Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


Toscana: Florencia, Siena, Pisa, Lucca y San Gimignano en tren y autobus. -Diarios de Viajes de Italia- Jcastillo (Página 3 de 3)
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: Toscana: Florencia, Siena, Pisa, Lucca y San Gimignano en tren y autobus.  -  Localización:  Italia  Italia
Descripción: Ocho dias en Florencia visitando varias ciudades de la Toscana (Florencia, Pisa, Lucca, Siena, San Gimignano) en transporte público, tren y autobus... Espero que os guste, es mi primer diario en el foro. Tambien espero vuestros comentarios y opiniones y, si puede ser, estrellas....
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:


Etapas 7 a 8,  total 8
anterior anterior  1  2  3 



Etapa: Segundo día en Florencia con la Firenze Card (día 7)  -  Localización:  Italia Italia
Fecha creación: 08/09/2012 00:34  
Compartir: 
Compartir:
DIA 7 – 17 de Agosto del 2012 (Viernes)

En el segundo día recorriendo los interiores de Florencia toca ponerse pantalones largos, pues entre mis planes está visitar por fin el Duomo por dentro. Luego, pese a todo lo que había leído en el foro, vería muchos hombres en bermudas en el interior, así que me arrepentí mucho de ir con pantalones largos todo el día, por culpa del calor de la Toscana (el calor nunca sale en las fotos).
Lo primero de todo es visitar en la Capilla Medicea que está en la parte posterior de la Basílica de San Lorenzo. Allí se encuentra las criptas de los Medici, la Sagrestia Nuova levantada por Miguel Angel y para mí lo más importante, y espectacular, la Cappella dei Principe, que es prácticamente la cúpula de la Basílica, todo un mausoleo gigantesco, de preciosos mármoles y esculturas. Hay otra cripta inferior donde está la tumba de Donatello entre otros, pero desde aquí no es accesible. Tras está visita me dirijo algo ingenuo hacía al Duomo sin saber que abre a las 10 de la mañana, hora a la que llego.


La cola es tan larga que decido cambiar de planes y dirigirme hacia el Uffizi de las esculturas, o lo que es lo mismo, el museo Bargello, un palacio céntrico de tres pisos con una extraordinaria colección de esculturas, posiblemente mucho más importante que la que existe en la Academia pero bastaste menos visitada. Entre distintas salas menos importantes repletas de tapices, orfebrería, etc.. uno se encuentra con un pequeño cristo (“Crocifisso”) atribuido muy recientemente a Miguel Angel. Pero los dos grandes tesoros de este palacio son una sala con obras de Donatello (San Jorge o David) y otra sala situada en la planta baja con una amplia colección de Bacos (entre ellas uno de Miguel Angel, que aporta otras obras). Evidentemente no es un museo del tamaño de los Uffizi, pero merece una visita reflexiva, sobre todos para los amantes de la escultura.







Muy cerca está el Palazzo Vecchio, del que ya había visitado el patio exterior pero ahora tocaba subir hacia los pisos superiores. Sin duda lo más impactante por tamaño, decoración y grandeza es el Salone del Cinquecento, con dos enormes murales a ambos lados, estatuas en los laterales (entre las que no podría falta Miguel Angel) y un asombroso techo de esos que dejan atónitos a cualquiera. Ante una sala tan desbordante, resulta curioso que en un lateral exista un pequeño estudio que no le va a la zaga en cuanto a belleza, el “Studiolo di Francesco I”. Pequeña habitación pero deslumbrante.







A partir de aquí, y en tres pisos distintos, nos encontramos con más de una veintena de distintas habitaciones, aposentos, capillas en la que se van alternando obras de Donatello, salas dedicadas a la geografía de la época, y pequeñas joyas como la Capella Dei Priori. También hay vistas a distintas partes de Florencia, desde el Duomo al perfil del otro lado del Arno. Se puede acceder a la torre, por si alguien está interesado, que no es desgraciadamente mi caso.











De ahí me dirijo al Museo Galileo, que se encuentra en un edificio anexo a Uffizi pegando al río. Es un museo de reciente creación dedicado a la ciencia y sobre todo a una extensa colección de instrumentos científicos del siglo XI al XIX, desde telescopios a globos terráqueos. Muy curioso, lo aconsejo si vais con niños, pues resulta muy divertido y ameno, con la posibilidad de intervenir en pequeños experimentos, aunque hay algunas vitrinas (recuerdo una de recreaciones del parto de una mujer en distintas posibilidades) que resulta un poco angustiosas, sobre todo por los instrumentos de cirugía que se utilizaban en el pasado.


En la planta baja me encuentro con una exposición temporal llamada “Gometrie Dell´Illusione” de esculturas de los artistas contemporáneos Stella Battaglia y Gianni Miglietta, esculturas que ellos mismos llaman anamórficas y que juegan con las distintas perspectivas de visión de los visitantes, con obras distorsionadas que desde un punto específico toman vida real. Muy curiosa, divertida y donde tanto niños como adultos disfrutan de lo lindo. Un ejemplo de lo expuesto:
¿Esto qué es?
Pues es esto...

Como queda cerca el Museo Horne, me dirijo hacia allí, encontrándolo cerrado. Decepción. Así que cruzo el río por el Ponte alle Grazie hasta el Museo Stefano Bardini. Consta de dos plantas, estando en la de arriba la Sala de Armas (a la que no subo, demasiadas escaleras), pero es un pequeño museo, una colección particular de antigüedades de toda clase, con pocas obras pero algunas de ellas muy bellas. Se encuentra el mismo jabalí que en el Loggia di Mercato (no sé si será el original, pero tiene el morro menós desgastado por el sobo de los turistas, aquí hay poco público), y obras románicas, renacentistas, esculturas, armaduras, etc....




De aquí vuelvo a cruzar el río hacia el Duomo con el temor de encontrar de nuevo una gran cola.


Pero por fortuna ya no es así, con lo que entro rápido. Cierto es que todo el esplendor del exterior del Duomo hace que el interior te deje un cierto sabor a decepción, aunque el tamaño de la cúpula y su decoración es preciosa, lo más monumental y destacable del recinto. Se tiene la sensación de cierto vació, en la Toscana se puede visitar Iglesias más bellas, pero sólo por el tamaño de la cúpula y su belleza merece la visita, y sobre todo para los que puedan subir. Las velas me recuerdan mucho al pebetero de Londres 2012 ¿No pasaría por aquí Danny Boyle?






Ya es tarde y toca comer, así que me dirijo hacia el hotel. Muy cerca de él ya había pasado varias veces por un pequeño restaurante llamado Bistrot La Campaninna (Via Sant Antonino 49) y siempre estaba lleno, pero esta vez veo que hay una persona comiendo en la barra y digo, pues yo también como en la barra. Cuando paso al interior veo que no hay barra... o que la barra es la cocina, del que solo me separa una especie de cristal. Pides lo que quieras y allí ves como te lo hacen, pero no creáis que hablamos del típico restaurante moderno con la cocina a la vista, sino de un restaurante casero, con un cocinero que hace de todo a una velocidad endiablada y que te hace lo que le pides (un buen plato de pasta y pechugas de pollo con un buen surtido de verduras en mi caso), todo muy casero y muy rico, aunque también da un poco reparo ver que en la misma barra cocinan, ponen los platos sucios, el cubo de la basura, osea todo... Pero vamos, comida casera 100%, buena cantidad, rico y económico. Siempre lleno, tanto a la hora de comer como de cenar, lo que es normal. Me salió por 10 o 11 € con bebida (agua), y no cobran servicio ni ningún añadido. Merece la pena comer allí.
Toca siesta y luego mi plan es ir a la Fondazione Palazzo Strozzi, cuyo exterior todos habréis visto si habéis paseado por el centro de Florencia, ya que es un palacio de piedra muy característico. Era uno de los lugares que más me atraía ver porque tienen una buena programación cultural, pero resulta que en agosto no programan nada, así que no hay nada que ver, sólo visitar el patio interior y poco mas.



Así que decido, esta vez cómodamente y en autobús, subir hacia la Piazzale Michelangelo. El autobús te deja en la misma plaza (subo en el 12, siendo el 13 quizás una opción más corta y rápida), abarrotada de gente, puestos de souvenirs, etc... Lo primero que hago es intentar subir a la Iglesia de San Miniato, pero por mucho que me esfuerzo no puedo, demasiadas escaleras y cuestas, así que media vuelta y me voy al mirador de la Plaza. Está atardeciendo y desde allí se ve perfectamente todos los grandes edificios de Florencia, el río Arno anarajandose con la caída del sol, etc.. Un buen lugar para ver anochecer tranquilamente, sin prisas, también para descansar un poco que ya el cansancio de todos los días se va acumulando poco a poco. Por cierto, aquí también hay un David, éste de un tono verdoso, presidiendo el centro de la plaza.






Bajamos en el mismo autobús que nos subió, que me deja en la estación de trenes, a un paso del hotel. Una ducha y a cenar. Toca pasear hacia el centro, visitar lo ya visitado y lograr encontrar un restaurante por el que pase una noche anterior y que en un principio me cuesta localizar, y eso que me quedé con el nombre: Gustavino. Está entre la Piazza della Signoria y Santa Croce, en la Via Condotta 37. Lamentablemente está lleno (es recomendable reservar), pero me dan mesa para una hora más tarde por lo que voy a sentarme a Santa Croce un rato. A la vuelta ceno: es un sitio elegante, moderno, tanto en ambiente como en su cocina, con un gran surtido de vinos (como no entiendo, les dije que ellos mismos me pusieran el que quisieran) y el más caro que visité esta semana, aunque mereció la pena, casí fue el único capricho de todo el viaje. Quien quiera hacerse una idea, con visitar su web (www.gustavino.it) podrá hacerse una muy buena idea del restaurante. Muy recomendable y muy agradable el lugar. Después de aquí, un helado y paseando poco a poco hacia el hotel. Cada día duermo mejor, aunque el de “Guantanamera” da el tostón otra vez.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Segundo día en Florencia con la Firenze Card (día 7)




Etapa: Tercer día en Florencia con la Firenze Card (día 8), regreso (Día 9) y Epílogo  -  Localización:  Italia Italia
Fecha creación: 08/09/2012 00:35  
Compartir: 
Compartir:
DIA 8 – 18 de Agosto del 2012 (Sábado) y regreso (19 de agosto, domingo)

Por fin encuentro abierto el cercano Cenaculo del Fuligno. Como algún otro que hay en Florencia, el acceso es gratuito, pero hay una persona mayor en la puerta que te hace firmar en un libro de visitas. El fresco que aquí se conserva es de Perugino y está recientemente restaurando. El pequeño reciento es modesto, con algunos cuadros en los laterales.



Mucho mas atractivo es el Cenaculo di Sant´Apolonia, unas calles más arriba. Igualmente gratuito, es necesario firmar a la entrada. Este es más hermoso que el anterior, dividido en dos partes, realizado por Adrea de Castagno y llama la atención que en la pared frontal se encuentra como el boceto del mismo fresco, lo que se llama (aquí lo aprendería) la sinopia. Se respira un silencio absoluto, y además cuando llego estoy sólo. Te puedes sentar tranquilamente un rato y contemplarlo sin prisas. Hay también algunos cuadros, uno de ellos muy hermoso, parece que recién restaurado por el brillo que tiene y el lugar privilegiado que le otorgan.





Toca luego acudir al Chiostro dello Scalzo (cerrado) y luego bajo hacia el Museo de San Marco. Se entra atravesando un claustro con sus correspondientes frescos, y en el interior hay diversas salas, donde también se encuentra un Cenaculo (y sus correspondientes bocetos muy bien expuestos), esplendidos cuadros de Fra Paolino o Antoniazzo Romano, de este ultimo un precioso “Madonna con Bambino” recién restaurado, y donde se muestra todo el proceso de limpieza y restauración, además de quedar perfectamente iluminado y presentado. En el resto de las salas hay restos arqueológicos y diversas obras de arte, pero no accedo a la planta superior.





A la salida, me dirijo hacia el Palazzo Medici Riccardi, pero antes un regalo....


El Palazzo es un edificio que además de museo tiene un uso civil, por lo que entre obras maestras te puedes encontrar oficinas y funcionarios trabajando. De hecho, algunas de las salas más bellas (como la Sala Luca Giordano, puro rococó) siguen teniendo un uso civil habitual, pese a ser absolutas obras de arte que a mi entender deberían de estar mejor aisladas y expuestas. Hay un patio central también notable y otras salas decoradas con tapices, lamparas majestuosas y muebles de época, pero la gran maravilla que encierra el palacio es la Capella dei Maggi, obra maestra de Benozzo Gozzoli, digna de contemplar durante varios atentos minutos y una muestra más de que Florencia esconde en cada rincón una inesperada sorpresa.





Y esta declaración tiene unos de sus máximos exponentes en el Museo de Santa Maria de Novella. Ahí, tan expuesto al gentío de sus alrededores, enfrentado a la estación de trenes y a las espaldas de la propia Iglesia, se encuentra un Museo que al principio parece modesto (el Refettorio, la Capella degli Ubriachi) hasta que uno accede al Chiostro Verde, no sólo uno de los mayores claustros de Florencia sino el que mayor colección de frescos contiene y mejor conservados (de ahí que antes de acceder al mismo no sólo te hacen pasar por un detector de metales sino que te retiran cualquier mochila que puedas llevar: vamos, te hacen pasar sin nada en los bolsillos). Desde este claustro que tarda en recorrerse se tiene acceso también a la Capilla de los Españoles, la otra gran maravilla que encierra el museo.







Paseando por el Chiostro Verde me llama la atención una ventana que pronto asocio a una perfumería, y es entonces cuando me doy cuenta que es la Farmacia Perfumería de Santa Maria de Novella que, como parece abierta, decido una vez salgo del museo dirigirme hacia allí.
Este establecimiento comercial fundado en el año 1612, es una farmacia perfumería que es toda una joya en su interior. Los visitantes son mayoritariamente orientales, e incluso algunas de las dependientas también lo son. Aquí encontrareis una mezcla de museo perfumería artesanal, de precios prohibitivos que merece la pena visitarse porque la decoración, los olores y el lujo forman una combinación perfecta, cautivadora. Recomiendo hacerse con la carta de los productos que fabrican, un extenso pliego disponible en distintos idiomas.





A la salida vuelves a dar con la plaza de Santa Maria de Novella....



...donde está en Museo Nacional de fotografía (cerrado) y sigo adentrándome hacia el centro para ir a parar al Museo Marino Marini, que también está cerrado todo el mes de agosto.


De aquí a dos pasos está el Palazzo Davanziti, uno de los pocos palacios sin patio interior y que más bien parece una fortaleza, con escaleras inclinadas y robustas, con un aspecto más rocoso en sus tres plantas que el resto de palacios y museos de la ciudad. Por sus distintas plantas, accesibles en ascensor, se encuentras distintas estancias que enseñan una curiosa mezcla de objetos cotidianos (muebles, bordados, encajes, cerámica) con pinturas y esculturas.


De aquí, cruzando por la Loggia del Mercato...


...y todo el centro, voy hacía Santa Croce de nuevo, pero esta vez para visitar el interior. La entrada cuesta 6€, no entra con la Firenze Card. El interior en sí tampoco es espectacular, aunque hay partes preciosas, como las dos capillas que se encuentran al lado derecho, con hermosos frescos, o el artesanado de madera del techo. El altar está en plena restauración, que afea la vista como es de entender. Todo el interior está dominado por monumentos fúnebres, entre los que destacan por la importación histórica las tumbas de Miguel Angel, Galileo y Maquiavelo, aunque también los hay a Rossíni, Dante y Leonardo, aunque estos no se hallan enterrados aquí.








Saliendo hacia la derecha se da a una zona verde donde en un lado se encuentra una curiosa galería con monumentos fúnebres (tumbas, lápidas, estatuas, de todo signo y condición) y mas al fondo el Museo, que tiene al fondo un Cenaculo y distintos cuadros, entre ellos si no me equivoco “Descenso de Cristo al Limbo”de Angelo Bronzino o “Deposición de la Cruz” de Francesco Salviati (creo), en todo caso, dos cuadros impresionantes, magníficamente iluminados y de admiración digna.







A la salida, la plaza de Santa Croce rebosa vida, con sus restaurantes repletos pese al calor.





De aquí, aunque sé que está cerrada, un largo paseo hasta para visitar al menos viéndola desde fuera, la Sinagoga...


y de ella, en un largo recorrido pero prácticamente recto, hacia el hotel. Como es tarde, paro a comer en un restaurante familiar que hace esquina, por 10 € (debe ser por Via Guelfa o cerca).
Tras la habitual siesta, ya sólo queda tomarte la tarde con cierta tranquilidad, pues aunque no he visitado todo creo que ya me he recorrido Florencia bastante completamente, sabiendo que han quedado cosas por hacer. Doy una vuelta por los mercados, por el centro de nuevo como despedida, tomo una cerveza en las escaleras del Duomo, acudo a un concierto gratuito de órgano en la Chiesa di Santa María de Ricci (todos los días, creo que es en Via Corso) con obras de Bach, Mozart, etc y termino cenando en una Pizzeria de las más clásicas del centro de Florencia, O´Vesubio, cuyo dueño es un ferviente y dicharachero seguidor del Nápoles. Una gran pizza al horno y una cerveza, por 9 €. No me preguntéis porque hay ropa (incluso interior) colgada en el interior.


A la salida, escucho en una esquina a una chica tocando en violín con apenas tres personas escuchándola y aplaudiendo y luego la última visita al Ponte Vecchio, ya casi vacío.
Regreso al hotel, un dormir rápido, y antes de las siete estoy en la estación de trenes para regresar a Pisa, tomar un café y un buen bollo relleno por sólo 2,20€ y desde alli volar a Madrid. Fin del viaje físico, mi mente tardaría unos días aún más en regresar.

Epílogo

Es estos días de viaje soy consciente de que no he conocido la Toscana ni siquiera Florencia, pero sí que he disfrutado de sus calles, sus paisajes, sus monumentos y aprendido que esta tierra esconde en cada uno de sus rincones grandes tesoros del arte de la historia de la humanidad. Claro que me hubiera gustado visitar otros rincones, de esos que cuando vez las fotos apuntas como indispensables, aunque luego sabes que el tiempo, y el transporte público, es limitado: Cetona, Monteriggioni, San Casciano dei Bagni, Montelpulciano, Orvierto y tantos otros rincones singulares y únicos. Me he dejado las piernas en el camino en cuestas, calles y escaleras, los ojos en cuadros, esculturas y monumentos y el cansancio hizo mella con el paso de los días y el peso aspero del calor toscano de agosto. Pero sé que volveré, sueño con volver, porque eso es viajar: soñar

Por cierto: no viaje sólo. Beach House (“Bloom”), Cat Power (“Sun), Chromatics (“Kill for love”), Violens (“True”), Crocodiles (“Endless Flowers”), DIIV (“Oshin”), Japandroids (“Celebration Rock”), Julia Holter (“Ekstasis”), The Walkmen (“Heaven”), Lambchop (“Mr. M”), Spain (“The soul of Spain”), Wild Nothing (“Nocturne”), Lana del Rey (“Born to Die”), Lightships (“Electric Cables”), Lower Dens (“Nootropics”), Mount Eerie (“Clear Moon”), Passion Pit (“Gossamer”), Silvia Perez Cruz (“11 de noviembre”) y Sharon Van Etten (“Tramp”) acariciaron mis oídos en los viajes en autobús, metro, avión o tren, en las escaleras descansando, o en el balcón del hotel. Y es que “Guantanamera” sigue sin gustarme.

Y por cierto, si despues de tanto texto y tantas fotos te ha gustado el diario.... agradécemelo con alguna estrellita o comentario, sería vuestro donativo a este pequeño esfuerzo


Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Tercer día en Florencia con la Firenze Card (día 8), regreso (Día 9) y Epílogo



Etapas 7 a 8,  total 8
anterior anterior  1  2  3 



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 373 77
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 469 Visitas mes actual: 294 Total visitas: 139926

  Últimos comentarios al diario  Toscana: Florencia, Siena, Pisa, Lucca y San Gimignano en tren y autobus.
Total comentarios 22  Visualizar todos los comentarios

Killerclown  killerclown  27/12/2012 10:02   
Te dejo mis estrellas.Solo un apunte,Albergo en italiano es hotel,no quiere decir que se trate por ello de un albergue.Saludos

Vifernan  vifernan  02/08/2014 11:25
ahi van mis estrellitas,,el diario magnifico,la informacion del transporte publico estupenda,las fotos y la informacion de todos los lugares visitados sensacional,,gracias por ayudarnos a programar nuestros viajes

Alaelma  alaelma  30/11/2014 20:17
excelente diario!!!! gracias!!

Sargazo12  sargazo12  08/03/2015 21:26
Comentario sobre la etapa: Tercer día en Florencia con la Firenze Card (día 8), regreso (Día 9) y Epílogo
Pues,si,me ha gustado mucho tu diario. Como no me aclaro con el tema de las estrellitas me resulta dificil dejarte ninguna, pero si quiero agradecerte este diario, tan ameno y tan bien documentado.
Un saludo.

BENTOR  BENTOR  13/06/2016 20:50
Comentario sobre la etapa: Prologo y Primer dia: Llegada a Florencia (Día 1)
Me gusta mucho tu diario y estoy tomando nota para mi viaje de septiembre.
Lo que lamento grandemente es que no puedo visualizar tus fotografías, lo que desmerecen el diario y lo siento.
Saludos.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Pais Tema: Viaje a Italia - Consejos
Foro Italia Foro Italia: Foro de viajes por Italia: Roma, Venecia, Florencia, Milan, Napoles, Pisa, Genova, Asis, Capri, Sicilia, Cerdeña.
Ultimos 5 Mensajes de 1319
797435 Lecturas
AutorMensaje
Angegaca
Angegaca
Willy Fog
Willy Fog
Sep 11, 2008
Mensajes: 10615

Fecha: Lun Sep 09, 2019 06:42 pm    Título: Re: Viaje a Italia - Consejos

En un banco, vale, lo que tratan de evitar es que la gente haga el "picnic" en el suelo de la calle Guiño
En cuanto a las escaleras de la Plaza de España, supongo que habrá algún cartel, pero desde luego hay policías patrullando Guiño
Saludos Amistad
Ángeles
perliua
Perliua
Super Expert
Super Expert
Ago 22, 2016
Mensajes: 284

Fecha: Lun Sep 09, 2019 06:46 pm    Título: Re: Viaje a Italia - Consejos

ah vale, entendido, en un banco podemos Riendo Riendo genial.

Entiendo que ciudades que reciben tantísimos turistas tengan que hacer estas cosas y no queríamos meter la pata.

Gracias ! Heart Aplauso
Angegaca
Angegaca
Willy Fog
Willy Fog
Sep 11, 2008
Mensajes: 10615

Fecha: Lun Sep 09, 2019 07:01 pm    Título: Re: Viaje a Italia - Consejos

Creo que lo más importante es no ponerse a comer en la zona más turística, por ejemplo, en Plaza San Marcos, Rialto, ese tipo de lugares Guiño

Algo que me ha venido a la memoria, en Roma y Venecia, supongo que en Florencia también Ojos que se mueven Está prohibido meter los pies en las fuentes para refrescarse, o en los canales en Venecia Guiño
Saludos Amistad
Ángeles
perliua
Perliua
Super Expert
Super Expert
Ago 22, 2016
Mensajes: 284

Fecha: Lun Sep 09, 2019 07:10 pm    Título: Re: Viaje a Italia - Consejos

madre mía la gente Chocado Chocado ... no se me hubiera ocurrido meter los pinreles en las fuentes Riendo Riendo

tendremos en cuenta lo de las zonas turísticas. Gracias!
izarbe10
Izarbe10
Super Expert
Super Expert
Nov 10, 2007
Mensajes: 936

Fecha: Mar Sep 10, 2019 11:35 am    Título: Re: Viaje a Italia - Consejos

En Venecia si sales de la zona más turística no es caro comer. En la plaza San Marcos carísimo hasta el café.

En Roma hay policia que toca un silbato si te sientas en las escaleras de plaza España o en Fontana de Trevi.

La gente se sentaban los portales de casas y tiendas enfrente de plaza España.
Alrededor de Fontana de trevi hay sitio para sentarse.
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ





All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad