Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
AMSTERDAM y ALREDEDORES en 11 días ( agosto 2019 ) ✏️ Blogs de Holanda

Blogs 

AMSTERDAM y ALREDEDORES en 11 días ( agosto 2019 )
Diario: AMSTERDAM y ALREDEDORES en 11 días ( agosto 2019 )  -  Localización:  Holanda  Holanda
Descripción: Viaje del 2 al 12 de agosto de 2019 con estancia en Amsterdam y excursiones a Haarlem, Edam, Volendam, Marken, Delft, Utrecht y Zaanse Schans.
Autor: Osaka85   Fecha creación: 
 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 13
 1  2  3  ..  5  siguiente siguiente



Etapa: INTRODUCCIÓN + QUÉ VER EN ÁMSTERDAM  -  Localización:  Holanda Holanda
Fecha creación: 15/08/2019 11:05  
Compartir: 
Compartir:


INTRODUCCIÓN

Esta vez nos apetecía conocer medianamente bien alguna ciudad europea y nos decantamos por Ámsterdam. Como ya sabéis, Ámsterdam es la capital oficial y la ciudad más grande de los Países Bajos, aunque el Parlamento y la sede del gobierno y de la justicia se encuentran en La Haya (“Den Haag” en neerlandés), que está a unos 70km de Ámsterdam.

La ciudad destaca por los canales que se construyeron en el siglo XVII y por su patrimonio histórico y artístico, que se ve reflejado en sus calles, especialmente en el centro, así como en los múltiples museos.

De hecho, lo que más nos llamaba la atención de la ciudad era el poder pasear por sus canales, ver muchos de sus museos y combinar así el callejear, ya que se presta mucho a ello, con aprender y sobre todo poder hacerlo con relativa calma. Y esto lo digo, porque en alguna ocasión hemos hecho la típica escapada a alguna ciudad europea, y al final los museos los hemos visto a trompicones y a toda prisa y teníamos ganas de quitarnos esa espinita.




No hace falta decir que por supuestísimo Ámsterdam ha cumplido con nuestras expectativas y las ha superado. Además de eso, cerca de Ámsterdam hay muchos pueblos bonitos que ver y se puede llegar muy fácilmente a otras ciudades del país para hacer excursiones de medio o de un día. Nosotras sólo hicimos algunas opciones que detallaré en las diferentes jornadas del diario, pero en el foro y en los diarios de Holanda veréis que hay más pueblos y ciudades muy chulas que nosotras no fuimos a ver e incluso apurando un poco más los días, se pueden poner dos ciudades en el mismo día.

En cuanto al Barrio Rojo, la prostitución, su tolerancia a las drogas blandas... no os voy a decir que no me llamara la atención saber cómo integran todo esto en el centro de la ciudad, pero tampoco conformaba un motivo de peso como para ir hasta allí expresamente. Ahora he de decir que no me extraña que sea una seña de identidad de la ciudad y que me lo pasé muy bien. Para nada es un lugar desagradable ni de absoluta perversión. Es un lugar para un tipo de ocio en particular y se vive con naturalidad. Con muchísimo turismo, obviamente, pero variado. Muchas parejas, gente mayor, grupos de amigos...con lo que no representa un lugar peligroso. Así que sí, a mí me sorprendió gratamente.

Lo único que no me imaginaba es que iba a ser una ciudad TAN turística. A ver, tenía una idea, pero no me lo esperaba a ese nivel. Aún así, lo vimos todo sin demasiado agobio, sólo en algunos momentos puntuales. También íbamos con tiempo y cuando tienes tiempo no te estresas tanto, porque piensas que si hay mucha gente, puedes volver en otro momento. Pero vaya, que fue bastante llevadero. Lo mejor, como siempre, estar en los sitios durante las primeras horas...a eso de las 9 e incluso las 10 de la mañana había muy poca gente. A partir de las 11 las colas empiezan a llenarse considerablemente.


UN POCO DE HISTORIA...


La historia de esta ciudad y de todo el país siempre ha estado ligada al agua y esto es debido a que se encuentra por debajo del nivel del mar. Ámsterdam se encuentra concretamente a dos metros por debajo del nivel del mar. Por lo tanto, siempre han convivido con este handicap y han buscado formas de subsanarlo y de hacer frente a las habituales inundaciones (por ejemplo, mediante la construcción de diques, la utilización de los pólders, técnica que se empezó a usar en el siglo XII para ganarle terreno al mar).

Se encontraron en la ciudad de Ámsterdam vestigios de época romana pero no grandes construcciones, que son más habituales en el sur de Europa.

La ciudad de Ámsterdam se fundó en torno al siglo XIII como un pueblo de pescadores. El río Amstel atraviesa la ciudad y la palabra 'dam' significa 'presa', con lo cual, literalmente, la ciudad se llama 'Presa del Amstel'.

Durante el siglo XIV empezaron a despuntar a través de las rutas de comercio marítimo que establecieron con otras ciudades neerlandeses y del norte de Europa. La población de la ciudad empieza a aumentar y después del Milagro de Amsterdam (lo explico más adelante en el diario) la ciudad también se convierte en un centro de peregrinación. Marineros, comerciantes, artesanos...la ciudad tenía cabida para todos ellos y se ganaban bien la vida, ya que el feudalismo arraigado en otras sociedades europeas aquí no era tal y a penas tenían que pagar impuestos. Se excavan los canales del centro medieval.

En el siglo XV ocurrieron graves incendios en la ciudad. En 1452 se prohibió construir en madera. En toda la ciudad solamente queden hoy en dia dos casas de madera como testigos de la época.

En el siglo XVI los Países Bajos pasaron a formar parte del territorio del imperio -católico- español. Más tarde se disputó la Guerra de los Ochenta Años, donde también tuvo un papel importante la Reforma Protestante y que enfrentó a los Países Bajos, liderados por Guillermo de Orange, con las tropas del rey Felipe II. Los Países Bajos ganaron su independencia en forma de República y la ciudad de Ámsterdam continuó abriéndose al mundo. Llegaron allí buscando refugio muchas personas de religiones diversas, entre ellos judios -muchos de España y Portugal- y protestantes, ya que la ciudad se conocía por ser un lugar "tolerante" con la diversidad religiosa.

El siglo XVII es el que se conoce como la Edad de Oro neerlandesa y la ciudad se convirtió en una de las más ricas del planeta especialmente gracias a sus relaciones comerciales con todo el mundo y a la implantación de colonias. Se creó el Banco de Ámsterdam y la bolsa fue la primera en funcionar todos los días. Forecieron la ciencia, el arte y la cultura. En esta época se desarrolló el elaborado sistema del cinturón de canales y se construyeron muchas casas y edificios representativos como los que rodean la Plaza Dam: el ayuntamiento (actualmente Palacio Real).

Imagen sacada de Wikipedia.
La plaza Dam a finales del siglo XVII, pintada por el artista Gerrit Adriaensz Berckheyde.


Durante los siglos XVIII y principios del XIX la ciudad dejó de prosperar y sufrió una etapa de retroceso, especialmente después de las Guerras Napoleónicas. Entre otras cosas porque les salieron fuertes competidores en las rutas marítimas (Inglaterra) y empezaron a perder colonias. En 1794 las tropas francesas invaden los Países Bajos. En 1806 la república pasa a ser una monarquía, en la cual Napoleón pone a cargo a su hermano Luís Bonaparte.

Tras la derrota de Napoleón, en el año 1815, se estableció oficialmente el Reino de los Paises Bajos y la ciudad empieza a remontar de nuevo.

A partir de la segunda mitad del siglo XIX Ámsterdam volvió a vivir una etapa pletórica, que se conoce como 'segundo siglo de oro'. En esta etapa se construyeron edificios tan emblemáticos como la estación central de Amsterdam o el Rijksmuseum, así como nuevas casas en el cinturón de canales. Con la Revolución Industrial se construyeron nuevos canales y vías marítimas para mejorar la comunicación de la ciudad. Su población volvió a experimentar una importante crecida.

Durante la Primera Guerra Mundial, los Países Bajos mantuvieron una posición neutral. Después de la Primera Guerra Mundial, Ámsterdam seguía siendo el centro industrial del país. Durante la década de 1920 el país siguió prosperando: industria del acero, motores diésel, industria textil, importación de cacao, fábricas de cerveza,...también surgió la compañía aérea KLM. La depresión de los años 30 también afectó profundamente a Ámsterdam.

Durante la Segunda Guerra Mundial, en el año 1940 Alemania invadió el país y empezaron las persecuciones a judíos. El país quedó sumido en la miseria hasta que en el año 1945 los canadienses liberaron la ciudad. De los más de 100.000 que fueron enviados a campos de concentración sólo sobrevivieron 5.000. Recomiendo visitar el barrio judío y visitar algunos de sus museos.

Después de la guerra y con el plan Marshall en marcha la ciudad fue retomando la prosperidad.

En las décadas 60 y 70 Ámsterdam se configuró como la ciudad más abierta de Europa. Un gran número de hippies se instalaron en Vondelpark, también se ocuparon muchas casas -algunas de las cuales, con valor histórico, fueron salvadas gracias a eso-, se abrió el primer coffeeshop (1972) y en el 76 se despenalizó la marihuana. A partir de los 80 se trabajó mucho por mejorar la calidad de vida de los habitantes integrando mejor la vida laboral y la conciliación familiar, reduciendo el tráfico y promocionando el transporte en bicicleta, etc.

Actualmente la ciudad tiene unos 810000 habitantes y una gran área metropolitana donde viven cerca de 1.5 millones de personas, pero en general en los últimos veinte años se endurecieron las leyes de inmigración del país. También se cerraron multitud de coffeeshops y de escaparates rojos y se subió la edad legal para ejercer la prostitución.

(La información ha sido extraída pricipalmente de Wikipedia y Lonely Planet).


¿QUÉ VER EN AMSTERDAM?


Os pongo a continuación una recopilación de los barrios más visitados y los lugares más típicos para ver, a la par que interesantes, aunque eso depende mucho del gusto de cada uno. Pero así a 'grosso modo' para tener una idea general...

Centro Medieval y Barrio Rojo. El centro de la ciudad tiene muchos sitios interesantes para ver y cosas para hacer. Yo creo que este barrio se puede dividir en tres pequeñas zonas.

Flecha Plaza Dam: en la plaza Dam se encuentran el Palacio Real y la Nieuwe Kerk o la Iglesia Nueva. Son ambos edificios los que destacan en la plaza, además del Monumento Nacional. También se encuentra en esta plaza el Museo Madame Tussauds, es decir, el museo de cera, aunque en un segundo plano. La fachada es bastante reconocible porque tiene dos grandes figuras de cera.

Flecha Plaza Spui En la zona de la Plaza Spui también tenéis varias cosas para ver. Por ejemplo, el Begijnhof, un patio de origen medieval, el Museo de Amsterdam y la Galería de la Guardia Cívica.

Flecha Estación central de Amsterdam y Nieuwmarkt En la zona que comprende entre la estación central y el Nieuwmarkt, tenéis el Barrio Chino y el Barrio Rojo, donde se encuentra la Oude kerk o Iglesia Vieja y también el Museo Ons'Lieve Heer op Solder (la iglesia en el ático).

Estas serían las 'atracciones' principales para ver en el centro, pero además hay miles de bares y bruin cafés para pasarse horas. Por supuesto también coffee shops, especialmente por la zona del Nieuwemarkt. Mis preferidos fueron los bruin cafés o cafés marrones, es donde se respira más el ambiente tradicional, con aspecto rústico de madera, buena música y buena bebida, especialmente cervezas y ginebras (jenever).




Barrio de Joordan: barrio con mucho encanto para perderse entre canales y casas barco.

Flecha Museo casa Ana Frank: uno de los top's de Amsterdam aunque después de la visita haya opiniones para todos los gustos.

Flecha Westerkerk: Iglesia, justo al lado del museo de Ana Frank. Pasaréis sí o sí si vais a ver la casa de Ana Frank. Al lado de la iglesia está la estatua en homenaje a la pequeña. Justo al lado de la iglesia tocando al canal Keizersgracht podremos ver el Homomonument.

Flecha Museo casa flotante: pues como su nombre indica, un museo que muestra cómo sería el interior de una casa-barco.

Lo mejor de este barrio es pasear y pasear. De los canales más chulos que vimos, el Brouwersgracht o el canal de las cerveceras -en los siglos XVI y XVII había varias cerveceras en este canal y de ahí el nombre-.



El sur: Vondelpark y Museumplein: Overtoom, que es la zona donde nos alojamos, queda muy cerca. Totalmente recomendable. El barrio queda un pelín apartada del centro (nada exagerado, a diez minutos en tranvía y a 30 minutos a pie). El ideal para los 'culturetas' por su cantidad de museos.

Flecha Museumplein: En esta gran plaza encontraréis los principales museos de Amsterdam. Destaca el imponente Rijksmuseum: Increíble y enorme pinacoteca que guarda grandes obras de los maestros flamencos y del barroco como Rembrandt, Rubens, Vermeer. Compitiendo en fama con este primero y a escasos metros está el Museo Van Gogh, el cual no puedo dejar de recomendar. Un museo muy bien montado y un artista imperdible. Para los que tengáis unos gustos más contemporáneos hay dos opciones (nosotras no los dejamos pendientes). El Museo Stedelijk: cuentra en su exposición con obras de Picasso, Matisse, Mondrian, Warhol... no pinta nada mal. Y por último el Moco Museum que también ofrece arte moderno y de estilo callejero.


Flecha Vondelpark: es el parque más grande de la ciudad con 47 hectáreas y en el que disfrutar de caminos, estanques, praderas de césped... Por cierto, en la entrada a Vondelpark se encuentra la plaza Max Euweplein -el nombre se lo da un famoso ajedrecista neerlandés-, que es conocida por tener pintado en el suelo un tablero de ajedrez de un tamaño considerable, al que juega la gente con unas fichas gigantes. También está interesante si estáis por la zona pasaros por Leidseplein especialmente si vais por la tarde, porque está lleno de terrazas y cafés interesantes.



Entre Nieuwmarkt y Plantage: esta zona que se encuentra entre estos dos barrios o distritos de Amsterdam es bastante grande... pero podemos encontrar cosas interesantes y variopintas.

FlechaBarrio judío: podéis empezar por Waterlooplein a ver el mercado de 'trastos' de segunda mano y de allí acercaros a la Sinagoga portuguesa, que está al lado. Aquí hay más museos: museo de la Historia Judía, museo del Holocausto...pero si no tenéis mucho tiempo, imprescindible a mí gusto la Sinagoga. Entre Nieuwmarkt y el barrio Judío se encuentra la Casa Museo Rembrandt, al lado del canal Zwanenburgwal. A ver, la remarco porque es muy famosa, pero tampoco creo que sea un imprescindible. (¿véis? es que todo es tan relativo...).

Flecha Plantage: al otro lado del canal Nieuwe Herengracht está este tranquilo barrio de zonas verdes. Destaca el Hortus Botanicus, así como el Zoo y Micropia, un original museo de microbios. Si os interesa visitar un museo diferente, detrás del Zoo está el Tropenmuseum, el museo antropológico de Amsterdam.


En esta zona también es muy recomendable que paseéis por los canales: desde la zona de Nieuwmarkt los canales de Groenburgwal, Zwanenburgwal y siguiendo el río Amstel, dejando a la izquierda el Stopera y viendo los puentes Blaubrug, Magere Brug...es un paseo muy chulo para el atardecer y si os gusta hacer fotos lo disfrutaréis mucho viendo los colores reflejados en los canales.


Otras visitas: aquí os pongo otras visitas que pueden resultaros interesantes y que no podemos englobar en los barrios anteriores:

Flecha Sur del cinturón de canales: no os olvidéis visitar el Bloemenmarkt o el Mercado de las Flores. De aquí os aconsejo que lleguéis andando hasta la Rembrandtplein (5 minutos a pie), para que podáis ver el conjunto escultórico del cuadro del pintor de 'la Ronda de noche'.

Flecha De Pijp: este barrio se puede aprovechar para visitar el día que vayáis a estar en Museumplein, porque está muy cerca de los museos. Es un corto paseo a pie de a penas 15 minutos. Podéis ver aquí el mercado de Albert Cruyp y la Heineken Experience -a nosotras no nos interesaba pero la resalto porque es una atracción bastante reconocida por su popularidad-.

Flecha Amsterdam Noord: nosotras no nos acercamos...y no será porque no tuvimos días, pero nos gusta recrearnos y al final ni teniendo tiempo se llega a ver bien todo. Este barrio queda un poco a desmano, detrás de la estación del centro de Amsterdam, pero cruzando el río IJ. Aquí se puede subir a la A'Dam Tower, justo en la bahía del río, que ofrece vistas espectaculares a juzgar por las fotos. Además tiene un columpio en la azotea que te balancea justo encima del vacío (son 22 pisos)....ufff. Se puede cruzar el río en ferry o se pueda llegar en metro.



MUSEO CASA DE ANA FRANK

Le pongo un apartado a parte por la relevancia que tiene este museo en la ciudad.

Abrían las reservas tres meses antes desde la web. Se reserva una fecha y un horario concreto y el día de la visita te presentas directamente en la cola. Entraréis con el grupo que tiene la misma franja horaria que vosotros. En la cola ya hay personal que va organizando un poco a la gente que va llegando para que cada uno entre con el grupo que toca. A mí me pareció una visita muy interesante pero para gustos colores... hay gente a la que no le gusta nada. Yo creo que con una hora y media hay tiempo para verlo sin prisas aunque el recorrido estará muy condicionado al grupo (hay que ir en fila y es un poco agobiante...).

Con el precio de la entrada hay una audioguía gratuita en muchos idiomas y hay que dejar los bolsos, maletas, etc. en taquillas en el mostrador, también gratuitas, ya que son ellos quienes te hacen dejarlo.



Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: INTRODUCCIÓN + QUÉ VER EN ÁMSTERDAM



Etapa: PLANIFICACIÓN DEL VIAJE, DATOS ÚTILES Y GASTOS  -  Localización:  Holanda Holanda
Fecha creación: 15/08/2019 11:23  
Compartir: 
Compartir:
PLANIFICACIÓN

Empezamos a preparar este viaje entre el mes de enero y febrero del 2019 para irnos en agosto del 2019 -es decir, con unos ocho meses de antelación-. Sería un viaje de prácticamente 11 días muy bien aprovechados, con lo cual podríamos ver Amsterdam con relativa calma -entrando en varios museos- y hacer algunas excursiones cercanas.

Ahora habiendo estado allí, no dedicaría en ningún caso, menos de tres días completos a Amsterdam y eso seleccionando muy bien qué museos ver.

En cuanto a excursiones, nos decantamos por ir a Haarlem, Delft, los típicos pueblecitos de Waterland -es decir: Edam, Volendam, Marken, y también vimos Broek in Waterland-, Utrecht y Zaanse Schans. Como veis no hemos ido ni a Rotterdam ni tampoco a La Haya. Nos hemos decantado por las ciudades y pueblecitos más pequeños, pero obviamente, no descartamos para nada ver estas ciudades en un futuro.




Harlem nos gustó, pero tampoco hace falta dedicarle más de medio día. Delft muy chula, para dedicarle unas horas, mínimo medio día, ideal prácticamente el día entero. Paras las excursiones de los pueblos de Waterland, el día entero. Utrecht, nosotras con medio día tuvimos bastante. Zaanse Schans, con un par de horas ya lo tienes visto.

La organización del viaje se basó en dos cosas importantes. Por un lado nos ha pillado en pleno Pride, es decir, el festival del orgullo gay, que en Amsterdam es todo un acontecimiento y la ciudad se pone a rebosar. Nos pillaba lo fuerte justo los dos primeros días, pero especialmente el día 3 de agosto, ya que era la Parade, que hacen por uno de los canales grandes de la ciudad. Como nos imaginábamos que habría mucha cola para ver cosas durante esos días, decidimos salir de la ciudad, y dejar Amsterdam para los días centrales, y así hacerlo del tirón para aprovechar la I Amsterdam Card.


VUELO Y SEGURO

Cogimos los vuelos a principios de enero de 2019.

Los cogimos con la compañía KLM saliendo el 2 de agosto por la mañana -madrugón porque salía a las 6.20- y volviendo el 12 de agosto a última hora de la tarde -el vuelo salía a las 20.35-. Los horarios nos permitían aprovechar tanto el día de llegada como el de salida. La duración del vuelo es de 2 horas y media aproximadamente. Los vuelos fueron directos.

Nos salieron los dos vuelos por un total de 358€ con una maleta grande facturada cada una + la reserva de asientos.

También cogimos el mismo día el seguro estándar+anulación de IATI que no costó 67€ en total.


HOTEL

El hotel lo cogimos a través de Booking a principios de enero del 2019, es decir, con bastante antelación.

Se trata de un hotel muy sencillo, sin ascensor, pero con baño privado (también hay habitaciones con baño compartido que salen un poco más económicas) y en este caso, el desayuno -sencillo pero correcto- estaba incluido en el precio. Estaba todo limpio y era relativamente cómodo. El baño muy pequeño, eso sí. Para nosotras suficiente. Lo único malo es que no tiene ascensor y te puede tocar en una tercera planta, la última, como nos paso a nosotras. Las escaleras son muy estrechas y empinadas.

Las diez noches nos costaron 1105€ en el mes de agosto, en plena temporada alta y os aseguro que nosotras somos de mirar y remirar y no había nada mejor con las características que buscamos -nada del otro mundo, pero que tenga baño privado y que esté limpio es lo único que pedimos-. Todo en Amsterdam era carísimo -también coincidía con la semana del Pride-, y este hotel nos pareció muy correcto relación calidad precio y ubicación.

El hotel está muy cerca de Museumplein y Leidseplein, a diez minutos a pie. Al lado de Vondelpark. Tiene parada de tranvía justo enfrente con el que se llega al centro en diez minutos. Está rodeado de bares, cafeterías, restaurantes y el supermercado Albert Heijn justo abajo. La zona está bastante animada. Lo recomendaría totalmente.

Por si os interesa saber el nombre, el hotel se llama The Abba Hotel y está en la calle Overtoom 120.


La foto de la habitación está sacada de Booking



MEDIOS DE TRANSPORTE

En Amsterdam lo más usual es moverse en bicicleta. Ellos están súper acostumbrados a ir a todos lados en ella y por eso tienen toda la ciudad adaptada a este medio de transporte. Los peatones tienen que ir con bastante cuidado, especialmente los que venimos de países donde no es muy habitual todavía moverse en bici y nos cruzamos por los carriles sin querer porque vemos que no vienen coches... y resulta que lo que viene es una avalancha de bicis que a la que se acercan considerablmente a tí empiezan a hacer sonar el timbre frenéticamente Riendo Riendo

Que conste que nosotras somos muy precavidas y como ya habíamos leído muchas experiencias al respecto íbamos con mucho cuidado y aún así algún sustillo nos llevamos Mr. Green Precisamente porque llevan ese medio de transporte en la sangre e inculcado desde pequeños, los turistas optamos por ir a pie o cogiendo el tranvía... Más que nada porque nosotros somos más de coger la bicicleta para el pachangeo del domingo en el campo, y meternos en esos embolaos de semáforos, esquivar gente, ir en pelotón debido al volumen de bicis..., podría ser cuanto menos, peculiar, por no decir un pelín peligroso. Aún así, los valientes que estén muy acostumbrados a ir en bicileta siempre pueden alquilarlas. Algunos turistas vimos en bici, pero no demasiados.





Ir andando también es una buena opción, puesto que las distancias tampoco son tan grandes dentro de lo que es el centro y las atracciones más turísticas. Eso sí, hay barrios que quedan un poquito más apartados. Nosotras, por ejemplo, estábamos alojadas al lado del barrio de los museos y Vondelpark, cerca de Leidseplein, y a pesar de ser una zona interesante donde hospedarte, y también muy turística, si querías ir andando al centro son casi 30 minutos...

Por eso y porque llega un momento que aunque sean distancias cortas, te cansas de patear, lo mejor es sacarse algún bono de transporte.

En Amsterdam, además de a pie y en bici, te puedes mover en tren (aunque dentro de Amsterdam...no es lo común, esto es más bien para salir a otras ciudades o barrios muy a las afueras, para ir y venir del aeropuerto...), en metro (tampoco es lo habitual, lo usamos anecdóticamente), en autobús y especialmente en tranvía.


Sin duda nosotras nos movimos dentro de la ciudad mucho con el tranvía, algo en autobús y a penas en metro. El tren, como he dicho, lo cogimos para ir a otras ciudades y al aeropuerto, que es muy rápido. Pero esa es nuestra mínima experiencia en 11 días, para nada somos conocedoras del sistema de transporte público de Amsterdam, que conste Riendo .

Info sacada de Wikipedia...

Flecha Metro: 5 líneas de metro. Se suele usar para ir a la periferia. El horario habitual del metro es de 6 de la mañana a 00.30h.

Flecha Tranvía: 15 rutas de tranvía. Las rutas del tranvía están en parte mezcladas con el resto de tráfico -bicis, coches, taxis, buses...Yo no sé cómo se aclaran Riendo - Este sí que es un método muy cómodo y práctico de transporte para los que vamos allí a hacer turismo. El horario es también de 6 de la mañana hasta las 00.30h.

en.wikipedia.org/ ...amTram.svg

Aquí tenéis el plano de las rutas del tranvía.

Flecha Bus: 46 rutas de autobús. También las utilizamos, aunque no tanto como el tranvía. El horario durante el día es el mismo que en el travía y el metro, pero además también hay un servicio de autobús nocturno entre las 00.30 y las 7 de la mañana (este no sé si entra con la tarjeta GVB).

Billetes GVB

A nosotras nos vino muy bien usar la Amsterdam Card para el transporte público (en el próximo apartado hablo de ella), pero también combinamos mucho su uso con los billetes de GVB (Gemeentelijk Vervoerbedrijf), que es el operador municipal de transporte público -metro, bus, tranvía y ferry (los ferries no los usamos en ningún momento y no entran tampoco en el abono)- y con este billete puedes moverte por toda el área metropolitana de Amsterdam. Cuando no teníamos operativa la IAmsterdam Card usábamos los billetes de GVB.


Billete de tren sencillo Amsterdam-Haarlem y bono GVB de 24 horas


Os dejo las tarjetas que más usamos nosotras, aunque hay más (por ejemplo, billetes de una hora, billetes para niños, billetes que permiten entrar con bici...), yo creo que éstos son los más 'útiles'. Sirven para todos los tranvías, autobuses y metro. Los horas se contabilizan desde la activación de la tarjeta. Es decir, si el día 3 la activas a las 14.00 horas...pues te dura hasta el día 4 a las 14.00h.

(Precios del 2019)
Billetes GVB 24 horas: 8€
Billetes GVB 48 horas: 13.50€
Billetes GVB 72 horas: 19.00€
Billete GVB 96 horas: 24.50€

Nosotras comprábamos los billetes en muchas de las estaciones de tranvía, en unas máquinas con el frontal azul, que ponían 'Tram Bus Metro'. Son muy fáciles de sacar, aunque ojo, porque no en todas se puede pagar en efectivo -hay algunas que sólo aceptan tarjeta-. Para activarlas en el tranvía lo que hacíamos era acercarlas a una máquina para validarla que estaba dentro del mismo vagón, y para salir, tenías que hacer exactamente lo mismo.


I AMSTERDAM CARD

La I Amsterdam Card es una tarjeta que te permite entrar en muchos museos y atracciones de la ciudad y usar el transporte público -GVB: metro, tranvía y bus- dentro de la ciudad. No te permite usar el tren. Si queréis hacer alguna excursión cercana a Amsterdam (Haarlem, Waterland...) todo eso hay que pagarlo a parte o buscando otras tarjetas de ahorro.

Idea Atracciones más conocidas que entran en la Amsterdam Card: Rijksmuseum, Museo Van Gogh, Nieuwe Kerk, Oude Kerk, Zoo, Micropia, Museo NEMO, Casa museo Rembrandt, mirador de la Torre A'DAM (...) la lista es muy larga. También entra un viaje en barco por los canales y algunas experiencias más pueden valer la pena. Creo que han añadido algunas cosas nuevas desde que fuimos, así que merece la pena echarle un vistazo y valorar.


Las hay de 24, 48, 72, 96 o 120 horas.

Flecha Os dejo el listado de precios (año 2019):
Amsterdam Card 24 horas: 65€
Amsterdam Card 48 horas: 85€
Amsterdam Card 72 horas: 105€
Amsterdam Card 96 horas: 120€
Amsterdam Card 120 horas: 130€

Flecha Precio: Nos costó cada Amsterdam card de 120h 115€ (ahora la han subido a 130€, así que le han dado un buen incremento en relativamente poco tiempo...). El total de ambas tarjetas -en su día- fue de 249€ contando el IVA y la entrega a domicilio.

Ya veis que la de 24 horas es carísima. En un día y con ese precio (65€) es prácticamente imposible sacarle partido. En cambio, a más horas, más a cuenta sale. Nosotras cogimos la de 120h y nos ahorramos mucho dinero, pero hay que mirarlo bien, porque puede tener cosas negativas.

Una de ellas es que no va por días naturales. Las 120 horas tenían que ser seguidas desde el momento de su activación y eso no nos ha permitido alternar más visitas fuera y dentro de Amsterdam, o cambiar los días de excursión si hacía mal tiempo para quedarnos en la ciudad viendo museos aprovechando la tarjeta... Por eso, lo mejor es que entréis a la web, miréis lo que os gustaría ver, y hagáis cuentas teniendo en cuenta estas cosillas. Para la parte del transporte pienso que es muy útil, pero también hay otras tarjetas en ese ámbito que os puedan servir y no hace falta comprar exclusivamente para eso la I Amstardem card.

Por otro lado, tienes que ser MUY de museos para sacarle partido en tan poco tiempo, ya que no es nada barata. Reconozco que nosotras lo somos, pero a mucha gente no le sale a cuenta porque prefiere callejear, ver tiendas, cafés... De hecho podéis leer en su propia página web en las opiniones de clientes que hay gente descontenta con la tarjeta por eso mismo. Es importante reseñar que no entra en la tarjeta la casa de Ana Frank ni tampoco la visita al Palacio Real. Lo digo porque, al menos la primera, es una de las principales atracciones de Amsterdam.

Otro detalle que le vimos a la tarjeta es que no te pone fecha y hora de activación, así que más vale apuntarlo si es una tarjeta de muchas horas...

Un punto positivo es que tiene una activación diferente para lo que serían los museos y otra para los transportes públicos. Es decir las 120 horas de museos son independientes de las horas de transporte. Nosotras por ejemple, activamos en museos un día antes que en transportes, con lo cual en transportes te la puedes combinar con otras tarjetas sin solapar.

También comentar que te entra un crucero por los canales de 1 hora de duración, pudiendo elegir entre 3 o 4 empresas.

En cuánto a los museos Rikjsmusem y Van Gogh, ambos entran en la Amsterdam Card, pero hay que reservar la hora antes por internet (especialmente en Van Gogh) si no te quieres quedar sin poder entrar, porque la tarjeta Amsterdam Card no te da derecho a ir directamente a la cola de entrada -mucho ojo con esto!!-.

En el caso de Van Gogh tienes que reservar día y hora concretos a través de la web con antelación, indicando que tienes Amsterdam Card. El día que hicimos la reserva a través de internet, nos llegó al correo electrónico un justificante conforme tienes día y hora asignada. Lo tenéis que llevar el día que entréis al museo porque es el comprobante, pero no se necesita imprimir, lo puedes llevar en el movil en pdf.

En el caso del Rikjmuseum, si no recuerdo mal, reservamos también la entrada por internet (también sin pagar, eligiendo la opción de reserva para la Amsterdam Card) y te sirve para el día que vayas al museo ir directamente a la chica que escanea las entradas, sin pasar antes por taquilla, pero creo recordar que no tienes fecha concreta. Esto comprobarlo primero por si acaso, pero diría que fue así. De todas maneras, siempre es mejor comprobar todas estas cosas porque además ya sabéis que pueden cambiar de un día para otro...

Me gustaría reseñar que Amsterdam es una ciudad que sobresale por la cantidad, calidad y variedad de sus museos. Hay muchos y la mayoría están enfocados a todos los públicos. Las obras están bien expuestas y te facilitan muchísima información multimedia. Son caros, eso es un hecho, pero se nota que le dan mucha importancia a sus museos y los tienen al día, algunos de ellos en constante crecimiento. En la mayoría, con el precio de la entrada, ya se obtiene una audioguía con información en varios idiomas -algunos museos tienen audioguías con contenido específico para los niños-, así como taquillas gratuitas para poder dejar bolsos, abrigos, etc.

Vuelvo a decir que a nosotras nos salió muy a cuenta comprar la Amsterdam Card, pero porque pasamos varios días en la ciudad y entramos en muchos museos y atracciones y también usamos mucho transporte, básicamente tranvía.



CLIMA

El clima es moderado, con inviernos bastante fríos y temperaturas que habitualmente bajan de 0. Hay algunos días de nieve. Los veranos son relativamente cálidos. La temperatura media del mes de agosto es de 22º. De vez en cuando (y más en estos últimos años) ha habido algunas olas de calor que han situado temperaturas puntualmente por encima de los 30º.

Nosotras estuvimos en el mes de agosto de 2019 y yo no pasé a penas calor, solamente en algún momento muy puntual. Pasé más frío que calor (cosa que tampoco es extraña porque somos de Barcelona y encima friolera). Íbamos vestidas con manga corta, pantalón o vestido largo, alguna sudadera o suéter y alguna chaqueta tipo tejana, especialmente durante las noches, cuando refresca un poco más. Eso sí, como el tiempo es bastante cambiante y llueve a ratos, aprendimos a salir con la prenda de manga larga a mano por si acaso y me la iba poniendo y quitando según el momento del día. El segundo día ya me estaba comprando una sudadera porque hacía más frío del que habíamos planeado.

En cuanto a la lluvia, pues es frecuente que llueva. No grandes tormentas ni lluvias torrenciales, pero llueve. Y durante el día puede amanecer lloviendo, despejarse 20 minutos y que salga el sol dándolo todo, y luego vuelta a llover...Así que los días son muy cambiantes también en este sentido. A nosotras nos llovió varios días pero de forma intermitente. En algunos momentos sí que apretó lo suyo, pero no solía durar mucho rato. Nos hizo bastante mal día el día que llegamos y el día que nos íbamos.

Así que, en resumen, había ratos de todo, donde estábamos de manga corta, otros con sudadera...otros con sudadera y chaqueta... pues eso, a capas, como casi siempre, lo mejor. E imprescindible llevar el paraguas siempre a mano.


Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: PLANIFICACIÓN DEL VIAJE, DATOS ÚTILES Y GASTOS



Etapa: ATERRIZANDO EN AMSTERDAM: Museumplein, Pijp, Jordaan (Ana Frank Museum)  -  Localización:  Holanda Holanda
Fecha creación: 18/08/2019 09:21  
Compartir: 
Compartir:


A las 6.20 salía nuestro vuelo desde Barcelona hasta Amsterdam. No sé si levantarse a las 2 de la madrugada puede considerarse madrugar, pero es la hora a la que nos sonó la alarma del móvil a penas habiendo dormido 2 horas y media... pero como ya sabréis, cuando se trata de viajar esas cosas no duelen. Nos vino a buscar mi suegro a casa en coche y nos dejó en el aeropuerto a unas horas intempestivas... Amistad Amistad

Nos presentamos en el aeropuerto a casi las 4 de la mañana, donde ya había movimiento en estas fechas. Recordamos que siempre viajamos en agosto, porque es cuando nos dan las vacaciones Trist . No es una fecha que nos guste precisamente y si pudiéramos elegir probablemente nunca elegiríamos agosto para hacer turismo. Pero es lo que hay. Tras hacer una breve cola, facturamos la maleta grande y pasamos el control de seguridad sin ningún contratiempo. Aún es muy pronto. Esperamos un rato en la zona de la puerta de embarque mirando cómo llegar bien a nuestro hotel una vez lleguemos a Amsterdam. Deberes de última hora que no teníamos hechos... Ojos que se mueven

Empezamos el embarque y el vuelo salió puntual a las 6,20h camino a Amsterdam. Durante el vuelo nos dieron un tentempié que sería nuestro primer contacto con los quesos made in Holland, cortesía de KLM. Un bocadillo de queso, tomate y mayonesa de tomate. Sí, lo he puesto bien. Mayonesa de tomate Chocado .


Nuestro desayunó en el avión


A las 8:50, hora estipulada, llegamos al aeropuerto de Schiphol. El aeropuerto de Schiphol es muy grande, de hecho es el cuarto aeropuerto más grande de Europa respecto al tráfico de pasajeros y es el aeropuerto más bajo del mundo, concretamente se encuentra a 3 metros bajo el nivel del mar.

Después de un rato esperando la maleta, nos hacemos con ella y compramos el billete de tren para ir hacia el hotel, el Abba hotel.

Para comprar los billetes de tren, se trata de ir a las máquinas amarillas con un logo que pone NS. Son muy fáciles de localizar. En la pantalla están las instrucciones en neerlandés e inglés y es tan sencillo como ir siguiéndolas. Para pagar casi siempre hay que hacerlo con tarjeta de crédito o de débito, hay muy pocas máquinas para pagar con monedas.

Los dos billetes nos costaron 8.40€, porque a cada billete hay que sumarle un euro por sacarlo impreso en papel en las máquinas de la estación. Súper caro el viaje, teniendo en cuenta que el trayecto no llegaría ni a 10 minutos.

Para llegar a las vías del tren tuvimos que andar un buen rato por el aeropuerto siguiendo las indicaciones... de allí salen trenes que van hasta el centro de Ámsterdam y a las ciudades principales del país.

Billete de tren del aeropuerto hasta la estación de Lelylaan, donde tenemos que coger el tranvía


Si os fijáis en el billete veréis que pone "Klasse 2". Esto es porque hay billetes de primera y de segunda clase. Los de primera son mucho más caros, obviamente. Cuando cogáis el tren, simplemente fijaros que subís en uno de los vagones de segunda clase y ya está.

Cuando bajéis del tren porque ya hayáis llegado a vuestra estación es importante que volváis a validar el ticket (hagáis el check out) en los lectores habilitados para ello (veréis como lo hacen los otros pasajeros).

Volviendo a donde estábamos...
Según san google, para llegar a nuestro hotel, lo mejor era bajarse en la estación de Lelylaan -que no la central- y después coger un tranvía que nos dejaría en la misma puerta del hotel. Yo creo que hubiese sido más o menos lo mismo que bajando en Amsterdam central, pero nos dio la opción para llegar antes, y le hicimos caso. La cosa es que no nos salió mal porque fue muy fácil llegar hasta allí sin perdernos. El viaje en tren, en todo caso, es muy corto, de poco más de 10 minutos.

En pocos minutos estábamos en Lelylaan y al salir de la estación ya tuvimos que coger el paraguas. Menuda puntería!! Suerte que los teníamos a mano. Cruzamos la carretera y allí mismo teníamos la parada del tranvía. Para comprar el billete nos hicimos un lío (no podía ser todo tan fácil). Tengo que admitir que esta vez no me lo había preparado tan bien y desconocía casi todo acerca del transporte en la ciudad. Así que cuando vimos la máquina para sacar el billete de tranvía nos alarmamos un poco ...¿¿Bus?? ¿¿Metro?? Pero si yo quiero coger el tranvía!!

Bueno, pues sí, la máquina es la que pone GVB y allí podréis seleccionar si queréis un billete de 1 hora de duración, de 24 horas, de 48 horas y si no recuerdo mal incluso de 72 horas. Y podéis usarlo para coger el tranvía pero también bus y metro. Como íbamos súper perdidas pues simplemente cogimos el que era para una hora de duración... y obviamente no nos salió muy a cuenta pudiendo haber cogido el de 24 o incluso el de 48 horas, que nos hubiera compensado... Pero como nos pilló de primeras, pues tira. Total, nos costó el billete de 1 hora 3,20€ a cada una, para diez minutos que estuvimos de trayecto. El transporte en Amsterdam es caro de narices, pero funciona muy bien, especialmente el tranvía.


Billete de tranvía de sólo una hora de duración. Os recomiendo comprarlo de mínimo 24 horas. Le sacaréis partido casi seguro


Diría que el billete también se puede comprar dentro del tranvía, en la parte trasera, donde hay una persona encargada de vigilar que toda la gente valide sus pases antes y después de bajar el tranvía, y que también está allí para atender y controlar en general.

Pues aquí como en el tren, y perdonad si me repito, pero mejor ser pesada Mr. Green , hay que hacer el check in al subir al tranvía. Es decir, cuando llegue el tranvía a la estación se parará y se abrirán todas las puertas...pues entráis por la que queráis y cuando estéis dentro buscáis el lector y pasáis la tarjeta por encima. Veréis que hará como un ruidito. Esto hay que repetirlo al bajar, es decir, haciendo el check out. Ojo con algunas puertas del tranvía, porque algunas no permiten la salida. Lo marca en el vagón.

Lo mejor de todo es que el tranvía paraba justo enfrente del hotel. En la misma puerta. A penas tuvimos que transportar las maletas y menos mal porque una se nos rompió nada más salir del aeropuerto -nosotras es que tenemos la maldición de las maletas, porque en el último viaje que habíamos hecho también se estropeó una de ellas (bueno, más bien nos la estropearon..) nada más llegar al destino-.

Nuestro hotel estaba muy cerca de la Museumplein, a diez minutos andando, y a algo menos de Leidseplein. En general, la ubicación es buena, un poco alejado del centro, pero era un barrio animado, con muchos restaurantes, cafeterías, pubs... Fuimos algún día a pie hasta al centro, pero eran casi 30 minutos andando. Eso sí, con el tranvía estabas allí en un momento. Yo sí lo recomendaría, porque nos salía bastante mejor de precio que los hoteles del centro y la zona era muy buena.

Como veis, debajo mismo del hotel había un supermercado Albert Heijn. En ese tipo de supermercados hay mucha comida preparada, tipo ensaladas, bocadillos, fruta ya cortada lista para consumir, platos preparados para horno o microondas. También venden 'tapas', con diferentes tipos de quesos, salchichas, muchos tipos de pan y un largo etcétera.


Nuestro hotel y el supermercado con su globito de arco iris ya que estábamos en la semana del orgullo


Bueno, para llegar a la recepción del hotel, que estaba en un primer piso, había un tramo de escaleras, que superamos muy estoicamente con nuestra maleta escacharrada y otro maletón de 20 kilos. Como todavía no era la hora de poder hacer el check in, simplemente dejamos las maletas en un cuarto que tienen habilitado para ello, les dimos las gracias, y nos dispusimos a empezar a recorrer Amsterdam aprovechando que no llovía.

Como lo teníamos súper cerca, nos acercamos a la Museumplein, o plaza de los museos.

De camino pasamos al lado de una de las entradas a Vondelpark y vimos una iglesia, la Vondelkerk, que se encuentra en medio de una rotonda y rodeada de casas. El arquitecto fue el holandés Pierre Cuypers, que es también el autor de la estación central de Amsterdam o del Rijksmuseum, entre muchas otras.

Esta iglesia, inicialmente católica, se empezó a construir en el año 1872 y es de estilo neogótico. En 1977 se dejó de celebrar culto en ella porque el edificio empezaba a estar bastante deteriorado y fue vendida a un inversor. En el año 1980 el edificio fue comprado por una fundación que se encarga de conservar el patrimonio de Amsterdam y se llevó a cabo una restauración a fondo para evitar que fuese demolida por su mal estado de conservación Amistad . Actualmente sigue sin celebrarse en ella culto alguno. Sí se celebran en ella conciertos, actos, y se puede alquilar para celebrar alguna boda o ceremonia...

La iglesia por fuera es muy bonita, pero no entramos. Tampoco sé si normalmente está abierta...al no tratarse ya de una iglesia como tal, quizás no.


Vondelkerk


Seguimos hacía delante y pasamos por una de las calles más exclusivas de Amsterdam, a juzgar por los precios de los escaparates de las boutiques de ropa o de las tiendas de decoración. Estas calles para gente de alto poder adquisitivo se llaman PC Hoofstraat y Van Baerlestraat. También hay casas de lo más elegantes. Para nosotras son como los museos que íbamos a ver, se mira pero no se toca Mr. Green Mr. Green

En la Museumplein es donde están los museos más famosos de la ciudad: Rikjsmuseum, Van Gogh, Stedelijk, Moco o el Museo del Diamante...

No hace tanto, delante del Rikjsmuseum estaban las letras de I Amsterdam, que ahora solo están fijas en el aeropuerto -no sé en qué parte, porque el aeropuerto es inmenso, pero nosotras no las vimos-. Además, que cuando estoy en un aeropuerto lo que más me apetece es encontrar la salida, que bastante tengo ya con mis maletas defectuosas. Se ve que las letras las quitaron de la Museumplein porque muchos ciudadanos se quejaban porque iban demasiados turistas a hacerse la foto y estaban un poco saturados del tema...Ahora las letras las tienen itinerando por otros sitios de la ciudad menos concurridos y así evitan marabuntas en sitios clave.

A mí lo de las letras ni fu ni fa. Lo que sí que vimos fue una escultura de un cerdo gigante, que estaba allí en medio del césped, y que solamente vimos ese día, porque volvimos a pasar por allí más adelante y ni rastro del cerdo. Yo creo que es porque estaba el Moco Museum ahí al lado y tienen una exposición de Bansky...


Foto desde el césped. Al fondo el Rikjsmuseum y la escultura del cerdo que os decía


En la Museumplein, además de los citados museos, también hay una gran cantidad de césped para descansar cuando el tiempo acompaña, jugar, leer... y varios chiringuitos para tomar algo, además de puestos de souvenirs llenos de láminas de arte. Es una zona muy agradable tanto para disfrutar del aire libre como para un día de cultura.

También se pueden visitar los jardines del Rikjsmuseum gratuitamente, pero no lo hicimos porque pensábamos que sólo se podía entrar si tenías entrada para el museo (nosotras íbamos a verlo más adelante) y sí se puede entrar sin pagar, aunque he leído que solamente en verano Confundido . Por cierto, el edificio del Rikjsmuseum es muy bonito por fuera y delante de la fachada hay un estanque que en invierno se convierte en una pista de patinaje sobre hielo.


La fuente/estanque delante del Rikjsmuseum


Cuando se finalizó la construcción del Rikjsmuseum, en el año 1885, se drenaron los campos pantanosos que lo rodeaban -antiguamente había una granja en la zona- para crear un lugar acorde al nuevo edificio y así fue como empezó a tomar forma la idea y el nombre de la plaza. También este lugar, durante el invierno, se usaba como pista de patinaje sobre hielo. Tenían una pista de 400 metros y en ella se llegaron a celebrar varios campeonato. Como nota más triste, durante la Segunda Guerra Mundial se construyeron en la plaza varios búnkers y alambres de púas. Se destruyeron todos antes de 1953.

En el año 1999 el paisajista sueco Sven-Ingvar Andersson modificó el diseño de la plaza, antiguamente pavimentada, dejándolo como lo conocemos en la actualidad, con grandes zonas de césped y el estanque.

Desde el otro, con el Concertgebouw de fondo

En un extremo de la Museumplein se encuentre la sala de conciertos Concertgebouw, considerada una de las tres mejores salas de conciertos del mundo. Este gran edificio se construyó en el año 1888, en un estilo neoclásico similar al del Rikjsmuseum. En su fachada encontramos bustos de grandes músicos como Beethoven o Bach y está coronada por una lira de oro. Es la sede la Orquesta Real del Concertgebouw, pero además de música clásica, también han tocado grandes grupos como Led Zeppelin o Pink Floyd (en los años 60/70, claro...ya nos gustaría que estos grupos fuesen eternos para seguir viéndolos en directo Mr. Green ). En algunas temporadas también ofrecen conciertos al aire libre de forma gratuita.

Continuamos caminando dejando de lado la plaza, y nos topamos con el primer canal, el de la calle Ruysdaelkade, que obviamente nos pareció muy chulo.


El primer canal que pisamos en Amsterdam


Subimos por esa calle hasta la altura del Albert Cuypmarkt, el mercado callejero más grande del país y de buena parte de Europa. Lo recorrimos entero, haciendo una parada en un puesto donde vendían pollos, bocadillos, alitas... El puesto se llamaba Benny's y pedimos unos bocadillos de pollo con queso fundido que estaban de muerte. Creo que cada bocadillo nos costó 3.5€, así que no es caro. Nos los tomamos con una coca cola allí en el mismo puesto, que tenía un par de mesas cubiertas. Y menos mal porque estaba empezando a llover otra vez.

Después del avituallamiento continuamos paseando paraguas en mano. En un momento se abrió el cielo y empezó a caer una tromba tremenda, menos mal que nos pudimos socorrer debajo de un puesto que tenía solamente la lona puesta...suponemos que por el día que hacía algunas tiendas no estaban exponiendo el género y aprovechamos esa ausencia para refugiarnos nosotras debajo del toldo. De vez en cuando la chica de la tienda de al lado venía con un palo para levantar la lona...de todo el agua que se estuvo acumulando en poco menos de diez minuts.

El mercado después de la lluvia. Tuvimos que resguardarnos debajo de una de las lonas porque empezó a caer un agüacero majo

El mercado se ve relativamente rápido y hay puestos de todo tipo: quesos, frutas y verduras, pescado, comida de todo tipo... stroopwafels, patatas fritas, el típico haring (arenque)... Pero no todo son comestibles, también hay muchas tiendas de ropa, joyería, artesanía, flores y plantas, etc. Bueno, pensándolo bien, nosotras lo vimos rápido porque ni somos de visitar muchos mercados ni nos acompañaba el tiempo, pero si os hace un día majo y os gusta, os vais a estar un buen rato seguro...Si tenéis que elegir entre algún mercado este no os va defraudar ni por cantidad de puestos ni por variedad Amistad

El mercado como tal se originó en el año 1904 después de que el ayuntamiento pusiera orden a la situación. En sus inicios, en la zona se ponían diferentes vendedores callejeros sin ningún tipo de orden, con lo cual a partir del siglo XX, las autoridades tuvieron que intervenir para que no se sembrara el caos entre los distintos comerciantes que se agrupaban en la zona, porque había mucha competencia entre los comerciantes y muchas veces se saboteaban entre ellos para quedarse con los mejores sitios donde plantar su puesto. Inicialmente, el mercado se celebraba solamente los sábados, pero debido a la concurrencia de los compradores y al número de comerciantes, se amplió a seis días semanales, hasta el día de hoy.

El nombre se debe a un pintor holandés del siglo XVII, Albert Cuyp. La calle donde está ubicado recibe el mismo nombre.

Durante la Segunda Guerra Mundial hubo muchas bajas, porque gran parte de los mercaderes eran judíos...y entre muchas otras cosas, tampoco les estaba permitido ir Malvado o muy loco . Durante los años 60 y 70 el Albert Cruyp market volvió a resurgir con comerciantes que venían de todo el mundo. El lugar adquirió mucha fama porque se vendían productos exóticos y poco conocidos por los habitantes de la ciudad.

Yo creo que ese día seguro que no estaban todos los puestos en activo por el mal tiempo que hacía y además había poca gente paseando, pero me imagino que esto cambiará mucho un día que haga relativamente buen tiempo.


El súper bocata que nos comimos...


Flecha Horario: El Albert Cuyp markt está abierto todos los días, de 9 de la mañana a las 5 de la tarde, excepto el domingo, que está cerrado.
Flecha ¿Cómo llegar?: El mercado se encuentra a 15 minutos a pie de la Museumplein por si queréis aprovechar visitarlo en el mismo día. Si vais en transporte público podéis coger la línea 52 de metro y bajar en la estación De Pijp. Las estaciones de tranvía más cercanas son 'De Pijp' (línea 3, 12 y 24), Marie Heinekenplein (línea 24), Stadhouderskae (línea 4) y Helstraat (línea 3).

En el barrio donde se ubica el mercado -De Pijp- vivieron gran cantidad de artistas y estudiantes en el siglo XIX. Por eso se empezó a llamar al barrio 'Barrio Latino' por su paralelismo con el de París. Actualmente es un barrio donde viven personas de distintas nacionalidades y por eso hay cantidad de restaurantes de comida de diferentes partes del mundo.

Un homenaje a uno de estos artistas, además del propio a Albert Cuyp, es el que le hicieron al cantante neerlandés André Hazes en forma de estatua, que si no me equivoco, está al final de todo del mismo mercado. Yo no había oído hablar de este señor en mi vida, ni siquiera me sonaba el nombre -tampoco es que yo sea una eminencia en cultura musical que digamos... Ojos que se mueven -pero allí es o era muy conocido. El señor falleció en el 2004 y por cierto bastante joven, a los 53 años Trist y le dejan ramos de flores a los pies de la estatua para honrar su memoria.

Seguimos paseando por el barrio -Pijp-, y como seguía lloviendo decidimos meternos en una cafetería. Casualmente, pasamos por delante de unos ventanales donde había unas señoras comiéndose un pedazo de tarta que tenía una pinta... Obviamente tuvimos que volver hacia atrás para entrar en ese paraíso de pasteles con manteles de colores y una decoración un punto hortera pero graciosa. La cafetería se llamaba 'De taart van m'n tante' (sí, como para acordarse) y tenían distintos tipos de tartas, pero cogimos la de manzana porque nos parecía que era la más típica de allí. Así que con un té y un trozo de tarta nos estábamos comiendo el postre-merienda a eso de las dos de la tarde. Qué pronto nos acostumbramos a los horarios norteños, especialmente cuando hay dulces de por medio. Nos costaron los dos tes y el trozo de tarta 10,50€.


Merendando a las 2 de la tarde...


Después de disfrutar del estupendo dulce nos volvimos a poner en marcha, igual que la lluvia que no quería darnos tregua. Pasamos justo por delante de la Heineken Experience, que nosotras no íbamos a visitar porque no nos llamaba la atención. Además tampoco es una cerveza que nos guste demasiado. Ya habíamos visitado hace años la Guiness Storehouse de Dublín y no nos convenció del todo. Así que teníamos bastante claro que no íbamos a entrar.


Aún así, por si os interesa, os dejo un poco de información, ya que se trata de una atracción bastante frecuentada en las visitas a la ciudad y puede que sea de vuestro interés.

En la visita al museo Heineken os explicarán la historia de esta cerveza que empezó a elaborarse en una pequeña cervecería de la ciudad en el año 1863, antiguamente ubicada en el mismo lugar donde se encuentra el actual museo. La cerveza tuvo mucho éxito y como ya sabéis terminó haciéndose mundialmente famosa. En el año 1988 la fábrica cerró porque la demanda de cerveza era tan grande que en este espacio no podía llevarse a cabo. Por eso se decidió habilitar este espacio, las antiguas fábricas, como un museo, en el año 1991.

Todas las atracciones de Amsterdam se visten para la semana del orgullo

Durante el recorrido explican, a través de proyecciones, el proceso de elaboración de la cerveza, qué ingredientes lleva o cómo servirla para tomarla de la mejor forma. Durante el recorrido se ven algunos espacios conservados de la antigua fábrica, como parte de las antiguas destilerías, con alguna degustación que otra. También hacen mucho hincapié en la marca y la publicidad. Finalmente te invitan a un par de cervezas.

La visita dura una hora y media y tienen una app gratis para el móvil con información de la visita en varios idiomas, entre ellos español. Durante el recorrido podéis encontraros con guías pero las explicaciones son en inglés.

Se puede visitar con niños pequeños, pero evidentemente a ellos en vez de a un par de cervezas, los invitan a un par de refrescos Mr. Green . También tienen guardarropa gratuito.

Flecha Horario: Durante el verano el horario es de 10.30 hasta las 21h (última entrada a las 19h). Durante el resto del año de 10.30 a 19.30 (última entrada a las 17.30h)
Flecha Precio: la entrada cuesta 18€, pero si la reservas online son 15€. Los menores de 12 años tienen entrada gratis, y los de 12 a 17, 12.50€. No es válida la Amsterdam Card, pero sí la Holland Pass.
Flecha ¿Cómo llegar?: Se encuentra en la calle Stadhouderskade 78. El museo Heineken está a 15 minutos a pie de la Museumplein y a 5 del mercado Albert Cuyp. Para llegar en transporte público lo mejor, para variar, es el tranvía. Las estaciones más cercanas son Marie Heinekenplein (línea 24) y Stadhouderskade (línea 4) y Weteringcircuit (líneas 1, 19 y 7).

Seguimos andando en línea recta, siguiendo el canal Singelgracht, hasta llegar al Rikjsmuseum, esta vez a la parte de atrás. Nuestra intención era volver al hotel, ya que era casi la hora del check in, para subir las maletas y darnos una ducha, ya que por la tarde teníamos la visita a la casa de Anne Frank.


Uno de los canales de la ciudad, el Singelgracht


Rikjsmuseum


Que canales tan verdes Amistad


De camino nos metimos por Vondelpark, pero fue una visita muy fugaz.

Vondelpark es el parque más grande de la ciudad con sus 470.000m2. Debido a sus dimensiones tiene varias entradas y para recorrerlo entero casi es mejor hacerlo en bicicleta. Como os podéis imaginar es el gran pulmón verde de la ciudad, con enormes zonas de césped, donde los locales aprovechan el buen tiempo para tomar el sol, leer, hacer deporte -tienen zonas de césped para jugar a futbol, zonas para patinar e incluso un lugar donde alquilar los patines-...

También cuenta con estanques, fuentes y arboledas donde encontramos diversidad de flora y fauna (ardillas). Hay una zona que es únicamente de rosales y hay un montón de especies de rosas. Cuenta también con áreas de juego infantil. También nos encontramos a lo largo del parque con algunas cafeterías y terrazas, para los que no lleven el picnic a cuestas Guiño . Pero además de todo esto y por si fuera poco, durante el verano hacen conciertos al aire libre y habilitan una piscina infantil. Y muchas cosas que me dejo por poner... Amistad

Como veis, es un lugar perfecto para disfrutar en familia. Tan importante es este parque para los ciudadanos de Amsterdam que en el año 1996 fue declarado 'Monumento Nacional'. Cuando el parque se innauguró, en 1865, fue bautizado con el nombre de 'Nieuwe Park' -Parque Nuevo-. La gente lo empezó a llamar 'Vondelpark' porque poco después de su innaguración se instaló en medio del parque una estatua en homenaje a Joos van den Vondel, un escritor neerlandés del siglo XVII. Y ahora el parque es conocido por su nombre popular.

De lo poco que vimos en Vondelpark... Trist

Cerca de la Vondelkerk nos encontramos con uno de los edificios 'históricos' del parque. Hablamos del Vondelparkpaviljoen, un pabellón del siglo XIX, que fue donde se ubicó en los años setenta el museo de cine de Amsterdam, hasta que en el año 2011 fue trasladado al moderno edificio EYE Amsterdam, en la otra punta de la ciudad.

El Vondelparkpaviljoen fue diseñado por el arquitecto Willem Hamer y empezó a construirse en el año 1874 en estilo renacentista italiano como punto de encuentro de la clase acomodada de la ciudad, que venían a este parque a pasear, a montar a caballo...

Durante la Segunda Guerra Mundial los alemanes ocuparon el pabellón. El edificio tuvo que arreglarse y restaurarse después de la guerra y a partir de 1947 se usó para eventos internacionales como elegantes cenas, obras de teatro y otros eventos importantes como el Festival de Holanda del que fue sede durante mucho tiempo. A partir de 1972 y hasta 2011 se ubicó aquí el museo del cine e incluso contaba con dos pequeños cines, pero se terminó trasladando al nuevo edificio por falta de espacio.

Hoy en día el pabellón alberga un elegante restaurante -Vondelpark3- y bajo sus fabulosas arcadas se coloca la terraza donde tomar algo tranquilamente. Actualmente también es el laboratorio de la emisora AVROTOS, un lugar donde se ofrecen espacios de creación y experimentación a los jóvenes estudiantes y emprendedores. También alberga algunos estudios de radio y televisión y una amplia agenda cultural.

La foto es un poco para salir del paso, pero bueno, al menos se ve un poco la decoración Riendo

Para la ocasión, estaba todo vestido con un millón de globos y una espectacular alfombra con la bandera del orgullo gay colocada en una des las escaleras. Escenario ideal para sacarse unas fotos Riendo

Nosotras pensábamos dedicar el último día que íbamos a pasar en Amsterdam para conocer mejor Vondelpark, porque nos quedaba muy cerca del hotel y queríamos aprovechar para dejar las cosas en el hotel hasta la tarde, que teníamos el vuelo de regreso. Pero al final el tiempo no nos acompañó en absoluto, así que tuvimos que optar por hacer otra cosa y a penas pudimos conocer el parque...


Flecha ¿Cómo llegar?: Vondelpark está muy cerca del barrio de los museos, a poco más de 5 minutos a pie de la Museumplein. Tampoco queda lejos de Leidseplein, a unos 10 minutos a pie. Por si queréis aprovechar y acceder desde la Vondelkerk y así la veis por fuera, para llegar en transporte público lo mejor es bajar en Overtoom (línea 1, 3 o 11) o en 1e Constantijn Huygenstraat (línea 3).

En unos minutos estábamos en nuestro hotel, haciendo el check in con una muchacha que hablaba castellano y que estaba encantada de practicarlo con nosotras. Nos dio la llave de la habitación que nos habían adjudicado, que era la 81, y se dispuso a acompañarnos. La muchacha abrió la primera puerta que llevaba a las habitaciones y nos dio la bienvenida a Amsterdam mientras nos señalaba las estrechísimas y empinadísimas escaleras que tuve que subir medio escalando con la maleta de 20 kilos. A punto estuve de decirle que me dejara usar la polea esa que tenían en la fachada del edificio... pero la chica ya había huido hacia su guarida en la recepción. Fue muy divertido descubrir sobre la marcha que la 81 estaba ni más ni menos que en el tercer y último piso.

Nos instalamos y la verdad es que no pudimos evitar echarnos una siesta, ya que esa noche no habíamos dormido a penas. Después nos pegamos una ducha y nos fuimos a patear Amsterdam.

Fuimos andando por el barrio de Jordaan. Se trata de un barrio fundado en el siglo XVII y que en sus orígenes era humilde, pues en él se encontraban las casas de los obreros que trabajaban en los distintos gremios. La cosa ha cambiado bastante en la actualidad. Actualmente en él hay boutiques, galerías de arte, tiendas de antigüedades, restaurantes y cafeterías, etc.

Sinceramente, no le presté mucha atención a los nombres de los canales por los que fuimos pasando, sólo paséabamos e iba echando fotografías cuando nos apetecía. El barrio se veía un lugar muy tranquilo, alejado de los canales del centro, mucho más bulliciosos y bordeando el canal casas altas y estrechas con ventanas a pie de calle, a veces inclinadas hacia un lado, otras veces inclinadas hacia delante.

Yo quiero vivir en esas embarcaciones... Heart


Los canales aquí eran más estrechos y menos concurridos por las embarcaciones. Y en muchos de ellos había barcos reconvertidos en casas flotantes, que daban mucha envidia Mr. Green . Además las tienen tan bien decoradas...el exterior del barco lo tienen lleno de plantas y flores, y muchos se ponían a cenar ahí a la fresca, encima de su barco, en medio del canal. Es que más idílico imposible.

También tiene mucho encanto pasear por las estrechas callejuelas que no dan a los canales, donde reina el silencio y la tranquilidad de esas callecitas más laberínticas y resguardadas de Jordaan. Difícil de creer que calles tan silenciosas estén tan cerca del bullicio del centro de la ciudad...

Uno de los canales a destacar en este barrio es el canal Brouwersgracht, el canal de los cerveceros.

Cuánta paz

Sin dejar de pasear llegamos a la Westerkerk, iglesia protestante de estilo renacentista que se terminó de construir entre 1620 y 1631 por encargo del ayuntamiento de Amsterdam y así dotar a la ciudad, en crecimiento, de más iglesias de culto protestante. De todas las iglesias protestantes de Amsterdam no fue la primera en construirse pero sí fue la que tuvo la nave más grande e incluso durante un breve tiempo fue la más grande del mundo. Su interior es bastante austero y se cubre con una bóveda de cañón hecha de madera. En esta iglesia se enterró en algún punto al pintor Rembrandt, en una fosa común, ya que murió arruinado y no pudo costearse un entierro privado. Y es que hay que decir que Rembrandt tuvo que mudarse al barrio de Jordaan donde también vivían muchos artistas y vender su enorme casa en el barrio Judío (donde actualmente se encuentra el museo Rembrandt y que visitamos más adelante).


Canal Prinsengracht y Westkerk al fondo...


De la Westerkerk destaca su impresionante órgano de 1686 y especialmente la alta torre de 85 metros que la convierten en la torre de iglesia más alta de toda la ciudad, con sus tres cuerpos. Desde fuera llaman la atención la corona imperial que se encuentra en la punta de la torre y sus colores azules, rojos y amarillo. Maximiliano I, que fue coronado emperador en el año 1508 dio a Amsterdam el derecho de usar la corona en el escudo de armas de la ciudad en agradecimiento a su apoyo en algunas contiendas.

Westkerk y su impresionante torre de 85 metros

La autoría del carrillón, de 1658, pertenece a los hermanos Hemony, quienes fueron los creadores de este instrumento junto con la colaboración de Jacob van Eyck. Cuando murieron se llevaron su secreto a la tumba y no fue hasta el siglo XIX cuando se consiguieron campanas que sonaran con la misma pureza y afinación... Chocado

Las campanas sólo dejaron de sonar durante la Segunda Guerra mundial, cuando fueron retiradas para evitar que se fundieran y se usaran como armamento.

La Westerkerk se encuentra en el canal Prinsengracth, al lado de la casa de Ana Frank. Ambas se encuentran en el límite entre el barrio de Jordaan y el centro. A la iglesia no entramos, sólamente la vimos por fuera porque estaba cerrada creo que por reformas, pero se puede entrar y se pueden hacer visitas guiadas para subir a la torre. El acceso a la iglesia es gratis, pero la subida vale 7.5€ y va incluido un guía, aunque sólo en inglés.

Con motivo del Pride también tenía una larga bandera gay desplegada en la torre. Alucinante que incluso en las iglesias ondearan las banderas Aplauso



Justo en uno de los laterales de la Westkerk está una pequeña estatua de Ana Frank, con su fecha de nacimiento y muerte, en honor a la pequeña niña que vivió encerrada en una de las casas colindantes durante dos años, junto a su familia y cuatro personas más, hasta que fueron descubiertos por los nazis y deportados a un campo de concentración y exterminio. Y es que la casa donde se ocultaban está prácticamente pegada a la iglesia y la niña hace referencia, en su diario, a la música de las campanas de la torre.


La pequeña Ana Frank


En la plaza de Westermarket se encuentra el Homomonument -monumento conmemorativo a todos los homosexuales que han sido perseguidos debido a su orientación sexual-, en forma de plataforma triangular sobre el canal Keizersgracht. En la misma plaza había un escenario y también varios puestos de comida, debido a la fiesta del orgullo y cómo no, muchísimo ambiente.

Estuvimos paseando un poco por la zona hasta que se hizo la hora de entrar en Anne Frank Huis. Para entrar hay que comprar la entrada con antelación por internet, eligiendo un día y una hora. Se pueden comprar desde dos meses antes de la visita y si no tenéis muchos días para elegir yo lo haría con la máxima antelación posible porque se pone a petar. Al momento diría que es imposible encontrar entradas.


Las colas para entrar a la casa de Ana Frank, aunque se entra por turnos y no hay que esperar. Desde fuera todo es un edificio nuevo...No me imaginaba que la casa estaría ahí dentro.


Cierran bastante tarde -a las 22h- teniendo en cuenta que en Amsterdam lo cierran todo muy pronto (a las 17 o 18h). Nosotros habíamos elegido una hora tardía, teníamos reservado el horario de las 19.45-20.00. A las 19.45 nos pusimos en la cola, y a las 20.00 empezamos a entrar todos.

Dentro hay guardarropas -gratuito- y también te dan de forma gratuita una audioguia en tu idioma que te va explicando la historia punto por punto, por cada sala por donde se va pasando. La entrada cuesta 11€ cogiéndola por internet, y bajo mi punto de vista no es cara contando las clavadas que te meten en otros sitios en Amsterdam (el ejemplo más flagrante Madame Tussauds, cuya entrada normal cuesta casi 25€. Sé que son cosas incomparables pero...). Además, la visita a la casa museo vale totalmente la pena bajo mi punto de vista (sé que hay opiniones de todo tipo). Dentro no se pueden hacer fotografías.

Antes de entrar a la casa de atrás -la casa donde se escondían todos, que eran parte de las oficinas del padre de Ana, Otto Frank - pasamos por distintas salas, donde hay fotografías, proyecciones, etc., donde explican a qué se dedicaba la familia, que se habían mudado a Amsterdam, porque allí había más tolerancia y cómo se empezaron a torcer las cosas cuando fueron invadidos por los nazis... Cuando la situación se volvió insostenible para los judios y para la familia de Ana en particular fue cuando sus padres tomaron la decisión de esconderse en la 'casa', que era básicamente un escondite que hicieron en el local comercial del padre. Durante su encierro fueron tres empleadas de Otto las que proporcionaban alimento y ropa a la familia sin que nadie se enterase.

En fila se va recorriendo toda la 'casa de atrás', cuya entrada estaba escondida por una estantería de madera que hacía de puerta y que hoy en día aún sigue allí. Cuando te metes dentro todo se vuelve más estrecho y oscuro a tu alrededor y a más de uno se nos pone un nudo en la garganta. Las ventanas están tapadas con tupidas cortinas negras, porque nadie podía saber que estaban allí. Sólo se atrevían a asomarse de noche y a duras penas.

La habitación de Ana conserva las fotografías que ella pegaba en las paredes, para hacer su cuarto un poco más alegre. También hay en las paredes marcas a lápiz de cómo iban creciendo las niñas. En esa casa de reducidas dimensiones vivieron ocho personas: Ana, su hermana y sus padres, el matrimonio Van Pels con su hijo, conocidos de la familia, y un amigo, Fritz Pfeffer. Pasaron allí más de dos años escondidos hasta ser descubiertos por la Gestapo en agosto de 1944 y enviados a campos de concentración... Fue durante todo este tiempo de encierro cuando Ana plasmó sus vivencias y pensamientos escribiéndolos, lo que le ayudaba a soportar la durísima experiencia y que más tarde recogería en un diario.

Durante el recorrido ves toda la casa y escuchas trozos del fragmento de los diarios que iba escribiendo Ana, y que un amigo de la família logró guardar hasta que el padre regresó del campo de concentración y se los pudo entregar a él -fue el único superviviente de la familia-. El diario original está expuesto al final del recorrido, en la sala del diario.

La visita es durilla, pero me gustó mucho y la recomiendo a todo el mundo (excepto a niños muy pequeños por motivos obvios). No se pueden hacer fotografías en el museo, a nada. A tener en cuenta que hay bastantes escaleras y son estrechas y empinadas.

Flecha Horario: Durante la temporada alta abren cada día de 9 a 22h
Flecha Precio: Adultos 11€, niños de 10 a 17 años 6€, niños menores de 10 años 1€. Las entradas se compran online y con antelación. No vale la Amsterdam Card ni la Holland Pass. Estudiantes no tienen descuento.
Flecha ¿Cómo llegar?: Pinsengracht 263-267. Desde la estación central se tarda 20 minutos a pie. Para llegar en transporte público lo mejor es llegar en tranvía hasta Westermarkt con las líneas 13 o 17.

Después de la visita ya era bastante tarde y como era bastante justo para cenar en la mayoría de sitios de Amsterdan simplemente entramos en un Albert Heijn que había allí al lado -y que por cierto, estaba a puntito de cerrar- y compramos sushi, una ensalada, y por supuesto queso, que nos comimos en el hotel. Por cierto, llegamos dando un paseo de casi media hora por los canales, para ir abriendo todavía más el apetito.


La súper cena...por poneros alguna foto Riendo


Cenamos y nos fuimos a dormir que serían las once de la noche, estábamos reventadas ese día.

Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: ATERRIZANDO EN AMSTERDAM: Museumplein, Pijp, Jordaan (Ana Frank Museum)


Etapas 1 a 3,  total 13
 1  2  3  ..  5  siguiente siguiente



Votaciones al diario Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0 Media
Anterior 0 0 Media
Total 10 2 Media
Votos
Votos 0 Votos
Votos 0 Votos
Votos 0 Votos
Votos 0 Votos
Votos 0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 168 Visitas mes actual: 122 Total visitas: 5649

  Últimos comentarios al diario  AMSTERDAM y ALREDEDORES en 11 días ( agosto 2019 )
Total comentarios 6  Visualizar todos los comentarios

Osaka85  osaka85  18/08/2019 10:45   
Comentario sobre la etapa: ATERRIZANDO EN AMSTERDAM: Museumplein, Pijp, Jordaan (Ana Frank Museum)
Muchas gracias Yennefer, así da gusto escribir Sonriente

Un saludo y gracias por las estrellas!

Luchino  luchino  18/08/2019 12:20   
Buen diario, todo bien explicado y con datos de utilidad.
A mí en realidad no me hacen falta, ya conozco toda esa zona, pero es que Holanda me encanta...
Five points.

Osaka85  osaka85  18/08/2019 19:08   
Qué ilusión luchino!

Te he leído en el foro de Holanda y también había visto tus diarios, así que me alegro mucho de que me hayas dejado un comentario y me hayas dado cinco estrellas Sonriente Gracias a los que aportáis tanta información sobre una zona nos beneficiamos el resto, y aquí está mi granito de arena también.

Un saludo y muchas gracias!!

Luchino  luchino  18/08/2019 20:16   
Por cierto, cuando yo estuve en Haarlem, el museo F. Hals no estaba en el edificio de la lonja de la carne, sino en otro, cercano a otro canal.
Para mí, el canal de los cerveceros es el más bonito de Amsterdam, de hecho, toda esa zona, o sea, el principio de los 4 grandes canales, la cabecera.

Osaka85  osaka85  19/08/2019 10:49   
El museo Frans Hals en Haarlem sigue estando donde comentas luchino, lo único que en la lonja hay una galería que se usa como parte del museo, quizás como exposiciones temporales o algo así, no lo sé, pero fuera había un cartel del museo. En cuanto a lo del canal de los cerveceros...pues yo creo que esa noche seguro que no lo recorrimos entero, porque por las fotos yo creo que bajamos directamente por el Prinsengracht camino al hotel. Lo que no sé seguro es si lo llegamos a hacer entero en algún momento... porque muchas veces íbamos sobre la marcha sin rumbo fijo y no sé ni por dónde pasábamos. Al final nos dejamos muchas cosas por ver, como siempre, jajaja.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

forum_icon Foros de Viajes
Pais Tema: Viaje a Holanda: Consejos, información, rutas, itinerarios
Foro Holanda, Bélgica y Luxemburgo Foro Holanda, Bélgica y Luxemburgo: Foro de Holanda, Bélgica y Luxemburgo. Amsterdam, Bruselas, Brujas, Gante, Flandes y Valonia.
Ultimos 5 Mensajes de 1701
654758 Lecturas
AutorMensaje
luchino
Luchino
Indiana Jones
Indiana Jones
May 21, 2006
Mensajes: 3415

Fecha: Mie Ago 25, 2021 09:11 am    Título: Re: Viaje a Holanda: Consejos, información, rutas

Dinodini, La Haya tiene algunos rincones con encanto, pero para mí es totalmente prescindible, es una ciudad grande, cuesta orientarse y en Holanda hay muchas poblaciones mas pequeñas mucho mas bonitas.

Imagino que te refieres al castillo de Haar, yo lo tenía metido en mi itinerario del viaje que tenía proyectado para mayo 2020, espero hacer ese viaje el año que viene. Yo pensaba hacer todo esto en coche de alquiler.

Por cierto, no acabo de entender cómo, si el día 21 pones un mensaje dicendo que "... nos vamos... ", el 25 ya has vuelto, por lo que cuentas.
dinodini
Dinodini
Indiana Jones
Indiana Jones
May 03, 2007
Mensajes: 1441

Fecha: Vie Ago 27, 2021 04:49 pm    Título: Re: Viaje a Holanda: Consejos, información, rutas

Aún no he vuelto. Hoy ha tocado Alkmaar y Haarlem. El primero decepcionante. No ha habido mercado de queso, creo que por el covid, y el pueblo no tiene mucho para ver, una iglesia muy grande pero vacía por dentro. No tiene nada para ver, y así nos está resultando todas las que vamos viendo. 2 vistas en Delf y lo mismo. En Holanda no vale la pena pagar por ver Iglesias vacías por dentro. Alkmmart como ciudad discreta. Tampoco las calles y edificios enamoran. Creo que sólo vale la pena ir para ver el espectáculo del mercado del queso. Si resulta que vas y no hay tal espectáculo, no vale la...  Leer más ...
russellPeter
RussellPeter
Experto
Experto
Nov 30, 2009
Mensajes: 242

Fecha: Jue Sep 02, 2021 11:06 am    Título: Re: Viaje a Holanda: Consejos, información, rutas

Buenas!!

Ya hemos vuelto de nuestro viaje por Holanda y la verdad que lo pasamos genial! Solo quiero agradecer a todos los miembros del foro que nos ayudaron en la planificación y responderé a lo que vaya viendo en lo que pueda aportar algo..

Intentaré hacer un diario de viaje.. Si finalmente lo hago dejaré por aquí el enlace...

Y nada.. una vez más muchas gracias y a pensar en el siguiente!! (Estamos hablando de Croacia...)
russellPeter
RussellPeter
Experto
Experto
Nov 30, 2009
Mensajes: 242

Fecha: Jue Sep 02, 2021 11:07 am    Título: Re: Viaje a Holanda: Consejos, información, rutas

Buenas! con respecto a Keukenhof, sólo está abierto en primavera, en la época de los tulipanes
arcoss
Arcoss
Travel Addict
Travel Addict
Jun 09, 2010
Mensajes: 38

Fecha: Jue Sep 23, 2021 01:15 pm    Título: Re: Viaje a Holanda: Consejos, información, rutas

Hola Tengo un día y medio para ver algo de camino (o que no haya que alejarse mucho) desde el parque temático Movie Park situado cerca de "Essen" Alemania, hasta el parque temático Walibi Holland situado cerca de "Amsterdam". Supongo que habrá algunos pueblos, ciudades u otro tipo de cosas que visitar que puedan merecer la pena. Amsterdam ya lo he visitado un par de veces por lo tanto lo descarto. A ver si alguien me puede recomendar algo bonito. He publicado este mensaje muy parecido también en el foro de Alemania puesto que el trayecto atraviesa dos...  Leer más ...
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro

Registrate AQUÍ



All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. Aviso Legal - Privacidad - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter instagram