Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
BARCELONA. Tres d√≠as muy aprovechados. ūüß≠ Blogs de Espa√Īa
Indice
Indice
M√°s leidos
M√°s leidos
√öltimos Diarios
√öltimos Diarios
M√°s Votados
M√°s Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace
 


Diario: BARCELONA. Tres d√≠as muy aprovechados.  -  Localizaci√≥n:  Espa√Īa  Espa√Īa
Descripci√≥n: Recorrido de tres d√≠as por Barcelona en un puente de mayo.
Autor: Artemisa23   Fecha creaci√≥n: 
Compartir: 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 4
 1  2  siguiente siguiente



Etapa: CASTILLO DE MONTJUIC, ANILLO OL√ćMPICO, PZA. ESPA√ĎA Y FUENTES.  -  Localizaci√≥n:  Espa√Īa Espa√Īa
Fecha creaci√≥n: 30/09/2014 18:00  
Compartir: 
Compartir:
Despu√©s de algunos a√Īos (prefiero no recordar cu√°ntos), tocaba volver de visita a Barcelona. As√≠ que decidimos aprovechar que el 1¬ļ de mayo ca√≠a en jueves y el 2 de mayo es el d√≠a de la Comunidad de Madrid para disfrutar del puente en la ciudad condal, si bien asumiendo las multitudes que √≠bamos a encontrar por all√≠ en esas fechas. Para gestionar el tiempo lo mejor posible, prepar√© un itinerario de tres d√≠as consultando el foro y mucha otra informaci√≥n en varias webs, que me ayudaron a decidir c√≥mo y d√≥nde ir. Reserv√© por internet la mayor parte de las entradas con el fin de evitar las colas en las taquillas, lo que en nuestro caso result√≥ esencial para poder realizar las visitas que hicimos sin volvernos locos.

Fuimos en ese maravilloso invento llamado AVE, que permite trasladarse del centro de Madrid al centro de Barcelona en menos de tres horas, evitando vuelos y aeropuertos. Saqu√© con bastante antelaci√≥n los billetes y, pese a las fechas punta, logr√© una oferta con tarifa ‚Äúpromo‚ÄĚ en la que la clase preferente sal√≠a m√°s barata que la turista. De todas formas, en estos trayectos me importa el precio y no la clase.

En la estación de Sants, cogimos un taxi hasta el Hotel Wilson Boutique, situado en la Avenida Diagonal 568, que hace esquina a la calle Muntaner (por 9 euros incluidos suplementos de día festivo y salida de estación en día no nos compensaba meternos en el metro con la maleta). Es un hotel de tres estrellas, moderno, con personal muy amable y realmente confortable, con habitaciones bastante bien insonorizadas pese a contar con un balcón con bonitas vistas a la misma Diagonal, desde la que incluso se divisaba la Torre Agbar. Se agradece poder descansar por la noche después de la paliza que te pegas caminando por el día. Esto no fue así en una de nuestras anteriores visitas y queríamos evitarlo.

Vistas de la Avinguda Diagonal y la torre Agbar desde la terraza del hotel

El hotel tiene una buena ubicaci√≥n, con autobuses y metro muy cerca; caminando se tarda unos 20 minutos hasta la Plaza de Catalu√Īa y una media hora a las Ramblas. Me hubiera gustado un alojamiento m√°s pr√≥ximo a la zona tur√≠stica porque las cuestas al final de la jornada pesan bastante, pero no estaba dispuesta a pagar las tarifas exageradas que se ped√≠an en esas fechas m√°s cerca del casco viejo.

Como no era nuestra primera visita a Barcelona, hab√≠a lugares que ya conoc√≠amos y no ten√≠amos especial inter√©s en volver a visitar dado el poco tiempo con que cont√°bamos, como Pedralbes, el Tibidabo, el Nou Camp y el Pueblo Espa√Īol en Montjuic. Tambi√©n descartamos la opci√≥n del autob√ļs tur√≠stico que puede venir bien para un recorrido de un d√≠a o desplazarse de unos sitios a otros (en nuestra primera visita utilizamos una versi√≥n antigua, con autob√ļs normal, no de dos pisos, menos vistoso pero sumamente pr√°ctico), pero esta vez no se ajustaba al itinerario que quer√≠amos seguir, por lo que no compensaba el precio (24 euros por persona, un d√≠a). Tampoco √≠bamos a amortizar la Barcelona Card, que ofrece transporte gratuito y descuentos en visitas y monumentos, preferimos coger una tarjeta de transporte TC10, que por 10 euros ofrece 10 viajes en bus o metro, incluyendo trasbordo entre autobuses durante un tiempo limitado y que pueden utilizar una, dos o varias personas. En fin, esto es muy particular, lo mejor es que seg√ļn las preferencias y el tiempo de estancia, cada cual haga n√ļmeros y vea lo que m√°s le conviene. Tambi√©n decir que en algunos recorridos el taxi puede ser una opci√≥n interesante, que ahorra bastante tiempo. Hicimos cuatro o cinco recorridos y ninguno super√≥ los 10 euros. En festivo la tarifa es un poco m√°s cara pero lo compensa que apenas hay atascos si se eligen bien los itinerarios.

En cuanto terminamos el check-in y dejamos la maleta, salimos dispuestos a comenzar la visita de Barcelona. Para no perder tiempo, en la Avenida Diagonal, cogimos un taxi hasta la estación del teleférico que sube a Montjuic y sacamos billetes sólo de ida (7,50 euros ida; 10 euros, ida y vuelta) hasta el Castillo. Ni que decir tiene que las vistas son impresionantes.

Vistas desde el teleférico.

La visita del Castell, antes gratuita, pas√≥ a ser de pago en marzo de 2014 (¬°vaya mala suerte!) y cuesta 5 euros. Era una antigua torre de vigilancia que fue reconstruida en 1751 y restaurada por Felipe V con fines militares, para controlar la ciudad, que fue bombardeada desde aqu√≠. En la √©poca franquista fue utilizada como c√°rcel para presos pol√≠ticos: aqu√≠ fue ejecutado en 1940 Lluis Companys, presidente de la Generalitat. El espacio fue cedido al Ayuntamiento de Barcelona en 2009 como equipamiento municipal y hasta que se disponga su utilidad definitiva se realizan diversas actividades. Aparte del patio de armas, el foso y los ca√Īones y piezas de artiller√≠a, su mayor inter√©s para el turista son las extraordinarias vistas que se obtienen de Barcelona desde la terraza superior y que da la oportunidad de situarse en la ciudad a vista de p√°jaro y jugar a reconocer muchos de sus edificios emblem√°ticos.

Vistas del Castell y desde el Castell:





Desde el exterior también se disfruta de estupendas vistas, así que quien ande justo de presupuesto se puede ahorrar la entrada.




Hab√≠amos decidido seguir caminando hasta la zona del Anillo Ol√≠mpico, para lo cual seguimos un sendero que deja el castillo a la derecha y lo bordea pegado a la muralla, ofreciendo unas vistas impresionantes del puerto de Barcelona al completo, incluida la enorme zona de carga. Llegamos hasta el mirador del Migdia (donde hay un conocido bar) y seguimos bordeando el Jard√≠n Bot√°nico para llegar a la zona del Anillo. Hay una distancia considerable, pero es todo cuesta abajo y recorriendo el parque, as√≠ que con buena temperatura resulta relajante y bastante agradable, y permite descubrir bonitas vistas entre la abundante vegetaci√≥n. Si se va muy justo de tiempo es mejor optar por el autob√ļs o la bajada en el telef√©rico.




En Montjuic se encuentran una gran parte de las instalaciones deportivas que se utilizaron en los Juegos Ol√≠mpicos de 1992, en lo que se conoce como Anella Ol√≠mpica. Las edificaciones m√°s destacadas son el Palau Sant Jordi, dise√Īado por el arquitecto japon√©s Arata Isozaki, que lo concibi√≥ como una tortuga con caparaz√≥n acristalado; y el Estadio Ol√≠mpico Lluis Companys, construido en 1929 con motivo de la Esposici√≥n Universal, que fue completamente remodelado para los Juegos, respetando la entrada principal con dos figuras ecuestres en bronce. En un lateral, junto al Palau Sant Jordi, se encuentra la Torre de Comunicaciones dise√Īada por Santiago Calatrava, con una altura de 120 metros. Estas instalaciones est√°n unidas por una serie de plazas con fuentes y columnas, formando miradores sobre la ciudad, que nos permiti√≥ contemplar un hermoso atardecer. No pudimos acceder al estadio porque cerraban a las ocho de la tarde, aunque el parque exterior permanece abierto m√°s tiempo.


Continuamos hacia el Palau Nacional, el impresionante edificio que alberga el Museo Nacional de Arte de Catalu√Īa (MUNAC) y que, de fondo a la Fuente M√°gica, constituye una de las fotos m√°s conocidas de Barcelona. Hay escaleras mec√°nicas de subida y de bajada para llegar a este punto, con lo cual la visita es muy c√≥moda tanto descendiendo desde Montjuic como ascendiendo desde la Plaza de Espa√Īa. El Museo se considera como la sede por excelencia del arte catal√°n, destaca por sus salas dedicadas al arte rom√°nico y g√≥tico, en especial su colecci√≥n √ļnica de pintural mural rom√°nica. Ya estaba cerrado y solo lo vimos por fuera, pero el exterior merece la pena por s√≠ mismo
.


La tarde empezaba a caer y la puesta de sol regalaba estampas muy bonitas de la ciudad:





Delante del edificio del MUNAC comienza la serie de escalinatas que bajan hasta la Plaza de Espa√Īa, siguiendo la Avenida de las Cascadas, con la Fuente Magica como m√°xima atracci√≥n. Las vistas son preciosas desde cualquier posici√≥n, aunque la multitud de gente que aparece por todas partes distrae un tanto y dificulta la visibilidad y la toma de fotos. Estaba anocheciendo y la gente se agolpaba en cualquier hueco para contemplar el espect√°culo de luz y sonido de la Fuente (fuentes en realidad porque hay varias). Es preciso consultar los d√≠as y horas en que hay espect√°culo porque var√≠an seg√ļn la √©poca del a√Īo. Realmente es interesante procurar que coincida con la visita a Barcelona, ya que es muy bonito y, adem√°s, gratuito. En mi opini√≥n, tambi√©n resulta recomendable no verlo desde un sitio fijo sino ir movi√©ndose para contemplar las diferentes perspectivas de las luces y movimientos del agua. Adem√°s, tampoco se repite lo mismo en cada pase, sino que var√≠a la m√ļsica y el baile del agua.






Las fuentes funcionaban hasta pasadas las once de la noche, as√≠ que continuamos caminando hasta la Plaza de Espa√Īa disfrutando del agua, el sonido y la luz, entre una aut√©ntica multitud. Hab√≠amos reservado mesa en una conocida web de reservas con descuento en un restaurante situado en la c√ļpula de la antigua plaza de toros de Las Arenas, convertida hoy en centro comercial, aunque ha conservado su fachada original. La c√ļpula alberga un gran n√ļmero de restaurantes que se abren a una terraza exterior que rodea el edificio y que sirve como excelente mirador circular sobre la Plaza de Espa√Īa y sus alrededores: tambi√©n se divisa el Tibidabo, el parque Mir√≥ y muchos otros edificios. Para subir, hay un ascensor panor√°mico que cuesta un euro, pero no es necesario pagar nada porque se puede subir gratis por las escaleras mec√°nicas del interior centro comercial. Aunque las tiendas est√©n cerradas, las puertas del centro comercial permanecen abiertas en festivos para dar servicio a los clientes de los bares y restaurantes. Las vistas nocturnas son muy atractivas y contemplamos el espect√°culo de las fuentes y el entorno desde otra perspectiva. Cenamos en el restaurante Abrassame, pan con tumaca (diferente del que ponen en Madrid), ensalada c√©sar, fideua negra con sepia, rissotto, crema catalana y una botella de vino blanco de Navarra. Con el descuento del 50 %, teniendo en cuenta el sitio, el precio qued√≥ muy bien (unos 40 euros); sin descuento hubiese sido caro.


Antigua plaza de toros de Las Arenas convertida en Centro Comercial y vistas:




Despu√©s de cenar, fuimos paseando por la Avinguda de las Corts Catalanas hasta la parte alta de las Ramblas (Rambla de Catalu√Īa) para ver el ambiente. Sin embargo, pasada la medianoche, las terrazas estaban cerrando y apenas quedaban unas decenas de personas deambulando por unas calles extra√Īamente tranquilas y silenciosas. Un contraste radical teniendo en cuenta las multitudes y el bullicio de un par de horas antes.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: CASTILLO DE MONTJUIC, ANILLO OL√ćMPICO, PZA. ESPA√ĎA Y FUENTES.



Etapa: PALAU GUELL, RAVAL, CASA LLEO I MORERA, SAGRADA FAMILA, PARQUE GUELL  -  Localizaci√≥n:  Espa√Īa Espa√Īa
Fecha creaci√≥n: 30/09/2014 20:35  
Compartir: 
Compartir:
Tocaba levantarse temprano para aprovechar el día al máximo. Aunque las previsiones meteorológicas auguraban una probabilidad de lluvia del 100 por 100, lo cierto es que si bien se veían nubes, se intuía un día estupendo con buena temperatura y sol. Menos mal.

Despu√©s de desayunar en un bar de los muchos que hay cerca de la Avinguda Diagonal, fuimos caminando hasta la Plaza de Catalu√Īa y seguimos por las Ramblas. Enseguida nos encontramos con la Fuente de Canaletas, donde celebran sus victorias los cul√©s, en realidad m√°s que una fuente es una curiosa farola con cuatro ca√Īos. No recordaba que fuese tan peque√Īa, quiz√°s porque cuando estuvimos la otra vez no se daba tanto bombo a las celebraciones de los equipos de f√ļtbol y nos pas√≥ algo m√°s desapercibida. Tiene su encanto, aunque no s√© como se las apa√Īan para colocarse los miles de seguidores del Bar√ßa a su alrededor; claro que tambi√©n tiene la ventaja de que los jugadores no necesitan gr√ļa para subir la copa y poner la bufanda (es una broma inocente, que nadie se me enfade Mr. Green )


Fuente de Canaletas

Fuimos viendo el ambientillo de las Ramblas, especialmente bonitos los puestos de flores, aunque sin entretenernos demasiado porque ten√≠amos la visita del Palau G√ľell a las 10:15. Por fuera no resulta tan vistoso como otros edificios de Gaud√≠, quiz√°s porque la calle donde se encuentra (Nou de la Rambla, 3-5) es muy estrecha y no permite apreciar bien la fachada, resultando imposible sacar una foto completa.

Fachada del Palau Guell.

Sin embargo, por dentro me gust√≥ mucho. No hace demasiado tiempo que lo abrieron al p√ļblico una vez acabadas las obras de rehabilitaci√≥n y la verdad es que merece la pena. En este caso, en mi opini√≥n, vale el precio de la entrada (12 euros con audiogu√≠a).

Interior del Palau Guell.





Azotea del Palau Guell.




Al salir, mi marido y yo nos separamos porque tenemos gustos distintos en algunas cosas, y cada uno tiene derecho a disfrutar de sus preferencias. Pero como la que escribe este diario soy yo, hablar√© de las m√≠as y de lo que yo visit√© esa ma√Īana. Siguiendo la calle Nou de la Rambla, me adentr√© en el Raval, antiguo barrio chino de la ciudad, que hoy ha perdido la s√≥rdida fama que ten√≠a anta√Īo. Callejeando por aqu√≠ y por all√°, llegu√© a la peque√Īa pero encantadora Iglesia-Monasterio de Sant Pau del Camp, un tesoro rom√°nico en pleno centro de Barcelona, poco conocido y menos visitado por los turistas en general, apenas hab√≠a media docena de personas dentro. Por el m√≥dico precio de 3 euros se tiene la oportunidad de visitar un hermoso claustro del Siglo XII y, adem√°s, la sepultura del Wilfredo el Velloso.

Iglesia y Monasterio de Sant Pau del Camp.




Después, quise volver a la zona del MUNAC para hacer fotos de día. Accedí por la parte de atrás, desde la Calle Lleida, atravesando un bonito y poco concurrido jardín y una no menos atractiva escalinata con fuentes y azulejos y encontrando por el camino bonitos edificios con esgrafiado en las fachadas.




Ya que estaba cerca, regres√© al parque del Anillo Ol√≠mpico y fui a ver el Estady Lluys Companys por dentro, para lo cual entr√© por una puerta en la que no se cobraba entrada. Muy emotivo ver los caballos, el reloj y el pebetero, y la pista que tantos recuerdos evoca de unos momentos gloriosos para el atletismo espa√Īol. Curiosamente, durante la celebraci√≥n de las Olimpiadas hab√≠amos estado unas horas en Barcelona, de paso para un viaje por Suiza y Austria y desde el exterior o√≠amos el clamor de la gente que asist√≠a a los eventos deportivos.

Interior del Estadio Olímpico Lluys Companys.


Exterior del Estadio Olímpico y Parque Olímpico.


Volv√≠ a las escalinatas que conducen a la Plaza de Espa√Īa. La vista a pleno d√≠a era espl√©ndida.





Volv√≠ a la Plaza de Espa√Īa y sub√≠ de nuevo al mirador de la antigua plaza de toros de las Arenas para ver las vistas de d√≠a. Esta vez utilic√© el ascensor panor√°mico ya que el cobrador me dej√≥ pasar sin pagar (?). La cort√≠sima subida en ascensor ofrece una perspectiva m√°s directa sobre la zona del Palau Nacional y las Fuentes y puede brindar una mejor foto; pero en mi opini√≥n no merece la pena pagar ya que por el interior del centro comercial se llega al mismo sitio gratis.





Al salir, rode√© la plaza y me encontr√© con el Parque Joan Mir√≥ y su llamativa escultura ‚ÄúDona i ocell‚ÄĚ (mujer y p√°jaro), que tambi√©n se divisa en panor√°mica desde el mirador, en el √ļltimo piso del centro comercial.


Tomé el metro y fui por la L3 hasta la estación de Liceu, en plenas Ramblas, y me encontré con la fachada del Teatro.


Sub√≠ por la calle Ferr√°n hasta la Plaza de Sant Jaume, donde hab√≠a quedado con mi marido, que hab√≠a estado callejeando tranquilamente por el Barrio G√≥tico y el Raval, escucri√Īando el ambiente, como a √©l le gusta. Aprovech√© la ocasi√≥n para ver el patio y las escalinatas (es gratis) del ayuntamiento, ubicado en un palacio medieval.

Patio del Ayuntamiento de Barcelona.

También me acerqué a fotografiar el romántico puente neogótico que une el palacio de la Generalitat (está enfrente del Ayuntamiento) con otro edificio, en la calle del Bisbe. Curiosamente este puente no es tan medieval como parece ya que fue construido en 1928.

Edificio de la Generalitat y puente neogótico en la calle del Bisbe.


A las 14:30 ten√≠amos reserva a trav√©s de una web de descuentos en el que se dice que es el segundo restaurante m√°s antiguo de Espa√Īa y el m√°s antiguo de Catalu√Īa, aunque sobre estas cuestiones siempre existe controversia. Se llama Can Culleretes y est√° en la Calle Vidr√© Quintana, muy cerca de la Plaza de Sant Jaume. Fue fundado en 1780, como reza el cartel que hay a la puerta.



El interior est√° muy decorado, sobre todo la planta baja, y repleto de grabados antiguos y fotograf√≠as dedicadas de personajes famosos, tiene dos plantas y un aspecto de casa de comidas y olor a platos tradicionales reci√©n cocinados. No es un lugar para sibaritas refinados, los platos de la vajilla son los blancos de toda la vida y las manteler√≠as est√°n un poco desgastadas, pero se respira un ambiente que casa absolutamente con el barrio en el que se ubica, t√≠pico pero no descaradamente orientado a atraer a un turismo masivo por mucho que se llene diariamente. Se ofrece buena comida catalana a buen precio (m√°s a√ļn con el descuento), y con un servicio muy atento y cercano, si bien tardaban un poquito en servir porque el restaurante estaba hasta los topes y resultaba comprensible el retraso. Nos gust√≥.

Despu√©s de comer, mi marido regres√≥ al hotel para echarse una siesta y yo segu√≠ con mi recorrido. Fui por el Passeig de Gracia hasta la llamada ‚Äúmanzana de la discordia‚ÄĚ, que cuenta con tres de los edificios m√°s famosos de la ciudad: la casa Lle√≥ i Morera (se puede visitar previa reserva), la casa Amatller (hay un oficina de turismo y se puede ver la planta baja, pero estaba cerrado cuando fui) y la casa Batll√≥ de Gaud√≠ (visita de pago libre con audiogu√≠a, hay muchas colas, conviene reservar).


Ten√≠a reserva para la casa Lle√≥ i Morera (15 euros por persona). La visita dura una hora, ponen un v√≠deo previo y luego te ense√Īan la primera planta. Impresionantes las esculturas de los pasillos y habitaciones; las vidrieras del comedor de la parte interior, preciosas.

Exterior e interior de la casa Lleó i Morera.






Después fui caminando hasta la Sagrada Familia, un paseíto más largo de lo que parece en el plano, pero como hago en Madrid cuando no voy con prisa, fui observando las fachadas de las casas del centro, y el camino se hizo muy agradable descubriendo un montón de edificios de arquitectura llamativa. Y es que resulta sorprendente la cantidad de casas más o menos anónimas con fachadas hermosas o simplemente peculiares que se puede descubrir echando un sencillo vistazo alrededor.


En la Sagrada Familia me reuní con mi marido. Teníamos entrada reservada de 18:00 a 19:00, con subida a la Torre del Nacimiento de 18:30 a 18:45. El gentío que había en los alrededores era impresionante, incluso se advertía un poco de caos en las colas. Menos mal que llevábamos reserva porque si no pueden pasar horas hasta que te toque turno. Entramos directamente, todo un alivio. Realmente hay un tramo horario para el acceso y lo miran mucho, pero una vez dentro nadie te va a decir nada por pasarte del tiempo. La arquitectura modernista del templo puede gustar más o menos, pero ciertamente es impresionante y lo convierte en una Catedral no precisamente más bella que las grandes catedrales góticas, pero sí distinta, completamente original, que no deja indiferente.






El sol brillaba con fuerza, as√≠ que el interior recib√≠a una gran cantidad de luz, realzando los colores de las columnas que parecen querer elevarse hasta el cielo, como troncos de √°rboles enlazadas sus ramas diferentes en la parte superior. Por lo menos eso me pareci√≥, que como en la naturaleza misma, las columnas no son iguales, sino que cada una tiene vida propia y se desarrolla de manera distinta en su b√ļsqueda del infinito.


No voy a valorar la Catedral porque no tiene sentido, ya que cada cual sacar√° sus conclusiones. Quiz√°s la visi√≥n del lugar pierde un poco por la gran cantidad de gente que se re√ļne dentro y el enorme ruido que hay, lo que produce una sensaci√≥n extra√Īa, como de no estar en un templo sino en una especie de sala de exhibiciones o, incluso, en un centro comercial; por lo que es necesario intentar en lo posible abstraerse del bullicio. Subimos en ascensor a la Torre del Nacimiento (la que se construy√≥ en vida de Gaud√≠), desde donde se ve el remate de la torre y el exterior a trav√©s de un enrejado. Casi no te das cuenta de que aquello termina all√≠, que no hay m√°s, y enseguida empiezas a bajar por una interminable escalera de caracol muy estrecha, desde la que se puede observar el, llamemosle, esqueleto de la torre. De la escalera salen dos o tres enlaces que comunican con otras torres y a veces tienes la sensaci√≥n de encontrarte en un laberinto. Hay peque√Īas ventanas para mirar hacia el exterior y se puede ver de cerca las torres en construcci√≥n, los andamios, y bonitas vistas de ciudad, presididas casi siempre por la enorme silueta de la torre Agbar.






Había menos gente cuando volvimos al interior de la basílica, se notaba que era el final del pase de las seis, lo que nos permitió apreciar los detalles con más tranquilidad. También visitamos un museo que hay en los sótanos. De nuevo en el exterior, pero dentro de la zona acotada para la visita de pago, nos fijamos cuidadosamente en las fachadas, apreciando la diferencia entre la realizada por el propio Gaudí y el resto. Los grupos escultóricos son realmente espectaculares, aunque reconozco que fue al ampliar las fotos que hice cuando pude apreciar mejor los detalles de las escenas bíblicas que representan.





Desde las plazas aleda√Īas se puede contemplar el templo al completo y resulta muy fotog√©nica la imagen de la fachada del Nacimiento desde la zona del estanque que hay en el parque
.




La siguiente parada era el Parque Guell. Ya hab√≠amos estado anteriormente, pero me gust√≥ tanto que quise volver. Como est√° algo lejos, cogimos un taxi, que nos llev√≥ en apenas 10 minutos hasta la entrada (nos cost√≥ 8 euros). Desde hace un tiempo, cobran por entrar a la zona monumental, el resto del parque es gratis. Por internet hacen un peque√Īo descuento y se queda en 7 euros. Ten√≠a pase para las 20:00 horas y permiten el acceso hasta 30 minutos despu√©s, una vez dentro se puede permanecer todo el tiempo que se quiera hasta la hora de cierre. La verdad es que no s√© si fue porque, pese al aforo limitado a 400 personas, hab√≠a much√≠sima gente o porque el sol casi hab√≠a desaparecido o‚Ķ no s√© el motivo, el caso es que me gust√≥ mucho menos que la primera vez. Me dej√≥ un tanto fr√≠a, la verdad. Dimos una vuelta, hicimos unas fotos y nos marchamos. Quiz√°s estoy equivocada, pero creo que esta visita es mejor hacerla con mucho sol, pues la luz realza de un modo muy especial los colores de las obras de Gaud√≠ hasta hacerlas √ļnicas.




Tomamos otro taxi que por 10 euros nos llev√≥ en unos pocos minutos desde el parque hasta la Plaza de Catalu√Īa. Sinceramente, por este precio y teniendo en cuenta la distancia, nos compens√≥ el desembolso en vez de ir buscando metros y autobuses. El tiempo ganado lo ahorramos para pasear por las abarrotadas Ramblas y el Barrio G√≥tico. Naturalmente, hay posibilidades para todos los gustos.

Cenamos unos pinchos en una conocida taberna vasca de la Calle Ferrán, hay varias por la zona, todas con muy buena pinta. Luego, bajamos por la Plaza Reial, llena de gente cenando en las terrazas, seguimos por las Ramblas hasta la estatua de Colón, y cruzamos las pasarelas de madera que hay en el Port Vell, contemplando el puerto iluminado, con los edificios del World Trade Center y el centro comercial Maremagnum.


Regresamos al hotel caminando de nuevo por las Ramblas, Pza. de Catalu√Īa y Diagonal.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: PALAU GUELL, RAVAL, CASA LLEO I MORERA, SAGRADA FAMILA, PARQUE GUELL



Etapa: CASA VICENS, BARRIO G√ďTICO, PALAU DE LA M√öSICA CATALANA...  -  Localizaci√≥n:  Espa√Īa Espa√Īa
Fecha creaci√≥n: 01/10/2014 17:16  
Compartir: 
Compartir:
Mi marido prefiri√≥ no madrugar, as√≠ que yo cog√≠ mis b√°rtulos y empec√© mi recorrido particular bien temprano. No muy lejos del hotel est√° la Casa Vicens de Gaud√≠, en la calle Carolines 24. Fui caminando hasta all√≠, disfrutando de una ma√Īana de s√°bado muy agradable, con temperatura excelente y unas calles tranquilas y semidesiertas. Seg√ļn sub√≠a por la V√≠a Augusta me salud√≥ la imagen del Tibidabo completamente iluminado por el sol.



La Casa Vicens es un edificio muy colorista y curiosamente tiene la misma verja que el Parque Guell. Como no se puede visitar el interior, saqué unas fotos de la fachada y seguí camino.

Casa Vicens, de Gaudí. Calle Carolines, 24.


En la estaci√≥n de metro de Fontana, cog√≠ la L3 y fui directa a la estaci√≥n de Liceu. En un santiam√©n estaba en las Ramblas. Como sal√≠ junto al mercado de la Boquer√≠a, aprovech√© para visitarlo cuando a√ļn no hab√≠a demasiada gente, lo que se agradece porque adem√°s del propio mercado, asentado entre soportales, vale la pena ver tambi√©n las calles aleda√Īas del Raval, que se aprecian mejor sin tanto gent√≠o.




Desayun√© en uno de los bares t√≠picos mientras contemplaba crecer el ajetreo alrededor. En la misma Plaza de la Boquer√≠a, no hay que olvidarse de echar un vistazo al curioso drag√≥n de la antigua f√°brica de paraguas y al pavimento dise√Īado por Mir√≥, que mucha gente pisa sin identificarlo.




A continuaci√≥n empec√© a recorrer el Barrio G√≥tico, seg√ļn un itinerario que hab√≠a preparado y que luego, naturalmente, no segu√≠ pues me iba parando en multitud de sitios que me iban gustando seg√ļn los ve√≠a. Al final, termin√© pasando varias veces por los mismos lugares, como resulta inevitable dado el laberinto que representan los barrios medievales de las ciudades. Esto me suele gustar, aunque entonces no me result√≥ tan agradable por el enorme gent√≠o que empezaba a abarrotar las estrechas calles en aquella ma√Īana de s√°bado. Aunque prefiero la tranquilidad como es l√≥gico, normalmente tampoco me molesta la gente, ya que por mucho que nos creamos especiales, todos somos turistas. Sin embargo, lo de algunas zonas de Barcelona a ciertas horas es algo exagerado: apenas te puedes mover, si bien es verdad que en los lugares menos renombrados apenas hab√≠a nadie. Para no extenderme demasiado, voy a enumerar los lugares m√°s destacados que fui visitando.

La Plaza Reial, donde los bares y restaurantes estaban empezando a montar las terrazas. Hay que fijarse en las farolas dise√Īadas por Gaud√≠‚Ķ si el gent√≠o lo permite.




La Catedral de Santa Eulalia. Aqu√≠ hay que tener muy presentes los horarios porque el acceso al claustro es gratuito antes de las 12:15 y despu√©s de las 17:30. De 1 a 17:00 cuesta 6 euros, pero incluye la subida al terrado, el Coro y el Museo. Se accede por el lateral, en la calle del Bisbe. En el patio del claustro g√≥tico, dan la bienvenida las famosas 13 ocas blancas, tantas como los a√Īos que ten√≠a Santa Eulalia cuando muri√≥ martirizada.





La catedral gótica se construyó entre los siglos XIII a XIV, en el mismo emplazamiento que habían ocupado construcciones religiosas románicas, visigodas y paleocristinas anteriores. No obstante, la impresionante fachada principal se terminó de construir en el siglo XIX.


A la salida, es muy recomendable visitar la Casa de L‚ÄôArdiaca, en la calle Santa Luc√≠a n√ļm. 1. Es gratis y desde la primera planta se tienen buenas vistas de la Catedral, el patio y de una parte de la antigua muralla. Tambi√©n hay que fijarse en el buz√≥n modernista que est√° en la fachada junto a la entrada, con tres golondrinas y una tortuga, que fue realizado por Lluis Domenech i Montaner en 1902, por encargo del Colegio de Abogados de Barcelona que se instal√≥ all√≠ en 1895. En la actualidad este edificio es la sede del Archivo Hist√≥rico de la Ciudad de Barcelona. Las golondrinas se refieren a lo alto que vuela la justicia, la hiedra a los enredos burocr√°ticos y la tortuga a lo lento que camina la justicia.





Seg√ļn se sale de la Casa de L‚ÄôArdiaca, a la derecha, se toma la calle del Bisbe y, enseguida, se gira todo a la derecha por una calleja muy estrecha, normalmente vac√≠a porque parece que no conduce a ninguna parte; sin embargo, desemboca en la encantadora Plaza de San Felipe Neri, donde se respira una paz inconcebible en comparaci√≥n con el bullicio de las calles aleda√Īas. Hay una curisodad respecto a esta plaza y es que la fuente est√° incompleta, ya que en su parte alta ten√≠a la escultura de un estudiante, que fue robada y nunca se recuper√≥. La fachada de la iglesia presenta muchos agujeros, consecuencia de los bombardeos de 1938, en los que murieron 20 ni√Īos. Completamente recomendable visitar esta plaza.

Plaza de San Felipe Neri.


A continuaci√≥n, fui a ver las columnas del Templo Romano, que est√°n en el interior de un edificio de la Calle Parad√≠s. La ubicaci√≥n actual responde al lugar donde, al parecer, estaba situado originariamente. Hay controversia sobre a quien estaba dedicado, se pensaba que era a H√©rcules, pero estudios posteriores han demostrado que se trataba de Augusto. Extra√Īamente, no mucha gente visita este lugar.

Templo romano en la calle Paradís.

Despu√©s me acerqu√© a la plaza del Rei, que es realmente muy bonita. Conserva edificios medievales tan se√Īalados como el Palau Reial Major (Palacio Real), la capilla real de Santa √Āgata, el Mirador del Rei Mart√≠ y el Palau del Lloctinent, antigua sede de la inquisici√≥n que hoy alberga el Archivo de la Corona de Arag√≥n.

Plaza del Rei.


Esta plaza está siempre muy concurrida, con un gran gentío que va y viene. También se encuentra allí la escultura de Topos V, de Chillida, un curioso contrapunto de modernidad en hierro. No son muchos los que se animan (quizás porque no lo saben) a visitar los restos arqueológicos de la ciudad romana de Barcino, que se hayan bajo la misma plaza, y que constituye una parte del Museo de Historia de la Ciudad o MUHBA. La entrada cuesta 7 euros con audioguía e incluye varios lugares arqueológicos en el mismo ticket. Además de la tranquilidad que se respira en el subsuelo, me pareció realmente interesante contemplar los restos de lo que fue la Barcelona romana: como dice el folleto explicativo, cuando bajas en el ascensor, has dejado Barcelona para sumergirte en Barcino.


Restos arqueológicos de Barcino en el MUHBA.





De paso por aquí y por allá, volví a la Plaza de San Jaume y a la calle Ferrán, la manera más rápida para orientarse en el Barrio Gótico. Ya sé que hay formas mejores, pero siempre terminaba saliendo allí.

Ayuntamiento de Barcelona.

Bonitas farolas en la calle Ferr√°n.

Imágenes del Barrio Gótico.





Una de los detalles que m√°s me llam√≥ la atenci√≥n fueron los edificios con esgrafiados que fui descubriendo en mis paseos. Esta t√©cnica para embellecer las fachadas tuvo su apogeo en Barcelona entre 1760 y 1810 y consiste en realizar dibujos con arena de playa sobre un estuco para que la capa inferior muestre un color diferente a la superior, como una especie de mezcla entre pintura y escultura. En el n√ļmero 4 de la Plaza del Pi se encuentra, seg√ļn he le√≠do, el edificio con los esgrafiados m√°s antiguos de la ciudad.



Este otro est√° en la V√≠a Layetana, junto al Palau de la M√ļsica Catalana.

La siguiente parada fue en la Iglesia de Santa María del Pi, iglesia gótica coronada por un espectacular rosetón de 10 metros de diámetro, que tiene una curiosa historia, ya que el original se derrumbó en 1428 a causa de un terremoto.




Tenía reserva para una visita guiada, que incluía el campanario y los terrados. Hace poco que se realiza esta visita, cuya recaudación se emplea para mantenimiento. Cuesta 12 euros, y dura una hora y media aproximadamente. La guía nos fue contando la agitada historia de la iglesia mientras ascendíamos los 260 escalones del estrecho pasadizo interior de la torre. Las vistas de Barcelona en 360 grados desde el campanario y, más arriba, desde la azotea son realmente espectaculares. Desde aquí se reconocen buena parte de los lugares y edificios más destacados de la ciudad. Soy una entusiasta de las vistas panorámicas, así que ni que decir tiene que me gustó mucho la visita.










Al salir me reun√≠ con mi marido, pasamos por la Plaza de Ram√≥n Berenguer y subiendo la V√≠a Layetana llegamos a la calle del Palau de la M√ļsica, para hacer nuestra √ļltima visita de la ma√Īana: el Palau de la M√ļsica Catalana, obra del arquitecto Lluis Domenech i Montaner, una joya de la arquitectura modernista realmente impresionante, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El exterior ya es espectacular. y si no se quiere pagar la entrada, se puede entrar a la zona de taquillas y echar un vistazo.


Para acceder al interior hay que reservar una visita guiada (18 euros la entrada general). Realmente merece much√≠simo la pena ver el vest√≠bulo, con el balc√≥n de doble columnata, el gran √≥rgano que preside el escenario, rodeado por las figuras de las musas con sus instrumentos, el techo del que surgen las valquirias de Wagner, y el patio de butacas desde el que pueden apreciarse cientos de grupos esculturales y elementos de la naturaleza, como flores, palmeras, frutos, hojas, etc. Un derroche de luz y color. Se puede tambi√©n o√≠r la ac√ļstica y acceder a la zona superior, desde donde se contempla el conjunto en todo su esplendor.








Supongo que lo ideal sería asistir a un concierto, preferentemente a medio día, tal como nos indicó la guía, ya que la luz penetra por las cristaleras realzando la magnífica decoración en la que destaca el maravilloso lucernario central que representa al sol.



La verdad es que me gustó mucho la visita. La recomiendo.

Había llegado la hora de comer y fuimos al barrio del Born. Por la tarde continuaría nuestro intenso recorrido por Barcelona.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: CASA VICENS, BARRIO G√ďTICO, PALAU DE LA M√öSICA CATALANA...


Etapas 1 a 3,  total 4
 1  2  siguiente siguiente



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 90 18
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQU√ć
Visitas mes anterior: 113 Visitas mes actual: 49 Total visitas: 28614

  √öltimos comentarios al diario  BARCELONA. Tres d√≠as muy aprovechados.
Total comentarios 17  Visualizar todos los comentarios

Artemisa23  artemisa23  19/10/2014 21:30   
Muchas gracias por leer el diario, dagolu y eliot_zgz. Muchas veces lo que tenemos más cercano es que lo que más desconocemos. A mi también me pasa en Madrid. ¡Saludos!

Camiral  camiral  23/10/2015 10:37
Hola.
Enhorabuena por el diario, perfectamente explicado, incluso con muchos detalles que gente como yo, que vivo en Barcelona, desconocia. Te felicito también por realizar el máximo posible de tu recorrido a pie, que es como yo creo se han de ver las ciudades, paseando y disfrutando de la vida local (aunque a veces haya demasiados turistas.
Y ya que te gustan las "vistas de pájaro" (a mi también) me permito darte una sugerencia para tu próxima visita a Barcelona: sube a las terrazas de los hoteles que disponen de ellas, sobretodo en la parte antigua, vistas sorprendentes y son lugares que todavia no estan descubiertos por la mayoria de turistas.
Saludos desde Barcelona.

Artemisa23  artemisa23  23/10/2015 15:55   
Muchas gracias por tu comentario y tus estrelitas, camiral. Y apunto tus sugerencias para cuando vuelva a Barcelona con un poco m√°s de tiempo disponible. Se me quedaron muchas cosas pendientes.

Berblama  berblama  04/10/2019 18:28
Comentario sobre la etapa: PARQUE CIUTADELLA, BARRIOS BORN Y RIBERA, CASA BATLL√ď...
Me encanto el relato/diario

Artemisa23  artemisa23  05/10/2019 12:05   
Comentario sobre la etapa: PARQUE CIUTADELLA, BARRIOS BORN Y RIBERA, CASA BATLL√ď...
Me alegro que te haya gustado el diario, berblama. Muchas gracias por haberlo leído, por tus estrellas y el comentario. Eso anima a seguir haciendo diarios. Saludos.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQU√ć
Volver arriba

Foros de Viajes
Localidad-Ciudad Tema: Viajar a Barcelona - Qué ver y visitar, rutas
Foro Arag√≥n, Catalu√Īa y Comunidad Valenciana Foro Arag√≥n, Catalu√Īa y Comunidad Valenciana: Foro de viajes a Arag√≥n, Catalu√Īa y Valencia. Ciudades: Barcelona, Valencia, Alicante, Zaragoza.
Ultimos 5 Mensajes de 1258
601948 Lecturas
AutorMensaje
Lecrín
Lecrín
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Feb 02, 2009
Mensajes: 22137

Fecha: Mar Ene 26, 2021 01:31 pm    T√≠tulo: Re: Viajar a Barcelona - Qu√© ver y visitar, rutas

¬°Gracias! Toca descubrir tesoros cercanos y recopilar pistas para m√°s adelante. Guardo esta con agrado y replico en:
Ruta modernista en Barcelona
nosequenombre
Nosequenombre
Willy Fog
Willy Fog
Oct 21, 2013
Mensajes: 11390

Fecha: Mar Ene 26, 2021 01:42 pm    T√≠tulo: Re: Viajar a Barcelona - Qu√© ver y visitar, rutas

"Lecrín" Escribió:
¬°Gracias! Toca descubrir tesoros cercanos y recopilar pistas para m√°s adelante. Guardo esta con agrado y replico en:
Ruta modernista en Barcelona


De nada, encantada de compartirlo!
Me alegro que te agrade y muchas gracias por replicarlo. Aplauso Aplauso

Amistad
Abdelkrim
Abdelkrim
Dr. Livingstone
Dr. Livingstone
Abr 03, 2008
Mensajes: 6419

Fecha: Mar Feb 16, 2021 12:29 pm    T√≠tulo: Re: Viajar a Barcelona - Qu√© ver y visitar, rutas

Bonito reportaje dedicado al Mercat de Sant Antoni, celebrando que, por fin, su restauración ha culminado.

www.expansion.com/ ...b458c.html
Abdelkrim
Abdelkrim
Dr. Livingstone
Dr. Livingstone
Abr 03, 2008
Mensajes: 6419

Fecha: Lun Mar 01, 2021 06:39 pm    T√≠tulo: Re: Viajar a Barcelona - Qu√© ver y visitar, rutas

Vaya! Me acabo de enterar del nombre y la función de un edificio que había visto innumerables veces en el Barrio Gótico Mr. Green

beteve.cat/ ...-canonges/
Abdelkrim
Abdelkrim
Dr. Livingstone
Dr. Livingstone
Abr 03, 2008
Mensajes: 6419

Fecha: Mar Mar 16, 2021 10:42 pm    T√≠tulo: Re: Viajar a Barcelona - Qu√© ver y visitar, rutas

Interesante artículo en catalán sobre el presente y el futuro de la Rambla, explicadas por la arquitecta encargada de su reforma.

cat.elpais.com/ ...80351.html
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta R√°pida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQU√ć



All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter instagram