Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
HISTORIA DE DINAMARCA: DEL SIGLO XV HASTA HOY
Puntuación: 0 - 0 votos
Etapa:

HISTORIA DE DINAMARCA: DEL SIGLO XV HASTA HOY ✏️ Diarios de Viajes de Dinamarca Dinamarca

Cristian II, hijo de Juan, era el heredero pero a la muerte del rey algunos nobles daneses no quisieron darle la corona y se la ofrecieron a su tío Federico. Solo algunas promesas hacia la nobleza y el clero de aumentar sus privilegios le dio la...

Ctello Autor: Fecha creación:

Diario: Dinamarca: de vikingos a hot dogs sin cambiar de dinastía Puntuación: 5 - 2 votos

- Localización: Dinamarca Dinamarca
Un interesante viaje por el país nórdico
Cristian II, hijo de Juan, era el heredero pero a la muerte del rey algunos nobles daneses no quisieron darle la corona y se la ofrecieron a su tío Federico. Solo algunas promesas hacia la nobleza y el clero de aumentar sus privilegios le dio la corona a Cristian, aunque con poderes reducidos y el peligro de ver al pueblo alzado en armas contra él si incumplía sus compromisos.

En 1515 Cristian II se casó con Isabel de Austria, hija de Juana I de Castilla y nieta del emperador Maximiliano I.

En 1517 murió Dyveke, la bella amante del rey, en extrañas circunstancias. El soberano achacó la muerte a Torben Oxe, encargado del castillo de Copenhague, que fue ejecutado sin pruebas. Esa ejecución indignó a la nobleza.

Ese mismo año estalló en Suecia un conflicto entre el regente, Sten Sture el Joven, y el arzobispo Gustav Trolle. El primero quería que Suecia fuera independiente y el segundo apoyaba el regreso de la Unión de Kalmar. Cristian intentó aprovechar las desavenencias para hacerse con el trono sueco pero fue derrotado. Eso no le impidió tomar a seis importantes personajes suecos, entre los que se encontraba un tal Gustavo Vasa, y encancelarlos en Dinamarca.

En 1519, y con el beneplácito del Papa, que había excomulgado a Sten Sture, Cristian intentó invadir de nuevo Suecia. Su ejército derrotó al de Sture y éste fue herido de muerte. Cristian se convirtió en rey de Suecia en 1519. Estocolmo, defendida por Cristina, la viuda de Sture, acabó capitulando.

Cristian acusó a muchos seguidores de Stan Sture de herejes y les ejecutó sin posibilidad de un juicio previo (el Baño de sangre de Estocolmo). Eso provocó un enorme descontento en Suecia que llevó a un levantamiento en 1521. En agosto de ese mismo año los rebeldes eligieron a Gustavo Vasa, que había logrado escapar de su prisión, como regente del reino. En 1523 Gustavo logró hacerse con toda Suecia y en junio del mismo año fue elegido por el Parlamento como rey.


En Dinamarca las cosas tampoco iban demasiado bien para el rey. En su ausencia se habían aumentado mucho los impuestos y él mismo se enfrentó al clero porque pretendía imponer a sus favoritos en las sedes episcopales así como reducir sus privilegios.

En 1529 admitió la presencia en Dinamarca de profesores alemanes para propagar la reforma protestante por el reino, aunque estos no tuvieron mucho éxito.

Todo el mundo estaba descontento con Cristian II. En 1523 se le envía una carta de revocación de mandato y ese mismo año fue nombrado rey su tío Federico. Cristian se marchó a los Países Bajos, donde intentó encontrar apoyos para recuperar el poder.

Federico, aunque había prometido defender la fe católica, a la práctica permitió la libertad de culto. Su propio hijo, Cristian, fue educado en el luteranismo. Vivió siempre en el castillo de Gottorp, su residencia ducal, y solo visitó Dinamarca cuando era estrictamente necesario. Aunque usó siempre el título de rey electo de Noruega, nunca fue coronado ni visitó el país.

Los coqueteos de Cristian con el luteranismo impidieron la ayuda del emperador Carlos, emparentado con él. En 1524 la familia real se fue a Brabante, donde falleció su esposa. Cristian volvió a convertirse al cristianismo y en 1531 pudo reunir un ejército. Fue derrotado por Federico y encarcelado. Cristian II vivió en semilibertad en el castillo de Sonderborg hasta la muerte de Federico en 1532. Luego fue encarcelado en la torre de un castillo y solo con la llegada al trono de Cristian III se relajó un poco su cautiverio. Cristian II renunció definitivamente a sus aspiraciones al trono y murió en 1559.


Aunque llegó a barajarse que Cristian II pudiera volver a ocupar el trono, y pese a un largo vacío de poder, Cristian III fue finalmente coronado por la nobleza de Jutlandia.

Cristian era un defensor a ultranza de la reforma protestante. Fue educado por protestantes y él mismo estuvo presente en la dieta de Worms, donde conoció a Lutero. Sus creencias no fueron bien aceptadas por el Consejo real, mayoritariamente católico.

Cuando fue coronado, los obispos católicos, las ciudades de Mälmo y Copenhague, el conde Cristóbal de Oldemburgo y Lübeck se le pusieron en contra. En 1534 se produjo una revuelta campesina, que fue sofocada.

El propio rey se vio obligado a dar un golpe de estado en 1536. Los obispos católicos fueron arrestados y los bienes de la Iglesia católica fueron confiscados para pagar la deuda del estado. En 1537 el luteranismo se convirtió en la religión oficial del estado. En los lugares donde hubo oposición, como en Islandia, los obispos eran arrestados y ejecutados junto con su familia.

Pese a todo, Dinamarca vivió un período de prosperidad en su reinado.

En Noruega, pese a la oposición inicial del obispo de Nidaros, se acabó por reconocerle como rey, perdiendo el país su independencia.

Cristian III se alió con los príncipes protestantes alemanes en contra del emperador Carlos V, quien tuvo que firmar la paz en la dieta de Espira en mayo de 1544. Cristian III murió en 1559. Su sucesor fue el segundo de sus hijos, Federico, que reinó como Federico II. Su reinado se caracterizó por su enemistad con Suecia que terminó en la Guerra Nórdica de los siete años (1563 a 1570). Los suecos acabaron por entrar en Noruega, que estuvo a punto de ser conquistada, y devastaron las provincias danesas de Blekinge y Halland. Para colmo la nobleza tuvo que cargar con parte del peso de la deuda. Para financiar el resto se duplicó el peaje en Oresund. La paz con Suecia se firmó en 1570. Aunque Dinamarca seguía siendo el estado más fuerte, los daños materiales y financieros fueron muy grandes.


Federico II también destacó por sus buenas relaciones con la reina Isabel I de Inglaterra, que le condecoró con la Orden de la Jarretera, y por la construcción de castillos y palacios. Entre otros, cabe destacar la construcción de la fortaleza de Kronborg para asegurar los ingresos por el derecho de paso de los buques mercantes. En 1560 construyó, en la localidad de Hillerod, el castillo de Frederiksborg.

Federico II era un rey amante de la buena vida, el vino, las fiestas y la caza aunque eso no obsta para que patrocinara a científicos como el astrónomo Tycho Brahe.


El rey murió en abril de 1588.

El hijo y sucesor de Federico fue el célebre Cristian IV, aún menor de edad cuando su padre murió. Cristian siguió el afán constructivo de su progenitor y mandó hacer un buen número de fortalezas a ingenieros neerlandeses (cuya arquitectura le apasionaba). También amplió significativamente la Armada Real Danesa.


Bajo el reinado de Cristian IV se desarrolló el comercio. Se estableció la primera colonia danesa en la India y se creó la Compañía Danesa de las Indias Orientales.

En 1611 emprendió una guerra contra Suecia (la Guerra de Kalmar), ocupando el puerto de Kalmar. Luego puso en su punto de mira a Alemania, con la intención de controlar los ríos Elba y Weser y obtener los territorios de Bremen y Verden.
Consiguió asegurar a su hijo Federico como coadjutor de la Diócesis de Bremen en 1621 y lo mismo pasó con Verden. Ese mismo año se reconoció su soberanía sobre el Holstein.

Cristian IV acabó por inmiscuirse en la Guerra de los Treinta años. Aunque al principio obtuvo alguna victoria, fue terriblemente derrotado en 1626 y, lo que fue peor, Dinamarca fue invadida y desolada. Cristian perdió los ducados de Schleswig, Holstein y toda Jutlandia. Gracias a una alianza con Gustavo II Adolfo de Suecia recibió ayuda de los suecos y consiguió firmar la paz con el emperador sin más pérdidas.


Para colmo, en 1628 se descubrió que su segunda esposa, Kirsten Munk, tenía una relación amorosa con el oficial Ulrik von Grieske. Amenazada, la reina destapó que el rey a su vez tenía una amante, una de las sirvientas. La reina abandonó el palacio real y el rey continuó su relación con Vibeke Kruse pero ahora abiertamente. Los hijos de ambas mujeres se convirtieron en enemigos.


Pronto estalló una nueva guerra con Suecia, que se hizo con el poder de Jutlandia. El rey en persona se enfrentó a los suecos en persona. Estaba a bordo del Trinidad cuando un cañón que estaba a su lado estalló por culpa de una bala sueca. Las astillas y la metralla hirieron al rey y le dejaron ciego de un ojo. Pese a todo, dirigió la batalla hasta el final y los daneses se impusieron, poniendo en fuga a los suecos. No obstante, poco después la flota danesa sería aniquilada por la sueca y Cristian IV se vio obligado a aceptar la mediación de Francia para firmar la paz. Dinamarca tuvo que ceder a Suecia las islas de Gotland y Saaremaa.

Cristian IV fue un rey apasionado, irritable y valiente, que fundó muchos pueblos y ciudades (Christianshavn, Christianía- actual Oslo-, o Christianssand en Noruega). También mandó hacer muchos edificios como la Bolsa de Copenhague, la iglesia de Holmen, el castillo de Rosenborg, la fortaleza del Kastellet o la Rundetarn. Además, remodeló el castillo de Kronborg e hizo de Frederiksborg un bello palacio renacentista.

A Cristian IV le sucedió su hijo Federico III, muy culto. A pesar de sus dotes y de haber sido nombrado comandante en la guerra sueco-danesa, la nobleza le veía con recelo y solo accedieron a que fuera coronado cuando firmó un compromiso que aumentaba el poder del Consejo real en detrimento de la monarquía. Se enfrentó a dos de los hombres más poderosos del reino, sus propios cuñados, que acabarían siendo retirados de sus cargos y acusados de traición. Uno de ellos recuperó el favor del rey en 1660 pero el otro, Corfitz Ulfeldt, antiguo valido, se exilió a Suecia mientras que su esposa, Leonora Cristina, hermanastra del soberano, fue encarcelada durante 22 años. La princesa fue interrogada pero nunca traicionó a su marido. Éste se ahogó en el Rin en 1664 pero a ella le dijeron que había sido ejecutado.


Durante su largo encierro, Leonora escribía en envoltorios con una pluma de pollo y hollín de las velas o bordaba con una aguja que encontró por casualidad y con hilos de sus medias. Su celda estaba llena de pulgas y ratas y estuvo a punto de ser violada por uno de sus carceleros varias veces. Después de la muerte de Federico III, Cristian V fue algo más clemente e hizo que se le trasladara a una celda más digna, con material de escritura y una asignación para comprar algunos libros. No fue puesta en libertad porque la antigua reina, Sofía Amalia, la odiaba. Leonora Cristina escribió sus memorias y varias biografías de mujeres que habían padecido desgracias similares a la suya. No fue hasta la muerte de Sofía Amalia que logró su libertad. Terminó su vida en un monasterio y con una pensión anual.


Federico III entró de nuevo en guerra con Suecia, aunque fue breve y podría haber tenido devastadores efectos para Dinamarca. Con la firma de los tratados de Taastrup y Roskilde perdieron parte de su territorio (Escania, Halland, Blekinge y la isla de Bornholm así como Trondheim y Bohuslän en Noruega).

Poco después, y ante la resistencia de los daneses de cumplir todas las condiciones del tratado de Roskilde (y, dicho sea de paso, por la ambición de Carlos X Gustavo de Suecia), estalló de nuevo una guerra entre los dos reinos. Solo la muerte del rey y la intervención neerlandesa les salvó de lo peor. Dinamarca perdió todas sus posesiones en la península escandinava aunque se recuperaron Trondheim y Bornholm.

Federico III ha pasado a la historia por haber introducido en Dinamarca la monarquía absoluta. Con la aprobación de la Ley Real, el rey adquiría poderes ilimitados.

A Federico le sucedió su hijo, Cristian V. Era un rey afable, lo que le hizo muy popular entre el pueblo. O quizás fuera el hecho que daba cargos públicos a plebeyos para limitar la influencia de la nobleza.

Intentó recuperar los territorios perdidos, lo que le llevó a otra infructuosa guerra con Suecia que solo dejó las arcas más vacías.

El rey murió a causa de las heridas de un accidente de caza en 1699. Le sucedió su hijo Federico IV, un rey que empezó su reinado con un escándalo. Pese a estar ya casado con Luisa de Mecklenburgo-Güstow, se casó en matrimonio morganático con otra mujer, convirtiéndose en bígamo. Cuando la peste azotó Dinamarca, la segunda de sus esposas murió pero él inició pronto una relación extramarital con Ana Sofía Reventlow, con quien se casó en secreto. Cuando la reina Luisa murió, a las tres semanas Federico se casó oficialmente con Ana Sofía.


Su reinado estuvo marcado con la participación de Dinamarca en la Gran Guerra del Norte contra Suecia, con pequeños logros para el bando danés.

En política interior, Dinamarca vivió un florecimiento de las artes. Se abolió, además, la vordesdskabet, una servidumbre de origen medieval que obligaba a los campesinos a permanecer en su lugar de nacimiento salvo que el señor permitiera que se fuera.


Federico ordenó la construcción de dos grandes palacios: Frederiksberg y Fredensborg.

Durante su reinado tuvo lugar una plaga en Copenhague (1711) y el primer gran incendio (1728).

Federico IV murió en 1730, sucediéndole su piadoso hijo, Cristian VI, que lo primero que hizo fue quitarle la pensión que le había quedado por testamento y desterrando a Ana Sofía. Todas las reformas de Federico fueron abolidas por Cristian. Ningún campesino de entre 14 y 36 años podría abandonar la tierra donde había nacido.

En política exterior fue más prudente y mantuvo la neutralidad de Dinamarca, lo que hizo que floreciera el comercio.

Cristian VI prohibió los bailes, solo permitía que se tocara música religiosa, la diversión en domingo quedó prohibida y dictó una política represora en asuntos religiosos tremendamente estricta.

A él se debe la remodelación del palacio de Christianborg para convertirlo en un edificio barroco.

El rey murió en 1746.

Pese a que su hijo, Federico V, fue criado en un clima muy piadoso, era adicto a las mujeres y a visitar tabernas y burdeles. Era un alcohólico y la mayor parte del trabajo la hacían sus ministros, que evitaron implicarse en las guerras que sacudían Europa en su tiempo.

Pese a ser un alcohólico, era muy popular entre el pueblo, seguramente porque permitió el regreso de las fiestas y el teatro y porque fomentó el arte y la ciencia. En su reinado se fomentó el comercio y surgió la industria (la primera fue la fabricación de pólvora y fundición de cañones). Durante su reinado se construyó el palacio de Amalienborg (con el barrio de Frederikstaden)y se fundó la Real Academia danesa de arte.


Le sucedió su hijo Cristian VII, aunque es mucho decir. Seguramente era esquizofrénico y el Consejo de Estado; su hermano, Federico, como regente, o su madrastra hicieron el trabajo.

El nuevo rey se dedicaba a masturbarse constantemente o a visitar tabernas y burdeles acompañado de una famosa prostituta de Copenhague. La pobre reina fue deportada aunque no tardaría en encontrar consuelo en el médico personal y consejero de su marido, Johann Friedrich Struensee, de quien seguramente tuvo una hija. Struensee implantó medidas liberales en Dinamarca, lo que hizo que muchos le vieran con recelo (entre ellos, el mencionado hermano del soberano y su madrastra). Los conspiradores consiguieron que Struensee fuera condenado por haber ofendido a la monarquía y haber tenido una relación extramarital con la reina. Convencieron al rey de que su consejero planeaba matarle y Struensee fue ejecutado en 1772. El matrimonio real fue anulado y la antigua reina fue deportada. Nunca volvió a ver a sus hijos y murió poco después, con tan solo 25 años.


El poder quedó entonces en manos de la reina viuda, Juliana María, el príncipe Federico y Ove Hoegh-Guldberg, un teólogo que se convirtió en el hombre más influyente del reino. Ove eliminó una por una todas las reformas liberales de Struensee. Pronto Federico dio una especie de golpe de estado y logró que se le conociera como regente, implantando de nuevo políticas liberales e iniciando un conflicto armado con Reino Unido.

Cuando el rey murió, Federico se convirtió en el nuevo soberano (Federico VI). Implantó reformas como la libertad de prensa, la abolición del comercio de esclavos o la concesión de derechos civiles a los judíos. Derogó también la norma de Cristian VI que impedía a los campesinos mudarse de su lugar de nacimiento.

Se unió a la Liga de Neutralidad junto con Rusia, Suecia y Prusia pero a los británicos no les gustó y capturaron todos los barcos daneses que encontraron en sus puertos. Horacio Nelson destruyó casi toda la flota danesa cuando el rey insistió en que no deseaba dejar de ser neutral en sus conflictos con Francia.


La armada inglesa acabaría asediando Copenhague y bombardeando la ciudad tres días y tres noches. Dinamarca se vio obligada a capitular y poner su flota a disposición de los británicos. Una posterior alianza con Francia traería consecuencias negativas para Dinamarca. Federico fue uno de los últimos aliados de Napoleón. En 1814 se vio obligado a firmar el Tratado de Kiel con Gran Bretaña y Suecia por el que debía cederles Noruega a estos últimos.

Dinamarca quedó en bancarrota y el rey liberal se convirtió en un monarca autoritario que no admitía oposición y que aplicaba la censura sin cortapisas.

Sus intentos de ser rey de Suecia, sucediendo a Carlos XIII, fueron infructuosos. A pesar de ser descendiente de Gustavo I de Suecia, la elección recayó primero en Carlos Augusto y, al morir éste asesinado, en el mariscal Jean-Baptiste Jules Bernadotte, militar del ejército de Napoleón que acabaría reinando como Carlos XIV Juan.

Federico VI fue un firme protector de la astronomía y mandó construir el Museo Thorvaldsen, para las obras del artista del mismo nombre y que se convertiría en el primer museo de Dinamarca.


El rey murió en 1839. De sus ocho hijos, solo le sobrevivieron dos hijas por lo que el trono pasó a su primo, Cristian VIII.

El nuevo rey había desterrado años atrás a su esposa, su prima Carlota Federica de Mecklemburgo-Schwerin, al enterarse que tenía una relación sentimental con su profesor de canto.

Pese a sus ideas liberales, gobernó como un rey absolutista de manual. Favoreció a los astrónomos, a artistas y a intelectuales.

Los liberales intentaron que el rey concediera al pueblo una constitución liberal. Nunca lo lograron. Cristian VIII murió de septicemia en 1848. Fue durante el reinado de su hijo, Federico VII, que Dinamarca consiguió una constitución que convirtió al país en una monarquía constitucional. Federico fue el último de los reyes de la dinastía de Oldemburgo.

El siguiente rey fue Cristian IX, de quien nunca se esperaba que reinara. Cristian era el cuarto hijo del príncipe Cristian de Schleswig-Holstein-Sonderburg-Beck y de la princesa Luisa Carolina de Hesse-Kassel. Su padrino era el rey Cristian VIII. Cristian descendía por parte de padre de Cristian III y por parte de madre, era bisnieto de Federico V y tataranieto de Jorge II de Gran Bretaña. Pese a su linaje, no era descendiente de ninguna casa europea por línea directa y que accediera al trono de alguna era casi imposible.

De joven ingresó en el ejército, donde alcanzó el grado de comandante de la guardia de caballería. Intentó casarse con su prima tercera, la reina Victoria del Reino Unido, y como no lo logró, se casó con su prima segunda Luisa Guillermina de Hesse-Kassel, hija de la princesa Luisa Carlota de Dinamarca y sobrina del rey Cristian VIII.

Sorpresivamente, en 1852, Cristian fue elegido para ser el heredero de Federico VII por culpa de la extinción de la línea directa de la dinastía (y ya que el rey no podía tener hijos). Parece que el motivo de la elección fue el parentesco de su esposa Luisa, la “heredera” más cercana al rey. Al imperar la ley sálica, la opción más natural era que el heredero fuera el marido, muy bien emparentado también.


Siendo ya rey, la adhesión de los ducados de Schleswig y Holstein le enfrentó con una alianza prusiano-austriaca, con mal resultado para Dinamarca.

Su reinado fue caldo de cultivo para disputas con el parlamento. En 1901 tuvo que acceder al parlamentarismo popular. No obstante, muy un rey muy popular. Ha pasado a la historia con el sobrenombre de suegro de Europa. Su hijo Cristian Federico Guillermo Carlos se convirtió su sucesor en el trono danés; su hija Alejandra fue reina consorte de Inglaterra y emperatriz de la India al casarse con Eduardo VII del Reino Unido; otro de sus hijos fue rey de Grecia como Jorge I y Dagmar se casó con Alejandro III de Rusia y fue madre de Nicolás II. Su hija Thyra se casó con el príncipe Ernesto Augusto de Hannover, que fue privado del trono tras su anexión por Prusia en 1866. A su hijo menor, Valdemar, le ofrecieron la corona de Bulgaria pero la tuvo que rechazar. Hoy la mayoría de las casas reales, en activo o no, de Europa descienden de Cristian IX y Luisa.

upload.wikimedia.org/ ...xen%29.jpg

Su reinado fue largo, más de 42 años, y terminó con su muerte en 1906. Le sucedió su hijo Federico VIII, un rey culto, liberal, amante de las ciencias, las artes y la cultura. Debido al largo reinado de su padre, ya tenía 62 años al acceder al trono.

Se casó con Luisa, la única hija del rey Carlos XV de Suecia, con la intención de estrechar lazos entre los dos países. Luisa no era hermosa pero sí inmensamente rica.

Federico solo reinó seis años. Padecía una enfermedad cardíaca que le provocó un ataque en Hamburgo, regresando de un viaje a Niza. Le sucedió su hijo Cristian X, el primero de los reyes que, siendo aún príncipe, pasó un examen de ingreso para la universidad (además de tener educación militar). Durante su reinado estalló la Primera Guerra Mundial. Cristian deseaba mantener una política de neutralidad.


Mediante el acta de Unión de Dinamarca e Islandia, Cristian X se convirtió en rey de Islandia aunque en 1944 los islandeses votaron para constituirse en república. Aunque el soberano aceptó el resultado, hasta su muerte usó el título de rey de Islandia.

Durante su reinado, una nueva constitución dio derecho a voto a las mujeres. También tuvo lugar la llamada Crisis de Pascua de 1920. Todo empezó con un conflicto entre el rey y su gabinete sobre la reunificación con Dinamarca de Schleswig, el antiguo ducado que pasó a manos de Prusia. Cuando los alemanes perdieron en la Primera Guerra Mundial se vio oportuno volver a insistir sobre su devolución. Se plantearon dos plebiscitos, uno al norte de Schleswig (el 75% votó a favor de la reunificación) y el otro en el centro (el 80% quería permanecer en Alemania). Se obvió el sur porque estaba dominado por mayoría alemana. Al final, el gobierno del primer ministro danés, Zahle, decidió que se reunificara solo el norte. Muchos daneses estaban descontentos; querían que Flensburgo, que estaba en el centro, se devolviera a Dinamarca hubiera salido lo que hubiera salido en la votación. El rey estuvo de acuerdo con su pueblo y ordenó la reunificación. Zahle se negó y terminó renunciando. El rey destituyó al resto del gabinete y lo sustituyó por uno de carácter más conservador. Eso provocó una crisis que casi terminó con su reinado. Al final no tuvo más remedio que claudicar, viendo sus poderes muy reducidos.

El 9 de abril de 1940 la Alemania nazi invadió por sorpresa Dinamarca. Al rey y a su gabinete no les quedó más remedio que capitular a cambio de mantener la independencia política en asuntos internos. Dinamarca fue ocupada. A pesar de su aparente colaboracionismo, el rey solía pasear solo a caballo por las calles de Copenhague llevando un pequeño botón cuadrado con la bandera danesa y las insignias coronadas del rey, acto que era visto por el pueblo como un modo de demostrar patriotismo y su resistencia silenciosa. Además, parece que ayudó a financiar el traslado por parte de la resistencia de judíos a Suecia para que estuvieran a salvo. En 1942 Hitler le mandó un extenso telegrama para felicitarle por su cumpleaños; Cristian le respondió con otro en el que le daba las gracias y poco más. Eso provocó la ira del führer, que retiró a su embajador de Copenhague, expulsó al embajador danés de Alemania y la destitución del gobierno en pleno, sustituyéndolo por otro que esperaba que fuera más colaborativo.


En Dinamarca surgió, además, un movimiento de resistencia ante la ocupación nazi. Los tres primeros años fue más o menos pacífico pero desde 1943 hasta el final de la guerra aumentó la violencia y los actos de sabotaje. Los nazis veían en Dinamarca la pureza racial que tanto propugnaban y, por tanto, dignos de confianza. La administración civil siguió en manos de funcionarios daneses y los partidos políticos se unieron frente a los nazis, supuestamente “colaborando” con ellos. Pero los desastres militares de Stalingrado y El Alamein llevaron a Alemania a decidir controlar cada vez más a la población civil danesa, lo que hizo que la resistencia actuara más contundentemente. Los alemanes decidieron realizar una elección parlamentaria el 23 de marzo de 1943, donde ganaron los partidos antialemanes (los nazis daneses apenas consiguieron un 2% de apoyos). Eso llevó a imponer un gobierno títere formado por sus afines. Como el gobierno danés no quiso reprimir a la población que protestaba por las calles por el empeoramiento de la economía, en agosto de 1943 las autoridades alemanas disolvieron el Gobierno y el Parlamento y establecieron la ley marcial. Empezó la represión contra la población civil.

En 1943 el rey se cayó del caballo, accidente que le provocó una invalidez. El 5 de mayo de 1945 el general británico Bernard Montgomery entró en Dinamarca y la liberó. El rey murió dos años más tarde.

Su hijo y sucesor fue Federico IX, aunque desde su accidente ya hacía de regente. Poco a poco empezó a desarrollarse el estado del bienestar, gracias a la recuperación de la economía.

De su matrimonio con Ingrid de Suecia solo nacieron tres hijas. En 1953 se suprimió la Ley sálica, lo que permitió que a su muerte, en 1972, su hija Margarita, la reina actual, ocupara el trono.

Margarita, de 82 años recién cumplidos, es la segunda monarca danesa con el reinado más largo (y seguramente lo superará con creces) y la única reina, junto con Margarita I. Su nivel de popularidad es altísimo. Estudió ciencias políticas y es arqueóloga, ilustradora, traductora (tradujo al danés El señor de los anillos) y diseñadora de modas (diseña parte de su ropa y también para películas o representaciones teatrales). Tiene fama de cercana y es fumadora empedernida. Estaba casada con el diplomático francés Enrique de Laborde de Monpezat, un tanto bocazas, que nunca aceptó el hecho de ser consorte y no rey y que murió en 2018. Tuvieron dos hijos varones, Federico, casado con la australiana Mary Donaldson (criticada a menudo por su excesivo gasto en ropa) y Joaquín (divorciado de su primera esposa y casado en segundas nupcias con Marie Cavallier; hoy ejerce funciones diplomáticas en Francia aunque dicen que hay mal rollo entre los hermanos y las cuñadas).


Dinamarca es miembro de la UE desde 1973 aunque se negaron a usar el euro.


Volver arriba

Compartir:


📊 VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0 0
Anterior 0 0 0
Total 0 0 0
Votos
stars-5 0 Votos
stars-4 0 Votos
stars-3 0 Votos
stars-2 0 Votos
stars-1 0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

👉 Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 13 Visitas mes actual: 8 Total visitas: 49

comment_icon  Últimos comentarios al diario:  Dinamarca: de vikingos a hot dogs sin cambiar de dinastía
Total comentarios 3  Visualizar todos los comentarios

Luchino  luchino  02/05/2022 17:39   📚 Diarios de luchino
Curradisimo diario, como siempre. Te lo puntúo aunque ya sé que no está acabado.

Ctello  ctello  02/05/2022 20:43   📚 Diarios de ctello
Gracias. Intento dar los maximos detalles posibles. A ver si puedo acabarlo pronto.

Ctello  ctello  02/05/2022 20:45   📚 Diarios de ctello
Máximos, perdón

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA


Registrate AQUÍ
Volver arriba


forum_icon Foros de Viajes
Pais Tema: Dinamarca: Consejos
Foro Europa Escandinava Foro Europa Escandinava: Foro de viajes por Escandinavia: Dinamarca, Suecia, Noruega y Finlandia.
Ultimos 5 Mensajes de 427
264941 Lecturas
AutorMensaje
carolco
Carolco
Willy Fog
Willy Fog
Ene 23, 2014
Mensajes: 20611

Fecha: Vie Jun 19, 2020 09:35 pm    Título: Re: Dinamarca: Consejos

Dinamarca abierta para la mayoría de los ciudadanos europeos desde el 27 de junio de 2020

Dinamarca está en proceso de seguir la sugerencia de la UE de abrir las fronteras del país a los ciudadanos y residentes permanentes de la Unión Europea y Schengen para el 1 de julio de 2020.

El Ministerio de Asuntos Exteriores danés anunció hoy que el país recibiría a todos los visitantes de la Unión Europea y Schengen, excluyendo Suecia y Portugal, a partir del 27 de junio de 2020.

Puede acceder al sitio web de Dinamarca para los visitantes entrantes aquí.

Dinamarca permitiría visitantes de países que considere ABIERTOS. Esto requiere menos de 20 personas infectadas por Covid-19 por semana (lo que sea que esto signifique).

Tanto Suecia como Portugal fallan en esta evaluación.





Nyde!
thorvic87
Thorvic87
New Traveller
New Traveller
Jul 23, 2020
Mensajes: 1

Fecha: Jue Jul 23, 2020 11:17 am    Título: Viaje a Islas Feroe

Buenos días! En septiembre viajo a Islas Feroe desde valencia con escalas en Amsterdam y Copenhage, el tiempo de las escalas es reducido de 1 hora en cada aeropuerto. ¿Sabéis si hacen algun control de covid en las escalas? o solo se hacen en destino? el viaje lo tengo con edreams y ya he descubierto lo "eficientes" que son cuando les llamas para dudas... a la vuelta me han cambiado horarios de vuelos y por ahora se que llego a Copenhague.Muchas gracias
Indialuna
Indialuna
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ene 20, 2008
Mensajes: 20957

Fecha: Jue Jul 23, 2020 01:23 pm    Título: Re: Viaje a Islas Feroe

Muevo tu mensaje a este hilo, y te dejo unos enlaces

Islas Feroe: que ver, alojamientos - Dinamarca

Coronavirus a nivel mundial y Turismo: noticias, dudas salud

Volar en "nueva normalidad": mascarilla, asientos, distancia
ANGEMI
ANGEMI
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 09, 2009
Mensajes: 24421

Fecha: Mar Mar 16, 2021 05:14 pm    Título: Rubjerg Knude - Vendsyssel-Thy, Dinamarca

Rubjerg Knude o el faro sepultado que se ha convertido en un símbolo de Dinamarca

Conoce la emotiva historia del rescate de este faro centenario

Al norte de Dinamarca, en la isla de Vendsyssel-Thy, un faro ha escrito sobre dunas de arena una de las historias recientes más emotivas del patrimonio del país escandinavo.

El faro de Rubjerg Knude se ha convertido, gracias a su lucha contra las fuerzas de la naturaleza, en todo un símbolo y una de las atracciones que más popularidad ha adquirido en los últimos años en esta amplia región del mar del Norte.

Seguir leyendo en Viajar El Periódico: viajar.elperiodico.com/ ...-dinamarca


DavidWellington
DavidWellington
New Traveller
New Traveller
Ago 11, 2021
Mensajes: 5

Fecha: Mie Ago 11, 2021 07:36 pm    Título: Re: Dinamarca: Consejos

Hola a todos!

Soy nuevo en el foro, por si os puede servir de ayuda a la hora de organizar alguna ruta a este precioso país del norte quiero dejar mi granito de arena de los pueblos que en mi opinión, no pueden faltar: Faaborg, Ribe, Skagen, Tonder, Silkeborg, Sonderborg, Dragor y Svendborg. A cada cuál más interesante y bucólico, de cuento de hadas prácticamente.

Saludos! Sonriente
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro

Registrate AQUÍ


All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. Aviso Legal - Privacidad - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter instagram