Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


Nuestros 13 días en MARRUECOS -Diarios de Viajes de Marruecos- MJ
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: Nuestros 13 días en MARRUECOS  -  Localización:  Marruecos  Marruecos
Descripción: Marrakech, Essaouira, Ourika, Ouarzazate, Dades, Todra, Desierto, Fez, Meknes y Casablanca.
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:

Índice del Diario: Nuestros 13 días en MARRUECOS



Etapa: PREPARATIVOS + DIARIO DE RUTA  -  Localización:  Marruecos Marruecos
Fecha creación: 19/11/2007 19:08  
Compartir: 
Compartir:
PREPARATIVOS:
Después de leer los consejos del foro, algunos diarios de viaje y con la ayuda de la guía Lonely Planet conseguimos tener fijada la ruta. Disponíamos de 12/13 días, por lo que al final, a la idea inicial que era Marrakech y el desierto, le sumamos Fez.

Vuelo:
Como volamos con EasyJet, que no penaliza por coger ida y vuelta por separado, cogimos el vuelo de ida a Marrakech y la vuelta desde Casablanca, y así nos ahorrarnos algún que otro kilómetro de coche.
El vuelo nos salió por 84€ por persona, tasas y gestión incluidos (lo cogimos con bastante tiempo).


Ruta:
Flecha Día 1: Llegada a Marrakech (por la noche)
Flecha Día 2 y 3: Visita Marrakech
Flecha Día 4: Visita Essaouira (volver a dormir a Marrakech)
Flecha Día 5: Visita Valle Ourika (volver a dormir a Marrakech)
Flecha Día 6: Ir a Ouarzazate, visitando Ait Benandou
Flecha Día 7: Ruta 1.000 kasbash, valle de rosas y valle del Dades
Flecha Día 8: Gargantas del Todra e ir hasta el desierto
Flecha Día 9: Visita del desierto (Erg Chebbi), pueblos de alrededor y dormir en Jaimas
Flecha Día 10: Ruta hasta Fez
Flecha Día 11: Visita Fez
Flecha Día 12: Visita Meknes y Volubilis (dormir en Casablanca)
Flecha Día 13: Visita Mezquita de Casablanca y vuelta

Visto ahora, quizás habría sido mejor hacer la ruta al revés, comenzando en Fez y acabando en Marrakech, porque la parte de Marrakech me ha parecido más interesante, y así habríamos ido de menos a más, o incluso haber dejado Fez para otro viaje, y haber pasado una noche más en el desierto, volviendo a Marrakech por Zagora y visitando el valle del Draa y quizás dándole también otra noche a Essaouira (por lo que nos dijeron los pueblecillos de alrededor tienen mucho encanto).



Transporte en Marruecos
Aunque inicialmente pensamos en alquilar un coche, al ser 5 necesitabamos un coche un poco grande, y los precios se nos subían (y eso que en Marruecos no hay plus por devolver el coche en una ciudad distinta a donde lo alquilas), por lo que miramos también la opción de alquilar un coche con conductor, alguien que a la vez nos pudiese hacer un poco de guía, pero que no fuese en plan ‘paquete organizado’.
Al final elegimos la opción de 4x4 con conductor ya que nos salía igual el alquiler de un Laguna más la gasolina, iríamos más cómodos, y al ser un 4x4 podríamos hacer algo de pista, y evitábamos líos de aparcamiento, mapas, etc.

Tirando del foro contactamos con algunos, todos a un precio similar. Al final nos decidimos por Omar (ammaranaam@hotmail.com), un chico que me habían recomendado en el foro y que además no nos intentó vender más cosas en el lote Sonriente Pagamos 120€ al día por un Toyota Land Cruiser nuevo, con el conductor y la gasolina incluidos (y los peajes, los parking…), es decir 1.200€ por los 10 días, a repartir entre los 5.
Aunque antes de ir tuvimos dudas, ahora pensamos que fue una buena elección porque nos ha permitido disfrutar más del viaje. Omar es un chico currante y divertido y con una cultura cercana a la nuestra (ha vivido bastante tiempo fuera de Marruecos) y nos ha hecho el viaje comodisimo.



Hoteles:
Los hoteles de las ciudades los reservamos por nuestra cuenta vía internet. Del alojamiento del desierto dejamos que se encargase Omar, porque su tío tiene el albergue que nos habían recomendado y además nos daba buen precio. La noche en Ouarzazate la intentamos coger por nuestra cuenta, pero resultó que el hotel que queríamos estaba lleno, pero finalmente nos lo reservó Omar (parece ser que para los amigos sí había sitio Sonriente )

Los hoteles fueron:
- Marrakech: Riad Villa Wengue. 50€ por noche habitación doble con desayuno
www.destinationmaroc.c... duit=67682
Muy bonito y moderno. Muy bien situado (a 2 min de Jma el Fna).
- Fez: Riad Dar Iman. 55€ por noche habitación doble con desayuno www.fez-riads.com/dar_... ______.htm
Bonito y algo más ‘típico’, aunque sin tv. Muy bien situado al lado de la zona de restaurantes de la Medina.
- Ouarzazate: Les Jardins de Ouarzazate. A nosotros no reservó el guia por 60€ por noche hab doble en media pensión. Sencillo pero muy bien y si vais en momento de poder disfrutar de la piscina...
www.lesjardinsdeouarzazate.com
- Dades: Aubergue Les Gorges Du Dades Ait Oudinar. A nosotros nos reservó el guía, por 50€ por noche hab doble en media pensión, pero creo que reservando directamente sale algo mejor
www.aubergeaitoudinar.com
Sencillo pero muy bien (aunque quizás no tanto con en la web).
- Desierto: Albergue Alí el Cojo. 50€ habitación doble en media pensión, y 40€ por persona las jaimas en media pensión con camellos incluidos. El albergue muy bien, el ambiente muy bueno, y si podeis disfrutar de la piscina...
www.alielcojo.com/
- El de Casablanca no lo voy a poner, porque aunque barato y bien situado, no era nada del otro mundo.




DÍA 1: MADRID – MARRAKECH
Después del desplazamiento a Madrid y del vuelo... por fin llegamos a Marrakech, y allí estaba Omar, esperandonos con su cartel Sonriente

Aunque empezábamos la ruta 3 días después, se ofreció a irnos a buscarnos al aereopuerto gratis. Nos explicó que le habían salido otros clientes que irían en su coche con su hermano (por mail insistimos en que fuese él quien nos acompañase), así que se había buscado otro 4x4 igual al acordado con otro conductor por temas del seguro del coche. El resultado fue que hicimos nuestro viaje con Omar e Ibrahim, que hablaba muy poquito español, pero nos reimos mucho con él.
El tema nos sorprendió un poco, porque 120€ al día por 2 tíos (que tenían que comer y dormir), el coche y la gasolina… pero… cosas de la diferencia del nivel de vida.

Nos vino fenomenal que nos fuesen a buscar, ya que nos evitó regatear el taxi, nos buscó el carrito que nos llevó las maletas por la medina y además había hablado con el Riad para saber cómo llegar, y nos llevó a la primera (aunque de todas maneras el Riad no está muy escondido).
Aunque Omar nos dio muy buena impresión, como íbamos con un poco de desconfianza pensamos que estas amabilidades ya se las cobraría al final del viaje Sonriente pero al final nos sorprendió y esto y otras cosas fueron desinteresadas.

El Riad muy bonito y moderno, en plan minimalista, con fuente zen en el patio, una terraza estupenda para tomar unas copitas por la noche, buen desayuno a la hora que quieras… además a 2 minutos de la plaza. En mi opinión, no se puede dejar pasar la oportunidad de alojarse en un riad, porque es un lujo estar en la medina, en un sitio tranquilo y mucho más personal que un hotel.

Como primer contacto con la ciudad nos fuimos a la plaza Jma el Fna: toda una sorpresa, llena de vida, con multitud de puestos de comida, frutos secos, frutas… y también gente que te intenta vender cosas, mujeres que hacen dibujos de henna… turistas, pero sobre todo marroquíes cenando, viendo actuaciones de música o cuenta cuentos… un ambiente muy peculiar, especialmente en fin de semana.

Esa noche cenamos en el puesto nº1, el único atendido por una mujer, pero no muy recomendable porque la comida era un poco insípida, y además nos cobraron de más (la cuenta no cuadraba ni de coña). Aunque no volvimos a cenar en los puestos, por lo que pudimos ver luego paseando, hubiese sido mejor seguir los consejos de la Lonely e ir al puesto 31 Sonriente

Después de la cena nos tomamos el primer zumito de naranja en los puestos de la plaza, a 3 dirham (0,30€). Pasamos de los consejos de no usar los vasos de los puestos, pedir que te expriman el zumo en el momento y esas cosas… pensamos que no podíamos estar 13 días así. Ese día nos fue bien, pero aunque tardamos en caer, al final del viaje ninguno nos habíamos librado de los ‘problemillas intestinales’. No sé si con más cuidado los hubiésemos librado …




DIA 2: MARRAKECH
Aunque no madrugamos mucho, vimos que la ciudad no amanece muy temprano, con excepción de los cánticos de las mezquitas a las 5 de la mañana Sonriente
Como íbamos a estar 2 días visitando la ciudad, intentamos seguir el plan para 2 días que propone la Lonely, según el cual el primer día teníamos que visitar por la mañana el museo de Marrakech (sólo interesante por el edificio) la medresa de Ben Jousef y una cueva que hay al lado.
El camino por los zocos nos permitió la primera toma de contacto con las cosas que se venden en Marrakech: babuchas, lámparas, cerámica, cachimbas, cuero… y por supuesto, especies. Nos sorprendió que los vendedores no fueran tan pesados como esperábamos (íbamos con el referente de Egipto, y esto es más tranquilo). Eso si, los burros, los carritos y sobre todo las motos circulando por todas las callejitas de los zocos hace que sea un poco caótico, y hay que estar con mil ojos para que no te atropellen.

Después de las visitas y como hacía mucho calor (más del esperado), hicimos una paradita para tomar algo en un sitio que venía en la guía, el café Árabe, un sitio de turistas, pero no hay muchas más opciones de tomar una cerveza…. La terraza espectacular, con sus grandes sofás, sus sombritas y además para aliviar el calor pulverizadores de agua… toda una gozada acompañada por una cerveza Casablanca, eso sí, al módico precio de 50 dirham (unos 5€).

Para comer elegimos un sitio de kebab y tajine. Los únicos kebab de viaje, eso sí, de tajines acabamos un poco hartos Sonriente y no es que no estén ricos, pero al final la variedad no es mucha, y además esto de comer y cenar carne prácticamente todos los días…
Por la tarde dimos un paseo por la zona de la Koutubia y fuimos andando hasta los jardines de Marjorell, lo que fue un poco paliza, pero de camino vimos las murallas y un poco la zona nueva. Los jardines son pequeñitos y a mi me gustaron porque me encantan los cactus, pero por lo demás no tiene mucho interés.

Después de las visitas pasamos por el Riad a por algo de abrigo (en cuanto se iba el sol refrescaba bastante). Omar nos había propuesto quedar por la tarde para tomar una cerveza y charlar del planning, pero no encontramos el momento así que le enviamos un sms para dejarlo para el día siguiente.
Jma el Fna volvió a sorprendernos, y como el día antes lo de los puestos no nos había gustado mucho decidimos probar uno de los restaurantes con terraza.
Elegimos el Chez Chegouni, donde cenamos muy bien y a buen precio (algo más que en los puestos, pero no mucho), pero… se echo de menos un vinito… De los restaurantes de la plaza el único que pone alcohol es Le Marraki, al que no fuimos, pero del que hablan muy bien.




DIA 3: MÁS MARRAKECH
El día se levantó lluvioso, lo que nunca es bueno para el turista y nos retrasó un poco, pero decidimos seguir adelante con el plan Sonriente Por la mañana Palais el Badii, tumba saadies y Palais Bahia y por la tarde rutilla por los zocos.
La visita del Palais el Badii se vio un poco enturbiada por la lluvia, aunque de todas maneras no hay mucho que ver, porque lo que se visitan son las ruinas, y está bastante en ruinas Muy feliz No merece pagar el plus del ‘trono’, que es un pequeño pulpito de madera en una sala blanca).

Después visitamos el barrio judío, que nos pareció que no tenía mucho que ver (o no lo encontramos, porque pasamos de coger a uno de los chicos que se ofrecen a llevarte por allí).
Cuando quisimos ir al Palacio Bahia ya habían cerrado para el descanso de medio día, así que buscamos el correspondiente sitio de guiris (esta vez el Kosy bar, al lado del Badii) para tomarnos la correspondiente cervecita, que finalmente cambiamos por un vino blanco marroquí que nos gustó bastante, sobre todo por estar acompañado de unas vistas estupendas).
Para comer elegimos un sitio menos guiri, en la misma plaza del bar, donde estaban cocinando los tajines en la calle, casi todo el mundo era autóctono y donde comimos en la calle uno de los mejores tajines del viaje.

El palacio Bahia nos gustó bastante. Las tumbas saadies no están mal, pero estarían mejor si no hubiese que hacer cola, y además nos costó un poco localizarlas, aunque enseguida apareció un chico que nos llevaba hasta allí cruzando por unas tiendas y ‘desinteresadamente’, como así fue porque no le dimos nada (agobia un poco la gente queriendo sacarte un euro cada vez que respiras).

Por la tarde, volvimos a los zocos, esta vez con intención de comprar algo más, aunque nos costó bastante arrancar con los regateos, y fue menos fructífero de lo esperado, pero de todas maneras cayeron cosillas.
Esa tarde tampoco nos animamos a quedar con Omar, de lo que más adelante en el viaje nos arrepentimos, porque no habría estado nada mal conocer un poco la marcha de Marrakech…

Después de pasar por el Riad a dejar las compras y coger algo de abrigo, volvimos a la plaza a cenar. Esta vez elegimos un restaurante que además de comida marroquí también tenía pasta y pizzas porque algunos de los componentes del grupo querían cambiar. La cena nos encantó y de hecho repetimos otra noche en ese mismo sitio. No me acuerdo del nombre, pero está a la izquierda del café Glaciar.




DIA 4: ESSAOUIRA
Habíamos quedado temprano con Omar, ya que nos esperaban 2 horas y media de viaje hasta Essaouira y a la hora prevista allí estaban él e Ibrahim esperándonos.
Descubrimos la cantidad de controles de policía que hay en la carretera, y por lo que nos contaros es fácil que te caiga una multa (dicen que especialmente a lo marroquíes, pero hay muchos turistas que cuentan que también les ha tocado…), pero igual de fácil debe ser que te la quiten por unos 5€, lo que, como precio para una multa no está nada mal. Lo que nos quedó claro es que si llegamos a alquilar un coche por nuestra cuenta nos hubiesemos llevado alguna multita de velocidad de recuerdo Sonriente

Por el camino pasamos por la zona de las cooperativas de aceite de Argan (un fruto similar al cacahuete que sólo se da en esa zona), pero como no queríamos llegar tarde a Essaouira no paramos, aunque debíamos haberlo hecho porque queríamos haber comprado algo de aceite y no volvimos a tener oportunidad.

A la llegada a Essaouira fijamos la hora para quedar con Omar e Ibrahim para la vuelta, ya que queríamos ir a nuestro aire.
Nos dimos una vueltecilla por el puerto y… a la playa a tumbarnos un ratillo al sol. Aunque habíamos llevado los bañadores nadie se atrevió, porque aunque hacía calorcillo, el agua estaba helada y un poco sucia Trist
La playa es muy larga, y en la zona más cercana al pueblo hay tumbonas, pero el resto de la playa estaba bastante tranquila. Yo me esperaba la playa con más encanto, algo más metida en el pueblo, o más tipo calitas, pero no, es una playa larga, con un paseo y carretera por detrás.
De todas maneras pasamos bien la mañana paseando por la playa y tumbados al sol.

A la hora de la comida nos dirigimos al puerto donde hay una zona de restaurantes pequeñitos con terraza donde elijes el pescado en crudo y te lo cocinan a la brasa. Aunque había carteles de precios fijos comunes a todos los puestos, enseguida nos dimos cuenta de que la historia no funcionaba así, sino que tendríamos que regatear y que estaba complicado echar una ojeada antes de elegir un sitio ya que en todos los puestos ‘insistían’ demasiado.
Tras una primera pasada por los puestos, en la que nos agobiaron un poco, comprobamos que en ninguno había langosta Trist (aunque estaba en la carta, así que igual en otra temporada…) elegimos un puestos y... al regateo! Antes de que nos diese tiempo a respirar, el encargado nos había llenado 2 bandejas de calamares y sardinas. Después de poner un poco de calma al asunto, conseguimos que quitase lo que el había seleccionado y nos pusiera en las bandejas lo que queríamos tomar, y tras un duro regateo dejamos el precio en 600 dirham para los 5 con las bebidas incluidas (empezó en 1300 dirhams y casi nos vamos sin acuerdo, pero al final…).
Comimos fenomenal, prácticamente nos acabamos lo que habíamos elegido, cosa que al principio de la comida pensábamos sería imposible Sonriente
Tuvimos un ‘malentendido’ durante la comida: después del regateo, unas españolas que estaban comiendo en el mismo puesto, nos preguntaron lo que íbamos a pagar. Resultó que ellas habían ido con un guía, no habían regateado ni habían elegido el pescado y que iban a pagar lo mismo que nosotros siendo 3 (2 más el guía, al que iban a invitar) y que prácticamente sólo comieron calamares y sardinas… Al final de la comida decidieron que no iban a pagar los 600 dirhan que habían acordado, sino que pagaron la mitad y el del puesto y el guía se enfadaron con nosotros por haberles dicho el precio. La verdad es que estuvo un poco mal no pagar lo que habían acordado, pero… también entiendo que se sintieron engañadas ya que confiaron en el guía cuando se sentaron y cuando vieron como era el asunto…

Después de comer nos fuimos a tomar un heladito y a dar una vuelta por el pueblo. Como habíamos acabado de comer muy tarde, le enviamos un sms a Omar para retrasar 1 hora la vuelta a Marrakech.
El pueblo es muy tranquilo, con muchos puestos de artesanía, sobre todo de madera. De lo más bonito del pueblo es la zona de muralla que está al lado del mar.
Aunque Essaouira nos gustó, no sé si merece las 5 horas de coche… sobre todo porque el paisaje no tiene nada de interesante. Quizás en verano, dándose un bañito, compense más. Eso sí, la comida espectacular.




DÍA 5: ASNI - OURIKA
Omar nos propuso, en lugar de ir directamente a Ourika, que no iba a llevar mucho tiempo, ir primero a un pueblo que se llama Asni, donde ese día había mercado, e ir luego por pista hasta la zona de Ourika. La idea nos pareció bien, porque así aprovechábamos más el día.
De todas maneras, antes de salir de Marrakech, aprovechamos para que nos acercasen hasta los jardines de Menara, que no nos había dado tiempo a ver los días anteriores. La visita duró poco, pero la foto de la ‘casita’ al lado de la inmensa alberca merece la pena.
Luego, camino a Asni, comenzamos a descubrir las montañas del Atlas, precioso. El mercado de Asni… muy autentico, un mercado local al que todo el mundo acude en burro, y una de las cosas más curiosas es el parking de burros.
Desde ahí cogimos la pista, con unos paisajes estupendos. La pista era bastante buena, pero la verdad es que de todas maneras con ese coche se va fenomenal por pista… Por el camino paramos en un pueblecillo a tomar un te en una casa, donde además nos sacaron pan con aceite para acompañar el te. Riquísimo.

Cuando llegamos a Ourika ya era hora de comer. Comimos en un restaurante al lado del río, el típico tajin kefta y brochetas, acompañado de sopa y ensalada marroquí. Se nos hizo un poco caro comparado con Marrakech (unos 15€ por persona), pero…
Después de la comida nos dispusimos a la subida a las cascadas. Omar nos había buscado un chico de la zona para que nos hiciera de ‘guía’, pero nos pareció un poco caro (10€), así que le dijimos que ya buscaríamos nosotros otro guía, y al final pagamos la mitad. De todas maneras no es muy necesario el subir con guía. De hecho un par de nosotros se quedaron retradados, y finalmente subieron solos.
Aunque no era la mejor época para las cascadas, que llevaban poco agua, nos gustaron bastante. Nos fumamos una shisa con unos tes en una terracilla en la primera cascada, donde tuvimos el típico malentendido para pagar, porque nos querían cobrar más de lo que nos habían dicho cuando preguntamos antes de sentarnos, pero… al final pagamos.
El viaje de vuelta lo hicimos prácticamente de noche, así que ya no pudimos ver más paisajes.

Esa noche decidimos repetir restaurante, ya que nos había gustado mucho, y la cena no nos defraudó, cordero, cuscus y pizzas, y de postre una selección de pastelitos con el te a la menta.
De vuelta al riad coincidimos con una mujer que todas las noches nos había ofrecido tatuajes de henna para las manos. Nos habíamos quedado con ella porque no era nada pesada, y porque llevaba un niño muy salado a la espalda. Como todos los días había sido muy agradable, ese día nos hicimos cada una un tatuaje pequeño en una mano. La verdad es que queda chulo, eso sí, hasta que se seca (una hora) escuece un montón…
De vuelta al riad subimos a la terraza a tomarnos unas copitas (con lo que nos habíamos llevado y las colas que compramos en la plaza), y resultó que coincidimos con un grupo bastante numeroso de gente de Marruecos y gente de fuera que dormían esa noche en el riad y estaban allí de botellón antes de salir, lo que animó el ambiente de las copas Sonriente




DIA 6: CAMINO A OUARZAZATE
Antes de salir de Marrakech pasamos por un supermercado que había a las afueras a comprar cervezas. Habían metido una nevera en el maletero de las que se enchufa al coche, pero estaba estropeada por lo que tuvimos que utilizarla con hielo todo el viaje, pero la verdad es que se encargó Omar y ni nos enteramos. Además de cervezas compramos también un par de botellas de vino de allí que nos gustaron bastante.

El camino a Ouarzazate es muy bonito, con unas montañas impresionantes y unas curvas tremendas, aunque el camino fue muy tranquilo, porque Ibrahim conduce muy tranquilo. Fuimos haciendo paradas para ‘foto guiri’ (terminología de Omar), y también para tomar un par de tes a la menta.
Omar nos había propuesto hacer la mitad del camino por pista (desde Telouet hasta Ait Benandou), pero sumábamos casi 2 horas más de coche, y al final decidimos ir todo por carretera excepto un trozo de pista hasta Ait Benandou, unos 30 min.

A Ait Benandou llegamos ya a la hora de comer (como siempre con retraso sobre el plan previsto) y comimos en un restaurante al que nos llevó Omar. No nos gustó mucho, porque es un sitio tipo ‘autobús’, la comida no era nada del otro mundo y sobre todo porque luego vimos que entrando un poquito más en el pueblo había unos restaurantes mucho más típicos y con unas vistas sobre la kashba impresionantes.
Después de comer visitamos la kashba, que nos encantó. Todo lo que se diga es poco, hay que verla.
La visita la hicimos acompañada de 2 niños que se nos unieron al acercarnos a la kashba y contra los que no luchamos, porque desde el principio le preguntamos y nos dijeron que nos iban a acompañar de todas maneras y que no podíamos hacer nada por evitarlo, así que… decidimos echarnos unas risas con ellos. Cuando dejamos a estos se nos unieron otras 2 niñas, pero vamos, solucionamos el tema dándoles caramelos a todos, y ya Muy feliz

De ahí al hotel de Ouarzazate. Como ya era tarde y no podíamos visitar ni los estudios ni la kashba, nos quedamos en el albergue. Dimos una vueltecilla por los jardines y la piscina, y nos fuimos a la jaima donde habíamos quedado con Omar para tomar unas cervezas y fumar unas shishas (y demás cosas) de lo que Omar se encargó estupendamente. Pensamos que de este tipo de cosas también nos echaría cuentas al final del viaje… pero al final fue que no.
Ibrahim quedó fuera de estos planes porque, entre que no sabe español, y que es musulmán de verdad y por lo tanto no bebe… por lo menos esperamos que no le pareciese mal, porque sino le dimos un viaje al pobre…
Después de cenar nos alargamos un poquito más en la jaima, con las copitas y los chistes con los que arrancó Omar y 2 camareros del hotel que se apuntaron.




DIA 7: RUTA DE LAS 1.000 KASHBAS Y VALLE DE LAS ROSAS
Aunque nos levantamos con un poco de resaca (algunos más que otros) seguimos con el plannig y fuimos a visitar los estudios Atlas y la kashba. Nos pareció que los estudios no merecen mucho la pena, te enseñan 5 ó 6 decorados de películas, algunas famosas, que aunque es curioso, si no hay mucho tiempo puede ser prescindible. De todas maneras la visita no dura mucho. La entrada vale 50 dirhams, unos 5€.

Antes de salir de Ouarzazate pasamos por una tienda a reponer las provisiones de cerveza y wisky que habían sufrido bastante la noche antes Guiño

Al principio fuimos un rato por carretera, aunque en seguida nos desviamos por una pista preciosa, en la que si que vimos 1.000 kasbas Guiño , algunas muy bien conservadas y rodeadas de palmeras… precioso.
Después nos volvimos a incorporar un poco por carretera, hasta kelaa Mgouna, inicio del Valle de las rosas y donde paramos a tomar un te y comprar crema de rosas. Desde ahí cogimos una pista espectacular, que nos había propuesto Omar, por el valle de las rosas. De esa parte no habíamos oído hablar, y no debe ser muy turística porque no nos encontramos ningún otro coche, pero que ha sido una de las partes del viaje que más nos ha gustado (necesario 4x4).
La comida la hicimos en Boutaghrar, un pueblecillo precioso y bastante escondido en las montañas. Como es muy poco turístico, Omar había llamado por la mañana para encargar que nos prepararan la comida, que fue en casa de una amiga suya, en el jardín, y fue una de las mejores comidas del viaje, sin duda la más casera.
Desde ahí cogimos otra pista que nos llevaría al Dades. De camino hicimos una parada para visitar a una de las familias nómadas que vive en cuevas por la zona. Nos impresionó bastante porque tiene que ser una vida durísima… Ese día nos sentimos un poco como en Babel, y sin dudarlo fue el DIA menos ‘guiri’ del viaje.

Llegamos al Dades de noche, como siempre. El albergue, que estaba en el pueblo Ait Oudinar, aunque sencillo estaba muy bien. Como habíamos comido mucho y tarde no teníamos mucha hambre, y Omar convenció a los camareros de que nos dieran una prorroga en el horario de la cena, y para no variar hicimos tiempo tomando unas cervecitas en una jaima que tenía el albergue en el jardín.
La cena nos la amenizaron unos chicos de allí que estaban tocando los tambores en el sitio de la cena (que supuestamente ya había acabado), donde estaba la chimenea: por la mañana en tirantes y por la noche al calor de la chimenea… todo un contraste.
Ese día nos echamos pronto, porque al día siguiente queríamos madrugar para ver lo que nos habíamos propuesto y llegar al desierto pronto para coger los dromedarios y ver el atardecer en el desierto.




DIA 8: DADES, TODRA Y… DESIERTO
Habíamos quedado con Omar en que haríamos la rutilla por el Dades a pie, para descansar un poco de coche y poder verlo todo con tranquilidad, así que después de desayunar nos fuimos hasta la parte más alta, donde nos recogió Omar para seguir con la ruta.
Las gargantas del Dades son bonitas y son menos turísticas que las del Todra, supongo que entre otras cosas porque se salen de la ‘ruta’ y para volver hay que deshacer el camino, pero aún mereciendo la pena, no es lo que más nos ha gustado del viaje.
De ahí al Todra, que la verdad es espectacular, eso sí, mucho más guiri Sonriente
Aquí uno de los componentes de la expedición, que ya empezó el día malamente y con fortasec, comenzó a ponerse peor: el fortasec no le hacía nada, le empezó a dar fiebre y estaba con bastantes dolores. Así que decidimos cambiar los planes, y no ir esa noche al desierto y dejarlo para el día siguiente, pasando esa noche en el albergue. Omar llamó para cambiar, aunque casi hasta última hora no lo tuvimos confirmado porque debía estar el albergue a tope… Al final pudo ser y no tuvimos que ir a otro albergue, lo que nos habría dado bastante pena porque nos habían hablado muy bien de Ali el Cojo y como además son familia de Omar…
El paseo por las gargantas del Todra impresionante. Una envidia de la gente que estaba haciendo escalada… tiene que ser tremendo subir por esas paredes verticales…
Comimos en las gargantas del Todra, en uno de los restaurantes de guiri que hay allí. Sitio a evitar, aunque a nosotros el enfermo no nos dejó muchas más opciones.

El camino desde el Todra a Erfoud bastante ‘soso’, sobre todo para lo que nos habíamos acostumbrado los días antes. Pasado Erfoud… la cosa cambia, se ve que el desierto ya está cerca. En un momento dado nos salimos de la carrera, y cuando ya empezábamos a ver las dunas paramos a tomar unas cervecitas, a ver el paisaje, y a esperar que se aproximase la puesta de sol… En ese rato salieron un montón de niños de la nada a que les diésemos caramelos, como nos venía pasando desde Ouarzazate. No íbamos muy preparados, pero es buena idea llevar caramelos.
Omar nos propuso subir todos (menos el pachucho) a la vaca del coche para hacer este último tramo y ver la puesta de sol desde ahí, y fue una pasada, aunque un poco imprudente porque ir a 80, por una pista no muy plana… pero fue un subidón de adrenalina…

El albergue del desierto muy bien. Como nos habían dicho, un montón de españoles. Conocimos a unos chicos que nos dejaron un termómetro y nos dieron unos antibióticos para ‘el enfermo’, aunque era para niños, por lo que el jarabe le daba para 3 veces, pero nos sirvió hasta que fuimos a comprar el de adultos al día siguiente, y como era específico intestinal, a las 4 horas le teníamos bastante recuperados.

Después de la cena, Omar estuvo un rato tocando los ‘tambores’ con sus amigos, y otro de ellos, que tiene un grupillo y toca la guitarra nos hizo un mini concierto para nosotros. Esto claro, a cambio de apuntarse a las copillas, que allí sacas el wisky y te salen amigos por todas partes :-DDD
La fiesta se nos acabó pronto, porque como el albergue estaba a tope había gente que iba a dormir en la sala donde estábamos de fiesta así que… retirada, que además ya era hora. Eso sí, antes de irnos a la cama Omar nos llevó de paseo por las dunas: espectacular. Nos acercamos a un ‘oasis’ donde hay un huerto, y nos estuvo enseñando las canalizaciones de agua, todo esto iluminados por la luna y la estrellas, que tal y como dicen, lucen más en el desierto.




DIA 9: DESIERTO

Despertarse al borde del desierto es una pasada. En el albergue empieza la actividad temprano, porque llegan los que han dormido en las jaimas y porque los que están con los 4x4 y las motos (hay gente que va para aprender a conducir por las dunas y entrenarse para el dakar) empiezan temprano.
Después del desayuno, un buffet buenísimo, volvimos al 4x4 (a la vaca, ya que la experiencia del día anterior nos había encantado) y Omar nos llevó a conocer la zona. Rodeamos toda la zona de dunas, metiéndonos un poco.

Visitamos un poblado, que allí llaman el poblado de los negros, y que son negros de Mali que en un momento determinado se fueron a vivir a esa zona. La visita del poblado nos decepcionó un poco porque de poblado no tiene nada, y porque lo que te hacen es tocarte un poco de música tradicional, pero demasiado plan guiri (vamos, que completamente prescindible).
Quitando el poblado (que tampoco se pierde mucho tiempo en visitar), la zona y el paseo nos encanta.

Paramos a tomar un te en una jaima con una familia que vivía en la zona, y después nos fuimos a Rissani a comprar las medicinas, pero como se nos hacía un poco tarde dejamos la visita de Rissani para el día siguiente, y Omar compró unas ‘pizzas bereber’ que nos comimos al pie del desierto a la sombra de una palmera y que nos supieron riquísimas.

A las 4 (bueno, algo más tarde, como es típico en nosotros) estábamos allí para nuestra excursión al desierto. Aunque Omar no pensaba acompañarnos en nuestra noche en el desierto, al final le tocó ir porque esa noche nos juntábamos bastante gente y le tocaba hacer de cocinero (este chico vale para todo…). Eso sí, el pasó de los dromedarios y se fue en quad, que ya bastante tenía con tener que trabajar esa noche que el pensaba descansar.

Los dromedarios… pues bueno, no es que sean lo más cómodo del mundo, pero como experiencia no está mal. Eso sí, si vuelvo, elijo quad Muy feliz De todas maneras nos lo pasamos muy bien protestando de los dromedarios y disfrutando de los cambios de color de las dunas al paso de dromedario (mismo ritmo que el del camellero que los guía...)

A la hora y media llegamos a las jaimas, al pie de la gran duna. Ya casi era de noche, así que dejamos la subida a la gran duna para el día siguiente, y pasamos directamente al te de bienvenida y la riquísima cena: harira y tajine, que Omar especió poco para 'cuidarnos un poco', porque a estas alturas ya todos estábamos mal de la tripa, lo cual no es lo mejor para pasar una noche en el desierto sin wc Guiño

El resto de ‘turistas’ del campamento eran un grupo bastante grande de franceses que se estaban recorriendo las dunas en 4x4, y que aunque cuando llegamos estaban bastante escandalosos, se fueron a dormir después de la cena. Cuando salimos de la cena ya estábamos solos, y nos quedamos con Omar y el resto de chicos del campamento alrededor del fuego a contar chistes, historias varias, y como no… tomando unas copitas y demás.
No nos echamos demasiado tarde porque queríamos madrugar, pero de todas maneras no dormimos mucho porque la noche fue un concierto de ronquidos Sonriente cosa de esperar porque la tela de las jaimas no aísla mucho




DIA 10: AMANECER EN EL DESIERTO Y CAMINO A FEZ
Esa mañana nos levantamos muy temprano para ver el amanecer, así que como a las 6 de la mañana estábamos en pie, escalando la gran duna (por la cresta, que es donde la arena está dura, ya que ir por el medio es misión imposible). No todos subimos hasta arriba, pero la verdad es que ver amanecer allí… una pasada.
Cuando bajamos, el resto de habitantes del campamento se había ido con los 4x4, y disfrutamos del desayuno en paz total. Sorprendentemente unos niños salieron de la nada y nos montaron la mintiendecita al lado en lo que desayunábamos Sonriente Aunque yo no soy nada partidaria de comprarles cosas a los niños (de los negocios se deberían encargar los padres) les compramos un detallín, y… de vuelta al albergue con los dromedarios.
Omar se ofreció a llevar a uno en el quad, y el resto… tuvimos nuestra hora y media de vuelta, por las dunas, bastantes más tranquilos que en la ida y ya más acostumbrados a los dromedarios.
Parece ser que el viaje en quad fue muy emocionante, aunque no muy tranquilo. Eso si, cuando llegamos ya se había duchado y estaba fresca como una lechuga Sonriente Aunque hay unas duchas para los que vuelven del albergue, nos habían dejado reservada una de las habitaciones de la noche anterior, lo que fue mucho más cómodo para coger las cosas de las maletas y cambiarnos.

Como el día anterior prácticamente no nos dio tiempo a visitar Rissani, fuimos de nuevo a Rissani, donde visitamos una kasbah habitada y dimos un paseo por el mercado, que fue uno de los mercados más auténticos que vimos.
Desde ahí… coche hasta Fez. La primera parte del viaje transcurre por las gargantas del Ziz, que son muy bonitas, y aunque hicimos un par de paradas para la ‘foto guiri’, al rato estábamos casi todos durmiendo Sonriente
Para cuando quisimos comer habíamos pasado los pueblos más importantes, así que paramos a comer en el restaurante de una gasolinera, y por sorprendente que parezca fue una de las mejores comidas de todo el viaje.
Desde ahí… otra siestecilla hasta la zona de Azrou, donde hicimos una paradita para que Ibrahim rezase y para a ver los cedros (porque los monos no se dignaron en aparecer) y pasamos por Ifrane sin parar, porque ya era de noche y no procedía mucho la visita.

Llegamos a Fez un poco cansados del viaje, y directos al riad, que estaba fenomenal, con una decoración muy típica, y donde nos trataron fenomenal, eso sí, en Ingles, a lo que ya nos habíamos desacostumbrado a estas alturas del viaje, pero a lo que tuvimos que volver en Fez y Casablanca. Curioso que en la zona más del norte se hable menos español, verdad?

La zona de restaurantes de la medina resultó estar al lado del riad, y fuimos a uno que nos recomendaron en el riad y tenía buena pinta, pero como estaba lleno acabamos cenando en unos puestos de la calle, y donde comimos la mejor pastilla, y además todo a muy buen precio. Eso sí… ahora no entiendo como a esas alturas del viaje y tal y como estábamos de la tripa, seguimos haciendo ese tipo de cosas, supongo que ya habíamos asumido que el Fortasec nos acompañaría hasta casa Sonriente




DIA 11: FEZ
El desayuno en la terraza del riad… una gozada.
Como habíamos leído que era recomendable hacer la visita de la medina con guía (que ha de oficial), le pedimos a Omar que nos buscase uno, así que… a las 9 teníamos cita con Hasam, que nos hizo una vista de medio día por la medina, metiéndonos cada poco en una tienda, y dejándonos plantados en la mitad de la nada casi una hora para irse a rezar. Todo esto al módico precio de 300 dirham de 9 a 3 (porque luego tenía otros clientes). Vamos, una timada. Lo único que sacamos en claro fueron explicaciones un poco surrealistas del Islam –aunque muy lejanas a la realidad-, un poco de historia del país y la medina –lo que no estuvo mal-.

En mi opinión no es para nada necesario el coger un guía, ya que además de que hay carteles por toda la medina indicando distintas rutas de distintos colores, no es una medina nada complicada, y además… lo bonito en las medinas es andar y perderse un poco, no?
Por la tarde estuvimos dando un paseo por las murallas, y nos acercamos hasta el palacio real (no se puede visitar).

Como a estas alturas ya estábamos un poco hartos de tajin, llamamos a Omar que el día antes nos había propuesto buscarnos un restaurante de comida marroquí un poco más moderna, así que a la hora establecida nos fue a buscar para llevarnos al restaurante. Al final no pudimos quedarnos en el restaurante que nos habían propuesto porque estaba bastante lleno y aunque había mesa nos pedían una 'propina' de 30€ sólo por sentarnos, por lo que fuimos a otro restaurante de la zona, que en este caso era un italiano. La comida italiana nos sentó fenomenal.

Después de la cena, en lo que esperábamos que nos vinieran a recoger, vimos un par de bares con pinta de bares de marcha (aunque un poco camuflado, como si fueran ilegales) pero no nos animamos a quedarnos de marcha porque ni Omar ni su amigo se apuntaban –lo que nos hubiera dado confianza- y además todos estábamos con bastante malestar 'estomacal', pese a que la cena italiana fue todo un alivio. Así que nos fuimos al riad, donde nos tomamos una copita en la terraza y a la cama!




DIA 12: MEKNES Y VOLUBILIS
Repetimos el estupendo desayuno en la terraza y… vuelta al coche, que apareció limpísimo que era todo lo contrario a como quedó después de los días de desierto Sonriente
Camino a Volubilis, unas ruinas romanas que hay en la zona, los paisajes cambiaron completamente y eran bastante parecidos a los paisajes de Andalucía: en un día nos había parecido que cambiábamos de país.
Las ruinas de Volubilis nos gustaron bastante y están bastante bien conservadas (para ser ruinas), aunque da la impresión de que están fuera de lugar, nos volvió a dar la sensación de estar en otro país.
De ahí nos fuimos a Meknes, donde buscamos un ciber para comprobar que no había cambio es el vuelo (EasyJet es así) para lo que tuvimos que pegarnos con el ordenador para poner el teclado en cristiano Sonriente
Comimos en un restaurante al que nos llevó Omar, tipo 'viaje-grupo-autobús' –en precio y comida- pero con una terraza y una vista preciosas.
Después de la comida… típico paseo por las murallas, la plaza, la medresa, la medina…
Aunque dentro del grupo hay opiniones diversas, a mi el día no me llenó demasiado: las ruinas romanas bien, pero digamos que no lo más típico de Marruecos y Meknes… pues similar a Fez. Quizás podríamos haber pasado el día en Rabat, aunque como habíamos leído opiniones muy distintas… tampoco nos animamos.

A Casablanca llegamos de noche, como siempre.
Esa noche intentamos quedar con Omar para cenar, y hacer una cena despedida, pero no le venía bien porque él e Ibrahim dormían en casa de un amigo a 30km de Casablanca, así que… nos quedamos sin cena despedida (ahora que lo pienso, ningún día del viaje cenó con nosotros, aunque alguna de las comidas sí que la hizo con nosotros).
Siguiendo los consejos de la Lonely Planet nos fuimos a un restaurante de pescado que hay en la medina que se llama ‘Taberna del Delfin’ (pero en francés) y que es de unos hijos de españoles y donde cenamos fenomenal y a muy buen precio (eso sí, no pidáis pulpo a la gallega: cualquier parecido con la realidad es puera coincidencia).
Aunque ese día todo fue autovía, a estas alturas del viaje estabamos ya un poco cansados, así que nos fuimos a dormir directamente: ya se estaba acabando el viaje y los ánimos iban decayendo.




DIA 13: MEZQUITA DE CASABLANCA Y… FIN DEL VIAJE
Después de presenciar por última vez la rutina diaria de que nos subieran las maletas a la vaca, las tapasen y las atasen bien atadas nos dirigimos a la gran mezquita, que era lo único que íbamos a ver de Casablanca ya que no había tiempo para mucho más.
La mezquita… impresionante, merece la pena. Es la única mezquita de Marruecos que se puede visitar, eso sí, en visita guiada en los horarios establecidos y al módico precio de 120 dirhan, pero… merece la pena porque es muy bonita.
Con la visita a la mezquita nos despedimos de Casablanca. Aunque nos pareció que la zona de la mezquita no tenía mucho que ver, camino al aeropuerto nos pareció que la zona nueva tiene cosillas chulas pero…
En el aeropuerto nos despedimos de Ibrahim y de Omar, con la idea de volver a vernos en una próxima visita suya a España, y sino en nuestro próximo viaje a Marruecos, para el que ya nos ha propuesto nuevas cosas que ver.
Y… fin del viaje Trist


Ahora… a pensar en el próximo viaje, y apuntando Marruecos en la lista de destinos ‘a repetir’.




QUÉ LLEVAR:
Incluyo algunos comentarios sobre qué llevar, porque yo creo que casi todos tenemos algunas dudas en este punto:

- Medicinas: Antidiarreicos, Suero, Analgésicos, Antitérmicos… Aunque cualquier cosa que necesitéis lo podréis comprar allí en una farmacia, yo creo que algunas cosas como los antidiarreicos no está de más llevarlo, ya que así si los necesitas tardas menos en tomarlo.
Como he contado, uno de nosotros que empezó con diarrea y como no lo cortó con los antidiarreicos y empezó con fiebre, necesitó antibióticos y antitérmicos y mejoró bastante, aunque lo arrastró un poco todo el viaje. No llevábamos un antibiótico especifico para el tema, por lo que lo compramos allí (Bactrim, aunque en España se llama de otra forma).

- Ropa: En la época del año que hemos ido (finales de octubre) la temperatura varía mucho del día a la noche, y hemos estado en tirantes y sandalias por el día, y en cazadora por la noche. En el desierto refresca un pelín más, pero con una cazadora gordita…
Para Ourika es recomendable deportivas (por lo menos calzado con suela de goma).
De ropa de baño, el único sitio donde hacía para bañarse fue en el albergue del desierto.

- Aseo: Pues lo normal, teniendo en cuenta que en algunos bares no tendréis papel higiénico, así que un extra de clinex, toallitas húmedas o cosas por el estilo Sonriente En la época que hemos ido nosotros no se necesitan protectores solares, porque el índice UV es bastante bajo, pero en otra época para el desierto debe ser muy recomendable

- Dinero: Aunque tengais posibilidad de cambiar aquí, es mejor dejarlo para cambiar allí ya que el cambio es mejor, tanto en el aeropuerto a la llegada como en los bancos que encontrareis. Tampoco hay problema para sacar con tarjeta (crédito o debito), pero si tenéis varias tarjetas (visa/mastercard) informaros en vuestro banco antes de ir que la comisión puede variar bastante de una a otra.

Para el desierto no se necesita nada especial, en todo caso una linternilla por si no hay buena luna.

Si os gusta dar cosas a los niños, llevad caramelos y algunos bolis, porque si salís de las ciudades grandes os pedirán.

Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: PREPARATIVOS + DIARIO DE RUTA




Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 71 16
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 147 Visitas mes actual: 74 Total visitas: 32186

  Últimos comentarios al diario  Nuestros 13 días en MARRUECOS
Total comentarios 10  Visualizar todos los comentarios

Default https Avatar  Cocoviajero  23/09/2009 21:34
hola, me ha gustado tu Diario, muy interesante, y tambien me he decidido a escribir a Omar para mi viaje, espero q sea el mail que ponias arriba, si lo ha cambiado por favor me lo podrias dar? _Gracias. Por cierto cuando vaya a Costa Rica ya te pedire tambien informacion, muy chulo tambien.

Erecil  erecil  01/10/2009 23:50
gracias por tu tiempo en darnos a conocer tus experiencias. Vienen muy bien para los "guiris" que vamops de nuevas.

Rossa_ms  rossa_ms  05/12/2009 11:24
Hola MJ soy nueva en el foro la verdad es q tu diario es muy completo y muy muy bueno, yo viajo a marrakech el 9 de feb y regreso el 16 me e contactado con omar xq veoo muy buenas referencias y vamos 5 dias con el, de las cuales 2 son en el desierto pero me a dado el precio q incluye el coche la gasolina los hospedajes cena desayuno camellos y bueno somos 4 y nos sale a 320 por persona q si te soy sincera me parece bastante mas caro de lo q e estado viendo si me pudieras orientar un poco te lo agradeceria infinitamente

Marquiroga  marquiroga  19/03/2010 13:57
Hola MJ, Estoy organizando un viaje a Marruecos y quede maravillada con tu diario!. Felicitaciones!
Podrias darme un contacto (telefono mai) de tu guia (que ccreo que se llamaba Omar?)..
Gracias..
mi mail es marquiroga-arroba-gmail.com

Tarot_Hera  tarot_Hera  31/08/2010 20:54
gracias, buenisimo tu diario, yo voy 8 dias a marrakech, me ha servido de mucho tu diario para poder planificar nuestro recorrido, tratare de hacer uno de nuestro viaje, aunque queda poco que decir, ya que hay mucha informacion aqui, solo una pregunta??? yo soy tarotista y como es mi profesion, me encantaria poder comprarme unas cartas del tarot de la region, crees que sea posible que vendan eso ahi??....me he quedado intrigada jajajaja....bueno, besitos y ya les contare mis experiencias.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Pais Tema: Consejos para Marruecos
Foro Marruecos, Túnez y Norte de Africa Foro Marruecos, Túnez y Norte de Africa: Foro de viajes del Norte de África: Marruecos, Túnez, Argelia y Libia
Ultimos 5 Mensajes de 911
526364 Lecturas
AutorMensaje
Mijail14
Mijail14
Travel Addict
Travel Addict
Ene 05, 2017
Mensajes: 76

Fecha: Lun Ago 26, 2019 08:12 pm    Título: Re: Consejos para Marruecos

Muchas gracias por la respuesta,

ya he dado un repasillo antes a algún que otro diario y me he venido a quedar con lo que me comentas de calles estrechas con vendedores a cada lado mientras cruzan motos con las que tienes que tener cuidado... Trist Trist mala pinta, además el año pasado estuve en Egipto y si vendedores y demás son similares creo que mi madre lo pasará peor aún ya que toda la paciencia que tengo yo es la que no tiene ella. No veo mucho futuro... Muchisimas gracias por la pronta respuesta
JavierArmengol
JavierArmengol
Travel Addict
Travel Addict
Nov 01, 2012
Mensajes: 39

Fecha: Mie Oct 23, 2019 07:55 am    Título: Re: Consejos para Marruecos

Información y opinión actualizada.--- Casi 8 días de viaje saliendo del aeropuerto Tánger y volviendo del de Marrakech. En octubre vi pocos turistas y me dijeron que en merzuga bajó mucho. Ello es bueno porque no hay gente pero quizás no llenes grand taxis. Buenas visitas a chauouen, fez, meknes, merzuga (dunas), AIT ben haddu y eissoura (playa). Aeropuerto Tánger a cheoun.-- Primero, no tenían cambio de dirahms... Por otra parte, para ir a cheoen anuncian tarifa grande taxi por 70 e. Admiten euros. Si hay pocos turistas irte al centro y esperar a que se llene (si lo llenas) pues...  Leer más ...
MGJ23
MGJ23
Super Expert
Super Expert
Jul 05, 2010
Mensajes: 269

Fecha: Jue Oct 24, 2019 10:38 pm    Título: Re: Consejos para Marruecos

Gracias por la información. Algun consejo mas sobre Fez??
ANGEMI
ANGEMI
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 09, 2009
Mensajes: 12513

Fecha: Mar Oct 29, 2019 12:07 am    Título: Re: Consejos para Marruecos

Hemos abierto nuevo hilo y trasladados los mensajes sobre el tema de aquí a:

Mendicidad en Marruecos


Saludos
Lulu1212
Lulu1212
Silver Traveller
Silver Traveller
Mar 26, 2019
Mensajes: 11

Fecha: Sab Nov 02, 2019 06:45 pm    Título: Re: Consejos para Marruecos

Hola, es la primera vez que mi pareja y yo vamos a viajr a marruecos, más concretamente a Tánger. Cogeremos un ferry desde Tarifa hasta Tánger Ville y por ahí nos moveremos hemos mirado para alojarnos en un apartamento que tenga cocina por si acaso la comida no nos llama mucho la atención, aunque voy predispuesta a probarlo todo jeje. Me gustaría saber y tener consejos sobre gente que ya fue como ustedes, si me recomendáis contratar allí algún tipo de guía o algún tipo de excursión para ir un día a Chaouen y ver el pueblo que dicen que es muy bonito, porque vamos a ir 3 días y medio y nos...  Leer más ...
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ





All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad