Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Peprinto : Finlandia
Santa Claus Village
Peprinto : Finlandia
trineo de nieve
Peprinto : Finlandia
muñeco nieve
Peprinto : Finlandia
lago helado
Galería de Fotos
Mostrar/Ocultar Ads
Blogs 
Finlandia con finlandeses y un poco de Estocolmo
Puntuación: 5 - 3 votos
Diario:

Finlandia con finlandeses y un poco de Estocolmo ✏️ Blogs de Finlandia Finlandia


Descripción: Viaje de 7 días en verano por el sur de Finlandia, acompañados por finlandeses, y 3 días en Estocolmo. Arquitectura, naturaleza y algunos photo spots.
Autor: Scofield   Fecha creación: 
 
Compartir:
Etapas 1 a 3,  total 13
 1  2  3  ..  5  siguiente siguiente


Introducción
Etapa: Introducción  -  Localización:  Finlandia Finlandia
Fecha creación: 20/09/2022 20:38  
Compartir:
Hay tantas rutas increíbles para hacer por Europa que se me hace muy difícil escoger sólo una al año.
Teníamos que empezar a decidir el destino para las vacaciones de verano de 2019, y no lo teníamos nada claro.
Invitamos a casa a unos amigos y pensamos en un juego: apuntar en unos papelitos algunas rutas que nos apetecía hacer, añadiendo además Suecia (ellos volvieron muy contentos de Estocolmo) y Chile, porque tenemos una amiga allí. Por supuesto, yo esperaba que no saliera Chile, no porque no quiera visitarlo, sinó porque mi miedo a volar me impedía prepararme para tantas horas de avión en tan poco tiempo.
Salió Suecia.
Así que nos pusimos manos a la obra y empezamos a buscar información. Apuntamos algunas regiones que nos parecían interesantes, pero vimos que las distancias entre ellas eran bastante grandes, y no sabíamos hasta qué punto merecía la pena recorrerlas, así que pensamos que necesitábamos un plan b.
¿Suecia con Finlandia? Eso sí lo veíamos posible.
Mi pareja le tiene un cariño especial a Finlandia porque estuvo allí de Erasmus, concretamente en Tampere, y guarda muy buen recuerdo del país. Yo había estado una vez en Helsinki, sólo de pasada, en una excursión en ferry desde Tallin, y me apetecía mucho volver al país de los mil lagos y de los bosques infinitos.
Pensamos en contactar con Valtteri, un buen amigo al que mi pareja conoció durante su estancia allí, y con el que sigue manteniendo el contacto.
Le escribimos y nos dijo que estaba bien, que vivía en Helsinki, que estaba de mudanza, y que, si queríamos ir a Finlandia, él nos podía dejar su piso durante una semana, porque le daban dos para vaciarlo y no necesitaba tanto tiempo. Casa gratis en Helsinki: no hay más que hablar.
Hicimos coincidir la fecha de los vuelos con la fecha para la que tendríamos el apartamento. Finalmente, serían 7 días y 7 noches enFinlandia, entre julio y agosto, y una escapada de 3 días a Estocolmo.
Como siempre, abrimos Google Maps. ¿cuántas cosas podemos visitar en 7 días?
Después de un rato dándole vueltas a esas ideas, decidimos que queríamos cambiar cantidad por calidad, y que nos quedaríamos por el sur, sin pensar en grandes planes y disfrutando Helsinki y sus alrededores de la mejor manera que se nos ocurría: con finlandeses y haciendo cosas de finlandeses.
Apuntamos un par de lugares que queríamos visitar fuera de Helsinki, y la ruta quedó así:

Día 1: De casa a Helsinki.
Día 2: Helsinki: centro y Suomenlinna.
Día 3: Helsinki: Lauttasaari, Seurasaari, parque Sibelius, y tarde en Espoo.
Día 4: Tampere, con noche allí.
Día 5: Tampere y Helsinki: costa de Lauttasaari.
Día 6: Porvoo.
Día 7: Helsinki: barrio de Kallio y centro.
Día 8: Helsinki: barrio del diseño, y vuelo a Estocolmo: Norrmalm.
Día 9: Estocolmo: Gamla Stan, Skeppsholmen y Södermalm.
Día 10: Estocolmo: Gamla Stan, Kungsholmen y Djugarden.
Día 11: Estocolmo: Östermalm y vuelta a casa.

👉 Ver Etapa: Introducción
Volver arriba
Compartir:




Día 1: De casa a Helsinki
Etapa: Día 1: De casa a Helsinki  -  Localización:  Finlandia Finlandia
Fecha creación: 20/09/2022 21:46  
Compartir:
Nuestro vuelo sale sobre las 8:00 del Aeropuerto del Prat. Comprobamos que lo tenemos todo listo y cogemos el tren hacia allí. Vamos a estar muchos días fuera, pero no llevamos maletas para facturar porque hemos conseguido hacer que quepa todo en dos maletas de cabina gracias a Marie Kondo y a su método de enrollar la ropa. Si hubiéramos ido a Finlandia en invierno, esto hubiera sido del todo imposible.

Volamos con Norwegian y todo muy bien, hasta consigo dormir un poco. El paisaje desde la ventanilla del avión empieza a cambiar y a definir lo que vamos a ver durante los próximos siete días: abetos, lagos y praderas.


Llegamos a Helsinki unas 3 horas y media después del despegue, donde hemos quedado con Valtteri y Seinab, que nos llevarán en su coche hasta la ciudad.

Por el camino, nos llama la atención el poco tráfico que hay, siendo lunes y justo antes de la hora de comer. Valtteri nos dice que, en Helsinki, el transporte público funciona tan bien y es tan asequible, que cada vez hay menos gente que se desplaza en coche. Nos dice que tenemos que descargar la aplicación de HSL, que es la empresa de transporte público finlandesa. Desde allí, podemos comprar bonos en cualquier momento para varios días, o billetes sencillos que podemos validar tanto en buses y tranvías como en el metro, pasando la pantalla del teléfono por el lector que todos tienen instalado. Eso sí, debemos asegurarnos de tener conexión a internet, cosa que, de momento, no parece ser un problema. Descargamos cada uno la app y compramos un bono de 48 horas de las zonas AB (12€).
Nos llevan a comer a un restaurante (ravintola en finés) por el barrio del diseño, al sur de helsinki. Se llama Konstan Möljä. Pedimos un plato de pasta cada uno y una bebida, y nos sale por entre 15 y 18€ por cabeza. En el restaurante se sirve una mezcla entre comida europea, pasta, y algún plato típicamente finlandés. Está decorado a la manera que tanto gusta a los finlandeses: madera, negro, bombillas colgando de los techos... Actual y neutro con un punto rústico que aporta calidez. Parece que somos los únicos turistas que hay allí comiendo. Todo nos ha gustado mucho, así que repetiremos en este restaurante.
Empieza a llover un poco fuerte, así que nos proponen ir a tomar el postre a un sitio muy chulo. Se llama Löyly. Es un bar-cafetería que está en el mismo barrio, al lado del mar y de una sauna de reciente construcción. Es una cafetería muy moderna, que sigue la línea estética del restaurante anterior, pero con un punto todavía más rústico. Hay chimeneas de leña, tocones de madera a modo de taburetes y, como llueve y ha refrescado, han puesto mantas en todos los asientos. Hay varios ambientes y una terraza exterior que ahora está vacía. Pedimos un trozo de pastel y un té y nos lo tomamos al calor de la chimenea. Este lugar define a la perfección el térnimo “hygge”, y lo recomiendo sin lugar a dudas.

Volvemos al coche para ir a nuestro apartamento, situado en el barrio de Lauttasaari, que es una isla conectada al centro de Helsinki mediante unos puentes, por los que discurre también la línea 2 del metro.

El apartamento tiene cocina, baño y una sola estancia que funciona como dormitorio y salón a la vez. Valtteri nos dice que es muy común encontrar en Helsinki apartamentos de ese tamaño y características. Eso sí, tiene una buena terraza y está perfectamente aislado. La arquitectura de esta isla de Helsinki es muy sobria y funcional, casi diría que soviética. Aunque no es nada perturbadora, porque cada edificio parece haberse construido para estar en consonancia con el paisaje que lo rodea. No hay ninguna calle en la que no haya el verde como color predominante.

Pasamos parte de la tarde en el apartamento, poniéndonos al día de nuestras cosas, y cuando para de llover, nos proponen un plan que nos encanta: ir al supermercado.


Vamos a uno que hay en el mismo barrio. Justo al entrar, vemos unas máquinas tragaperras, y nos dicen que es normal que las haya en los supermercados. También hay máquinas de café a 1€. Nos enseñan algunos productos típicos de allí y nos recomiendan una marca de café, Yuhla. Compramos un paquete para el apartamento. También nos cuentan que hay muy pocas empresas que comercializan la leche, que, además, está muy buena. Compramos un brik de la marca Valio. También compramos algo de pan de centeno y queso, fruta y una bolsa de patatas con el envoltorio en finés, cosa que nos sirve de excusa cada vez que salimos por ahí para comprar porquerías.

Ellos se marchan a cenar a casa, pero nos volveremos a encontrar por la noche para tomar algo. Organizamos nuestras cosas y, sobre las 20:00, tomamos el bus, que está a dos minutos de nuestro apartamento, en dirección al centro.

Bajamos en la zona de Kamppi. Llegamos a la plaza (atención#1) Lasipalatsinaukio. El suelo es completamente irregular, formado por unos montículos de pavimento que culminan en unas ventanas que parecen de submarino, a modo de tragaluces, y hay una torre que parece un faro. Forma parte del techo del museo de arte Amos Rex, que está construído a 6 metros de profundidad.


Toda la plaza está rodeada de centros comerciales enormes de acero y cristal. Es una zona bastante fría en apariencia, que contrasta con el volumen de vida que se ve a pie de calle. Hay gente paseando, tomando algo, subida a los montículos de la plaza, entrando y saliendo del metro y de los centros comerciales, a través del entramado de escaleras mecánicas que se ven por todas partes...
Abanzamos un poco y encontramos la Kampin Kappeli (capilla del silencio), a la que entraremos otro día. El diseño del edificio es sorprendente.


Más adelante, nos encontramos con otra plaza en la que hay un eficio que nos llama especialmente la atención y que se convertirá, con permiso de los señores que sujetan las luces de la estación central, en mi edificio favorito de Helsinki. Es la Biblioteca Oodi, obra de ALA Architects. Justo al lado está el Museo de Arte Contemporáneo (Kiasma), y un montón de edificios que parecen de oficinas. En esta zona hay un montón de cosas para hacer.


Quedamos justo detrás de la bilbioteca para tomar algo. Vamos a un pub enorme que está prácticamente vacío y pedimos 4 cervezas que nos cuestan una media de 6,5€ cada una. Beber en Helsinki es muy caro, pero como nos hemos ahorrado el alojamiento invitamos nosotros.
Pasamos un rato allí y después, en Kamppi, volvemos a tomar el bus para ir a nuestro apartamento a dormir, con ganas de que llegue el día siguiente.

👉 Ver Etapa: Día 1: De casa a Helsinki
Volver arriba
Compartir:




Día 2: Centro de Helsinki y Suomenlinna
Etapa: Día 2: Centro de Helsinki y Suomenlinna  -  Localización:  Finlandia Finlandia
Fecha creación: 20/09/2022 23:03  
Compartir:
Me despierto con ganas de probar el café que compré en el súper. Busco la cafetera y me encuentro con un cachivache de plástico compuesto por 3 piezas que no soy capaz de montar. Busco las instrucciones en internet y consigo aclararme. Es una AeroPress, y, después del susto inicial, la encuentro un invento de lo más práctico.
Tomamos el café en la terraza, disfrutando de los árboles, los edificios soviéticos y el sol que hace hoy.
Nuestros amigos trabajan por la mañana, así que iremos a ver Helsinki por nuestra cuenta hasta la tarde, cuando nos reuniremos con ellos.

Hemos pensado en hacer la ruta típica que se hace cuando se tiene solo un día para ver la ciudad, pasando por algunos de los lugares de mayor interés del centro.
Salimos dando un paseo de 10 minutos hasta la estación de metro de Lauttasaari, que parece bastante nueva y está impoluta. Activamos nuestros bonos pasando el móvil por el lector, sin problemas, y bajamos por unas escaleras mecánicas infinitas hasta el andén.

Estamos en el centro en 10 minutos o menos (3 paradas). Salimos y nos encontramos con la maravilla de la estación central, que a simple vista no tiene nada de especial, salvo por los gigantes que sujetan los faroles.


A mi manera de ver, la estación principal de cada ciudad, tiene que definir el carácter de la misma, tiene que ser el reflejo de lo que vayamos a encontrar al cruzar la puerta de salida. Es el primer eficicio que mucha gente encuentra cuando llega a un destino, así que tiene que esforzarse por causar una buena primera impresión.
Como ejemplos, tenemos la estación central de Ámsterdam, la estación del norte en París, la de Rossio en Lisboa y Sao Bento en Oporto, Atocha en Madrid y Sants la de França en Barcelona, etc.
Y la estación de Helsinki es pura fantasía. Voy a hablar sobre ella en el siguiente párrafo, así que, si no te interesa, te lo puedes saltar.


La (atención#2) Helsingin päärautatieasema, tal y como la conocemos ahora, fue innaugurada en 1919 y diseñada por Eliel Saarinen, arquitecto “modernista”. Aunque la estación, de Art Nouveau tiene más bien poco. Su remodelación se planteó como un edificio de estilo romántico nacionalista, pero, en aras de la modernidad, pasó a rediseñarse en estilo Art Nouveau. Y tampoco fue así del todo. Se eliminó la mayor parte de adornos florales y orgánicos, propios de este estilo, y se optó por un estilo más cercano al Art Decó, o incluso a un estilo Sezession (interpretación vienesa del modernismo), más lineal y con menos florituras. Para rematar, el edificio se contruyó con enormes muros de granito, dejándolos prácticamente sin adornos, convirtiéndolo casi en un edificio brutalista en el contexto de su época (esto no, que aquí ya se me ha ido la mano). Los centinelas gigantes que iluminan y vigilan a los viajeros que entran y salen, son de estilo naturalista, pero tampoco, ya que sus cuerpos acaban en forma de columna, no tienen piernas.
Cabe destacar que, cuando el edificio se diseñó, Finlandia todavía no se había independizado del Impresio Ruso, así que la estación, debe gran parte de ese contraste de estilos al hecho de formar parte de éste, y, a la vez, al de tener (el pueblo finlandés) un carácter propio y una voluntad de diferenciarse. La torre del reloj destaca en altura por encima de todo el conjunto, y está rematada en cobre (al que yo llamo “verde del este de Europa”). El interior es bonito; clásico y sencillo, y está muy bien organizado.

Dicho esto, cualquiera que llegue a Helsinki y atraviese su estación central, tendrá que darse cuenta de que está ante una ciudad difícil de clasificar, que se mueve entre lo clásico y la vanguardia, y para la que la estética es importante, pero, sobre todo, lo es la funcionalidad.


Seguimos la ruta hacia el Ateneum, el museo de arte de Helsinki, al que no entramos porque ya lo hicimos la vez anterior. En la esquina, bajamos siguiendo la ruta del tranvía en dirección a Esplanadi. Toda esta parte y hasta el puerto, es la que tiene los edificios más clásicos de la ciudad, y hay muchos centros comerciales. Podríamos decir que el es casco histórico, o la helsinki “bonita”, casi peatonal y comercial. Tranvías, adoquín y edificios clásicos: una combinación que no falla.

Llegamos a Esplanadi, que no tengo muy claro si se lo considera un parque ( se le llama así) o si es una calle. Hay carreteras a los lados y una rambla ajardinada con árboles en el centro. Supongo que es las dos cosas. Hoy, tenemos un clima muy agradable y hay mucha gente sentada en el césped. Pasear por aquí es una de las mejores cosas que hacer en Finlandia. Es, sin duda, una de sus calles más bonitas. Hay muchos comercios a los lados de la calle pero decidimos pasear solo por el centro. Encontramos el restaurante Kappeli, el más bonito de Helsinki (bajo mi punto de vista).


Al final del parque, está la fuente de Havis Amanda, que leemos que simboliza el renacer de Helsinki.
Pasada la fuente, nos encontramos ya en el corazón de la ciudad: la plaza del mercado.
Está muy animada, llena de paradas de fruta y verdura, souvenirs, artesanía, y de gente que llega desde todas las partes de la ciudad, y desde el mar.


Desde la plaza, se pueden ver las cúpulas de las dos iglesias que dominan el horizonte de la ciudad, ya que están elevadas por encima de todo lo demás. Los edificios de alrededor, construidos en su mayoría a mediados del siglo XIX, armonizan el entorno con sus colores pastel, líneas limpias y misma altura en toda la calle.
Aquí, volvemos a ver los contrastes de Helsinki que tanto nos gustan: por una parte, están las cúpulas de las iglesias y los edificios clásicos, y por otra, las piscinas, chimeneas, la noria y las paradas de mercado. Es curioso que el centro de la ciudad no sea estrictamente el edificio más emblemático, sinó un mercado y unas piscinas públicas. Helsinki es una ciudad construida para el disfrute de sus habitantes y seguro que esa es una de las claves de su éxito.

Ahora sí, vamos a ver la catedral de Helsinki. Está rodeada por una plaza enorme (la Plaza del Senado), y construída al final de una gran escalinata que acentúa su importancia y hace aumentar su tamaño, y es de estilo neoclásico. También, al igual que la mayor parte del casco histórico, fue diseñada por Carl Engel bajo las directrices del zar de turno. Todo el conjunto impresiona por lo blanco y vacío del lugar. Es bastante fotogénico. Entramos, y nos encontramos con un interior simple e igualmente blanco.


Después, vamos a por la otra, la catedral ortodoxa Uspenski (este nombre es más fácil de recordar). Está construída sobre una colina de roca, y también se accede a ella a través de una escalera, esta vez en el lateral. Está más ornamentada que la otra y es roja con cúpulas turquesa, todo muy del este. El interior tiene elementos de estilo bizantino y también está mucho más decorado. Nos gusta mucho su cúpula con estrellas.
Desde la plaza de la iglesia ortodoxa se puede ver la catedral Luterana aproximadamente a la misma altura, supongo que para indicar la igualdada en importancia de ambos cultos religiosos.
No sabría decir cuál de las dos me gusta más porque son demasiado diferentes. Tampoco hay porqué elegir...


Lo siguiente que hacemos es cruzar la plaza del mercado (kauppatori) e ir al mercado central (kauppahalli), ubicado en un edificio muy chulo. Paramos a mirar los puestos, la mayoría de comida, pescado y dulces. Todo tiene muy buena pinta y se nos empieza a abrir el apetito, así que volvemos a las calles del centro para buscar un restaurante. Todavía no sé porqué no decidimos comer aquí.
Encontramos un buffet libre a base de ensaladas, pasta y pizza, por unos 12 o 14€. No está mal. Si se quiere gastar poco dinero en Helsinki, hay muchos restaurantes de este estilo en el centro, entre el Ateneum y el mercado central, en los que llenarse por poco dinero.

Queremos ir a ver la Temppeliaukion Kirkko (la iglesia de la roca), otro de esos edificios únicos que hay en Helsinki. Tomamos el tranvía haciendo uso de nuestra app, la línea 1 o la 2 (no recuerdo cúal pero las dos pasan por allí), y llegamos en unos minutos al barrio de Töölö.
Los edificios que rodean la iglesia vuleven a tener ese aire soviético al que le estamos empezando a coger el gusto. Vemos la entrada a la iglesia y parte del montículo en el que está construída. El ambiente que hay dentro de la iglesia es de calma absoluta. Parece un templo genérico más que una iglesia luterana. Apenas hay símbolos religiosos y suena música de piano por los altavoces. La luz es tenue y se pueden ver las paredes de la roca y la magnífica cúpula de metal de color cobre. La visita a este edificio es en sí misma una experiencia.


Hago algunas fotos del interior, y de unas velas que hay encendidas pensando en lo originales que serán, y después, me encuentro con que venden postales con las mismas fotos de las velas que he hecho minutos antes...

Nuestros amigos nos escriben diciendo que ya están libres, y vienen hacia la iglesia montados en unos patinetes que han alquilado a través de una app. Nos los dejan probar y pensamos que la cosa tiene su gracia. Es divertido desplazarse así. En Helsinki, este “medio de trasporte” tiene algo más de sentido, porque hay poco tráfico, las calles son anchas y estan bien ordenadas, y tanto los coches como los patinetes eléctricos circulan ordenadamente por donde les toca (casi siempre).

Dejamos los patinetes y vamos caminando hacia la biblioteca Oodi, a la que tenemos muchas ganas de entrar.
De camino, pasamos cerca del Finlandia Hall, obra de Alvar Aalto, y llegamos a la plaza Kansalaistori. Como muchas otras, esta también es una explanada de pavimento sin nada. Construir algo así en España debería ser multable, pero en Helsinki, que lo que se pretende es aprovechar bien los rayos del sol de sus relativamente cortos veranos, tiene sentido.
En esta plaza hay un poco de todo: el museo Kiasma, con unas formas que me recuerdan al Kumu de Tallin (por fotos que he visto de su interior, porque no hemos llegado a entrar), zonas alardinadas y parques para niños, algun exposición al aire libre, el Parlamento (Eduskunta), y la Biblioteca Oodi, enfrentada a este último al otro lado de la plaza.


La fachada de la biblioteca es una ondulación de madera clara y cristal, que acaba en punta en uno de sus extremos. A medida que se acerca, sus formas van cambiando. Dentro, vemos un gran hall, muy diáfano, y la escalera de caracol a lo Museos Vaticanos en versión moderna. En la escalera están escritos los nombres que propusieron los ciudadanos de Helsinki para la biblioteca.


Subimos a la tercera planta y encontramos la sala llamada The Book Heaven, con un fondo de unos 100.000 libros, en la que hay gente leyendo, estudiando, trabajando con su ordenador, jugando, charlando, mirando de las vistas... Es un espacio hecho para ser disfrutado por todo el mundo.


Su diseño sigue los principios de estilo nórdico: es funcional, está diseñado para aprovechar al máximo la luz natural, tiene formas orgánicas, y tiene árboles, todo enmarcado en blanco. Paseamos por allí. Hay una zona en la que hay niños jugando y nos sorprende que no se les escucha desde la otra punta de la biblioteca. Su acústica es magnífica y no hay efecto de embudo. La gente habla pero no se escucha sonido de fondo. Vamos a la cafetería y compramos unos zumos y pasteles que iremos a comer a la terraza.

Desde la terraza, muy agradable en días soleados, se puede ver la inmensidad del cielo azul, la Finlandia Hall y el Parlamento, de estilo neoclásico. Tanto la pared como la baranda son de cristal, así que el efecto aire libre está potenciado al máximo.
Igual que pasa con las iglesias del centro de Helsinki, la sensación que se tiene desde la terraza de la Oodi, es la de estar equiparada en altura con el Parlamento,así que da la sensación de que los eidificos están equiparados en importancia.

Esta biblioteca es el mayor ejemplo de como cuidar a los ciudadanos y como invertir bien el dinero público. Nos acabamos los pasteles (un poco caros pero muy buenos) y bajamos al lavabo, que nos han dicho que tampoco tiene desperdicio. Tiene luces de colores, las puertas son translúcidas, todo es unisex, y automático. Algo así como el lavabo del futuro. En la planta intermedia de la biblioteca hay salas multifunción que no llegamos a visitar.

Nos proponen ir a la isla de Suomenlinna, así que vamos hacia el puerto dando un paseo (las distancias entre los puntos de interés del centro de Helsinki no son muy grandes), y allí cogemos un ferri que pagamos con nuestro abono de transporte de 48 horas. También entran los ferris para distancias cortas.

Llegamos a la isla en unos 15 minutos. Hay buenas vistas de Helsinki desde allí.


Compramos la cena en un supermercado que hay cerca de la parada de ferris, que consiste en unas ensaladas para hacer un picnic por unos 3€ cada una.


Soumenlinna, en realidad, es el nombre de la fortaleza que forman 3 islas de Helsinki. Es un espacio muy agradable, con algunos edificios y mucha naturaleza. Hay partes de una muralla, cañones y casitas con el tejado cubierto de hierba que podrían ser de Hobbiton. Paramos por allí a comer la enlsalada con vistas al báltico. Se nos acercan unos patos blancos y negros que tienen algo de mala leche. No les hacemos mucho caso mientras nos van acechando.


Valtteri saca de su mochila todo su equipo fotográfico. Dice que desde allí hay puestas de sol muy bonitas y se ha traído hasta el trípode. ¡Qué alegría me da no ser la única que va a ser pesada con las fotos! Durante la próxima hora, vamos a dedicarnos a ir buscando la puesta de sol desde diferentes puntos de la isla, mientras nuestras parejas charlan y disfrutan del paisaje (armados de paciencia).
Pese a estar nublado, nos salen unas fotos bastante bonitas. Las puestas de sol aquí son muy largas y muy doradas.


Volvemos al centro en barco y empezamos a ver las luces de la ciudad. Está oscureciendo y el contraste entre la iluminación cálida de los edificios y el azul oscuro del cielo queda muy bien. Helsinki desde el mar es tan bonita como desde la tierra.
Volvemos a la estación central paseando por Esplanadi, que también destaca por la iluminación nocturna de los edificios que hay a los dos lados de la calle, y cogemos el metro hacia Lauttasaari.



👉 Ver Etapa: Día 2: Centro de Helsinki y Suomenlinna
Volver arriba
Compartir:




Etapas 1 a 3,  total 13
 1  2  3  ..  5  siguiente siguiente



📊 Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 15 3 Media
Anterior 0 0 Media
Total 15 3 Media
Votos
Votos 3 Votos
Votos 0 Votos
Votos 0 Votos
Votos 0 Votos
Votos 0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

👉 Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 0 Visitas mes actual: 294 Total visitas: 294

comment_icon  Últimos comentarios al diario  Finlandia con finlandeses y un poco de Estocolmo
Total comentarios 4  Visualizar todos los comentarios

Salodari  Salodari  21/09/2022 03:43   📚 Diarios de Salodari
Muy chulo el inicio del diario. Es una zona que me interesa. Me quedo esperando el resto Amistad

Luchino  luchino  22/09/2022 18:39   📚 Diarios de luchino
Buen diario, y bien escrito. Puntuado.

Scofield  scofield  23/09/2022 08:15   📚 Diarios de scofield
Muchas gracias! Cuando acabe con el mío, me pasaré por los vuestros.

Salodari  Salodari  27/09/2022 15:30   📚 Diarios de Salodari
Te ha quedado genial! Te mando unas estrellas Amistad

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO


👉 Registrate AQUÍ
Volver arriba

forum_icon Foros de Viajes
Pais Tema: Finlandia: Consejos, opiniones, dudas
Foro Europa Escandinava Foro Europa Escandinava: Foro de viajes por Escandinavia: Dinamarca, Suecia, Noruega y Finlandia.
Ultimos 5 Mensajes de 156
117165 Lecturas
AutorMensaje
carolco
Carolco
Willy Fog
Willy Fog
Ene 23, 2014
Mensajes: 21440

Fecha: Vie May 20, 2022 04:56 pm    Título: Finlandia ya tiene su cerveza “OTAN” con “sabor a seguridad”

Finlandia ya tiene su cerveza “OTAN” con “sabor a seguridad” y un “toque de libertad” Una pequeña cervecería finesa, en la frontera con Rusia, decidió celebrar la decisión de su país de pedir la anexión a la Alianza. Una pequeña cervecería en Finlandia lanzó una cerveza con el nombre de "OTAN" para celebrar la petición del país nórdico de unirse a la alianza militar occidental junto con Suecia. La cerveza OTAN de Olaf Brewing presenta una etiqueta azul con una versión de dibujos animados de un caballero medieval bebiendo cerveza con una armadura de metal adornada...  Leer más ...
carolco
Carolco
Willy Fog
Willy Fog
Ene 23, 2014
Mensajes: 21440

Fecha: Vie Jun 10, 2022 09:00 pm    Título: Ante la amenaza del Kremlin, Finlandia construirá vallas

Ante la amenaza del Kremlin, Finlandia construirá vallas en su frontera con Rusia

El gobierno finlandés prepara modificaciones legislativas para facilitar la instalación de barreras más sólidas a lo largo del límite de 1300 kilómetros con el país vecina; actualmente son de madera.

www.lanacion.com.ar/ ...d10062022/

Nauttia!
carolco
Carolco
Willy Fog
Willy Fog
Ene 23, 2014
Mensajes: 21440

Fecha: Sab Jun 25, 2022 02:59 pm    Título: Re: Finlandia: Consejos, opiniones, dudas

El jefe de la defensa de Finlandia dijo que su país está preparado para la guerra si Rusia lo ataca El general finlandés Timo Kivinen aseguró que su ejército se alistó durante décadas y opondría una fuerte resistencia en caso de que esto ocurra, dijo el jefe de sus fuerzas armadas Mientras crecen las tensiones entre Rusia y los países de la costa del mar Báltico, estos se preparan para enfrentar posibles ataques de las tropas de Putin. Pero aparte del material militar, el general finlandés Timo Kivinen dijo que un factor crucial es que los finlandeses estén motivados para...  Leer más ...
carolco
Carolco
Willy Fog
Willy Fog
Ene 23, 2014
Mensajes: 21440

Fecha: Sab Jun 25, 2022 03:02 pm    Título: Re: Finlandia: Consejos, opiniones, dudas

Buques de guerra, F-35, drones: Finlandia se prepara para convertirse en el vecino de Rusia en la OTAN www.newsweek.com/ ...or-1718109 Finlandia está reforzando su ejército con buques de guerra, F-35 y drones, en preparación para convertirse en el vecino de Rusia en la OTAN. Finlandia y la nación nórdica Suecia buscan unirse a la alianza militar de manera inminente, en lo que marcaría un cambio de política importante para los países tras la decisión de Rusia de invadir Ucrania en febrero. En medio de las advertencias...  Leer más ...
ANGEMI
ANGEMI
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 09, 2009
Mensajes: 25348

Fecha: Lun Sep 05, 2022 09:21 am    Título: Viajar en otoño a Finlandia: Ruska, paisajes otoñales

Mágicos colores otoñales de la Ruska finlandesa con Inteligencia Artificial

Finlandia en otoño también es todo un espectáculo paisajístico

Cada vez son más los turistas que viajan en busca de estos paisajes otoñales que caracterizan a los meses de octubre y noviembre.

Visit Finland ha creado un mapa interactivo que permite experimentar cómo va evolucionando el follaje en sus paisajes a lo largo del otoño gracias a la Inteligencia Artificial.

Seguir leyendo en: www.expreso.info/ ...teligencia
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro

Registrate AQUÍ



Mostrar/Ocultar Galería de Fotos
Peprinto : Finlandia
Santa Claus Village
Peprinto : Finlandia
trineo de nieve
Peprinto : Finlandia
muñeco nieve
Peprinto : Finlandia
lago helado
All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. Aviso Legal - Privacidad - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter instagram