Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
Massachusetts - 2ª parte -Diarios de Viajes de USA
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace


Diario: Por el norte de los Apalaches (Nueva Inglaterra, 2019)  -  Localización:  USA  USA
Descripción: Recorrido en coche por los estados del noreste de USA, con escapada a Philadelphia.
Autor: Josep7778   Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:



Etapa:  Massachusetts - 2ª parte  -  Localización:  USA USA
Descripción: Tenemos el alojamiento en Carver a unos pocos minutos de Plymouth, estratégicamente situado a una distancia prudencial de Boston y a las puertas de Cape Cod. Plymouth y Cape Cod serán las últimas visitas en USA este año. Llegamos a nuestro BnB ( The Sea Pine Inn) en las afueras de Carver, tras dar varios rodeos por cortes en la carretera que nuestro querido y viejecito GPS no había previsto. La...
Josep7778  Autor:    Fecha creación:   
Compartir: 
Compartir:
Tenemos el alojamiento en Carver a unos pocos minutos de Plymouth, estratégicamente situado a una distancia prudencial de Boston y a las puertas de Cape Cod. Plymouth y Cape Cod serán las últimas visitas en USA este año.

Llegamos a nuestro BnB ( The Sea Pine Inn) en las afueras de Carver, tras dar varios rodeos por cortes en la carretera que nuestro querido y viejecito GPS no había previsto. La entrada a la finca es por un camino rodeado de árboles y la casa es encantadora, así como los propietarios de la misma que nos reciben como si nos conocieran de toda la vida. Son Lynda, Leo y el encantador perro (D.E.P.) Luke (curiosamente se llama como el nuestro...). Más adelante conoceríamos al hijo de la pareja, Jake.
Nada más llegar, nos muestra la casa, las habitaciones, el jardín, la piscina, etc, y nos comenta que podemos hacer uso de lo que necesitemos (lavadora, secadora, cocina, utensilios para la playa...).

Encantados con el recibimiento, charlamos un rato con ellos de varias cosas, pero lamentablemente, tenemos que salir con tiempo para llegar al partido. Nuestro destino se encuentra a casi una hora en coche. Por suerte, no tenemos problemas con el tráfico en las cercanías de Fenway, y nos dirigimos directamente a la dirección en la que reservamos una plaza de aparcamiento muy cerca del estadio (unos 10 minutos andando). Reservamos mediante Parking Panda, por 25$. Las entradas del partido las habíamos reservado mediante Stubhub, por unos 180$ los 3, en una buena posición en las gradas, en un lateral del diamante.

Llegar del aparcamiento al estadio es fácil, sólo tenemos que seguir a las oleadas de gente con equipación de los Red Sox o de sus rivales aquel día, los Toronto Blue Jays, a los que curiosamente ya vimos jugar en Toronto en 2016, literalmente a vista de pájaro, desde la plataforma con suelo de cristal en la CN Tower.
Logramos entrar al estadio justo cuando suena el himno nacional, y para cuando logramos sentarnos, ya ha empezado el partido.


La verdad es que el baseball no es un deporte muy excitante para el espectador neutral, lleno de paradas, interrupciones... El partido empezó a las 7 de la tarde y salimos del estadio pasadas las 11 de la noche, con el partido sin terminar! (pero sentenciado a favor de Toronto).
Lo más divertido sin duda es disfrutar del ambiente y de cómo lo vive la gente, cantando en las interrupciones el “Sweet Caroline” que se ha convertido en el himno no oficial del equipo. Además, igual que en las películas, los vendedores de refrescos, cervezas, palomitas, sandwiches y un sinfín de cosas más, no paran en todo el partido de ofrecer su mercancia. Es curioso de ver cómo dependiendo de dónde esté situado el cliente y de la mercancia que pida, los vendedores la lanzan como si formaran parte del partido, y reciben su dinero que pasa de mano en mano por todos los espectadores de la fila.
Nosotros disfrutamos de unas limonadas (no nos las lanza, sino que ha pasado de mano en mano) por 6$, que también han ido de mano en mano. Como hemos comido tarde no cenamos en el estadio.
Al final del partido y de regreso al coche, paramos en un Deli a comprar unos bocadillos y un refresco (14$) que disfrutamos en el coche mientras conducimos de nuevo hacia Carver. Llegamos pasada la medianoche y nos vamos en seguida a dormir, agotados pero satisfechos por la experiencia.



Alojamiento: The Sea Pine Inn, 3 noches, con desayuno. Airbnb.com, 274€.

Distancia recorrida: 229 millas.

17/7/19:
Cuando nos levantamos en casa de Lynda y Leo, solamente guarda la casa Luke, el enorme perro, pero nos han dejado preparado un desayuno de 5 estrellas: fruta, cereales, pan, bagels, huevos, zumos, café... Nos ponemos las botas, cogiendo fuerzas para nuestra primera actividad del que será un día ajetreado: excursión para ir a ver ballenas a la zona de Cape Cod.


Conducimos hasta Plymouth y nos dirigimos a la zona del puerto, desde donde embarcan las excursiones. Nosotros la contratamos con Captain John Boats (www.captjohn.com/whale... -plymouth/) (145€ para los 3). Aparcamos en la zona azul habilitada justo al lado del embarcadero (8$ por 4 horas) y subimos a bordo. El barco tiene capacidad para unas 150 personas (a ojo), pero no vamos más de la mitad, con lo que nos podemos mover por cubierta o quedarnos sentados en el interior a nuestro antojo. Aparte de las ballenas, la estrella del viaje será una familia de Amish que nos acompaña, con sus atuendos típicos, formada por 8 o 9 integrantes (padres, hijos, hijas, el que dedujimos marido de alguna de las hijas, y hasta un bebé que apenas gateaba por todo el barco.)


El desplazamiento hasta el enclave que tienen más o menos controlado para ver con seguridad ballenas, nos lleva casi una hora de navegación. La zona se llama Stellwagen Bank, un santuario marino, considerado reserva natural para varias especies de ballenas: jorobadas, de Minke, ballenas piloto... Lo más curioso a destacar del desplazamiento es poder ver las casas construidas sobre la arena en una franja de tierra de apenas unas decenas de metros de anchura, justo al salir de la ensenada de Plymouth y adentrarnos en Cape Cod.
Una vez en el Stellwagen Bank, comprobamos con satisfacción que no han fallado: podemos disfrutar de la vista de varios ejemplares de ballenas, que nos dejan un buen repertorio de aletas dorsales, colas e incluso alguna boca en las fotografías y vídeos. Obviamente, no es el nuestro el único barco disfrutando del espectáculo, pues otras empresas parten al mismo lugar desde Boston, Provincetown... Damos unas cuantas vueltas por la zona en busca de más ejemplares o de alguno que esté especialmente juguetón y nos deleite con algún salto fuera del agua, pero no tenemos tanta suerte.
Nos anuncian por megafonía que emprendemos el regreso, pero que si durante el trayecto vemos más ballenas, nos detendremos y avisarán a los pasajeros que decidan quedarse en el interior.
Para hacer más ameno el viaje de vuelta, una de las empleadas del barco, bióloga marina, nos deja ver un pedazo de las barbas de las ballenas, por el que filtran el plancton y demás alimentos. Es como un cepillo con las cerdas muy densas y un tacto bastante agradable. También nos cuenta algunas curiosidades de las diferentes especies que hemos visto durante el día.
Tenemos aún más suerte, y durante el regreso, aflojamos la marcha un par de veces para poder admirar un par de ejemplares despistados que se han atrevido a acercarse más a la costa.


Una vez en tierra, nos despedimos de la tripulación, y vamos a poner un par de dólares más al parquímetro, pues nos quedamos a comer en el restaurante que hay en el mismo embarcadero: The Cabby Shack. Una buena comida, pero para nada barata, 70$.

Acto seguido, volvemos al coche y ponemos dirección al sur de Plymouth, parando en el pequeño monumento erigido sobre la “Plymouth Rock”, la roca que sirvió de apoyo cuando el primero de los padres peregrinos pisó tierra firme saliendo del “Mayflower”, allá por 1620. Para los americanos es de gran importancia, pues significó el principio de la colonización del continente por los europeos (supongo que con permiso de los vikingos que estuvieron allí varios cientos de años antes).


Seguimos un poco más hacia la entrada sur de Plymouth para llegar a “Plimoth Plantation” (www.plimoth.org/), una recreación de como era el lugar unos años después de la llegada de los peregrinos, y con el nombre de la época, como se puede ver. La entrada no es barata (90$ los 3), pero permite adentrarse un poco en la historia de la zona, y ver cómo se vivía en la época, pues aparte del museo, en la zona exterior hay varias cabañas de la época, y en cada una de ellas, algún figurante actúa como si estuvieran en 1700. Incluso hablan un inglés que nos pareció más antiguo, y fingen estupendamente cuando se les pregunta por alguna cosa que pertenece a una época posterior a la que representan. También hay algunos figurantes en representación de indígenas nativos, que por aquel tiempo parece que aún convivían en paz. Así mismo, hay una parte de la recreación que se encuentra en la línea de mar (Waterfront), donde creo que hay una reproducción a escala natural del Mayflower, aunque no nos da tiempo a ir antes de la hora de cierre.


A media tarde, una vez damos por concluida la visita, decidimos regresar un rato al BnB para descansar y darnos un chapuzón en la piscina. Está apenas a 15 minutos en coche, o sea que no supone ninguna paliza. Una vez allí, conocemos a Jake, el hijo de Lynda y Leo, muy agradable, igual que sus padres. Charlamos un rato con él mientras Ada se baña y juega con el perro.


Al cabo de un buen rato, debemos volver a Plymouth, pues tenemos contratado un “Ghost Tour”, aunque ha empezado a lloviznar y parece que se va a tener que suspender. Al llegar al sitio de encuentro para el tour, en el paseo junto a Plymouth Rock, no hay nadie y tampoco hay nadie por la calle: la lluvia ha aumentado de intensidad, y el tour definitivamente se suspende. Ya lo teníamos pagado (55€ los 3), por lo que nos ponemos en contacto con la empresa en la que lo contratamos (www.deadofnightghosttours.com/), y nos dicen si queremos un reembolso o unirnos al que harán al día siguiente. Cómo aún vamos a estar por la zona, aceptamos el cambio de día y quedamos para mañana, misma hora, mismo sitio.
A todo esto, nos ha dado la hora de cenar y el único local que parece abierto y tenemos cerca del coche (para no quedar más empapados), es la pizzería “Mamma mia’s”. Entramos y nos ponemos las botas. Aviso a navegantes: la pizza pequeña puede servir perfectamente para 3 personas. No cometáis el mismo error que yo, que me pedí una para mi solo... Ada y Ester se comen unas ensaladas, y hartos hasta arriba, pagamos los 36$ y volvemos al BnB a descansar. A ver si el tiempo mejora, que mañana vamos a recorrer Cape Cod hasta la punta (Provincetown), parando en las playas.

Distancia recorrida: 52 millas.

18/7/19:
Repetimos desayuno para campeones en un día que amanece muy nublado, aunque de momento no llueve... Nada más salir de la casa, nos detenemos en Carver a llenar el depósito (26$), pues desconozco si en la zona del cabo hay gasolineras y a qué precio las encontraremos.

La bahía de Cape Cod es un brazo de tierra en forma de anzuelo en la esquina sudeste de Massachusetts (www.visitcapecod.com/#/ms-1/1). Justo al sur se encuentran las islas de Martha’s Vineyard (donde se filmó buena parte de la saga “Tiburón” y otras películas) y la de Nantucket (en la que se inspiró Melville para escribir Moby Dick). Se puede acceder a ellas con ferry desde varios puntos, pero en este viaje hemos tenido que renunciar a visitarlas por falta de tiempo ( y porque los ferrys con el coche se disparan de precio, para qué negarlo...). Mirando detenidamente Google Maps, casi me atrevería a decir que dicho brazo de tierra es una isla, separada del continente por una corriente de agua entre Buzzard’s Bay y Cape Cod Bay.
La entrada al brazo de tierra en forma de anzuelo se encuentra en la población de Sandwich, dónde nos detenemos nada más atravesar el puente que une tierra firme con la “isla”. Al lado de la carretera, se encuentra un obrador y tienda de objetos de vidrio, en el que se puede ver cómo soplan el cristal al rojo vivo a partir de arena (que por aquí no falta). Miramos un ratito desde la tienda, pero no se puede acceder a hacer una visita guiada por el taller. Antes de marcharnos, compramos una baratija de recuerdo por 20$ (obviamente de cristal). El taller/tienda se llama Pairpoint Glass & Crystal.


Nos adentramos en el brazo de tierra propiamente dicho, cogiendo la ruta alternativa paralela a la principal que es la 6. Leímos en la guía de Lonely Planet que la 6A es mucho más escénica, pero la verdad es que es un tostón y además muy lenta, así que a la que podemos, volvemos a la carretera principal.

Una gran parte de esta zona queda incluida en el Cape Cod National Seashore, que viene a ser como parque nacional costero. Hay varias playas, faros, humedales, ensenadas...
Nos acercamos a la playa llamada Coast Guard Beach, para ver el oleaje y la gran cantidad de señales previniendo a los posibles bañistas (que no los hay) o surfistas (que tampoco), de la presencia de tiburones por la zona, y de que si se entra en el agua es bajo tu cuenta y riesgo. No gracias, hoy no. Nos conformamos con ver el temporal en el Atlántico.

Como el día no acompaña demasiado, nos detenemos también a ver el Highland Lighthouse, casi en el extremo norte, por la parte que da al Atlántico. Un faro sin nada de especial, situado junto a un campo de golf, y por el que hay que pagar para visitar la torre. Nos quedamos en la entrada y salimos sin subir a la torre.


Un poco desilusionados, volvemos al coche para acabar de llegar hasta el pueblo que está justo en la punta del cabo: Provincetown (o P-Town, como lo llaman algunos). Si habéis oído o leído alguna vez sobre este pueblo, sin duda os habréis enterado de que es posiblemente uno de los mayores enclaves “gay friendly” de USA. Es cierto. Nada más decir que el “lema” oficial de la ciudad, que se puede ver en escaparates, camisetas, gorras, etc, es, aprovechando la situación geográfica de la ciudad, justo en la punta de Cape Cod: “ONLY THE TIP” (sólo la puntita). Cada uno que lo interprete como quiera.

No sabemos si cada día es como el que pillamos nosotros, o se trataba de alguna festividad especial, pero...Menuda locura! Cientos de personajes de ambos sexos (aunque mayormente hombres) disfrazados por las calles de la ciudad, algunos prácticamente sin nada de ropa, maquillados, con pelucas de colores... Un auténtico festival, digno del Carnaval de Río.

Tras lograr aparcar al lado del puerto (zona de pago, por supuesto), paseamos un ratito para buscar un lugar en que comer. Nos decidimos por la terraza del restaurante llamado “Patio”, donde disfrutamos de unos platos a base de langosta (con pasta, en bocadillo, con ensaladas...) y unos refrescos por 66$.
Después de comer, acabamos de dar una vuelta por la ajetreada localidad por la que continúan desfilando un sinfín de personajes de todo tipo, mezclado con unos pocos asombrados turistas.
Hacemos unas compras para Ada y nos tomamos unos helados en una de las muchas heladerías que se encuentran en la calle principal, y regresamos al parking, pagamos los 10$ por las 3 horas que hemos estado, y emprendemos el regreso a tierra firme, esta vez por la carretera principal, para ir más rápidos, puesto que tenemos que hacer hoy el “Ghost Tour” que no hicimos ayer.
Como aún llueve, nos paramos en Hyannis (donde pasaban las vacaciones la familia de JFK), para asegurarnos de que el Tour no se vuelve a cancelar. Llamamos a las oficinas, y nos confirman que en Plymouth no llueve y que el tour tendrá lugar.


A pesar de la lluvia, o quizás por causa de la lluvia, el tráfico es muy denso en la zona, y tememos llegar tarde al tour, pero finalmente llegamos con 10 minutos de margen a Plymouth. El lugar de encuentro es junto a la Plymouth Rock, y ya vemos a una pandilla de freakies esperando junto a un coche imitación de los “Cazafantasmas”, del que van sacando un quinqué de aceite para ponerle un poco de teatro a la historia. Los guías son una pareja entrada en años, que se presentan y nos hacen un poco de introducción a la historia de la ciudad y a sus supuestos espíritus. En cuanto el sol ha bajado lo suficiente para que las lámparas de aceite tengan alguna utilidad, empezamos la ruta a pie, visitando un par de calles, unos edificios antiguos (sin llegar a entrar), el cementerio, en el que estamos bastante rato, y finalmente dos casas contiguas, supuestamente encantadas, que es donde la empresa que organiza el tour tiene su sede y oficina. De las muchas paradas y puntos de atención sobre los que nos alertaron de estar alerta y tomar fotos, no tuvimos ninguna sensación de poder llegar a percibir algo (tanto Ester como yo somos MUY escépticos), pero alguien en el grupo sí que dijo que había percibido alguna cosa, tanto en el cementerio como en una de las casas encantadas, que por cierto, no necesitan tener fantasmas, espíritus o presencias para dar un poco de miedo. Son casas muy antiguas, con habitaciones pequeñas, escaleras estrechas, iluminación casi nula...un escenario perfecto para estos tours.


Por lo menos pasamos un rato ameno, visitando una parte de Plymouth, y viendo cómo lo viven los guías que se ganan la vida con estas cosas.
Finalizado el tour, nos dirigimos a cenar al Sam Diego’s, el único local que tiene abierto a estas horas, pues es casi medianoche. Es un mexicano, y tomamos comida mexicana por 35$.

Volvemos al BnB a pasar nuestra última noche en USA este año. Mañana tenemos el vuelo de regreso a última hora, con lo que aún podremos aprovechar el día, visitando Salem y sus brujas.

Distancia recorrida: 185 millas.

19/7/19:
Último día en USA y último desayuno en casa de nuestros queridos anfitriones. Mientras desayunamos y con el permiso de Lynda, aprovechamos para hacer una última colada y llevarnos toda la ropa ya limpia para casa. Realmente da gusto alojarse en BnB con anfitriones tan serviciales que te hacen sentir realmente como si fuéramos amigos de hace muuuucho tiempo. Una vez finalizada la colada y con las maletas hechas y a punto de reventar, nos despedimos de Jake (sus padres han ido a trabajar), y emprendemos ruta al norte. Nuestro vuelo sale a las 11 de la noche, por lo que tenemos todo el día por delante. Nos vamos a visitar Salem, pequeña ciudad situada a 20 minutos de Boston, en la costa, y célebre por la caza de brujas que tuvo lugar allí en el siglo XVII. Tenemos una horita de camino en teoría, pero tardamos más por el tráfico y por tener que atravesar el este de Boston.

Llegamos a Salem (www.salem.org/museums-attractions/) a la hora de comer, y nada más aparcar en una de las calles principales y poner un par de dólares en el parquímetro de turno, entramos al primer restaurante que vemos: Gulu Gulu Cafe, donde comemos unos sandwiches y ensaladas por 40$.
A menos de 10 minutos de paseo por el centro de la ciudad, se encuentra el Witch Museum, realmente una tomadura de pelo a menos que estés muy interesado en la historia detrás de la caza de brujas. En primer lugar, se exhibe una especie de representación mediante dioramas gigantes de cómo tuvo lugar el principio de la caza de brujas y de cómo acabó toda la historia. No recuerdo muy bien, pues no prestamos mucha atención, pero algo había relacionado con el servicio doméstico de color que provenía de alguna isla del caribe (Barbados?) que se supone revolucionó a las señoritas de la época, haciendo que se comportaran de maneras raras, evolucionando en la ejecución de un buen montón de chicas, en la horca.
Tras la representación, un par de salas con objetos y línea temporal de la historia general de la zona, maniquíes representando brujas y la inevitable tienda de souvenirs. En resumen: por 39$ entre los 3, una tomadura de pelo...


Al salir, el sol es abrasador, preludio de la fortísima ola de calor que caería en la zona la siguiente semana. Nos tomamos unos helados, paseamos y vamos de tienda en tienda, con alguna compra de última hora para hacer reventar del todo la maleta, y volvemos al coche, sacando unas fotos en la estatua dedicada a la serie “Embrujada” (o a la película, no lo tengo claro del todo).
Antes de llegar al coche, nos acercamos a “The Witch House” para encontrarnos las puertas cerradas, y esto nos devuelve a la realidad: tenemos que poner dirección al aeropuerto para no ir con prisas.
Ya en ruta, nos paramos en un “Market basket” para comprar chocolatinas, golosinas y demás porquerías para que Ada los comparta con sus amigos al regresar a casa.

Sobre las 7 de la tarde vaciamos el coche en el aparcamiento de Avis en la terminal del aeropuerto de Logan, remarcando al encargado la nota que confirmaba que recogimos el coche con el depósito con solo un cuarto de su capacidad, y por eso lo devolvemos con aproximadamente la misma cantidad.
Cargados de maletas, mantas y demás, facturamos la maleta nueva, pasamos los controles de seguridad y nos acercamos a la puerta de embarque de nuestro vuelo sobradísimos de tiempo.


Tenemos tiempo de cenar un trozo de pizza en un Sbarro’s de la terminal (31$), y de acabar de gastar el poco efectivo que nos queda en baratijas de recuerdo.

Distancia recorrida: 84 millas.

Embarcamos y nos disponemos a pasar unas incómodas 8 horas antes de llegar a Barcelona y volver a la rutina. Logramos dormir un ratito y no pasar demasiado frío, pero llegamos a Barcelona hambrientos, así que antes de ir a recoger el coche y la autopista, picamos algo en el eropuerto de El Prat.

Y colorín, Colorado... Hablando de Colorado: nos vemos en 2020!
Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Josep7778 Ver más diarios de USA Etapa anterior Etapa anterior


VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 5 1
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 23 Visitas mes actual: 3 Total visitas: 158

  Últimos comentarios al diario:  Por el norte de los Apalaches (Nueva Inglaterra, 2019)
Total comentarios 10  Visualizar todos los comentarios

Josep7778  josep7778  04/02/2020 19:06   
Muchas gracias a tod@s por vuestros comentarios y estrellas! Este verano: Colorado!

Magrat1976  Magrat1976  14/02/2020 13:33   
Genial el diario, Josep! Un destino de USA menos conocido, al menos en mi caso.

Compartimos lista de futuribles: Alaska y las Rocosas de Canadá espero que caigan pronto... Mr. Green

Saludos y estrellas!

Josep7778  josep7778  14/02/2020 17:47   
Muchas gracias @Magrat1976! Alaska es uno de mis sueños desde hace mucho tiempo. Las Rockies de Canada ya las "conozco", pero estoy deseando volver... Nos vemos!

Spainsun  spainsun  19/02/2020 10:41   
Estupendo diario. Gracias por compartirlo.

Josep7778  josep7778  19/02/2020 18:52   
Gracias mil @Spainsun. Espero que pueda ayudar y/o entretener a alguien...

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQUÍ
Volver arriba


Foros de Viajes
Itinerarios-Rutas Tema: Viajar a Nueva Inglaterra -New England- (USA)
Foro Nueva York y Noreste de USA Foro Nueva York y Noreste de USA: Foro de Nueva York y Costa Este de USA: Washington DC, Boston, Chicago, Niagara... Excursiones, transportes, hoteles, visitas, restaurantes.
Ultimos 5 Mensajes de 258
66307 Lecturas
AutorMensaje
carolco
Carolco
Willy Fog
Willy Fog
Ene 23, 2014
Mensajes: 14695

Fecha: Mie Ene 25, 2017 10:06 pm    Título: Re: Boston y Nueva Inglaterra

Sin duda es recomendable hacerlo en coche.

Septiembre es muy buen mes para hacerlo.

Aqui un link con varias rutas:

www.discovernewengland... nic-drives

Enjoy!
Da77
Da77
Silver Traveller
Silver Traveller
May 01, 2014
Mensajes: 11

Fecha: Mar Jun 19, 2018 06:01 pm    Título: Re: Viajar a Nueva Inglaterra -New England- (USA)

Buenas tardes a ver si me pueden echar una mano, a finales de Septiembre iremos mi marido y yo a Boston tenemos 12 días y la idea es hacer un recorrido por Nueva inglaterra, disfrutando de la costa y sus faros y del Otoño que he leído que es un espectáculo allí, el caso es que no encuentro mucha información en español sobre la zona... hemos hecho este itinerario provisional y me gustaría que me dijeran si esta bien, me refiero a si es factible o me recomiendan sacrificar algun estado para ver algo que consideren imprescindible: 27 y 28 Sep Boston 29 Sep al salir de Boston ver Harvard y...  Leer más ...
carolco
Carolco
Willy Fog
Willy Fog
Ene 23, 2014
Mensajes: 14695

Fecha: Mie Jun 20, 2018 01:01 am    Título: Re: Viajar a Nueva Inglaterra -New England- (USA)

Ver:

www.aarp.org/espanol/t... terra.html

elplaneta.com/news/201... age-nueva/

turiscurioseando.com/2... -curiosos/

Enjoy!
Da77
Da77
Silver Traveller
Silver Traveller
May 01, 2014
Mensajes: 11

Fecha: Mie Jun 20, 2018 07:34 pm    Título: Re: Viajar a Nueva Inglaterra -New England- (USA)

Muchas Gracias Carolco!! me vendrá muy muy bien la información pero en lo que tengo mas dudas es en el itinerario por si pasaremos demasiado tiempo en la carretera... alguien que haya estado en la zona?? gracias de nuevo!!
Beactriu71
Beactriu71
Silver Traveller
Silver Traveller
Feb 14, 2017
Mensajes: 14

Fecha: Lun Nov 19, 2018 11:57 pm    Título: Re: Viajar a Nueva Inglaterra -New England- (USA)

Hola a todos! Estoy organizando EU viaje por Nueva Inglaterra para abril y ya tengo casi todo reservado, me gustaría que me dijerais que os parece como he distribuido la noche y si modificamos algo: 1/ BCN Boston, llegada tarde 2/ Boston, noche allí. 3/ Salir hacia Bar harbor, noche en Camden 4/ llegada a Barcelona Harbor, tres noches allí. 7/ Ruta a White Mountains, tres noches en North Conway 10/ Ruta hacia Green Mountain, noche en Williams town. 11/ Ruta hacia Cape COD, noche en Newport 12/ Cape Cod, dos noches 14/ Vuelo Boston BCN a última hora de la noche. Viajamos con dos...  Leer más ...
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ