Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
En solitario por Centro América - Blogs de America Central
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace


Diario: En solitario por Centro América  -  Localización:  America Central  America Central
Descripción: Viaje de siete semanas por El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua
Autor: Kotis   Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 30
 1  2  3  ..  10  siguiente siguiente



Etapa: Recorrido planificado  -  Localización:  America Central America Central
Fecha creación: 30/07/2015 17:21  
Compartir: 
Compartir:


Después del viaje de 4 semanas por Corea del Sur y Japón, con dos días de descanso, comienzo mi viaje por tierras centroamericanas.

El plan aproximado, pues la verdad es que no tengo una planificación como tal, viene a ser el siguiente:



Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Recorrido planificado



Etapa: San Salvador y alrededores  -  Localización:  El Salvador El Salvador
Fecha creación: 30/07/2015 17:24  
Compartir: 
Compartir:


El plan de visitas de El Salvador aproximadamente se recoge en este mapa


Para llegar al aeropuerto de El Salvador, desde Bilbao, tuve que hacer un viaje de 25 horas con escalas en Frankfurt y en Houston. Respecto a ésta última, me intranquilizó el hecho de que mi mochila no salió en la cinta para volver a meterla en el nuevo avión, tal y como había leído en los viajes con escala EE.UU. Sin embargo, apareció en San Salvador: al parecer la metieron como transfer al volar con United desde Frankfurt hasta San Salvador.

Martes 28 de Julio

El aeropuerto de San Salvador está lejísimos (dentro de lo que cabe en un país tan pequeñito) de la capital. Además mi vuelo llegó a las 23:55 del 27 de julio, por lo que no había transporte público, salvo taxis muy caros. Barajé la opción de quedarme a dormir en el aeropuerto, hasta que saliera el primer bus. Sin embargo, me encontré con una sorprendente hospitalidad de los salvadoreños.

Me explico: unos días antes del viaje (estando aún en Japón) hice un viaje público en Couch Surfing. No pasaron dos días hasta que me respondieron al menos seis personas para ofrecerme su casa, su compañía,... incluso ir a buscarme hasta el aeropuerto. No tengo palabras.

En efecto, allí me estaba esperando Óscar, que se ofreció a acercarme al hostel que había reservado con anterioridad para las dos primeras noches (tenía miedo al jet lag). Además de llevarme hasta el albergue (1:00 am) donde dejé la mochila, me ofreció dar una vuelta por la zona de alrededor del hostel, una zona muy segura.

A eso de las 2:30 caí rendido en mi litera, después de más de 24 horas de viaje.

El hostel, Joan's hostel, se encuentra en una zona bastante segura de la capital, junto a la UCA (universidad privada).

Respecto a la seguridad en el país: ciertamente es un país problemático, si bien hasta la fecha (llevo tres noches cuando esto escribo) no he sentido ningún miedo. Existen zonas que simplemente no debieran estar en vuestro mapa de viaje, en los alrededores de la capital. Son distritos tomados por las maras criminales.

Además, la madrugada del domingo al lunes (yo estaba aún volando) estos salvajes mandaron un mensaje de terror al gobierno: asesinaron en una sola noche a seis conductores de autobuses en sendas zonas próximas a la capital. El resultado ha sido la paralización del servicio de autobuses en todo el país. Supuestamente por al menos cuatro días.

Este hecho me está condicionando mi plan de viaje, ya que sólo puedo moverme por la capital, mediante pickups (coches-rancheras con el maletero al descubierto donde sube la gente) o microbuses atestados, algunos claramente ilegales.

El primer día me he acercado al centro histórico de San Salvador (transporte 30 centavos), para pasear por sus calles. La primera impresión ha sido la de estar en una ciudad poco cuidada, con necesidad de inversión pública. Sin ser especialmente sucia, las pintadas en tantos edificios (que piden rehabilitación a gritos) la hacen una capital poco atractiva inicialmente.

No obstante, tiene otros aspectos que me encantan: los comercios están en la calle, todo está lleno de mercadillos, da igual por qué calle vayas. En ellos encuentras, menos condones, lo que quieras.

Sin embargo, lo que más destaca este primer día, se trata de un contraste tan bárbaro..., es la presencia de policía militar en todas las esquinas. La gente va y viene tranquila, acostumbrada tal vez, pero acojona ver a tantos militares con metralletas y vigilantes de seguridad con escopetas recortadas. En todos los comercios, por muy pequeños que sean, tienen un vigilante armado (farmacias, tiendas de electrodomésticos, de ropa....) Además en la parte central, se cuentan por decenas los militares. En aquél momento yo no sabía lo del asesinato de los conductores.

Los atractivos turísticos, entendidos de manera clásica, de San Salvador son francamente pocos. No es una ciudad colonial. Como la mayor parte de las ciudades salvadoreñas cuenta con una plaza central, al rededor de la cual se ubican edificios importantes como la Catedral, El ayuntamiento, en este caso el Palacio Nacional y el teatro nacional.



El teatro nacional me parece el más hermoso edificio de la ciudad.


Al interior sólo se puede acceder cuando hay representaciones, pero al parecer es realmente bonito. Espero poder comprar alguna entrada para algún tipo de representación a lo largo de los próximos días (en teoría no hay nada hasta el finde).

En los alrededores de estos sitios destaca, aunque por fuera parece horrorosa, la iglesia del Rosario. Es bonita la filtración de la luz por sus modernas vidrieras.


Aunque no he parado de comer fruta tropical (cojonuda) y beber jugos naturales (cojonudísimos) de la multitud de puestos callejeros, he pensado que tenía que probar las típicas popusas salvadoreñas.


Este es el tugurio al que he accedido. He comido un par de tortas de maíz rellenas con una fanta para beber (no me fío del agua sin embotellar). El precio final 1$. Como suena. Sólo uno.

En efecto, los precios en El Salvador son tirados: autobuses por unos 30 céntimos, comes por dos dólares, los jugos naturales por medio dolar,... Jodé, qué diferencia con Japón, donde pagabas una pieza de melocotón por 3-4 euros.

La tarde tenía pensada acercarme a una zona próxima a la capital, Paseo del Carmen. Me acercó Óscar ayer por la madrugada y me comentó que por la tarde tiene mucha vida (además de ser segura). Sin embargo, después de montar en cuatro microbuses y pickups diferentes, después de 3 horas, opté por coger un taxi que me llevara al hostel de nuevo.

Un problema importante en la ciudad es que las paradas de autobús no están señalizadas en su mayoría y en su totalidad no indican qué autobuses paran. Así que has de ir preguntando continuamente a la gente. Sin embargo, el principal error era mío. Había colocado el marcador del hostel en el gps en una dirección errónea... bueno, más bien, en el otro extremo de la ciudad. Así que cuando cogía el microbús que me tenía que dejar cerca, mi mapa me decía que el puñetero autobús me llevaba por un sitio totalmente diferente. Hay veces que reniego de mí mismo.

El resultado fue que ya se me hacía muy tarde para acercarme al Paseo del Carmen.

En el hostel, ya descansando y planificando próximos viajes, me entero del problema de los autobuses. Asimismo, recibo un mensaje de Marcel, otro chico de CouchSurfing, para que me aloje en su casa desde ese mismo día. Así que me despido de los chicos del hostel y espero a Marcel, que además me vendrá a buscar para llevarme a su casa. Espero quedarme con él unas cuatro noches.

Miércoles 29 de Julio

La casa de Marcel está en los alrededores de la capital, en lo que llaman aquí colonias: casas agrupada en pequeñas urbanizaciones cerradas por mayor seguridad.

Marcel es un encanto de joven salvadoreño, que además ha vivido dos años en Vitoria-Gasteiz.

Me deja el cuarto de invitados, junto al garaje, con lo que dispongo de una privacidad envidiable.

En frente de su casa hay una parada de buses, que no sé a dónde van... así que cojo el primer microbús que veo que pasa. El conductor me dice que me puede dejar en el centro. En el micro van dos guardias armados y el billete es gratuito. Es uno de los pocos autobuses que ha puesto el gobierno para que la gente se desplace con seguridad.

El plan de hoy es acercarme a una zona de esparcimiento de los alrededores de la capital, los Chorros. Para ello tengo que coger el bus 79 en el centro.

Una vez llego a la ciudad, no exactamente al centro que yo esperaba, pero bueno, nada que un transbordo y el gps no solucione. En efecto, un segundo pickup me deja cerca del cruce de calles por donde pasa, según la Lonely Planet, el bus 79. El problema es que es uno de los múltiples autobuses que ha decidido no salir (y no hay alternativa).

Mientras pienso qué voy a hacer, recibo otro mensaje de otra chica de CouchSurfing, Milena, para dar una vuelta a la tarde con ella. Por supuesto, la respuesta será afirmativa (total, sin autobuses, tampoco puedo ir a sitios con seguridad de regresar). Quedo con ella en un centro comercial (gran vía) que se encuentra en el camino de muchos pickups, así que para allí que me desplazo.

Además tengo suerte, porque se encuentra en la carretera que une todos los países de centroamérica. Así me entero que algunos de los autobuses que van hacia el Occidente del país (dirección Guatemala) pasan por la entrada de los chorros, que también está en la misma carretera. En menos de media hora pasa un bus a Santa Ana que cojo (50 céntimos) y me acerca. Había consultado en el centro comercial la opción del taxi, pero me quería cobrar 12$, que no estaba dispuesto a pagar.

La entrada a los chorros, lleno de autobuses escolares y críos, además de familias salvadoreñas, es de 3$. Se encuentra en un entorno natural muy bonito.


Cuenta con cuatro o cinco pozas, a modo de piscinas, así como merenderos.



Algunas muy bien preparadas para la diversión de los más jóvenes


Uno se olvida del bullicio de la capital en este ambiente tan agradable. Aprovecho para almorzar (aquí comen entre las 11:30 y 13:00). Sopa de gallina y pollo con diferentes ensaladas, más un refresco (3'5$)


En la zona destaco bastante y enseguida se me juntan algunos salvadoreños a platicar. Pero no quiero llegar tarde a mi cita con Milena y me acerco a la parada del bus. En unos quince minutos, después de cientos de camiones ruidosos y contaminantes, aparece uno que me deja relativamente cerca (no tenía opción de arriesgarme) del centro comercial.

Salvador destaca por su producción de café de calidad, así que, esperando, me tomo uno:


Chulete, eh?

Hacia las 16:00 aparece Milena junto a Silvia, una amiga suya. Vienen en coche y me comentan para acompañarlas. En el mensaje me habían comentado para acercarnos al Volcán, pero como tenemos tiempo, me comentan para acercarnos a la famosa playa el Tunco, destino predilecto de surferos. Allí había bastantes guiris gringos y los precios eran claramente para guiris. Es una playa con guijarros y arena fina negra. Pero lo que más destacan son sus olas. Además, el agua está bastante templadita (comparada con la del cantábrico, al menos).

Después de remojarnos un rato los pies y sorprendernos por los precios abusivos de la zona nos dirijimos hacia el volcán. Y aquí me llevo una sorpresa. No se refieren al Volcan San Salvador, en los alrededores de la capital, sino a la zona de Izalco, mucho más al norte. El viaje nos llevará más de una hora y llegaremos de noche.

Al parecer, Silvia, la amiga de Milena, vive en Naluizalco, a los pies del volcán. Es una población pequeña, concentrada al rededor de una plaza hermosa, muy concurrida a las 19:30. Está llena de puestos de comida típica y de multitud de familias salvadoreñas cenando en la calle. Me encanta este ambiente. Allí que nos unimos, pues Silvia conoce a algunas de las personas del mercado.

En su predisposición para que pruebe de todo, nos detenemos en varios puestos y pruebo Chuco (una especie de sopa con base de máiz), Yuca (frita y cocida) con chicharrón, ponche y leche poleada. Todo ello junto a un total de 10 popusas de diferentes sabores (frijoles y queso; ayote; ajo; papelillo; jalapeños; revuelto...)

Evidentemente, entre un almax y una noche con Jennifer Conelly elijo lo primero a ojos cerrados. Dios, cuánto comen aquí...

Desde allí tienen que volver a la capital a traerme hasta la casa de Marcel. La hospitalidad de esta gente es inmensa. Cuando se lo comento a Marcel, que me han llevado hasta Naluizalco y me han traído, flipa.

Tal vez mañana le comento a Marcel para ir a Paseo del Carmen con Milena, así se conocen...

Jueves 30 de Julio

He decidido que me lo voy a tomar con calma, con la excusa de la parada de los autobuses. Así, hoy voy a acercarme al centro, echar un vistazo al mercado y de allí ir al volcán o al parque Balboa... según salga el día.

Así que, para empezar bien el día me quedo en "casita" hasta las 10:30. El primer bus que pasa me deja en la catedral para las 11:00. Parece que estoy de suerte.

Lo primero que me llama la atención es que hoy hay más autobuses normales por el centro que los días anteriores. Igual es que se empieza a normalizar la situación. No obstante, sigue habiendo casi más policiías que personas.

Para ir al volcán hay que hacer transbordo en Santa Tecla primero, mientras que para ir al Parque Balboa es suficiente coger el autobús 12 (planes de renderos).


Ayer no circulaba, pero hoy lo he localizado casi a la primera. Apenas me ha dado tiempo a comprar unos platanitos (5 por 25 centavos).



El autobús (0'25$) deja en el parque balboa en una media hora. Es una zona de esparcimiento familiar, si bien, cuando he ido, no había mucha gente. Tal vez por ser jueves o por la huelga de autobuses. Hay merenderos con comidas típicas salvadoreñas. En mi caso, he comprado yuca frita (cada vez me gusta más) y un "pastel" relleno de verdura. En realidad, se parecía a una empanadilla hecha con pepes... bueno, ahora le llaman maíces crujientes, pero es que en mi época eran siempre pepes y pepones (si eran de tamaño grande).


Lo he acompañado por un helado de tres bolitas (0'40$).

En el parque no hay rutas propiamente dichas para hacer senderismo (me he llevado una sorpresa en este sentido). Sin embargo, se puede andar sin problemas porque su extensión lo permite.

Yo he seguido el camino que se podría haber hecho con el autobús 12, hasta llegar a las llamadas puertas del diablo. Habré tardado unos 30'.


Desde allí se tiene una amplia perspectiva del Salvador verde


El tiempo ya está cambiando así que me dirijo al parque Balboa a tomar el autobús hasta el centro. En efecto, ha sido llegar al centro y comenzar un chaparrón estival muy intenso. Apenas me da tiempo a comprar un jugo de leche y papaya (creo que voy a engordar unos cuantos kilos, dada la combinación de vicios tan ricos y baratos).

Le voy cogiendo el truco a esto de localizar los autobuses... En este caso me subo a uno que viene hacia lo que llaman los mejicanos (barrio donde vive Marcel). Se trata de nuevo de una carraca custodiada por militares en su interior y gratuito. Con el gps compruebo que pasa casi por delante de la casa de Marcel, así que apenas me mojo.

En el viaje recibo un mensaje de un nuevo salvadoreño que me invita a viajar mañana al volcán de San Salvador (suerte que no he ido hoy). Es el último lugar próximo a la capital que quiero visitar. El resto de parques nacionales están a las afueras, en dirección a Guatemala. Tal vez para entonces ya funcione bien el sistema de autobuses.

Pero el día no había terminado aún. Marcel tiene un bar de ambiente gay en el Paseo del Carmen. Me comenta que tiene que acercarse para allí y me propone acompañarle. Como las cosas buenas no vienen solas, Oscar también me manda un mensaje para tomar una cervecita, así que decido juntar ambas posibilidades.

Ellos no se conocían antes, pero hacemos un grupo muy interesante. Nos quedamos a cenar en un mejicano unos nachos con aguacate fabulosos y unas tostas quetecagas, regado con cerveza pilsener salvadoreña.

Le dejamos a Marcel en su trabajo y nos entretenemos tomando unas cervecitas suprema salvadoreñas y hablando sobre mil cosas. Por cierto, es posible que mi recorrido por Honduras cambie, orientándolo por el atlántico, siguiendo el consejo de Óscar.

A eso de la 1 am nos separamos y vuelvo con Marcel a casita, durmiendo como un bebé en el coche.

Viernes 31 de Julio

Hoy por fin parece que funcionan los autobuses. No obstante, hoy había quedado con Neftali, un chico de CouchSurfing, para acercarnos al volcán de San Salvador: el boquerón.

Ayer nos comunicamos por whatsapp para coincidir en un centro comercial, el metrocentro, a las 10:00. Tengo un microbús (44) que me deja delante del centro en unso 25 minutos. Sin embargo, ha habido algún malentendido, pues a las 10 no aparece... y es que había entendido que a las 10 nos levantábamos para quedar antes de almorzar. En definitiva, me quedo en el centro comercial, con wifi, un par de horitas.

Para llegar al boquerón, habría que coger el autobús hasta Santa Tecla, desde donde habría que coger otro autobús (103) hasta el volcán (1$ para locales, 2$ para extranjeros). En total serían algo más de dos horas. En mi caso, como voy en el coche de Neftali, no nos lleva más de 40 minutos.

Se puede llegar en coche hasta casi la cima, hasta el punto que al cráter se llega en menos de 10 minutos de caminata. Por desgracia, no está permitido bajar hasta el interior del inmenso cráter, de 1500 metros de diámetro.



Nos quedamos a comer en la zona de la cumbre, unos combos enormes que elige Neftali. Realmente ricos, aunque demasiado grandes (12$ en total para los dos).

De allí nos bajamos a una zona recreativa, plaza volcán, donde tomamos unas empanadillas y chocolate (bastante diferente al de España). Nos entretenemos charlando unas dos horas con buenas vistas de Santa tecla, mientras se pone el sol.



Se nos ha hecho tarde y Neftali me acerca a la zona de Marcel hacia las 19:00 Ya en casa, conozco a la madre y la hermana de Marcel. Muy agradables, tomamos algo y platicamos hasta las 24:00. Nuevamente el día ha sido excepcional por la compañía. No me puedo quejar de la suerte que estoy teniendo.

Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: San Salvador y alrededores



Etapa: Suchitoto  -  Localización:  El Salvador El Salvador
Fecha creación: 02/08/2015 08:52  
Compartir: 
Compartir:

Con las líneas de autobuses ya funcionando, he decidido empezar a visitar zonas más alejadas de la capital. El día de hoy lo tenía previsto para el pueblo colonial de Suchitoto.


El autobús que lleva a este destino (129) sale de la terminal de oriente, a unos 600 metros de la catedral.

Como en tantas ocasiones, la hospitalidad ya demostrada de Marcel se pone de manifiesto cuando me ve salir de casa para dirigirme hacia algún autobús que me acerque al menos al centro, y me insta a ir con él en coche hasta la terminal de oriente.

El autobús (100 minutos, 0'70$) no es mejor que los urbanos. Una carraca de los años 60', que no pasa de tercera, siempre forzada y con un ruido ensordecedor. En el trayecto lo menos se han subido cincuenta personas diferentes vendiendo todo lo que se te pueda ocurrir.

Suchitoto cuenta con varios pequeños museos, así como con una iglesia colonial y, a media hora andando, un lago.

Lo primero que hago, nada más llegar, es ir a la oficina de turismo. Allí un amargado me da un plano (muy cutre) de la población y me dice que no hay rutas para hacer senderismo.

Decido seguir las indicaciones de la guía y me dirijo al único museo que me interesaba: el museo de la convivencia y la paz. Está a unos 5 minutos andando de la plaza principal, y de la parada de autobús.

La entrada es gratuita (acepta donación, pues es privado). En realidad se trata de un centro multiusos orientado a dar a conocer la historia de Suchitoto del siglo XX, hasta el final de la guerra civil (especialmente cruenta en esta región). Para ello hace a diario múltiples talleres con jóvenes de la zona, cuyas obras son integradas en el museo.

Como estaba yo sólo, el encargado me ha hecho un recorrido rápido por el mismo, dándome explicaciones históricas.


Al ser sábado cierra a las dos, por lo que he aprovechado para comer en la cafetería adosada al museo.

Ha sido, con mucho, el peor almuerzo que he hecho en El Salvador. Claro que después me he resarcido con un licuado, un sorbete y, también, plátano frito.

El día era, otra vez, muy caluroso y he decidido coger un autobús (10' y 0'30$) que me lleva al puerto de San Juan, junto al lago. Se paga un euro por entrar (sigo sin entenderlo) y tienes acceso a unas barcazas que te dan un paseo a razón de 30$ la hora. Sinceramente, el lago no es de los más bonitos que haya visto y no merece la pena gastar ese dinero. También hay restaurantes de comida típica, que no he frecuentado.


Ya en Suchitoto de regreso, he andado por las calles empedradas y he entrado en la magnífica iglesia de la época colonial. Claramente lo que más me ha gustado de la localidad



A media tarde he cogido el minibus de vuelta que me ha dejado cerca de la terminal de oriente en unos 70'. Por supuesto, Marcel me ha ido a buscar otra vez. Hemos aprovechado para hacer unos recados y de vuelta a su casa a ducharse.

La tarde de hoy es especial. Hemos ido al teatro a ver un espectáculo muy logrado de títeres. Seguido nos hemos ido a cenar en un restaurante mejicano los cuatro: Marcel, su madre, su hermana y yo mismo. Ha sido una velada fenomenal, a la que se ha añadido una conversación que se ha alargado, nuevamente, hasta la 1:30 am

Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Suchitoto


Etapas 1 a 3,  total 30
 1  2  3  ..  10  siguiente siguiente



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 71 15
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 586 Visitas mes actual: 241 Total visitas: 46896

  Últimos comentarios al diario  En solitario por Centro América
Total comentarios 34  Visualizar todos los comentarios

Kotis  kotis  11/09/2015 23:25   
Comentario sobre la etapa: Monteverde - Santa Elena
El comentario ha sido movido al foro. Pulse aquí para ver el mensaje: https://www.losviajeros.com/foros.php?p=4946860#4946860

Dagolu  dagolu  13/09/2015 23:04   
Comentario sobre la etapa: Monteverde - Santa Elena
Ya te queda poco, que tengas buen viaje de regreso.

Te estrello el diario.

Saludos

Bilbainaviajera  bilbainaviajera  14/09/2015 23:28
Buena vuelta! Como siempre un placer seguirte en tus viajes!! Y en directo!!!

Dagolu  dagolu  15/09/2015 14:12   
Comentario sobre la etapa: San José (punto final al periplo)
Un placer haberte seguido por los dos viajes.
Hasta la próxima.
Tienes destino para el año que viene?

Marisb  marisb  15/09/2015 23:14
Comentario sobre la etapa: San José (punto final al periplo)
oleee !! ya se acaba??? buen viaje de regreso y esperando ansiosa el próximo diario y la próxima aventuraaaa !! animooo

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba