Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
De casa a Grindelwald (Zona de Interlaken) 🧭 Diarios de Viajes de Suiza
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace
 


Diario: Huyendo del COVID-19 a los Alpes  -  Localización:  Suiza  Suiza
Descripción: Escapada a los Alpes como opción desesperada en plena pandemia. Verano 2020
Autor: Josep7778   Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:



Etapa:  De casa a Grindelwald (Zona de Interlaken)  -  Localización:  Suiza Suiza
Josep7778  Autor:    Fecha creación:   
Compartir: 
Compartir:
13/7/20

Hacer el equipaje a toda prisa, casi sin haber recibido los emails de confirmación de los alojamientos, era obligatorio si no queríamos llegar a destino entrada la noche. La idea era salir sobre las 8 de casa para estar en Suiza al caer la noche, sin prisas, pero haciendo el mínimo de paradas. Como habíamos comprado algo de ropa de abrigo para el plan B (Islandia), y no teníamos ni idea de qué tiempo nos encontraríamos en la montaña, cogimos un poco de todo: pantalón corto y abrigos de invierno. Al no depender de transporte ajeno, nos daba un poco igual llevar el maletero como un almacén de tienda de deportes.
Nos despedimos de Ada y nos ponemos en marcha poco después de la hora prevista, dirección norte por la A7. Poco antes de llegar a la Jonquera, recuerdo que no he puesto ninguna sudadera entre la ropa, y decidimos parar a desayunar y comprar una en el Outlet de la localidad fronteriza entre Catalunya y Francia. Empezamos el viaje con gastos imprevistos...
Mascarilla en ristre, nos adentramos en el outlet, para encontrarnos con pocas opciones de compra. Parece que lo único que nos va a servir va a ser la tienda de Nike, que abrirá dentro de poco, así que mientras tanto, nos vamos a tomar unos cafés y croissants para desayunar a la cafetería que hay pocos metros más arriba en la segunda planta.
En la tienda de Nike, cola, contador de personas en el interior, mascarilla obligatoria y gel de manos por doquier. Una vez dentro, veo que tampoco es que haya mucho para escoger de mi gusto (y talla). Al final me quedo con una sudadera con capucha y cremallera básica, carísima para lo que estamos acostumbrados en los outlets de USA.

Ahora sí, con la barriga llena y lo que necesitamos, seguimos por la autopista rumbo norte, pasando por varios peajes. Cuando decidimos parar a comer, ya llevamos la mitad del recorrido de hoy hecho, y cogemos una salida de la autopista que no nos lleva a ningún sitio para comer sin hacer un montón de kms de más. Volvemos a la autopista y nos detenemos en la primera área de servicio que encontramos, para comer fatal y carísimo.

Después de comer, no perdemos más tiempo y llegamos cerca de la frontera con Suiza a media tarde. Decidimos poner gasolina antes de entrar en Suiza, suponiendo que allí la gasolina será más cara que en la autopista: error. Si tenéis que repostar en Francia, no lo hagáis en áreas de autopista, es mucho más cara. Más peajes antes de llegar a la frontera (ya llevamos 76€ en peajes y aún no hemos llegado a Suiza), y finalmente traspasamos la frontera, deteniéndonos a comprar la Vignette (pegatina para el cristal del coche que permite circular por las carreteras suizas: 39€; dura 1 año).

Ya estamos en el país de las montañas!! Pero aún nos queda un buen rato hasta llegar a Grindelwald, en la zona de Interlaken. Llegamos al típico pueblo de montaña sobre las 7 de la tarde, tras haber recorrido más de 950 kms.

En primer lugar nos dirigimos al B&B a presentarnos, que nos den la llave del apartamento y dejar los trastos. Se encuentra en las afueras de la ciudad, a un ratito caminando (demasiado), en una calle sin salida que serpentea por una ladera. El apartamento, básico: dormitorio con televisor y una mesilla para desayunar/cenar, un baño con plato de ducha y una minicocina con lo básico y una Nespresso con sus cápsulas correspondientes.


Al otro lado de la carretera principal, se encuentra la estación de tren de Schwendi. Kathi, la propietaria, habla un inglés rudimentario y con fuerte acento alemán, que hace difícil la comprensión, pero tras un ratito de charla, podemos finalmente descargar el coche y dirigirnos al centro de Grindelwald a cenar, en el BEBBIS RESTAURANT. Una cena horrible y escasa por 30€ entre los dos, eso sí, con vistas a una pared de montaña, probablemente el pico Eiger, impresionante frente a nosotros, semioculta por la niebla.

Casi de noche, volvemos al B&B, donde conocemos a la pareja que ocupa el apartamento junto al nuestro: una pareja holandesa unos cuantos años más jóvenes que nosotros, que viajan acompañados de su perrito. Charlamos un ratito, y Kathi se une a la conversación, aprovechando para comentarnos que tenemos el calentador de agua estropeado y que deberemos ir a un tercer apartamento (vacío), a ducharnos por la mañana. Lo arreglarán durante la mañana, mientras estemos fuera. Así mismo, nos entrega una tarjeta con los datos del B&B, que sirve de “guest card”, para obtener algunos descuentos en funiculares y trenes de los alrededores. Cualquier descuento es siempre bienvenido, no? Nos cuenta también que quien gestiona todo lo relacionado con los alquileres y Airbnb es su hija.


Agotados de tanto coche, no hacemos planes más allá de decidir ir a desayunar al pueblo y a hacer unas compras a algún supermercado para tener víveres en el apartamento, que tiene cocina, para poder ahorrar en comidas, que son caras, y por lo visto no muy buenas. Mañana decidiremos sobre la marcha. Si habéis leído mis otros diarios, sabréis que no me gusta improvisar y tenerlo todo programado al máximo para no perder tiempo decidiendo qué hacer, dónde ir, dónde aparcar... pero este año, como ya os he contado, todo será “vamos viendo”, por el poco tiempo que hemos tenido para preparar en profundidad el viaje.

Alojamiento: Studio West, Grindelwald. Airbnb. Apartamento con cocina, aparcamiento y baño privado. 5 noches: 450€

Kms conducidos: 960 kms.

14/7/20

La primera noche nos quedamos fritos en el acto. Bueno, yo. Ester estuvo trasteando con la tele, para intentar encontrar algún canal que no estuviera en alemán. Creo que cuando lo consiguió, aguantó 5 minutos aproximadamente antes de caer rendida también.

Por la mañana, sin nada que desayunar, nos vamos al apartamento vacío del piso de arriba a tomar una ducha y prepararnos para el primer día en los Alpes. A ver si para mañana tenemos el tema solucionado y no tenemos que trasladarnos para la ducha...
Como ya os comenté, el chalé queda algo alejado del centro y tenemos que tomar el coche para ir a desayunar y a comprar víveres para los días que tenemos aquí. Intentaremos aprovechar al máximo la cocina para ahorrar.

Grindelwald es el típico pueblo de montaña, situado en un valle, con chalés y hoteles en las laderas, varios funiculares para desplazarse, y estación de tren. Una sola calle principal y varios aparcamientos públicos de pago, ya sea subterráneos o en zona azul. Tras dar una primera vuelta de reconocimiento, dejo a Ester frente al supermercado Migros, para que vaya comprando, mientras yo me dirijo al párquing subterráneo llamado Eiger Plus, frente a la oficina de turismo. Curiosamente, este aparcamiento tiene acceso directo a otro supermercado, en este caso de la cadena Coop. Subo por la calle principal (Dorfstrasse) hasta entrar en el Migros, donde Ester está llenando la cesta con lo básico: algo de pan de molde y mermelada para los desayunos, pasta, hummus y algunas verduras para las cenas, fruta, cerveza... En total, unos 35€ para empezar. Por cierto, no llevábamos nada de francos suizos cambiados, lo pagamos todo con las tarjetas N26 y Bnext.

Con las bolsas de la compra, nos detenemos a desayunar en el Ringgenberg Cafe, algo de bollería y unos cafés con leche por 15€. Dejamos la compra en el coche (no se va a estropear nada, no hace nada de calor), y pateamos otra vez por Dorfstrasse arriba hasta llegar a la caseta en que comprar entradas para subir a First, una de las estaciones de montaña a las que se tiene acceso desde Grindelwald, mediante funicular. Usando el descuento para visitantes que nos dio Kathi, pagamos 90€ por los 2 (www.myswitzerland.com/ ...d-first-1/) .


Tras un buen rato ganando altura, cambiamos de funicular en Schreckfeld para llegar a la parada llamada propiamente First, donde nos bajamos. Desde cualquiera de las dos estaciones, hay varias opciones de funicular o excursiones a pie para escoger. Los 90€ nos daban para llegar sólo a First.
Nada más bajar del funicular nos encontramos con una tienda de deportes y alquiler de bicicletas de montaña para hacer rutas. También hay un restaurante y una peculiar atracción llamada First Cliff Walk, que consiste en una pasarela metálica incrustada en un lateral de la montaña que bordea un pico, con una caída de varios cientos de metros bajo nuestros pies. Es una pasarela estrecha desde la que se goza de unas vistas espectaculares, especialmente de gente haciendo parapente que nos pasan por delante y debajo. Al final de la pasarela, un mirador frente a las cimas nevadas del otro lado del valle, desde el que la gente forma largas colas para hacerse fotos. Nosotros no seremos menos...


Acabada la sesión de fotos, nos dirigimos al comienzo de un sendero que lleva hasta un lago alpino llamado Bachalpsee. Los primeros cientos de metros son en ascensión, pero después es muy llano hasta llegar al lago, precioso y con muy buenas vistas, aunque demasiado masificado para mi gusto. Descansamos un rato, comemos algo de fruta, visitamos el rústico servicio que hay junto al lago, y como el tiempo está un poco así, emprendemos el regreso por el mismo camino que vinimos hasta la estación del funicular.



En la primera parada (Schreckfeld), se puede contratar una atracción para tirarse en tirolina o una especie de karts durante un trayecto, pero viendo los precios que hay por aquí, pasamos. Por supuesto, tenéis también la opción de bajar hasta el pueblo a pie, pero supongo que la caminata por la pendiente, aunque sea descendiendo debe ser dura y larga.
Montamos en el funicular, y llegamos a Grindelwald de nuevo a la hora de comer, y para no andar perdiendo el tiempo buscando, volvemos otra vez al Ringgenberg Cafe, a comer unas pizzas por 33€. Después de comer, tenemos un corto paseo hasta el coche para volver al apartamento a dejar la compra. El precio del aparcamiento es de unos 15€ por poco más de 5 horas.

Al llegar al apartamento nos topamos con los electricistas intentando arreglar el termo (el electricista es hijo de Kathi, según nos contó).
Dejamos la compra en la cocina y volvemos al coche para salir de Grindelwald hacia Trummelbachfalle, en el valle de Lauterbrunnen, también conocido por el valle de las 72 cascadas. Un pueblecito que parece encantador, con apenas 2500 habitantes regulares. Desde Lauterbrunnen se pueden hacer salidas en helicóptero para tener una visión diferente de los glaciares y picos de la zona, o para hacer saltos en paracaídas en un entorno espectacular.
La cascada de Trummelbachfalle se encuentra a la salida del pueblo, en dirección Stechelberg (www.myswitzerland.com/ ...emmelbach/) . Hasta hace poco la visita era gratuïta, pero al encontrarse en propiedad privada, ahora cobran entrada, aunque con la tarjeta de visitante tuvimos descuento. El precio para 2 personas, unos 19€. Creo que vale la pena pagar la entrada.






Se trata de una cascada que discurre casi totalmente por el interior de la montaña y que desagua los glaciares de los 3 grandes picos de la zona: Eiger, Mönch y Jungfrau, de unos 4000 metros de altura cada uno. Hay que subir hasta un primer nivel con un mini-cremallera, y a partir de allí, se sigue a pie, por unos empinados y resbaladizos escalones, con varios miradores que dan directamente al espectacular salto de agua.



Disfrutamos un buen rato de las vistas, hasta la hora de cerrar, a las 6 pm, y abandonamos el lugar con buen sabor de boca.



Ya en el coche y dispuestos a volver al apartamento, nos paramos un momento en el Coop de Lauterbrunnen para unas compras de última hora.
Al llegar al apartamento, nos disponemos a preparar la cena y a tomarnos unas cervezas en la terracita con vistas al Eiger. Después de cenar, charlamos un rato con nuestros vecinos que también han cenado y están tomando cerveza y vino, contando historias de otros viajes, viendo fotos, dando consejos de cosas que ver... Una velada agradable antes de irnos a la cama.




Kms conducidos: 37 kms.

15/7/20

Hoy podemos desayunar en el apartamento con los víveres que compramos ayer. Unas tostadas con mantequilla y mermelada, unos cafés con leche y algo de embutido para mí (Ester se me ha vuelto vegetariana...). Después de desayunar vamos a comprobar si la ducha está arreglada: Ester se arriesga primero y parece que todo bien, con agua caliente y presión, así que cuando ha acabado me meto yo, y ... agua fría, Diosssss!
Me pongo algo por encima y voy al apartamento del piso de arriba a acabar la ducha, mientras Ester acaba de vestirse y busca a Kathi para contarle que aún no funciona. La pobre mujer está desolada, y dice que volverá a hablar con su hija para cambiar el calentador.
A todo esto, yo ya estoy a punto y procedemos a salir del apartamento en dirección al centro de visitantes de Grindelwald (Oficina de Turismo), para pedir algo de información. Aparcamos en el mismo lugar del día anterior, pero vamos a estar poco rato. Salimos con algo más de información y algún que otro folleto para ir consultando. El párking nos cuesta, por apenas media hora, 1.5€.

Bajamos con el coche hasta Wilderswill a pocos kms de Interlaken. Kathi y nuestros vecinos holandeses nos han hablado maravillas de la meseta llamada Schynige Platte, a la que se llega cogiendo un tren en Wilderswill, así que allá vamos! (www.myswitzerland.com/ ...ge-platte/) .
Al llegar a la ciudad, vemos un gran aparcamiento al aire libre y pensamos que será gratuito. No. Es zona de pago. Pero por suerte, una pareja mayor está dejando el lugar y muy amablemente nos ofrecen su ticket, válido hasta el día siguiente. Les damos las gracias y nos dirigimos a la estación de tren situada unos centenares de metros más adelante. Justo enfrente de la estación hay un supermercado de la cadena Migros y entramos a comprar unos bocadillos y refrescos para comer en la meseta, por unos 15€. En principio, la idea es pasar lo que queda de día arriba. Compramos los billetes de ida y vuelta hasta la cima por 82€.


Al poco rato, llega nuestro tren cremallera y nos montamos en él. No hay mucha gente, y se mantiene bien la distancia con los demás. Todos con mascarilla puesta. Comienza el ascenso por la montaña, suerte que no tenemos que subir a pie! La escalada dura casi una hora, y lo primero que oímos al llegar es a un grupo de ¿músicos?, haciendo sonar los típicos cuernos tiroleses de 3-4 metros de largo. Desafortunadamente, no nos da tiempo a sacarles unas fotos, por lo curioso del atuendo y el instrumento. Detrás de la estación de Schynigge Platte se encuentra un hotel (imagino que carísimo), en el que desconectar totalmente del mundo, pues aquí arriba, poca cosa hay. Se puede visitar el jardín botánico y hacer rutas de senderismo por la zona, que es lo que nos disponemos a hacer nosotros. La ruta que escogemos se llama Panoramaweg Loucherhorn. En general es una ruta llana que discurre por el risco con unas vistas de vértigo en algunas zonas sobre Interlaken.



Vamos andando tras una pareja de chicas jóvenes a las que al fin damos caza al llegar a la altura de la falda del Loucherhorn. Aquí nos detenemos los 4 y mientras comemos los bocadillos, entablamos conversación con ellas. Nos cuentan que son belgas y charlamos un poco de todo lo típico entre viajeros y excursionistas. Nos sorprende cuando nos cuentan que el gobierno belga tiene prohibido viajar a España a causa del dichoso Covid, en cambio no a Francia. Nuestra pregunta es: ¿Y cómo lo controlan, si representa que no hay fronteras?
En el punto en que nos hemos detenido, el camino se bifurca y nadie está muy seguro si seguir adelante esperando que la ruta sea circular o volver por dónde hemos venido. Mientras lo hablamos, en sentido contrario al nuestro llega una pareja con pinta de cansados y les preguntamos a ellos. Nos dicen que el trayecto no es circular y que el camino llega hasta no sé donde, pero que llevan 4 horas andando. Decidido. Volvemos por donde hemos venido, y además espoleados por el hecho de que el tiempo ha cambiado, amenaza tormenta y está bajando una niebla que en poco rato nos va a dejar casi sin visibilidad. Así que ponemos la directa los 4 y en poco más de la mitad del rato que hemos tardado en llegar, estamos de vuelta en el jardín botánico, cuando empieza a chispear. El último tren que baja a Wilderswill sale a las 6 de la tarde, y hemos estado unas 3 horas y pico de excursión. Cogemos el tren de las 3. Agotados por el ascenso final de la caminata, apenas tenemos 10 minutos para descansar en el andén antes de subirnos al tren y estar 50 minutos descendiendo. Si bien a la subida las vistas eran espectaculares y el día acompañaba, ahora apetece ir con las ventanillas cerradas y vamos sin ver nada por la niebla.




De nuevo en Wilderswill y más descansados, regresamos al coche y ponemos rumbo hacia Giessbachfalle, unas cascadas que caen a uno de los dos lagos que rodean la ciudad de Interlaken. El párking nos vuelve a salir gratis, puesto que al ir a pagar, me encuentro un ticket válido en la máquina: hoy es nuestro día de suerte! (www.myswitzerland.com/ ...giessbach/) .
Hay que caminar un corto trecho para llegar a la cascada desde la que se ve el lago y el hotel Giessbach, que también tiene pinta de carillo (aunque aquí todo lo parece). Ha parado de llover, pero no está la temperatura para sacarse el abrigo, y menos con lo que hemos sudado en el regreso.
La cascada consta de varios saltos a los que se puede ir subiendo por el camino que va paralelo, pero estamos cansado y nos conformamos con el primer nivel, que además permite pasar por detrás de la cortina de agua y llega a un puente que permite vistas frontales de la cascada principal por un lado y del lago y hotel por el otro.



Como no hay mucha gente, aparte de las fotos de rigor, decido sacar el dron y hacer unos vídeos de la zona. Es mi primer vuelo lejos de casa y no tengo mucha confianza, pero creo que no quedaron tan mal. Disfrutamos un rato de las vistas y nos ponemos en marcha para regresar al apartamento a preparar la cena. Damos por finalizada la jornada de hoy con buen sabor de boca otra vez.




Kathi nos comenta que la ducha debería estar ya arreglada mientras preparamos un plato de pasta que devoramos bien regado con una cervecita. Nos la hemos ganado.
Charlamos un rato más con los holandeses antes de meternos en la cama a echar un vistazo a la programación, pero yo quedo KO en pocos minutos.



Kms conducidos: 86 kms.

16/7/20

Tras otra noche de descanso perfecto, nos levantamos con ganas de más, aunque en seguida vemos que el día se está levantando algo lluvioso.
Mientras desayunamos en el apartamento y tras la ducha (esta vez sí), nos ponemos en marcha, en dirección a la población de Meiringen, al este de Interlaken, a pocos kms, siguiendo la carretera que se dirige a la zona del Valais, al sur de Suiza. Muy cerca de esta población, en Willigen, se encuentras las cascadas en las que Sherlock Holmes fingió su muerte según las películas y las novelas de Sir Arthur Conan Doyle. Se llaman Reichenbachfalle (www.myswitzerland.com/ ...ck-holmes/) , y para no hacer el desplazamiento en vano, antes de salir de Grindelwald, hemos comprobado si quedaban entradas para esta mañana, y las hemos comprado on-line (24€ los dos). Las entradas dan derecho a subir en el cremallera y a una posterior visita al Museo dedicado íntegramente a Sherlock Holmes, situado en el centro de Meiringen.
Milagrosamente, conseguimos aparcar gratuitamente junto a una pista de tenis situada a pocos metros de la base del cremallera, en Willigen.
Mascarilla en ristre y con las manos desinfectadas, presentamos las entradas en el móvil y nos subimos en el primer (o último) vagón del cremallera, para ver en primera línea el ascenso vertiginoso hacia la base de las cascadas, unos cientos de metros más arriba.
Al llegar a la cima, nos ponemos los impermeables, porque entre la suave lluvia que cae y el agua que rebufa de la impresionante cascada, es para ponerse majo.




Nada más salir de la estación superior, se obtienen unas vistas magníficas del salto de agua, desde un poco más arriba de su base. Si os fijáis bien, a la derecha del salto, un poco más arriba de vuestra posición, se puede ver una estrella pegada a la pared de roca. Es el punto teórico desde el que cayó Sherlock en su lucha con Moriarty. Se puede seguir un sendero que rodea las cascadas y pasa por un mini puente por su parte superior, hasta llegar a la cornisa marcada con la estrella. Es fin de trayecto para nosotros. El inicio de este sendero son unas empinadas escaleras y posterior subida por un caminito en el bosque que te dejan asfixiado al llegar al puente. A partir de allí, hay un trecho de sendero más o menos plano y después desciende hasta la estrella. Una vez allí, puedes volver por donde has subido o bajar andando hasta Willigen. Quizás en otra ocasión, gracias. Demasiado para nuestras piernas. Estamos acostumbrados a caminar, pero estas pendientes son criminales, y nos va más el llano. Volvemos por el mismo camino y paramos en el puente a sacar unas fotos desde allí. Por un lado se ve la parte superior de la gran cascada y por el otro lado se gozan de unas vistas a otra mini cascada que forma un fotogénico estanque con las aguas que provienen de la presa Zwirgi, unos metros más arriba siguiendo la corriente de agua. Este puente es un buen lugar para montar el trípode por lo que se ve, porque encontramos una pareja sacando un montón de fotos del estanque con un trípode obstruyendo casi por completo el puente (he dicho que es mini puente y así es). No tenemos prisa y aprovechamos para sacar también nosotros unas cuantas. Cuando nos cansamos, volvemos a la estación y montamos en el cremallera para la bajada hasta Willigen, cogemos el coche y vamos a comer al centro de Meiringen.



Encontramos un aparcamiento de pago junto a la estación de tren, pero solamente acepta tarjetas o pago mediante una aplicación que no tenemos en el móvil. Mientras intento descargarla, ya que no tenemos NADA de efectivo, Ester se acerca a un restaurante cercano para examinar la carta. Cuando regresa, y con la aplicación ya casi bajada, me dice que ha hablado con el propietario del restaurante y le ha dicho que si comemos allí disponen de aparcamiento gratuito para clientes. Pues vale, matamos dos pájaros de un tiro: aparcar gratis y no andar buscando restaurante como es habitual.
Aparcamos tras el restaurante llamado Leopold y entramos a comer, por unos 36€ entre los dos. Afortunadamente para nosotros, el restaurante está justo al lado del Museo de Sherlock Holmes, y no tenemos que desplazarnos ni mover el coche para hacer la visita. El museo es muy pequeño y hay poca cola, aunque con las restricciones de aforo, tenemos que esperar unos minutos antes de entrar, otra vez mostrando las entradas en el móvil. En el piso de arriba unas cuantas fotos y explicaciones del paso de Sherlock Holmes por la zona. Nada del otro mundo. En el piso inferior, unas cuantas vitrinas mostrando atrezzo de las historias del detective, y una reproducción del salón del famoso apartamento del 221B de Baker Street. La visita va acompañada de una audioguía en idioma a escoger.
En poco más de media hora la visita está acabada. En el exterior, entre el Museo y el restaurante, hay una estatua dedicada al detective. Continúa cayendo una tenue lluvia y entramos otra vez a Leopold a tomar café y una ración del postre típico llamado Applestruden (tarta de manzana acompañada de helado): 14€.


Nuestro siguiente destino es un cañón llamado Gletscherschlucht Rosenlaui, unos kms más arriba de Willigen por la que hemos ido a Reichenbachfalle. No es muy conocido, pero lo encontramos gracias al magnífico diario de Salodari (@Salodari, muchas gracias!). La verdad es que nos encantó la visita.
Tras “perdernos” un par de veces, al final damos con el aparcamiento y llegamos a la caseta donde venden las entradas, en la que tenemos un pequeño descuento con la “guest card” de Kathi. Pagamos 13€ por los dos. (www.myswitzerland.com/ ...rosenlaui/) .
Mirando en google maps, podemos ver que hay una ruta directa entre Rosenlaui y Grindelwald que nos hubiera ahorrado muchos rodeos y kms, pero está cerrada al tráfico privado, pasando por Schwarzwaldalp. Tiene que ser un recorrido precioso.
La visita a la garganta es espectacular, y vamos completamente solos todo el rato. Tras una breve subida, llegamos a la entrada de la garganta que promete. Encima, la niebla que nos ha acompañado todo el día, le da un aire aún más misterioso.
El poder del agua de deshielo ha erosionado la roca de tal manera que ha dejado unas formaciones increíbles en la zona. Se han construído una seria de pasarelas, túneles artificiales y escaleras metálicas para poder seguir el recorrido en dirección contraria a la corriente. Es una garganta muy estrecha y el camino a seguir extremadamente resbaladizo por el agua despedida al chocar con la roca. No es muy largo, aunque en continua ascensión, pero os lo recomiendo totalmente. Al acabar la garganta, el paseo para regresar discurre entre un bosque alpino muy agradable. En total estuvimos 1 hora aunque podíamos haber estado un rato más disfrutándolo.







Al bajar, pagamos el aparcamiento (3.5€), y descendemos por la misma carretera que subimos hace un rato, hasta llegar de nuevo a Meiringen, a comprar unas cuantas provisiones en el Migros (24€). Después, volvemos a Willigen. Entre esta población y Meiringen fluye el río Aare, y muy cerca de aquí está la garganta Aareschlucht, que pretendemos visitar a continuación (www.myswitzerland.com/ ...eschlucht/) . Esta es mucho más conocida y visitada, supongo que por estar justo al lado de los dos pueblos, aunque tampoco había demasiada gente.
Aparcamos (gratuitamente) y compramos las entradas, esta vez sin descuento de visitantes (17€). Vamos a recorrer la garganta de oeste a este, aunque se puede hacer en el otro sentido en horario de día. Como ya es un poco tarde, nos comentan que sólo podemos hacer el recorrido en el sentido comentado debido a la iluminación nocturna que se ha puesto a lo largo de los 1,4 kms de recorrido. Durante horario nocturno, sólo se pueden recorrer dos tercios de la longitud total de la garganta, que une Meiringen/Willigen con Innertkirchen. También existe un tren que hace el recorrido por fuera de la garganta, en ambos sentidos, por si no queréis volver por el mismo camino. El viaje de regreso queda incluído con la entrada.
El camino labrado artificialmente, consta de una serie de pasarelas y túneles excavados en la roca que discurren a pocos metros sobre la superficie del río. Casi al final del tramo que pudimos recorrer, se abre un poco la garganta, generalmente muy estrecha, y se puede ver una pequeña cascada con forma de cola de caballo, en un recodo del río en el que se ha formado una pequeña playa. Desconozco (lo dudo) si se puede bajar a ella.
Llegamos al final del tramo, donde cierran el camino con una puerta metálica y un candado, y regresamos sobre nuestros pasos, viendo como va oscureciendo y la iluminación artificial surge más efecto. La verdad es que nos ha gustado muchísimo más la primera garganta de hoy.




Regresamos a Grindelwald y llegamos al apartamento siendo noche cerrada. La conducción por estas carreteras es realmente lenta, aún más en días de lluvia, y encima nos da la sensación que anochece muy pronto para estar en julio...
Preparamos la cena, comemos y miramos un rato la tele. Mañana más!



Kms conducidos: 121 kms.

17/7/20

Siguiendo la rutina habitual, nos levantamos temprano y preparamos unas tostadas y cafés para el desayuno, mirando a la montaña. Después de la ducha, nos ponemos en marcha. Nuestro destino en primer lugar hoy es visitar Schilthorn (www.myswitzerland.com/ ...ilthorn-1/) . Ayer vimos en algún folleto que es una de las localizaciones de una película de James Bond (Al servicio secreto de su majestad), y que tiene un restaurante panorámico con vistas en 360º de las cumbres cercanas. Así que nos informamos de cómo llegar allí y nos pusimos en marcha. Salimos de Grindelwald en dirección a Stechelberg, pasadas las cascadas de hace un par de días (Trummelbachfalle). Desde allí, dejando el coche en el aparcamiento, hay que coger (como no), un teleférico con capacidad para unas 50 personas que te sube hasta las cumbres tras varias paradas. La primera no parece tener demasiado interés (Gimmelwald), así que cambiamos de cabina y seguimos hasta el pueblecito de Mürren, que nos habían pintado tan bien. El billete del teleférico hasta aquí nos cuesta 42€ los dos.


En Mürren salimos a dar una vuelta por el pueblo, a ver si es tan bonito como decían. Una decepción total, muchas obras por las calles, negocios cerrados, apenas gente por las calles... Damos un corto paseo y decidimos continuar la ascensión, aún queda coger un nuevo teleférico, pagándolo aparte, claro y subir 2 paradas más hasta la cima: Birg y finalmente Schilthorn. En la oficina de las taquillas hay pantallas que transmiten en directo el tiempo en la cumbre, y lamentablemente parece que está totalmente nublado, con visibilidad nula del entorno. Preguntamos el precio hasta la cumbre y la probabilidad de que la niebla desaparezca, y nos dicen que hasta media tarde no tiene pinta de escampar. Este comentario, junto con el exorbitado precio del ticket desde aquí hasta Schilthorn (30€ cada uno aprox.), nos hacen cambiar de opinión, a pesar de que en la cima se puede disfrutar de varias atracciones (Bond World, Skyline Walk, Thrill Walk...).

Así pues, un poco cabizbajos, regresamos con el teleférico a tierra firme, a buscar un plan B. Evidentemente, el párking nos sale por casi 6€, con lo que hemos “tirado” casi 50€ y la mañana para nada. En fin...
De bajada desde Stechelberg, nos paramos a comer en Lauterbrunnen (www.myswitzerland.com/ ...erbrunnen/) , en el Airtime Cafe, un pequeño local en que hay opciones vegetarianas/veganas. Comemos por unos 28€, tranquilamente sentados en una de las 4 mesas de que dispone el local.

La intención es ir a pasar la tarde al lago Oeschinensee (www.myswitzerland.com/ ...chinensee/) , situado relativamente lejos para las distancias que estamos recorriendo estos días. Paramos a llenar el depósito en Wilderswill (59€), y bordeamos el lago Thunersee hacia el oeste hasta llegar al desvío que se dirige al sur en Spiez. Esta carretera está bastante transitada porque lleva hasta Kandersteg, uno de los extremos de la línea de ferrocarril en la que se puede subir el coche para atravesar la montaña por debajo y llegar a Leukerbad en la zona de Valais sin conducir muchos kms.

Justo antes de entrar en Kandersteg, vemos las indicaciones de la estación de funicular que lleva hasta la meseta del lago. Aparcamos y compramos los tickets, que incluyen el billete del aparcamiento y funicular por 64€ los dos. Se puede subir o bajar andando hasta la meseta, pero como ya he dicho, si han puesto funiculares es porque las pendientes son muy pronunciadas y hay que estar muy habituado a este tipo de caminata para sobrevivir. No es nuestro caso, y nos montamos en la pequeña cabina para subir tras un breve trayecto de apenas 10 minutos. Al llegar a la estación superior hay que hacer una sencilla caminata de unos 35 minutos para llegar al lago, disfrutando de los paisajes alpinos y las vacas que pacen tranquilamente. El camino está menos transitado de lo que esperábamos y llegamos a un precioso lago encajado entre unas paredes verticales de las que no vemos la parte superior por la niebla que nos ha acompañado desde Stechelberg.


Bajamos hasta la orilla y nos sentamos a disfrutar de las vistas y comer algo de fruta. Hay gente repartida por la orilla y en algunas mesas de picnic, pero el sitio es grande y no hay molestas aglomeraciones. Aprovecho para filmar unos vídeos con el dron de nuevo, mientras Ester saca fotos. Hay alguna barquichuela navegando por el lago, suponemos que de alquiler. Un sitio estupendo para pasar el día entero, ya que hay senderos que bordean el lago, o suben a puntos más elevados para tener una visión mejor de esta pequeña maravilla. Incluso hay una pequeña cascada en un lateral que vacía sus aguas directamente en el lago y a la que se puede llegar por un sendero que discurre junto al lago.
Nos estamos un buen rato disfrutando del entorno, pero el tiempo pasa y las nubes se vuelven más amenazadoras. No creo que sea un buen lugar para que te pille una tormenta, así que recogemos los trastos y emprendemos el camino de regreso a la estación. Por suerte no nos pilla ningún aguacero, aunque caen 4 gotas por el camino.

Ya en el coche, emprendemos el regreso hacia Grindelwald, viendo unas larguísimas colas de coche en sentido contrario, que suponemos se dirigen a coger el tren que he mencionado antes (www.bls.ch/ ...oppenstein). Suerte que no nos pilla en la misma dirección, porque hay muchísimos coches parados.
Tardamos un buen rato en llegar a Grindelwald, y como no es muy tarde aún, nos vamos a dar un paseo por el pueblo y ver las tiendas y sus desorbitados precios. Evidentemente, tenemos que pagar en el aparcamiento de siempre por el rato que estamos en el pueblo (2,5€). Descartamos la idea de cenar en algún restaurante, por precios y por la calidad que sufrimos el primer día allí. Parece que este año no vamos a comprar muchos recuerdos, si no queremos arruinarnos.
Volvemos al apartamento a prepararlo todo, pues mañana dejamos Grindelwald. Nos despedimos de los holandeses y de Kathi por si no nos vemos por la mañana y vamos a hacer la cena antes de nuestra última noche aquí.



Kms conducidos: 145 kms.
Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Josep7778 Ver más diarios de Suiza Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 0 0
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 51 Visitas mes actual: 3 Total visitas: 54

  Últimos comentarios al diario:  Huyendo del COVID-19 a los Alpes
Total comentarios 10  Visualizar todos los comentarios

Alejandria  alejandria  23/02/2021 23:50   
Tu plan C posiblemente sea mi plan A de este próximo verano. Un bono de vuelos cancelados me ha dirigido el destino, al que, además, le tenía muchas ganas. Veremos a ver que pasa. Esperemos que pueda ver aunque sea la mitad de los paisajes que nos has enseñado. Que pasada¡¡¡¡

Muchas gracias por contárnoslo.

P.D. También estaré a la espera de que nos cuentes tu futuro viaje a Colorado, cuando pueda ser.

Davovo  davovo  24/02/2021 08:10   
Un diario espectacular como de costumbre. No tenía Suiza en mis planes pero la verdad es que me parece una opción estupenda a valorar.

Gracias por compartirlo.

Magrat1976  Magrat1976  24/02/2021 12:39   
Hola Josep,

muy buen diario y unas fotos espectaculares, me alegro de que pudieseis viajar a Suiza. Nosotros también tuvimos que cancelar: el plan A (Kenya), plan B (Islandia) y plan C: Suiza, una ruta muy parecida a la vuestra. Viajábamos a mediados de agosto y en esa época ya habían impuesto la PCR a españoles, así que... acabamos en Asturias y Cantabria.

Suiza es una maravilla, pero espero que este verano todos podamos hacer realidad nuestros planes A!

Muchas gracias por compartir!

Salodari  Salodari  24/02/2021 15:32   
¡¡Un diario estupendo!! Qué buenos recuerdos me traen tus fotos y vídeos. Muy buena suerte con el Matterhorn despejadito. Por el Valais solo estuve de paso cuando fui a Chamonix, así que lo tengo pendiente. Me ha gustado esa presa de Moiry y el color esmeralda del lago.

Gracias por compartir Amistad 5 *****

Josep7778  josep7778  24/02/2021 18:11   
De nuevo, gracias a tod@s por vuestros comentarios y estrellas, en especial a @salodari, que como ya comento en alguna etapa, su diario nos sirvió de libro de cabecera absolutamente imprescindible para saber qué ver y dónde ir.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQUÍ
Volver arriba


Foros de Viajes
Pais Tema: Viaje a Suiza: Consejos, dudas, información
Foro Alemania, Austria, Suiza Foro Alemania, Austria, Suiza: Viajes por Europa Central: Alemania, Austria, Suiza... Consejos e información sobre Viena, Munich, Berlin, Alpes, Tirol.
Ultimos 5 Mensajes de 1077
1071358 Lecturas
AutorMensaje
alfrito.alfrito
Alfrito.alfrito
Dr. Livingstone
Dr. Livingstone
Jul 26, 2010
Mensajes: 9299

Fecha: Mie Ene 13, 2021 07:45 pm    Título: Re: Viaje a Suiza: Consejos, dudas, información

De nada, @Javier1978XBox . Si, es una de las pegas de estas visitas top de Suiza, que los teleféricos y trenes de montaña incrementan bastante el presupuesto (salvo el Glaciar del Ródano, al que se puede llegar en coche y andando tras pagar una entrada no muy cara). Para valorar el coste que te supone, ten en cuenta las opciones de tarjetas o abonos Swiss Pass, Half Fare Card y similares (ver hilo Swiss Pass, Half Fare card: Precios, reserva, validez- Suiza )
Javier1978XBox
Javier1978XBox
Silver Traveller
Silver Traveller
Ene 07, 2019
Mensajes: 14

Fecha: Mie Ene 13, 2021 08:46 pm    Título: Re: Viaje a Suiza: Consejos, dudas, información

Sí, echaré un vistazo a los abonos, qué me da derecho a visitar cada uno de ellos. Nuestra idea es coger un par de apartamentos, uno en la frontera cerca a Ginebra y otro en Interlaken, estamos valorando también visitar Zermatt y/o Zurich, aunque eso significa pasar más días en Suiza y, creo yo, hacer noche en alojamientos cercanos a esas zonas. Creo que 3 noches en la frontera y 4 o 5 noches en Interlaken ya es un viaje muy completo. A la vuelta quizás pasemos un par de días en la región de la Provenza aprovechando el viaje por allí. Le seguiré echando un vistazo a este foro y los...  Leer más ...
Javier1978XBox
Javier1978XBox
Silver Traveller
Silver Traveller
Ene 07, 2019
Mensajes: 14

Fecha: Mie Ene 13, 2021 09:05 pm    Título: Re: Viaje a Suiza: Consejos, dudas, información

De todos modos vamos a ir en coche hasta allí, y los desplazamientos haremos en coche. Entonces no sé, ¿la tarjeta Swiss Travel me sirve para tener descuentos en los funiculares y/o trenes de montaña sobre todo, no? Museos en Suiza no creo que vayamos a ver muchos, quizás el tranvía en alguna ciudad utilicemos... ¿Qué funiculares me recomendarías utilizar en la zona de Ginebra, y en la zona de Interlaken? Digo para visitar montañas, miradores... Así miro en internet y me hago una idea de precios. Ya he visto que el Jungfrau ronda los 140 euros por persona aproximadamente... un poco...  Leer más ...
carolco
Carolco
Willy Fog
Willy Fog
Ene 23, 2014
Mensajes: 17817

Fecha: Mie Ene 13, 2021 10:18 pm    Título: La cepa británico-irlandesa de covid irrumpe en Suiza

La cepa británico-irlandesa de covid irrumpe en Suiza

El gobierno busca impedir la propagación de la variante del coronavirus mediante un refuerzo de las medidas de confinamiento hasta febrero.

www.perfil.com/ ...uiza.phtml


Enjoy!
alfrito.alfrito
Alfrito.alfrito
Dr. Livingstone
Dr. Livingstone
Jul 26, 2010
Mensajes: 9299

Fecha: Jue Ene 28, 2021 08:33 pm    Título: Re: Viaje a Suiza: Consejos, dudas, información

Hola, @Javier1978XBox . Perdona, pero se me había pasado este mensaje ... Si, la Swiss Travel Pass tiene descuentos en funiculares, teleféricos y trenes de montaña. Pero si vas a desplazarte en coche, es mas probable que te interese hacer cuentas con la Half Fare Card https://www.swiss-pass.ch/es/swiss-half-fare-card/ . Tienes más información en el foro sobre este tema en el hilo Swiss Pass, Half Fare card: Precios, reserva, validez- Suiza (yo puse un post con mis cálculos y experiencias en este post...  Leer más ...
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ


All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter instagram