Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
Alaska por tierra, mar y aire ✏️ Blogs de America Norte
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace
Blogs 

Alaska por tierra, mar y aire
Diario: Alaska por tierra, mar y aire  -  Localización:  America Norte  America Norte
Descripción: Algo más de tres semanas recorriendo Alaska por libre en caravana y crucero de vuelta a Vancouver en junio de 2018.
Autor: Chufina   Fecha creación: 
 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 26
 1  2  3  ..  9  siguiente siguiente



Etapa: Preparativos  -  Localización:  USA USA
Fecha creación: 30/07/2018 05:52  
Compartir: 
Compartir:
Después de muchos (muchos) años con la idea metida en la cabeza, este mes de junio por fin hemos cumplido mi sueño de visitar Alaska. No puedo decir exactamente qué es lo que me atraía tanto del destino: los animales? la naturaleza salvaje? la aventura? la posibilidad de recorrer millas y más millas sin cruzarte con otro ser humano? Supongo que era una combinación de todo lo anterior, pero el caso es que se había convertido casi en obsesión. Entre unas cosas y otras lo habíamos ido posponiendo año tras otro, y cuando allá por abril del año pasado hice la primera reserva para el viaje (la caravana, con 14 meses de antelación, se dice pronto!) casi no me lo podía creer.

Antes de empezar con los aspectos más prácticos de la preparación, quiero aprovechar para dar las gracias a todos los miembros del foro que tan pacientemente me echaron una mano con sus consejos y opiniones, tanto en los hilos como por privado, así como a todos los que han compartido sus experiencias o diarios. Así da gusto preparar un viaje!

Bienvenidos a Alaska!


Cuándo ir

Una de las primeras decisiones a las que nos enfrentamos fue elegir cuándo ir. No os vayáis a pensar que hay muchas opciones, porque a parte de quienes quieran experimentar la nieve y la falta de luz del invierno, la temporada turística de Alaska normalmente se reduce a los meses de junio, julio y agosto, con algún que otro valiente que se atreve con mayo y septiembre. A grandes rasgos y según mi experiencia (y todo lo que he leído sobre el tema) os diría que hay cuatro grandes bloques:

Mayo – mediados de junio: pretemporada.
+ menos gente, más barato, menos mosquitos, muchas horas de luz y generalmente buen tiempo (menos lluvia), la mejor época para ver ballenas (incluidas belugas en Turnagain Arm).
- algunos sitios están aún cubiertos por nieve, es pronto para ciertas actividades, puede ser pronto para ver osos (y están bastante despeluchados y delgados después del invierno), puede hacer bastante frío.

Mediados de junio – mediados de julio: la mejor época.
+ relativamente poca gente, días muy largos, buen tiempo, empieza a llegar el salmón, época de apareamiento de los osos, muchas flores silvestres.
- algo más caro, más mosquitos, se pueden ver osos pero no pescando.

Mediados de julio – mediados de agosto: la más popular.
+ posiblemente la mejor época para ver osos, menos mosquitos, más calor, salmón por todas partes.
- mucha gente, todo es mucho más caro, llueve más, es más difícil ver ballenas, hay que reservar las actividades.

Mediados de agosto – septiembre: final de temporada.
+ poca gente, más barato, se pueden ver colores de otoño en sitios como Denali, se empiezan a ver Auroras Boreales, se puede ver la gran migración de caribous en la Denali Hwy a finales de septiembre, los osos están enormes y lustrosos después de todo el verano comiendo salmones, se pueden comer bayas salvajes en muchos sitios.
- días mucho más cortos, empieza a hacer frío, puede nevar, algunos sitios cierran por final de temporada y ciertas actividades no se pueden hacer ya en septiembre.

Habrá gente a quienes la obligación de coger vacaciones en un mes u otro no les dejará mucha elección, pero quienes puedan elegir se darán cuenta de que no se puede tener todo y al final hay que buscar el mejor balance dentro de lo que uno quiera ver. En nuestro caso, los precios más bajos para el alquiler de caravana, las horas de luz y el (en teoría) tiempo más seco nos hizo decantarnos por junio, a pesar de que sabíamos que no veríamos osos pescando salmones. A toro pasado, estoy contenta con la decisión, pero el riesgo de ir tan pronto (cogimos la caravana el 4 de junio) es que si el verano tarda en llegar y ha hecho una primavera más fría de lo habitual, como ha pasado este año, te puedes encontrar con nieve en sitios como Denali y pasar algo más frío de lo habitual. Lo del tiempo seco… pues no sé, porque nos llovió prácticamente todos los días, en mayor o menor medida, pero afortunadamente no nos impidió hacer nada de lo que llevábamos planeado, ni nos supuso ningún contratiempo. Diluviar, lo que se dice diluviar, solo diluvió un par de días y por suerte eran días de viaje así que nos pilló en carretera. El resto, podía llover a ratos pero nada que trastocara nuestros planes. Y los días de sol eran sencillamente espléndidos! Lo de las horas de luz la verdad es que lo agradecimos bastante. Vas estirando el día y sigues haciendo cosas, o conduciendo, y antes de que te des cuenta te dan las 10 o las 11 de la noche y todavía tienes que hacer la cena y ducharte. Y a pesar de estirar tanto el día, yo personalmente noté que las horas extras de sol me daban bastante energía. Eso sí, dormíamos como benditos a pesar de la luz. Durante el tiempo que estuvimos allí, o por lo menos durante los 16 días de caravana, el sol se ocultaba un poco entre las 11 o las 12 de la noche y las 3 (¿?) de la mañana, pero no se hacía de noche de verdad.

Personalmente, creo que entre mediados de junio y mediados de julio es la mejor época para ir. Nosotros quizás nos adelantamos un pelín. El otoño es otra opción buena en mi opinión, y ya hemos decidido que algún día volveremos a Alaska a finales de agosto o principios de septiembre para ver esos colores otoñales y, con un poco de suerte, alguna Aurora.

Oso grizzly en Denali National Park


Ruta

Una vez decidido el mes, lo siguiente era decidir la ruta. Como estuvimos a punto de hacer el viaje hace unos años, ya tenía un esbozo más o menos hecho y sabía dónde quería ir, sólo era cuestión de cuadrar las fechas y el sentido de la marcha para poder retrasar la excursión de avistamiento de osos lo máximo posible para no hacerla demasiado al principio de la temporada. La ruta habitual suele ser más o menos circular desde Anchorage, añadiendo al principio o al final la península de Kenai. En nuestro caso, al final, por los osos. Para el resto, había que decidir si hacíamos ruta en sentido horario o antihorario, o lo que es lo mismo, si empezábamos por Denali o por Valdez. La particularidad de Denali NP respecto a otros parques es que para visitarlo hay que coger obligatoriamente los buses del parque, ya que los vehículos privados solo pueden recorrer las primeras 15 millas (29 si acampas en Tek, como nosotros), y hasta el 8 de junio no abre la carretera hasta Wonder Lake, de forma que si empezábamos el viaje por Denali no podríamos adentrarnos en el parque todo lo que nos hubiera gustado porque sencillamente no había buses todavía. Uno de los inconvenientes de ir tan pronto, supongo. La solución, entonces, era empezar la ruta por Valdez, seguir luego hacia Denali, volver a Anchorage, y de ahí a Kenai.

Ruta

Nuestro plan de itinerario era el siguiente, teniendo en cuenta que la caravana nos daba la flexibilidad de dormir donde quisiéramos y realmente solo teníamos fijadas las 3 noches de Denali, porque estaban reservadas:

4 junio llegar a Anchorage sobre las 4 de la tarde después de pasar un par de días en Vancouver. Coger la caravana y poner rumbo a la Glenn Hwy, con intención de dormir cerca del Matanuska Glacier.
5 junio llegar a Valdez.
6 junio crucero por el Prince William Sound.
7 junio kayak en Valdez Glacier y rumbo a Chitina.
8 junio McCarthy Road. Hike por el Root Glacier.
9 junio Kennecott Mill Town Tour y vuelo escénico. Deshacer la McCarthy Road para dormir cerca de Paxson.
10 junio Denali Hwy.
11 junio entrar a Denali, reservar Disco Hike para el día 13 y hacer algún hike en la entrada (Triple Lakes) o el Savage River Alpine Trail. Dormir en Teklanika (reservado).
12 junio Bus a Wonder Lake. Dormir en Teklanika (reservado).
13 junio Disco Hike. Dormir en Teklanika (reservado).
14 junio Rafting por la mañana y luego bajar la Parks Hwy pasando por Talkeetna para dormir cerca de Palmer.
15 junio Llegar a Seward. Por el camino: Independence Mine, Musk Ox Farm, Eagle River Nature Center, Potter Marsh, Turnagain Arm, Winner Creek Trail… Este día hay prevista una Bore Tide en el Turnagain Arm sobre las 17:24 en Beluga Point (lo explico más abajo).
16 junio Crucero de 7.5h por Kenai Fjords NP.
17 junio Harding Icefield Trail y Exit Glacier. Hikes guiados por un Ranger a las 9am hasta Marmot Meadows, luego se puede seguir por libre. Llegar a Homer a dormir.
18 junio Excursión de avistamiento de osos en Lake Clark NP. Llegar a dormir cerca de Soldotna.
19 junio Varias opciones en la zona de Kenai: kayak, algún trail en la Skilak Lake Road, Russian River Falls trail…
20 junio Devolver la caravana en Anchorage a la 1, coger transfer desde el aeropuerto hacia Whittier a las 3, coger crucero Island Princess en Whittier.
21 junio crucero – Hubbard Glacier
22 junio crucero – Glacier Bay NP.
23 junio crucero – Skagway. Excursión en bus+tren al lago Bennett.
24 junio crucero – Juneau. Visita al Mendenhall Glacier.
25 junio crucero – Ketchikan. Excursión en hidroavión al Misty Fjords National Monument.
26 junio crucero – navegación.
27 junio crucero – llegada a Vancouver a primera hora. Vuelo de vuelta desde Vancouver por la noche.

Ese era el plan, y más o menos se cumplió, con algún que otro retoque y alguna que otra improvisación por el camino…

En cuanto a la temida McCarthy Road, al principio no estaba incluida en el itinerario, principalmente porque las empresas de alquiler de caravanas la tienen prohibida. Algunas agencias de alquiler de coches han empezado a permitirla, pero hasta donde yo sé ninguna empresa de alquiler de caravanas te permitirá meter el vehículo por ella. En la práctica, esto significa que si decides recorrerla y te pasa cualquier cosa serás responsable de todos los gastos porque el seguro no te cubre; es más, estarías violando el contrato de alquiler y podrían retirarte el vehículo (y cobrarte el gasto de llevarlo de vuelta a Anchorage). A pesar de esto, hay mucha gente que se atreve a recorrerla y luego cuentan que la experiencia merece la pena, que el paisaje es increíble, que no les pasó nada, que está incluso mejor que la Denali Hwy (que también está sin asfaltar pero sí está permitida)… y claro, te entran las dudas porque no quieres perdértelo. Tampoco os penséis que no hay más formas de llegar a McCarthy: se puede coger un vuelo-taxi de 30 minutos desde Chitina y también hay un servicio de shuttle en minibús que se ventila la carretera en dos horas y media. El problema de estas opciones es que al llegar allí tendrás que pagar al menos una noche de alojamiento (que no es barato) a mayores del dineral que estás pagando por la caravana, aparcada a 60 millas en Chitina, y eso escuece. Se puede hacer ida y vuelta en avión en un día, pero realmente si vas merece la pena dedicarle algo más de tiempo a la zona. Pues bien, nosotros decidimos arriesgarnos, ya veréis luego si nos salió bien o no… sólo os digo que fue, posiblemente, la zona del viaje que más me gustó. ¿Y cómo estaba la carretera? Pues a trozos, en general más o menos bien pero con zonas muy bacheadas en las que no podíamos ir a más de 15 mph… con lo cual tardamos casi 4 horas en recorrer las 60 millas desde Chitina. Encima estaba lloviendo, y no disfrutamos nada del paisaje. A la vuelta hacía mejor día y se nos dio mejor, pero aun así tardamos bastante. Es cierto que estaba algo mejor que la Denali, por lo menos cuando estuvimos nosotros, pero… ¿merece la pena conducirla? Yo creo que si vas en coche y tu empresa de alquiler te permite recorrerla, sí, sin duda. En caravana, y desde la distancia, yo creo que no. Se tarda demasiado y no compensa el mal rato que se pasa pensando que si rompes algo se te cae el pelo. Creo que la mejor opción es ir en avión y volver en shuttle (o al revés) para poder disfrutarla por aire y por tierra. Además, el vuelo te permite disfrutar de las vistas del glaciar al llegar, que es espectacular. Nosotros queríamos hacer el vuelo escénico desde McCarthy de todas formas, y por eso esta opción no nos convencía, pero para quien quiera ahorrarse la excursión, el taxi aéreo es buena opción.


Crucero

Teníamos claro que queríamos combinar el alquiler de caravana con un crucero, porque es la mejor forma de ver la zona sudeste. Hay muchas navieras con recorridos por Alaska, pero en general los cruceros se agrupan en cruceros con salida y llegada en la misma ciudad (Seattle o Vancouver) y cruceros de solo ida (entre Vancouver y Anchorage). Por tiempo y logística del viaje, nos interesaba un crucero de 7 días que saliera de Anchorage y terminara en Vancouver, para descansar al final del viaje. Por cierto, como curiosidad os diré que no hay cruceros de solo ida entre Seattle y Anchorage: una antigua ley federal de cabotaje, que data de 1886, dice que los barcos con bandera extranjera no pueden empezar y terminar el viaje en dos puertos de Estados Unidos, sino que uno de ellos tiene que estar en el extranjero. Hoy en día casi todos los cruceros tienen bandera extranjera para evitar impuestos y leyes de trabajo americanas, así que los cruceros que salen de Seattle tienen que terminar en Seattle.

Aunque la mayoría de los cruceros para en los mismos puertos (Juneau, Skagway y Ketchikan), hay algunos puntos que diferencian unos de otros: el tamaño del barco, y las otras paradas como Glacier Bay o Tracy Arm Fjord. En Alaska hay cruceros pequeños (muy caros, se nos iban de presupuesto aunque nos hubiera encantado porque son opciones mucho más íntimas, de aventura, con excursiones de kayak y otras actividades; por ejemplo con Uncruise o National Geographic), medianos (por ejemplo Holland America o Princess) y grandes (por ejemplo Norwegian). Entre Holland America y Princess no vimos mucha diferencia de precio, pero Norwegian suele ser un poco más barata. Yo hubiera preferido un HAL, porque son un poco más pequeños que los Princess, pero aquí entraba en juego la segunda variable: el itinerario. Para las fechas que manejábamos, solo el Princess pasaba por Glacier Bay. Glacier Bay es un parque nacional con acceso muy restringido, muy pocas navieras tienen permiso para entrar, y el número de barcos por temporada está limitado. Y claro, yo me empeñé en visitarlo. HAL tiene permiso pero no nos cuadraban las fechas, así que nos decidimos por el Island Princess que salía de Whittier el 20 de junio. Como curiosidad, en Ketchikan coincidimos con un HAL, otro Princess y un Norwegian, y pudimos apreciar bien la diferencia de tamaño:

Princess (izquierda) y Norwegian (derecha)

HAL (izquierda) y Princess (derecha)

Una vez decidido qué barco y qué día queríamos, tocaba reservar. Esto fue toda una aventura, porque las navieras americanas en general no permiten que las agencias americanas vendan billetes a extranjeros, para así fomentar la compra en Princess Europa o Princess Oceanía o lo que sea. Como os imaginaréis, los precios europeos de Princess eran bastante más altos que los americanos. Contactamos con varias agencias y todas nos decían que no podían vendernos billetes si no teníamos pasaporte estadounidense o canadiense. La única que nos “aceptaba” como clientes era Vacationstogo, que curiosamente era la que siempre usábamos para comprobar precios porque es donde estaban más baratos. La trampa era que teníamos que pagar un suplemento de $100 por persona, y aun así salía mejor que cogiéndolo en cualquier otro sitio.

Como llevábamos tanto tiempo planeando el viaje, habíamos estado monitorizando en Vacationstogo los precios de los cruceros del año anterior, y habíamos visto que los precios bajan mucho según se acercan las fechas. Cuando salieron los precios para verano 2018 estaban carísimos, y aunque ya sabíamos qué barco queríamos, decidimos esperar. Y esperar… y esperar… esperamos tanto, que estábamos a un mes de salir de viaje y todavía no teníamos billetes! Yo contaba con que el barco no se iba a llenar, pero obviamente es una apuesta arriesgada porque ya teníamos todo el viaje montado y teníamos que coger ese barco sí o sí. Pero finalmente los precios empezaron a bajar y conseguí convencer a mi marido de esperar a la siguiente bajada… él los quería coger ya! Volvieron a bajar y ahí ya los cogimos, no queríamos arriesgarnos más (luego vimos que siguieron bajando…). Los precios de la web de Vacationstogo no incluyen tasas ni el suplemento de $100 por persona por ser extranjeros, tenedlo en cuenta. Al final los sacamos por $883 por persona ($558 de tarifa, $225 de tasas y $100 de suplemento) en camarote con ventana pero de los más baratos, de esos que tienes la ventana medio tapada por un bote salvavidas. Obviamente, cuanto más esperes menos camarotes quedan disponibles y generalmente van quedando los peores: el que está justo debajo de la discoteca, o encima del casino, o al final del barco. A la hora de elegir camarote, tened en cuenta qué tendréis por encima y por debajo (aunque un crucero por Alaska no es precisamente de mucha juerga!), si está cerca de ascensores, o de las piscinas, o de los restaurantes…


Coche o caravana?

Una duda habitual es si hacer el viaje en caravana o en coche + hotel. Desde un punto de vista económico, yo creo que no hay demasiada diferencia, quizás incluso salga mejor la caravana si la coges con suficiente antelación: pensad que los alojamientos pueden ser $150-$250 la noche, más el gasto del alquiler de coche, mientras que la caravana a nosotros nos costó $209 la noche incluyendo el seguro ampliado, km ilimitado y la cobertura por cancelación (que no es obligatoria, pero como lo reservamos con tanta antelación…). El problema de los hoteles es que te limitan mucho el itinerario, tienes que reservar con tiempo porque hay pocos, y no dejan sitio a la improvisación, mientras que esa es la gran ventaja de la caravana: puedes parar a dormir literalmente (casi) donde quieras, y te da la gran libertad de prepararte las comidas y las cenas. Los restaurantes no son precisamente baratos, así que comer y cenar fuera todos los días puede suponer muchísimo dinero. Por otro lado, la caravana consumirá mucha más gasolina.

Hay varias empresas de alquiler de caravanas, pero la más grande y con mejor servicio, de lejos, es Great Alaskan Holidays. Ya veréis a lo largo del diario que nosotros tuvimos un par de percances con ella y se portaron genial con nosotros, incluso nos devolvieron dinero al final de viaje. Son vehículos nuevos, dos años máximo. La segunda empresa en número de vehículos que se ven por la carretera yo diría que era Cruise America, que funciona en todo Estados Unidos (GAH es sólo de Alaska). Luego hay otras como ABC o Clippershare pero estas tienen peor reputación, vehículos más antiguos y (según nos contaron los dueños de un RV Park) muy propensos a dar problemas. Nosotros pedimos precio a todas estas y curiosamente la que mejor oferta nos daba era GAH, así que no lo dudamos. Reservamos en abril de 2017 para junio de 2018 una RV de 24 pies (7.3 metros de bicho), que es considerada “pequeña”. Curiosamente, las pequeñas, de 22 y 24 ft, se alquilan muy rápido porque tienen menos unidades, y si reservas muy tarde seguramente tendrás que manejarte con un bicharraco de 30 ft. Muchas tienen un panel lateral o slide out que se abre para dar más espacio por dentro cuando estás aparcado, la nuestra lo tenía y la diferencia era notable, aunque es un mecanismo que no está exento de problemas…

Como os decía, cogimos el seguro de cancelación, que fueron $132 no recuperables, pero te permitían recuperar el depósito de $500 que hicimos al reservar. Además de esto, cogimos la tarifa con kilometraje ilimitado, la ampliación del seguro CDW por $35 al día para reducir la franquicia en caso de colisión de $2500 a $250, y en caso de incendio o robo de $2500 a cero. También cogimos una barbacoa pequeña, dos sillas y un hervidor de agua. Nos costó un total de $3350 con todo ya incluido para 16 días de alquiler, es decir, $209 al día. GAH tiene otros detalles como uso gratuito del generador (otras empresas te lo cobran por minuto) y que no tienes que limpiar la caravana antes de devolverla. Nosotros, a pesar de los problemillas que tuvimos con la nuestra, estamos muy contentos de haber alquilado con ellos, y repetiríamos sin dudarlo.

Nuestra compañera de fatigas durante 16 días


Maleta

¿Qué se lleva uno a un viaje a Alaska? ¿Hará frío? ¿Hará calor? ¿Lluvia? ¿Nieve? ¿Bañador para el crucero? La solución es vestirse a capas, cual cebolla regordeta, y no olvidarse de ciertos imprescindibles como el chubasquero y las botas impermeables. Nosotros llevábamos camisetas de manga corta y manga larga, camisetas y mallas térmicas, pantalones de senderismo, pantalones waterproof, botas de senderismo impermeables, sudaderas y forros polares, guantes, braga y gorro… y de abrigo, un plumas de esos finos que no pesan mucho, un softshell y un chubasquero en condiciones, todo de Decathlon. En algún momento nos pusimos las tres cosas a la vez, con una camiseta térmica, una de manga larga y un polar debajo. En serio. Las camisetas de manga corta vieron la luz en Vancouver, pero en Alaska solo las usamos creo que un total de unas tres horas durante todo el viaje.

Además de la vestimenta más deportiva, llevábamos unos vaqueros (para Vancouver y para el crucero principalmente), algún jersey y alguna camisa. Vaqueros y camisa era nuestra idea de “vestido de gala” para las cenas pijas del crucero, y en alguna casi no nos dejan entrar, pero no íbamos a cargar con vestiditos monos para usarlos unas horas en todo el viaje. El espacio en la maleta era demasiado valioso.

En cuanto a lo que no es ropa, llevábamos muchas cositas útiles:
- Pasaporte con 6 meses de validez. En Estados Unidos hay que pedir el ESTA si no lo tienes en vigor, y en Canadá tuvimos que pedir el equivalente canadiense porque llegábamos por avión. Curiosamente, si llegas por barco no es necesario, pero nosotros llegábamos por barco la segunda vez, a la vuelta de Alaska.
- Carnet internacional de conducir – o un carnet en inglés como el nuestro de Nueva Zelanda.
- Gafas de sol. Intentar andar por un glaciar en un día de sol sin gafas es una forma infalible de quemarte las córneas.
- Un mini kit McGyver como en nuestra aventura por Namibia y Botswana, con bridas, cinta aislante, una navaja multiusos, alambre… aunque esta vez no tuvimos casi que usarlo.
- Cables para cargar móviles, tableta y cámara. Para esto, si no queréis alquilar el inversor de corriente con la caravana, viene muy bien un cargador usb de coche con varias entradas.
- Kit de vuelo (también útil cuando sale el sol a las 3 de la mañana y estás aparcado al lado de la carretera): antifaz y tapones.
- Prismáticos.
- Cámara, baterías, y trípode.
- Linterna frontal recargable por usb.
- Guías de viaje (ver más abajo).
- Adaptador de enchufe americano para cuando estuviéramos en un camping con electricidad, y para el crucero.
- Bastones de hiking.
- Botellas de agua rellenables.


Dinero

Estados Unidos es un destino ideal para usar tarjeta, y en nuestro caso llevábamos una Revolut y una Bnext cada uno. Antes de ir, todas las reservas y pagos por internet los hicimos con Revolut, y todo genial. Durante el viaje también usamos principalmente la Revolut y funcionó maravillosamente bien: muy fácil de controlar todo desde la app, cambio inmejorable y ninguna comisión. Sacamos dinero un par de veces en cajeros de estos de gasolineras y tuvimos que pagar comisión de algunos dólares, pero era una comisión del propio cajero y no de Revolut. En Ketchikan sacamos en un Wells Fargo y os confirmo que no tenía comisión ninguna.

La otra gran ventaja de Revolut es que te permite crearte una cuenta en USD y puedes ir cambiando dinero antes de ir si ves que el cambio es favorable. Nosotros cambiamos casi todo lo que sabíamos que nos quedaba por gastar en abril, cuando el cambio estaba a 1.24 $/€, y luego durante el viaje había bajado hasta 1.15-1.18. De esta forma, si lo cambias antes, ya tienes los dólares en tu cuenta y cuando pagas allí Revolut te lo va descontando de esa cuenta, y te despreocupas del cambio cada día. Y todo en cuestión de segundos con la app. Un 10 para Revolut.


Reservas

Otra de las grandes preguntas: ¿hay que reservar todo con antelación? Pues hay cosas que indudablemente hay que reservar con tiempo, cuanto más mejor: la caravana/coche y los hoteles si los necesitáis. Son cosas que no bajan de precio, sino todo lo contrario. La otra cosa que es imprescindible reservar, si quieres hacerlo, es el camping dentro de Denali. Como os decía más arriba, el parque no se puede recorrer en vehículo propio pero tiene varios sitios donde acampar (algunos solo para tienda, otros para tienda y caravana) a lo largo de la carretera que se adentra hasta Kantishna, al final del parque. El camping de caravanas más metido en el parque está en la milla 29, y se llama Teklanika (Tek). Es una opción buenísima si puedes permitirte pasar allí 3 días, ya que no se pueden reservar menos noches. La primera gran ventaja es que estando ya a una hora de la entrada, es una hora de ida y otra de vuelta que te ahorras en el bus; además, hay poca gente y es mucho más auténtico dormir allí que en la entrada. Es un camping tranquilo y agradable, junto a un río por donde puedes pasear. La segunda gran ventaja es que Tek es el único camping que ofrece un pase de buses a un precio muy módico: $40 por persona y puedes coger todos los buses que quieras durante tu estancia en Tek. Teniendo en cuenta que el bus a Wonder Lake desde la entrada ya son $65, el Tek Pass es una ganga. A cambio, no puedes mover el vehículo durante tu estancia, y no puedes ir hacia la entrada del parque, sino solo hacia dentro. Y por supuesto, si quieres dormir allí, tienes que reservar con tiempo porque está súper solicitado. Nosotros reservamos en enero, en cuanto abrieron las reservas del verano 2018. Fueron $25 por noche.

En el resto de actividades no es estrictamente necesario reservar, o por lo menos para junio que todavía no es temporada alta. La única excepción es quizás si quieres usar el Toursaver, que es un conjunto de cupones descuento para diversas actividades por Alaska. Muchas de ellas ofrecen un 2x1 pero limitan el número de cupones que se pueden canjear al día, de forma que si cuando vas a usarlo ya hay otra persona en esa excursión que lo ha usado te pueden decir que no, y por ello recomiendan reservar (y piden pago por adelantado, claro). Esto obviamente tiene sus ventajas y sus inconvenientes. ¿Merece la pena? Depende de lo que quieras hacer. El librito cuesta $99 (creo que se puede comprar en cualquier supermercado) pero lo puedes comprar online como una app para el móvil y es un pelín más barato ($89). A nosotros ya solo el descuento de $50 por persona para el crucero de 7.5h con Major Marine Tours en Seward ya nos ahorraba más de lo que costaba el toursaver, y luego lo usamos un montón. En total, usando el toursaver nos ahorramos $567, y nos costó $89, así que nos vino muy bien. Volviendo al tema de las reservas, nosotros reservamos lo de Major Marine para Seward pero las otras actividades con el Toursaver las fuimos cogiendo sobre la marcha. Intenté reservar el hidroavión a Misty Fjords National Monument en Ketchikan usando el 2x1 con Taquan Air pero me dijeron que no aceptaban reservas porque trabajan con las navieras y bloquean los asientos para la gente que contrata a través del barco, y que lo único que podía hacer era esperar a la misma mañana que llegáramos a Ketchikan y preguntar si había quedado alguna plaza libre.

Las otras dos actividades que reservamos porque no queríamos quedarnos sin plazas, además del crucero de Seward, fue el crucero en Valdez y el avistamiento de osos.

Denali NP


Actividades

Alaska ofrece multitud de actividades para todos los gustos y presupuestos, pero cuando empiezas a sumar te das cuenta de que son muy caras. Hay que tener en cuenta que son actividades de temporada, y en escasos 3 o 4 meses tienen que hacer suficiente negocio para compensar el invierno, y encima en esos 3 o 4 meses algunos días tendrán que cancelar porque haga mal tiempo. En conclusión, no son actividades baratas.

Cruceros de avistamiento Se pueden hacer, principalmente, desde Seward o Valdez, y son barcos que te llevan a lo largo de la costa durante 5-8 horas en busca de animales y glaciares de marea. Para mí, una de las actividades imprescindibles de cualquier viaje a Alaska. Y por si alguien se lo está preguntando: incluso haciendo un crucero grande de una semana merece la pena pagar por una excursión de estas, porque verás ballenas, nutrias, orcas, leones marinos y glaciares mucho más de cerca de lo que podrás verlos desde el megabarco. Nosotros hicimos el Lulu Belle en Valdez ($140 pp) y el Major Marine de 7.5 h en Seward ($142 pp con el toursaver). ¿Cuál nos gustó más? Es difícil dar una respuesta objetiva porque en Valdez nos hizo uno de los mejores días de todo el viaje, y en Seward probablemente uno de los peores. En ambos vimos glaciares y muchos animales.

Glacier hike Otra de las actividades más típicas, se suele hacer o bien en el Matanuska Glacier (en la Glenn Hwy) o en el Root Glacier (en Kennicott). Nosotros lo hicimos en el Root con McCarthy River Tours & Outfitters porque teníamos un 2x1 con el toursaver, y nos gustó mucho. $99 para los dos.

Kayaking Nos hubiera gustado hacer kayak entre icebergs, y nuestra idea era hacerlo en el Valdez Glacier, pero no la llevábamos reservada y cuando fuimos a reservarla la tarde anterior nos dijeron que estaban llenos. Mala suerte! En Valdez, tanto Anadyr Adventures como Pangaea ofrecen distintas opciones con más o menos grado de dificultad (y precio). Se puede hacer también en Seward (Bear Glacier tiene muy buena pinta).

Vuelos escénicos Otra actividad imprescindible para mi gusto. Hay muchos sitios donde hacerlo: en Talkeetna o a la entrada de Denali para sobrevolar el Denali y las montañas de alrededor (incluso aterrizando en un glaciar), en McCarthy sobrevolando el Wrangell-St. Elias NP, en la zona de Kenai, en Ketchikan para ir a Misty Fjords… Nosotros habíamos leído que el vuelo en McCarthy era muchísimo más espectacular que en Talkeetna, y a pesar de tener un 2x1 para Talkeetna, nos decidimos a hacerlo en McCarthy y, personalmente, fue una de las mejores (si no la mejor) actividad de todo el viaje. Nos costó $240 pp el vuelo de 70 minutos con Wrangell Mountain Air (los hay más cortos y más largos, con distintos precios). El de Misty Fjords lo hicimos con Taquan Air y con el 2x1 del Toursaver fueron $269 para los dos, pero aquí creo que si no tienes el descuento no merece la pena hacerlo. Quizás porque lo hicimos al final del viaje y ya habíamos visto muchas cosas, pero no me impresionó tanto como para compensar gastar más de $500 entre los dos si no llegamos a tener el descuento…

Rafting Se puede hacer en el río Nenana (en la entrada de Denali) o en el Wrangell-St. Elias NP desde McCarthy. Hay más sitios (en Hope por ejemplo hay unos rápidos de categoría V) pero esos dos son los más habituales. Esto no entraba en nuestros planes iniciales pero luego me animé a meterlo al ver que teníamos un 2x1 en el Toursaver. Lo hicimos con Denali Park Village. $99 para los dos.

Avistamiento de osos Una de las actividades estrella de Alaska, pero también la más cara. En su día escribí un resumen de mis indagaciones en el hilo correspondiente del foro, os lo copio aquí:

Quote::

Wolverine Creek

Desde: Soldotna

Duración: El vuelo es cortito, media hora, y luego se pasan unas 4 horas con los osos.

Mejor época: A partir de mediados/finales de junio hasta mediados de agosto.

Qué se ve: Tras el vuelo, se pasa el resto del día en un barco. Es un punto de concentración de salmones y muy popular para pesca, con lo que se suelen juntar muchos barcos de gente tanto pescando como viendo osos. Puede llegar a estar bastante concurrido.

Empresas y precios: Es la opción más barata (todo es relativo...). Talon Air ($395), High Adventure Air (normalmente $375, pero ahora mismo tienen una oferta para junio por $340). Ambas empresas organizan, además de los tours de avistamiento, excursiones para pescar y cazar, algo que a mí particularmente no me hace mucha gracia. No termino de entender que lo mismo te lleven a hacer fotos a los osos que a matarlos... Ojos que se mueven


Katmai NP

Desde: Homer

Duración: Es el vuelo más largo, algo más de una hora. Se pasan como mínimo 3 horas con los osos.

Mejor época: Desde junio a septiembre, distintos puntos según el mes (más info aquí).

Qué se ve: se suele aterrizar en una playa y luego se va a pie con el guía buscando a los osos. A principios del verano, cuando todavía no hay salmones, se ve a los osos buscando almejas en la arena y comiendo vegetación. A partir de julio ya se les ve pescando, incluida la famosa estampa de Brooks Falls donde se les ve coger salmones al vuelo en las cascadas.

Empresas y precios: Bald Mountain Air ($700), Alaska Bear Adventures ($695-$725), Scenic Bear Viewing ($695), Smokey Bay Air ($625, pero ofrecen 10% de descuento con el código HomerChamber2018).


Lake Clark NP

Desde: Homer

Duración: El vuelo dura alrededor de 45 minutos. Se pasan como mínimo3 horas con los osos.

Mejor época: Desde junio a septiembre, distintos puntos según el mes (más info aquí).

Qué se ve: Similar a Katmai.

Empresas y precios: Las mismas que van a Katmai, excepto Bald Mountain Air que no va a Lake Clark. Otra opción en Lake Clark es Natron Air, que ofrece una combinación de vuelo escénico con aterrizaje en una playa para avistamiento de osos por $395 (pero son solo 20 o 30 minutos fuera del avión).


Otras opciones

Kodiak: los osos de la isla Kodiak son lo más grandes e impresionantes, pero también es la opción más cara. Está más lejos y se puede ir en ferry con la caravana, o dormir en uno de los lodges de la isla.

Chinitna Bay en barco: Algunas empresas como esta o esta organizan tours en barco en lugar de avión para ir a Chinitna Bay (parte de Lake Clark NP). Son más baratos pero la travesía en barco es larga y el mar puede estar bastante revuelto.

Lodges: En Lake Clark hay lodges que organizan paquetes "overnight", una estancia de 24 horas que incluye los vuelos, las comidas, el alojamiento, tres ó cuatro salidas con guía en busca de osos... Son caros, pero todos los comentarios son buenísimos y la gente vuelve encantada. Y la verdad, entre pagar $700 por una excursión de 5 o 6 horas o un poco más por una de 24 horas con mucho más tiempo con los osos, más las comidas... La opción más barata es Silver Salmon Creek Lodge ($950), pero hay otras como Alaska Homestead Lodge y Bear Mountain Lodge.


Nosotros en un principio habíamos pensado hacer el tour a Wolverine Creek por aquello del presupuesto, pero había un par de cosas que no me convencían: una, que por lo visto se juntan muchos barcos y a veces hay que turnarse con los barcos de alrededor (ir rotando) para acercarse a los osos; y dos, que estar todo el día sentados en un barco (y hacer las fotos desde un barco) no me seducía demasiado. Pagar $700 para ir a Katmai o Lake Clark me parecía una barbaridad, y sinceramente, hubiera preferido pasar la noche en Silver Salmon Creek (de hecho escribí y me confirmaron disponibilidad, pero luego me rajé). Smokey Bay Air se queda muy bien de precio ($562) con el descuento del 10% de la Cámara de Comercio de Homer, tiene muy buenas críticas, y han sido muy rápidos y amables contestando dudas por email, así que hemos reservado con ellos Mr. Green

Lake Clark NP

Bore tide Esto más que una actividad es un fenómeno meteorológico muy curioso que pasa en ciertas partes del mundo cuando la diferencia entre la marea baja y alta es de más de 6 metros y cuando la marea, al subir, tiene que rellenar un pasaje estrecho como por ejemplo el Turnagain Arm. Aunque ocurre todos los días, las olas más grandes se producen alrededor de la luna nueva y la luna llena. Se ve desde prácticamente toda la Seward Hwy hasta Portage, pero hay puntos como Beluga Point o Bird Point que son los más típicos. En esta web tenéis más información y los horarios estimados para este año. Curiosamente, nos enteramos de que el día que íbamos a pasar nosotros por allí coincidía con una marea especialmente alta así que lo incluimos entre nuestras “actividades”.

Actividades durante el crucero Las excursiones del crucero es mucho mejor organizárselas uno mismo. Podrás hacer lo mismo que te ofrece el barco pero mucho más barato. Nosotros en Skagway cogimos el tour Bennett Scenic Journey con Chilkoot Charters & Tours ($234 pp), en Juneau reservamos un taxi para ir al Mendenhall Glacier, y en Ketchikan hicimos la de Misty Fjords que os comentaba arriba.

Otras actividades Hay otras muchas actividades como hikes, visitas a minas abandonadas, la granja de bueyes almizcleros… que os iré contando durante el diario.


Móvil

Queríamos tener acceso a datos y llamadas durante el viaje así que lo mejor era comprar una sim local de prepago. Estuve mirando qué opciones había y la que más me convencía era AT&T, que tiene un plan de 8 Gb con llamadas ilimitadas por $40. La sim cuesta $1 y te la envían gratis a cualquier dirección de Estados Unidos. Pregunté a los de Great Alaskan Holidays si podía enviarla allí y me dijeron que sin problema, y aunque también se puede comprar en cualquier supermercado, esto me ahorraría tiempo el primer día. Lo malo es que lo dejé hasta el último momento y se hizo muy tarde para que la sim llegara a tiempo, así que al final no la pedí y la tuve que comprar en persona al llegar (por cierto, en el super costaba mucho más…$10!). Os aconsejo que la pidáis con tiempo y la enviéis a la empresa de alquiler de coches o al primer hotel donde os quedéis. Aunque hay zonas sin cobertura, en general funciona bien y merece la pena poder ir llamando a los campings o a las actividades para reservar, y poder dar un número de contacto local en las reservas.


Guías

Tenía la Lonely Planet comprada desde hacía años, y después compré una llamada Moon (que estaba bastante bien). Pero sin duda la mejor guía de Alaska, la imprescindible, la que se convertirá en vuestra biblia durante todo el viaje, es la Milepost. Este tocho tamaño guía telefónica es un detalladísimo mapa de carreteras con toda la información que podáis necesitar. Va narrando, milla a milla (de ahí su nombre), todo lo que hay en todas las carreteras del estado, ya sean miradores, gasolineras, campings, restaurantes, apartaderos para dormir, oportunidades de ver animales (o de que se te crucen en la carretera)… Hay que cogerle el punto y al principio puede costar un poco manejarse con ella, pero cuando la entiendes, te das cuenta de que es posiblemente la mejor inversión del viaje. Puedes comprarla allí por unos $30 o pedirla por correo por adelantado si quieres ir preparando el viaje antes de salir (yo la pedí en Bookdepository con envío gratis).

Root Glacier, Wrangell-St.Elias NP
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Preparativos



Etapa: Prólogo y epílogo: Vancouver  -  Localización:  Canada Canada
Fecha creación: 30/07/2018 07:45  
Compartir: 
Compartir:
Llegamos a Vancouver en un vuelo procedente de Auckland el día 2 de junio sobre las 2:30 de la tarde. Nunca habíamos estado en Canadá y Vancouver nos parecía un buen sitio donde pasar un par de noches antes de volar a Anchorage. Reservamos una habitación cerca del Ayuntamiento a través de AirBnB para dos noches, de forma que tendríamos disponible la primera tarde, el día siguiente completo y el último día desde que nos dejara el crucero a primera hora hasta que tuviéramos que ir al aeropuerto a por nuestro vuelo de vuelta a las 8 de la tarde. Vancouver es una ciudad que nos sorprendió gratamente. No es que no esperáramos gran cosa, sino que estábamos tan concentrados en la preparación del viaje por Alaska que a Vancouver no le habíamos hecho demasiado caso, y resultó ser una ciudad muy agradable que nos gustó mucho.

Metro de Vancouver

Llegamos al aeropuerto y después de pasar los controles pertinentes salimos directos a coger el Skytrain, que es el sistema público de transporte de la ciudad, una especie de metro que llega hasta el aeropuerto y en media hora te planta en el centro. Como era sábado, la tarifa era reducida: C$2.85 más otros C$5 por suplemento al salir desde el aeropuerto (curiosamente, el suplemento solo lo cobran si vas hacia el centro, pero no cuando vas del centro al aeropuerto). Hay un pase de día que te permite hacer viajes ilimitados por C$10 (más otros C$5 por el suplemento si lo comprábamos en el aeropuerto) pero esa tarde no pensábamos hacer mucho y no nos compensaba. En media hora nos estábamos bajando en la estación de Broadway / City Hall para ir a nuestro alojamiento, una habitación en un apartamento muy mono. Soltamos las maletas, nos dimos una ducha y nos fuimos a descubrir la ciudad, pero lo primero era comer. Al lado de la estación del skytrain vimos una taquería que nos había recomendado nuestro anfitrión de AirBnB, y allí comimos por C$27 (Taquería Pinche Taco, muy ricos!), y nos encontramos otra vez con la maldita costumbre de dar los precios sin tax. Que sepáis que en Vancouver el tax en restaurantes es del 5% y en tiendas del 12%.

Después de comer volvimos a coger el metro para llegar al Downtown, que estaba 4 paradas más allá. Lo que no sabíamos entonces es que los billetes de metro son válidos durante 90 minutos y te permiten hacer transbordos, así que compramos otros dos billetes (C$2.85 pp) y nos fuimos hasta el Waterfront, donde llegaría nuestro crucero muchos días después. Allí al lado empieza Gastown, la parte más antigua de la ciudad, y hoy en día llena de pubs y tiendas de souvenirs, y con su famoso reloj de vapor. Aquí tenéis un mapa turístico de la ciudad.



Gastown

No teníamos planes ambiciosos para esa primera tarde así que nos conformamos con pasear por la zona, nos acercamos a Chinatown (continuación de Gastown), y volvimos al Waterfront para ver Canada Place, el inmenso muelle / centro de convenciones donde atracan casi todos los cruceros que llegan a la ciudad. Allí están también los hidroaviones que hacen vuelos turísticos sobre la ciudad, y como eran los primero que veíamos, nos quedamos un rato embobados viéndolos despegar y aterrizar.


Waterfront

Estábamos cansados y decidimos volver a la zona del apartamento para cenar y meternos en la cama pronto. Cenamos en un japonés, también recomendado por nuestro anfitrión (C$44), que estaba muy bueno, y de camino de vuelta al apartamento pasamos por un supermercado Safeway y aprovechamos para comprar algo para desayunar al día siguiente. Esa noche dormimos como benditos.

Downtown

Al día siguiente la idea era levantarse prontito para alquilar una bici y recorrer Stanley Park, porque la previsión del tiempo decía que iba a llover a partir de la 1 o las 2 y queríamos hacerlo a primera hora. Pero estábamos tan cansados la noche anterior que se nos olvidó poner la alarma… y amanecimos un poco más tarde de lo que nos hubiera gustado. Bueno, qué le íbamos a hacer, estábamos de vacaciones! Habría que reajustar el plan. Desayunamos, nos duchamos y cogimos el metro hacia el Waterfront. Una vez allí, viendo que igual no podríamos aprovechar la bici del todo, decidimos coger un bus hasta Stanley Park para verlo andando. Es un parque inmenso, el gran pulmón de la ciudad, con muchas rutas de bici, un acuario, una piscina, playas, lagos, y hasta una pequeña muestra de tótems. Nos acercamos precisamente a ver los tótems, pero entre que el día estaba gris y que coincidimos con dos buses llenos de turistas chinos, nos dejaron un poco fríos. Se acercaba la hora de comer y aunque la idea original era ir a Granville Island para comer en su famoso mercado, nos dio un poco de pereza y decidimos buscar algo más céntrico. Quisimos coger un bus en la parada del acuario (porque a Stanley Park no llega el metro, solo los buses) pero resulta que, a diferencia de las máquinas del metro (donde la Revolut había funcionado sin problemas), los buses solo aceptan monedas, y claro, no teníamos nada de efectivo, ni siquiera billetes para cambiar, así que tocaba andar. Echamos a andar buscando algún sitio para comer y acabamos llegando hasta Davie Village, conocido como el barrio gay de la ciudad, y con pasos de cebra muy ilustrativos:

Davie Village

Allí comimos algo que había leído en internet y que me apetecía probar: un invento llamado poutine, que no es más que patatas fritas con queso y gravy. Dicho así no suena gran cosa, pero luego hay muchas especialidades: que si con salchichas ahumadas de no sé dónde, que si con jamón de no sé cuál… Comimos en uno de los sitios más recomendados de la ciudad para probarlo, La Belle Patate, y nos gustó. No sé si para repetir, pero para probarlo una vez está bien (C$24).

Cuando salimos de comer estaba lloviendo algo más, pero a pesar de eso echamos a andar y fuimos hasta el Museo de Ciencia, para luego volver andando por el otro lado de False Creek y cruzar el puente Cambie. A estas alturas parecía que asomaba el sol otra vez y decidimos volver a acercarnos a Canada Place y quedarnos otro rato por allí.


Waterfront

Se nos hizo la hora de cenar y volvimos hacia el barrio del apartamento para cenar de nuevo en japonés, pero esta vez ramen (C$37). A la mañana siguiente teníamos el vuelo de Air Canada hacia Anchorage a la 1, así que no vimos nada más de Vancouver. Como era lunes, el metro era un poco más caro (C$4.10 pero no había suplemento) y llegamos sin problemas. Al hacer el check-in tuvimos que pagar por las maletas, porque no estaban incluidas en el precio del billete (C$25 por maleta). Después del check-in fuimos hacia el control de seguridad y vimos que el control de aduana de Estados Unidos se pasaba en Vancouver, algo que no habíamos visto nunca. Agentes de aduanas estadounidenses controlaban los pasaportes y los ESTAs de la gente que volaba hacia USA. Aquí me pasó algo rarísimo… al hacer el control de pasaporte, ese en el que tienes que poner las huellas, me dice el tío que si alguna vez he tenido problemas para entrar a USA. Y yo, flipando un poco, le dije que no, que había estado muchas veces, incluso había trabajado allí, y que nunca había tenido problemas. Me pidió que le siguiera a una habitación apartada para “comprobar unas cosas” y yo empecé a mosquearme. Menos mal que habíamos ido con tiempo… No me decían qué pasaba y nos tuvieron sentados en una habitación donde no se podía ni usar el móvil. Al cabo de un rato ya por fin me devuelven el pasaporte y me dicen que podía seguir. Les pregunté que qué era lo que había pasado, y me dijeron que a veces los apellidos españoles o latinos pueden hacer saltar alarmas… yo qué sé. Debo tener un doble malvado por el mundo con nombre parecido al mío… El caso es que llegué a pensar que perdíamos el vuelo, vaya forma de empezar las vacaciones!! Pero se quedó en un susto y llegamos con tiempo de sobra a la puerta de embarque. El vuelo con Air Canada transcurrió sin sorpresas, todo correcto, y llegamos a Anchorage a las 3 y pico de la tarde, después de tres horas de vuelo y con una hora de diferencia con Vancouver. Pero eso ya será otra etapa…

Fastforward a 23 días después…
El crucero nos dejó en Vancouver a primera hora, y desembarcamos a eso de las 8 de la mañana. Hacía un día radiante y queríamos quitarnos la espinita del paseo en bici por Stanley Park. En el propio Canada Place hay una consigna de maletas donde puedes dejar el equipaje hasta las 4 de la tarde que cierran por C$8 por maleta. Dejamos allí las maletas grandes y nos llevamos las mochilas para pasar el día. Lo primero que hicimos fue una foto a la aguja azul gigantesca que está justo frente al Canada Place, que me había quedado con ganas de hacerla el primer día:

Canada Place

Cogimos un pase de bus/metro para todo el día que nos serviría también para ir al aeropuerto más tarde (C$10 pp) y cogimos un bus hacia Denman Street, cerca de la entrada de Stanley Park y donde hay varias tiendas de alquiler de bicis. Cogimos un tándem en una de ellas por C$34 (3-5 horas) y pusimos rumbo al parque (mapa aquí). Para recorrer la Seawall, que es el camino que rodea el parque, hay que ir obligatoriamente en sentido antihorario, así que lo primero que vimos fueron los tótems que ya habíamos visto el primer día, pero esta vez con sol y sin chinos. Luego seguimos hacia Beaver Lake, el puente Lions Gate, las playas, la Lost Lagoon… un paseo muy agradable, fácil y súper recomendable.


Stanley Park

También vimos un fenómeno meteorológico nuevo para nosotros, llamado halo solar, que no habíamos visto nunca. Nos dimos cuenta de que el sol tenía una especie de anillo a su alrededor, y resulta que un fenómeno relativamente frecuente cuando la luz pasa a través de cristales de hielo en cirros de la troposfera, y suele verse en zonas frías. Tenéis más info aquí.

Halo solar

Salimos del parque y nos acercamos a English Beach, donde se encuentra el monumento Inukshuk, creado para la Expo 86 y después usado como símbolo de los juegos olímpicos de invierno de la ciudad en 2010.

English Bay y el Inukshuk

Se acercaba la hora de recoger las maletas, así que dejamos el tándem y cogimos un bus de vuelta a Canada Place con tiempo para tomarnos un último café en Starbucks antes de recoger las maletas a las 4 y coger el Skytrain una vez más hacia el aeropuerto. Nuestro viaje acababa aquí, pero a vosotros os queda todo un diario por leer…

Downtown
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Prólogo y epílogo: Vancouver



Etapa: 4 de junio. Arrancamos!  -  Localización:  USA USA
Fecha creación: 01/08/2018 08:14  
Compartir: 
Compartir:
Después del pequeño susto con mi pasaporte en el aeropuerto de Vancouver, llegamos a Anchorage a las tres y media de la tarde y salimos muy rápido porque ya habíamos pasado todos los controles en Vancouver. Las instrucciones de GAH eran claras: llamarles una vez recogida la maleta para pedir que nos recogieran y nos llevaran a su oficina para recoger la caravana. Como todavía no teníamos la sim local, usamos el wifi gratuito del aeropuerto para llamar con Skype. Nos dijeron que nos mandaban la furgoneta enseguida, y que esperásemos fuera. Tuvimos que esperar unos 10 minutos, y cuando nos recogieron (a nosotros y a un grupo de japoneses) nos llevaron a las oficinas, donde nos metieron en un cubículo y nos hicieron ver un video de una media hora con toneladas de información sobre la caravana: trucos para conducir, qué hacer si tienes un percance, lo que se puede y lo que no se puede hacer… Demasiada información para asimilar. Eché en falta un trato un poco más personal, porque el vídeo es todo lo que te explican. Cuando terminas de verlo, sales y firmas un par de papeles, pagas (nosotros ya habíamos pagado lo que nos quedaba unos días antes de salir de casa para tardar lo menos posible en la recogida), chequeas que la caravana está bien y que te han incluido los extras que has pedido (barbacoa, sillas y hervidor de agua), y ala, carretera. Así, sin más. Recuerdo que en nuestro viaje por la isla sur de NZ nos hicieron una introducción mucho más exhaustiva cuando recogimos la caravana y nos lo enseñaron todo in situ, mientras que en GAH el video servía lo mismo para la Thor Fourwinds de 24 pies que para la Winnebago de 31. En ese sentido, GAH podía mejorar un poquito.

Como el video no explicaba absolutamente nada de cómo cambiar una rueda, ni de dónde estaba el gato, pregunté a la chica que nos estaba haciendo los papeles y tuvo que buscar a alguien que lo supiera, porque ella ni idea. Nos acompañaron a la carava y abrieron uno de los compartimentos laterales y nos dijeron que ahí estaba el gato, y yo me lo creí y ni miré (mal hecho). Siendo una empresa que permite recorrer la Denali Hwy, donde los pinchazos no son raros, me parece mal que no insistan un poco más en esto. En fin, terminamos los papeleos y entre unas cosas y otras tardamos más o menos una hora y media en salir ya conduciendo, así que tenedlo en cuenta cuando hagáis vuestros planes: la recogida es lenta. Nos ofrecieron seguros ampliados de responsabilidad civil y daños personales pero el seguro de viaje que llevábamos ya nos cubría esas cosas así que dijimos que no, y también nos ofrecieron prepagar la gasolina (para devolverlo vacío) y el gas, pero también dijimos que no porque sabíamos que salía más caro. Nos dieron un cupón de descuento para los supermercados Fred Meyers ($30 de descuento para comida si gastabas más de $150, y $0.20 de descuento por galón para gasolina) y como sabíamos que lo más barato (y con mejor surtido) era hacer una compra grande antes de salir de Anchorage, pusimos rumbo a un Fred Meyers que nos quedara de camino hacia la Glenn Hwy, que era a donde nos dirigíamos. Hay otros supermercados como Safeway (en el que te haces una tarjeta de cliente en el momento que directamente te da descuentos) así que tendréis donde elegir, pero está claro que hacer la compra en Anchorage es muchísimo más barato que en cualquier otro punto del recorrido. Además, el iva en Alaska es municipal, de forma que cada ayuntamiento decide cuánto poner, y Anchorage tiene 0% mientras que en otros sitios vimos hasta un 7%.

Los primeros kilómetros con un bicho tan grande siempre cuestan (además era nuestra vuelta a la conducción por la derecha después de mucho tiempo conduciendo por la izquierda) y necesitas tiempo para acostumbrarte a lo que suena, a lo que se mueve todo por dentro, a que parece que se va a romper… pero al final te acostumbras. Salimos de GAH y buscamos en Google Maps un Fred Meyers que nos pillara bien (benditos mapas descargados, porque aún no teníamos datos), y elegimos un poco al azar el de Debarr Road. Como era el primero no podíamos comparar, pero a la vuelta de Denali cuando íbamos camino de Kenai pasamos por el de Northern Lights Blvd y nos pareció infinitamente mejor, más grande y con mucha más variedad.

¿Es tan cara la comida en Alaska como la gente piensa? Pues… en Anchorage no me pareció para tanto. A ver, no es Mercadona, pero tenían una cantidad sorprendente de productos, incluidas frutas y verduras orgánicas, a un precio más o menos razonable teniendo en cuenta dónde están. De hecho, a lo largo del viaje el gasto en comida fue menor de lo que me esperaba. Esa tarde hicimos compra para 4 o 5 días (desayunos, comidas y cenas) por $130 una vez aplicado el descuento de $20 que teníamos. No compramos más porque no teníamos cogido el punto a la nevera y no queríamos que no nos entraran las cosas, pero casi podíamos haber comprado para el doble de tiempo! Como ejemplos: un galón de leche $3.79, un galón de agua $1, un kg de tomates $6, un kg de spaguettis $2, un bote de salsa de tomate grande $3, una lata de sopa Campbells $1.60, una pizza congelada $5… Y luego había muchas multiofertas, de esas de dos paquetes de pan de molde por $5… Podéis entrar en la web de Fred Meyer y elegir una tienda de Anchorage para ver los precios y haceros una idea. Con la gasolina pasa igual: lo más barato es Anchorage, donde estaba a alrededor de $3.25/galón, y luego en sitios como Valdez la vimos casi a $3.90.

Hicimos compra un poco de supervivencia, no era un viaje para comidas gourmet, no queríamos perder tiempo en cocinar y para las comidas haríamos mucho sándwich, para las cenas algo más elaborado pero sin volverse locos. También aprovechamos para comprar la sim de AT&T ($10). Otras cosas prácticas que compramos fueron papel higiénico, papel de cocina, bolsas de basura, repelente de mosquitos, detergente para lavar los platos (el kit de GAH incluía estropajo y bayeta)… Las bolsas de basura nos las podíamos haber ahorrado, porque nos dieron tal cantidad de bolsas de plástico en la caja que no tuvimos que usar ni una bolsa de basura de las que compramos. Avisados estáis.

Entre unas cosas y otras, acabamos saliendo de allí a eso de las 20:15. Llevábamos ya casi 5 horas en Anchorage y todavía no habíamos empezado!! Enseguida me di cuenta de que mis planes de llegar a dormir al Matanuska eran demasiado ambiciosos. Qué ingenua, y pensar que al principio había pensado llegar a Glennallen… Ojos que se mueven En fin, echamos a andar y ya veríamos hasta dónde llegábamos. Era de día, hacía bueno, y no estábamos demasiado cansados. Al final acabamos aparcando en un apartadero de la Glenn Hwy, en la milla 62.7 desde Anchorage, que era bastante grande y ya tenía una caravana aparcada así que pensamos que debía ser un sitio aceptable. Todavía teníamos que deshacer las maletas, ducharnos, cenar… y era la primera noche y no sabíamos bien cómo funcionaba el horno. Decidimos intentar hacer la pizza, y fue toda una experiencia porque no nos habían dado una bandeja en condiciones para el horno (de gas, por cierto) y no habíamos comprado papel albal (nota mental: comprarlo!) así que el queso empezó a chorrear y quemarse, aquello empezó a echar humo, y saltó la alarma de incendios. Tuvimos que hacer varios intentos, y nos llevó algo más de tiempo de lo que esperábamos, pero al final conseguimos que la pizza estuviera medianamente comestible. Estábamos muertos y la aventura acababa de empezar, el día siguiente iba a ser intenso… así que nos fuimos a dormir, que fue toda otra odisea con tanta luz. Además, aparcar en plena Glenn Hwy es sinónimo de mucho tráfico, y nos alegramos mucho de llevar el antifaz y los tapones.

Quiero hacer un inciso para comentar un par de cosas de la caravana. La nuestra venía equipada con horno, nevera, cocina, un kit muy completo de cocina, otro de ropa de cama y toallas… Muy bien, la verdad. La cocina y el horno son de gas. La nevera funciona a gas excepto cuando te enchufas a la luz en un camping, o cuando pones el generador. El microondas y los enchufes de la pared solo funcionan si estás enchufado a la luz, o con el generador en marcha. El aire acondicionado (que no usamos) y la calefacción (que SÍ usamos!) también pueden tirar de gas o de luz. Para el agua caliente hay dos calentadores: uno de gas y uno eléctrico, pero el eléctrico (además de necesitar estar enchufado) es muy lento así que siempre usábamos el de gas. Como veis, el gas es imprescindible, pero lo bueno es que se gasta muy muy poco: nosotros en 16 días de duchas, calefacción, horno, nevera etc sólo gastamos 5.3 galones, que era algo más de un cuarto de depósito. La caravana tiene un sistema de lucecitas que te indica los niveles de agua limpia, gas, aguas negras (del wc), aguas grises (de la cocina, la ducha y el lavabo) y batería, que viene muy bien para ir controlando cuándo tienes que vaciar y cuándo tienes que llenar. El generador funciona con gasolina (y si tienes menos de cierto nivel de gasolina en el depósito no arranca) y sirve para usar el microondas cuando estás aparcado en la nada (o en un camping sin toma de luz), pero tened en cuenta que hace ruido y algunos campings como Teklanika en Denali prohíben usarlo antes/después de ciertas horas. El generador también recarga la batería pero muuuuuuy despacio. La caravana tenía dos baterías y no tuvimos ningún problema, ni siquiera después de 3 días parados en Denali tirando de ellas. El depósito de agua limpia es bastante grande y es suficiente para 3 días de acampada "seca". En los campings, podréis elegir entre "seco" (que suele ser simplemente un sitio para aparcar, sin conexiones de nada, o como mucho con luz, y suelen costar unos $20-$30), con agua y luz (que os dará conexión de agua para no tirar del depósito, y suelen costar $40-50), y en algunos casos os darán la opción del "completo" (con agua, luz y conexión al desagüe, y suelen costar $50-60). Casi todos los campings os darán la opción de vaciar los depósitos de aguas grises y negras, y llenar el de agua limpia, independientemente de qué tipo de plaza hayáis cogido. A mí personalmente me parece que los campings son carísimos, y definitivamente no hace falta dormir en camping todas las noches. Incluso se puede hacer el viaje entero sin pisar un camping, pero tendréis que encontrar sitios para vaciar/llenar depósitos (previo pago, claro). Yo creo que la mejor solución es dormir en camping una de cada 3 o 4 noches, para llenar/vaciar, darse una ducha en condiciones, lavarse una el pelo con suficiente presión, y poder cargar los cacharros que no se carguen por usb (si no tenéis inversor de corriente, que en ese caso siempre tendréis un enchufe disponible).

Como no tengo ninguna foto de esa tarde (íbamos muy concentrados en la conducción!!), os dejo las que pude hacer desde el avión cuando estábamos llegando a Anchorage. Son de la zona de Kenai y el Turnagain Arm:


Llegando a Anchorage…
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: 4 de junio. Arrancamos!


Etapas 1 a 3,  total 26
 1  2  3  ..  9  siguiente siguiente



Votaciones al diario Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0 Media
Anterior 0 0 Media
Total 145 29 Media
Votos
Votos 0 Votos
Votos 0 Votos
Votos 0 Votos
Votos 0 Votos
Votos 0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 225 Visitas mes actual: 51 Total visitas: 17159

  Últimos comentarios al diario  Alaska por tierra, mar y aire
Total comentarios 53  Visualizar todos los comentarios

Chufina  Chufina  15/11/2018 21:51   
Di que sí, magrat. Esa es la actitud Guiño

Mariolgui68  mariolgui68  20/05/2019 12:29
Comentario sobre la etapa: 26 de junio. Navegando por el Inside Passage
Muchas gracias por este diario que estoy segura me va a ser muy útil para mi viaje!
Chulísimo!

Buendisan  buendisan  03/08/2019 13:21
Comentario sobre la etapa: Preparativos
Muy bien elaborado. Inspirador para mi próximo viaje. Muchas gracias.

Venecia1  venecia1  06/09/2020 17:39
Enhorabuena por el diario, espectacular, no lo había leído hasta ahora. Te dejo mis estrellitas y decirte que mañana compro la hucha porque me has creado una necesidad jajajajaja

Chufina  Chufina  06/09/2020 20:58   
Gracias venecia! Alaska es una necesidad, no me eches la culpa a mí Riendo Gracias por pasarte y leer. Ánimo con esa hucha!

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Rutas-Itinerarios Tema: Viajar a Alaska en Verano
Foro USA y Canada Foro USA y Canada: Foro de Estados Unidos y Canadá. Información y consejos sobre Nueva York, Los Angeles, San Francisco, Chicago, Montreal, Otawa...
Ultimos 5 Mensajes de 1064
745515 Lecturas
AutorMensaje
wanderlust
Wanderlust
Willy Fog
Willy Fog
Ago 23, 2011
Mensajes: 32944

Fecha: Jue Ene 23, 2020 03:00 pm    Título: Re: Viajar a Alaska en Verano

Alaska: rutas/itinerarios

Guiño
carolco
Carolco
Willy Fog
Willy Fog
Ene 23, 2014
Mensajes: 17966

Fecha: Dom Oct 18, 2020 07:30 pm    Título: ALASKA RAILROAD, The Denali Star - Anchorage > Fairbanks

ALASKA RAILROAD, The *Denali Star* - Anchorage > Fairbanks






Enjoy!
ANGEMI
ANGEMI
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 09, 2009
Mensajes: 19566

Fecha: Mar Abr 27, 2021 11:07 am    Título: Alaska vacunará a los turistas gratis desde el 1 de junio

Alaska vacunará a los turistas gratuitamente a partir del 1 de junio

El gobernador de Alaska (Estados Unidos), Mike Dunleavy, ha anunciado que los turistas que visiten el estado a partir del 1 de junio podrán vacunarse gratuitamente en los aeropuertos. La medida forma parte de un paquete de ayudas al sector turístico.

Leer en: www.tourinews.es/ ...4_102.html
Laia_veterinaria
Laia_veterinaria
Super Expert
Super Expert
Nov 10, 2011
Mensajes: 256

Fecha: Mar May 04, 2021 09:44 pm    Título: Re: Alaska vacunará a los turistas gratis desde el 1 de

Entonces dejarán entrar a los europeos este verano???
flotas
Flotas
Indiana Jones
Indiana Jones
Sep 15, 2010
Mensajes: 3904

Fecha: Jue May 06, 2021 12:11 am    Título: Re: Alaska vacunará a los turistas gratis desde el 1 de

No se sabe aún lo que pasará en verano, pero de momento no se puede.
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ



All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter instagram