Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
Viaje a Sri Lanka: De Kandy a Dambulla y El Monasterio Budista de RockHill 🧭 Blogs de Sri Lanka
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace


Diario: Viaje a Sri Lanka: De Kandy a Dambulla y El Monasterio Budista de RockHill  -  Localización:  Sri Lanka  Sri Lanka
Descripción: Viaje a Sri Lanka. Desde Kandy hasta Dambulla en transporte público, para ver el más antiguo templo budista y el espectacular palacio de Sigiriya. Mi experiencia de diez días viviendo en el Monasterio Budista de RockHill.
Autor: ViveAfricaLibre   Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:



Etapa: Desde Colombo a Kandy y Dambulla y su espectacular patrimonio cultural  -  Localización:  Sri Lanka Sri Lanka
Descripción: Recorrido en transporte público por lo más importante de Sri Lanka, visitando su patrimonio cultural, el Monasterio de Oro en Dambulla y el palacio de Sigiriya en la roca del león. Declarados patrimonio cultural de la humanidad.
Fecha creación: 14/10/2020 11:51  
Compartir: 
Compartir:
Kandy, una pequeña pero importante ciudad del centro de Sri Lanka, se encuentra enclavada entre montañas. El paisaje que se recorre para llegar aquí es espectacular. Desde Colombo; la capital, se puede llegar a Kandy en autobús o en tren. La red de autobuses en Sri Lanka es bastante abundante. La red estatal, muy barata pero lenta y en ocasiones incomoda, aunque eso sí, muy entretenida, llega a cubrir la distancia 135 km entre Colombo y Kandy en unas 3 horas como mínimo. Existen también los autobuses con A/C, menos frecuentes y más caros, pero algo más rápidos. Kandy es una agradable ciudad con no excesivo trafico y bastante limpia. Tiene un bonito lago navegable en su parte central y la ciudad se extiende alrededor de él, ocupando su parte llana y también las laderas de las colinas que lo rodean. El tren, que fue el trasporte que yo elegí para venir a Kandy, tiene un cierto aire colonial, son vagones con aspecto antiguo y bastante agradables, además es más rápido que el autobús, ya que no para constantemente como lo hace este. El recorrido, al principio es bastante insulso, pero a medida que se aproxima a las colinas el paisaje se vuelve bastante agradable. Primero los arrozales y zonas inundadas llenas de aves, Búfalos de agua y algunas personas trabajando las tierras. Más tarde el verdor de las montañas con continuas cascadas y torrentes y una vegetación exuberante, hacen que sientas estar en el lugar adecuado, para aquellos a los que les guste estar cerca de la naturaleza, como a mí.


Solo he pasado una noche en Kandy, mi presupuesto no da para ir de turista. Tramite mi visa para India lo más rápido que pude y al día siguiente tome un autobús que me llevo a Dambulla un pueblo cercano a las ruinas del palacio de Sigiriya. Reserve una Guest House barata, a unos 7 Km del lugar arqueológico. Nada más llegar dejé mis bolsas y me fui al pueblo de Dambulla a conocer el Templo de oro, ubicado en una cueva poco profunda y lugar de peregrinación desde hace unos 2200 años. Declarado patrimonio de la humanidad, este templo cuenta con unas pinturas que decoran los techos y paredes de las cinco cuevas contiguas que forman parte de este templo. En su interior se encuentran unas 150 imágenes de buda, 4 estatuas de dioses hindues, junto con algunos antiguos reyes SriLankeses, (Cingaleses). Las vistas desde estas cuevas habitadas desde la prehistoria son impresionantes dominando una enorme extensión de terreno que se pierde donde ya no alcanza la vista. El Templo de oro es quizás el centro Budista más importante de Sri Lanka. Las pinturas cuentan la vida de Buda y de varios dioses y diosas. Los techos fueron restaurados en el siglo XVIII por los reyes de Kandy y están pintados siguiendo los contornos y formas de la roca. El templo de Dambulla data de los siglos tercero y segundo antes de Cristo.


Después de visitar Dambulla, parecía imposible que a pocos kilómetros pudiera existir algo que superase en interés a este lugar. Tanto en ubicación, como en fantasía o historia el palacio de Sigiriya es aún mucho más impresionante. Construido sobre una enorme mole de piedra y en medio de un paisaje selvático, Sigiriya, también llamado la roca del León, fue construido en el siglo V, por el Rey Kasyapa. La historia del palacio es corta, pero intensa. Kasyapa hijo bastardo del Rey Dhatusena, decidió usurpar el trono a su hermano Mogallana, el legítimo heredero. Para ello decidió conspirar contra su padre, apresándolo y emparedándolo vivo. Mogallana en principio decidió huir a la India para refugiarse de su violento hermanastro, pero le juro venganza. En la India formo un gran ejército para regresar y reconquistar su legítimo trono. Kasyapa, sabiendo de las intenciones de su hermano, decidió, construirse un palacio en la inexpugnable cima de la roca de Sigiriya. Mogallana regreso de su exilio y declaro la guerra a su hermanastro. Los ejércitos de Kasyapa, menos poderosos abandonaron a su rey y este se suicidó dejándose caer sobre su espada. El reinado de Kasyapa y su palacio solo duraron 18 años. Mogallana (estúpidamente) rechazo vivir en Sigiriya, pero reconoció su belleza y no la destruyo y el palacio fue usado como monasterio por monjes budistas hasta que fue abandonado en el siglo XIV. El Palacio contaba con todo lo necesario para el autoabastecimiento. Toda la superficie de la roca hasta el último centímetro fue utilizada y aprovechada en la construcción del palacio-fortaleza. Había varias cisternas excavadas en la roca, algunas de ellas eran usadas para el baño, la más grande, situada en su lado Nordeste mide más de 25 metros del largo por 15 de ancho y varios de profundidad. Aún no se sabe cómo se podía subir el agua hasta esa altura, pero se piensa que se construyeron bombas manuales para elevarla hasta las cisternas. El complejo contaba con jardines, huertas y varios edificios algunos de ellos de tres plantas, sobresaliendo varias torres similares en su construcción a las pagodas de cinco o seis altura.


Existen dibujos de los siglos IX al XIV que muestran cómo era la arquitectura del palacio. El acceso principal al palacio se hacía desde la cara norte, llamada la puerta del León. Una enorme piedra esculpida con cabeza y zarpas de León, eran la puerta de entrada. Sé acedía a través de la misma boca del León a una ancha y casi vertical escalera de madera, en una ascensión de unos 60 mts de altura hasta llegar al palacio. Todavía se pueden ver en la roca las marcas hechas para sujetar toda esta enorme estructura. Desgraciadamente solo quedan las patas del león talladas en la roca y una parte de las primeras escaleras y estructuras adyacentes hechas de ladrillo y roca. Solo la idea de acceso a través de la boca del gigantesco león es impresionante y nos dispara la imaginación. La roca Sigiriya estaba adornada en todas sus cavidades con pinturas, se dice que había más de 500 figuras con imágenes de concubinas portando objetos. Las que mejor se han conservado se hallan en una cavidad de cerca de cien metros de largo, que fue protegida por los propios constructores con un muro que todavía existe, llamado el muro del espejo, Algunas inscripciones de la época hablan de lo increíblemente bien pulido que estaba el muro, que en él se reflejaban las pinturas de la roca. Todavía hoy se puede ver en algunas zonas más protegidas, el reflejo de la roca en el muro.


El palacio se extendía, también por los terrenos circundantes; edificios, jardines, pequeños templos en las cavidades de las rocas y enormes estanques de agua que rodean todo el recinto palaciego. Las vistas desde la altura son espectaculares, mejores incluso que las del templo de Dambulla, y aunque no es posible quedarse a ver el atardecer o amanecer desde la cima, debe de ser algo para no olvidar. De hecho, en el complejo existían dos edificaciones construidas exprofeso entre los edificios del palacio, para ver tanto el amanecer como el atardecer.

Los turistas pasan una media de 15 a 20 minutos en la roca. Yo me quede varias horas. Aproveche algunos momentos en los que estaba solo en la cima, y darme un rápido baño en una de las piscinas reales. También me di el gustazo de bajarme los pantalones y con los brazos abiertos orinar en el abismo como lo habría hecho mil veces Kasyapa contemplando al mundo a mis pies. Todo un lujo reservado solo a los reyes.(1)


Sigiriya está considerada como una de las maravillas del mundo antiguo y declarada patrimonio artístico de la humanidad.

(1) Considerarla una performance artística. Titulada "Orinando en el abismo, un placer de dioses.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Desde Colombo a Kandy y Dambulla y su espectacular patrimonio cultural



Etapa: 10 días en el Monasterio Budista de RockHill  -  Localización:  Sri Lanka Sri Lanka
Descripción: Mis peripecias y experiencias en el salvaje monasterio budista de RockHill. Desde Kandy hasta el monasterio. El recibimiento, mi alojamiento, la estancia y la lucha con la naturaleza.
Fecha creación: 14/10/2020 12:43  
Compartir: 
Compartir:
Después de llenarme los ojos con deleites turístico-culturales decidí volver a Kandy. Sin pensármelo mucho, e impulsado por dos fuerzas energéticas irrefrenables , una material, "económicamente ando fatal", y otra más espiritual, "sentía curiosidad por conocer y tener muevas experiencias", tome una inusitada decisión. Ir a un monasterio Budista.

Busqué un Tuk-Tuk, (un motocarro muy habitual en Asia), y me dirigí al que será por unos cuantos días mi nuevo hogar. El Monasterio Budista de RockHill. A unos 15 Km de Kandy enclavado en la ladera de una de las muchas colinas que rodean esta casi tranquila ciudad, se encuentra este pequeño y salvaje Monasterio Budista. Totalmente decidido, el sábado 23 de Noviembre a medio día, partí de kandy sin saber muy bien cómo llegar. El conductor de mi tuk-tuk no llegaba a entender que yo, un turista decidiera ir a un monasterio y estaba empeñado en que era un hotel llamado RockHill. Llamo a un teléfono, que yo le había dado, para que supiese donde se encontraba este desconocido lugar, y hablando con los monjes en Cingales repitió varias veces la palabra hotel. -"¡¡Que no es un hotel, que es un monasterio!!", le repetí varias veces. Parece que le costaba entrar en razón al hombre. Finalmente nos pusimos en marcha, no sin antes regatear el precio. -"2.000 rupias ¡¡Very far!!", me decía. Finalmente quedaron en 1.000 rupias, quizás le apreté demasiado, realmente me di cuenta de que era "very far". Llegamos a Gampola un pequeño pueblo, como primera referencia. Allí y hasta llegar al monasterio pregunto varias veces. El camino se hacía cada vez más empinado y desastroso. Me pareció que el hombre en algún momento llego a temer por la integridad de su motocarro. No paraba de señalarme unos dibujos de Buda que llevaba en su salpicadero. -"I'm Buddhist" me repetía volviendo la cabeza hacia atrás, cada vez con cara de más preocupación.

- "Serás muy budista, pero no tienes ni idea donde está este monasterio ". "Pensaba yo". Mientras, el tuk-tuk las maletas y yo dábamos saltos entre los hondos agujeros de la carretera.

Finalmente llegamos a unas escaleras, donde había un cartel que decía. "Welcome to RockHil Hermitage Buddhist Centre". Mucho bienvenido y todo eso, pero no había nadie a quien preguntar, solo un perro "Budi" salió a recibirme. El tuk-tuk se marchó, y yo entrando directamente en el juego espiritual, le dije al perro.

-¡Budi, guíame por el camino correcto!.

No miento, el perro me llevo hasta la casa comunal donde se encontraban los monjes en ese momento. No fue fácil, tuve que ir subiendo por las empinadas escaleras de la ladera, tirando de todo mi equipaje, y el perro se paraba para esperarme. Agotado llegue hasta la entrada y un monje, el mismo con el que había hablado días antes por teléfono, salió a recibirme.

-"Tired?" (¿cansado?), me dijo, nada más verme.

Deje mi equipaje en el porche y quitándome los zapatos pase dentro. Rápidamente me ofreció un vaso de agua "caliente". Estaba tan agotado que ni siquiera pregunte por otra cosa.

- Esta gente tiene que saber lo que hace, me dije, y me la bebí de un trago.

Hablamos un rato, preguntándome solo curiosidades. Mientras, los mojes iban apareciendo como niños sonriendo inocentemente al verme. En algún momento pensé que me encontraba en uno de los cuentos de Tintín.

Cuando hube reposado y ellos saciado su curiosidad, el superior me saco una hoja con las instrucciones de la comunidad y me dijo que si pensaba dejar algún donativo en mi estancia. Por supuesto me pareció razonable y les dije que sí.

-¿Está bien 1.000 Rp por día?, pregunté. (algo menos de 6 €).

No dijeron nada, me sacaron una llave y me acompañaron a mi habitación. Cuando abrí la puerta, me di cuenta de que no estaba en un hotel de 5 estrellas. Solo había una "cama", una mesa larga y una banqueta, y todo parecía hecho por las manos expertas del perro Budi. También tengo una mosquitera y una pequeña pila con un grifo, que casi nunca funciona. Para lavarme y hacer mis necesidades tengo que salir al exterior.


El retrete es para no cagarse, cuando entro me siento como en "Faunia", lleno de telarañas, crisálidas, enormes milpiés, geckos, amenazantes escolopendras y un sin fin de animalillos amigables. Parece increíble pero no puedo concentrarme en mis necesidades, buscando de un lado a otro bichos que me ataquen o me caigan en la cabeza. Con los días, he llegado a comprender, que no puede ser de otra manera, estamos en mitad de la selva. ¡Esto no hay quien lo limpie!.


Para relajarme di un pequeño y agradable paseo por el entorno del monasterio, cuando regrese a mi habitación, y me senté relajadamente en mi cama, mire a mis pies y vi como unas cuantas sanguijuelas habían decidido venir conmigo a conocer el sabor de mi sangre. Estos bichos con los que ya he tenido contacto en otras ocasiones, inyectan un anestésico y un anticoagulante, y clavan sus cientos de microscópicos dientes para sujetarse fuertemente a tu carne. Lo mejor es quemarlas con un cigarrillo y que suelten rápido. Como no fumo, encendí una barrita de incienso y fui quemándolas una a una para que soltasen, aun así, sangras bastante debido al anticoagulante y tuve que ponerme tiritas en cada una de las heridas, ahora parece como si hubiese ido andando descalzo por encima de unas Zarzas.

Al poco, alguien golpeo mi puerta. -"Sr. Carlos, meditación", me dijeron, -"¡Joder con los monjes, no te dejan ni descansar!", pensé para mí. Pero aquí son tan suaves y relajados que no te atreves a enfadarte, ni llevarles la contraria, así es, que accedí. Además quería causar buena impresión, y no está bien que tu primer día de clase vallas faltando.

A pesar de mis pocas ganas, la experiencia fue toda una sorpresa. Eran las 18:30 y a esta hora suelen despedir el día recitando mantras mientras meditan. Simplemente maravilloso, el sonido es tan agradable y el ambiente tan apacible, que entras en un estado casi de hipnosis. Llegas a relajarte tanto, que cuando terminas, todo tu cansancio a desaparecido por completo. La meditación suele durar entre una y dos horas. Por supuesto que yo no aguante tanto, sentarse en esa posición es bastante difícil y molesto, ellos me vieron tan apurado que me dejaron salir.

Al final del día solo esperaba la cena. Viendo que el tiempo pasaba y no daban nada, pregunté.

-"¡No, aquí no se cena!" - ¿Tienes hambre?, - ¡podemos prepararte algo!".

- No no, no se preocupen, no tengo hambre, solo era por saber". Y me retire a mi habitación maldiciendo mi buena educación.

-"Coño, para que pago yo 1.000 rupias diarias, espero que el desayuno al menos sea bueno".

Esa primera noche de ayuno, la pase leyendo hasta las 12 y cuestionándome mi nueva experiencia.

A la mañana siguiente nadie golpeo mi puerta, ni hubo campañillas para levantarme, pero a las 05:30 de la mañana me despertó el coro de monjes recitando mantras. Mi cuarto esta justo pegando con la sala de meditación, así es, que no tenía escapatoria. Lo que por la tarde era maravilloso, ahora se había convertido en una pesadilla. El sonido es tan penetrante y desesperante que no te queda otra que levantarte. Salir a esas horas, todavía oscuro, a lavarte en ese peligroso retrete, es otra prueba de fortaleza que te exige Buda.

Después de asearme como pude, fui a incorporarme a la meditación matinal, nadie se inmuto. Concentrados en sus mantras, parecían un coro de estatuas vivientes. No había pasado ni un minuto de meditación y mis tripas comenzaron a quejarse. Puede que ellos estén acostumbrados, pero yo todavía no estoy hecho para estas cosas antes de desayunar.

Me han comentado que la mejor hora para meditar es justo esta. Pero mis tripas siguen sin entenderlo, todas las mañanas acompañan a los mantras, sin que nadie parezca enterarse de lo que ocurre dentro de mí. Al menos es un consuelo saber que no les molesta.

Cuando acaba la primera meditación, 07:30, ya de día, toca desayuno. Arroz blanco, una sopa-salsa de cebolla, té y pan. No está mal para calmar las tripas, pero algo aburrido. Después del desayuno 08:30 meditación sin mantras. Afortunadamente es algo más libre, ya que muchos de ellos están ocupados y no se nota mucho si te escaqueas un poco. A las 10:30 libre hasta las 11:30 que es la comida.

Aprovecho esta hora para pasear, pelearme con las sanguijuelas y cagarme de miedo viendo pasar alguna que otra serpiente de 2 metros de largo, casi tan gordas como mi brazo. A veces pienso que todos los animales (menos las sanguijuelas) que habitan por aquí, tienen un aire, relajadamente Budista. Las serpientes no te hacen ni caso, van a su aire. Los perros ven a las serpientes y las huelen despreocupadamente. He visto un Puercoespín o algo parecido y me ha mirado como preguntándose, -"¿que le pasa a este tío que me mira tanto?". Se dio la vuelta y se perdió entre la vegetación tranquilamente.


Los budistas son vegetarianos y no matan, ni les gusta ver como matan a un animal, ni tan siquiera un insecto. Cuando me vieron aplastando con rabia a una sanguijuela que se me había subido, me miraron con sorpresa y me dijeron que era mejor que la tirase lejos, pero que no la matase. No sé muy bien si fue debido a este incidente, pero al otro día, el superior Bhante Kassapa, me llamó y me dio una amigable charla sobre el Budismo y el respeto a todos los seres vivos, además de hablarme de Buda, de la importancia de desprenderse de los bienes materiales, no beber alcohol, guardarme del peligro del sexo, y de la necesidad del autoconocimiento y el autocontrol, por medio de la meditación. Todo esto en inglés. Yo, entre tanto afirmaba con la cabeza, sin enterarme de casi nada. Menos mal que al final, no sé, si por suerte o porque se dio cuenta, no me hizo ninguna pregunta, y el pareció quedar satisfecho.

La verdad es que nunca me imaginé un monasterio Budista como este. En las películas, se ven antiguos edificios de altos muros, con salas muy grandes y patios ajardinados al estilo oriental, este no tiene nada que ver. Además de estar metido en una zona selvática, no existen muros que lo aíslen del exterior, las viviendas y dependencias comunales están aisladas y algo separadas unas de otras, unidas por senderos o laberínticas escaleras de piedra al estilo Escher. La vegetación es tan frondosa que casi no puedes ver un edificio que este a 25 metros de ti. El monasterio está enclavado en una ladera bastante inclinada y moverse por sus senderos o escaleras se hace difícil, debido no solo a su pronunciada pendiente, si no a lo resbaladizo de todo el terreno por el alto grado de humedad que hay en esta zona.

Para proseguir con el día a día os diré que la comida no es mucho más original que el desayuno. Arroz rojo y verduras picantes con una sopa-salsa de cebolla y bananas como postre.

El cocinero siempre me pregunta amigablemente -"¿Esta bueno?" "¿Quiere más arroz?", "Anything more?"
- "No gracias, está todo muy bueno" - "mi estomago es pequeño", contesto educadamente.

No sé si es pequeño, o es que me lo están cerrando, con esta comida tan poco apetecible. Afortunadamente siempre me queda comer "bananas". A ver sí entre el arroz y las bananas se me produce un tapón en el culo y no tengo que acudir mucho a ese terrorífico y salvaje retrete.

Después de comer tenemos algo de charla en la mesa y tiempo libre hasta la 13:30, que toca hora de meditar de nuevo. A las 15:00 (Te break) tomamos el té con unas galletas, siempre las mismas,(crakets) que no son ni dulces ni saladas (muy budistas), más bien no saben a casi nada. A las 16:00......meditación. A las 18:00 otro té. y a las 18:30 la última meditación para despedir el día, esta vez con mantras. A las 21:30 todo el mundo se retira a sus habitaciones a dormir. Hay que decir, que ellos no están siempre meditando, unas veces hay unos monjes y otras otros. Van turnándose sin un orden aparente y ocupándose de sus quehaceres en el monasterio. Puede que haya unos 25 monjes aproximadamente con edades entre los 12 y los 60 años.

Los primeros días no salí corriendo debido a lo realmente difícil que resulta llegar o salir de aquí. Pero según pasan los días, vas cogiéndole el punto y reconozco que hay algo que te hace sentirte a gusto, a pesar de todos los inconvenientes y lo realmente duro que es vivir en estas condiciones tan austeras. Meditar es una práctica que según vas aprendiendo a concentrarte y a dejar la mente en blanco, crea una sensación muy placentera, además de servir realmente para conocerte y aprender a acercarte a una forma de conocimiento difícil, por no decir imposible de conseguir, en una sociedad tan ocupada y superficial como la nuestra. "La autoconsciencia".


Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: 10 días en el Monasterio Budista de RockHill



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 10 2
Anterior 0 0
Total 10 2
Votos
2 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 0 Visitas mes actual: 249 Total visitas: 249

  Últimos comentarios al diario  Viaje a Sri Lanka: De Kandy a Dambulla y El Monasterio Budista de RockHill
Total comentarios 1  Visualizar todos los comentarios

Spainsun  spainsun  16/10/2020 18:25   
Buen comienzo de diario. La alineación al centro de las fotos no es necesaria. Se hace automáticamente. Ánimo y gracias por compartirlo.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Pais Tema: Viajar a Sri Lanka
Foro India y Nepal Foro India y Nepal: Foro del Subcontinente Indio: India, Nepal, Bhutan, Pakistán, Bangladesh, Sri Lanka, Islas Maldivas.
Ultimos 5 Mensajes de 1290
446116 Lecturas
AutorMensaje
Lolin03
Lolin03
Travel Addict
Travel Addict
Jun 29, 2017
Mensajes: 51

Fecha: Mie Mar 25, 2020 06:15 pm    Título: Re: Viajar a Sri Lanka



Pues ya a esperar que pase el tiempo,madre mia casi otro año para esperar...bueno lo cogeremos con más ganas jijijj
carcaro
Carcaro
Willy Fog
Willy Fog
Jun 21, 2009
Mensajes: 13404

Fecha: Vie May 29, 2020 08:18 am    Título: Re: Viajar a Sri Lanka

Buenos días.
He contactado con uno de mis alojamientos de Sri Lanka.
No es oficial aún (como está pasando en el plan de desescalada de todos los países), pero tienen pensado volver a recibir turismo internacional a partir del1 de Agosto

www.colombopage.com/ar... 0626CH.php

Por lo tanto, me despido oficialmente de mi viaje de Julio.
Suerte a los demás !
carolco
Carolco
Willy Fog
Willy Fog
Ene 23, 2014
Mensajes: 16685

Fecha: Mar Jun 09, 2020 09:09 pm    Título: Re: Viajar a Sri Lanka

Sri Lanka da la bienvenida a los turistas desde el 1 de agosto de 2020 con una visa de $ 100 y cuatro pruebas Covid-19

Se necesita pagar $ 100 por una visa que solía ser gratuita para muchos nacionales, pruebas antes de abordar (dentro de las 72 horas), y a la llegada, más cuando se haya permanecido 5 y 10 noches en el país:

srilanka.travel/travel... p;news=729




Todos los viajeros requerirán una visa válida.

Esta se emitirá por 30 días y se puede extender hasta 6 meses después de la llegada.

Visa on-line:

www.eta.gov.lk/slvisa/












Enjoy!
ANGEMI
ANGEMI
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 09, 2009
Mensajes: 16883

Fecha: Vie Jun 12, 2020 09:32 am    Título: Sri Lanka reapertura turismo 1 de agosto

Sri Lanka preparada para reabrir el 1 de agosto

Los visitantes de Sri Lanka podrán moverse por el país a partir del 1 de agosto, pero no se recomienda el transporte público.

La Autoridad de Desarrollo Turístico de Sri Lanka se ha decidido por un conjunto estándar de protocolos y procedimientos Covid-19 para hoteles, DMC y otros socios de la industria.

La autoridad cree que las medidas en toda la isla, guiadas por el consejo del Ministerio de Salud y la Organización Mundial de la Salud, OMS, de la isla, asegurarán a los viajeros que Sri Lanka es un destino seguro para visitar.

Sri Lanka Tourism dice que las medidas adoptadas no causarán inconvenientes innecesarios a los turistas y las partes interesadas de la industria.

Bajo el nuevo régimen de salud y seguridad, Sri Lanka permitirá que todas las nacionalidades y todo tipo de viajeros, ya sean grupos, familias o individuos, ingresen al país a partir del 1 de agosto.

No habrá cuarentena a la llegada, pero los visitantes enfrentarán hasta tres pruebas de Covid-19 durante su estancia: a la llegada al aeropuerto, 4-5 días después de la llegada desde una unidad de prueba móvil en su alojamiento certificado, y una prueba adicional para aquellos Quedarse más de 10 días.

Los visitantes deberán reservar el transporte privado con anticipación ya que se desaconsejará el uso del transporte público.

Todos los viajeros requerirán una visa válida que será emitida por 30 días y prorrogable hasta seis meses después de la llegada. No habrá restricciones de viaje entre distritos para turistas.

Información de www.expreso.info/notic... _de_agosto
Lolin03
Lolin03
Travel Addict
Travel Addict
Jun 29, 2017
Mensajes: 51

Fecha: Vie Jun 12, 2020 09:39 am    Título: Re: Viajar a Sri Lanka



Buajjj ojalaaaa pase rápido el tiempo y podamos leer experiencias de los primeros viajeros y esperemos que no haya rebrote por qué me da algo
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ