielo gris…

Finalmente, a las 13:45 llegamos a la estación de Wien Mitte. El tren continuaba su trayecto. Bajamos de él y seguimos las señales de U3, para poder coger el metro que nos llevara hasta el hotel.

Nos encontramos con las máquinas para comprar billetes, pero no había nadie para poder preguntar cómo funcionaba el tiquet de 8 días. Estaba en la pantalla, pero como no sabía exactamente cómo funcionaba, preferí dejarlo para más tarde. Así que compramos tres billetes sencillos, a 2’20 euros cada una. En total 6’60 euros. Con nuestros billetes en la mano, nos dirigíamos a validarlos en las máquinas, y un señor me preguntó no sé qué cosa. Pobre hombre, tuve que decirle que no era de allí. Siempre me pasa! La gente me para y me preguntan como si fuera del lugar. Está demostradísimo!

Comprobamos en primera persona que, efectivamente, en el metro no hay barreras. Están las maquinas de validar y nada más. Validé los billetes y bajamos al andén, en dirección a Ottakring. Solamente tardaría 2 minutos en llegar. Teníamos que hacer 5 paradas hasta llegar a Neubaugasse. Llegó el metro y subimos. Es curioso, porque en algunos vagones tienes que abrir las dos puertas manualmente. Quiero decir: en el metro de Barcelona aprietas un botón, o tocas una palanca y se abren las dos puertas a la vez. Pero aquí no. Si solo abres una palanca, solo se abre una puerta. Me sorprendió.

Llegamos a la estación de Neubaugasse, y nos dirigimos hacia la salida a la calle Stiftgasse (me parecía a mí que quizá nos quedaría más cerca de donde teníamos el hotel). Subimos por las escaleras mecánicas y seguimos en dirección a Stiftgasse. Subimos por otras escaleras mecánicas y llegamos a un pasillo de unas galerías comerciales. Enseguida vimos un restaurante de la cadena Nord See, que PROSER me había recomendado. Ya lo tenía localizado! Y justo al lado del restaurante vi un indicador del NH WIEN, nuestro hotel.

Había leído que encontrar el hotel era tan y tan complicado. Para nada! Lo encontramos a la primera! Cierto es que no está en la misma calle Mariahilfer Strasse.

Llegamos a una puerta que daba a una especie de patio y allí estaba la entrada al hotel. Casi ni nos mojamos. En la recepción había una chica. Empecé a practicar mi alemán! Nos comentó que con mi tarjeta (con la que había hecho la reserva) me cobrarían el precio de la habitación, más 50 euros de fianza que al final me devolverían. Nos dio las tarjetas de la habitación 317 y nos preguntó si queríamos desayuno en nuestra estancia en el hotel, ya que el precio no lo incluía. Le pregunté qué valía. 17 euros. COOOOOOOOOOMOOOOOOO? Quita, quita! Yo soy muy fan de los Starbucks cuando estoy en el extranjero, y teníamos uno muy cerquita del hotel.

Aproveché para preguntarle si sabía cómo funcionaba la tarjeta de 8 días de transportes, pero no lo sabía. Le dije que me había sorprendido que en el metro había máquinas de venta de billetes, pero nadie para poder preguntar, y me dijo que era habitual. Bueeeeeeeeeeeno…..

Ya eran las 14:30. Cogimos nuestras maletas y nos fuimos a la habitación. Metimos la tarjeta en la puerta, y al abrirla, casi me caigo del susto. Habíamos pagado una habitación estándar y teníamos una suite!

Había de todo! Nevera, platos, cubiertos, vasos y copas, microondas, cafetera, 2 televisores de plasma, caja fuerte, un saloncito, la habitación, mesa de escritorio…
Juzgad vosotros mismos!













La habitación estaba muy bien, como podéis ver!

Había el carrito de la chica que hace las habitaciones fuera, y cogimos otra toalla de ducha porque solo teníamos dos. Pusimos cosas en la caja fuerte, deshicimos maletas, me puse zapato cerrado (porque estaba lloviendo un poco), y nos fuimos a conocer un poco la ciudad.

Salimos del hotel, pero volvimos porque mi madre y nuestra amiga iban en sandalias y vieron que quizá era mejor taparse un poco más los pies. Yo las esperé en la recepción sentada en un sofá, e intenté conectarme al wifi del hotel, pero no lo conseguí.

Finalmente, a las 15: 20 ya estábamos en marcha. Salimos del hotel a Lindengasse, giramos por Kirchengasse y empezamos con mi plannig.

La primera visita era la iglesia Maria-Hilf-Kirche. En la plaza de delante había un puesto de salchichas, que olía tremendamente bien! Pero ya habíamos comido. Ya caería una, ya!


Por dentro es bastante grande y espectacular. Me sorprendió la costumbre que tienen de poner unas figuras un tanto raras en algunas de las capillas laterales. Son un poco inquietantes.




A continuación intentamos buscar el Maria-Hilf-Kloster que tenía que estar muy cerca, pero no hubo manera. Pero vimos rinconcitos tan bonitos, como este.


Entramos por Raimundhofpassage (bonito, por cierto! Con tiendas) para llegar hasta Windmühlgasse, porque nuestro siguiente destino era la St.Joseph-Kirche. El tiempo estaba un poco raro; iba lloviendo un poco, e iba parando.

La iglesia no era tan impresionante como la anterior.


Volvimos a la Mariahilfer Strasse e intentamos ver la Stiftskirche, pero estaba cerrada, así que seguimos bajando y entramos al patio del Museums-Quartier. Unas chicas estaban haciendo publicidad de los coches Smart y nos dieron unas pulseritas, y nos dijeron que estaban a punto de empezar un concierto en la plaza central. La verdad es que no nos íbamos a quedar, pero sí que íbamos en esa dirección.

El Museums Quartier es un gran centro cultural donde el arte moderno y contemporáneo son los reyes.

Os dejo su página web:

www.mqw.at/

Habían sido las antiguas caballerizas imperiales barrocas de Fischer von Erlach. Hoy en día es uno de los complejos museísticos más grandes del mundo. Pasamos por el Museo de los Niños, el Leopold Museum y el MUMOK. De hecho, entramos a la tienda de este último, solo para curiosear.



Y seguimos con la ruta vespertina, saliendo a la Museum Strasse, para cruzar hacia la Maria-Theresien-Platz. Se trata de la plaza donde se encuentran los dos museos gemelos: el Kunsthistorisches Museum y el Naturhistorisches Museum (dentro está la famosa Venus de Willendorf, con unos 25000 años de antigüedad). Y en el centro la escultura de María Teresa, con la emperatriz entronizada y rodeada de sus ministros. También hay compositores, como el conocidísimo Mozart.




Entramos a la recepción del museo de arte. Impresionante!



Y también nos dirigimos al museo de historia natural, pero la entrada, quizá no era tan espectacular.

Las páginas de los dos museos son estas:

www.khm.at/

www.nhm-wien.ac.at/

Al volver a la plaza ya habíamos escuchado que había música muy alta, pero no sabíamos qué era. Pero era como de discoteca. Así que nos acercamos a Burgring (más que nada, porque también íbamos en esa dirección).

Y al llegar vimos varios camiones con una fiestaza montada! Cada camión era como una discoteca ambulante, con luces, gente bailando…



Os aseguro que la música rallaba un montón. Pero ellos estaban encantados, y lo bien que se lo estaban pasando!

Bueno, dejamos la fiesta atrás y pasamos por la Burgtor, para llegar al recinto del Hofburg, el antiguo Palacio Imperial. Hay un montón de edificios para poder visitar. Empezó con un castillo medieval y los diferentes emperadores de los Habsburgo fueron ampliando el recinto con más edificios. Lo que yo no sabía es que en la actualidad, una parte del Hofburg tiene las oficinas del presidente austríaco.


La información sobre todo lo que concierne al Hofburg está aquí:

www.hofburg-wien.at/

Y llegamos a Heldenplatz (la Plaza de los Héroes, con las estatuas ecuestres del archiduque Carlos y el príncipe Eugenio de Saboya. La plaza había sido una explanada para desfiles) y Neueburg (el edificio más reciente del Hofburg). Impresionante las dimensiones del espacio! Qué grande!


Y ya teníamos la primera visión del Ayuntamiento (Rathaus) a lo lejos.


En la Heldenplatz (y en otros sitios de Viena) si os entra sed, hay unos postes enormes que son fuentes de agua fresca. En el lateral también hay un botón que cuando lo accionas deja caer desde lo alto una lluvia de agua espolvoreada. Supongo que para días calurosos irá de perlas, pero ese día estaba algo fresquito y nublado. Cuando os encontréis con esto, ya sabéis que es una fuente.


Y como no, no podía faltar un clásico en nuestros viajes (menos en el crucero por el Rhin, que esto nos ha fallado). Los novios haciéndose las fotos de boda! Siempre nos los encontramos, en los sitios más insospechados!


Y con la calma, nos fuimos paseando hasta el Volksgarten, que está hay gracias o por culpa de las tropas napoleónicas que arrasaron partes del Hofburg en 1809. Lo primero que vimos, solo entrar al parque, fue la réplica del Templo de Teseo de Atenas.



Nos acercamos. Dentro había una exposición de arte contemporáneo, pero no entramos.

El jardín es precioso y está muy bien cuidado. En especial nos gustó mucho la parte del jardín de rosas. Nos acercamos para ver si olían, y vaya si olían! Algunas rosas tenían unos cartelitos que eran dedicatorias y agradecimientos.

El parque, además estaba lleno de sillas para poder sentarse “al sol”.









Con la musiquita de la fiesta de fondo, salimos del parque por el lado del Burgtheater. Empezamos a ver ya nuestros primeros coches de caballos. Por supuesto que no serían los únicos en esos seis días!


El edificio del Burgtheater es impresionante. Se trata del Teatro Nacional y fue uno de los primeros teatros del mundo germanoparlante. No entramos, pero he leído que en el interior hay una escalinata con frescos de Gustav Klimt


Más información del teatro, aquí:

www.burgtheater.at/Con... /index.php

Fuimos por la Löwel Strasse para llegar hasta la medieval Minoriten-Kirche. La visión de la iglesia desde la calle de entrada era espectacular! Menudo contraste!


La iglesia por el exterior es impresionante, entre los edificios que la rodean.



Entramos y en ese momento estaban haciendo misa en italiano. Así que no nos quedamos ni dimos la vuelta para no molestar.

Volvimos al Volksgarten y vimos más parejas de novios. Seguíamos cumpliendo con la tradición.


Y atravesamos por el Dr. Karl-Renner Ring, entre medio de los camiones que seguían con la fiesta, para poder llegar hasta el Parlament. Estaba llenísimo de gente por todas partes, y la policía había acordonado la zona. Así que hicimos las fotos como pudimos.

El edificio es magnífico, y la escultura de Palas Atenea llama muchísimo la atención.




La inspiración en los templos griegos está clarísima.

Y la fiesta continuaba! Había momentos en que realmente llegaba a ser un poco molesta la música. Mi madre acabó con dolor de cabeza incluso!

Cruzamos por el Rathaus Park, que estaba llenísimo de sillas! Fue una de las cosas que más nos sorprendieron de los parques vieneses: la cantidad de sillas y bancos para poder sentarse. Hileras larguísimas!

Llegamos al Rathaus (el ayuntamiento). En la fachada había una enorme pantalla y unas gradas delante, porque durante el mes de agosto estaban haciendo un festival de cine gratuito.

La verdad es que la pantalla desmerecía muchísimo el edificio, porque es espectacular. Salvando mucho las distancias, eh? Pero me recordaba un poco al ayuntamiento de Bruselas que está en la Grand Place.

La web del ayuntamiento:

www.wien.gv.at/verwaltung/rathaus/

El ayuntamiento es neogótico, del año 1883, con una torre altísima de 98 metros de altura. En lo alto está el famoso Rathausmann, un caballero que porta un estandarte. Vimos una réplica en el parque.





En la zona de detrás de las gradas del cine había un montón de paraditas de comida.


Eran las 18h, así que había animación, pero nada exagerado. La animación ya la tenían los de los camiones-discoteca!

Seguimos por el Dr.Karl-Lueger Ring hasta la Universität. Vimos que había gente que entraba, así que decidimos probar suerte. Atravesamos la recepción y nadie nos paró los pasos. Así que salimos al patio central. Qué calma! Cualquiera diría que a pocos metros había una mega-fiesta montada!

En el patio había unas tumbonas con una pinta de ser comodísimas, así que las probé. Doy fe! Eran muy muy cómodas! Decidimos sentarnos un rato para descansar, y disfrutar del ambiente tranquilo del lugar.




Alrededor del patio había placas y “monumentos” recordando antiguos profesores.




Después del breve descanso decidí explorar un poco el edificio. Si encontraba alguien que me decía que no podía pasar, pues ningún problema. Subí algunas escaleras, vi pasillos con aulas, salas con techos abovedados… El edificio me gustó, y no había nadie!




Si estáis por allí y queréis entrar en el edificio, vale la pena.

La universidad fue fundada en 1365. El edificio actual es del siglo XIX. También he leído que en la sala de ceremonias también hay frescos de Klimt, que representan las diferentes facultades.

La siguiente parada de nuestra ruta era la Votivkirche. Pasamos por el Sigmund-Freud-Park, que tiene 15 árboles plantados en círculo, símbolo de los 15 miembros de la Unión Europea, y a lo lejos ya vimos la iglesia. Imponente. Qué pena que había obras…

Esta es la página donde encontrar información:

www.votivkirche.at/

Según he leído, es un emblema en conmemoración del fracaso del atentado contra Francisco José en 1853.


El interior es enorme e impresionante, y los vitrales, de quitar el hipo.





El exterior estaba en obras de limpieza, pero sigue siendo espectacular.




Y al salir del templo, el sol aparecía en el cielo tímidamente. Qué bien!

Dimos la vuelta a la iglesia y llegamos a la Otto-Wagner-Platz, muy verde y llena de perros jugando a esas horas de la tarde, con sus dueños. En esa misma plaza hay un edificio enorme que es el National Bank.




Entramos a un recinto muy verde que también parecía otro complejo universitario. Al menos había logos de la universidad de Viena. Y salimos a la Alser Strasse. Entramos a la Dreifaltigkeits-Kirche, aunque una monja estaba a punto de cerrar las puertas. Pero yo en realidad estaba buscando el Minoriten Kloster, así que justo al lado de la puerta de la iglesia, había una puertecita por donde entraba alguna persona de vez en cuando, y… Bingo! Allí estaba el claustro. Era un claustro cerrado (no estaba al aire libre), y completamente rodeado de placas de agradecimientos.

En un rincón del claustro estaban celebrando misa en una pequeña capillita.



Y en una vitrina que había justo al lado de la capillita, vimos una Virgen de Montserrat a la venta. Menuda sorpresa!


Quién nos iba a decir que en Viena veríamos a la Moreneta?

En el claustro también vimos las inscripciones en las puertas que habíamos visto en Alemania. Ya nos habían dicho que en Austria también estaban.


Salimos del claustro, giramos por Schlösselgasse hasta Florianigasse, y giramos por la Piaristengasse, para llegar a la plaza de la Piaristen-Kirche, la iglesia de los Escolapios.


La fachada era descomunal! Delante de la fachada había la Mariensäule, Columna de María, erigida en 1713 en gratitud por el fin de la epidemia de peste. Entramos, pero también estaban oficiando misa, así que vimos un momento el interior y los frescos del techo.



Y ya habíamos cumplido con la ruta del día. Eran casi las 19:30 y ya teníamos algo de hambre. Así que vimos un restaurante italiano delante de la iglesia y entramos a preguntar si podíamos cenar. Estaba lleno y la chica nos dijo que teníamos que esperar unos 20-30 minutos. Decidimos continuar y buscar otro sitio.

Así que se me ocurrió que cerca del hotel teníamos el Siebensternbräu, del que había leído en el foro, y nos fuimos hacia allí. Seguimos por toda la Piaristengasse hasta la Kirchengasse y giramos a la Siebesterngasse. Allí teníamos el restaurante!



Entré, pregunté si había mesa, me preguntaron si tenía reserva. Pues no. Miraron a ver si era posible darnos una mesa, y sí! Tuvimos suerte!

Nos sentaron en un comedor (el interior es enorme!) con muchas mesas ya ocupadas. Hacía calorcito dentro, así que empezamos a quitarnos capas de ropa. Nos trajeron la carta, y rápidamente lo tuvimos claro. Teníamos que probar la famosa Wienerschnitzel y la Kartoffelsalat. Así que pedimos una para cada una.

El local es muy agradable. En las paredes tienen etiquetas de botellas de cerveza de todo el mundo.


Y al cabo de poco vinieron los platos. MADRE MÍA! Sí, lo sé, estoy gritando. Pero es que no era para menos. Era enorme. Hacía un palmo! Pero estaba buenísimo. Y la ensalada estaba espectacular!



Pero no pudimos con todo. No estamos acostumbradas a cenar tanto. Quizá con un par nos habríamos apañado.

Cada Wienerschnitzel eran 10’20 euros, más dos cervezas y una botella de agua, en total pagamos 39’50 euros.

Salimos de allí a las 20:50 llenísimas. Como había sido un día intenso, estábamos algo cansadas, y el día siguiente también sería intenso, decidimos ir al hotel a descansar ya.

Giramos Stiftgasse, pasamos por delante de la Stiftskaserne (que no se puede visitar porque es un cuartel de la policía). En una tienda vimos los cerditos que vimos en Maguncia durante nuestro crucero por el Rhin!


Giramos por Lindengasse y allí teníamos una entrada hacia nuestro hotel.

Entramos en la recepción y le pregunté al chico cómo funcionaba el wifi. Me ayudó y enseguida ya lo tuve conectado. Qué gozada! También le pregunté por la tarjeta de 8 días de transporte, pero tampoco sabía cómo funcionaba, así que ya descartamos usarla. Finalmente le consulté si el día antes de volver a casa, podía hacer el check-in on line desde los ordenadores de la recepción. Me dijo que no había ningún problema, aunque la impresora no les funcionaba bien. Pero seguro que el día que nos íbamos estaría reparada.

Nos fuimos hacia nuestra habitación, y al abrirla, el sofá-cama seguía siendo sofá. No nos habían preparado la cama. Así que bajé a recepción, se lo dije al chico y me dijo que en breve subía. Al poco tiempo ya lo teníamos allí. Se disculpó muchísimo. Le ayudamos a hacer la cama y ya estaba preparadita para descansar!

Era brutalmente cómoda! Dormiría yo todas las noches allí.

Estábamos cansadas. Yo me puse un rato la tele en alemán para seguir practicando. Parece mentira, que bien va escuchar solo alemán para entrar cambiar completamente el chip!

Pero mañana tocaba un día intenso, así que a las 22:55 me puse en la cama para dormir bien y recuperar las fuerzas.

De momento, lo que habíamos visto nos había gustado mucho. Y aun nos quedaba mucho más por ver!

Así que Gute Nacht Wien!
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: TOMA DE CONTACTO CON LA CIUDAD. EXTASIADAS!




Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 10 2
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 76 Visitas mes actual: 39 Total visitas: 6414

  Últimos comentarios al diario  VIENA: SIMPLEMENTE FANTÁSTICA! (en construcción)
Total comentarios 2  Visualizar todos los comentarios

Marimerpa  marimerpa  08/09/2014 19:23   
Muy buen comienzo Monlis!! Estoy deseando leer más, como ya te dije en el comentario de mi diario, para ver un poquito más de esta ciudad, ya que mi visita fue express.

Monlis  monlis  08/09/2014 19:54   
Comentario sobre la etapa: PREPARACIÓN DEL VIAJE
Muchas gracias Marimerpa!!!!! Pues podrás ver algo más de lo que tú visitaste, porque la verdad es que exprimimos la ciudad casi al máximo!!!!! Poco a poco más etapas!!!!

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Ciudad Tema: Viena: Consejos, visitas, transporte - Austria
Foro Alemania, Austria, Suiza Foro Alemania, Austria, Suiza: Viajes por Europa Central: Alemania, Austria, Suiza... Consejos e información sobre Viena, Munich, Berlin, Alpes, Tirol.
Ultimos 5 Mensajes de 1559
485211 Lecturas
AutorMensaje
gasolines
Gasolines
Willy Fog
Willy Fog
Ago 15, 2007
Mensajes: 11080

Fecha: Sab May 04, 2019 11:50 pm    Título: Re: Viena: Consejos, visitas, transporte - Austria

Uno cosa es la visita a la escuela de equitacion y otra cosa son los espectaculos (que se ejecutan en otro edificio), ya sean los entrenamientos o el espectaculo en si, por lo que puedes perfectamente comprar la entrada para un espectaculo sin tener que visitar la escuela.


Saludos
gasolines
Gasolines
Willy Fog
Willy Fog
Ago 15, 2007
Mensajes: 11080

Fecha: Sab May 04, 2019 11:53 pm    Título: Re: Viena: Consejos, visitas, transporte - Austria

Por cierto, sobre Bratislava mejor en este post:

Viajar a Bratislava: Consejos, qué ver, museos, compras



Saludos
bojan
Bojan
Silver Traveller
Silver Traveller
Nov 17, 2014
Mensajes: 18

Fecha: Dom May 05, 2019 09:47 am    Título: Re: Viena: Consejos, visitas, transporte - Austria

gasolines Escribio:
Uno cosa es la visita a la escuela de equitacion y otra cosa son los espectaculos (que se ejecutan en otro edificio), ya sean los entrenamientos o el espectaculo en si, por lo que puedes perfectamente comprar la entrada para un espectaculo sin tener que visitar la escuela.


Saludos

Vale mas o menos me ha quedado claro.
Gracias por la informacion
bojan
Bojan
Silver Traveller
Silver Traveller
Nov 17, 2014
Mensajes: 18

Fecha: Dom May 05, 2019 10:28 am    Título: Re: Viena: Consejos, visitas, transporte - Austria

Buenas tardes
Tengo otra preguntilla sobre mi viaje a Viena,la Catedral de san Esteban(visita parte central,catacumbas y torre norte) entra en la Vienna Pass?
He leído las atracciones que entran en la pagina web de la Vienna Pass y no lo veo por ningún sitio,en cambio en otras paginas si que dicen estar incluído.
Gracias
Salodari
Salodari
Dr. Livingstone
Dr. Livingstone
Abr 03, 2009
Mensajes: 5164

Fecha: Dom May 05, 2019 12:07 pm    Título: Re: Viena: Consejos, visitas, transporte - Austria

Aquí mejor para que no se disperse la info Guiño

Tarjetas: Viena Card, Viena Pass - Precios, Información
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ







All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad