Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
NACIMIENTO DEL RÍO CUERVO: espectacular y con nieve. SERRANÍA DE CUENCA. -Diarios de Viajes de España
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace


Diario: DE VIAJE POR ESPAÑA  -  Localización:  España  España
Descripción: Pueblos, ciudades y naturaleza. En coche y rutas de senderismo. Destinos y recorridos clásicos y lugares no tan conocidos. Lo iré ampliando e incorporando etapas según vaya visitando nuevos lugares o recupere algunos del pasado.
Autor: Artemisa23   Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:

Índice del Diario: DE VIAJE POR ESPAÑA


























































































































Etapa:  NACIMIENTO DEL RÍO CUERVO: espectacular y con nieve. SERRANÍA DE CUENCA.  -  Localización:  España España
Descripción: Atraídos por la gran cantidad de lluvias, decidimos ir al Nacimiento del Río Cuervo, que hacia muchos años que no visitábamos y lo que nos encontramos superó todas nuestras expectativas. Además, vimos otros sitios interesantes de la Serranía de Cueca: el Ventano del Diablo, el Embalse de la Toba, Tragacete y una preciosa cascada (la Cascada del Molino), que se encuentra en esta última localidad, siguiendo la pista que lleva hasta el nacimiento del río Júcar. Espero que os guste tanto como a nosotros.
Artemisa23  Autor:    Fecha creación:   
Compartir: 
Compartir:
VENTANO DEL DIABLO/TRAGACETE/CASCADA DEL MOLINO (EN LA RUTA AL NACIMIENTO DEL RÍO JÚCAR)/NACIMIENTO DEL RÍO CUERVO.

Aquí está el recorrido según GoogleMaps saliendo desde Madrid.

Aprovechando un día espléndido de sol y buena temperatura, que tanto se agradecía después de un invierno y de una primavera fríos y con intensas lluvias en la mayor parte de la península (en Madrid, por ejemplo, en marzo llovió 20 días de los 31 del mes), decidimos ir a visitar alguna cascada para disfrutar de su mejor momento. Hace unas semanas, vimos en la televisión un breve reportaje sobre el Nacimiento del Río Cuervo, cuyas chorreras estaban pletóricas. Estuvimos pensando si merecía la pena darse la paliza de coche que supone ir y volver en una jornada desde Madrid, pero como queríamos evitar los fines de semana porque es un lugar muy conocido y se pone a tope de gente, y tampoco nos apetecía gastar dos días de vacaciones, nos liamos la manta a la cabeza y allá que fuimos. De ese modo, treinta y tantos años después, revivimos una experiencia de juventud, cuando estuvimos en sus proximidades de acampada ya que entonces todavía era posible poner la tienda casi en cualquier parte. Y pese a que fueron seis horas de coche en total, la verdad es que no nos arrepentimos porque nos encontramos con un par de sorpresas que nos hicieron disfrutar de lo lindo de la jornada. Además, a mediados de abril los días son ya muy largos y llegar ya de noche a casa tampoco suponía ningún inconveniente.

Situación en la península del Monumento Natural del Nacimiento del Río Cuervo.

Desde Madrid, el viaje resulta muy cómodo porque hasta Cuenca todo el camino es autovía. Primero, se circula por la A-III hasta Tarancón y allí se toma la A-40 hasta las inmediaciones de la capital de las casas colgadas. En la salida 309 hay que desviarse por la carretera CM-2106 que va hacia Tragacete y la Serranía de Cuenca. También hay que tomar esta carretera si se desea visitar la Ciudad Encantada, que se encuentra a poco más de treinta kilómetros de Cuenca capital. Desde Cuenca hasta el Monumento Natural del Nacimiento del Río Cuervo hay unos 87 kilómetros, que se tardan en recorrer entre una hora y veinte y una hora y media, aunque no se hace nada pesado porque el paisaje es muy bonito y hay muchos lugares interesantes que ver por el camino. Nosotros ya conocíamos algunos de estos sitios, así que íbamos a tiro hecho hacia nuestro destino, si bien luego el resultado fue diferente.

EL VENTANO DEL DIABLO.

A unos 25 kilómetros de Cuenca, pasado el pueblo de Villalba de la Sierra, se ven a la izquierda de la carretera unas construcciones muy llamativas que parecen como un antiguo monasterio. Consultando en internet, supe que se trata del antiguo Convento de los Carmelitas Descalzos de San Joaquín, que data de 1732 y se encuentra en una finca particular. Al parecer está en marcha un proceso de rehabilitación de los edificios.


A continuación, la carretera hace un bucle y asciende en fuerte pendiente para salvar los Cortados de Villalba, acercándose a un paisaje imponente con unos enormes torcales al frente y un gran tajo en el terreno escavado por el río Júcar, cuyas aguas de color verde intenso por la luz del sol serpentean por el fondo formando unas bellas hoces. Cuando se corona la subida, hay un aparcamiento con un panel informativo donde es de lo más recomendable hacer un alto para asomarse a un fantástico mirador, un balcón escavado en la roca en forma de cráneo que se asoma al abismo y que se llama el Ventano del Diablo, adonde, según la leyenda, el demonio atraía a sus incautas víctimas para luego despeñarlas por el precipicio.


El paisaje es muy bonito, cuenta con una rica vegetación, con tilos, avellanos y acebos en los rincones más umbríos, y una variada fauna entre la que destaca el mirlo acuático, el águila real y el buitre leonado. Igualmente se pueden realizar varias excursiones y rutas a pie por la zona. Si se pasa cerca y no se conoce es una parada obligatoria que no supone más de diez minutos y unos pocos pasos desde el coche. Merece la pena.


Seguimos por la misma carretera y llegamos a Uña, que tiene una bonita laguna y cuenta con restaurantes y alojamientos pues es un concurrido centro vacacional, sobre todo en verano. Continuamos viendo el paisaje de torcales, especialmente a nuestra izquierda, pero la carretera es amplia y el paso no se cierra salvo en algún punto aislado. Vimos el campo anegado en algunas zonas. Unos kilómetros después pasamos junto al Embalse de la Toba, que estaba casi a rebosar. Hay una zona a la derecha, donde se puede aparcar para estirar las piernas y contemplar el panorama. Las fotos que pongo son de una visita anterior, cuando no estaba tan lleno, pues se veían las manchas marrones en las orillas, ahora totalmente cubiertas por el agua.


Según enfilábamos hacia el norte, empezamos a ver algunos restos de nieve en los puntos más elevados, que poco a poco fueron generalizándose, aunque los altos pinos dejaban apreciar simplemente las lejanas alfombras blancas. No obstante, era evidente que unos pocos días antes debió nevar copiosamente por aquí.


Pasamos Tragacete sin detenernos y un par de kilómetros después la nieve apareció en grandes montones en las cunetas. El paisaje lucía muy bonito. Queríamos comer antes de iniciar el paseo hacia la cuna del río Cuervo, así que nos desviamos por la estrecha carretera que lleva a Vega de Codorno, acumulándose la nieve en los laterales y en el bosque, donde podíamos ver troncos desgajados de numerosos árboles vencidos por el viento y el peso de la nieve. Pasamos junto al desvío que lleva al Centro de Interpretación del Nacimiento del Río Cuervo, pero no nos detuvimos. Ya en Vega de Codorno no vimos ningún restaurante abierto, así que dimos la vuelta y volvimos a Tragacete.


TRAGACETE.

Se trata de un pueblo pequeño, de unos 300 habitantes, situado a casi 1.300 metros de altitud, que se ha convertido en referente para las visitas turísticas a la Serranía de Cuenca, puesto que cuenta con restaurantes y alojamientos permanentes todo el año.

Tragacete: ayuntamiento, fuente e Iglesia Parroquia de San Miguel Arcángel.

Al ser un día laborable de abril, no había demasiada oferta, pero el Hotel-Restaurante El Gamo es de los que abren todo el año, así que nos quedamos a almorzar allí. El menú del día con varios primeros y segundos platos a elegir costaba 15 euros. Además del pan, el postre y la bebida, están incluidos una ensalada al centro y un plato de chorizo y salchichón de ciervo. Tomamos patatas con bacalao, ajoarriero, gamo a la plancha, carrillada de ternera al horno, tarta de queso, arroz con leche y dos cafés cortados. Y nos invitaron a sendos chupitos. La cuenta ascendió a 32,50 euros. Buen precio, todo estaba muy rico y el servicio fue amable y rápido. Eso sí: era día laborable con lo cual no había demasiada gente (unas seis o siete mesas ocupadas) y las raciones no son para hartarse (lo digo porque hay gente que necesita mucha cantidad de comida para comer bien); sin embargo, para nosotros fue más que suficiente.


NACIMIENTO DEL JÚCAR. CASCADA Y MIRADOR DEL MOLINO.

Al salir, tras dar una pequeña vuelta por el pueblo, fuimos a investigar un cartel que nos había llamado la atención al llegar y que indicaba una ruta hacia el Nacimiento del Río Júcar. En particular, nos atrajo una fotografía de una preciosa cascada. Y tal como estaba el panorama, cualquier cascada por el lugar resultaba de lo más sugerente. Enseguida vimos que no teníamos tiempo de hacer el itinerario completo hasta el nacimiento del río (los Ojos de Valdeminguete), que al parecer son unos siete kilómetros, pero sí que podíamos llegar tranquilamente hasta la Cascada del Molino (o el Molino de la Chorrera), que se encuentra a unos dos kilómetros y medio de la carretera. La ruta está acondicionada y es autoguiada, con numerosos paneles informativos sobre el ecosistema, los árboles, las plantas y el entorno. Pongo una foto del mapa instalado al comienzo de la ruta con sus correspondientes paradas y explicaciones.




Como era día laborable y apenas había coches ni gente por allí (nos cruzamos solamente con cinco personas), en vez de dejar el coche en el primer aparcamiento, a la izquierda de la pista, seguimos hasta un pequeño apartadero que hay junto al indicador de la bajada a la Cascada. Enseguida vimos las pasarelas de madera que cruzan el río y remontan la orilla, dejando el río a la izquierda. Ya en el puente pudimos ver el extraordinario aspecto del río, que bajaba muy cargadito de agua y corría a borbotones sobre las piedras formando preciosos y espumosos saltos.


Poco después, divisamos entre un enjambre de árboles desnudos aún por la tardía primavera, una impresionante caída de agua, que en nada tenía que envidiar a las de los anuncios de los limones del Caribe.


El camino habilitado se bifurca en un punto: uno sube y otro baja. Mi recomendación es hacer primero el que baja, son apenas treinta metros y conduce a un pequeño mirador, que se asoma al río. El sendero es muy sencillo, aunque el suelo estaba algo embarrado por las últimas lluvias.


Después, hay que volver al cruce y continuar ascendiendo por la pasarela hasta alcanzar la cascada del Molino, que presentaba un aspecto magnífico. Allí se encuentran unos bancos para sentarse y admirar la caída de agua, pero es conveniente seguir subiendo por unos escalones de madera hasta llegar a la mejor vista de todas, bajo el gran chorro que caía desde el barranco, salpicándonos la cara.


Era un panorama precioso que nos dejó muy satisfechos entre otras cosas porque era un sitio que desconocíamos y no nos esperábamos encontrar.




Volvimos a la pista, nos metimos en el coche y seguimos hasta el siguiente aparcamiento, que lleva a un mirador que contempla la cascada desde arriba. Nos encontramos con que la pasarela de madera estaba inundada en un tramo por la crecida del río, así que tuvimos que sortear el agua ascendiendo unos metros por el monte: nada complicado por otra parte. El mirador presenta unas bonitas vistas también, pero no tanto como el de abajo.


MONUMENTO NATURAL DEL NACIMIENTO DEL RÍO CUERVO.

El río Cuervo nace en las proximidades del pueblo de Vega del Codorno, en la falda occidental de la Muela de San Felipe, a unos 1.500 metros de altitud. Desemboca en el Guadiela, que es afluente del Tajo. Además de atravesar la Serranía de Cuenca, pasa por el balneario de Solans de Cabras, donde también se envasa la tan conocida agua mineral. El lugar de su nacimiento fue declarado Monumento Natural en 1999 y cuenta con una superficie de 1700 hectárea. En su entorno habitan numerosas especies vegetales y una variedad de arbolado, como pinos, tilos, avellanos, arces negros y acebos. Además, su particular microclima continental húmedo hace posible incluso la existencia de algunas especies de orquídeas.


De nuevo en el coche, volvimos a pasar por la zona nevada. Dejamos el coche en el aparcamiento del Monumento Natural, donde sí que vimos bastante más coches y gente que en la chorrera anterior, aunque nada comparable a la afluencia que debe haber en fin de semana. Enseguida nos dimos cuenta de que nos iba a tocar pisar nieve, agua y barro. Pese a la incomodidad, no niego que la, en principio, corta y sencilla caminata acababa de ganar alicientes, volviéndose bastante más atractiva.


Panel informativo con la ruta al inicio del sendero
.

Aunque hay variantes, el sendero tradicional es circular, bastante sencillo, no tiene pérdida porque cuenta con pasarelas y vallas de madera que lo delimitan y tiene una longitud de unos 3,8 kilómetros en total. Se puede hacer en poco más de una hora en circunstancias normales, que no eran las de ese día, pero que al fin y al cabo solamente nos supusieron añadir una media hora extra al recorrido. Ya desde el inicio, la nieve aparecía por todas partes y donde no había nieve el barro había conquistado el terreno. Las escaleras que conducen a la chorrera, que se encuentra a unos 500 metros del comienzo, igualmente estaban inundadas y embarradas, aunque no presentaban especiales dificultades yendo con cuidado.


El panorama con que nos encontramos resultaba magnífico: las chorreras arrojaban agua a raudales por todas partes, saltando y salpicando sobre la poza con un ruido ensordecedor. Qué distinta visión de la vez anterior que estuvimos allí, en el mes de julio, cuando eran unos cuantos y pequeños chorritos los que apenas resbalaban por el verde musgo pegado a las estalactitas de las rocas calcáreas que constituyen su telón de fondo. Impresionante. De verdad que las fotos no hacen honor al panorama del que disfrutábamos en directo. Merece la pena desplazarse tras una época de lluvias para sorprender estos saltos de agua en semejante estado. Y no eran sólo las chorreras, sino el mismo curso del río el que se convertía en una cascada continua, mayor o menor.






Lo curioso también era que los árboles de hoja caduca aún no tenían las hojas nuevas, con lo cual el panorama era una extraña mezcla de colores, como si el otoño, el invierno y la incipiente primavera quisieran unir sus galas al brillo del sol en una estampa imponente.





El sendero que lleva hasta el nacimiento (estas cascadas no constituyen el nacimiento del río, aunque sean, quizás, las más espectaculares del recorrido) sale a la derecha de la chorrera, subiendo unas escaleras, por las que bajaba el agua a raudales. Así que no tuvimos más remedio que chapotear por encima. Pero eso no fue más que el principio de las complicaciones, pues unos metros después nos encontramos con el enorme tronco de un árbol derribado que atravesaba el sendero, cortándolo. Con lo cual tuvimos que saltar por encima. En adelante, este problema se repetiría varias veces. El intenso viento y las numerosas nevadas caídas durante el invierno, la última apenas tres o cuatro días antes, han causado graves destrozos en la arboleda, desgajando gran cantidad de ramas y troncos, incluso árboles enteros de raíz, que ahora se encuentran caídos y desperdigados, cortando senderos, puentes, pasarelas… Trabajo tienen los equipos de limpieza medioambientales para sanear el entorno.




En toda la zona más alta, de camino a la cueva del nacimiento, el suelo estaba cubierto de nieve y había que ir con cuidado para no resbalar. Eso sí, con una tarde espléndida y una temperatura de más de veinte grados, el paisaje aparecía precioso, aunque no radiante y primaveral como he dicho antes, ya que faltaba el verdor de los árboles de hoja caduca, en su mayor parte desnudos todavía. Aquí dejamos de ver gente y solo nos cruzamos con un grupito de cuatro excursionistas, que nos dijeron que era complicado pero factible acceder hasta el mirador de la cueva.

Barro:

Nieve:

Troncos caídos:

Llegamos a un indicador, que señala el nacimiento a la derecha. Sin embargo, nuevamente nos encontramos con el camino cortado por un tronco enorme y, lo peor, el puente inundado. Tuvimos que saltar la valla de madera por un lateral y continuar como pudimos, sorteando el barro, el agua y la nieve hasta llegar al mirador inferior del nacimiento. Había que ir con cuidado, pero se podía hacer, como nos habían dicho. Después de todo somos personas prudentes que no se arriesgan innecesariamente.




Claro que sabíamos que lo más bonito está arriba. Así que con mucho cuidado ascendimos por los escalones que dan acceso al mirador superior, por donde bajaba una gran cantidad de agua, formando unas cascaditas. Al fin, veíamos la magnífica estampa que presentaban las aguas del Cuervo que brotan de su cuna subterránea, escapando al exterior desde una cueva. La otra vez que vinimos, saltamos de piedra en piedra, hasta el otro lado. Apenas salía agua de la gruta. ¡Qué diferencia!


Después, volvimos por el camino de “bajada”. Aquí volvimos a toparnos con la nieve, los troncos y el agua, que había cortado en varios puntos el camino principal, que tuvimos que abandonar a menudo, aunque sin perder de vista la valla de madera que marca inequívocamente la ruta correcta. Llevábamos un track y GPS, pero nunca pensábamos que nos hiciera falta para una ruta tan corta, preparada y concurrida. Por esa zona no había nadie, casi todo el mundo se había quedado en la chorreras.


Al final, después de asomarnos a otro par de miradores, aparecimos nuevamente en el aparcamiento, tras cruzar el río por un puente que se encontraba intacto, completando de esta forma la ruta circular.


Como resumen decir que teníamos la esperanza de encontrar las cascadas pletóricas, pero no nos imaginábamos que fuera tanto. Otra grata sorpresa fue la nieve, que le dio un punto de especial a la caminata. De modo que quedamos muy contentos de cómo se había desarrollado la jornada, pese a las horas de coche que nos llevó. Y es que no tiene nada que ver contemplar las cascadas con tantísima agua y sin apenas gente a hacerlo en época de sequía o en pleno verano. Claro que no siempre es posible acudir a ver las cosas cuando uno desea.


Para quienes deseen pasar un fin de semana o unos cuantos días por la Serranía de Cuenca y alrededores, aparte de los que ya he citado antes, hay otros muchos lugares interesantes para visitar: la propia capital conquense, la Ciudad Encantada, los Callejones de las Majadas (una pequeña ciudad encantada gratuita), las Torcas de Palancares y Tierra Muerta, etc.
Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Artemisa23 Ver más diarios de España Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 10 2
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 57 Visitas mes actual: 19 Total visitas: 2573

  Últimos comentarios al diario:  DE VIAJE POR ESPAÑA
Total comentarios 219  Visualizar todos los comentarios

Sandy_su81  sandy_su81  27/04/2020 16:01   
Gracias por tanta información! Quedo a la espera de las etapas de la cueva del agua de tiscar y de Ronda, me encantan tus fotos!

Artemisa23  artemisa23  27/04/2020 16:35   
Muchas gracias por tu comentario sandy_su81. Espero que te sirva el diario para futuras escapadas por España. Hay lugares espectaculares que apenas nos imaginamos. Llevo unos días un poco vaga, pero pronto subiré más etapas.

LANENA69  LANENA69  15/06/2020 10:17   
Comentario sobre la etapa: VALLE DE RICOTE (MURCIA). NORIAS DE ABARÁN. BLANCA. OJÓS. BALNEARIO DE ARCHENA.
Anda!!!, que ilusión me ha hecho ver una ruta por mí pueblo (Ulea) en el Valle de Ricote, una zona muy desconocida y muy bonita y fácil de hacer.Últimamente estoy viendo bastante gente que se anima hacer rutas por esta zona, en Instagram he visto a varias personas, Murcia es una provincia muy desconocida y tiene millones de cosas por ver.Yo estoy haciendo un diario para darla a conocer un poquito, tampoco demasiado que no quiero que se masifique, jajajajaja, que ya está todo demasiado masificado y en algunos sitios da un "poquito de asco" visitarlo porque no puedes ni andar, aunque yo afortunadamente suelo ir en temporadas bajas o medias y suelo pasearlo prácticamente sola o con poca gente, pero ya no sabes para donde tirar y no ver tanta gente, sin ir más lejos, este sábado fuí a un pueblo de Madrid que descubrí por casualidad en Google y vi que tenía muchas esculturas y como el arte urbano me encanta pues decidí visitarlo, ya que no lo conocía ni de nombre ni nada, pensé que íbamos a estar solos y la leche que de peña por todos sitios, menos mal que la mayoría de la gente se quedan en los bares y vimos todo prácticamente solos, jajajajaja.

Artemisa23  artemisa23  15/06/2020 12:12   
Hola, LANENA69. Pues sí, ahora toca Murcia. Tu tierra es muy bonita. Es que el tramo entre Blanca, Ojós y Ulea me pareció espectacular. Era marzo, eso sí. Voy a aprovechar para incluir etapas de sitios que hemos visitado últimamente en Murcia, algunos no muy conocidos, pero que nos gustaron mucho. Lo mejor para evitar la masificación es huir de festivos, fines de semana y el mes de agosto. Resulta fácil decirlo, claro, pero hacerlo no tanto, jeje. Y más ahora, que nos vamos a quedar todos por aquí. Gracias por comentar, guapa. Saludos.

LANENA69  LANENA69  17/06/2020 21:25   
Comentario sobre la etapa: BARRANCOS DE GEBAS (MURCIA) Y SU SORPRENDENTE PAISAJE LUNAR.
Así es, las Gebas también las conozco aunque yo no me hice una ruta, fuimos al mirador y poco más porque me llevó una amiga que vive en Alhama de Murcia, no lo conocía y me encantó, cada vez me gusta más mi tierra, sobre todo porque todavía no está tan masificada como otras provincias, cuando pueda volver tengo pendiente más lugares para visitar.Me alegro que te haya gustado.Saludos guapa.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQUÍ
Volver arriba


Foros de Viajes
Naturaleza-Bosques-Paisaj Tema: Ciudad Encantada y Nacimiento Río Cuervo -Serranía de Cuenca
Foro Madrid, Castilla y Leon, Castilla La Mancha Foro Madrid, Castilla y Leon, Castilla La Mancha: Foro del Centro de España: Madrid, Castilla y León y Castilla La Mancha. Foro de Viajes para compartir experiencias, consejos, recomendaciones y dudas.
Ultimos 5 Mensajes de 79
10741 Lecturas
AutorMensaje
spainsun
Spainsun
Site Admin
Site Admin
Sep 01, 2000
Mensajes: 80003

Fecha: Lun May 29, 2017 10:21 pm    Título: Re: Ciudad Encantada y Nacimiento Río Cuervo -Serranía de...

El Nacimiento del río Cuervo el fin de semana pasado y todavia vale la pena, pues tiene suficiente agua, pese a lo seco que ha sido la primavera.

Os dejo una foto:
ader
Ader
Indiana Jones
Indiana Jones
Ago 03, 2010
Mensajes: 2852

Fecha: Mie Jun 14, 2017 08:44 am    Título: Re: Ciudad Encantada y Nacimiento Río Cuervo -Serranía de...

Vamos a ir el sabado 24 de junio a El Hosquillo por la mañana. Queria preguntar si vale la pena ir después a mediodía al nacimiento del Rio Cuervo o volver por las Majadas y parar un rato allí. ¿Que veis mejor para esta época?. ¿O creeis que da tiempo y vale la pena ver ambos en una tarde?. Gracias. Guiño
AliciaCheshire
AliciaCheshire
Experto
Experto
Jun 10, 2012
Mensajes: 160

Fecha: Mie Jun 14, 2017 09:50 am    Título: Re: Ciudad Encantada y Nacimiento Río Cuervo -Serranía de...

Yo creo que da tiempo, el nacimiento es relativamente rápido de ver.
artemisa23
Artemisa23
Indiana Jones
Indiana Jones
Jul 04, 2012
Mensajes: 1538

Fecha: Jue Abr 19, 2018 07:17 pm    Título: Re: Ciudad Encantada y Nacimiento Río Cuervo -Serranía de

Hola. Aunque este hilo lleva un tiempo parado, os quiero comentar que ayer estuvimos en el Nacimiento del Río Cuervo. Las cascadas estaban espectaculares, con una cantidad de agua alucinante, realmente preciosas. Pero, claro, había mucha nieve y el sendero estaba complicado. Hasta la chorrera estaba bastante potable, aunque con mucho barro. A partir de la chorrera, hasta el nacimiento, la cosa se complicaba. Hay muchos árboles caídos, algunos sobre el sendero, cortándolo. Con lo que hay que esquivarlos. La nieve y el agua han anegado también algunos tramos de los senderos, las pasarelas...  Leer más ...
artemisa23
Artemisa23
Indiana Jones
Indiana Jones
Jul 04, 2012
Mensajes: 1538

Fecha: Jue Abr 19, 2018 07:35 pm    Título: Re: Ciudad Encantada y Nacimiento Río Cuervo -Serranía de

Lo prometido es deuda: algunas fotos.





Esta es la cascada del Molino de la Chorrera:
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ