Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
BAJO EL CIELO DE LA TOSCANA - Blogs de Italia
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace


Diario: BAJO EL CIELO DE LA TOSCANA  -  Localización:  Italia  Italia
Descripción: Dos semanas por la Toscana, viajando en transporte público, pero también en coche
Autor: Mercedes_L65   Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 16
 1  2  3  ..  6  siguiente siguiente



Etapa: Introducción. Mayo de 2020  -  Localización:  Italia Italia
Fecha creación: 25/05/2020 17:37  
Compartir: 
Compartir:
Ya he perdido la cuenta de las semanas que llevamos en estado de alerta para poder poner freno a la expansión del COVID-19, un virus que se “detectó” por primera vez en diciembre de 2019 en China y que está llevándose por delante a gran número de personas. Afortunadamente, por la labor inestimable de todos aquellos sanitarios, servicios de limpieza, repartidores... el sacrificio de todos aquellos que han tenido que bajar las persianas de sus negocios temporalmente (al menos eso espero) y la colaboración de toda la ciudadanía, parece que empezamos a ponerle freno...

Pues sí, semanas de confinamiento, que hace que ir a comprar el pan se convierta en la mejor aventura que podamos vivir.

Pero, aunque no podamos trasladarnos físicamente, nada nos impide viajar mentalmente a todos aquellos lugares que ya hemos visitado con anterioridad. Desde luego, el álbum de fotos del viaje que realizamos en la primavera de 2014, hace ya unos cuantos años, a la Toscana, me está permitiendo viajar, de nuevo.

Es que la Toscana tiene un significado especial. Es la cuna de la gran literatura de Dante, Petrarca y Bocaccio. Aquí está el origen del “italiano moderno”, puesto que entre los siglos XIV y XVI nació y se desarrolló el Humanismo y el Renacimiento. Y ya en nuestros días, ha sido la protagonista (no sólo escenario) de muchas películas, como La vida es bella, Bajo el sol de la Toscana, Una habitación con vistas,... que cuando las visualizas, hacen crecer dentro de ti ese pensamiento de “yo quiero ir ahí”.

Eso es lo que nos pasó a nosotros. Así que aprovechando que Vueling había abierto una línea directa Barcelona-Florencia,...

Esta iba a ser mi tercera visita a Florencia. La primera fue cuando tenía 17 años, allá por 1982, y ya volví impactada. Pero mi admiración por esta ciudad llegó más tarde, en las aulas de la facultad, en las clases de Arte del Renacimiento que impartía J.G., uno de los mejores profesores que he tenido y que, por desgracia, nos dejó no hace mucho. Y con toda esa información visité Florencia por segunda vez.

Esta tercera visita se ha demorado un poco, ya con mi marido. Y como los dos ya habíamos visitado la ciudad con anterioridad, decidimos que sería una visita en la que pasearíamos mucho, sin olvidarnos de visitar los museos y monumentos más importantes, pero callejeando, yendo de un lugar a otro, y aunque pasáramos mil veces por un mismo lugar qué importaba, si ese lugar nos gustaba.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Introducción. Mayo de 2020



Etapa: Llegada a Florencia. La noche de los museos  -  Localización:  Italia Italia
Fecha creación: 25/05/2020 17:54  
Compartir: 
Compartir:
Florencia es la capital de la Toscana y una de las ciudades más bellas del mundo. Aquí trabajaron Dante, Miguel Ángel y Brunelleschi y los Médici fueron los mecenas que hicieron posible que el Renacimiento alcanzara su esplendor.

Durante la primera semana de estancia en Florencia, nos alojamos en La Locanda di Firenze. Se trata de un hostal situado en el barrio de San Lorenzo, a un pasito de todas partes. La verdad es que era un alojamiento sin lujos, en el que el único defecto era el olor a cerrado de la recepción (afortunadamente, la habitación estaba muy limpia y sin rastro de malos olores).

Tras dejar el equipaje en la habitación, llega el momento de buscar un lugar para comer. Son las 15:00 pasadas y no podemos pedir más: un panini sentados junto a la catedral, frente al Campanile.

Y ya que estamos aquí, vamos a empezar por la Piazza del Duomo o de San Giovanni, el corazón histórico y religioso de la ciudad. Aquí encontramos la Catedral de Santa María del Fiore, con la impresionante cúpula de Brunelleschi, el campanile de Giotto y el baptisterio de San Giovanni.

Recuerdo que, en mi primer viaje a Florencia, una de las profesoras que nos acompañaba nos decía que, si nos perdíamos, buscásemos la cúpula de la catedral, ya que prácticamente se ve desde todas partes.

Y es verdad: todo te dirige a la Piazza del Duomo. Una vez allí, descubres la bella fachada de la catedral, con su combinación de mármoles de color rojo, verde y crema.


Santa María del Fiore ocupa el lugar de la antigua Catedral de Santa Reparata, que fue demolida en el siglo XIII porque se había quedado pequeña para acoger a los florentinos. El proyecto se encargó a Arnolfo di Cambio, que murió sin ver finalizada la construcción. Francesco Talenti reelaboró y desarrolló los proyectos iniciales. El hecho de que recibiera el nombre de Santa María del Fiore tiene un gran simbolismo, ya que se vinculaba a la virgen con la Flor de Lis, que es el emblema de Florencia.

Una anécdota es que, para poder construir esta catedral, tuvieron que derruirse varios edificios. Al parecer, algunos de éstos pertenecían a la familia de los Bischeri, que se negaban a vender sus propiedades. Pero un incendio “fortuito” destruyó sus casas y la catedral pudo construirse. Pues bien, los florentinos, a las personas que toman decisiones poco inteligentes, las llaman "Bischero".

La fachada principal es relativamente nueva, ya que la que proyectó Arnolfo di Cambio fue derruida en el siglo XVI, para incorporar una con elementos más al gusto de la época. En resumen, que la fachada que vemos en la actualidad se finalizó a finales del siglo XIX.

Pero si la fachada principal tiene gran belleza, personalmente me encanta la Puerta de la Mandorla, en el lado norte, el lado opuesto a donde se encuentra el Campanile. En el gablete que remata la puerta está la representación de la Asunción de la Virgen, obra de Nani di Banco, con una aureola en forma de almendra, mandorla en italiano, de ahí su nombre. En el tímpano hay un mosaico que representa la Anunciación, obra de Ghirlandaio. Las dos figuras que hay en los pináculos son dos profetas, obra de Donatello... Y la vimos en todo su esplendor, porque hacía poco más de un año que habían finalizado su restauración.


Y el primer día ya tenemos la primera decepción: el baptisterio aparece cubierto con una lona que apenas deja al descubierto una puerta y algún panel de las restantes...

No podemos entretenernos mucho: es la Noche de los Museos y tenemos que averiguar qué podemos visitar gratis. Así que vamos a la Loggia del Bigallo, donde se encuentra la Oficina de Turismo. La oferta es muy variada, pero nos decidimos por dos: el museo de San Marco y el Palazzo Vecchio.

Nuestro primer objetivo es el Museo de San Marco, que cierra primero. El Museo ocupa la parte más antigua del Convento de San Marco. Si por algo es conocido este Convento es porque posee un gran número de obras de Fra Angelico o Beato Angelico, ya que fue su prior.

Se accede al Chiostro di Sant’Antonino, donde se respira un ambiente de tranquilidad. Alrededor de este claustro se organizan los espacios en los que se desarrollaba la vida de los monjes: el albergue para peregrinos, la sala capitular, la Sala del Lavabo, el Refectorio y la cocina... En las cuatro esquinas hay frescos de Fra Angelico, que ya están muy deteriorados.

Al lado de la Sala Capitular, un pasillo conduce a la segunda planta del claustro, donde están las celdas, las habitaciones de los monjes. En lo alto de la escalera, justo enfrente, en una zona de paso, está la famosa Anunciación. Cuando asciendes, en la parte baja de la pintura, hay una inscripción “VIRGINIS INTACTAE CUM VENERIS ANTE FIGURAM PRETEREUNDO CAVE NE SILEATUR AVE” ("Cuando pases la figura intacta de la Virgen, ten cuidado de no olvidar decir el Ave María", mi latín está oxidado, pero los apuntes no), obligando a los monjes a rendir homenaje a la Virgen cada vez que pasaban.

Al final del pasillo se encuentra el apartamento del Prior, compuesto de un vestíbulo y dos celdas, donde habitó Savonarola, que prior del convento desde 1491. Predicó contra el lujo, la depravación de los poderosos y la corrupción de la Iglesia católica... Criticó a los Médici, atacó al Papa Alejandro VI, que lo excomulgó y más tarde fue condenado a morir en la hoguera por la Inquisición. Vamos, que no perdió el tiempo haciendo “amigos”.

Nuestro siguiente destino es el Palazzo Vecchio, así que seguimos por Vía Cavour, donde ya echamos el ojo a un par de lugares para la cena, y Vía del Calzaiuoli hasta Piazza della Signoria. El flechazo se ha vuelto a producir: creo que me pasaría la vida aquí, en esta plaza.


El Palazzo Vecchio se empezó a construir en 1299 por Arnolfo di Cambio como sede de los Priori. Los priori eran miembros de los gremios escogidos al azar y que se renovaban cada dos meses para garantizar que todos tuvieran una amplia representación. Más tarde, fue la residencia de Cosme I, que lo amplió. Cuando éste se trasladó al Palacio Pitti, se le empezó a denominar Vecchio (viejo) en contraposición al nuevo (Pitti).

Cuando se entra, nos recibe el patio diseñado por Michelozzo y decorado por Vasari. Se construyó con motivo de la boda de Francisco de Médicis, hijo de Cosme I, con Juana de Austria. Como pagaba la familia de la novia, en la decoración se representan vistas de ciudades y pueblos del imperio austriaco. En el centro hay una fuente realizada de Andrea del Verroccio, que representa un querubín con un delfín.

Muchas de las salas son impresionantes. En la primera planta se encuentra el Salone del Cinquecento que era el lugar donde se reunía el Consiglio Maggiore, la asamblea que gobernaba la República de Florencia. Las pinturas del techo son obra de Vasari y hace una gran propaganda de Cosme I. Las pinturas de las paredes representan triunfos de Florencia. Aquí también nos encontramos con la estatua de Victoria, de Miguel Ángel.


Tras una puerta nos encontramos con el Studiolo de Francisco I, que era gran aficionado a los experimentos y a la alquimia. Está cubierto por una bóveda de cañón con frescos. En los lunetos aparecen retratados Cosme I y su esposa Leonor de Toledo, por Bronzino.


En la segunda planta están los aposentos de Leonor de Toledo, donde destaca la Capilla. También encontramos la Sala di Gigli que recibe este nombre por la decoración de lirios (gigli) que tiene. Aquí está el original de la estatua de Judith y Holofernes de Donatello, cuya copia está en la plaza.


En esta planta también está la Sala Dell’Audienza, donde Cosme I recibía a sus súbditos. Las paredes están decoradas con el fresco Historias de Marcus Furius Camillus, general romano que regresó del exilio y liberó a Roma de los Galos.


Evidentemente, años más tarde, debo reconocer que tenía que haber leído Inferno, la novela de Dan Brown, antes de haber empezado este viaje, pero ya no hay remedio.

La Piazza della Signoria está a rebosar de gente vestida con la camiseta del Barça y del Atlético de Madrid. Se están jugando el campeonato de La Liga y claro, nos apuntamos a ver el final, ya que solo quedan 15 minutos, de infarto, por cierto. Con el 1-1, el Atlético de Madrid se proclama campeón.

Y ya ha anochecido. Un paseo hacia el Arno para ver el Ponte Vecchio y regresamos a Via Cavour. Finalmente nos decantamos por cenar en Trattoria Camillo Cavour, todo un acierto: la comida buenísima y el trato de la camarera de Valladolid, excelente.


Volvemos a nuestro alojamiento, el día ha sido largo.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Llegada a Florencia. La noche de los museos



Etapa: A pasear por Florencia  -  Localización:  Italia Italia
Fecha creación: 26/05/2020 19:03  
Compartir: 
Compartir:
Todo viajero que se precie debe empezar el día con un buen desayuno. Para poder afrontar lo que nos queda por delante, junto al hostal encontramos el Caffe Sabatino, un buen lugar ideal para cargar el depósito: zumo de naranja, sándwich club, pasta, y cappuccino.


Estamos en el barrio de San Lorenzo que durante la Edad Media era conocido como el Quartiere di San Giovanni, una de las cuatro grandes parroquias en las que estaba dividida la ciudad. Era un laberinto de calles residenciales. El cambio llegó gracias, como no, a los Médici, que ampliaron la catedral de San Lorenzo, con la Biblioteca, las Capillas Mediceas, la Sacristía vieja, …

Nos decidimos por visitar el Palazzo Médici-Riccardi, muy cerca de nuestro alojamiento (la verdad es que todo está muy cerca). Este palacio fue diseñado, por Michelozzo para ser la residencia de los Medici, que lo ocuparon hasta que Cosme I se trasladó al Palazzo Vecchio. Más tarde, cuando los Médici se trasladaron al Palazzo Pitti en 1655, decidieron vendérselo a la familia Riccardi, de ahí su nombre.

El Palacio tiene tres pisos, que desde la fachada se ven divididos por cornisas. En el primer piso, los sillares son almohadillados que eran muy costosos de fabricar, lo que da muestra de la posición y el poder de sus propietarios. El patio es muy bello, con una columnata con un friso de camafeos y medallones esgrafiados. A su lado hay un pequeño jardín que, en tiempos de los Médici, estaba decorado por la estatua de Judit de Donatello.


Pero la principal razón para visitar este palacio es la Capella del Magi, una pequeña capilla decorada con el fresco del Cortejo de los Magos de Benozzo Gozzoli. En mi última visita a Florencia, esta capilla estaba en restauración y apenas se veía una de las escenas entre los andamios y los plásticos. ¡Qué ganas tenía de disfrutar de ella! Es magnífica. No se pueden sacar fotografías, pero en la red hay vídeos publicados para poder verlo.

Esta obra presenta tres escenas, una por cada rey mago, y destaca por su colorismo y por su detallismo. En las escenas aparecen paisajes, vegetación y fauna de la época en que fue pintado. Algunos de los miembros de la familia Médicis están representados en las pinturas. Se cree que el personaje con manto que encabeza el cortejo sobre un caballo blanco es Lorenzo el Magnífico. Pero lo que sí se sabe seguro es que el personaje que cabalga detrás, vestido de azul, con sombrero rojo es Cosme de Médicis, y que el personaje vestido de terciopelo verde y oro y con sombrero rojo, a su izquierda, es Pedro de Médicis, con su caballo adornado con las siete bolas y tres plumas, símbolo de los Médicis.

Se podría pensar que la decoración es un poco ostentosa para ser una capilla, pero si tenemos en cuenta que aquí esperaban los dignatarios extranjeros a ser recibidos por los Médici, se entiende que éstos quisieran mostrar su poder.

En la Segunda planta del palacio está la Galería de los Espejos o Sala Lucca Giordano, que recibe este nombre porque Giordano adornó el techo con la Alegoría de la Sabiduría Divida, lleno de colorido y recubierto de pan de oro.


Seguimos nuestra ruta. Uno de los encantos de Florencia es pasear por sus calles. Nos habíamos hecho el propósito de ver todo lo que pudiéramos, pero sobre todo de “saborearla”. Así que decidimos ir hacia la Piazza della Signoria.

Por Via Martelli llegamos a la Piazza del Duomo. Desde aquí, nos decidimos por seguir por Via dei Calzaiuoli, una de las calles más elegantes. En la Edad Media, estaba dividida en tramos y cada una recibía un nombre en función de la actividad que se desarrollaba o bien de la familia que vivía allí. Así, había la Via dei Cacioli (vendedores de queso) o el Corso dei Pittori (pintores)... Donatello y Michelozzo tenían sus talleres en esta calle. Los talleres de los artesanos han dejado, en la actualidad, sitio a los cafés y a las tiendas elegantes.

Hacia la mitad de la calle, a mano derecha, está Orsanmichele, con alguna de las joyas escultóricas del renacimiento. Este edificio ocupa el emplazamiento de un monasterio carolingio, San Michele in Orto. Más tarde, sobre él se construyó la Loggia de los Granos, destinada a servir como granero en caso de carestía o de sitio de la ciudad. Pero un incendio lo destruyó casi por completo y obligó a la ciudad a reconstruir el edificio haciéndolo mayor y sirviendo de iglesia de las diferentes corporaciones de la ciudad y en los muros están representados los santos protectores de cada uno de los gremios.

Cada una de las hornacinas exteriores quedó al cuidado de uno de los gremios, el cual debía encargar una estatua de su santo patrón. Como resultado, algunos de los artistas más destacados del momento trabajaron en el proyecto, entre ellos Donatello (San Pedro, San Jorge), Ghiberti (San Juan Bautista, San Mateo, San Esteban), Verrocchio (Santo Tomas), Juan de Bolonia (San Lucas), Nanni di Banco (cuatro santos coronados, San Felipe),...


En el interior de la iglesia hay restos de frescos en las paredes. También se conserva un tabernáculo, de Andrea Orcagna, construido para alojar una Madona con Niño, que está considerado la mejor obra en su género de Italia.


Cuando llegamos a la Piazza della Signoria una marabunta de gente nos recibe. ¡Madre mía! Creía que al ser mayo no habría tanta gente, pero parece que viajar en este mes se está poniendo de moda. Cuando se creó esta Piazza, lo fue con la idea de que fuera un punto de encuentro de la ciudad y un lugar donde se concentrara el poder administrativo. ¡Damos fe de que lo ha conseguido!

Cuando se llega, dos edificios llaman la atención: el Palazzo Vecchio y la Loggia dei Lanci. Pero como esta plaza es un museo al aire libre, vamos a ir poco a poco, y a repasar las estatuas que nos encontramos.


La escultura situada más a la izquierda es Estatua ecuestre de Cosme I, duque de Médicis. Es obra de Giambologna (o Juan de Bolonia) del 1594 y recuerda a la estatua ecuestre del emperador Marco Aurelio que está en Roma. Y es que los Medici eran tan modestos que de esta forma relacionaban la gloria de la antigua Roma con la de la Florencia del siglo XVI.


La siguiente estatua que nos encontramos es la Fontana del Nettuno. Sus contemporáneos no la apreciaron mucho, ya que Neptuno tiene las facciones de Cosme de Médici. Miguel Ángel dijo que ¡qué bella pieza de mármol se había echado a perder! Los florentinos la llaman “Il Biancone“, la gran cosa blanca, y afirman que vaga por la plaza cuando le ilumina la luna llena. Alrededor de Neptuno hay figuras de sátiros de bronce.


Al lado se encuentra Il Marzocco de Donatello, una copia de la que se encuentra en el Museo del Bargello. El marzocco o león era el emblema de Florencia y los prisioneros capturados eran obligados a besarle el trasero. ¡Qué gran foto se ha perdido por el seto que han puesto!. Junto a Il Marzocco se encuentra una copia de Judith y Holofernes, cuyo original vimos en la Sala del Gigli del Palazzo Vecchio. Cuando encargaron esta estatua a Donatello era para ser remate de una fuente que estaría frente a la entrada del Palazzo Vecchio, donde se ubica hoy en día el David de Miguel Ángel. Tanto una figura como otra representan a Florencia, ambos simbolizan como el Bien vence al mal. Judith fue una heroína que luchó contra el tirano. Donatello representó la figura de Judith pisando el brazo de Holofernes.


La escultura del David fue encargada en 1501 por el Consejo republicano de la ciudad. El tema de la estatua, David, el pastor israelita que mató a Goliad, se eligió por su paralelismo con la historia reciente de Florencia, en particular la breve liberación de la ciudad del dominio de los Médici y su capacidad para oponerse a enemigos más poderosos. Es una estatua impresionante, copia de la que se conserva en la Galleria dell’Accademia.

Al lado están las figuras de Hércules y Caco, obra de Baccio Bandinelli. Esta obra fue encargada por los Médici para celebrar su victoria y así replicar al David. Se puede decir que los Médici ganarían políticamente, pero artísticamente fue una derrota en toda regla. Al parecer, la obra de Bandinelli fue ridiculizada desde el mismo momento en que se quitó el velo que la cubría. Benbenutto Cellini dijo que estas figuras parecían un saco de melones, por lo exagerado de la musculatura de las figuras.


Todas estas estatuas que simbolizan Florencia se encuentran ante la fachada del Palazzo Vecchio, que se atribuye a Arnolfo de Cambio. Al parecer las obras se iniciaron en 1299 y tras la muerte de Arnolfo, otros artistas continúan con los trabajos, que finalizan en 1314. Es un edificio sólido, de forma cúbica. De la fachada parte la Torre d’Arnolfo, rematada por el campanario con una veleta que representa un león rampante, símbolo de la ciudad.

A continuación, nos encontramos con la Loggia della Signoria, un edificio gótico, con tres arcos de medio punto. Lo primero que me viene a la memoria es una escena de la película “Una habitación con vistas” en la que Lucy Honey Church se desmaya al ver un apuñalamiento en esta plaza. No voy a desvelar nada más de la película por si no la habéis visto.

Bueno, pues esta Loggia se construyó en 1376 para proteger a las autoridades de la ciudad de las inclemencias del tiempo durante las múltiples ceremonias públicas que se celebraban en Florencia. Y es que ya se sabe que los que mandan siempre van bien protegidos... Más tarde se utilizó para recibir a los dignatarios extranjeros que visitaban la ciudad. También recibe el nombre de Loggia dei Lanci porque servía para dar cobijo a los lanzichenecchi, los lanceros suizos de la guardia del Duque Alessandro de Medici, que estaban acampados en la logia para ocupar un lugar que había sido un símbolo de la República, ahora desaparecida. Otra versión dice que los lanzichenecchi eran soldados mercenarios de Carlos V, que acamparon aquí en 1527, cuando se dirigían a Roma...


Desde la Piazza della Signoria, subiendo las escaleras encontramos dos enormes leones: el de la derecha es de la época romana, el de la izquierda fue esculpido en 1598 y originalmente fue colocado en la Villa Medici en Roma. Fue trasladado a Florencia en 1789.


Impresiona el Perseo de Benvenuto Cellini, una de las mejores estatuas de bronce de toda Europa. Representa a Perseo, hijo de Zeus y Danae, sosteniendo la cabeza cortada de Medusa, de la que se decía que convertía en piedra a quien la contemplaba. Esta obra, como otras de esta época, representaban el triunfo del bien sobre el mal y era un símbolo de la victoria de los Médici en Florencia después de haber sido expulsados de la ciudad en 1494.

A la derecha está El Rapto de las Sabinas, realizada en mármol, obra de Giambologna o Juan de Bolonia, tal como indica la firma del pedestal. Mide más de 4 metros y está realizado en un solo bloque de mármol blanco. Se representa tres personajes: un hombre joven que levanta por encima de su cabeza a una mujer que parece luchar para desprenderse de su secuestrador, mientras, atrapado entre las piernas del joven se encuentra un hombre viejo con muestras de desesperación.


Hay otras obras, como las 6 esculturas femeninas que, al parecer, proceden del Foro de Trajano de Roma... pero todas quedan eclipsadas ante las dos que he indicado.

Al otro lado de la plaza hay un edificio más moderno, del siglo XIX: es el Palacio de las Aseguraciones. Si hay algo por lo que merece la pena este edificio es la chocolatería Rivoire. Todavía recuerdo el cappuccino que me tomé aquí, allá por 1998, mientras disfrutábamos del ir y venir de la gente. Espero poder hacerlo en este viaje, también. El precio está a la altura del lugar, así que es mejor considerarlo como una inversión más que como un gasto.

Se acerca la hora de comer. Bordeamos el Palazzo Vecchio hasta llegar a la Via dei leoni, llamada así por los leones que estuvieron encerrados en las mazmorras de la parte trasera del Palazzo Vecchio. Nos decidimos por comer en Trattoria Alfredo, con un menú por 15,00€. Nos decidimos por esta trattoria porque vimos que salía bastante gente original de la ciudad, que comían allí para luego dirigirse a sus trabajos por la zona. La verdad es que ha sido todo un acierto (además, nos regalaron un calendario, con postales de la ciudad, todo un detalle).

Volvemos hacia Piazza della Signoria y por el piazzalle degli Ufizzi llegamos al Arno, el río que atraviesa Florencia. Giramos la vista a la derecha y ahí está el Ponte Vecchio, otro de los símbolos de Florencia (y ya he perdido la cuenta de cuántos símbolos tiene). Es el puente más antiguo de la ciudad, y también es el único que no fue destruido con los bombardeos alemanes de 1944. El puente unía dos barriadas dedicadas al comercio, de aquí que todo el puente se cubriera de tiendas. Según cuentan, los carniceros fueron los primeros ocupantes y echaban al río los despojos de la carne. Cosme I, preocupado por la higiene pública (y por los malos olores que llegaban a su residencia), los echó y mandó instalar a orfebres y joyeros que todavía quedan. En el centro está el busto de Benvenuto Cellini, uno de los orfebres más famosos de Florencia, y autor de la escultura de Perseo que hay en la Loggia della Signoria.

Estamos en Oltrarno, el barrio de los artesanos. Con solo atravesar el río parece que nos hayamos trasladado a otro planeta: es un barrio más popular. El barrio está lleno de talleres de artesanos que mantienen tradiciones de hace siglos, como talleres de papel, de tejidos, curtidores, grabadores, ...

Nuestro primer objetivo es visitar Santo Spirito, que, según las notas que recogimos antes de venir, por la tarde abre de 15:30 a 17:00. Pues todo nuestro gozo en un pozo: justo los domingos sólo abre por la mañana.

Pues nada, vamos hacia el Palazzo Pitti, que recibe el nombre del mercader y banquero Luca Pitti, que encargó su construcción en 1458. Su intención era desafiar a los Médicis, que eran sus rivales en los negocios. Pero se podría decir que la avaricia rompe el saco y el proyecto acabó por deteriorar la economía de los Pitti, y acabaron por vendérselo a los Médicis, que lo convirtieron en su residencia.

Pero lo que realmente queremos visitar son sus jardines, los jardines de Bóboli, la mayor zona verde de la ciudad. Los jardines de Boboli se diseñaron sobre lo que fue una vieja cantera, aprovechando la pendiente para crear un anfiteatro. Al fondo del anfiteatro se yerguen unas estatuas romanas (Septimo Severo, Ceres…). En el segundo nivel está el vivero de Neptuno, un estanque decorado con una estatua de bronce del dios de la mar, barroca. En la última terraza se encuentra la estatua de la Abundancia. Más arriba se encuentra el Jardín del Caballero, decorado con la fuente de los Monos. Desde allí se contempla una hermosa vista de Florencia y sus alrededores. No hay que olvidarse de la avenida de viottolone, bordeada de cipreses, laureles, pinos y estatuas antiguas o imitación (si habéis leído Inferno, ya sabéis cuál es). Otro de los puntos que no se pueden perder es el piazzale dell’Isolotto, un jardín acuático con un islote en el centro con la fuente del Océano de Juan de Bolonia.


Un sedero conecta el Jardín de Boboli con el Jardín de Bardini, más pequeño y arreglado, con grutas artificiales, invernaderos, naranjos, estatuas, fuentes,... Desde la cafetería, las vistas a la ciudad son muy bellas.


Salimos a las calles de Oltrarno paseamos hasta alcanzar los Jardines de las Rosas, con rincones para descansar y disfrutar de las vistas de la catedral con el aroma que desprenden las rosas.


Un último esfuerzo y estamos en el Piazzale Michelangelo con una de las mejores vistas de Florencia, bellísima al atardecer. Aquí también hay una réplica en bronce de la escultura del David de Miguel Ángel.


Nos queda regresar a nuestro alojamiento, un paseo por la ciudad.

Después de la paliza que nos hemos dado, cenamos en la habitación. Por suerte, muy cerca hay un supermercado, donde comprar pechuga de pavo y queso pecorino (¡qué rico!).

Mañana será otro día.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: A pasear por Florencia


Etapas 1 a 3,  total 16
 1  2  3  ..  6  siguiente siguiente



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 5 1
Anterior 10 2
Total 15 3
Votos
1 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 428 Visitas mes actual: 55 Total visitas: 773

  Últimos comentarios al diario  BAJO EL CIELO DE LA TOSCANA
Total comentarios 6  Visualizar todos los comentarios

Luchino  luchino  02/06/2020 12:13   
Comentario sobre la etapa: Santa Maria Novella. “Botigues, botigues...”. Arrivederci Firenze.
Muy buen diario.
Ya conozco casi todo eso, pero al ver las fotos de Florencia me he planteado volver ( estuve hace muchos años, pero o no lo recuerdo o no estuve en algunos sitios que mencionas )

Default https Avatar  Mercedes_L65  02/06/2020 14:34   
Comentario sobre la etapa: Santa Maria Novella. “Botigues, botigues...”. Arrivederci Firenze.
Muchas gracias Luchino. Cada vez que he ido a Florencia he descubierto cosas nuevas. Y ya tengo alguna más apuntada para la próxima vez que vaya. Mucha gente cree que con dos días hay tiempo suficiente para visitarla y en ese tiempo solo se puede ver lo típico.

Florencia me encanta

Default https Avatar  Mercedes_L65  02/06/2020 14:38   
Gracias Marmerpa. Siempre es un placer viajar en buena compañía.

TrekOrange  TrekOrange  01/07/2020 14:04
Muchas gracias @Mercedes_L65 por compartir tu diario, me ha encando la cantidad de información y lo bien detallado que está. Te dejo 5 estrellitas muy merecidas.
Espero poder estar en unas semanas en Florencia/Toscana y aprovechar todos los detalles que has compartido y que nuevamente te agradezco.

Default https Avatar  Mercedes_L65  01/07/2020 15:57   
Muchas gracias TrekOrange por tus palabras. Aquí estamos para compartir experiencias y ayudarnos en lo posible.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Itinerarios-Rutas Tema: Itinerarios por La Toscana
Foro Italia Foro Italia: Foro de viajes por Italia: Roma, Venecia, Florencia, Milan, Napoles, Pisa, Genova, Asis, Capri, Sicilia, Cerdeña.
Ultimos 5 Mensajes de 1576
407167 Lecturas
AutorMensaje
gasolines
Gasolines
Willy Fog
Willy Fog
Ago 15, 2007
Mensajes: 12958

Fecha: Lun Feb 17, 2020 08:17 pm    Título: Re: Itinerarios por La Toscana

Florencia, Pisa, Lucca, Siena y San Gimignano, te llevaran al menos 5 dias, si quieres otros pueblos de la Toscana como Arezzo, Cortona, Montepulciano,... ponle al menos 2 dias mas.


Saludos
Mercedes_L65
Default https Avatar
Travel Addict
Travel Addict
Ene 25, 2016
Mensajes: 51

Fecha: Mar Feb 18, 2020 04:15 pm    Título: Re: Itinerarios por La Toscana

Todo depende de tus gustos, si quieres visitar museos o no. Florencia necesita 2 días mínimo. Pisa y Lucca uno, Arezzo y Cortona uno, San Gigminiano, Volterra y Montireggione otro, Siena como minimo otro...
Si además quieres visitar Vall d'Orcia y Creste Senese y sus pueblecitos y paisajes típicos de la Toscana necesitas minimo otros dos
rakel123
Rakel123
Super Expert
Super Expert
Abr 07, 2009
Mensajes: 457

Fecha: Mar Feb 18, 2020 07:26 pm    Título: Re: Itinerarios por La Toscana

Muchas gracias!!

Finalmente decidí no ir pero apunto para otra ocasión Amistad
TrekOrange
TrekOrange
Indiana Jones
Indiana Jones
Sep 15, 2009
Mensajes: 1501

Fecha: Mie Jul 01, 2020 02:02 pm    Título: Re: Itinerarios por La Toscana

Muchas gracias @Mercedes_L65 por compartir tu diario, me ha encando la cantidad de información y lo bien detallado que está. Te dejo 5 estrellitas muy merecidas.
Espero poder estar en unas semanas en Florencia/Toscana y aprovechar todos los detalles que has compartido y que nuevamente te agradezco.

- Mensaje escrito desde Introducción. Mayo de 2020 -
Mercedes_L65
Default https Avatar
Travel Addict
Travel Addict
Ene 25, 2016
Mensajes: 51

Fecha: Mie Jul 01, 2020 03:54 pm    Título: Re: Itinerarios por La Toscana

Muchas gracias a tí por tus palabras. Si puedo ayudarte con alguna cosa más, no dudes en pedirlo. Aquí estamos para compartir experiencias y ayudarnos en lo posible.
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ