Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
CASTRIL (GRANADA): RUTA DE LAS PASARELAS Y SIERRA DEL RÍO CASTRIL. -Diarios de Viajes de España
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace


Diario: DE VIAJE POR ESPAÑA  -  Localización:  España  España
Descripción: Pueblos, ciudades y naturaleza. En coche y rutas de senderismo. Destinos y recorridos clásicos y lugares no tan conocidos. Lo iré ampliando e incorporando etapas según vaya visitando nuevos lugares o recupere algunos del pasado.
Autor: Artemisa23   Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:

Índice del Diario: DE VIAJE POR ESPAÑA





























































































































Etapa:  CASTRIL (GRANADA): RUTA DE LAS PASARELAS Y SIERRA DEL RÍO CASTRIL.  -  Localización:  España España
Descripción: La tercera etapa de nuestro viaje para hacer senderismo en Granada se refiere al bonito pueblo de Castril y al río de su mismo nombre. Hicimos tres rutas cortas pero muy bonitas. Una en el propio pueblo, la de las Pasarelas del río, y otras dos en el cercano Parque Natural de la Sierra de Castril: la cerrada de la Magdalena y el nacimiento del río Castril.
Artemisa23  Autor:    Fecha creación:   
Compartir: 
Compartir:
Esta etapa forma parte del relato de las tres rutas de senderismo que hicimos en la provincia de Granada a finales del mes de febrero, cuyos enlaces a las dos anteriores copio a continuación:

VEREDA DE LA ESTRELLA (Guéjar-Sierra). SENDERISMO EN LA PROVINCIA DE GRANADA (2)


LOS CAHORROS (MONACHIL). SENDERISMO EN LA PROVINCIA DE GRANADA (1).


Para terminar nuestro periplo granadino, fuimos a la población Castril, donde queríamos recorrer tres pequeñas rutas que tenían muy buena pinta según la información que habíamos recopilado. Cuando acabamos la caminata de la Vereda de la Estrella, nos dirigimos hacia nuestro alojamiento de esa noche, el Hotel Rural los Chaparros, a tres kilómetros del Embalse de Negratín. Se trata de un hotel de carretera sencillo, pero que resultó una opción perfecta para pasar esa noche teniendo en cuenta su relación calidad/precio (48 euros habitación doble con desayuno). Además, el restaurante está muy bien para comer o cenar.

Embalse de Negratín.

Al día siguiente salimos hacia Castril, en donde me había resultado imposible reservar habitación al tratarse de un viernes festivo en Andalucía. De camino, paramos en el Embalse de Negratín, un lugar muy frecuentado en verano para practicar deportes náuticos y que cuenta también con un balneario. El paisaje me pareció muy llamativo: por un lado las aguas de un azul profundo en contraste con el entorno semi-desértico aunque salpicado de colores y formas que particularmente me atraen sin remedio. Por cierto que cerca de allí se encuentra el “Desierto de Gorafe”, que tengo muchas ganas de visitar en el futuro. En esta ocasión no pudo ser, ya que había que elegir entre esa ruta o la Vereda de la Estrella, y nos decidimos por esta última.

Embalse de Negratín y alrededores.



Esta fue nuestro itinerario desde Granada según Google Maps. Es la más corta desde la capital nazarí, si bien se tarda unos minutos menos vía Baza y Benamaurel.

En nuestro camino hacia Castril, pasamos por Pozo Alcón, donde alojaríamos la noche siguiente, y por el cercano el Embalse de las Bolas, zona recreativa que puede resultar interesante para visitar en un futuro, incluyendo una corta caminata por el río Guazalamanco, en la cual se pueden ver unas pequeñas pero bonitas cascadas según lo que he leído. Siguiendo por la A-326, salimos a la zona sur del Embalse del Portillo, ya muy cerca de Castril, cuyo caserío se distinguía a lo lejos. Tomamos un par de fotos, dimos un pequeño paseo y continuamos en dirección al pueblo cruzando un túnel (también se puede tomar otro desvío anterior, sin pasar por el embalse).


A las afueras del núcleo urbano nos encontramos con el Centro de Visitantes del Parque Natural de la Sierra del Castril (no confundir con la Oficina de Turismo Municipal, que se encuentra en el pueblo, junto a la Iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles). Hay que tener claro que una cosa es la localidad de Castril y otra el Parque Natural de la Sierra del Castril, cuyo acceso se encuentra a unos cinco kilómetros de la población, a partir de donde es preciso circular por una pista de tierra. Aunque ambos lugares merecen una visita, el pueblo resulta recomendable para todo tipo de visitantes, mientras que el Parque Natural está destinado, sobre todo, a senderistas y amantes de los espacios naturales.


VILLA DE CASTRIL (o CASTRIL DE LA PEÑA).

Situado en la zona suroccidental de la comarca de Huéscar, Castril no es un lugar que pille muy de paso en las habituales rutas turísticas granadinas, pero al ser sábado de puente en Andalucía, estaba a tope de gente. Mi interés por este sitio venía de un reportaje que vi en una revista, en la que se hablaba de las pasarelas de la Cerrada del río Castril, cuyas fotos me llamaron la atención. Por eso lo incluí en el recorrido de nuestro viaje a Andalucía. Posteriormente, me enteré de que había más caminatas atractivas por la zona, como la de la Cerrada de la Magdalena. Antes de nada quisimos recabara información, lo cual se puede hacer bien en la Oficina de Turismo Municipal, que se encuentra en el centro, junto a la Iglesia (conviene ir caminando), o en el Centro de Visitantes de la Sierra del Castril, que está a la entrada del pueblo, junto a la carretera, y cuenta con bastante sitio para aparcar, Allí nos dieron las consabidas explicaciones y como caminatas cortas, además de las dos que teníamos pensadas, nos recomendaron también el nacimiento del río Castril. De modo que decidimos organizarnos para ver lo máximo posible pues ya eran casi las doce y al día siguiente teníamos previsto regresar temprano a Madrid.


Situación de Castril en el mapa peninsular según Google Maps.


Otra razón para acudir al Centro de Visitantes o a la Oficina de Turismo Municipal es que el plano que proporcionan resulta muy útil tanto si solo se desea visitar el centro urbano y las pasarelas como si también se pretende hacer alguna ruta de senderismo por la Sierra.


PASARELAS DE LA CERRADA DEL RÍO CASTRIL.

Para no perder tiempo, se imponían los bocatas en vez del restaurante. Vimos varios en el pueblo, pero estaban a tope y aunque encontrásemos mesa, seguro que tardarían mucho en atendernos. Así que fuimos al pueblo en busca de un supermercado donde comprar pan, fruta y fiambre. Tuvimos suerte y conseguimos aparcar el coche muy cerca del centro, en la Avenida del Doctor Fernández Morales, un sitio propicio para iniciar la ruta de las Pasarelas en su variante circular, la cual además de las balconadas sobre el río incluye un pequeño recorrido por el centro del pueblo, lo que también supone una buena subida adicional.


Foto tomada desde el coche.

Datos de la ruta

Si se hace solo el tramo de las pasarelas, la distancia total (ida y vuelta) es de poco más de un kilómetro, unos quince o veinte minutos, que serán algo más porque se hacen bastantes fotos. Es muy fácil, apenas tiene desnivel y resulta asequible para casi todo el mundo. Si se realiza la ruta circular, se recorren 2,1 kilómetros, con una pendiente muy acusada los últimos quinientos metros de acceso al núcleo urbano. En total, unos cuarenta minutos más o menos, aparte de lo que cada cual se entretenga visitando el pueblo.


Desde donde habíamos aparcado, seguimos las indicaciones que nos dio amablemente un vecino, y en vez de tomar la Calle Nueva del Río, continuamos por la Cuesta del Río, que desciende bruscamente en busca del cauce y desemboca en el Parque de la Arboleda Perdida. Allí hay bastante aparcamiento y es el lugar idóneo para que dejen el coche las personas que solo tengan previsto caminar por el sendero de las Pasarelas de la Cerrada.

Parque de la Arboleda Perdida.

Cuesta del Río.

Aunque el sol molestaba un poco al darnos de cara, bajando la Cuesta contemplamos buenas vistas del pueblo y de su antiguo castillo, de origen almohade, que pasó a manos cristianas en 1489, poco antes de la conquista de Granada por los Reyes Católicos, tras lo cual se asegura que el lugar fue un ejemplo de convivencia entre las tres culturas hasta la expulsión de los moriscos.

La Peña y los restos del castillo desde la Cuesta del Río.

Sus ruinas se encuentran en la cima de la Peña del Castril, una gran mole rocosa, monumento natural y principal referente del municipio que se asienta en su falda, cuyas paredes verticales ha excavado durante siglos el río, modelando el actual desfiladero, que se puede recorrer mediante una pasarela de madera anclada en la ladera, desde donde se contempla el bonito panorama que ofrece el impetuoso discurrir del agua.


Ya junto al río, vimos una sucesión de pequeñas pozas y cascadas, y seguimos un sendero que nos condujo hasta la Antigua Fábrica de la Luz, donde se inician las pasarelas. Había bastante gente, pero según se acercaba la hora del almuerzo, en algunos tramos empezó a disminuir la afluencia de personas y hasta pudimos pasear casi en solitario.


Estamos bastante acostumbrados a este tipo de itinerarios, con pasarelas y puentes colgantes, pero siempre resultan muy agradables. Además, el paisaje era realmente bonito en un día estupendo de luz y sol, con una temperatura excelente para estar a finales de febrero.


En algunos puntos, las paredes verticales estaban separadas por poco más de un metro, lo que hace muy vistoso el paseo. Menos aventurero y más corto que otros que hemos hecho, pero muy chulo, la verdad.


Cuando se acaban las pasarelas, el sendero continúa en paralelo al río hasta alcanzar un llamativo puente colgante, el lugar idóneo para hacer la foto típica pero resultona. Y una no se pudo resistir, claro está Mr. Green .




A continuación, hay un túnel en el que tuve que utilizar la linterna del teléfono móvil porque es un poquito largo y en un tramo casi no se veía. Tras unos metros, a la izquierda, un corto pasadizo conduce a un pequeño mirador que proporciona la vista espectacular de la cascada que forma río al saltar peñas abajo. No hay que perdérselo, aunque el espacio es un poco reducido.


Al salir del túnel, se puede dar marcha atrás y volver por el mismo recorrido hasta el inicio de la ruta, en el Parque de la Arboleda Perdida, o continuar sendero adelante para completar el itinerario circular, lo que hicimos nosotros tras cruzar otro puente sobre el río.





El sendero va por detrás del Monumento Natural de la Peña, y ofrece magníficas vistas del castillo, aunque no tan espectaculares como la de la otra ladera, ya que los árboles estorban un poco la perspectiva, que, sin embargó, nos desveló el error en cuanto a la situación del castillo a que nos había inducido las vistas desde el otro lado. En cambio, sí que se contemplaban perfectamente bien los montes adyacentes y los campos de cultivo, copados en gran parte por los olivos.




Después, el sendero se convierte en pista que asciende desde el lecho del río hasta el pueblo en una cuesta larga y sostenida, bastante incómoda sobre todo cuando el sol pega de plano, como fue nuestro caso. Al fin, alcanzamos las calles del casco viejo de una población que actualmente cuenta con algo más de 2.100 habitantes, y en la que pudimos ver un buen conjunto de casas típicamente andaluzas, con fachadas blancas, adornadas algunas con zócalos de color y macetas en las que reinaban ya florecidos los geranios rojos y rosas.


Llegamos a la Iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles, con portadas de los siglos XVI y XVII, detrás de la cual se encuentran los Jardines de la Lonja desde donde se contempla una perspectiva diferente del pueblo. A un lado, sale el camino que lleva a lo alto de la Peña y, por lo tanto, al castillo, desde donde las vistas deben ser impresionantes, pero ya estábamos un poco cansados, teníamos hambre y necesitábamos ahorrar tiempo si queríamos hacer las rutas que nos faltaban en el Parque Natural. Así que dejamos el castillo para otro momento y continuamos hasta el coche completando la ruta circular, pasando previamente por la Plaza del Cantón, donde nos asomamos al mirador, y el Ayuntamiento.




PARQUE NATURAL DE LA SIERRA DEL RÍO CASTRIL.

Tal como nos había dicho la empleada del Centro de Visitantes, desde Castril, avanzamos por la carretera A-326 hasta un giro a la izquierda (está indicado) por el Camino Fuente de Tubos, que nos ofreció diversas vistas al Pantano del Portillo, y pasamos también por el Mirador Astronómico del que hablaré luego porque allí paramos a la vuelta. En un momento dado, el asfalto se convirtió en pista de tierra, cuyo estado de conservación variaba mucho de un sitio a otro, aunque si se conduce con el lógico cuidado, es perfectamente practicable para un turismo. La longitud a recorrer por esta pista depende de lo que se quiera hacer. En el folleto que nos facilitaron pudimos comprobar que se pueden realizar las siguientes rutas senderistas:

- Cerro de las Empadadas: 16 kilómetros, 10 horas, dificultad alta.
- Barranco de la Osa: 8 kilómetros, 4 horas, dificultad media-alta.
- Prados del Conde: 12 kilómetros, 5 horas, dificultad media.
- Nacimiento del Río Castril: 5,1 kilómetros, 1 hora y media, dificultad baja.
- Hoyos de Moreno-Canalejas: 9 kilómetros, 4 horas, dificultad alta.
- Cerro del Buitre: 11 kilómetros, 4 horas, dificultad media.
- Cerrada de Lézar: 2 kilómetros, 2 horas, dificultad baja.
- Cerrada de la Magdalena: 3 kilómetros, 1 hora, dificultad baja.

Pista de tierra que lleva a los puntos de inicio de los senderos.

Como disponíamos de unas cuatro horas hasta que se pusiera el sol, nos propusimos hacer las rutas más interesantes para nosotros, la Cerrada de la Magdalena y la del Nacimiento del Río Castril: cortas, fáciles y bonitas, según lo que nos habían dicho. Como previamente teníamos que comer, aparcamos en un merendero que vimos aproximadamente en el kilómetro 3 de la pista, que coincidía con el inicio de la ruta de la Cerrada de Lézar, que cuenta con un tramo junto al río accesible en silla de ruedas, aunque vimos algunas pasarelas de madera estropeadas, quizás por las riadas que provocó la DANA del pasado mes de enero. Un sitio muy relajante, donde dimos un corto paseo para bajar los bocatas.


CERRADA DE LA MAGDALENA.

El punto de inicio de esta ruta se encuentra en el kilómetro 7 de la pista (está indicado), muy cerca del Camping y Restaurante “El Cortijillo”. Pudimos aparcar sin problemas. No sé en el verano. De las inmediaciones también sale el Sendero de los Hoyos de Moreno-Canalejas.


Tras dejar el coche, nos dirigimos a un panel informativo, en el que se detallaban las características de la ruta, con una longitud de kilómetro y medio (sólo ida) y una duración total de unos 45 minutos, que se va fácilmente a una hora porque en el tramo final gusta mucho y se hacen multitud de fotos .


Tomamos una pista ascendente que pronto nos hizo ganar altura sobre el río, del que divisamos bonitas vistas entre vegetación típica mediterránea, mientras juncos y zarzas escondían los restos de una antigua acequia. En un punto, junto a una verja, sale un sendero a la izquierda, que se puede tomar para ir a la Cerrada o seguir por la pista y cogerlo a la vuelta convirtiendo la ruta en una especie de circular, aunque en realidad van en paralelo, el sendero más alto que la pista. Se ve muy bien en el panel informativo. Nosotros fuimos por la pista y volvimos por el sendero. Da lo mismo, a gusto de cada cual.



A la izquierda sendero, a la derecha pista. Ojo porque se puede pasar por alto el sendero.

En la ruta nos encontramos con encinas y pinos carrascos, aunque tampoco faltaban quejigos y fresnos. Como mencioné en la etapa anterior, los árboles de hoja caduca parecen volverse transparentes en esta época del año y sus esqueletos desnudos y aparentemente muertos permiten apreciar las formas completas de un paisaje que queda escondido detrás de sus copas verdes en otras estaciones. El invierno también tiene sus ventajas y nos dejó contemplar unos panoramas de lo más bucólico y atractivo.


Al cambiar de vertiente, nos encontramos un cortijo, con prados y choperas y, al fondo, los montículos de roca caliza enmarcando el paisaje, adonde pretendíamos dirigirnos después al hacer la ruta del nacimiento del río Castril. En el sendero hay un mirador que explica lo que vemos.


La pista nos llevó cada vez más hacia la izquierda, aproximándonos al río, aumentando la humedad del ambiente. Al tiempo, al fondo, empezamos a divisar las imponentes paredes verticales de la cada vez más cercana Cerrada de la Magdalena.


Por una escalera subimos al sendero y si las vistas del río eran bonitas, las de la cerrada, al fondo, empezaban a transformarse ya en espectaculares.


La acción del agua durante siglos ha erosionado la enorme roca gris y marrón hasta abrir una estrecha grieta por la que se desliza una cascada que despide una multitud de chorros impetuosos expandiéndose hacia todas las direcciones. Resultaba impresionante. Y eso que, por lo que hemos visto en fotos, a la cascada le faltaba el “piso de arriba”. Si ya impacta así, cuando esté completa, con el agua cayendo en dos tramos desde lo más alto de las paredes verticales, debe ser “la leche en patines”, con perdón. Sin embargo, eso debe suceder en pocas ocasiones, después del deshielo o de unas lluvias muy intensas. Una suerte para quien lo pueda disfrutar.


Allí nos encontramos solo con otras tres o cuatro personas y, como ellos, nos quedamos impresionados al ver el agreste panorama amenizado por el bramido del agua. Las fotografías no le hacen justicia ni mucho menos. Los chorros parecen pequeños pero se puede comprobar que no lo son tanto si los comparamos con el tamaño de las personas.


Lo que ignoro es si esta cascada lleva agua todo el año o si el sendero estará demasiado concurrido en verano, lo cual le restaría un poquito encanto.


Regresamos por el sendero, desde el cual la vista panorámica de la Magdalena resultaba más espectacular, contando, además, con la ayuda de un panel informativo que explicaba las especies vegetales que estábamos contemplando y el nombre de cada una de las las llamadas “Peñas del Vidrio”.



En definitiva, recomiendo mucho esta ruta, que es preciosa, por lo menos en esta época del año. En cualquier caso es corta y de las que ofrecen mucho más que el esfuerzo que requieren. El sendero es sencillo con excepción de un único punto, que puede resultar algo complicado si ha llovido; pero entonces se puede retroceder hasta la pista de tierra y asunto arreglado.


RUTA DEL NACIMIENTO DEL RÍO CASTRIL.

Ya casi a contra-reloj, nos montamos en el coche y cruzamos el puente para continuar por la pista de tierra que avanza hasta la zona del Cortijo del Nacimiento, el último lugar de la pista donde se puede aparcar. No es que haya demasiado sitio, pero cuando llegamos ya se habían ido bastantes vehículos, con lo cual pudimos colocar el coche sin demasiados problemas. De este punto salen varias rutas senderistas: el Sendero del Barranco de la Osa, el de las Empadadas y el del Nacimiento del río Castril, el que habíamos elegimos nosotros de acuerdo con el consejo que nos dieron en el Centro de Visitantes y el poco tiempo disponible.

Panel informativo con las rutas que se pueden realizar desde el último punto al que se puede acceder en coche por la pista de tierra.

Íbamos bastante justos de hora antes de que oscureciese, así que nos pusimos como objetivo llegar al nacimiento del río y luego volvernos, sin completar el sendero circular, lo que significaba unos cinco kilómetros y una hora y media, aproximadamente. En realidad, la variante circular era parecida en tiempo y distancia, pero preferíamos retornar por una ruta conocida por si acaso se nos hacía de noche. Al principio, avanzamos por un camino pedregoso algo incómodo y en continuo pero suave ascenso que iba pegado y paralelo a la valla metálica de un cortijo. A través de dicha valla pudimos contemplar un conjunto de paredes verticales de roca muy llamativas, del tipo de la Cerrada de la Magdalena.


Este tramo se nos hizo largo y un tanto pesado, aunque apenas se prolongó unos quince minutos según mis cálculos. Al final de la valla, apareció el río y el paisaje, ya con una luz difusa, se volvió más agreste y un tanto misterioso.


Pasamos un puente y un cartel nos señaló que estábamos a un kilómetro del nacimiento del río Castril. Un mirador con cartel informativo nos contaba las particulares características geológicas del valle por el que caminábamos y de los dos diferentes tipos de rocas que por su especial disposición, al erosionarse, habían generado el paisaje tan peculiar que se mostraba ante nuestros ojos.




Mientras el sol desaparecía tras las rocas, empezamos a caminar en paralelo a una acequia, contemplando las formas sugerentes de las piedras calizas que nos rodeaban.




El kilómetro anunciado parecía no acabar nunca, pero el panorama nos resultaba tan atractivo que en ningún momento nos planteamos dar marcha atrás. Al fin, volvimos a divisar el río, cuyo curso habíamos perdido durante unas decenas de metros, y de nuevo surgieron nuevos y atractivos escenarios para las fotos. Me encantan estos paisajes, lo confieso.




Mimetizada con el paisaje.

Aquí se pierde un poco el sendero, pero el nacimiento del río se intuía cercano a juzgar por las imponentes rocas que se erigían cada vez más próximas al borde del agua, cuando un poco antes el río corría por el mismo centro del valle.





Panorama hacia el sendero desde el mirador del nacimiento del río Castril.

Y ya casi a media luz, llegamos hasta el amplio mirador, una alargada valla metálica en realidad, sobre los nacientes del río Castril, pues son varios los chorros que emanan de las rocas formando unas atractivas cascadas que, según leímos en el correspondiente panel informativo, constituyen “descargas naturales de agua del macizo kárstico prebético conformado por las Sierras de Cabrillas, Empadadas, Banderillas y Almorchón”. Al parecer, estos manantiales surgen después de un periodo de lluvias, al infiltrarse el agua en las calizas y ser evacuada al exterior tras discurrir por las fisuras y conductos kársticos de la roca, como cavidades y galerías subterráneas.





Aparentemente, y aunque habíamos imágenes de los manantiales con bastante más agua, tuvimos la suerte de verlos sino en su mejor momento, sí con un caudal suficiente para que resultasen muy atractivos, sobre todo al asomarse con un poquito de audacia, pasado el mirador.



Como ya he comentado, para volver deshicimos el camino de la ida pues no quisimos arriesgar continuando la ruta circular, de trazado desconocido, ya que anochecía muy deprisa.




De regreso al coche, retornamos a la pista de tierra, desde la cual vislumbramos a lo lejos la imagen de la Cerrada de la Magdalena que habíamos visitado anteriormente.


Ya en la carretera, nos detuvimos un momento en el Mirador Astronómico, sobre el Embalse del Portillo, desde donde se pueden contemplar perfectamente las estrellas ya que Castril se encuentra en uno de los lugares de Europa más adecuados para la observación astronómica por la escasa contaminación lumínica de la zona. Lamentablemente, el cielo se había nublado y no era el momento más adecuado para comprobarlo. Otra vez será porque nos gustó mucho Castril, el pueblo, el río y su Sierra, y no descartamos volver en el futuro.


Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Artemisa23 Ver más diarios de España Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 0 0
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 45 Visitas mes actual: 29 Total visitas: 148

  Últimos comentarios al diario:  DE VIAJE POR ESPAÑA
Total comentarios 216  Visualizar todos los comentarios

Artemisa23  artemisa23  15/10/2019 19:17   
Comentario sobre la etapa: LA PALMA (CANARIAS). LA ISLA BONITA.
Hola, Salodari. Muchas gracias por tus puntitos y tu comentario. Te va a encantar la isla, espero que el diario te sea de alguna utilidad, pero recuerda que el viaje lo hice hace bastantes años y algunos apuntes seguramente están desactualizados. Lo que estoy segura de que sigue igual es la belleza de La Palma. Un abrazo.

Marimerpa  marimerpa  20/01/2020 11:40   
Comentario sobre la etapa: CHULILLA (VALENCIA). RUTAS DE LOS PANTANEROS (PUENTES COLGANTES) Y CHARCO AZUL.
No conocía nada de esta zona y últimamente me ha llegado por varias fuentes esta ruta del puente colgante en Chulilla, y parece muy interesante.

Artemisa23  artemisa23  21/01/2020 21:15   
Comentario sobre la etapa: CHULILLA (VALENCIA). RUTAS DE LOS PANTANEROS (PUENTES COLGANTES) Y CHARCO AZUL.
Yo conocía sobre todo la zona interior de Alicante, pero de Valencia muy poco. Hace un par de meses vi unos reportajes en una revista y me llamaron la atención por los sitios en sí y porque nos pueden pillar de paso. En Cofrentes y alrededores, hay también lugares con paisajes muy interesantes. Hicimos una ruta fluvial muy chula, pero se nos quedaron pendientes otras cosas: subir a un antiguo volcán, la ruta senderista de las Hoces del Júcar cerca de Jalance y una zona de imponentes barrancos y poblados de la Edad del Bronce, siguiendo la carretera CV-580, de Millares a Bicorp. Ya contaré en su momento.

Sandy_su81  sandy_su81  27/04/2020 16:01   
Comentario sobre la etapa: LOS CAHORROS (MONACHIL). SENDERISMO EN LA PROVINCIA DE GRANADA (1).
Gracias por tanta información! Quedo a la espera de las etapas de la cueva del agua de tiscar y de Ronda, me encantan tus fotos!

Artemisa23  artemisa23  27/04/2020 16:35   
Muchas gracias por tu comentario sandy_su81. Espero que te sirva el diario para futuras escapadas por España. Hay lugares espectaculares que apenas nos imaginamos. Llevo unos días un poco vaga, pero pronto subiré más etapas.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQUÍ
Volver arriba


Foros de Viajes
Naturaleza-Bosques-Paisaj Tema: Viajar a Castril - Granada
Foro Andalucia, Extremadura y Murcia Foro Andalucia, Extremadura y Murcia: Viajes por el Sur de España: Andalucia, Extremadura, Murcia, Ceuta y Melilla
Ultimos 5 Mensajes de 6
913 Lecturas
AutorMensaje
Lecrín
Lecrín
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Feb 02, 2009
Mensajes: 20494

Fecha: Lun Oct 29, 2018 08:30 am    Título: Re: Viajar a Castril - Granada

¿Qué has investigado ya? La ruta de la Cerrada del río es un paseo llamativo y fácil. Dentro del caserío puedes subir al Mirador de la Peña. Hacia la sierra tienes variedad de senderos. En junio estuve en la Cerrada de la Magdalena y en el Nacimiento del Río Castril (Seguramente los enclaves más vistosos en las cercanías) y como la primavera había sido excelente en lluvias, aquello era un espectáculo. Como también lo fue ver desembalsar agua a toda potencia en el Embalse del Portillo. Donde arranca el sendero a la Cerrada de la Magdalena, un poco más...  Leer más ...
TierrasSinFronteras
TierrasSinFronteras
Silver Traveller
Silver Traveller
Ago 21, 2018
Mensajes: 10

Fecha: Lun Oct 29, 2018 10:07 am    Título: Re: Viajar a Castril - Granada

ohhhh Lecrín, muchas gracias. Pues no había mirado nada pero me has ayudado bastante. ¿Y del tema comer? Bueno, bonito y barato Sonriente Venga familia animaros a aconsejar. Saludos
TierrasSinFronteras
TierrasSinFronteras
Silver Traveller
Silver Traveller
Ago 21, 2018
Mensajes: 10

Fecha: Lun Oct 29, 2018 10:09 am    Título: Re: Viajar a Castril - Granada

Por cierto, no puedo abrir la guía! ¿Puedes comprobar el enlace?
Lecrín
Lecrín
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Feb 02, 2009
Mensajes: 20494

Fecha: Lun Oct 29, 2018 11:24 am    Título: Re: Viajar a Castril - Granada

El enlace funciona correctamente. Conduce a un PDF. Tal vez puedas descargarlo en un dispositivo diferente.
TierrasSinFronteras
TierrasSinFronteras
Silver Traveller
Silver Traveller
Ago 21, 2018
Mensajes: 10

Fecha: Lun Oct 29, 2018 07:04 pm    Título: Re: Viajar a Castril - Granada

Lecrín Escribio:
El enlace funciona correctamente. Conduce a un PDF. Tal vez puedas descargarlo en un dispositivo diferente.

Gracias, descargada.
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ