Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


Uzbekistán... ¿y eso qué es? -Diarios de Viajes de Uzbekistan- 1977menorca
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: Uzbekistán... ¿y eso qué es?  -  Localización:  Uzbekistan  Uzbekistan
Descripción: Recorrido por Uzbekistán durante trece días
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:

Índice del Diario: Uzbekistán... ¿y eso qué es?



Etapa: Uzbekistán. El país de la letra M.  -  Localización:  Uzbekistan Uzbekistan
Fecha creación: 07/08/2013 19:52  
Compartir: 
Compartir:
Estuve durante largo tiempo dando vueltas a este viaje. Por un lado, siempre me han atraído los lugares remotos, extraños, raros, distantes y desconocidos. Por otro lado, Mary no me iba a acompañar a este viaje, por lo que no tenía que acordar el destino con nadie, y como a ella no le hacía mucha ilusión, me dije, esta es la mía. Y además, desde pequeño había leído sobre Marco Polo, la ruta de la seda y Samarkanda, por los que siento una especial fascinación.

Me estuve documentando (gracias foreros) sobre requisitos de entrada, precios, seguridad... y al final me decidí, Uzbekistán era mi destino.

Compré el vuelo Menorca-Madrid-Menorca por unos 140 euros (con descuento de residente incluido), con Vueling, caro, ¿verdad? Así están las cosas. Malvado o muy loco

El vuelo de Madrid-Tashkent-Ginebra-Madrid, con Uzbekistán Airways, 530 euros.

El visado uzbeco, 80 euros, y el mensajero, otros 30 euros. Típico impuesto tercermundista. Por desgracia, no lo hacen al llegar al aeropuerto (visa on arrival, VOA), y hay que tratar con la embajada en Madrid. Cosas de las dictaduras.

El seguro médico, 55 euros.

La guía de viaje de Central Asia de Lonely Planet, unos 30 euros.

Y después de todos estos gastos, me dije... ¡ya no hay marcha atrás!

28/06/13

Primer día de viaje. Me llevo 500 euros escondidos en el cinturón, 930 euros en la cartera y 50 dólares americanos. Parece mucho, pero en Uzbekistán no hay cajeros automáticos. Por si acaso, me llevo una tarjeta de débito y otra de crédito, por si me roban o pierdo el dinero, intentar que un banco me de un avance de efectivo. ¿Me lo darían? Mejor no saberlo.

Salgo de Menorca sobre las 13 horas y me planto en Madrid en poco más de una hora. Por suerte hay huelga en los servicios de restauración del aeropuerto, excepto en Mc Donalds, así tengo la excusa perfecta para ir a la Villa de Barajas, a una parada de metro de distancia, a comer un buen menú, y mucho más barato.

Vuelvo al aeropuerto a hacer tiempo y consumo un montón de megas del smartphone. Me releo la guía e intento pasar horas lo mejor posible. El vuelo sale a las 22 horas hacia Tashkent. He salido con mucha antelación, pero prefiero no arriesgarme a perder la conexión.

En el mismo avión de Uzbekistan Airways, llamado Bukhara, viaja un forero, Desma. Por desgracia el flujo de salida de pasajeros del avión no se mezcla con el de entrada y no nos podemos ver, pero amablemente me telefonea y me da los últimos consejos. Y en un rato, ya estamos en el aire, camino a Uzbekistán. Se sirve la cena y a dormir.

29/06/13

Al despertar me dan a rellenar una hoja sobre inmigración y aduanas, para mostrar en el aeropuerto, una a la llegada y otra a la salida. Sobre las 08:30 horas llegamos al aeropuerto de Tashkent, nudo de comunicaciones de Asia Central. Menudo nudo, hay más ajetreo en el aeropuerto de Menorca (en verano).

Me coloco estratégicamente y aprieto el paso de manera que llego el primero a la cabina de extranjería, paso el trámite en un momento, recojo el equipaje y paso la aduana, sin problema y rápidamente. En la hoja de aduanas he marcado que llevo antidiarreico y antibiótico, pero no hacen caso y el agente cambia la casilla y marca nada que declarar.

Salgo del aeropuerto, pero como el billete más pequeño que llevo es el de 10 dólares, eso es lo que pago por el taxi hasta el hostal, el Ali Travel Guest House (20 dólares la noche). En el mismo taxi cambio 100 euros por dinero uzbeco, el som. Por cada euro, consigo 3.300 som.

Me instalo en el guesthouse, me dan de desayunar y me voy andando a la estación de metro Kosmonavtlar, la más cercana. El billete cuesta 800 som. Antes de entrar, me registran las pertenencias y me comprueban el pasaporte y la validez del visado. Siempre lo harán cada vez que use el metro. Llego a la parada de Tashkent Station y me dirijo a la estación de tren, pero me dicen que el billete se vende en un edificio cercano. Allá me entero bien de lo que es la organización uzbeca de las colas, se trata simplemente de colarse. Así que me cambio de ventanilla a una que sospechosamente estaba casi sin gente, y unos rusos que hablan inglés me indican que en esa solo venden billetes para el tren de alta velocidad. Como no quiero volver a pelear con los uzbecos, saco el billete, tampoco es tan caro (51.000 som solo la ida), además así podré sentirme orgulloso de la tecnología española, son trenes Talgo. El billete es para mañana a las 8:00 horas, no había para más tarde.

Ya con el billete sacado, cojo el metro de nuevo y paro en la ciudad antigua, metro Chorsu. Más que antigua, yo la llamaría vieja. Se ve el esqueleto del hotel Chorsu, doy un paseo por el bazar, visito la madrasa Kulkedash (me cobran 2.000 som), veo la mezquita Juma por fuera y el Circo, que no es itinerante sino fijo, en un edificio de obra, no de tela. Como en un restaurante por unos 10.000 som, comida sencilla.

Una vez comido, intento visitar el mausoleo Kaldirgochbiy, el mausoleo Shaykh Hovendi Tahur y el mausoleo Yunus Khan. En uno puedo entrar (no recuerdo cuál; accesible por una calle lateral, tras mucho buscar y preguntar), los demás están cerrados al público, pero no me entero si de forma permanente o solo temporal. Dificultades lingüísticas.

Para ver la ciudad decido volver andando al hostal y bajo por la calle Abai y la calle Kosmovatlar. En esta última veo un edificio bonito al que saco una foto con el zoom, pero al poco me viene un policía con un AK-47 y me pide educadamente que la borre. Más tarde, averiguo que vive allá el presidente del país, Ismail Karimov.

Llego al hostal, me ofrecen gratuitamente una frugal cena y a dormir, que mañana toca madrugar.


Vuelo Madrid-Tashkent. Impresionante contraste entre la zona fértil y el desierto de Kyzylkum.


Circo de Tashkent.


Bazar Chorsu.


El famoso y "magnífico" hotel Chorsu.

Mezquita Juma.

30/06/13

Un buen madrugón y me dirijo en metro a la estación de tren. Sale puntualmente a las 8:00 horas y sobre las 10:00 estamos en Samarkanda.

Una vez salgo de la estación, sorteo los taxis y me planto en la parada de marshrutkas, cojo el número 3 y en menos de media hora me planto frente a la impresionante plaza de Registan. Desde allá me dirijo a pie al hostel, el Jahongir Bed and Breakfast (25 euros la noche, con un buen desayuno).

Me instalo y enseguida visito la plaza Registan (14.400 som, si pagas al policía directamente son 12.000 som). El minarete está cerrado pero me ofrecen subir por 8 euros. Me paso unas dos horas visitando las tres madrasas, hasta que me entra hambre y me dirijo a un restaurante local donde me pongo las botas y como con dos franceses que salieron en bici desde Estambul sin destino fijo y un americano de California que vive en Pekín y está de vacaciones.

Por la tarde visito la impresionante Mezquita Bibi-Khanym (9.000 som), el mausoleo Shah-i-Zinda (7.000 som), la mezquita Hazrat-Hizr (7.000 som), donde puedo subir al minarete, que no es muy alto pero tiene buenas vistas.

Como ya estoy cansado, ceno donde comí y a dormir, que ya he hecho mucho hoy.

No conseguí hacer una buena foto del conjunto de la plaza Registan, pero hay miles por internet. Esta es desde dentro de la plaza.

Vista parcial del Registan.

Bonito detalle en una fachada de la plaza.

Visión lateral desde el exterior de la plaza.

Típica imagen uzbeca.

Conjunto.

Aventureros que se encuentran en el camino.

Shah-i-Zinda

Interior del Shah-i-Zinda

Mezquita Hazr-Hizr

Visión desde Hazr-Hizr

Con un poquito de zoom


01/07/13

Después de un buen descanso, me como un magnífico desayuno, donde conozco a una pareja de franceses con los que decido ir de visita a la ciudad de Shackrisabz, que está a unas dos horas en coche. Pago la habitación en euros y me dan el cambio en som, al mismo cambio del mercado negro que el taxista, 3.300 som.

Dejo las negociaciones en manos de Erwann que negocia que paguemos 132.000 som entre los tres al taxista para que nos lleve, nos espere y nos traiga de vuelta.

Lo más interesante de la jornada es el camino. La carretera está hecha polvo, llena de baches y con animales y niños sueltos. ¡Menudo peligro! A pesar de ser un país desértico, mucha gente trabaja en la agricultura, y a los lados de la carretera se ven campos sembrados de tabaco, frutas o verduras. El trabajo no está muy mecanizado y se ven legiones de mujeres trabajando (¿dónde estarán los hombres?).

Subimos a un paso de montaña que será lo más divertido del día, lo bajamos y al cabo de poco nos plantamos en Shackrisabz. Allá vemos desde fuera el palacio Ak-Say, pero no podemos entrar ni subir ya que está de obras. Hay una estatua de Amir Timur. Visitamos en museo de Amir Timur (4.000 som), que es totalmente prescindible. Paseamos por el bazar, que es muy típico y muy local, pero los de Samarkanda y Tashkent son mucho mayores y del mismo estilo. Visitamos también la mezquita Kok-Gumbaz (3.000 som), detrás de ella hay unos mausoleos al aire libre. Y finalmente vamos a la tumba de Jehangir y la cripta de Timur, que según la guía son gratuitos pero un espabilado nos quiere cobrar sin darnos entrada.

Comemos en un restaurante local y volvemos a Samarkanda sobre las 17:00 horas.

La verdad, no hay mucho ver en esta ciudad. Madrasas, mezquitas y mercados los hay en las otras ciudades y son mucho más interesantes o mayores, y lo único diferente que tiene es el palacio Ak-Say, pero está cerrado. Lo mejor, el paso de montaña, claro que yo vivo en Menorca y no estoy acostumbrado, tal vez lo disfruté más por eso.

Una vez en Samarkanda, un pequeño paseo, cena y a dormir.

Camino a Shackrisabz.

En lo alto del puerto de montaña.

Palacio Ak-Saray. Tamerlán dormía aquí.

02/07/13

Hoy me levanto y desayuno tranquilamente, sin ninguna prisa.

Por la mañana visito el mausoleo de Rukhobod, me hago fotos con la estatua de Amir Timur que hay cerca, en una rotonda y visito el mausoleo mejor conservado de Uzbekistán, el Gur-e-Amir. Si no recuerdo mal, el de Ak-Saray, que está detrás, está cerrado y no lo puedo visitar. Para entrar en el Gur-e-Amir me cobran 9.000 som, pero una vez dentro veo por el suelo las entradas que cobran a los locales, 600 som. Estas cosas me molestan, pero hay que entender que el poder adquisitivo no es el mismo para ellos.

Voy a dar un paseo por el bazar de Samarkanda, que está detrás de la mezquita Bibi-Khanym. Es en parte parecido al de Shackrisabz pero mucho mayor. Como aquí.

Después de comer, me voy caminando hasta el lejano mauseoleo Ishratkhana y el de Hokja Abdi Darun. El primero, como dice la guía, es digno de una película de miedo y el segundo tiene una pequeña piscina artificial. Su visita merece la pena solo si sobra mucho tiempo.

Vuelvo al centro y me dedico a callejear por las magníficas visitas de ayer, viéndolas desde fuera, haciendo tiempo para cenar y dormir.

Tamerlán en una rotonda.

Mausoleo Gur-e-Mir. El interior está muy bien conservado, aunque no pondré fotos ya que no me quedaron muy bien.

Interior de una mezquita. Ahora mismo no recuerdo el nombre. Lo buscaré...

Mezquita Bibi-Khanym.


El terrorífico mausoleo Ishratkhana.


Piscina artificial. Hodja Abdi Darun.

03/07/13

Hoy abandono Samarkanda y viajo a Bukhara, que para mí, una vez en España y reflexionado sobre el viaje, creo que es la más bonita de las ciudades de Uzbekistán.

El hotel se había encargado de sacarme el billete de tren (21.000 som más 5 USD de comisión). No recuerdo los horarios pero llego a la estación de tren de Bukhara sobre las 15:00 horas, esquivo a los taxistas y cojo la marshrutka número 68, que me lleva al centro histórico de Bukhara. Allá me alojo en el hotel Fatima e Ibrahim (20 euros la noche con un buen desayuno), prácticamente enfrente del Lyabi-Hauz, una especie de gran piscina artificial con restaurantes y mucha vida alrededor. En este hotel vuelvo a cambiar euros a som, al mismo precio, 3.300.

Me recomiendan comer en un restaurantes local que se llama Chinar y está frente a la parada de marshrutka donde bajé. Como el famoso arroz plov. No soy muy exigente con la comida y ésta no está mal, así que comí y cené siempre aquí mientras esté en Bukhara, excepto un día que comí en el restaurante Minzifa, pero el aumento de calidad no compensó el aumento de precio, así que volví al Chinar el resto de veces.

Esa tarde me dediqué a pasear por el centro y poco más, a dormir. Es curioso que en Uzbekistán (excepto en Tashkent), una vez se pone el Sol y los restaurantes despachan a los comensales, no queda prácticamente nadie en la calle. Además, el alumbrado público es casi inexistente.

Estanque de la plaza Lyabi Hauz.

Zona del estanque, de noche.

Estatua de Hoja Nasruddin, cerca del estanque.

04/07/13

Creo que fue este el día que lo pasé mejor en todo el viaje.

En primer lugar voy a visitar el Ark (10.500 som), una especie de fortaleza que tiene una buena parte derruida pero lo que se visita es muy interesante. Al salir, enfrente está la Torre del Agua, pero han puesto unos pinchos y una barrera con candado, así que de subir, nada. Y detrás de la torre, visito la mezquita Bolo-Hauz, es gratuita pero te "obligan" a dejar una limosna. Acto seguido me dirijo al mausoleo de Chasma-Ayub, no recuerdo el precio pero no es muy bonito. Siguiendo el camino, doy un paseo por el Bazar Kolkhoz, hay un montón de tiendas con cualquier producto que un uzbeco pueda necesitar. Por suerte, encuentro una hoja de afeitar, en el bazar de Samarkanda no la pude encontrar. Pegado al bazar está la muralla antigua, la rodeo completamente y por la parte que da al parque Kirov puedo subir, hay una escalera y para subir a la parte más elevada hay que escalar un poquito, pero vale la pena. Hay una buena vista del bazar. En el parque Kirov hay un gran estanque, supongo que también artificial, y un pequeño parque de atracciones. Veo desde fuera el pequeño mausoleo Samánida del parque y el monumento a la madre que llora (por los 400.000 muertos uzbecos en la Segunda Guerra Mundial).

En un momento dado, me siento cansado así que me pongo a la sombra de la entrada de la madrasa Modari Khan, y es entonces cuando tengo la gran suerte que un viejito me ve, coge una llave del interior de esta madrasa, me dice que le siga y abre para mi solo la de Abdullah Khan, que está justo enfrente. Me pide 2.000 som pero acabo tan contento de la visita que le doy 3.000 más. Puedo subir por única vez en todo el viaje al primer piso y al techo de esta madrasa, y disfruto tanto que es de los mejores recuerdos que tengo de este país.

Acabada la visita, me despido del viejito y voyua visitar el Zindon, una especie de mazmorras donde estuvieron unos importantes militares británicos en cautividad.

Después de comer, en el Chinar de nuevo, descanso y después me pierdo por fuera del centro, llegando hasta el cementerio judío y visitando calles donde vive la gente del pueblo. La verdad es que están en muy mal estado, llenas de baches y polvo, sin aceras y las casas tienen las paredes de adobe. Pero se ve a muchos niños jugando y parecen más felices que los occidentales.

Me paso la tarde vagabundeando, a cenar y a dormir.

Fortaleza Ark.

Noria en parque Kirov. En primer plano, mausoleo Samánida.

Zindon. Mazmorras.


Tejado de la madrasa Abdulla Khan. Una oportunidad única.

Otra desde el tejado.


Antigua muralla de Bukhara.


Otra imagen de la muralla.

05/07/13

Hoy me cojo el día con mucha calma. Me levanto tarde, un buen desayuno, y al lado del hotel hay una agencia de viajes donde finalmente decido comprar el billete de avión de Ürgench (Khiva) a Tashkent para el día 10. Viendo el precio del desplazamiento por tierra y comparándolo con el del avión, ahorrarme unos euros no me compensa la paliza y las incomodidades. Pago 84 euros y 12.000 som de comisión. Antes había ido directamente a una agencia de Uzbekistan Airways que me indicaron en el hotel y está saliendo del centro, era unos 15 euros más barato pero solo me dejaban pagar en dólares, y ya no me quedaban suficientes.

Me paso el día recorriendo las calles de la ciudad y entro en la madrasa Kalon (unos 3.000 som, no recuerdo bien, entrada para dos días). El minarete del mismo nombre está cerrrado. Es una pena porque es el más impresionante que he visto. Parece que mediante un soborno se puede subir, pero no me ofrecieron dicho "servicio", así que no sé decir. Creo que es la madrasa mejor conservada que he visitado, o al menos la que más me ha gustado.

El resto del día lo paso visitando las madrasas Abdul Aziz Khan y Ulugbek, así como los diferentes bazares (Taki-Sarrafon, Taki-Zargaron y Taki-Telpak).

Y fuera del mapa de la guía está la mezquita más bonita del país, la Char Minar, fuera del centro. Pensaba que estaba en Khiva pero por suerte la veo en una postal, pregunto al vendedor dónde encontrarla y no me la pierdo. ¡Menos mal!

Y con una suculenta parrillada de carne termina el día.


Vista del conjunto Kalon.


Otra visión del Kalon.

La mas bonita de las fachadas de una madrasa en Uzbekistán.


Mezquita Char Minar. Y casi me la pierdo.


06/07/13

Este día lo dedico a desplazarme hasta Khiva. En el hotel (donde por cierto la hija de la dueña habla castellano, le enseñó un compatriota que vivió allá durante tres años dedicado a trabajar en temas de agua) me arreglaron el desplazamiento por 20 euros en taxi compartido y a las 09:30 horas me vino a buscar un taxista.

Una vez en el coche vamos a un bazar cuyo nombre no recuerdo, donde se congrega la gente que quiere viajar a Ürgench o Khiva y los taxistas, para buscar clientes. Clientes los hay, pero muy pocos al ser sábado, y no hay manera de arreglar un precio. Hasta que a las 12:00 me canso y decido subvencionar con 5 dólares para cada uno a dos uzbecos y enseguida se llena el coche (¿cuánto pagarán ellos normalmente?).

A pesar de todo lo leído sobre la carretera entre Bukhara y Khiva, a mi no me parece tan mala, una inmensa recta en medio del desierto de Khyzyl Kum. Es cierto que este desierto es más bien feo, no es como partes del Sáhara con sus dunas giganes, sino más bien un secarral inmenso y llano con poquísima vegetación y algunas columnas de humo negro (tema de petróleo, me dijo el chófer, no sé yo), pero después de tantas "m", madrasas, mezquitas, minaretes y mausoleos, y después de tanta cultura, me va muy, pero que muy bien cambiar de aires y hacer algo diferente, ya estaba un poco saturado.

En medio del camino paramos a almorzar, y en el precio estaba incluido un te y una pasta. Mientras lo preparan me pongo a conversar con una pareja de policías. Yo también trabajo en esto (de alguna manera hay que ganarse la vida) y me identifico a los compañeros uzbecos... y además de te y una pasta me como medio pollo y un pan por su cortesía Mr. Green

Una vez en marcha en el taxi y después de despedirme de los policías, me dicen que en realidad el pollo no lo habían pagado los policías... no entiendo... ¿sabes cómo llaman a la policía aquí? ¡Mafia! Así que el pollo lo han pagado en realidad las víctimas de sus pequeñas pero continuas extorsiones. No es como en España donde tenemos una policía ejemplar Chocado sino que allá tienen un sueldo muy bajo y lo redondean de forma no muy honesta Avergonzado

En fin, una jornada interesante. Finalmente llego a Khiva después de unos 500 km y me alojo en el hostal Meros, dentro de la ciudadela (20 dólares la noche con un buen desayuno, 2 dólares el kilo de ropa para lavar, pago en euros a la conversión que aparece por internet). Me recomiendan un restaurante local y a dormir, que la paliza en coche me ha dejado cansado.

Carretera en medio del Kyzylkum. El desierto más feo que he visto.

A mi amigo el taxista no le gusta mucho la Policía. Será porque solo conoce la uzbeka. La española es mucho mejor Mr. Green

07/07/13

Me levanto temprano, otro buen desayuno (muchos se quejan en general de la comida en Uzbekistán, yo feliz... claro que para mí comer es alimentarme y poco más), y me dirijo a la entrada oeste de la ciudad antigua.

El centro de Khiva está rodeado por una fantástica muralla con cuatro puertas, con el nombre de los puntos cardinales. En la del oeste compra la entrada para las visitas (25.000 som más otros 6.000 para poder hacer fotos; hay quien no paga los 6.000 y hace las fotos igual, pero prefiero evitar posibles discusiones).

Muchos dicen que esta es la ciudad más bonita de Uzbekistán. Es preciosa pero creo que a mi me gustó más Bukhara. Khiva es muy pequeñita y se visita rápido. En primer lugar voy a la fortaleza (Ark) donde está la Torre del Vigía, desde donde hay unas muy buenas vistas. Para visitar esta torre así como los dos minaretes (el inacabado no se visita) hay que pagar un extra. Allá paso un buen rato disfrutando de las vistas. Al salir me dirijo consecutivamente a un minarete y después al otro. La subida es estrecha, empinada y un poco agobiante, pero las vistas son magníficas, más altas que las de la torre aunque las ventanas tienen rejas y dificultan un poquito la visión. Ya más tranquilamente me dedico a visitar las diferentes madrasas así como la mezquita Juma, que es donde está uno de los minaretes.

Voy a comer con los franceses a un restaurante local, fuera de la muralla, en la esquina entre las puertas oeste y norte, en la calle Mustaquilik. La comida está rica y tiene una especie de plataformas para sentarse o tumbarse mientras se come, ya pondré una foto. Es cómodo y agradable.

Por la tarde me dedico a pasear relajadamente por el centro y compro los únicos recuerdos de todo el viaje, unos imanes para la nevera y unas piezas de madera para sujetar un libro abierto, muy típicos aquí.

A cenar otra vez con los franceses al mismo restaurante y a dormir, que mañana se presenta un día duro y largo.

Comiendo al aire libre con Erwann y Sandrine.

08/07/13

Los franceses (Erwann y Sandrine) están alojados en un hotel exterior cerca de la puerta Oeste. A las 07:00 horas nos encontramos allá y el dueño del hotel, un chico de 32 años con cuatro hijos y muy agradable nos hace de taxista (estamos en temporada baja) para ir a ver los barcos de Moynak, allá donde estuvo el mar de Aral y hoy es solo desierto.

A los comunistas no se les ocurrió otra cosa que sembrar algodón en el desierto (consume mucha agua) y para ello desviaron agua de los afluentes del mar de Aral, los ríos Amy Darya y Syr Darya. En unas décadas el mar de Aral se ha reducido muchísimo en extensión, causando una de las mayores catástrofes ecológicas del planeta. En los años 60 había un importante puerto pesquero llamado Moynak con unos 60.000 habitantes, pero hoy en día el mar está a muchos kilómetros y una gran parte de la población ha emigrado.

Pues empezamos nuestro camino, son muchas horas de marcha. A media mañana nos paramos a almorzar, sobre las 11:00, en un puesto de carretera. Allá me como el mejor plov de todo el viaje. Nuestro chófer insiste en que probemos el yogur casero. Yo he ido con muchísimo cuidado y no he tenido diarrea en todo el viaje, pero a estas alturas, con todo lo principal del país ya visto, no me importa arriesgarme. Y no me arrepiento, paladeo el mejor yogur que haya comido jamás, estaba buenísimo. En un puesto de carretera me como el yogur más delicioso que haya probado. Chocado

Llegamos a Moynak, donde hay un monumento al desastre ecológico y unas fotos por satélite de cómo se ha ido reduciendo con los años la extensión del mar. Como están al aire libre, el Sol las ha quemado y no se ve casi nada. Bajamos unas escaleras y nos adentramos en el desierto. En un punto han colocado varios barcos pesqueros oxidados, que son una especie de monumento a la metedura de pata humana. Estamos una media hora visitando los barcos y ya toca tomar el camino de regreso, que estamos a varios cientos de kilómetros.

Hacemos una parada de media hora en Nukus y desde fuera tomamos fotos al Parlamento del Karakalpakstan, una especie de República autónoma, con rasgos nacionales diferentes del resto del país. Allá entramos en un buen local y me toman el pelo, 8.000 som más el 10 % de servicio por una cerveza de medio litro. Me guardo mi indignación y pago sin gritar a nadie.

Y sobre las 20:00 horas nos plantamos en Khiva, y pago mi parte al taxista, 30 euros.

La excursión ha sido interesante, pero solo vale la pena si uno tiene mucho tiempo y sabe disfrutar no solo del destino sino también de lo que se va encontrando por el camino. Si no es así, no vale la pena, son muchas horas de carretera pero ver durante treinta minutos unos pocos barcos oxidados.

Estoy muy cansado, una cena rápida y a la cama.

Parlamento de Karakalpakstan.


Entrada al antiguo pueblo pesquero de Moynaq.


Barcos oxidados en medio del desierto.

Así de soso es el monumento de Moynaq.

09/07/13

Hoy me levanto tarde y después de ponerme las botas, me dedico a visitar tranquilamente las calles de Khiva, dentro de la muralla. La calle principal con sus monumentos y también las calles que no son el centro estricto, donde vive gente del pueblo. Están haciendo trabajos y están hechas polvo, son un auténtico polvero. Pero veo a la gente haciendo su vida habitual, los niños jugando y pidiéndome "bombon" (caramelos), las mujeres sacando agua de un pozo y haciendo la colada, los viejitos conversando. Aprovecho para subir a la muralla, cerca de la puerta norte hay una rampa y cerca de la sur, aún sin rampa, es fácil escalarla. Me dedico a pasear y saborear tranquilamente la ciudad.

Mañana he de volar a Tashkent. Quedo con los franceses que iré con ellos en el taxi de su hotel al aeropuerto, ya que casualmente tenemos el mismo vuelo. Pero más tarde me dicen que por política de empresa el hotel no me admite en el taxi ya que no estoy allá alojado. No lo entiendo ya que sí me admitió para la excursión a Moynak, y además el taxista-dueño del hotel y yo tuvimos un día agradable, conversando y bromeando. Pero bueno, está en su derecho. Erwann y Sandrine me ofrecen coger un taxi los tres juntos, pero no quiero trastocarles sus planes si ya han quedado. Así que reservo un taxi para mí solo. El precio es de 30.000 som, al parecer es una tarifa fija ya que todos me piden lo mismo. Acepto y hasta mañana. Como pequeña venganza, no daré referencias del hotel ni para alojarse ni para la excursión a Moynak. Mr. Green Doblemente malvado

Muralla de Khiva.


Khiva.


Khiva.

Torre del vigía.

Muralla desde el exterior, con la torre del vigía.

Minarete inacabado.

Minarete... acabado Aplauso

10/07/13

El avión sale sobre las 10:00 si no recuerdo mal, y como me gusta llegar con tiempo a los aeropuertos, bien pronto me levanto. En el hotel me tienen el desayuno preparado dentro de una bolsa y una vez llego al aeropuerto, doy buena cuenta de él. Allá llegan también Erwann y Sandrine. Paso por un control de seguridad para acceder a las instalaciones y por otro para acceder a la sala de espera, una vez ya he embarcado. En el segundo, pasamos todos por una arco detector de metales... pero cuando quien "pita" es una mujer... ¡no la cachean y la dejan pasar! Sí nos cachean a los hombres. Y curiosamente, también dejan pasar botellas grandes de agua.

Aquí mi pequeña decepción. Me esperaba una avión Antonov soviético con más años que Gorbachev y lleno uzbecos con sus gallinas y gorrinos, pero no, es un Ilyushin moderno y nuevo y sin animalitos. Trist

En dos horas nos plantamos en Tashkent y el taxi me cobra 10.000 som por llevarme al Ali Travel Guesthouse.

Vuelvo al Circus ya que enfrente hay un restaurante local que me recomendó Desma. Como con Erwann y Sandrine. El restaurante es interesante pero la comida demasiado grasosa y pesada. Está bien pero no para ir cada día. Quedo con ellos para la cena y nos despedimos.

Me dirijo a la zona del bazar Chorsu, donde en la calle es fácil encontrar cambistas del mercado negro, se acercan ellos. Me pongo a negociar con algunos pero me cuesta llegar a 3.300 som, ya que solo quiero cambiar 20 euros, ya estoy acabando. Uno me dice que sí, me da el dinero, lo cuento... pero solo hay 60.000 som. Me quejo y me da seis billetes más... ¡de 100 som! No me jode que me quieran estafar como que se rían de mi en la cara, así que le tiro el dinero al suelo y me piro. Más tarde y por indicaciones del gerente del hostel, cambiaré en el bazar Oloy, donde consigo el mejor cambio de todo el viaje, 3.400 som.

Dedico el resto del día a vagabundear por la zona de la estatua de Tamerlán y visito el parque Bobur hasta que me encuentro con los franceses y nos dirigimos al centro comercial Kontinent, donde hay comida rápida de estilo occidental. Además, aquí funciona la wifi, al contrario que en el hostal (el único en todo Uzbekistán donde no funcionó). Me como no una, ojo, sino dos hamburguesas, un pequeño paseo, un helado italiano y a la cama.

"Saludable" dieta uzbeca.

11/07/13

Hoy fue un día curioso. Me levanto, desayuno y aguanto a Ali y sus bromas pesadas. No es que el tío sea simpático sino que está casi siempre borracho (o está durmiendo o está borracho). Además, ha despedido a la chica de la limpieza que conocí cuando estuve la primera vez, pero como en lugar de limpiar él mismo se dedica a la cerveza y el vodka desde buena mañana, la habitación da penita. Pues le pido el registro de las autoridades y me dice que le tengo que pagar 10 dólares más ya que me tiene que registrar un hotel donde no estoy alojado... no entiendo... y me da varias excusas inverosímiles (los ciudadanos extranjeros estamos obligados a registrarnos ante las autoridades en todos los emplazamientos hoteleros a partir de la tercera noche en el país, pero no todos los hoteles están autorizados a alojar huéspedes extranjeros). Creo que el Ali Travel no está autorizado a alojarme y así se explica el trapicheo. Y además me envía a mi a realizar el registro a la otra punta de la ciudad, al Hotel Art Travel, donde me advierten muy bien que en el aeropuerto, ante las autoridades de inmigración diga que me he alojado con ellos y no en el Ali. En fin, trapicheos.

Como no tengo nada que hacer más que visitar la ciudad y me da igual una dirección que otra, voy hasta el hotel Art Travel, donde me registran. Al lado está la gran torre de comunicaciones, la fotografío, precioooooosa. Aplauso

Como no tengo nada más que hacer, voy al parque Navoy, donde hay un lago artificial con una playa de arena también artificial, entrar en la playa vale 2.000 som. La zona es muy bonita y paso un buen rato allá.

Tengo ganas de usar el whatsapp así que como otra vez comida basura en el Kontinent, me pego una siesta en el hotel, que está a quince minutos caminando, y otra vez vuelvo a cenar con los franceses en la otra punta de la ciudad. Yo no soy muy exigente con la comida, pero los gourmets han de saber que hay tres y solo tres cosas a comer en Uzbekistán: Plov (arroz); Shashlyk (brochetas de ternera, pollo, cordero y en algunos lugares, sorprendentemente, cerdo); Lagman (sopa de verduras buenísima). Obviamente hay más platos..l. pero yo no los encontré Ojos que se mueven

Me despido de Erwann y Sandrine ya que marcho mañana, y al hostal, a soportar a Ali y sus bromitas y su vodka y su cerveza.

Parque Bobur.

Playa artificial en el parque Navoi.


Torre de telecomunicaciones.

12/07/13

Bien temprano me levanto, me como uno de los famosos desayunos de Ali (dos huevos fritos y un pan gigante) y al aeropuerto en taxi (7.000 som, he aprendido a negociar).

Control de seguridad para acceder al aeropuerto. Facturo. Nuevo control de seguridad y aduanas (entrego el papel que rellené el primer día y que me sellaron las aduanas de la entrada, así como un nuevo papel de aduanas de salida que relleno en el aeropuerto). No declaro nada y el aduanero (segundo escaneo de equipaje) me pregunta... ¿no llevará usted medicamentos por un casual?... y le digo sí, pero le pido que me devuelva la hoja de entrada por un momento y le muestro... ya los declaré a la entrada pero tu compañero me los tachó... la explicación le convence. Me pregunta insistentemente cuánto dinero llevo (me quedan los 500 euros que llevo escondidos en el cinturón para una emergencia y unos 240 euros que llevo en la cartera, además de 30.000 som)... el que está declarado... ¿nada más? no, no y no... entonces empiezo a recordar lo que me dijo el taxista de Bukhara... ¡la Mafia!... pero ningún problema, incluso me evita que pase el cacheo manual mío y el registro de mis pertenencias en unas habitaciones aparte y me indica que vaya directo a Inmigración (será Emigración, digo yo)... allá otra vez las famosas colas uzbecas y sus ganas de liarse a gritos... pero no, paso de gritar, no quiero problemas hoy... después de inmigración (emigración) paso otro control de seguridad (menuda seguridad, paso mi botella de agua de 1,5 l sin ningún problema) y ya estoy en la zona internacional. Me dirijo a las tiendas a gastarme los 30.000 som que me quedan (me los guardé por si había alguno imprevisto del hotel al aeropuerto) pero curiosamente, en el aeropuerto de Tashkent... ¡no admiten la moneda local de su país! ¡No quieren som! Así que regalo el dinero a una señora que también viaja a Madrid pero es uzbeca y tiene sus hijos en Tashkent, así que como va a volver y es muy simpática, le doy el dinero.

Comparto el vuelo con un señor argentino muy amable, culto y conversador (y lo digo sin ironía) que es biólogo marino y da clases en la Universidad de Buenos Aires además de dedicarse a negociar temas marinos en la ONU. Hacemos escala en Ginebra, baja gente, sube gente (a los que vamos a Madrid no nos dejan bajar, la escala es corta). Una vez en Madrid, hay un control de la policía justo salir del finger del avión. El señor argentino tiene también la nacionalidad española y muestra un pasaporte español pero de los antiguos, con fotografía pegada. Como es fácil de falsificar, el policía le solicita que le muestre algún documento más, y el argentino... madre mía el argentino... empieza a gritar, que si racistas, que si muertos de hambre, que si después de la guerra dejaron entrar a los españoles en Argentina... pierde totalmente los papeles y yo, que ya soy casi su amigo, intento mediar entre él y mis compañeros de profesión, explicándole los motivos por los que le piden otro documento... y entonces empieza a gritarme a mi. Lamentablemente, la Ley en España es como es, y después de gritar, faltar al respeto y desobedecer a los policías (no les quiso mostrar ningún otro documento) el hombre se va de rositas saliéndose con la suya, sin haberlo ni siquiera identificado para posterior denuncia penal o administrativa. Y me digo... sí... ya estoy en España. Avergonzado Confundido (para bien y para mal, en esto, para mal).

Me dirijo en metro al hostal Emilio Barajas, en la villa de Barajas (30 euros), y me como una parrillada de verduras y una tabla de quesos en un restaurante cercano (una gloria).

13/07/13

Bien temprano al aeropuerto, avión a Menorca, desayuno en familia y playa.

SE ACABÓ LO QUE SE DABA JA JA JA

(Prometo fotos en unos días).

Muchas gracias por leerme. Aplauso Heart
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Uzbekistán. El país de la letra M.




Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 147 30
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 116 Visitas mes actual: 56 Total visitas: 8718

  Últimos comentarios al diario  Uzbekistán... ¿y eso qué es?
Total comentarios 18  Visualizar todos los comentarios

Derleth  Derleth  16/10/2013 13:11
Muy bueno; gracias por compartir tus experiencias y por ayudar a los demás viajeros. Vaya!, resuta que somos "casi" colegas. Te dejo mis estrellas.

Mariam56  mariam56  26/10/2013 09:09
Estupendo, gracias por dejarnos tus comentarios y experiencias, nos valdran de mucho estamos pensando en ir el año que viene., asi que tendremos en cuenta tus consejos.
Te dejo mis estrellas .

Derleth  Derleth  01/02/2014 20:32
Muy bueno. Importantísima información. Nos vemos en los hilos de Uzbekistán...que todavía hay mucho que decir. Te dejo las cinco estrellas.

1977menorca  1977menorca  02/02/2014 09:51   
Gracias por los nuevos comentarios. Cool

Derleth... ¿somos casi colegas? Explica, explica Cool

Derleth  Derleth  11/03/2014 19:35
Uf...acabo de leer tu comentario ahora, 1977menorca. Pues verás...yo soy de los que, en las manifestaciones, se ponen entre vosotros y los manifestantes.
Un saludo.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Pais Tema: Viajar a Uzbekistan
Foro Oriente Próximo y Asia Central Foro Oriente Próximo y Asia Central: Foro de viajes de Oriente Próximo y Asia Central: Jordania, Emiratos, Líbano, Israel, Turquía, Irán, Siria, Yemen, Uzbekistán, Kirguistan, Turkmenistán, Kazajistán, Tajikistán
Ultimos 5 Mensajes de 926
342497 Lecturas
AutorMensaje
martona123
Martona123
Super Expert
Super Expert
Mar 10, 2008
Mensajes: 347

Fecha: Mie Jun 05, 2019 06:08 pm    Título: Re: Viajar a Uzbekistan

Hola a todos,

Alguien me puede informar sobre si hay posibilidad para comprar tarjeta para conexion a internet? y si existe alguna aplicación (tipo Gojek del sudesteasiatico o Uber, por ejemplo) para llamar a taxis?

Gracias
atita
Atita
Super Expert
Super Expert
Feb 04, 2010
Mensajes: 432

Fecha: Dom Jun 09, 2019 01:38 pm    Título: Re: Viajar a Uzbekistan

IloveNY Escribio:
Buenas a todos:

Estoy pensando en ir a Uzbekistán este año. Estoy releyendo el foro desde el principio, pero mientras tanto una pregunta. ¿Con qué otro país combinaríais Uzbekistán para hacer un viaje de unos 17-19 días?

Gracias


Yo lo hice años y en la agencia nos ofrecieron una oferta de vuelo para San Petesburgo Nada que ver con los paises de alrededor , pero era una oferta muy buena!!,
Abdelkrim
Abdelkrim
Indiana Jones
Indiana Jones
Abr 03, 2008
Mensajes: 3989

Fecha: Dom Jun 09, 2019 05:07 pm    Título: Re: Viajar a Uzbekistan

Se puede combinar fácilmente con Kirguistán o con Kazajistán. En el primero se encuentra sólo naturaleza, no hay patrimonio artístico. En el segundo también hay naturaleza y puede que haya algo de patrimonio, no lo sé muy bien porque no he estado. En todo caso en Astana debe haber arquitectura contemporánea.
rokostian
Rokostian
New Traveller
New Traveller
Mar 06, 2016
Mensajes: 5

Fecha: Mie Jul 17, 2019 12:42 am    Título: Re: Viajar a Uzbekistan

IloveNY Escribio:
Buenas a todos:

Estoy pensando en ir a Uzbekistán este año. Estoy releyendo el foro desde el principio, pero mientras tanto una pregunta. ¿Con qué otro país combinaríais Uzbekistán para hacer un viaje de unos 17-19 días?

Gracias

Yo voy a hacer 10 días en Uzbekistán y cinco en Azerbaiyán
1977menorca
1977menorca
Super Expert
Super Expert
Dic 20, 2010
Mensajes: 509

Fecha: Sab Ago 24, 2019 10:00 am    Título: Re: Viajar a Uzbekistan

Buenas. Es cierto que hay muy poco, pero yo en Kirguizistán visité el Tash Rabat. Y me gustó mucho.

En Almaty (Kazajistán) visité una iglesia de la que dicen que es el segundo mayor edificio de madera del mundo. Lo dudo mucho pero es lo que se dice por allá. No recuerdo su nombre pero en la guía de Lonely Planet creo que sale, es fácil de localizar.
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ







All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad