Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


3 Noches en Roma con una niña. ¡Un viaje para recordar! -Diarios de Viajes de Italia- Aguchan
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: 3 Noches en Roma con una niña. ¡Un viaje para recordar!  -  Localización:  Italia  Italia
Descripción: Diario de nuestra escapada familiar a Roma, siendo 5 adultos y 1 una niña de 3 años.
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 6
 1  2  siguiente siguiente



Etapa: 1. Preparación del viaje  -  Localización:  Italia Italia
Descripción: Preparación del viaje. Compra de vuelos, reserva de alojamiento, entradas y parking.
Fecha creación: 04/01/2018 11:59  
Compartir: 
Compartir:
¡Oferta de Iberia para vuelos a Roma y unos regalos de cumpleaños por hacer!. La cosa estaba clara. Yo ya había estado en Roma antes, pero no era el caso del resto. Además, iba a ser el primer viaje con mis dos pequeñas (3 años y 4 meses Emma y 6 meses la 8 meses Rebeca en el momento del viaje) y la capital italiana es una buena ciudad para ir con niños. Además, el horario de vuelo que vimos nos dejaba 2 días completos para ver al ciudad, una tarde/noche (la de llegada) y otra mañana (el vuelo de vuelta salía a las 19:00). Así que a 17 de Abril, ya teníamos los vuelos para todos. 4 Adultos, una niña y un bebé del 4 al 7 de Noviembre por 402€, un muy buen precio para no ser una linea low cost (aunque sin equipaje facturado, que además, no nos hacía falta). A esto hay que añadir 40€ en concepto de reservas de asiento, ya que queríamos asegurarnos ir juntos al menos en la ida.

Quedaba mucho tiempo por delante y Roma más o menos la tenía bien conocida (aparte de mi viaje, de bastantess años atrás, no hacía ni dos años que había preparado una escapada para mis padres), así que empezamos por mirar alojamientos. Buscábamos una zona muy céntrica para no tener que depender demasiado de transporte público y por comodidad con las niñas. Nuestra primera opción era coger un hotel que estuviese bien, pero tras una conversación con más viajeros (¡¡grande ese grupo de whatsapp!!) acabamos buscando apartamento. Ahí es donde entró en juego el foro y el hilo de buscar "Alquiler de Apartamentos en Roma". Un usuario, AlROJO, , me recomendaba un alojamiento bastante céntrico en el que estuvo verano de 2015 y que cumplía con nuestras expectativas. Tras verlo y comprobar que tenía muy buena pinta, pasamos a hablar con las personas que lo regentan (Max y Lavinia) y enseguida lo dejamos reservado por 378€ para las 3 noches(incluía alojamiento y desayuno y con el extra sin coste de carrito para la bebé) y con cancelación gratuita. Después comprobaríamos que la recomendación no podía haber sido más acertada (y a un precio bastante aceptable). Podéis ver aquí una reseña más detallada del alojamiento. Por cierto, a ese importe había que sumarle 3,5€ diarios por persona adulta de tasa turística de Roma. Todo, alojamiento y tasa, a pagar en efectivo a la llegada. También reservamos con ellos el transporte aeropuerto/apartamento (I/V) por 70€ por trayecto en furgonetas grandes (también a pagar al conductor).

Sin embargo, llegaban unas pequeñas alteraciones en nuestro plan. Por motivos laborales, una de las personas que iban a venir tuvo que renunciar al viaje, pero en ese momento, mi padre se apuntó al mismo, reservando el mismo vuelo por su cuenta (por 136€, bastante más caro que en nuestro caso). Y como el destino es caprichoso, al día siguiente de la reserva, se eliminaron los problemas laborales. La nueva situación es que ahora eramos un adulto más. Lo hablamos con Lavinia y no nos puso ningún problema, solo que un adulto tendría que dormir en el sofá cama y una de las pequeñas en una cama de matrimonio junto con nosotros (y un pequeño extra de 10€ por día).

No era este el último cambio que encontraríamos. Alrededor de un mes antes de salir tuve que dar mi brazo a torcer y decidimos que nuestra hija pequeña no viajaría con nosotros. Los motivos fueron varios, pero aparte del propio palizón para la niña, es que al ser la primera vez en Roma para gran parte del grupo (mi padre y yo repetíamos) íbamos a hacer "menos relajado" el planning y no era compatible con un bebé (llevando una toddler, con la mayor no teníamos problemas). Rebeca tendría que esperar un poco para debutar como viajera continental.

Una vez que teníamos claros los componentes de la expedición, no fue difícil hacer un plan para los 3 días en Roma viendo lo más típico de la ciudad y dejando un poco de lado algunas atracciones turísticas más alejadas del centro. Una vez analizados los mejores días para ver cada cosa y desechar ver el Coliseo en Domingo, ya que al ser primero de mes era gratuito y corríamos el riesgo de masificación, nos salió el siguiente plan:


Día 1 - Recorrido por la zona central más conocida de Roma (Panteon, Navona, Piazza Popolo, Piazza Spagna...)
Día 2- Foro/Coliseo/Palatino + San Giovanni Laterano, Sta Maria Maggiore, Piazza Reppublica...
Día 3 (Mañana) - Vaticano


Era el momento, por tanto, de adquirir las entradas que nos interesaban. Haciendo cuentas, no nos salía bien coger la Roma Pass, ya que no pensábamos usar tanto el transporte público ni visitar ningún museo (más allá de los Museos Vaticanos). Las entradas para el coliseo fueron 70€ (5 adultos, la pequeña no pagaba) y reservamos una visita guiada en español por 57€ más (11€ por adulto y 2€ por la niña). Para los Museos Vaticanos, como solo íbamos a ir cuatro adultos, el precio fue de 80€. Cabe destacar que las entradas de Coliseo y Museos Vaticanos las pudimos imprimir en casa, pero no así las de la visita guiada, que solo se pueden conseguir presencialmente.

Por último, quedaba reservar el parking para los dos coches que llevábamos. Elegimos, de nuevo, el Parking Gato Azul, que son ya varias las veces que lo hemos dejado allí y nunca hemos tenido el más mínimo problema. En total, 60€ por los dos coches.

Todo listo, así que, ¡¡a disfrutar de Roma!!
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: 1. Preparación del viaje



Etapa: 2. Llegada a Roma y un buen paseo nocturno  -  Localización:  Italia Italia
Descripción: (04/11/2017) - Viaje y llegada a Roma. Paseo nocturno por algunos de sitios más conocidos de la ciudad.
Fecha creación: 04/01/2018 12:07  
Compartir: 
Compartir:
Eran las 5:45 del Sábado 4 de Noviembre cuando ya estábamos en la carretera dirección Madrid para empezar nuestra aventura romana. Tras dejar el coche sin ningún tipo de problema en el Gato Azul, a las 9:20 ya estábamos en la cola para sacar nuestras tarjetas de embarque. El día anterior, no pudimos hacer check-in y en el propio aeropuerto, las máquinas tampoco nos dejaban pese a no facturar maletas. El motivo era que como en los billetes estaba un bebé (aunque finalmente no fuese), por norma solo se puede hacer el trámite en el mostrador. En cualquier caso, no había mucha cola y a las 10:00 ya estábamos en la puerta de la sala VIP de la T4. Utilizando las tarjetas del RACE (aunque eramos 5 adultos nos dejaron pasar con dos titulares de tarjetas), estuvimos en la Sala Plaza Mayor un buen rato, aprovechando para desayunar algo (bueno, y tomar alguna cerveza aunque fuese por la mañana) y, en mi caso, descargando algún partido del ILP de la NBA para ver durante el vuelo.


Nespresso y NBA para hacer más corta la espera!

Sobre las 11:15 nos fuimos para la puerta de embarque, comprobando que tras su primera experiencia camino de Tenerife, Emma ya iba a su aire por el aeropuerto con su maleta. El embarque en el vuelo fue puntual (y nosotros entramos de los primeros al tener priority por llevar un bebé, aunque no fuese verdad) y pronto estábamos acoplados en el A321, con un espacio más que aceptable en los asientos. El vuelo fue muy tranquilo, sin apenas molestias de ningún tipo y con Emma comportándose realmente bien, haciéndose amiga de una pareja mayor que iba al lado de mi padre y de uno de los sobrecargos del avión, al que le contó que iba a Roma a comer spaguettis y ver el Coliseo (chica lista!!).


Al no tener que recoger maletas facturadas, salimos muy pronto de la zona de llegadas del aeropuerto, aunque Emma se paraba en cada una de las fotos del Coliseo que había por el aeropuerto para avisarnos. Tan pronto salimos que aun no había llegado nuestro conductor que nos llevaría al apartamento. No tuvimos que esperar mucho, en poco más de 10 minutos, ya estábamos montados en la furgoneta Mercedes que nos llevaría al centro de Roma. El conductor era un tipo bastante simpático y agradable, tanto que cuando llegamos a la ciudad y viendo la insistencia de nuestra pequeña (cualquier construcción de piedra era seguida por la pregunta "¿es esto el Coliseo") cogió una ruta alternativa y más larga (el precio estaba cerrado con antelación) para que pudiésemos pasar por delante del Coliseo. La reacción de Emma en ese momento no se nos olvidará en la vida y quedó inmortalizada en vídeo. Como seguro que ya habéis podido apreciar, nuestra pequeña tenía una curiosa fijación por ese monumento romano desde varios meses atrás (el que aparezca en más de una serie de dibujos que ve tuvo su influencia). Ahora, dos meses después, se encarga de recordar a todo el mundo a menudo que "ella estuvo allí y es muuuuy grande".

Tras dejar una propina de 5€ al chofer, Max nos estaba esperando en la puerta del apartamento. Durante más o menos una hora, nos estuvo explicando con detalle cualquier cosa del mismo y dándonos algunos tips de recorridos para hacer por Roma y restaurantes donde ir. Aunque nosotros llevábamos el viaje bastante preparado, fue una charla interesante (sobre todo al comprobar que sus tips coincidían con los que nosotros llevábamos).

Eran las 16:00 y aun no habíamos comido (habíamos cogido algunos sandwichs de la zona VIP para el vuelo, pero no tantos como para comer), así que aprovechamos que justo en la puerta del apartamento hay un horno para coger algunas pizzas (al peso) y algunos dulces para desayunar al día siguiente (que luego completaríamos con una visita al Carrefour Express que hay también muy cerca).

Eran las 17:20 y ya de noche cerrada, pero como no estábamos muy cansados, decidimos salir a dar un paseo por la zona central de Roma. Pronto nos dimos cuenta de la excelente ubicación del apartamento, ya que en pocos minutos estábamos en Piazza Navona. 14 Años después de verla por primera vez, sigue siendo uno de mis sitios preferidos. Tras estar un rato disfrutando del ambiente, del buen tiempo (nada de frío) y de que Emma estuviese buscando un pulpo en sus fuentes (cosas de "Mickey y los superpilotos"), continuamos nuestro paseo llegando al Panteon, pasamos por Piazza Colonna y terminamos nuestra primera toma de contacto con la ciudad llegando a la Fontana Di Trevi, impresionante con su iluminación (y por la cantidad de gente que había).


Piazza Navona


Panteon


Fontada Di Trevi

Eran cerca de las 19:00, empezábamos a estar cansados y teníamos algo de sed, así que dirigimos nuestros pasos a la Birerria Antica Peroni con la intención de hacer tiempo hasta la hora de la cena. Finalmente, acabamos pidiendo algo para picar allí, lo que junto a varios litros de cerveza nos dejó más que satisfechos. Podéis ver aquí una reseña de nuestra experiencia allí.


¡¡Magnífica cerveza!!

En la vuelta al apartamento hicimos una pequeña parada en "Il Gelato Di San Crispino", un sitio que teníamos recomendados. Varias tarrinas de diferentes sabores que estaban muy bien, pero que como veréis más adelante, no fueron los mejores que probamos (pese a su fama). A las 22:00, dimos por finalizado un día que empezó a más de 2000 km de donde terminó.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: 2. Llegada a Roma y un buen paseo nocturno



Etapa: 3. Roma urbana  -  Localización:  Italia Italia
Descripción: (05/11/2017) - Recorrido por la zona más turística de Roma. Panteon, Piazza Navona, Piazza Popolo, Piazza Spagna y Altare Della Patria
Fecha creación: 04/01/2018 13:09  
Compartir: 
Compartir:
Tras varias horas de sueño reparador (gracias a las cómodas camas del apartamento), llegaba el momento de afrontar uno de nuestros dos días completos en Roma. Ibamos a recorrer la llamada Roma Urbana (repitiendo muchos sitios que ya habíamos visto en la noche anterior, pero ahora con más detenimiento). Tras desayunar en el apartamento y tomarnos un primer café en una cafetería en la puerta del apartamento (en mi caso, un expresso con hielo delicioso y a muy buen precio), a las 9:00 nos poníamos en marcha.


La vista justo al salir del apartamento, con Castel Sant'Angelo al fondo

Nuestro primer destino era el Mercato de Fiori, por lo que fuimos avanzando por la Via del Pellegrino hasta llegar hasta Campo De Fiori. Nos llamó la atención la peculiar decoración común que tienen los comercios a lo largo de esta calle, con unas banderas en cada uno en el que te informan de qué tipo de tienda son (con diferentes logotipos y colores). Al llegar a la plaza, el mercado no estaba un montado por completo, pero ya había diversos puestos para comprar desde flores hasta pasta pasando por antigüedades, juguetes y muchas más cosas. Estuvimos un rato allí, aunque no compramos nada con el objetivo de ir en algún otro momento (error, porque ese otro momento no llegó).



Detalle de uno de los puestos del mercado

Poco después estábamos camino ya de nuestro siguiente punto de parada, la Chiesa Del Gesú. Estábamos callejeando por Via di Giubonnari cuando Emma decidió que era hora de empezar a usar la toddler. Para los papás viajeros, pese a los 18/19 kilos de la peque, es una solución excelente ya que, aunque hay un lógico cansancio extra, la espalda sufre muy poco con este tipo de mochilas y son muy cómodas para los críos. Además, te permite el llevar un ritmo más "ágil" que el que llevarías con la niña a pie.


Emma no parecía estar muy a disgusto

Tras un agradable paseo, dejando a nuestra derecha la Piazza Benedetto Cairoli, llegamos a la Piazza del Gesú, donde está la iglesia del mismo nombre. Esta iglesia, que dicen que fue la primera iglesia barroca de Roma, nos resultó bastante imponente, tal vez también por ser la primera que visitamos. Además, dentro tenía un curioso espejo de aumento para ver con más detalle el fresco del Triunfo de Jesús del techo.

La siguiente parada era la Piazza Della Minerva, con el conocido obelisco sobre el Elefantino de Bernini. Este monumento, además de que le encantó a Emma, dio pie a otro de los recuerdos graciosos del viaje, ya que sentada en él vio salir a unos monjes de la basílica y hubo que explicarles qué eran y porqué iban vestidos así. A partir de ese momento, esos serían los "montes del elefantito". La fachada de la basílica de Santa María Sopra Minerva estaba en obras, por lo que no pudimos verla, pero si acceder al interior de la considerada como única iglesia gótica de Roma.


El obelisco encima del Elefantino

Estábamos ya muy cerca de nuestro siguiente punto de interés, el famoso Panteon, pero al llegar a él nos encontramos con una tremenda cola para entrar (algo que no recordaba yo que existiese de mi viaje anterior). Al parecer, el motivo era porque había oficio religioso en su interior (era Domingo e iba a ser una tónica en todos los sitios que visitamos). Tras valorar la situación decidimos no hacer la espera e intentar volver más adelante. Fue un rotundo acierto, no tanto como el tomarnos un café en la terraza de la cafetería Sant'Eustachio. No por los cafés (que estaban muy buenos) ni por la situación, si no porque el empeño del cabeza de familia en descansar un rato sentados nos salió un poco caro. 5 Cafés de diferentes tipos y una botella de agua por 27'50€, eso si, amenizados por el trabajo abnegado del camarero para que la gente que pedía el café dentro no se sentase fuera salvo que pagase el suplemento correspondiente.


Nuestro siguiente destino, ya cerca de las 11:00 (llevábamos a un ritmo bastante aceptable) era Piazza Navona. Un lugar muy diferente al día anterior, cuando la vimos de noche, pero igual de imponente. Estuvimos un buen rato viendo con detenimiento las tres fuentes, en especial la impresionante Fuente de los Cuatro Rios (Bernini) y recordando la historia (que parece no ser real, por un motivo temporal) de su "pique" con Borromini y la "actitud" de las figuras que miran hacía la Chiesa Di Sant Agnese In Agone. En esta última pasamos un buen rato también, llegando a ver el supuesto cráneo de Santa Inés (la iglesia está edificada donde teóricamente fue martirizada). Y por cierto, el pulpo de Emma seguía sin aparecer ("estará dormido", decía).


¿No le gusta la iglesia o no sabía donde empezaba el río?


El cráneo de Santa Inés (o al menos, eso dicen)

Tocaba hacer ahora la parte más larga a pie del día con destino Piazza del Popolo. Empezamos este camino por Via della Scrofa, pero pronto nos dimos cuenta que era un poco "soso" el paseo, por lo que nos cruzamos a la Via del Corso, donde se concentran gran parte de las tiendas de moda de Roma. Con mucho más ambiente (y mucha más gente, por supuesto), no tardamos demasiado en desembocar en la magnífica Piazza del Popolo. Estuvimos un rato sentados en el obelisco dedicado a Ramses II con el objetivo de esperar a los componentes ("las componentes", más bien) del grupo que no habían podido resistir la tentación de entrar en algunas tiendas y comprar algunas prendas. Teníamos justo delante las dos iglesias gemelas, una de las fotos más características de Roma, pero deslucida en este caso al estar una de las dos en reforma y tapada por un panel publicitario.


La publicidad de móviles no queda nada bien, oiga...

Nuestra idea a continuación era entrar en la basílica de Santa María del Popolo, pero la gran cantidad de misas que se celebraban ese día lo iban a hacer complicado (solo se podía pasar a la iglesia pero no ver ninguna de las capillas, excepto entre oficio y oficio). Decidimos entonces subir a Il Pincio. Tras una subida de apenas 10 minutos muy poco exigente, nos tomamos nuestro tiempo en disfrutar de las impresionantes vistas que hay desde esta pequeña colina con la basílica de San Pedro al fondo.


Las vistas desde Il Pincio


Al bajar, volvimos a intentar entrar en la basílica de Santa María del Popolo y siguiendo los consejos de una simpática scout que había en la puerta a la que Emma quiso comprar un trozo de tarda de chocolate (y que hablaba un castellano perfecto), esperamos al final del oficio y pudimos pasar a ver rápidamente la iglesia. Mientras los demás daban una vuelta, yo me centré en ver la Capella Chigi de Rafael y su inquietante mosaico del esqueleto arrodillado (y uno de los lugares donde están los altares de la ciencia en la famosa novela de Ángeles y Demomios).

Eran cerca de las 13:00 y decidimos ir camino del lugar que teníamos pensado para comer, la spaguettería L'Archetto, parando antes en Piazza Spagna y en la Fontana di Trevi. Sin embargo, paseando por Via Babuino, el tiempo empezó a cambiar a caer las primeras gotas de lo que luego sería una buena tormenta. Esto hizo que apresurásemos el paso y que prácticamente pasásemos de largo por Piazza Spagna (parando a hacer alguna foto en la Fontana della Barcaccia y sin subir la Escalinata) y por la Fontana, llegando al restaurante sobre las 13:30.

No tuvimos que esperar nada para que nos diesen una mesa, pero si que tardamos bastante en comer por el servicio (excesivamente lento). Sin embargo, viendo la que se había liado fuera con la lluvia, no nos vino mal. Podéis ver una reseña más amplia de la experiencia en el restaurante aquí.

LLegaba el momento de salir del restaurante y seguía cayendo una cantidad importante de agua, por lo que había que pensar muy bien que hacer. Lo que decidimos fue ir hacia el Panteon, que era lo que nos habíamos dejado por la mañana, entrar en él si se podía y si seguía lloviendo así, cancelar el resto de planes e ir al apartamento. Por suerte, llegando al cruce con la via del Corso, la lluvia cesó y no volvió a hacer acto de presencia en todo el día. En vista de que podríamos seguir aprovechando el día y que nos caía de paso, hicimos una pequeña parada en Sant Ignazio Di Loyola, donde tuvimos otras de las anécdotas del viaje. En un banco encontramos un móvil perdido que poco después pudimos devolver a su dueño cerca del Panteon (un alemán que al parecer llevaba el móvil en un bolsillo demasiado pequeño).

Sobre las 16:00 llegamos a la entrada del Panteon, y para nuestra alegría, ahora ya no había que hacer nada de cola para pasar. Entramos y estuvimos bastante tiempo admirando uno de los edificios más fascinantes de Roma. Sus columnas corintias, la tumba de Rafael y su Madonna del Sasso, el enorme óculo del techo. Todo en definitiva nos dejó bastante impresionados.

Salimos de allí y continuamos con el plan previsto, que no era otro que ir al Altare Della Patria, en Piazza Venezia. Para ello, volvimos a Via del Corso y fuimos acercándonos al majestuoso monumento. La lluvia había dejado el suelo mojado y empezaba a anochecer, por lo que pudimos sacar algunas fotos preciosas del momento. Subimos las escaleras del monumento hasta la parte más alta con cuidado para no escurrirnos, pero como se nos estaba haciendo tarde, decidimos no subir a la parte superior con el ascensor. Nos acercamos a la parte trasera a ver si había alguna manera de pasar al Campidoglio desde allí, pero nos encontramos con una puerta perfectamente cerrada, así que bajamos las escaleras que habíamos subido previamente y subimos otras tantas para llegar a la plaza diseñada por Miguel Angel.


Llegando a Piazza Venezia


Las vistas desde la parte de superior del Altar de la Patria

En ese momento, el cansancio ya empezaba a hacer estragos, por lo que teníamos que elegir si volver ya para el apartamento o bien acercarnos a la Bocca Della Verita, que se nos quedaba colgada en los planes de cualquier día. Para nuestra desgracia (luego veréis porqué), elegimos la segunda opción. Tras recorrer el kilómetro que nos separaba de la famosa ¿boca de alcantarilla? (eso dicen numerosas fuentes) y tras escuchar a Emma asegurar que ella, aunque era una niña buena, no iba a meter la mano en la boca, nos encontramos con una cola enorme para hacerse una foto con ella, por lo que desistimos de la opción y nos conformamos con fotografiarla desde fuera del recinto.


Lo más cerca que estuvimos de la Boca de la Verdad

Y en ese momento fue cuando tuvimos el mayor problema del día. Teníamos apuntadas dos paradas de bus cerca que nos dejarían al lado de nuestro alojamiento, pero no teníamos billetes. Por la mañana, el kiosko al lado del apartamento estaba cerrado y no nos acordamos a lo largo del día de usar otro de los innumerables puntos de venta que hay en la ciudad. Buscamos cerca de nosotros pero no encontramos nada, incluso llegamos a preguntar a unos policías que nos dijeron donde había un estanco de venta de tickets, pero estaba ya cerrado. Y para colmo, ya se había hecho de noche. De nuevo, había que decidir, ¿cogíamos taxis o nos pegábamos la caminata de vuelta?. Como buenos valientes (y como mi espalda aun estaba bien) decidimos la segunda opción y recorrimos los dos kilómetros de vuelta al apartamento pasando por algún sitio que no habíamos visto antes (como la Fuente de las Tortugas) y parando en Campo de Fiori a tomar unas cervezas que nos supieron a gloria. Además, como en ese trayecto si vimos algunos kioskos abiertos, ya si cogimos los tickets para el bus del día siguiente en previsión de lo que pudiese suceder.

Sobre las 19:00 llegábamos al apartamento. Descansamos un poco, algunas duchas y salimos a cenar algo. Nos apetecía cenar pizza, pero en Baffetto había una cola importante y ya no teníamos más ganas de esperar por hoy, así que nos fuimos a la pizzeria Montecarlo, donde mi padre ya había estado (y le gustó) y donde Max también nos había recomendado ir. Fue todo un acierto, como podéis ver en esta reseña.

Tras la cena, unos helados impresionantes en la heladería Frigidarium (reseña, ¡¡no os la perdáis, para nuestro gusto mucho mejor que la conocida de San Crispino) y el último esfuerzo de llevar a Emma en brazos de vuelta hasta el apartamento.

El día estaba calculado para unos 10/11 km de recorrido a pie, que ya es bastante, pero lo que el smartwatch de mi cuñado marcaba eran unos 22 km en total. Con razón, al tumbarnos en las camas, el cosquilleo en las piernas era interesante, pero nada que se solucionase con un buen descanso.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: 3. Roma urbana

Etapas 1 a 3,  total 6
 1  2  siguiente siguiente



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 40 8
Anterior 0 0
Total 40 8
Votos
8 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 0 Visitas mes actual: 889 Total visitas: 889

  Últimos comentarios al diario  3 Noches en Roma con una niña. ¡Un viaje para recordar!
Total comentarios 7  Visualizar todos los comentarios

Spainsun  spainsun  07/01/2018 21:56   
Gracias por compartir el diario y enhorabuena por hacer cantera de viajeros.

Isjomi  Isjomi  07/01/2018 22:23   
Que viaje mas bonito y con la peque. Me ha encantado el diario. Te dejo las merecidas 5 estrellas.

Aguchan  Aguchan  08/01/2018 09:45   
Gracias a todos por los comentarios!!!.

@Salodari : Fue nuestra primera experiencia "más seria" con una toddler y acabamos encantados. Te permite hacer una ruta turística idéntica a la que harías sin un niño y para él (ella en este caso) también es muy cómoda (o al menos eso dice).

@Marimerpa : El de USA es que está encallado, es denso... Pero ojalá lo termine algún día, más por satisfacción personal que por lo que pueda ayudar a la gente (siendo del 2016, está desfasado ya).

@Spainsun : ¡¡¡Y una que se quedó en el banquillo!!!. Ya estamos pensando en la primera escapada grande con las dos enanas, pero será cuando Rebeca, la pequeña, tenga 2/3 añitos

@Isjomi : Hemos disfrutado mucho. La cara de Emma al ver cosas que le hemos ido enseñando antes era para verla Sonriente

Brigantina  Brigantina  11/01/2018 22:44   
Un viaje de cinco estrellas no merece menos puntuación para su diario, no?? Es muy ameno y útil, espero utilizar algunos de los consejos a no mucho tardar, que tengo ganas locas de reptir Roma.

Aguchan  Aguchan  12/01/2018 09:38   
@Brigantina animate que es un viaje corto, económico y espectacular!!. Además cuando vais alguno detrás es como si volviese a revivir mi estancia allí (ya pasó en la West Coast!!!)

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Itinerarios-Rutas Tema: 3 Dias en Roma - Itinerarios
Foro Italia Foro Italia: Foro de viajes por Italia: Roma, Venecia, Florencia, Milan, Napoles, Pisa, Genova, Asis, Capri, Sicilia, Cerdeña....
Ultimos 5 Mensajes de 540
296295 Lecturas
AutorMensaje
Luty
Luty
New Traveller
New Traveller
Nov 14, 2017
Mensajes: 7

Fecha: Lun Dic 11, 2017 07:05 am    Título: Re: 3 Dias en Roma - Itinerarios

Lo primero si se quiere visitar la necrópolis es reservary pagar las entradas, primero se manda un mail y ellos te dan día y hora no hay muchos horarios asi que según la hora que te den planificas el resto del día en el Vaticano. La visita dura hora y media mas o menos. En mi caso nos dieron cita a las 14:30 así que vimos los museos de 9 a 13, comimos, fuimos a la necrópolis y al finalizar sales en las grutas vaticanas, ya no hay que hacer cola, así que visitamos a continuación la Basílica de San Pedro. Acabamos sobre las 5 y media.
ratonero
Ratonero
New Traveller
New Traveller
Dic 08, 2017
Mensajes: 6

Fecha: Lun Dic 18, 2017 07:45 pm    Título: Re: 3 Dias en Roma - Itinerarios

Y como funciona, el acceso a los subterraneos ?
lualpa
Lualpa
Willy Fog
Willy Fog
Ago 19, 2008
Mensajes: 50039

Fecha: Lun Dic 18, 2017 09:56 pm    Título: Re: 3 Dias en Roma - Itinerarios

No se llaman subterráneos sino la Necrópolis y el acceso es como te explicó Luty.
Se compra con antelación y en ese horario un grupo de hasta 15 personas con guía hacen el recorrido por la misma. Es del siglo I de nuestra era.
Luty
Luty
New Traveller
New Traveller
Nov 14, 2017
Mensajes: 7

Fecha: Mar Dic 19, 2017 12:01 am    Título: Re: 3 Dias en Roma - Itinerarios

Hola, Para solicitarlo, hay que enviar un e-mail a scavi @ fsp.va solicitando la visita a la Necrópolis del Vaticano y Tumba de San Pedro. Debe constar en el e-mail, el número de personas, la fecha en la que podéis hacer la visita, el idioma español, el nombre de cada uno de los participantes y un email de contacto. Una vez hagáis esto, os contestarán por e-mail y os dirán en el día elegido si hay disponible alguna hora para la visita, podéis decir dos días por si acaso, yo lo pedí con dos meses de antelación y no hubo problema. Os dirán una hora de visita, si os parece bien os...  Leer más ...
Luty
Luty
New Traveller
New Traveller
Nov 14, 2017
Mensajes: 7

Fecha: Mar Dic 19, 2017 12:04 am    Título: Re: 3 Dias en Roma - Itinerarios

"El sitio es estrecho, bastante húmedo y caluroso (y yo fui en Noviembre)"

Quería decir que hacía más calor que en el exterior y yo fui en Noviembre :), pero claro, en verano supongo que será al contrario, más fresco en su interior.
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad