Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


Laos con Mochila -Diarios de Viajes de Laos- Tonirodenas
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: Laos con Mochila  -  Localización:  Laos  Laos
Descripción: Nuestro viaje de 18 días de mochileros por Laos. [conmochila.com]
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 16
 1  2  3  ..  6  siguiente siguiente



Etapa: Etapa 1 - La llegada a Tailandia  -  Localización:  Laos Laos
Fecha creación: 27/02/2010 20:01  
Compartir: 
Compartir:
Parece mentira pero no estaba nerviosa. Todo el verano deseando que llegara el día y cuando llegó el momento me encontraba relajada, mejor dicho descansada. Ya habíamos terminado de trabajar y de estudiar, ya no tenía que pensar en los exámenes, se habían acabado los agobios por una temporadita (que ahora que lo pienso ha sido muy muy corta) y solo quedaba empezar a disfrutar.

Habíamos hablado mucho del viaje, de lo que queríamos ver y de cómo lo íbamos a hacer. Mientras íbamos subiendo cosas al blog se nos iban ocurriendo otras. Toni no paraba de contarme cosas de los otros viajes, me decía que era imposible que no me lo pasara bien. Yo con el agobio de los exámenes pensaba que si, que ¿quién no se lo pasa bien cuando está de vacaciones? pero no era consciente. Ahora mismo, una vez en casa me doy cuenta de lo inconsciente que era en ese momento. Nunca llegué a imaginar lo que iba a ser y todo lo que ahora mismo iba a echar de menos estar allí otra vez. Perdida por la otra punta del mundo, sin pensar en nada que tuviese que ver con preocupaciones de la rutina, descubriendo cosas a medida que íbamos viendo el país, adentrándote en una cultura que poco o nada tiene que ver con la nuestra, disfrutando de cada detalle y aprendiendo a valorar cosas que aquí ni siquiera nos planteamos el hecho de vivir sin ellas.

Todo esto poco a poco, con mis recuerdos, lo que íbamos apuntando en el diario y a mí manera es lo que os voy a contar en este diario de viaje. Intentar transmitir las sensaciones, lo que vivimos, más que lo que vimos. Porque lo que vimos al fin y al cabo es lo que se puede haber visto alguna vez en una foto, un video, un reportaje. Yo lo voy a intentar, aunque ya os digo de antemano que hay que vivirlo. Hay que estar allí.


A primera hora de la mañana ya teníamos todo preparado. La última semana había sido para hacer las últimas compras y asegurarnos que estaba todo. Yo me tuve que comprar todo, desde la mochila hasta la ropa que iba a utilizar porque ha sido mi primer viaje "con mochila". Las horas previas a la salida ya fueron para ir a despedirnos de la familia, así que con las ganas que teníamos a las 12 del mediodía ya estábamos cogiendo el tren a valencia para recoger el coche alquilado.

No teníamos prisa, hasta las 10 no salía el avión, así que fuimos a la marcha, descansando cada dos por tres y turnándonos con la mala suerte de que el último trozo me tocó a mí y tuve que llevar el coche yo hasta el aeropuerto... Pero bueno, ¡¡llegamos a Barajas !!

A las 10 ya habíamos embarcado. Con el "noseke" que me da siempre antes de subir a un avión, que aunque me encanta la sensación de cuando despega el hecho de pensar las horas que iba a estar volando me ponía un nudo en el estómago. Pero la verdad es que teníamos cosas con las que entretenernos. No tenemos ninguna queja de Qatar Airways, nos gustó mucho (Toni ya la había probado) y de hecho la tendremos en cuenta para otros viajes. Al rato de despegar nos trajeron la cena (buena comida) y mientras ves alguna película (el orfanato, porque la quería ver y mas que nada porque casi todas las películas estaban en inglés y mi nivel aunque me sirve para defenderme no esta como para seguir una trama), o algún documental y te hechas alguna siestecilla se te pasa el rato. No se me hizo largo y cuando te das cuenta ya te están trayendo el desayuno.

La parada en Doha curiosa. Los pañuelos, los velos, las túnicas, la "prayer room", las vistas desde el avión, toda una llanura, sin una montaña o un árbol...


Una hora de descanso y otra vez al avión. Esta vez se me hizo un poco más largo y con el cambio de horario ya no sabía si lo que me estaban dando era la comida, la cena o el desayuno. El caso es que 16 horas habían pasado desde que habíamos salido de Barajas cuando llegamos al aeropuerto de Bangkok, Suvarnabhumi y allí eran las 7 de la tarde, 5 horas más que aquí.

Y cuando salimos de allí fue cuando me "choqué" con Asia, cuando empecé a percibir todo lo que me habían contado. Es diferente, se nota nada más salir del aeropuerto, y no porque veas que la gente es más morena o con los ojos rasgados, no, es que simplemente el hecho de ver un taxi de Bangkok ya te lo hace pensar. Por mucho tunning que se pueda poner aquí de moda yo nunca havia visto un taxi rosa, o uno medio verde medio amarillo, con luces de colores o con esa decoración interior tan colorida y psicodélica. Así que medio hipnotizada aún subí a uno y fuimos a dejar las mochilas al Rambuttri Village. Supongo que la velocidad a la que van allí los coches tiene que ver con lo que se tarda en llegar a los sitios, porque yendo como una bala tardó 45 minutos en llegar al centro!!! Con tanto color y la locura con la que se conduce por allí más que una carretera parecen los coche de choque de la feria.

Bangkok es enorme y solo teníamos una noche, así que salimos enseguida a tomarnos algo y nos sentamos en el Susie Pub a hacernos una Tiger Beer. Nos entró el hambre y fuimos a un puesto donde nos hicieron la primera cena oriental, el Valla Cha Cha o una cosa así, un nombre que no pegaba mucho, la verdad, ¡pero fue mi toma de contacto con los palillos! Me costó un poco, pero he de decir que 15 días de práctica me han servido para que no se me escapen los noodles aunque sigo sin saber como coger el arroz...

Khaosan street era obligatorio, Toni no quería que me fuese sin ver el bullicio, la gente intentado venderte de todo, una copa, una cerveza, un viaje en tuk-tuk, un espectáculo nosedonde, gente disfrazada, Jack Sparrow (en la foto no se si se aprecia, pero ¡¡tenía la misma cara!!).


Nos quedamos con ganas de ver más, pero sabíamos que Bangkok era de paso y no nos iba a dar para mucho. Además estábamos muertos por el trayecto, las horas de avión, el cambio de horario... no tardamos en ir a dormir y dejar el caos atrás.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Etapa 1 - La llegada a Tailandia




Etapa: Etapa 2 - Entrada a Laos por Huay Xai  -  Localización:  Laos Laos
Fecha creación: 27/02/2010 20:05  
Compartir: 
Compartir:
A las 8 sonó el despertador, debió de sonar porque yo lo había puesto pero nos quedamos fritos. El jet lag nos dejó pegados a las sábanas y a las 9:30 abrí los ojos y miré el reloj cruzando los dedos para que no fuese demasiado tarde, teníamos que coger otro vuelo que nos llevase a Chiang Rai (norte de Tailandia), y teniendo en cuenta lo que tarda el taxi en llegar al aeropuerto no teníamos tiempo que perder. Justo para recoger todo y salir a buscar el taxi y como en casi todos los sitios donde hay turistas están todos al acecho fue cuestión de minutos (ver video del taxi). Ese día pude contemplar la majestuosidad del aeropuerto, los extensos pasillos que te llevan de una terminal a otra y los techos elevados que lo convierten en un monumental aeropuerto.

Nada, un vuelo nacional y en alrededor de 1 hora llegamos a Chiang Rai otro sitio de paso del que no podemos contar nada. Cuando llegamos queríamos coger un autobús que nos llevase a la estación de autobuses, pero preguntamos a una chica que también iba hacia esa zona y fuimos los 3 en taxi. Mizue es japonesa e iba a aprovechar sus solo 10 días de vacaciones por Tailandia. Nos lo contó mientras nos tomábamos algo esperando a que saliese el otro autobús en dirección a Chiang Khon (pueblo fronterizo con Laos).


Cuando nos dimos cuenta faltaban solo 5 minutos y al llegar a la estación vimos a la chica que nos vendió los billetes alzándonos los brazos y dándonos prisa porque el autobús ya estaba saliendo. Evidentemente ya estaba lleno así que nos tuvimos que conformar con lo que quedaba, un asiento en la última fila para mí y el suelo para Toni que consiguió hacerse hueco entre las bolsas de la compra de un matrimonio que parece ser había hecho la compra del mes. Aunque no se estaba mal, teníamos aire acondicionado: estábamos al lado de una puerta que no se cerró en ningún momento, lástima no llegar a ver enchufados los divertidos ventiladores que colgaban del techo. Los dos chicos que viajaban a mi lado se entretenían mirándonos mientras grabábamos para el blog. Se estaba bien, la verdad, la ilusión de los primeros días eclipsa la incomodidad y el cansancio. Cogí la cámara de fotos para hacer una foto a Toni mientras dormía camuflado entre bolsas y mochilas cuando de repente se fue el sol y empezó a caer agua sin previo aviso. Durante el viaje me acostumbré a ver chaparrones así, que tal cual vienen se van, sin más. Aunque ya no es época de grandes lluvias de vez en cuando hacia su aparición una nube pasajera que simplemente nos hacia dudar de nuestros planes, pero nunca los llegaba a estropear.

En un par de horas llegamos a Chiang Khon. No paramos muy lejos del río, de hecho vimos a gente que iba andando, pero nosotros cogimos un tuk-tuk (ver video del tuk-tuk). Me hacía ilusión, aunque si hubiese sabido la de veces que iba a subir en ellos ¡me hubiese dado igual! Así que fuimos a una pequeña embarcación que había donde comprando unos billetes te cruzaban el río. Nos encontrábamos en Tailandia y al otro lado estaba Laos. El Mekong, al que tantas visitas íbamos a hacerle, con su característico y nada apetecible color marrón, es la frontera entre ambos países en el norte, y hacia el sur se adentra en el país, itinerario que días más tarde seguiríamos. Así que nada más que un viajecito en una barquita un par de minutos ¡¡¡y ya habíamos llegado a Laos!!!! (ver video cruzando la frontera).


El pueblo fronterizo es Huay Xai, en la misma embarcación hay un sitio donde hacerte el visado. Me acuerdo que era mediodía y pasamos un tremendo calor al lado del río con todo el sol que caía, así que nada más terminar fuimos al mismo sitio que una pareja de holandeses que vimos en el autobús: la BAP guesthouse, donde hicimos noche por 300 baths (aun no teníamos kips) (ver video). Necesitábamos una ducha antes de salir a ver cosas y no nos paramos a buscar otra cosa.

Huay Xai no es muy grande, de echo como dice Toni en otro post, es conocido por ser una de las vías de entrada al país y porque desde allí se cogen los barcos para ir a Luang Prabang, así que la mayoría de gente esta de paso.


Cogimos las cámaras y fuimos a dar una vuelta, siguiendo lo que es la avenida principal vimos unas escalinatas bastante altas, decoradas con un dragón, acceso al Wat Jom Khao Manilat. Casi arriba del todo fue cuando empezamos a oír los cantos de los monjes. Seguro que alguna vez lo habéis oído pero no hay nada como oírlos en directo. Me puse a grabar (en el vídeo se oye como cantan) y Toni a hacer fotos y cuando terminaron con sus rezos salieron del templo y pudimos ver a las monjas haciendo ofrendas. Puede que al final te parezcan todos los templos iguales, incluso llega un momento en el que pasas por el lado de algunos y ya casi ni los miras, pero me gustó mucho aquella primera impresión que me dio ver a los monjes paseando con esa serenidad tan peculiar y la receptividad con la que te atienden. Si saben inglés siempre están dispuestos a intercambiar algunas palabras con los extranjeros.


Dejando a un lado el turismo cultural optamos por otras tradiciones, ya era hora de probar la BeerLao! Esa con la que te encuentras en cada esquina de Laos y con sus banderitas con las que decoran todos y cada uno de los restaurantes. Nos sentamos en uno y nos bebimos la cervecita. No suelen tener otra, pero la verdad, esta buena, ¿eh Toni?


Más tarde fuimos a cenar al lado del río (en realidad no era tan tarde, las 8 o algo así, pero nos acostumbramos enseguida al horario de Laos), en el Riverside Houay Restaurant, en compañía de las hormigas, arañas y mosquitos. En la cena empecé a probar la típica comida laosiana, lo que comíamos casi siempre: nuddles y arroz frito con verduras, pollo o cerdo, rollitos de primavera o pescado y ni que decir cabe que siempre iba acompañado de BeerLao. No le dejamos nada a la araña, con tanto viajecito no habíamos comido y de postre aun nos hicimos pankake, ¡de chocolate por supuesto! Es un típico postre que sirven en varios países de Asia que en algunos sitios los hacen igual que los kreppes y en otros más esponjosos, pero ambos están riquísimos.


Ya teníamos claro a que hora íbamos a salir el día siguiente porque habíamos quedado con la dueña de la guesthouse para que viniesen a recogernos para ir a Vieng Phoukha, así que nos fuimos a dormir, sin imaginar donde iba a estar durmiendo el día siguiente...
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Etapa 2 - Entrada a Laos por Huay Xai




Etapa: Etapa 3 - Vieng Phouka  -  Localización:  Laos Laos
Fecha creación: 27/02/2010 20:12  
Compartir: 
Compartir:
Lo duro al principio y el resto de días para el relax, así estaba planeado y así lo íbamos a hacer. En la Lonely Planet leímos que en Vieng Phouka hay una oficina de turismo, el Vieng Phouka Ecoguide Service, desde donde se puede contratar el trekking, así que esa íba a ser nuestra siguiente parada.

La dueña de la guesthouse donde nos encontrábamos nos dijo que a las nueve vendría un tuk-tuk que nos llevaría a la estación de autobuses de Huay Xai para coger el bus a Vieng Phouka (ver video). Pero del dicho al hecho siempre había un trecho: a la hora concretada apareció un tuk-tuk, subimos nosotros, los holandeses, un hombre que iba solo y cuando llegó la última pareja... cambio de planes. Éramos suficiente gente como para ir en una furgoneta y qué justo que había un señor con una que también iba en dirección a Vieng Phouka y nos llevó. Siete personas, el conductor y un amigo, todos íbamos en la misma dirección, aunque yo todavía no tenía muy claro donde nos iban a dejar...


No está demasiado lejos un pueblo del otro, el "problema" es que en Laos nadie tiene prisa y donde se puede llegar en un par de horas tardas 4. Todavía quedaba sitio en la furgoneta, ¿cómo lo iban a desaprovechar? Así que estuvimos media hora esperando a otra pareja antes de salir. Poco previsor, el conductor no tenía nada de gasolina. Paramos en una gasolinera pero tampoco tenían gasolina, paramos en otra pero tampoco tenían, paramos en otra y tampoco tenían... así que cuando llevábamos media hora más de camino el tipo decidió no arriesgarse más y volver a la gasolinera del pueblo. Al final acabas pensando: "bueno, tampoco tengo tanta prisa". Además el camino era entretenido. Para empezar no había ni una sola recta: todo montaña y todo curvas. De vez en cuando aparecían cuatro cabañas que se suponían pueblo y el camino se convertía en una carrera de obstáculos: niños que iban al colegio, perros, gatos, búfalos, vacas (¡¡derivados del cebú!! Algo se me ha quedado de tanto estudiar este verano), cerdos, cabras, patos, gallinas y todos los pollitos detrás, y todos campando a sus anchas y sin estresarse, ya podía pitar la furgoneta 50 veces que siempre tenía que terminar esquivándolo todo. ¿Cómo iba un perro a levantarse del suelo de en medio de la carretera si estaba pegándose una siesta? ¿o acaso iba a estresarse una vaca corriendo? Nada de eso, ya pasaras por otro sitio furgoneta...


Bueno, gasolina ya teníamos, pero basta una llamada a última hora para poder ir a recoger a alguien que también se viene con nosotros. ¿no hay sitio? ¿Cómo que no? Donde caben 9 caben 11, empezábamos a conocer el "siempre cabe alguien más".

Sin atropellar a ningún animal ni recoger a nadie más, al final llegamos a nuestro destino y fuimos nosotros los únicos que bajamos en Vieng Phouka. Nos dejaron a las afueras del pueblo delante de una guesthouse (ver video llegada Vieng Phouka), pero nosotros ya habíamos mirado donde queríamos ir, otra que estaba a un kilómetro del pueblo pero en la otra punta así que teníamos que travesarlo todo. Tuvimos la idea de ir grabando hasta llegar a la guesthouse para ir explicando cosas del blog, y se nos quedó uno de los videos más bonitos de los que hicimos. Iba yo grabando y andando detrás de Toni mientras entrábamos en el pueblo y los niños se nos quedaban mirando y nos saludaban. El Bo Kung es una guesthouse que está un poco escondida pero se recomienda por ser un sitio tranquilo, ya que Vieng Phouka es frecuentado por camioneros y quedarse en la travesía que cruzaba el pueblo no era la mejor idea, por eso nos metimos por un caminito que nos llevaba hasta allí, y cuando nos vieron los niños se volvieron locos. Empecé a oír Sabaydee!! Sabaydee!! (hola en lao) y el grupo de niños que había visto mi cámara se avalanzó hacia mi. Se han acostumbrado a que los turistas les enseñen la foto en la pantalla de las cámaras digitales, y como estaba grabando con la de vídeo les puse la pantalla para que se viesen y empezaron a hacer monadas delante todos alborotados.


Lo gracioso fue que luego intentaba seguir andando y venían detrás de mi, me cogían de los pantalones y seguían gritando: Sabaydee!! Sabaydee!! Y les continuaba a grabando. Lo que al final me tuve que ir porque sino me hubiesen tenido hasta las tantas. Me acuerdo que una niña me cogió de la mano y se venía conmigo. Pase un rato estupendo con los niños (ver video de los niños). Al final del camino encontramos la guesthouse, no había nadie, estábamos solos Toni y yo, y cuando nos vió la dueña se le luminaron los ojos. Hacía mucho que no se quedaba nadie allí, vimos en el libro del check-in que los últimos fueron unos franceses hacía un mes (ver video de la llegada a la guesthouse).

Aparte de que Vieng Phouka no es un sitio donde se queden demasiados turistas el sitio esta un poco escondido, pero es muy bonito y es una lástima no adentrarte para quedarte allí algún día.


Las habitaciones son cabañas de madera y bambú separadas unas de otras todas en el campo. Encima la que nos dio a nosotros tenía detrás un balcón construido justo encima del río. Todo muy sencillo pero con un aire muy rústico y apacible.


Claro que la sencillez se transformaba en austeridad: una cama, una mosquitera y el baño, donde solamente había una ducha compuesta de un grifo a un metro de altura para poder llenar un cubo de donde ibas sacando cazos para echártelos por encima.


Y allí las tazas del wáter empezaron a dejar de existir para convertirse en platos en el suelo con el agujero, el típico wáter turco. Y encima con mascota incluida, porque nada más entrar me llevé un susto de muerte. Abrí la puerta y había en la pared una araña de unos 12 centímetros de diámetro, nuestra amiga la araña-cangrejo, porque Toni le dio un golpe (¡¡¡¡¡en contra de mi voluntad!!!!!!!) que la dejó KO y dice que sonó a cangrejo. Pero a parte teníamos otros "amigos" que, aunque inofensivos, te quedabas perplejo de ver su tamaño.


En fin, después de investigar un rato nos fuimos a contratar el trekking a la oficina. Allí nos explicaron las diferentes rutas que había y los días que podías ir. Nosotros queríamos estar tres días y elegimos la ruta por el espacio protegido de Nam Ha porque nos dijeron que era la menos turística y nos gustaba la idea de no ir encontrándonos guiris por todos los sitios. Vimos un poco lo que iba a ser y qué visitaríamos, y nos recomendaron que cogiésemos solo lo imprescindible. A la mañana siguiente teníamos que estar a las 8 en el mismo sitio para partir.


Nos fuimos a comer a un resturante que no tubo nada de éxito, no me acuerdo ni del nombre pero no tenían nada, lo único que tenía era arroz y de todos los platos de arroz solo tenía con verduras. Así que al final nos sacó lo que tenía con la cerveza caliente porque la electricidad estaba cortada.


Nos pasó la tarde grabando, escribiendo y durmiendo y por la noche cenamos con los dueños de la guesthouse, que nos pusieron una sopa de verduras y el famoso arroz glutinoso que tanto aborrecí los días de trekking. Lo utilizan como aquí el pan, para acompañar la comida y simplemente es arroz hervido con poco agua, dejando el arroz en una masa que vas cogiendo a cachos.


En la foto se ve su casa, creo que fue cuando nos dieron un chupito de lao-lao, un licor de arroz típico que ya no volví a probar. Y a la cama que había que descansar para el día siguiente...
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Etapa 3 - Vieng Phouka



Etapas 1 a 3,  total 16
 1  2  3  ..  6  siguiente siguiente



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 162 34
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 221 Visitas mes actual: 106 Total visitas: 31956

  Últimos comentarios al diario  Laos con Mochila
Total comentarios 14  Visualizar todos los comentarios

Annakin  annakin  06/03/2010 18:24   
Un diario muy bueno de un pais increible.
Enhorabuena Guiño

Maluvaru  maluvaru  15/03/2010 03:59   
Enhorabuena por el diario.. es increible lo q trasmite..

te dejo las estrellitas..

Cristinitaaa  cristinitaaa  21/04/2010 07:36
enhorabuena por el diario, te dejo estrellitas porque me ha encantado, tanto tu forma de redactarlo como de vivirlo. Ahora toca planear el siguiente! un saludo.

Aralibra  aralibra  11/08/2010 14:32   
Después de leer el diario de Camboya, he leído éste. Igual de impresionante y que transmite tanto vuestras sensaciones y vivencias que casi me parecía estar allí.
De nuevo ¡enhorabuena!

Belaril  belaril  22/08/2012 19:38
Hola!!!
Me han encantado tus diarios, he leído el de Marruecos, India y estoy con el de Laos.. Como me arrepiento ahora de no tener diarios.. En mi próximo viaje me acordare de lo que me ha gustado leer los tuyos y lo haré!!! Felicidades!!!

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Pais Tema: Viaje a Laos
Foro Sudeste Asiático Foro Sudeste Asiático: Foro del Sudeste Asiático: Vietnam, Indonesia, Camboya, Laos, Myanmar, Malasia, Filipinas... y resto de Sudeste Asiático excepto Tailandia
Ultimos 5 Mensajes de 488
437901 Lecturas
AutorMensaje
nosequenombre
Nosequenombre
Dr. Livingstone
Dr. Livingstone
Oct 21, 2013
Mensajes: 9335

Fecha: Lun May 20, 2019 04:06 pm    Título: Re: Viaje a Laos

Para los desplazamientos internos entre algunas ciudades yo mejor que bus te recomiendo van, las carreteras estan bastante maltrechas, a veces inlcuso por las lluvias puede haber desprendimientos asi que siempre es mas manejable una coche furgo y tambien algo menos de botes.
DaveMou
DaveMou
Super Expert
Super Expert
Abr 15, 2010
Mensajes: 665

Fecha: Lun May 20, 2019 04:30 pm    Título: Re: Viaje a Laos

Hola!!
Nosotros volamos de Bangkok a chiang rai y de allí bus hasta la frontera. Luego a luang namtha desde donde fuimos a mal ha y a la frontera con China. Desde luang namtha fuimos bajando hasta luang prabang.
Lo mejor para moverte es van.
MiguelitoMBF
MiguelitoMBF
Travel Adict
Travel Adict
Jun 17, 2015
Mensajes: 31

Fecha: Mar Jul 23, 2019 10:56 pm    Título: Re: Viaje a Laos

Hola! estoy ultimando mi viaje a Laos en agosto y no tengo muy claro cuántos días en cada lugar... me echais una mano? tengo 17 días para repartir por el pais. Llegada a LP. mi idea es disfrutar de la ciudad y subir a los pueblos del norte. Ver Kuang si, las cascadas, desde aquí ir a Nong Khiew (100 cascadas), Muang Ngoi, Muang Khua e ir a ver pueblitos como Huay Sen o Huay Bo y Muang Sing. Trekking desde Luang Namtha con una noche en la selva VAN VIENG en van/bus Wat Xieng Thong, Colina Phu Si, Cascada Tat Luang Si Cuevas Tham Sang, Tham Nam. Cueva Tham Phou Kam Cataratas...  Leer más ...
ness_alicia
Ness_alicia
Super Expert
Super Expert
Jul 24, 2010
Mensajes: 324

Fecha: Sab Ago 10, 2019 02:32 pm    Título: Re: Viaje a Laos

Hola foro,
ya conzoco Camboya y Vietnam y ahora estoy considerando Laos, ¿se parecen mucho?, ¿es un poco más de lo mismo? Venga, vendedme el país.
Tendría 18 días allí, ¿sería mejor volar a Bangkok y de allí a Chiang Mai o directamente a Luang Prabang y de ahí moverme? Gracias.
raiser1969
Raiser1969
Indiana Jones
Indiana Jones
Ene 25, 2015
Mensajes: 2686

Fecha: Dom Ago 11, 2019 12:19 pm    Título: Re: Viaje a Laos

Opino que se parecen bastante, aunque cada país de los nombrados a cogido otra evolución después de su independencia de Francia, sobre todo Vietnam , más rica que Camboya y Laos.
Laos me parece como más autentica y un poco menos explotada turísticamente , cosa que note un poco en los hospedajes , restaurantes y transportes ,pero bien en general.
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ







All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad