Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


SÁBADO DÍA 16. EL DÍA DE LOS MUSEOS. -Diarios de Viajes de Italia- Lanzarote001
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: TURÍN, la gran desconocida de Italia  -  Localización:  Italia  Italia
Descripción: Nuestro viaje a Turín fue un tanto improvisado, una ciudad a la que nunca me había planteado ir y que descubrí hasta el punto de querer volver, Turín es la perla escondida u olvidada de Italia, una ciudad que los amantes de Arte no deben perderse.
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:



Etapa:  SÁBADO DÍA 16. EL DÍA DE LOS MUSEOS.  -  Localización:  Italia Italia
Descripción: Este segundo día en Turín lo dedicamos a visitar museos, no en vano daban riesgo de lluvia y, de esta manera, pensábamos disfrutar de la jornada estando lo más cobijado posible. Al final no llovió.
Lanzarote001  Autor:    Fecha creación:   
Compartir: 
Compartir:
Segundo día en Turín, amaneció ya con un cielo completamente azul a pesar de que según las predicciones era la jornada en las que se esperaban lluvias intensas, por eso queríamos dedicarlas a visitar museos para ir amortizando la tarjeta y porque de esta forma estaríamos a cubierto buena parte del tiempo. Tras desayunar y coger lo necesario, salimos del hotel en torno a las 09:30 de la mañana, y aunque se notaba un poco de fresco efectivamente el día estaba soleado sin una nube en el cielo, un día ideal para estar por la ciudad. De primera dirigimos nuestros pasos al museo de la Síndone, palabras mayores en Turín, así como para todos los que sean creyentes y añadiría a los no creyentes, el misterio del “Hombre de la Sábana Santa” realmente atrae. Pasamos como cada día por la basílica della Consolata encaminando nuestro camino al Museo de la Síndone, localizado en una antigua iglesia ubicada en la vía San Domenico nº 28, la entrada se realiza por una puerta angosta y nos llamó la atención la escasa afluencia al mismo, el personal que hay es voluntario y nos atendieron amablemente. Primero visualizamos un audiovisual de unos veinte minutos, bastante interesante donde cuentan la historia de la síndone, su recorrido, y posteriormente los detalles que esta encierra, bastante interesante descubriendo pormenores que no conocíamos. En el museo se encuentra recogido todo lo que documenta la historia de la Sábana Santa, tanto objetos, libros, carteles, fotografías, documentos, estampas, cintas, pinturas, etc, etc…., al mismo tiempo que una información muy amplia y actualizada sobre las investigaciones de las que ha sido objeto, desde las primeras reproducciones fotográficas a los resultados más recientes. Estuvimos más de una hora en el museo y éramos los únicos quizás fuese el horario, posiblemente, al salir entraba un grupo de personas, es muy recomendable al cien por cien.

Una vez fuera del museo de la Sábana Santa, continuamos camino del Palacio Real, no sin antes pasar por la piazza palazzo di Citta, la plaza del ayuntamiento, a la que se accede desde Garibaldi, plaza bastante coqueta centrada en la que podemos contemplar una curiosa estatua, dedicada al Conde Verde, Amadeo VI. Queríamos ganarle tiempo a la mañana para visitar el Palacio Real y llegamos a la piazza Castello; junto al Palacio Real se encuentra la iglesia Real de San Lorenzo, llamada así dado que era considerada capilla real, a no ser por la presencia de su artística cúpula si no se conoce su existencia se pasa de largo por lo austera de su fachada que contrasta con su rico interior barroco. Una vez fuera nos dispusimos a visitar, de una vez por todas, el Palacio Real, la sede central del poder político de los Saboya, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Una vez superado los dioses Castos y Polux en la verja de la entrada, nos dirigimos hacia el interior mientras veíamos la sobria fachada Barroca, en la fachada se nota inmediatamente la geometría y el equilibrio de los dos pabellones laterales, superado todo por la capilla del Santo Sudario con su cúpula espiral fue erigida en el ala oeste del palacio, uniendo el ábside de la catedral de San Giovanni para albergar el famoso santo sudario que perteneció a la familia Saboya desde 1453 hasta 1946. Destaca la Armería Real, una amplia colección de armas inaugurada en 1837 por Carlos Alberto, recoge algunas de las armas y armaduras de las colecciones de Carlos Manuel I, destruida en gran parte por dos incendios hacia la mitad del siglo XVII, conserva numerosos tipos de armaduras, armas blancas y arma de fuego; hay armas medievales y otras de los siglos XVI al XVII. Entre las piezas más interesantes, la armadura de torneo de Manuel Filiberto de Saboya, la armadura de Otón Enrique de Baviera y la armadura ecuestre de Carlos Manuel I, además de una pistola del emperador Carlos V, en fin, posiblemente sea la mejor armería que se pueda ver en el planeta, montaba con muchísimo buen gusto en un lugar muy destacado del palacio.

Continuamos por la Galería Sabauda, la pinacoteca real anexa en el mismo palacio a la que le dedicamos un buen tiempo pero en mi opinión me resulta algo fría su exposición museística; más a delante accedemos al piso inferior para ver el museo arqueológico que atesora el palacio, en este caso la opinión personal es contraria a la Sabauda, se encuentra mucho mejor planificada y bien expuestas, eso si la sensación de frio era intensa. Al salir de la misma nos encontrábamos en el patio del palacio, un lugar tranquilo y de reposo para visitantes y los propios habitantes de Turín, nos llamaron la atención las hamacas que había en el lugar para ese reposo, muchas personas en ellas leyendo libros, escuchando música…, en fin un lugar ideal para descansar dentro del recinto del palacio y a pocos metros de la vorágine de los visitantes del palacio con los que se mezclaban. Pero me asaltaron las dudas, y es que ni en la Galleria Sabauda ni en el museo arqueológico nos pidieron entradas algunas, entendiendo que forman parte de la visita al palacio, pero entonces a través de este patio se puede acceder “de gorra” al palacio, no es que sea la intención si regresamos pero nos llamó mucho la atención, debería cuidar la organización ese aspecto puesto que al patio se accede libremente desde la portada principal.

Ya eran pasadas las 13:30 horas cuando nos encontrábamos en la entrada del palacio, ya era hora de comer y como el día anterior por la zona de la catedral habíamos visto restaurantes cruzamos en pasaje del que les hablé para encontrarnos en el lateral de la catedral y por tanto a las puertas del Museo Diocesano, localizado en el subsuelo de la catedral, lo que era la primitiva iglesia, por lo que mi hermano comento eso que no quería oír de que ya que estamos y el museo parece pequeño, ¿Por qué no lo vemos antes de almorzar?. Dicho y hecho, entramos “gratis” gracias a la tarjeta y descubrimos un buen museo, mayor de lo que suponíamos desde el exterior incluyendo la subida a la torre de la catedral turinesa. El museo conservaba numerosos objetos de culto realizados en orfebrería como candeleros, relicarios, cálices, custodias, faroles, cetros….y una buena colección de esculturas y pinturas que, sin ser piezas de primer nivel, si lo son de un segundo nivel artístico por así denominarlas familiarmente, todas las obras básicamente de los siglos XVII y XVIII; subimos a la torre y es cuando nos decimos cuenta que habíamos caminado bajo el suelo de la catedral de San Giovanni, ascendimos no se cuantos escalones a una torre que parecía más pequeña desde el exterior, eso si una vez arriba la vista eran impresionante de todo Turín desde sus cuatro lados, algo aconsejable.

Ya era tarde, creo que pasaban de las 14:30 horas y estábamos igual que el día anterior, buscando un lugar para almorzar, la mañana había sido tan provechosa como agitada y se nos hozo tarde, tras buscar cerca de la catedral vimos que estaba todo ocupado, así como todo el entorno de la piazza Castello y el Carignano, por lo que recordando la pizzería que vimos cerca de la estación de trenes, a veces es mejor ir directo que comenzar a dar vueltas buscando algo, ir a lo seguro, aun así transitamos por via Langranje por si había suerte. Nada. Así que finalmente acabamos en la avenida donde se encuentra la Estación de Porta Nuova, en una de las terrazas de las que vimos el día anterior y que tanto nos gustó a simple vista, y no fue una mala opción, alejado un poco del centro comercial y poca gente sentada, realmente se estaba bien. Casualmente estaban grabando en la pizzería un reportaje sobre lo acontecido la noche de la final de la Champions League entre el Real Madrid y la Juventus, de mal recuerdo para los segundos, cuando se produjeron avalanchas desde el lugar donde se veía el partido en pantalla gigante, la piazza San Carlo, llegando hasta la avenida y lo que afectó a todos los establecimientos de la zona. Mientras almorzábamos unas riquísimas pizzas de cuatro quesos el uno y de champiñones el otro, pensábamos que os haría falta un día más para verlo todo tranquilo, por lo que dada la cercanía decidimos ver nada más almorzar y tras un paseo el Museo Egipcio, uno de los puntos fuertes patrimonialmente de Turín, el más importante del mundo tras el de El Cairo. Fue fundado en 1924 con la compra de la colección de Bernardino Drovetti, formada por 5628 hallazgos. La entrada al museo se hace desde la via Langrange, en el palazzo dell'Accademia delle Scienze, un edificio de estilo barroco, proyectado por el arquitecto italiano Guarino Guarini, en su esquina más próxima a la piazza Carlo Alberto, el coste es de 15 euros con audioguía inclusive, nada más entrar nos dimos cuenta del nivel del museo, contar todo lo que encierra nos llevaría todo el diario.

Del museo egipcio salimos sobre las 18:15 de la tarde, visitamos la cercana y majestuosa iglesia de San Felipe Neri, obra de Juvarra en el año 1714 en su interior barroco y su exterior neoclásico realizado por el arquitecto Talucci en 1823, es una de los mejores en Turín, no podemos perder con sus enormes columnas blancas. Además de su extraordinaria arquitectura, es sobre todo por su sublime fresco de la Piedad, que data del siglo XVII, siendo el edificio religioso más grande de la ciudad con su amplia bóveda de cañón. A escasos metros por fin nos adentramos en la piazza de San Carlo, una de las importantes de la ciudad, podríamos decir que ees el corazón de la ciudad, y la que sirve de conexión a las dos partes de la calle principal de Turín: via Roma, la que une la estación Porta Nuova y la pizza Castello. La piazza San Carlo en su aspecto actual es un proyecto del siglo XVII de Carlo de Castellamonte presidida por la espectacular estatua ecuestre de Emanuele Filiberto, y en una de sus salidas o entradas según se mire se encuentran las iglesias llamadas “gemelas” de Santa Cristina y San Carlo, pero no se ahora cual es una y cual es otra. Paseando caminamos hacia Porta Nuova y desde allí media vuelta para atrás con el objeto de recorrer toda la via Roma, curiosamente la zona que va desde la estación a la piazza San Carlo posee una arquitectura fascista y desde la piazza hasta la del Castello una arquitectura barroca, sea como sea destacan sus amplios soportales a cada lado de la calle y en toda su longitud.

Avanzaba la tarde y caímos en la cuenta que era sábado y ene este día el Museo Nacional del Cine no cierra hasta las 23:00 horas, por lo que es una buena oportunidad para poder ir a verlo a un horario poco habitual y así le ganábamos unas horas al viaje que podríamos aprovechar para otra ocasión, y ya que el día estaba de museos pues rematarlo. Pero antes, como estábamos cansados nos fuimos a uno de los bares de via Garibaldi y, sentados en las mesas del exterior, nos tomamos una cerveza, mitad para descansar y otra para hacer un poco de tiempo antes de dirigirnos al Museo del Cine. A las 20:30 horas nos levantamos y nos dirigimos desde Garibaldi a Piazza Castello que rodeamos para adentrarnos en la señorial e intelectual via Po y tras pasear por ella mirando los escaparates de las tiendas, y anotando alguna que otra cosilla para comprar en estos días, giramos y enfilamos hacia la Molle Antonelliana ya entre dos luces, anocheciendo, para adentramos en el Museo Nacional del Cine. La entrada cuesta 10 euros, por lo que ya mentalmente comenzamos a hacer cálculos mentales sobre si habíamos amortizado o no la tarjeta a falta de dos días más en Turín.

Turín es la cuna del Cine en Italia, el museo es obra del escenógrafo suizo François Confino, fue inaugurado en el año 2000 dedicado a la historia del cine italiano e internacional, es bastante interactivo en su primera parte donde nos va descubriendo los comienzos del séptimo arte con aparatos ópticos precursores del cinematógrafo, es divertido poder manipular elementos en una atmósfera bastante especial, en las plantas superiores ya vamos encontrándonos con lo que conocemos del Cine propiamente dicho, con numerosos objetos de películas muy reconocibles, la última parte del museo era temática, con una amplia galería de carteles de películas donde los protagonistas han sido animales, imagino que esta parte del museo va cambiándose y no siempre es igual dependiendo de la temática, esto se observa ascendiendo por una rampa al mismo tiempo que vez como en planta inferior hay numerosos butacones con personas tumbados viendo la película que se proyectaba en ese momento, aunque no recuerdo bien cual era pero si se que era en blanco y negro dentro de la etapa del neorrealismo italiano, muchos estaban dormidos y es que en ese ambiente y con tanta comodidad pues es de suponer.

Con muy buen sabor y despidiéndonos de la estatua del dios Moloch de la película "Cabiria" de Giovanni Pastrone, salimos del museo cerca de las 11:00 de la noche, estábamos cansados porque hacía ya muchas horas que salimos del hotel y habíamos estado todo el día de museos en museos, pero satisfechos porque habíamos aprovechado la jornada para ganarle tiempo a los días. En el camino, ya en Garibaldi, compramos unos nuggets que estaban riquísimos, y la verdad que entraron de maravilla, marchando en la noche turinesa sin un alma por la calle hacia el hotel comentando como básicamente teníamos amortizada las tarjetas: Museo de la Síndone (6 euros); Palacio Real (10 euros); Museo Diocesano (8 euros); Museo egipcio (15 euros); y finalmente el Museo Nacional del Cine (10 euros), hacen un total de 49 euros por 42 euros que nos costó la tarjeta, y aun nos quedaban dos días en Turín para seguir utilizar la tarjeta, sin duda una compra importante. El siguiente día sería importante, visitamos la Venaria Real y el Juventus Stadium y además nos esperaba un buen madrugón.
Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Lanzarote001 Ver más diarios de Italia Etapa anterior Etapa anterior



VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 0 0
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 76 Visitas mes actual: 22 Total visitas: 98

  Últimos comentarios al diario:  TURÍN, la gran desconocida de Italia
Total comentarios 3  Visualizar todos los comentarios

Marimerpa  marimerpa  14/11/2017 08:16   
Bienvenido a esta parte del foro. El diario pinta muy bien, con ganas de leer más.

Lanzarote001  Lanzarote001  23/11/2017 14:43   
Comentario sobre la etapa: JUEVES DÍA 14. VIAJE Y LLEGADA TURIN
Muchas gracias maripepa, te lo agradezco. La verdad que espero desarrollarlo bien y hacer un buen diario, mis viajes son bastante intensos. Personalmente esta página me ha ayudado mucho en todos y no quiero defraudar, es la primera vez que me atrevo a escribir uno. Eso si, aconsejo Turín a todos, es una ciudad fascinante, muy señorial y con un enorme patrimonio para quiénes nos gusta el turismo cultural.

Lanzarote001  Lanzarote001  23/11/2017 14:56   
Perdón, es "marimerpa", disculpas.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQUÍ
Volver arriba


Foros de Viajes
Ciudad Tema: Viajar a Turín/ Torino: qué ver -Piamonte, Italia-
Foro Italia Foro Italia: Foro de viajes por Italia: Roma, Venecia, Florencia, Milan, Napoles, Pisa, Genova, Asis, Capri, Sicilia, Cerdeña.
Ultimos 5 Mensajes de 292
193489 Lecturas
AutorMensaje
HEMANTE
HEMANTE
Super Expert
Super Expert
Ago 02, 2007
Mensajes: 299

Fecha: Mie Feb 13, 2019 10:50 pm    Título: Re: Viajar a Turín/ Torino: qué ver -Piamonte, Italia-

javi_65 Escribio:
Buenas. Tengo como alternativa de viaje visitar Turín en julio. ¿Mucho calor? Hablo de temperaturas por encima de los 33-34 grados

Hola:
Yo estuve hace un par de años en julio y recuerdo que hizo mucho calor.Se agradecia que el hotel tuviera piscina.
world
World
Indiana Jones
Indiana Jones
Jul 13, 2007
Mensajes: 2259

Fecha: Mie Feb 13, 2019 11:23 pm    Título: Re: Viajar a Turín/ Torino: qué ver -Piamonte, Italia-

Gracias a todos, cuantas horas creeis que merece dedicar el museo egipcio?
HEMANTE
HEMANTE
Super Expert
Super Expert
Ago 02, 2007
Mensajes: 299

Fecha: Mie Feb 13, 2019 11:32 pm    Título: Re: Viajar a Turín/ Torino: qué ver -Piamonte, Italia-

world Escribio:
Gracias a todos, cuantas horas creeis que merece dedicar el museo egipcio?

Una mañana se te va tranquilamente viendo el museo pero ya depende de tus gustos y del tiempo que te recrees.
Disfruta de Turín ah y no te olvides de probar el Bicerín Guiño
world
World
Indiana Jones
Indiana Jones
Jul 13, 2007
Mensajes: 2259

Fecha: Jue Feb 14, 2019 12:06 am    Título: Re: Viajar a Turín/ Torino: qué ver -Piamonte, Italia-

HEMANTE Escribio:
world Escribio:
Gracias a todos, cuantas horas creeis que merece dedicar el museo egipcio?

Una mañana se te va tranquilamente viendo el museo pero ya depende de tus gustos y del tiempo que te recrees.
Disfruta de Turín ah y no te olvides de probar el Bicerín Guiño

Vaya rima te ha salido Amistad apuntado queda
saludos
HEMANTE
HEMANTE
Super Expert
Super Expert
Ago 02, 2007
Mensajes: 299

Fecha: Jue Feb 14, 2019 03:31 pm    Título: Re: Viajar a Turín/ Torino: qué ver -Piamonte, Italia-

world Escribio:
HEMANTE Escribio:
world Escribio:
Gracias a todos, cuantas horas creeis que merece dedicar el museo egipcio?

Una mañana se te va tranquilamente viendo el museo pero ya depende de tus gustos y del tiempo que te recrees.
Disfruta de Turín ah y no te olvides de probar el Bicerín Guiño

Vaya rima te ha salido Amistad apuntado queda
saludos

Mr. Green no m habia dado cuenta de la rima jeje.
Guiño
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ






All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad