Menú principal
Idioma: English Español
Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Australs : Francia
Tour de France
Australs : Francia
Saint Gaudens, Midi Pyrénnées
Australs : Francia
Tour de France
Australs : Francia
Tour de France
Galería de Fotos
Mostrar/Ocultar Ads
Día 8: Huelgoat, Locronan y Pont-Aven
Puntuación: 0 - 0 votos
Etapa:

Día 8: Huelgoat, Locronan y Pont-Aven ✏️ Diarios de Viajes de Francia Francia

Huelgoat. Nos despertamos muy temprano después de haber dormido a ratos y cogemos el coche hasta el inicio de la ruta más larga del bosque, que está bien indicada a la salida del pueblo. Huelgoat nos ha gustado mucho y hemos decidido que le...

Scofield Autor: Fecha creación:

Diario: 10 días de verano en la Bretaña francesa Puntuación: 5 - 4 votos

- Localización: Francia Francia
Road trip de 12 días en pareja, 10 de los cuales por los pueblos y paisajes...
Huelgoat

Nos despertamos muy temprano después de haber dormido a ratos y cogemos el coche hasta el inicio de la ruta más larga del bosque, que está bien indicada a la salida del pueblo.
Huelgoat nos ha gustado mucho y hemos decidido que le queremos dedicar la mañana, así que tenemos que descartar algo de lo que habíamos planeado para hoy. Tengo muy claro que quiero ver Pont-Aven, y hemos leído que Locronan es uno de los pueblos más bonitos de Francia, así que el que sale perdiendo es Concarneau, que lo apuntamos para la próxima vez.


Iniciamos la ruta por el bosque. Hemos decidido hacer una de unos 6 kilómetros, circular, que pasa por la gruta y el campo de Arturo, entre otros lugares. En esta parte del bosque, siguen apareciendo formaciones rocosas peculiares, aunque no tan vistosas como las del recorrido anterior. La vegetación es densa y lo comprobamos al llegar a un alto, desde el que obtenemos unas bonitas vistas de las copas de los árboles. Está empezando a llover pero no parece que vaya a apretar. Finalizamos la ruta y volvemos al aparcamiento, con ganas, como siempre, de habernos quedado un rato más por el bosque.


Volvemos al pueblo y nos acercamos hasta una boulangerie para comprar pan y unas pastas. Nos encontramos con el Atelier de la Fôret y entramos. Nos encanta todo lo que vemos. La dependienta nos explica que todo lo que hay lo hacen ella y su marido, y nos invita a subir a la planta superior para ver algunas de sus creaciones. Es la planta superior de su casa convertida en taller-sala de exposiciones-tienda. Compramos una camiseta diseñada por su marido, y nos deja una tarjeta por si quisieramos pedirle algun diseño diferente.
También entramos a la tienda Witches. Pensamos, por el nombre y la decoración, que será una tienda de souvenirs al uso, de la temática mágica que le queda tan bien a Huelgoat, pero vemos que hay mucha cerámica y piezas muy originales. Hablamos con la señora que está al mando y nos dice que ella se encarga de las piezas de madera y que hace talleres en la planta superior, y nos da la tarjeta de la artista que hace las cerámicas.

Empieza a hacer calor y volvemos a la pizzería de la noche anterior para comprar unos helados (el mío es de limón con menta, muy bueno). Vamos al camping para recoger y salir hacia Locronan. Esta vez, cronometramos lo que tardamos en guardalo todo en el coche, tienda incluída: 14 minutos y siete segundos. Vamos mejorando.

Locronan

Salimos hacia Locronan y, de camino, pasamos por un pueblo que nos llama la atención pero en el que decidimos no parar. Es Châteaulin, que lo dejamos apuntado para cuando volvamos a Bretaña.

Llegamos a Locronan, y nos encontramos con un montón de aparcamiento, todo de pago. Nos dicen que nos costará 4€ el día entero y que nos regalarán una pegatina de Locronan para el coche...Vuelve a hacer bastante calor y pensamos que no nos va de 4€, así que los pagamos y empezamos a caminar hacia el centro.
Lo primero que vemos es que todo es de piedra, granito gris y de colores pastel. El pueblo es precioso, de los más bonitos que hemos visto hasta el momento, y diferente, porque todas las construcciones son de granito (símbolo de riqueza en otros tiempos por ser un material más caro que la madera), pero, mirando un poco más allá de lo evidente, pensamos que tiene un gran incoveniente: nos parece que está tan maquillado que ha perdido gran parte de su carácter.


Entramos en algunas tiendas y lo primero que nos llama la atención es que ninguna de las personas que nos atiende es la creadora de lo que allí se vende o expone, y vemos las mismas piezas de artesanía en varios establecimientos, con precios diferentes. Así que, en lugar de piezas únicas, todas acaban pareciendo souvenirs de alta calidad (y precio). Puede que hayamos tenido la mala suerte de que, por ser agosto, los artesanos estén de vacaciones...
Nos alejamos por uno de los senderos que conducen al campo para comer un bocadillo y analizar lo que está pasando. Pensamos que, con el estómago lleno, lo veremos todo desde una perspectiva más benevolente, así que volvemos al pueblo y entramos en la iglesia. Mal. El interior está casi completamente restaurado (cosa que no es un problema) y lleno de malas decisiones, hablando siempre bajo nuestro punto de vista, como por ejemplo, la sobrecarga de figuras que lo adornan, de estilos y épocas diferentes, unas más grotescas y otras más neutras. Justo al lado de esta iglesia, hay otra un poco más pequeña que permanece cerrada. Después, entramos en la librería céltica, la macro tienda de souvenirs de Locronan, ubicada en una casa antigua perfectamente atrezada para la ocasión. Sí que hay libros, algunos más interesantes que otros, objetos relacionados con el tarot, y muchos minerales bastante caros.
Paseamos un poco porque ya hemos pagado los 4€ de la entrada, y pensamos que realmente merece la pena, igual que nos pasó en el Mont Saint-Michel, elevar la vista por encima de la línea de tiendas, y disfrutar de las construcciones de granito.



Volvemos al coche porque no soportamos más el calor que está haciendo, y no hemos encontrado ningún árbol bajo el que guarecernos del sol, pero antes, cerca de la entrada del pueblo, vemos un espectáculo que nos parece gracioso porque define bien el concepto que tenemos del lugar: hay un carroussel que funciona de manera manual, con el movimiento de los pedales de una bicicleta en la que hay montada una persona. Todo está hecho de madera y otros materiales, sin cables. Cuando el carroussel empieza a girar, la persona que pone la banda sonora y que lleva un acordeón, apreta el play de un radio cassette y, de vez en cuando, hace ver que toca.

Pont-Aven

Después de un rato, llegamos a Pont-Aven. Nos encontramos con la carretera que cruza todo el pueblo atascada de coches, gente caminando por todas partes, y unos 30 grados con sol. Conseguimos salir del atasco y paramos donde podemos para buscar un camping.
Vamos hacia el camping de Keraeren. Está a 15 minutos de Pont-Aven, pero tardamos casi una hora desde que salimos hasta que conseguimos acampar, porque todo allí es bastante caótico. Está regentado por una mujer y su madre, y, aunque se nota que le ponen buena voluntad, nada funciona como debería. La entrada nos recuerda al “chaos de bolos” de Huelgoat, todo lleno de coches que no saben hacia donde ir, porque se junta el tráfico de la playa con el del camping, que no tiene espacio propio en la puerta para dejar el coche. Conseguimos acampar y esperamos un poco a que pase el calor.


Volvemos hacia Pont-Aven sobre las seis y todo está más tranquilo que antes. Aparcamos en el puerto, nos comemos un helado y paseamos por las calles del centro. Nos acercamos a alguna galería de arte y recorremos la calle principal, en la que vemos uno de sus 14 molinos. También, pasamos por la pensión Gloanec, donde se alojaban Gauguin y Bernard, entre muchos otros, y damos un bonito paseo por unas pasarelas que hay al lado del río, entre vegetación.


Pont-Aven es bonito, eso sin duda. Aunque tengo que reconocer que tenía una imagen más idealizada del pueblo. Creo que esperaba encontrar algo más parecido a lo que encontraron los pintores que llegaron aquí hace más de un siglo. Y no estoy hablando de la luz, que resulta ser tan bonita como dicen, porque el clima aquí parece más apacible y no hay una sola nube, y supongo que eso es más habitual en toda esta parte de Bretaña, en el sur. Imagino a los pintores, huyendo de los cielos grises y caros de París, y asentándose aquí, en un lugar más natural, con mejor calidad de vida, y no tan saturado de artistas contra los que competir. Como decía, lo que esperaba encontrar era un centro más verde y peatonal, y algo más de adoquín, no una carretera cruzándolo todo.
De todas maneras, entiendo que el pueblo haya encontrado, a través del arte y la idealización, la manera de sacar provecho y venderse al mundo, igual que también entiendo que la gente se sienta fascinada al llegar a allí.


Pero, como hemos tenido tiempo para explorar un poco el centro, encuentro una solución a este problema, que consiste en descubrir el pueblo desde dos perspectivas diferentes:
Desde la perspectiva de la carretera, pienso que Pont-Aven podría haber sido cualquier otro pueblo de la zona, y que fue Pont-Aven porque aquí había un mercado más amplio en el que poder consolidarse y vender obras de arte, porque, y eso se puede apreciar paseando y observando su arquitectura, la industrialización habría calado más en este punto que en otros pueblos de las cercanías.
Desde la perspectiva de las pasarelas del Aven, en cambio, veo el Pont-Aven que sí esperaba encontrar, de los molinos y las casitas bordeando el río, y la vegetación esparciéndose por todas partes, filtrando la luz y suavizándola para iluminar la piedra y el agua.


También, tengo en cuenta que mi primera impresión del pueblo ha sido la del tráfico congestionando el centro, y es la primera vez que nos ha pasado esto en un pueblo de Bretaña. Y venimos de la pequeña decepción con Locronan, más calor del que esperábamos y el caos para poder acampar, así que dejo en cuarentena cualquier opinión que pueda tener sobre Pont-Aven hasta que volvamos, seguramente, el año que viene.
Está a punto de atardecer y vamos hacia la capilla de Tremalo. Conseguimos una puesta de sol muy bonita, nos quedamos un rato allí porque el entorno realmente vale la pena, y volvemos al camping.


Volver arriba

Compartir:


📊 VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0 0
Anterior 0 0 0
Total 0 0 0
Votos
stars-5 0 Votos
stars-4 0 Votos
stars-3 0 Votos
stars-2 0 Votos
stars-1 0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

👉 Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 15 Visitas mes actual: 14 Total visitas: 90

comment_icon  Últimos comentarios al diario:  10 días de verano en la Bretaña francesa
Total comentarios 5  Visualizar todos los comentarios

Salodari  Salodari  23/08/2022 15:03   📚 Diarios de Salodari
Muy buen inicio, tiene muy buena pinta. Ánimo con la continuación Amistad

Salodari  Salodari  24/08/2022 17:24   📚 Diarios de Salodari
Te mando unas estrellas, me está gustando mucho Amistad

Scofield  scofield  26/08/2022 21:05   📚 Diarios de scofield
Muchas gracias, Salodari! Sonriente Ahora ya está acabado.

Salodari  Salodari  27/08/2022 07:05   📚 Diarios de Salodari
Comentario sobre la etapa: Conclusiones, presupuesto y consejos
Muy útil esta etapa. Gracias por compartir Amistad

Scofield  scofield  27/08/2022 23:47   📚 Diarios de scofield
A ti por leerlo!

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA


Registrate AQUÍ
Volver arriba


forum_icon Foros de Viajes
Region_Isla Tema: Bretaña Francesa: Qué ver y visitar, consejos
Foro Francia Foro Francia: Foro de viajes por Francia: París, Versalles, Bretaña, Provenza, Pirineos, Costa Azul, Valle del Loira y sus castillos, Normandía...
Ultimos 5 Mensajes de 1077
1158444 Lecturas
AutorMensaje
umdetantos87
Umdetantos87
Super Expert
Super Expert
Feb 19, 2010
Mensajes: 337

Fecha: Dom Sep 11, 2022 10:49 am    Título: Re: Bretaña Francesa: Qué ver y visitar, consejos

Por desgracia tengo todo pillado, me guié por un amigo que vivió 8 años en la Bretaña y me recomendó no intentar abarcar todo si no quería pasar demasiado tiempo en el coche. Por eso en principio las estancias quedan así, ya asumí que la costa de Granito Rosa, Brest y todo eso quedaría para otra visita... La verdad que no quiero andar demasiado en coche, y ya ir del norte al sur supone bastante por eso preferí no ampliarlo más.
alfrito.alfrito
Alfrito.alfrito
Willy Fog
Willy Fog
Jul 26, 2010
Mensajes: 10051

Fecha: Dom Sep 11, 2022 11:55 am    Título: Re: Bretaña Francesa: Qué ver y visitar, consejos

Pues si el objetivo no es andar demasiado en coche, se pueden acortar los desplazamientos ida y vuelta cambiando a menudo de alojamiento. Pero si ya tienes todo pillado y no quieres hacer muchos kilómetros, yo creo que la duda que planteabas se resuelve sola : el recorrido que planteas para el sábado 24 supondría 3 h 45 min y 297 kms. goo.gl/maps/hbktwWLPithiHra9A . Y el del domingo 25 más : 5 h 32 min. y 432 kms. goo.gl/maps/xGE2YBqc35QvKpS98 . Y lo tendrías que hacer en dos días contiguos. Si no quieres hacer los desplazamientos de esos dos días, tendrás que valorar si...  Leer más ...
umdetantos87
Umdetantos87
Super Expert
Super Expert
Feb 19, 2010
Mensajes: 337

Fecha: Lun Sep 12, 2022 04:58 pm    Título: Re: Bretaña Francesa: Qué ver y visitar, consejos

Muchísimas gracias!
Markus_15
Markus_15
Silver Traveller
Silver Traveller
Ago 31, 2021
Mensajes: 21

Fecha: Mie Sep 14, 2022 10:34 am    Título: Re: Bretaña Francesa: Qué ver y visitar, consejos

Muy Buenas! Que bosque recomendáis más visitar, Huelgoat o Broceiland? vamos a estar 1 semana por la bretaña y no queremos estar muchas horas conduciendo con la camper. Vamos a estar más por la zona este y sur, por eso no se si vale la pena acercarse a Huelgoat. Un saludo
ANGEMI
ANGEMI
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 09, 2009
Mensajes: 26119

Fecha: Vie Oct 07, 2022 11:43 am    Título: Museo 70.8 Brest - Bretaña Francesa

70.8, UNA VENTANA AL MAR EN BREST

Rayos y truenos de Brest, ¡qué ensenada! Una de las más bellas de Francia, muy fotogénica en los encuentros de barcos antiguos, como será el caso en 2024.

En la punta de Bretaña, Brest navega entre el modernismo, el neoclasicismo, el Art Nouveau y el Art Déco, y respira un viento de novedad con la meseta de Capucins. La mejor manera de llegar a este barrio, reducto de los antiguos talleres de construcción naval, es dar un paseo en el teleférico.

En la cima, encontrará un museo del mar y del futuro como ningún otro. ¿El nombre? 70.8, en referencia a la proporción de la superficie terrestre cubierta por los océanos. Como una gigantesca proa de barco, este lugar lúdico y científico, concebido como complemento de Océanopolis, el gran acuario de Brest, combina experiencias virtuales inmersivas e interactivas. Como si estuviera a bordo de un buque científico de última generación, podrá explorar lo mejor de los océanos. ¡Y es tremendo!



Información facilitada por Oficina Turismo de Francia: www.france.fr/es
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro

Registrate AQUÍ


Mostrar/Ocultar Galería de Fotos
Anaritz22 : Francia
Mirando al horizonte
Pretorian : Francia
Parc du Peyrou. Montpellier
Mouses : Francia
Toy Story
Pretorian : Francia
Acueducto de San Clemente. Montpellier
All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. Aviso Legal - Privacidad - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter instagram