Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
Mi viaje a Noruega ✏️ Blogs de Noruega
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace
Blogs 

Mi viaje a Noruega
Diario: Mi viaje a Noruega  -  Localización:  Noruega  Noruega
Descripción: Noruega, naturaleza salvaje
Autor: Chaba   Fecha creación: 
 
Compartir:

Índice del Diario: Mi viaje a Noruega


Etapa: Mi viaje a Noruega  -  Localización:  Noruega Noruega
Fecha creación: 04/05/2008 17:40  
Compartir: 
Compartir:
Primer día.

-
(Madrid-Stavanger) - Amanece nublado. Llegamos al aeropuerto de Madrid-Barajas a las siete de la mañana. Nos acercamos a la ventanilla de SAS/SPANAIR y surgen los primeros problemas con los billetes, no pueden volcarlos. Casi me da un ataque de nervios con la empleada hasta el punto que posteriormente hago una reclamación escrita. En la ventanilla de facturación lo solucionan definitivamente.
A las 9,15 a. m. embarcamos y media hora mas tarde el avión despega con destino a Coopenhague. El vuelo es perfecto y tranquilo aunque en el descenso sufro un fuerte dolor de oídos. Aterrizamos y volvemos a embarcar en el avión que nos llevará a Stavanger dónde llegamos tras 40 minutos de vuelo. Cambiamos la primera moneda y tomamos un taxi para que nos lleve al hotel que está cerca del puerto y de la catedral, lo que nos facilita la visita a la ciudad.
Damos una vuelta por la ciudad y me recuerda a muchas ciudades españolas por las aberraciones urbanísticas que han hecho. Menos mal que han respetado en casco histórico donde todas las casas siguen siendo de madera exceptuando un centro cultural que ha roto con la estética.

El edificio mas importante es la catedral (domkirke), pequeña pero bonita y también la torre de Valberg. En el puerto está atracado el buque de la armada española "Almirante Juan de Borbón" con otros buques de armadas europeas y uno americano.
Una de las cosas que me ha sorprendido es ver que en el interior de casi todas las ventanas de las casas hay flores, una pequeña lampara y en muchas la bandera del pais. Nos vamos a dormir que después de tanto deambular estamos cansados.

Segundo día.

- (Stavanger) - Después de pasar toda la noche con luz solar, el día aparece nublado, pero no hace frío. Desayunamos en el bufete del hotel y nos encaminamos al puerto para coger el transbordador que cruzando el Lysefjord nos llevará a Tau (148 nok por persona). Hago el viaje en cubierta para sentir la brisa del mar y disfrutar las vistas que hay a ambos lados del fiordo.

Empieza a gustarme Noruega. Una vez en Tau junto al muelle del transbordador sale el autobús (220 nok por persona) que nos lleva al inicio del camino a Preikestolen. Camino difícil y duro para los no iniciados entre los que "no" me encuentro. Hay que llevar al menos calzado adecuado y ropa en prevención de la posible lluvia, pero merece la pena hacer el esfuerzo. A medida que vamos ganando altura va asomando Stavanger y todos los islotes próximos en la lejanía. La vista es preciosa (a partir de ahora procuraré ahorrarme los adjetivos pues en muchos sitios no encuentro palabra para describir lo que veo) y nos lo tomamos con calma para ir disfrutando del paisaje y dejarle plasmado en la cámara fotográfica. Es sábado y suben muchos nativos. Por fin y tras unas 2 horas llegamos al famoso Preikestolen.
El púlpito es una roca enorme, de unos 600 mts. de altura que cae en vertical sobre el fiordo y que su parte superior es plana y amplia como un balcon gigantesco desde donde se tiene acceso a una vista del fiordo impresionante.

Cómo he dicho antes no encuentro palabras para describirlo, hay que estar allí arriba y disfrutar del espectáculo que nos brinda la naturaleza. El fiordo con sus coloridos y contrastes, los acantilados, las montañas; sabia que era bonito pero no suponía tanto. Soy un amante de la naturaleza y esto es mucho mas de lo que imaginaba. Estamos un buen rato disfrutando la vista del fiordo y alrededores, asomándonos al vacío (impresiona y hay que tener cuidado) e iniciamos la bajada, no sin pena de lo que dejamos atrás. Llegamos al inicio del camino y antes que llegue el bus nos tomamos un "bocata". Durante el trayecto hacia el transbordador pienso en el error que he cometido habiendo contratado solo un día en Stavanger, debía haber reservado dos días para que me hubiera dado tiempo a subir a Kjerag, el espectáculo debe ser también increíble. Transbordador, hotel y ducha reparadora.
Nos vamos a cenar al casco antiguo al restaurante propiedad de un español que se afincó el año 82, se llama Emilio y es canario. Cenamos unos mejillones (pequeños y pocos), patatas arrugás, champiñón con gambas, bacalao y tarta de queso, total 35€ por persona (admite pago en euros). Nos vamos a tomar un descafeinado a otro sitio muy cerca de la catedral, en una terraza. Cómo detalle para el que no haya ido a Noruega, en la terrazas hay unas mantitas para que puedas taparte un poco si hace frío. La zona del puerto está tomada por los jóvenes, ¡que borracheras!. A las 12 de la noche, con luz solar, nos vamos a dormir al hotel. Allí me siento diez minutos en el ordenador a poner unos e-mails a los amigos que no pudieron venir.

Tercer día.

- (Stavanger-Bergen) - Desayunamos en el hotel y nos ponemos en marcha con destino a Bergen. Tenemos un sol radiante. Cargamos con el equipaje y nos acercamos al puerto que está a 100/150 mts del hotel para coger el FlaggRuten (expreso costero) que nos lleva a Bergen en aproximadamente 4 horas. Es un barco muy rápido y en ningún caso sale a mar abierto, hace el recorrido entre islas y gran parte del mismo lo hago en el exterior, me gusta sentir la brisa del mar, hace que me sienta mas libre. El paisaje sigue siendo bonito, cientos de islas por todos lados, montañas con bastante nieve en la lejanía.
Llegamos a Bergen y vemos por vez primera Bryggen,


el barrio histórico de la ciudad que en la antigüedad perteneció a la liga hanseática. Desembarcamos y nos vamos al hotel que tenemos reservado a 200 mts. aproximadamente del puerto. Se agradece la cercanía cuando vas cargado con el equipaje. A las 5,30 p.m. nos vamos a tomar contacto con la ciudad. Vamos al mercado del pescado que todavía permanece abierto y nos tomamos un "bocata" de salmón con gambas, he de reconocer que me gusta. Nos lo vende un argentino, charlamos un rato y nos cuenta que su abuela era de Valdoviño (Coruña), de donde precisamente es un amigo nuestro. Hace ilusión charlar en tu idioma tan lejos. Nos despedimos y nos vamos a recorrer Bryggen . ¡Que bonito!, todas las casas de madera con calles muy estrechas, algunas bastante deterioradas y en proceso de restauración que creo debían haber iniciado un poco antes. Callejeamos un buen rato entre las casas de madera y nos acercamos a ver el buque escuela de la armada noruega que está atracado frente a Bryggen, muy cerca está la iglesia (kirkes) de Sta. Maria y hay un ensayo de una coral que nos quedamos escuchando durante un rato, hasta que se toman un descanso. Salimos y nos acercamos al castillo (Bergenhus). Nos damos la vuelta y nos vamos hacia la catedral, palacio de la ópera y allí entramos a tomar un cafelito en el "café de la ópera" (así se llama), es un café recomendado por la guía del trotamundos y así lo tienen reflejado con un cartel en la fachada. Observamos que no hay muchos coches y si gran numero de bicicletas aparcadas en las calles que la gente utiliza para desplazarse. A las 11,30 p.m. y con plena luz solar regresamos al hotel.

Cuarto día.

- (Bergen) - El día se muestra radiante. Desayunamos fuerte para que nos ayude a superar las caminatas y nos acercamos en primer lugar a ver donde está la calle en la que mañana a primera hora tengo que recoger el coche que hemos alquilado desde España. Nos acercamos hasta la salida del Floibanen (funicular,70 nok) que nos lleva hasta el cercano monte Floyen.

Desde allí se contempla toda la ciudad y alrededores, casi todas son casas bajas de una o dos plantas. Bajamos de nuevo y nos metemos en el mercado, allí hemos visto "jamón", "chorizo de pueblo" pero de aspecto "infumable", supongo que eso no les puede gustar y si no han probado otro...... lo mas parecido con la realidad es pura coincidencia. Nos damos otra vuelta por el mercado del pescado que está en plena ebullición y nos tomamos otro bocatita de gambas. Volvemos a Bryggen y compramos un forro polar que parece bueno a un precio razonable. El día sigue siendo precioso y con un calor que aquí no debe ser normal, hemos visto un termómetro que marcaba 24º. Nos acercamos al parque principal de la ciudad y vemos a la gente tomando el sol y bañándose donde pueden. Caminando llegamos hasta la calle principal de la ciudad, Torgallmeningen que no tiene nada especial. Nos volvemos al hotel, mas por cansancio y sueño que por luz, sigue siendo de día.

Quinto día.


- (Bergen-Slinde) - Nos levantamos pronto para estar a las 9 a retirar el coche alquilado. Tengo pedido un Golf ó similar (así lo hacen constar ellos). Me ofrecen un Colt y lo rechazo. Comenzamos una discusión y me siguen indicando que no tiene que ser un Golf, con eso estoy de acuerdo, pero no con que sea mas pequeño. Por fin y no de muy buen grado me hacen entrega de un Opel Astra familiar y evidentemente acepto. Recogemos equipaje y salimos de Bergen en dirección a Northeisund para ver una catarata que hay allí, Steindalfossen

(salvo error, fossen es catarata en noruego). No es muy grande, pero es bonita y permite que nos pongamos detrás de la cortina de agua que baja de la montaña con un estruendo impresionante. Después de disfrutar un rato de la catarata partimos en dirección a otra, Voringfossen.


Es espectacular vista desde arriba. Abajo distingo un camino que llega hasta la misma catarata y viene a lo largo del valle por el que discurre el río pero no nos da tiempo a tomarle en el inicio que no veo desde donde estamos. Lástima no haberlo sabido para haber preparado una ruta y habernos acercado el máximo posible. Partimos hacia Voss y pasados unos kms. por la E16 encontramos otra catarata que se llama Tvinnefossen.


Nos paramos porque merece la pena verla con tranquilidad y a tocar el agua con las manos. A medida que subimos hacia el norte vamos viendo mas cataratas, ves una bonita y a continuación otra mas bonita aún. A través de las montañas de Vik


en las que aún puedes ponerte unas "tablas" y hacer unas "bajadas" llegamos a un mirador desde el que se ve el valle y al fondo Vikoiri, pueblo al borde de una de las lenguas del Sognefiord (fiordo de los sueños). Parece un paisaje sacado de una postal y me siento incapaz de describir con naturalidad lo que estoy viendo. Es un paisaje de ensueño. Bajamos a Vikoiri y seguimos ruta por la carretera que bordea el fiordo hasta Vangnes a coger el transbordador que nos llevará a Hella dónde tomaremos la carretera que bordea el fiordo por la orilla opuesta hasta Slinde, pueblo en el que tenemos alquilada una cabaña. Antes de llegar nos cae un torrente sobre el coche


, es una cascada que está al mismo borde de la carretera y tengo que poner los "limpia" a tope para poder seguir viendo lo que tengo delante. Llegamos a Slinde y sin saber cual es la cabaña, veo salir una Sra. haciendo señas, es la dueña y nos está esperando. Es un encanto, muy amable nos enseña la cabaña que esta justo delante de su casa y al borde mismo de fiordo de los sueños.


La cabaña es muy acogedora, de madera y totalmente equipada, tan acogedora que si tuviera ahora que iniciar el viaje, lo haría todo en este tipo de alojamiento y en las fechas que estamos, sinceramente creo que no reservaría nada y vendría a la aventura, seguro que no habría tenido ningún problema. Nos sentamos un ratito en el jardín de la cabaña a contemplar el fiordo y las montañas que lo rodean. Estamos en camisa y en Noruega, ¡parece increíble!.

Es tarde pero el tiempo y la luz acompañan y no apetece irse a la cama, bueno antes tenemos que cenar y a eso nos ponemos.

Sexto día

.- (Slinde) - El día vuelve a ser espléndido y nos proponemos ir a Flam. Lo hacemos a través de las montañas que van desde Eirdal a Aurland, no sin antes coger un transbordador para cruzar el fiordo. Que espectáculo, un río cayendo desde la montaña mediante "rápidos", cataratas y lagos a ambos lados de la carretera, la montaña con nieve, mucha nieve. Bajados unos kms. hay un mirador que invita a detenerse para contemplar todo el valle. Llegamos a la estación del Flamsbana y el tren está a punto de arrancar, saco los billetes de ida y vuelta y tenemos que correr para cogerle. El recorrido es ...... , bueno.... como todo lo que he visto hasta el momento. Flamsbana es un ferrocarril que inauguraron en 1944 y recorre un valle rodeado de cataratas por todos lados. El tren para delante de una catarata que se llama Kjosfossen


y el torrente parece que se te viene encima. Tenemos suerte de que el sol brille con fuerza y haga calor, el baño es tremendo hasta el punto que temo que la cámara se estropee de tanta agua como nos está cayendo . El tren reemprende la ruta con dirección a Myrdal que es el final del recorrido y allí enlaza con la línea Oslo-Bergen. Nos tomamos un pincho y nos despistamos, el tren solo para cinco minutos y reemprende la bajada. Le hemos perdido y tenemos que esperar al próximo, a parte que el billete supuestamente estaba cerrado para bajar en el mismo tren. La espera se hace larga, es la hora de comer y esta gente esta cumpliendo los horarios, abajo no dio tiempo a verlos y tarda tres horas en venir el próximo. Lo peor de todo es que de la ruta prevista vamos a tener que dejar algo sin ver. ¡Por fin! aparece el tren que debe llevarnos y el interventor se fija en el billete y antes que pueda decir nada me dice "no problem", regresamos y nos vamos a Borgund para ver la famosa iglesia de madera que creo fue construida a principios del siglo XII. En el camino atravesamos un túnel de 25 (veinticinco) kms., no padezco claustrofobia pero siento auténtica angustia y necesidad de salir, se hace infinito. Para hacerlo menos monótono tienen tres zonas que imitan mediante juegos de luces y formas estar bajo un glaciar. Llegamos a la iglesia de Borgund


y reconozco que aunque he venido a ver naturaleza y esto lo pongo en segundo lugar, esta iglesia de madera completamente, me sorprende. Está cerrada y no podemos verla por dentro, pero desde fuera es una auténtica maravilla.
Es tarde y volvemos hacia Slinde y hoy por primera vez, veo en una carretera noruega una placa de prohibido adelantar, está cerca de Songdal.
Llegamos a la cabaña y nos quedamos como ayer disfrutando de la temperatura, la montaña y el fiordo y preparando el recorrido de mañana para intentar recuperar el tiempo perdido en Myrdal.

Séptimo día.

- (Slinde) - Madrugamos para recuperar el tiempo perdido ayer. A primera hora estamos en Kaupanger para hacer un mini crucero por el fiordo de los sueños (Sognefjord)

que como el nombre lo indica, es un auténtico sueño navegar por él. El día sigue siendo radiante pero en cubierta hace frío y tenemos que ponernos los forros polares. Las tonalidades del agua del fiordo van cambiando en función del sol y la sombra, pasas de un oscuro tenebroso que parece querer tragarte, al azul, al verde. Las montañas que lo rodean son espectaculares, hay cascadas por todos sitios que depositan el agua en el fiordo desde cientos de metros de altura. Contemplo el paisaje extasiado y pienso que me gustaría vivir aquí aunque desecho la posibilidad ante la crudeza que deben tener los inviernos. Llegamos a Gudvangen y volvemos a meternos en el coche para ir hasta Lom. Hacemos un recorrido a través de montañas, desde Ovre Ardal hasta Turtagro, también a través de la montaña, sigo buscando la naturaleza, el paisaje, a pesar de la incomodidad del recorrido. Vamos prácticamente solos pero merece la pena, el recorrido es mucho mas bonito que será a la vuelta. Pasamos por montañas cubiertas de nieve donde sigo pensando en hacer unas "bajadas" si tuviera las "tablas". Seguimos rodeados de cataratas por todos sitios y al llegar a la parte alta del recorrido nos encontramos con un pico (desconozco el nombre) que me recuerda al Cervino (la pirámide perfecta en montaña), este debe tener unos 2000 mts. pero es precioso (¿también la pirámide perfecta?). El paisaje sigue siendo espectacular allá por donde mires. Llegamos a Lom, pueblo donde todas las casas son de madera oscura y que en conjunto lo hace bastante atractivo, tiene una iglesia también muy antigua de madera. Recorremos el pueblo y nos paramos en una zona/múseo arbolada que están rehabilitando y donde hay casas originales de los años 1700, con escuelas, cuadras, etc. Interesante.

Regresamos hacia Songdal y como el sol todavía está alto nos desviamos hacia el parque natural de Jostedal para ver el glaciar de Nigards, la lengua este (Nigardsbreen).

Es la primera vez que veo un glaciar y me impresiona, que masa de hielo baja desde la montaña, parece un lecho de roca inerte "¡y sin embargo, se mueve!". No podemos acercarnos mucho debido a que el barquero que con su bote cruza el lago ya terminó por hoy y a pie unas enormes torrenteras nos lo impiden. De cualquier forma la vista quedará siempre en mi memoria, es difícil olvidar todo lo que estoy viendo. Espero tener un poco mas suerte mañana en la cara oeste de Jostedalbreen.
Nos volvemos a la cabaña a disfrutar de la última noche.

Octavo día.

- (Slinde-Loen) - He dormido mal, quizá pensando en que tenemos que abandonar este refugio de paz, tranquilidad y belleza que es el fiordo de los sueños. A las dos y media me he levantado y he experimentado una agradable sensación al asomarme a la ventana y ver que la luz del día seguía imperturbable ante mis ojos, pero a pesar de todo podía ver varias estrellas. Una me pareció el "Lucero del Alba"(Venus), pero no puedo asegurarlo pues no sé si a esa hora y en esta latitud se pueda ver. Desayunamos y me acerco a la casa de los dueños a devolverles la llave, sólo está el dueño al que no conozco, arreglando el jardín, a quién le devuelvo la llave y me despido con un apretón de manos y un saludo para su mujer. A las diez y cinco arrancamos con destino a Loen y dejamos este maravilloso paisaje en el que hemos pernoctado las últimas tres ¿noches?, junto al fiordo de la belleza. El sol sigue acompañándonos por donde quiera que vamos, sigue haciendo calor. Nos acercamos a ver el Briksdalbreen (glacial de Briksdal). En el camino y antes de llegar a Birkjelo, a la salida de un túnel nos encontramos un valle con lago paradisíaco, creo que debió ser aquí donde Eva vivió con Adán antes de morder la manzana. Con el sol brillando en lo alto, el valle se encuentra provocativo luciendo todo su esplendor. La carretera invita a ir mas rápido pero el paisaje hace que aminores la marcha y que disfrutes de él. Me detengo unos minutos aunque se que no puedo hacerlo, no hay mucho tráfico. Sigo el camino y llego a Briksdal , aparcamos el coche e iniciamos el camino de subida al glaciar. Elegimos un camino angosto que es el original y dejamos la carreterilla de tierra por la que suben los vehículos que previo pago te acercan hasta el lago, luego bajaremos por ella. A medida que vamos ganando altura el glaciar va dejando ver toda su majestuosidad y ofreciendo sus colores blancos y azulados. Llegamos a la laguna de color verde esmeralda y la rodeamos para acercarnos a Briksdalbreen


, al hielo, pero a falta de cien metros el camino está cortado por motivos de seguridad. El calor desde hace unos días está siendo tan fuerte que el hielo está blando y hay peligro de derrumbes, incluso han suspendido los paseos sobre el hielo. ¡Que mala suerte!. Lo entendemos y a pesar de todo nos sentamos durante un buen rato a contemplar, a meditar y a comentar sobre lo que estamos haciendo con la naturaleza, a pensar que en el lugar que nos encontramos hubo un tiempo no muy lejano que estaría cubierto por el hielo. Nos saco de nuestro éxtasis un grupo de ¿ciudadanos? llegados hasta allí, cantando "que viva España", ¡que gritos! y que triste que en vez de disfrutar de tan bonito paisaje se pusieran a berrear. A ciertas personas deberían tenerles encerrados en guetos y no dejarles salir, con comportamiento así damos la imagen que tienen de nosotros por el mundo. A estos personajes lo que menos les importa es la naturaleza. Se van antes que nosotros, solo han subido para hacerse la foto. Nos quedamos disfrutando de "la visual". Transcurrido un par de horas emprendemos el camino de regreso y esta vez lo hacemos por la carreterilla de tierra. Cruzamos ante otra cascada que baja de la laguna y nos pone perdidos de agua. Se agradece el remojón y la vista, ante nosotros tenemos el arco iris, seguimos hasta abajo, comemos un bocadillo que nos hemos preparado y seguimos ruta hasta Loen.


Pueblo idílico como muchos otros rodeado de montañas y al fondo de Nordfjord. Damos un paseo por los alrededores y vamos a descansar al hotel que mañana tenemos una larga etapa hasta Alesund.

Noveno día.

- (Loen-Alesund) - Bajamos a desayunar, tenemos un bonito día y un largo camino por recorrer. Nos ponemos en carretera en dirección a Hornindal, en principio bordeamos el fiordo y pasado Hornindal la carretera serpentea entre montañas e innumerables túneles. Atravesamos un valle con un bonito lago (Hornindal) y nos paramos en un recodo para contemplarle. Continuamos camino por el valle y vemos otro lago aún mas bonito y en el que no queda mas remedio por auténtico placer, que hacer otra pequeña parada y dejar volar la imaginación casi sin prestar atención a la carretera, por suerte hay poco trafico. Seguimos en dirección a Hallesyt, pueblo donde embarcaremos en un ferry para hacer un mini crucero por el fiordo de Geiranger hasta el pueblo del mismo nombre, Geiranger. En Hallesyt, mientras esperamos el ferry nos hacemos unas fotos en la cascada que hay frente al muelle. Embarcamos. El recorrido, como todo lo visto hasta el momento es para no perder detalle . Cascadas por todos sitios que en la lejanía parecen colgar desde los acantilados, las tonalidades del fiordo, como en el de los sueños siguen siendo increíbles, que azul tan bonito, ........ pero hay que hacer especial hincapié en la cascada de "las siete hermanas",


aunque nos advierten por megafonía que el calor está haciendo estragos y que la catarata va con poca agua. Así es, momentos después lo podemos comprobar y a alguna de "las hermanas" les queda poca agua que arrojar al vacío, pero es preciosa. Al fondo del fiordo, tras un recodo podemos ver Geiranger. Momentos después desembarcamos e iniciamos la subida al Dalsniba, nos encontramos un mirador con una vista de Geiranger


y el fiordo de auténtica maravilla. Retrocedemos y retomamos el camino en dirección a Trollstigen (escalera del troll). Al salir de una curva, cerca de Valldal, tenemos una preciosa garganta, se llama Gudbrandsjuvet . El espectáculo está servido, que maravilla, pero ...... están haciendo una pasarela para visitarla y entre las vallas nos acercamos lo que podemos para poder verla mejor. Es impresionante ver la cantidad de agua y la fuerza con la que pasa entre las rocas, es .... auténticamente bonita. La carretera sigue el curso de un río que baja formando rápidos, nosotros vamos hacia su nacimiento que proviene del deshielo de la montaña en la que estamos por su cara sur. Llegamos al punto mas alto donde hay una considerable zona turística, estamos en la escalera del troll. Aparcamos y nos acercamos al mirador para poder contemplar la famosa escalera.


Hay un par de cascadas en la cara norte, la que mas me gusta es la que cae casi sobre la carretera, creo que se llama Stigfossen. Vemos varios picos espectaculares y cuyos nombres he leído creo son Kongen, Biskopen, Donninga, etc., alguno de los cuales es una auténtica pared con mucha nieve. La vista del valle por el que discurre la carretera es un auténtico lujo. En la bajada nos hacemos unas fotos delante de la catarata y casi no podemos, nos ponemos perdidos de agua que al golpear contra las rocas se convierte en una auténtica lluvia en la carretera. Seguimos ruta hasta llegar a Alesund. A las doce de la noche que es la hora que estoy escribiendo, la luz del día sigue siendo buena. A medida que subimos hacia el norte, el sol aunque escondido, cada vez con mas intensidad sigue dejando ver su claridad por las ventanas, solo sabemos que es de noche mirando el reloj. Me levanto a las tres de la mañana para hacer una foto de la ¿noche?


noruega y me sigue resultando increible ver que el sol está puesto en el horizonte pero dejando ver toda su luz .

Décimo día.

- (Alesund-Trondheim) - Salimos a las 9,30 a.m. con destino a Trondheim. El paisaje empieza a cambiar, lo noto mas árido y aunque sigue siendo bonito me gustaba mas lo visto con anterioridad. Seguimos cruzando fiordos en transbordadores.


Pasamos por Molde y seguimos ruta por la carretera atlántica hasta Kristiansund, ciudad asentada en tres islas unidas mediante puentes. La carretera atlántica va saltando entre islas (si los puentes que tiene los hubiéramos hecho en España estaríamos diciendo que han destruido el paisaje), pero tengo que decir que los han hecho con cierto encanto. Seguimos ruta y pasamos por un túnel que cruza bajo un fiordo. LLegamos a Trondheim y la primera impresión que me da es ser la mas industrial de todas las visitadas, quizá la mas española de todas. No termina de gustarme y estoy pensando que debería haber hecho el viaje al revés, haberlo iniciado por el norte y terminado en Stavanger subiendo al Preikestolen. En Trondheim aparece la primera lluvia, finita pero lluvia en definitiva.

Undécimo día.

- (Trondheim) - Nos vamos a la isla de Hella a varios kms. de Trondheim. Esperaba algo más, es un paisaje corriente si no fuera por unos lagos en el camino. Tengo la sensación de haberme equivocado yendo hasta allí. Volvemos a Trondheim y nos vamos directamente a ver la catedral de Nidaros por dentro (300 nok)

.

Es sin duda la catedral mas importante de Noruega. Subimos a la parte superior y se ve la ciudad al completo. Nos vamos a dar una vuelta y se pone a llover, esto me hace comentar la suerte que hemos tenido con el tiempo que ha sido muy bueno y nos ha dejado visitar cuanto hemos querido tranquilamente. Nos vamos a la zona de tapas y entramos en un restaurante con nombre español "ajo-tapas bar". Nos atiende un camarero canario casado y separado de una noruega, que para ver al hijo que tienen se va de vacaciones y se pone a trabajar. A la media hora y para soltar una parrafada en castellano sube una argentina que también trabaja allí y que no parece muy contenta con el país de acogida. Platicamos un ratillo pero tiene que dejarnos para volver al trabajo. Nos intercambiamos e-mails y le prometo que nada mas llegar la escribo un correo. Nos despedimos y nos vamos a dar un paseo porque ha dejado de llover. Son las once de la noche y sigue siendo de día.

Duodécimo día.

- (Trondheim-Madrid) - Está lloviendo y bajamos a desayunar cabizbajos. Esto se termina y nos ponemos rumbo al aeropuerto que está a varios kms de la ciudad. La carretera está cortada, ¡vaya fastidio!, nos desvían por otra y hay un atasco tremendo que no sabemos a que se debe aunque pasados 20 minutos descubrimos el motivo, hay un semáforo y con todos los que vamos ...... . Volvemos de nuevo a la carretera original que nos lleva al aeropuerto. Voy a entregar el coche y hay dos noruegos sentados que no hacen ni puñetero caso. Por fin hago intención de dejarles las llaves sobre la mesa y uno de mala gana se levanta (aquí diríamos que son unos vagos), parece que viene a revisar el coche, pero simplemente es para hacer acto de presencia, ve que el coche está desde la puerta, le doy las llaves y vuelve al "trabajo". Vamos al mostrador y facturamos el equipaje con destino a Madrid, vía Oslo. La hora de salida son las 12,25 a.m., tres cuartos de hora de vuelo y enlazamos con Madrid. Tenemos poco tiempo y nos anuncian que el vuelo va con retraso y empezamos a preocuparnos. Por fin a las 13,05 a.m. el vuelo sale en dirección a Oslo. En el avión nos anuncian que los vuelos de Oslo a Munich y a Madrid nos están esperando y que vayamos a nuestras puertas de embarque lo mas rápido posible. A la llegada tenemos la suerte que nos está esperando uno de los cochecillos para moverse por la zona de pasajeros del aeropuerto. Una sudamericana lo conduce y va a tal velocidad que por un momento creo que atropellará a alguien, hasta que nos deja en nuestra puerta de embarque. No da tiempo a comprar ninguna cosilla, entramos en el avión y ¡arriba!, estamos en el aire. El vuelo, como a la ida es perfecto y en poco mas de tres horas estamos en Barajas.
El ser humano en su "ego" elige las maravillas del mundo adaptando la belleza a lo que él ha construido, pero creo que esa no es la realidad y los millones de años de continuo movimiento del planeta han producido formas infinitamente mas bellas como es esta zona de la naturaleza que no me extraña la hayan declarado "patrimonio de la humanidad".

De vuelta, desde el aire, al paso por Dinamarca saco una foto de la peninsula de Skagen.


Durante el vuelo en mi pensamiento se acumulan los lugares visitados y paisajes vistos que me han impresionado por su belleza, sigo sin tener palabras para adjetivarlos y los recordaré con el placer de haber estado allí. Recuerdo y recordaré siempre la vista desde Preikestolen, los mini cruceros por los fiordos, las muchas cataratas y las lenguas de los glaciares y echo de menos no haber subido a Kjerag, llegar a las Islas Lofoten y a Cabo Norte. Me gustaría volver para hacerlo, aunque hay otros muchos fenómenos naturales que también me gustaría ver. ¡Maravillosa naturaleza!
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Mi viaje a Noruega



Votaciones al diario Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0 Media
Anterior 0 0 Media
Total 147 33 Media
Votos
Votos 0 Votos
Votos 0 Votos
Votos 0 Votos
Votos 0 Votos
Votos 0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 34 Visitas mes actual: 20 Total visitas: 57639

  Últimos comentarios al diario  Mi viaje a Noruega
Total comentarios 60  Visualizar todos los comentarios

Wilderness  Wilderness  06/05/2013 09:29   
Había que leer este diario, de uno de los foreros más activos en el hilo de los fiordos!
Buen diario, si algún día viajo en caravana además de llevarme las canoas hinchables y las bicis pondré unas "tablas", jejeje.

Pumukka  pumukka  23/05/2013 10:19   
Muy buen diario, ameno y útil. Sólo me queda una duda, ese fantástico camping en Slinde es el de lundenferie? Buen aporte!

Chaba  chaba  26/05/2013 17:44   
Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Alan984  Alan984  02/06/2013 17:55   
Gracias por el diario, nos ha sido muy útil para preparar las vacaciones de este verano.

Saludos.

Chaba  chaba  02/06/2013 21:45   
Gracias a ti Alan, por leerlo. Me alegro que te haya servido.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Pais Tema: Noruega: Consejos
Foro Europa Escandinava Foro Europa Escandinava: Foro de viajes por Escandinavia: Dinamarca, Suecia, Noruega y Finlandia.
Ultimos 5 Mensajes de 1335
851246 Lecturas
AutorMensaje
Ubay
Ubay
New Traveller
New Traveller
Ene 12, 2021
Mensajes: 4

Fecha: Mar Ene 12, 2021 08:51 pm    Título: Re: Noruega: Consejos

Pienso que quizas el transporte público puede ser bastante caro, anoser que tengas un bono especial. No te quiero hablar si optais por coger un taxi directamente. No he estado en Noruega, aunque si os digo, planeo viajar alli este año (Si el tema del COVID lo permite). Esperemos que si, es algo que llevo queriendo hacer desde mucho tiempo. Pienso que estoy preparado aunque bueno eso es otra movida jaja. He visto personas (en Youtube) que ofrecen consejos en cuanto que transporte coger, etc etc. En este caso como estais hablando de que transportes públicos serían los más convenientes pues...  Leer más ...
ANGEMI
ANGEMI
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 09, 2009
Mensajes: 20064

Fecha: Lun Abr 26, 2021 03:52 pm    Título: Noruega: Qué ver en Bergen, Tromsø, Bodø, Stavanger, Ålesund

5 ciudades costeras para enamorarnos (definitivamente) de Noruega

Descubre la naturaleza noruega marcada por las auroras boreales, los paisajes glaciares y el sol de medianoche

Recorre la costa de Noruega desde los mejores restaurantes de Bergen hasta las impresionantes auroras boreales de Tromsø, desde los fiordos de Bodø hasta las escarpadas montañas de Stavanger, sin olvidar el art nouveau de Ålesund. Así, te presentamos las cinco mejores ciudades para disfrutar de todo el esplendor de la costa noruega:

Seguir leyendo en Viajar El Periódico: viajar.elperiodico.com/ ...as-noruega

dagrape
Dagrape
Experto
Experto
Feb 20, 2010
Mensajes: 182

Fecha: Sab May 22, 2021 06:54 pm    Título: Re: Noruega: Consejos

Hola! estamos pensando en viajar a Noruega este mes de agosto, pero hemos visto que exigen cuarentena obligatoria de 10 días.
Leo que mucha gente esta de vuelta, y algunos piensan viajar en verano.
Mi pregunta es: como lo habéis hecho o como lo vais a hacer si las restricciones son tan severas!?
Gracias
noragoaz
Noragoaz
Silver Traveller
Silver Traveller
Ene 18, 2016
Mensajes: 18

Fecha: Sab May 22, 2021 08:55 pm    Título: Re: Noruega: Consejos

"dagrape" Escribió:
Hola! estamos pensando en viajar a Noruega este mes de agosto, pero hemos visto que exigen cuarentena obligatoria de 10 días.
Leo que mucha gente esta de vuelta, y algunos piensan viajar en verano.
Mi pregunta es: como lo habéis hecho o como lo vais a hacer si las restricciones son tan severas!?
Gracias

Hola, Tenemos planeado viajar en Agosto. Pero solo iremos siempre y cuando no exista la cuarentena de 10 días.....esperemos que así sea para entonces.
Salodari
Salodari
Dr. Livingstone
Dr. Livingstone
Abr 03, 2009
Mensajes: 8886

Fecha: Sab May 22, 2021 08:57 pm    Título: Re: Noruega: Consejos

Había este hilo por aquí:

Restricciones de viaje a Noruega COVID: cuarentena, normas
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ



All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. Aviso Legal - Privacidad - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter instagram