Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
Riviera francesa o Costa azul ✏️ Blogs de Francia
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace
Blogs 

Riviera francesa o Costa azul
Diario: Riviera francesa o Costa azul  -  Localización:  Francia  Francia
Descripción: Un recorrido por esta hermosa zona francesa, bañada por el Mediterráneo
Autor: Ctello   Fecha creación: 
 
Compartir:

Índice del Diario: Riviera francesa o Costa azul

Etapas 1 a 3,  total 15
 1  2  3  ..  5  siguiente siguiente



Etapa: CONSIDERACIONES GENERALES  -  Localización:  Francia Francia
Fecha creación: 28/06/2021 15:51  
Compartir: 
Compartir:
La llamamos Costa azul pero en realidad en Francia ya hay una zona que recibe ese nombre.

La denominación original es Riviera francesa, Riviera de Niza o Riviera de Génova.


El nombre por el que la conocemos hoy popularmente se lo debemos a Stéphen Liégeard, abogado, administrador, diputado, escritor y poeta francés. Fue él quien denominó Côte d'Azur a la Riviera Francesa, nombre poético para llamar a la costa que se extendía desde Marsella hasta Génova. El "azur" hacía referencia a un tono de azul concreto, el azure.

A principios de siglo XX empezó a popularizarse entre la aristocracia y hoy es sinónimo de lujo y glamour aunque, adentrándonos en sus ciudades y pueblos, vemos que hay espacio para lo popular y mundano. Muchos de esos aristócratas construyeron allí sus mansiones. Pero también ha sido inspiración para artistas como Picasso, Chagall o Matisse, entre otros.


Hoy pertenece a la región administrativa de Provence-Alpes-Côte d'Azur.

Viajar a la Costa azul no es barato y seguramente conviene buscar el buen tiempo pero alejarse de meses como julio y agosto, donde puede haber masificación pese a los elevados precios de hoteles. Los restaurantes tampoco son económicos pero hay opciones para todos los bolsillos.


Evidentemente hay playas, de distinto tipo (más grandes, más pequeñas; de arena o de piedras) y conviven las públicas con las privadas, algo impensable en nuestro país como lo es la poca distancia entre algunas edificaciones y la costa.


El clima es mediterráneo. Eso quiere decir que hay inviernos suaves y veranos que pueden llegar a ser muy calurosos en algunas zonas.

Es abundante la gastronomía provenzal. Hay estofados a fuego lento (daube), carne de toro, algunos pescados o sopas (como la boullabesa), arroz de la Camarga, buenos quesos, etc. Detallaré algunas especialidades como la socca a lo largo del diario.



Las comunicaciones con transporte público son bastante buenas.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: CONSIDERACIONES GENERALES



Etapa: VIAJE  -  Localización:  Francia Francia
Fecha creación: 28/06/2021 16:27  
Compartir: 
Compartir:
Salida a las 9.45 desde la Estació del nord de Barcelona con la compañía Flixbus. Hemos hecho otros viajes a Francia con ellos y no tenemos muchas quejas. Nos salió por 40 euros por persona y trayecto.


A Niza se puede viajar en tren pero hay varios transbordos y es más caro. Hay aeropuerto, como comentaré, pero descartamos la opción del avión.

Este viaje se tenía que haber hecho en mayo de 2021 pero por entonces Francia y España exigían PCR negativa para entrar en su territorio, lo que significaba unos 300 euros adicionales por persona.

Afortunadamente en junio cambiaron los requisitos, pidiendo vacunación completa +14 días (el día de la salida solo tenía 10), PCR negativa o antígenos de 72 horas como máximo. Hicimos prueba de antígenos 3 días antes por 40 euros por persona. La revisan antes de subir al autobús y pueden hacerlo al entrar al país (esta segunda opción no la encontramos).

Por si acaso contratamos un aparthotel en booking con el máximo plazo de cancelación posible. 8 minutos antes de expirar descubrimos casualmente una bajada muy significativa de precio. Anulamos y contratamos de nuevo, ahorrando casi 300 euros.

El viaje transcurre sin incidentes, con mascarilla y varias paradas para ir al wc, algunas para recoger pasajeros y una de 45 minutos en Montpellier (área de las Sabines) para comer.

Llegada a las 19.50 junto a la Terminal 2 del aeropuerto. Hay una pequeña estación con 5 andenes.

Compramos una tarjeta t10 en máquinas. Cuesta 10 euros, es para varias personas y puedes usar tranvía o buses.


Niza tiene 3 líneas de tranvía.


Cogimos el Tram línea 2 hasta Jean Mėdicin y vamos andando 5 minutos hasta Plaza Massena. El apartamento Ajoupa está muy cerca, en una zona comercial y de restaurantes. Tiene ascensor pero deja en las entreplantas. Pasadas las 19 horas te mandan un código para la puerta de la calle y otro para un cajetín donde se guarda tu llave. Pese a todo, hay una persona de asistencia por si hay urgencias.

El apartamento tiene 20 metros cuadrados y consta de habitación, baño y una pequeña cocina bien equipada.

Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: VIAJE



Etapa: NIZA  -  Localización:  Francia Francia
Fecha creación: 28/06/2021 17:19  
Compartir: 
Compartir:
Empezamos el día haciendo el check in en el hotel (a partir de las 8). En teoría piden 150 euros de fianza por si hay desperfectos pero no me exigieron nada. Sí pagué entonces la habitación y la tasa turística. Nos facilitan un mapa y toda la información que necesitamos.

Empezamos nuestro paseo por la vecina Plaza Masséna, el centro neurálgico de Niza. Se construyó en 1840 pero sus edificios (casi rojos en su totalidad y porticados) parecen nuevos. Y es que se rehabilitó hace poco.

Allí hay algún local de restauración y un supermercado.

Hoy destaca una obra de Jaume Plensa llamada Conversation À Nice. Se trata de 7 esculturas de resina en forma de persona sentadas en cuclillas a unos 12 metros de altura que representan los 7 continentes. Estas figuritas se iluminan por la noche. La originalidad es nula porque el artista hizo exactamente la misma obra para Andorra la Vella (aunque allí se llame diferente).

Más antigua es la fuente du Soleil. Fue construida a mediados del siglo XX y consta de cinco estatuas de bronce que representan la Tierra, Marte, Mercurio, Saturno y Venus, con la estatua de Apolo en mármol de siete metros en el centro. Llama la atención la corona de cuatro caballos del dios. La fuente es resultona pero no tiene una gran calidad artística.


Bajamos hasta el amplio Boulevard Jean Jaures y de allí a la Rue Saint François de Paule, donde encontramos la iglesia del mismo nombre. Es un edificio medio barroco medio neoclásico.

En el número 7 de la calle está la preciosa confitería Auer. Estaba cerrada pero se aprecia su magnífico mobiliario. La tienda data de 1820 y se especializa en frutas confitadas. Los precios son elevados.

Enfrente encontramos la Ópera, de principios del siglo XX. Imita (más o menos) la de París.

Bajamos hasta la concurrida Cours Saleya. Además de sus bares y restaurantes, destaca el mercado al aire libre con frutas, verduras, souvenirs de Provenza (jabones de Marsella, hierbas provenzales y lavanda) y flores (éstas a buen precio). Será el primero de los múltiples mercados que veremos en el viaje. Y que nadie piense que está pensado para turistas. Es el mercado de los lugareños.


Allí vivió Matisse.

Vemos el exterior de la Capilla de la Misericordia, de estilo barroco.

Seguimos bajando hacia el mar y encontramos un bonito paseo marítimo, el Quai des Etats Unis. Y por eso vemos una réplica en miniatura de la Estatua de la libertad. En el paseo puedes descansar en una de las múltiples sillas azules, tan emblemáticas que hasta tienen un monumento en su honor. Se dice que cuando comenzó a llegar todo el turismo a la ciudad sobre los años setenta, el alcalde mandó construir esas sillas a un artesano y los turistas debían pagar por sentase en ellas.


También llama la atención el Obelisco de Niza, que representa los 150 años de la anexión de la ciudad con Francia.

Recorrer las calles de la Vielle Nice es conocer una ciudad distinta, alejada del glamour y más parecida a una localidad italiana. Los letreros de las calles están escritos en dos lenguas, francés y nizardo, dialecto de la zona mezcla entre griego y romano. Aunque este dialecto lo hablan apenas el 5 % de la población hoy en día, mantener el nombre de las calles en nizardo es una forma de no perder sus raíces.

Que a nadie le extrañe si se oye un cañonazo a las 12 del mediodía. Esta tradición ocurre todos los días del año y tiene su origen en una familia inglesa que residía en la ciudad. A un señor inglés se le ocurrió la idea de dar un cañonazo a mediodía para recordar a su mujer que tenía que regresar para la comida porque solía salir a pasear por la playa.

En el invierno de 1861 se instaló en el Hotel Chauvin un coronel recién retirado del ejército británico llamado Thomas Coventry con su esposa. Resulta que la señora Coventry disfrutaba saliendo a pasear todas las mañanas por el Promenade des Anglais. Se paraba para hablar y curiosear con otras damas que se encontraba.

Coventry era un hombre de costumbres y no soportaba comer tarde. Para ello fue hasta el ayuntamiento y se reunió con el alcalde de la localidad, François Malausséna, al que convenció para que diariamente un empleado municipal accediese hasta lo más alto de la colina del castillo y a las doce en punto lanzase un cañonazo.

Al alcalde la idea le pareció descabellada. Pero el inglés pagaba por su ocurrencia (y muy bien) y puso un pequeño cañón de su propiedad.

Así se estuvo realizando a lo largo de todos los años en los que el matrimonio Coventry residió en Niza, pero en 1886 (no se sabe el motivo) decidieron abandonar su residencia en la Riviera francesa y se llevaron consigo el pequeño cañón, motivo por el que el ayuntamiento dejó de realizar los cañonazos.

Lo que era una manía de un flemático inglés se había convertido en costumbre. Todo el mundo esperaba el cañonazo para poner en hora sus relojes. Hubo una protesta tan grande que se reinstauró. En 1875 el alcalde de turno, Auguste Raynaud, incluso llegó a hacer como oficial la detonación del cañonazo de mediodía, perdurando desde entonces hasta la fecha.

En 1380, la condesa Juana I de Nápoles, que no tenía hijos, adoptó a Luis de Anjou, el hermano del rey de Francia Carlos V. El duque Carlo de Durazzo, primo de Luis y antiangevino, asesinó a la condesa. Empezó una guerra que ganaron los de Anjou.

Amadeo VII el Rojo, duque de Saboya, deseaba ganar acceso al mar así que negoció con Jean Grimaldi de Bueil, senescal de Niza, y se quedó con el territorio de Provenza. Aunque los asuntos gubernamentales se dirimían en italiano, el pueblo continuó hablando en ligur.

Fue ocupado por Francia en 1792 y devuelto al Reino de Cerdeña por el Tratado de París (1814).

En 1860 Francia invade y anexiona el condado de Niza. Giuseppe Garibaldi, que curiosamente había nacido en Niza, se opuso a ello pero con poco éxito. Mediante un referéndum poco claro (población analfabeta que no sabía francés), Napoleón III se anexiona Niza. La idea quizás fuera suya o quizás del primer ministro del reino de Cerdeña, Cavour. Francia ayudaría al Reino de Cerdeña si éste era atacado por Austria, siempre que fuera ésta quien iniciara el conflicto; a cambio, exigía la anexión a Francia de Saboya y Niza.

El ayuntamiento de Niza se construyó entre 1730 y 1750 y tuvo varias funciones antes de convertirse en el ayuntamiento de la ciudad, en 1860. Fue seminario diocesano, cárcel, gendarmería y hospital. Gracias al alcalde de la época, Jean Medécin, el edificio se embelleció con obras de arte. El conjunto de su decoracion interior se realizó en estilo Art deco, obra del arquitecto Clement Goyeneche, en 1930 y 1931. Las salas más espectaculares son la escalera con su ascensor, el hall de honor, la sala del Consejo y el gabinete del alcalde. El gran hall se decoró con imponentes pinturas que representaban cuatro episodios de la historia de Niza de Jules Henry Legrand.

En la Place du Palais, frente al Palacio de Justicia, vemos la rosada torre del reloj (1718), anexa al Palacio Rusca.

En la Plaza Rosetti encontramos la Catedral de Santa Reparata. Fue construida entre 1650 y 1699 y es la principal sede de la diócesis de Niza. Me llamó la atención su amplitud.

El recinto originalmente era rectangular y orientado hacia el norte. Fue reconstruido con el modelo de la Iglesia de Santa Susana de Roma, con una cruz latina, mirando hacia el este, con una cúpula y zulejos de colores al estilo genovés en el cruce. El edificio es de estilo barroco. Desde su construcción se han hecho varias remodelaciones. Años después de su construcción se hizo una fachada barroca sobre la fachada original (entre 1825 y 1830) y entre 1900 y 1903 se añadió un ábside a cada lado del coro.


En la plaza hay varios restaurantes y heladerías.

Vamos hasta el Boulevard para coger el tranvía e ir lo más cerca posible del museo Chagall (aunque una subidita no nos la quita nadie). Se sitúa en una parte baja de la colina de Cimiez. Hicimos reserva previa. Cuesta 10 euros y abre a las 10.

Creado en vida del artista ruso y con el apoyo del ministro de Cultura André Malraux, fue inaugurado en 1973. El museo, un edificio moderno, también se conoce como el «Museo nacional del mensaje bíblico Marc Chagall», ya que alberga la serie de diecisiete pinturas que ilustran el mensaje bíblico, pintadas por Chagall y ofrecidas al Estado francés en 1966. Esta serie ilustra el Génesis, el Éxodo y el Cantar de los Cantares. Es, pues, un museo muy pequeño que se completa con alguna exposición temporal y un jardín. Las obras, incluidas las vidrieras del auditorio, son extremadamente coloridas. Chagall donó también los bocetos por lo que, pese a su reducido tamaño, es una de las colecciones más completas del artista.

Cerca del museo hay impresionantes casas.

En la otra acera vamos a una parada para coger el bus 5 que nos subirá un poco más la colina hasta la parada de Arenes de Cimiez. Allí veremos sendos museos con un carnet de precio único de 15 euros para 48 horas (incluye un buen número de museos municipales).

Henri Matisse vivió en Niza desde 1918 hasta su muerte, en 1954. Según dicen, se mudó allí cautivado por la vida, la luz y los colores mediterráneos característicos de esta ciudad. En 1938 se instaló en el Hotel Regina, originalmente construido para la aristocracia inglesa.

En 1952, Matisse donó al gobierno de la ciudad una colección de los que consideró sus mejores trabajos para formar una galería dedicada a sí mismo. El museo comenzó a funcionar en el Ayuntamiento, pero a medida que la colección creció se mudó a un antiguo edificio del siglo XVIII, anteriormente el palacio de los Arzobispos de Cambrai, una preciosa mansión roja.

La familia siguió engrandeciendo el museo (hoy, la mayor colección del artista), que no solo tiene obras de Matisse sino también de Miró, entre otros.

Pero antes de entrar en el museo nos encontramos con la arena de Cimiez, el anfiteatro romano en ruinas, con unas dimensiones de 67 por 56 metros y una capacidad de 5.000 espectadores. Fue construido probablemente en el siglo III. Ahora se hacen eventos culturales. Se puede ver gratis.

Junto al anfiteatro y al museo Matisse encontramos el museo arqueológico (se incluye en el pack). No es muy grande pero lo más interesante está en el exterior. Son las ruinas de Cemenelum. Ese antiguo poblado ligur de los siglos III y II a. C. fue elegido por Augusto en el año 14 a. C. para ser la capital de la provincia Alpes Maritimae. En él pueden verse tres termas completas y el anfiteatro ("Las Arenas") que comentaba. Posteriormente (alrededor del siglo IV) se edificó allí un conjunto paleocristiano compuesto por una catedral y un baptisterio.


Lo que no me gustó de ese museo fue que había obras nuevas intercaladas con los hallazgos arqueológicos, lo que ni pega ni deja disfrutar de las piezas como Dios manda.

Atravesando el jardín y subiendo una escalera llegamos al Monasterio franciscano de Cimiez, del siglo XVI. Este edificio, construido en el siglo IX por los hermanos de la abadía de San Pons, fue rehabilitado muchas veces. La fachada que vemos hoy es de mediados del siglo XIX. Creados en 1546, los jardines del monasterio figuran entre los jardines más antiguos de Niza.

Junto al edificio está el cementerio. Allí, aunque apartados, están enterrados Matisse y su esposa.

Volvimos a coger el bus 5 y bajamos hasta el centro comercial Etoile, cerca del tram Jean Médicin. Vamos nuevamente hasta la Plaza de la catedral y comemos en un restaurante con especialidades de Niza. De primero cogimos ensalada niçoise y farcis y de segundo Javi calamar con salsa marinera y yo escalopa. De postre probamos la tarta de blettes (de acelgas).

La ensalada nizarda lleva lechuga, tomates, pimiento, judías verdes, cebolleta, patatas, huevo, aceitunas, anchoas, alcaparras y atún.

En Niza es costumbre rebozar verduras (incluso flores de calabacín) o rellenarlas con carne. Es un rico entrante. Pero desde luego lo más raro es comer un dulce hecho con acelgas. Es un postre muy curioso que no comería a diario pero que vale la pena probar.

El restaurante se llama La claire fontaine (está junto a una fuente monumental), el menú con agua del grifo vale 17,90 y los camareros son algo espesitos.

Después de comer vamos a ver (se incluye en el pack) el museo Lascaris. El Palacio Lascaris es una antigua residencia aristocrática de Niza que data de la primera mitad del siglo XVII y que hoy es un museo de instrumentos musicales antiguos (hay unos 500 en dos plantas). La escalera monumental merece la pena (se debe aunque sea asomarse).


Construido en la primera mitad del siglo XVII y luego en el siglo XVIII, fue propiedad de la familia Ventimiglia-Lascaris hasta 1802. El palacio pasó a la ciudad de Niza. Es uno de los palacios más bellos de la ciudad. Aún se puede ver alguna estancia con mobiliario y todo un compendio de retratos de personajes históricos.

En la última sala, abajo, anexa, hay una exposición de cerámicas modernas con forma de lágrima.

Nuestra siguiente parada es también un museo incluido en el pack de museos de los 15 euros/48 horas. Se trata del Museo Masséna, situado en una hermosa villa del siglo XIX. El Palacio Masséna fue construido entre 1898 y 1901 bajo la influencia de las villas italianas. Después de la 1ª Guerra Mundial los hijos de Víctor Masséna lo donaron a Niza con la condición de que se transformara en Museo de Arte e Historia y que los jardines estuvieran abiertos al público general. El museo abrió sus puertas en 1921.


Aunque una de sus fachadas da a la Promenade des anglais, al mar, la entrada noble se hacía por el lado que da a la ciudad. Y por allí entramos también nosotros.

La planta baja, que conserva las salas más o menos como serían en su tiempo, no se podía visitar porque se estaba usando el palacio para hacer unas votaciones en las elecciones regionales. Una lástima porque he visto fotos y son muy bonitas,

Subimos, pues, la elegante escalera hasta la segunda planta.

Evidentemente en el museo se hace mención a André Masséna, que también da nombre a una plaza, como ya indiqué. Masséna nació en Niza en 1758 cuando aún formaba parte del Principado de Cerdeña. Era hijo de un pequeño comerciante local, Jules Masséna.

A los trece años se enroló en la marina mercante, lo que le permitió viajar por todo el Mediterráneo y la Guayana Francesa.

Después de cuatro años navegando, en 1775, por consejo su familia, se alistó en el Ejército Real de Italia, una sección del Ejército de Francia. No tardó en convertirse en Oficial Autorizado, máximo rango militar que se permitía a los plebeyos. Puesto que ya no podía ascender más, dejó el ejército y se dedicó al contrabando. Volvió al ejército en 1791 cuando se eliminó la obligación de ser noble para llegar a ser oficial. En 1792 ya era coronel. Se distinguió especialmente en las Guerras revolucionarias francesas, donde conoció y se ganó el aprecio de Napoleón Bonaparte.

Acabada la Campaña de Italia, en 1799 Masséna fue nombrado comandante en jefe del Ejército francés en Suiza, donde en septiembre de ese año venció a los rusos. Gracias a eso ganó un gran prestigio.

Una fuerte derrota en Génova se ve compensada con creces con la aplastante victoria en la batalla de Marengo. Napoleón lo nombra comandante de las fuerzas francesas en Italia. Se vio obligado a dimitir por un caso de corrupción. ¿Estaba acabado Masséna?. Pues ni mucho menos. En 1804 Napoleón se nombró Mariscal de Francia. Su fama de corrupto le precedía y Bonaparte la admite y destituye varias veces en los años posteriores. Gran militar, él mismo se autoproclama "el Hijo querido de la Victoria".

Tras la abdicación de Napoleón y el regreso de Luis XVIII, Masséna juró lealtad al nuevo monarca.

El museo recuerda también a la Familia de Saboya que presidió los destinos de la ciudad entre 1388 y 1860 - con una corta interrupción durante la Revolución francesa y el Imperio, cuando se volvió francesa. Posteriormente acabó volviendo a Francia con Napoleón III, con la Anexión del Condado de Niza a Francia.

Junto a la villa Masséna encontramos un emblemático edificio de Niza. Se trata del espléndido Hotel Negresco. Ha sido uno de los hoteles más frecuentados por celebridades, miembros de la realeza, millonarios, escritores, artistas y políticos a su paso por la Riviera francesa. Fue construido en 1912 por el hotelero Henri Negresco, quien encargó a Édouard-Jean Niermans, creador de Moulin Rouge y Folies Bergères, que lo diseñara. Tiene fachada de estilo art nouveau, una cúpula de color rosa y en el interior un majestuoso salón con techo de cristal del que cuelga una lámpara candelabro de Baccarat con más de 16.000 cristales, una pieza que fue encargada por el zar Nicolás II. Jeanne Augier, la última propietaria, era una gran coleccionista y amante del arte. Es por eso que en el hotel hay 6.000 piezas de arte que abarcan cinco siglos de historia francesa. El hotel cuenta con 124 habitaciones, un restaurante con dos estrellas Michelin, Le Chantecler; un restaurante más familiar llamado La Rotonde Brasserie inspirado en un tiovivo, otro restaurante llamado Le 37Pop y un bar. No miré los precios pero son altos, sin duda.


El Palacio Masséna y el Hotel Negresco dan a la Promenade des anglais, una avenida que bordea la costa de la Bahía de los Ángeles. Fue construido por la comunidad inglesa que pasaba el invierno en Niza y financiado por el reverendo Lewis Way, de ahí su nombre. Es tristemente recordado por el atentado terrorista que tuvo lugar el 14 de julio de 2016, cuando un tunecino embistió con un camión a la gente que estaba de fiesta en el paseo. Dejó un saldo de 84 muertos y más de 200 heridos.

En toda la avenida hay hoteles y edificios elegantes. Por destacar uno más podemos hablar del Palacio del Mediterráneo. En ese solar se alzaba un palacio veneciano rodeado de una parcela. Fue vendido en 1927 y demolido posteriormente. En su lugar se construyó el célebre Palais de la Méditerranée, que fue inaugurado el 10 de enero de 1929 y diseñado por el arquitecto Charles Dalmas. Tras la desaparición misteriosa de su heredero, Agnès Le Roux, en octubre de 1977, el casino cerró sus puertas y el palacio se abandonó y posteriormente se demolió (1985). Solo se dejó la fachada, catalogada monument historique. El Palais de la Méditerranée fue reconstruido, conservando la fachada art déco. En 2004 reabrieron un casino y un hotel. Sobre los terrenos del antiguo Palais de la Méditerranée también se construyeron viviendas.

Cogimos el tranvía para ir a la parada de Port Lympia. Port Lympia se constuyó en 1745 y desde entonces ha sido uno de los grandes motores económicos de la ciudad. Lo primero que nos llama la atenció cuando bajamos del tranvía (última parada) es el enorme contraste que hay entre las pequeñas embarcaciones tradicionales y los enormes yates de lujo.

Como curiosidad decir que en las inmediaciones hay una máquina, puesta por el ayuntamiento, que ofrece gratis agua fría (para rellenar una botella).

Enfrente, en la Place de l'Île de Beauté, vemos la iglesia de Notre-Dame du Port. Data de mediados del siglo XIX y en su origen estaba rodeada de casitas de pescadores. También se conoce con el nombre de Inmaculada Concepción. La fachada, con cuatro columnas jónicas, se terminó algunos años después.

Llamar colina del castillo a un lugar donde no hay ninguno puede resultar confuso. Pero sí existió en el pasado. Fue demolido en 1706 por orden de Luis XIV.

En teoría puede subirse de dos formas: a pie o en ascensor. Bueno, eso si el ascensor no está en reparación como el día de nuestra visita.

Fue el rey Carlos Félix de Saboya quien ideó diseñar un parque de dos hectáreas con infinidad de caminos y numerosos edificios de los que hoy quedan la torre Bellanda y la de Saint Elme. Como curiosidad, la primera (visible desde abajo) albergó a Héctor Berlioz durante el tiempo de la creación de la obertura del Rey Lear. El techo de la garita está adornado con mosaicos o tejas de colores y desde la terraza se obtiene una vista excepcional.

En el jardín también hay una bonita cascada.


Cerca, abajo, encontramos las letras I love Nice (hay otras junto a la terminal 1 del aeropuerto).

No muy lejos de la estación de tren encontramos una iglesia rusa. Se trata de la Catedral de San Nicolás, el mayor templo ortodoxo de Europa situado fuera de Rusia y es una de las iglesias más bonitas de la ciudad. Fue la emperatriz María Aleksándrovna la que inició la construcción de una iglesia ortodoxa que se convertiría en el lugar oficial de culto de sus compatriotas emigrantes.

María, nacida María de Hesse-Darmstadt, se casó con el Zarévich Alejandro Nikoláievich, futuro zar Alejandro II. El zarévich Nicolás Aleksándrovich nació en 1843. Al cumplir los 18 años, y sin saber por qué, enfermó. Se cree que contrajo bronquitis y se lo envió al sur de Francia, a donde llegó en 1863, en un estado esquelético y sin apenas poder moverse. La emperatriz María Aleksándrovna se instaló también en Niza, en villa Bermond. El joven murió en abril de 1863 de una meningitis fulminante cerebral-espinal. De Niza, su cuerpo fue llevado a Villefranche (hoy Villefranche-sur-Mer) y embarcado a bordo de la fragata Alejandro Nevski para ser inhumado en la catedral de San Pedro y San Pablo de San Petersburgo.

La familia imperial rusa hizo construir un oratorio en el lugar donde el Gran duque murió, construyéndose después una gran iglesia ortodoxa entre 1903 y 1913, en tiempos de Nicolás II, en las proximidades del oratorio.

Tardó unos 10 años en construirse. La cúpula y las seis cruces que coronan la catedral están cubiertas de oropel y la mayor parte del edificio está hecho a mano con mármol blanco. En el interior vemos un bonito iconostasio y muchos iconos. La entrada es gratis y ofrecen visita guiada (no en español).



En el cuidado jardín vimos dos conejitos sueltos.

En memoria a joven Nicolás también hay una avenida Zarevich.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: NIZA


Etapas 1 a 3,  total 15
 1  2  3  ..  5  siguiente siguiente



Votaciones al diario Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0 Media
Anterior 0 0 Media
Total 10 2 Media
Votos
Votos 0 Votos
Votos 0 Votos
Votos 0 Votos
Votos 0 Votos
Votos 0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 265 Visitas mes actual: 129 Total visitas: 1046

  Últimos comentarios al diario  Riviera francesa o Costa azul
Total comentarios 2  Visualizar todos los comentarios

Marimerpa  marimerpa  01/07/2021 06:44   
Tiene muy buena pinta esa zona. Deseando ver las fotos. Gracias por compartir.

Spainsun  spainsun  09/07/2021 14:25   
Esta quedando muy bien. A ver si le añades unas fotos para ilustrarlo. Gracias por compartirlo y te dejo mis estrellas.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Region_Isla Tema: Costa Azul: Niza, Cannes, St Tropez, Mónaco - Francia
Foro Francia Foro Francia: Foro de viajes por Francia: París, Versalles, Bretaña, Provenza, Pirineos, Costa Azul, Valle del Loira y sus castillos, Normandía...
Ultimos 5 Mensajes de 963
941098 Lecturas
AutorMensaje
ctello
Ctello
Travel Addict
Travel Addict
Mar 15, 2011
Mensajes: 39

Fecha: Dom Jul 18, 2021 10:27 am    Título: Re: Costa Azul: Niza, Cannes, St Tropez, Mónaco - Francia

Tanto Antibes como Menton o Niza están bien comunicados. Están bastante cerca unos puntos de los otros. Nosotros hemos estado ahora en junio y nos hemos alojado en Niza, muy cerca de la Plaza Mássena. Estábamos a unos 15 minutos caminando de la estación de tren. Para ir a Èze, cogimos un autobús desde la estación de autobuses de Vauban (se llega en tranvía). Para ir a Vence y Saint Paul de Vence se coge un autobús desde el Parque Phoenix (se llega también en el tranvía). Niza te queda en el centro. Para un lado se va hacia Antibes, Cannes o Grasse; para el otro, a Mónaco, Menton o...  Leer más ...
ctello
Ctello
Travel Addict
Travel Addict
Mar 15, 2011
Mensajes: 39

Fecha: Dom Jul 18, 2021 10:40 am    Título: Re: Costa Azul: Niza, Cannes, St Tropez, Mónaco - Francia

www.losviajeros.com/ ...hp?b=16757

Mi diario recién terminado. Por si sirve de ayuda.
EdyFicio
EdyFicio
Silver Traveller
Silver Traveller
Mar 01, 2008
Mensajes: 14

Fecha: Mie Sep 01, 2021 01:09 am    Título: Re: Costa Azul: Niza, Cannes, St Tropez, Mónaco - Francia

Hola, estamos planeando un viaje a la costa azul con mi novia para Abril de 2022.

La idea es recorrer esta zona por una semana visitando las ciudades y zonas mas lindas.

Queremos hacer base en Niza y de ahi recorrer lo mas que podamos. Estuvimos viendo en esta pagina todas las ciudades mas importantes y queremos ir a todas las que podamos en esos 7 dias. viajaralacostaazul.com

Se puede hacer esto o es mejor ir parando en cada ciudad?

Conviene incluir Marsella o ya se nos iria el presupuesto en viajes porque vimos que esta mas lejos?

Gracias por tu ayuda.

Sonriente
Petalosdeluz
Petalosdeluz
Super Expert
Super Expert
Ago 08, 2011
Mensajes: 328

Fecha: Mar Sep 07, 2021 02:57 pm    Título: Re: Costa Azul: Niza, Cannes, St Tropez, Mónaco - Francia

Hola,
Te encantará la costa azul, nosotros vinimos enamorados!!!
Niza es buena localización, hay otros pueblos muy bonitos cercanos a los que moverte en trasporte público o privado. Para mí si es un imprescindible Marsella con la zona de las calanques.
Hicimos un diario muy básico con nuestra ruta por si te sirve de guía.
Un saludo.
nosequenombre
Nosequenombre
Willy Fog
Willy Fog
Oct 21, 2013
Mensajes: 11764

Fecha: Jue Sep 09, 2021 08:50 am    Título: Re: Costa Azul: Niza, Cannes, St Tropez, Mónaco - Francia

Nosotros vamos una semana a final de este mes con coche particular, a aprovechar los utlimos dias de verano jeje. Me han hablado genial de la zona. Haremos base en un apartamento en las afueras de Niza, desde allí visitaremos la ciudad, Monaco, Menton, Saint Tropez, Cannes, algun dia de playita o lo que nos vaya apeteciendo. Pinta muy bien! A la vuelta haremos Marsella, su catedral me ha dejado ojiplatica.
Ya os contaré Amistad
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ



All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. Aviso Legal - Privacidad - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter instagram