Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
DÍA 1. EMBARCO EN ASUÁN. 🧭 Diarios de Viajes de Egipto
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace


Diario: UN CRUCERO POR EL LAGO NASSER (EGIPTO). DE ASUÁN A ABU SIMBEL.  -  Localización:  Egipto  Egipto
Descripción: Crucero de cinco días por el Lago Nasser, en Egipto, desde Asuán hasta Abu Simbel, visitando varios templos nubios poco conocidos.
Autor: Artemisa23   Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:



Etapa:  DÍA 1. EMBARCO EN ASUÁN.  -  Localización:  Egipto Egipto
Descripción: El primer día de los cinco que ocupa el crucero fue para embarcar en Asuán y cenar a bordo. Nosotros procedíamos de Luxor, donde habíamos terminado el Crucero por el Nilo.
Artemisa23  Autor:    Fecha creación:   
Compartir: 
Compartir:
Por razones obligadas por el vuelo y el plan del viaje, habíamos terminado el crucero por el Nilo en Luxor. Así que tras visitar el Valle de los Reyes a primerísima hora, después del almuerzo un taxi nos llevó hasta Asuán, lugar desde donde parte el crucero por el Lago Nasser. Fue un viaje largo y pesado, de 180 kilómetros y casi tres horas de duración, por una carretera paralela al Nilo pero entre desierto y pueblos remotos, que nos ofreció una perspectiva muy diferente a la de la fantástica travesía en barco que se realiza entre ambas ciudades a bordo del Crucero del Nilo.






Claro que eso es Egipto: vergel a las orillas del río sagrado, fuente donde la vida cotidiana fluye tranquila, con el ganado pastando, los niños jugando, las mujeres lavando y los hombres capturando peces en sus pequeñas barcas; y justamente detrás de la vegetación, reina el desierto. Sin embargo, aquel intenso contraste entre el azul del agua, los distintos tonos de verde y el rojizo-amarillento enmarcando el fondo lo perderíamos durante los días siguientes, pues nos íbamos a encontrar un panorama muy distinto.

Orillas del Nilo entre Asuán y Luxor.



Orillas del Lago Nasser.


Ya en Asuán, para alcanzar el lugar de amarre del barco, en el lado sur de la presa, tuvimos que atravesar un control de policía al entrar en la zona de los muelles, donde nos aguardaba nuestro barco, el Nubian Sea, uno de los pocos que realizaban el recorrido (creo que actualmente son menos todavía y el Nubian Sea es uno de los que subsisten), todo lo contrario que los que hacían el Crucero del Nilo, que eran decenas por aquella época. Lo elegimos porque tenía un precio y una categoría intermedios entre los que nos ofrecían, pero ciertamente era más viejo y, pese a estar catalogado como de “lujo”, quedaba muy lejos en cuanto a confort y aspecto del flamante “Opera”, en el que tanto habíamos disfrutado los días anteriores. Bien es cierto que nos vimos compensados por otros detalles, como el menor número de personas a bordo, la cómoda cubierta, la amabilidad de la tripulación, que se desvivió por agradarnos, y la estupenda relación que trabamos con otros compañeros de viaje.


A la llegada nos acomodaron en nuestro camarote, mucho menos lujoso que el del crucero anterior y en el que enseguida echamos en falta su fantástica terraza, sustituida por una ventana alargada y estrecha, que no nos permitiría contemplar demasiado el horizonte. Sin embargo, reconozco que rezumaba cierto toque “romántico” en el sentido más decimonónico de la palabra; además, estuvimos cómodos y cada día, al volver de las excursiones, no nos faltaron sobre las camas las típicas manualidades formadas con colchas o toallas por parte del personal que arreglaba los camarotes, todos hombres. Creo que ninguno de ellos nos entendía ni jota, pero en cuanto nos veían aparecer no dejaban de repetir “buenos días”, “bienvenidos” y “gracias” con una sonrisa de oreja a oreja.

Contraste entre los camarotes del Nubian Sea y del Opera.


Como suele ser habitual en los cruceros, y en éste con más motivo porque no hubiésemos encontrado lugar alguno en donde comer, el régimen era de pensión completa, aunque no había bufet libre sino un menú, servido directamente por los camareros en las mesas; lo que no me acuerdo es si era posible elegir entre diferentes platos. A la hora de cenar nos asignaron una mesa, que debimos mantener durante todo el trayecto, compartida con otras ocho personas que hablaban nuestro idioma: una pareja de Madrid, como nosotros, unos recién casados argentinos en viaje de luna de miel y cuatro catalanas de edades variadas. Recuerdo que, no sé muy bien el motivo, los primeros momentos fueron algo tensos entre nosotros, pero al final del viaje casi se nos saltaron las lágrimas al separarnos. Quizás fue porque en el crucero del Nilo nos encontramos con muchos españoles, mientras que en éste apenas éramos una quincena, que no tardamos en formar una pequeña pero apretada piña. Todos hicimos muy buenas migas y lo pasamos fenomenal durante aquellas horas vespertinas de charla y juegos de mesa en cubierta, admirando unos bellísimos atardeceres; y sobre todo después de la cena, cuando nos sentábamos a esperar que llegase la hora mágica de contemplar las estrellas, de las que nunca vi tantas ni tan brillantes. Pero a eso iré después. De momento, en mi narración, ya es hora de iniciar el crucero.


PRESAS DE ASUÁN.

En Asuán existen dos presas. La más antigua, la Baja, fue obra de los británicos, que la levantaron a 11 kilómetros del centro de la ciudad a principios del siglo XX y que se convirtió por entonces en la presa más grande del mundo. Sin embargo, después de varias reformas que incrementaron su altura se demostró incapaz de resolver el problema de las inundaciones generadas por el Nilo como consecuencia de las crecidas de su caudal. Por ello, se proyectó una nueva presa, la Alta o Gran Presa, construida 6 kilómetros al sur de la anterior entre 1959 y 1970 por el gobierno egipcio con ayuda técnica y financiación soviética en buena medida.


Presas Baja y Alta en Google Maps.

Asuán tiene zonas con mucha vegetación, pero el entorno de la Gran Presa es muy árido.


Sin embargo, pese a mitigarse los efectos catastróficos de las inundaciones y lograrse un incremento muy considerable de energía eléctrica, esta mega-construcción, de 111 metros de altura y 980 metros de anchura en la base, trajo consigo consecuencias mucho menos positivas, como el impacto ecológico sobre una zona de frágil equilibrio ya de por sí y la alteración de los hábitos, la forma de vida y, por tanto, la economía de las gentes que poblaban desde tiempos de los faraones las antiguas márgenes del río. De hecho, más de 800.000 nubios que vivían en las tierras situadas entre Asuán y Abu Simbel tuvieron que ser desplazados a otras zonas del país al quedar las suyas anegadas.




Al gigantesco embalse generado por la Presa Alta o Gran Presa de Asuán se le dio el nombre de Lago Nasser, en honor de Gamal Abdel Nasser Hussein, militar, estadista y uno de los principales líderes árabes de su época, que presidió Egipto entre 1954 y 1970, año de su fallecimiento. Con16 kilómetros de ancho máximo, 480 kilómetros de longitud, una superficie de 5.248 kilómetros cuadrados y 31,4 metros de profundidad media, que alcanza los 180 en el punto más hondo, es el octavo lago mayor del mundo por superficie (el primero artificial) y el cuarto por volumen de agua, pues puede llegar a acumular hasta 157 kilómetros cúbicos.



Lago Nasser en Google Maps.


Aunque la presa se terminó en 1970, comenzó a llenarse ya en 1964, si bien no alcanzó su plena capacidad hasta 1976. El proyecto y, sobre todo, el inicio de su construcción encendieron todas las alarmas entre los arqueólogos del planeta entero, pues Abu Simbel y varias docenas de templos más corrían el peligro de ser tragados por las aguas. En una operación de rescate sin precedentes patrocinada por la Unesco, veinticuatro de aquellos templos fueron localizados, excavados, desmontados en bloques y trasladados a ubicaciones más seguras, mientras otros se cedieron a países que habían colaborado en el rescate, entre ellos España. Así el Templo de Debod se instaló en un parque de Madrid, situado en la antigua montaña del Príncipe Pio. Todos estos templos están declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1979 formando parte del Museo al Aire Libre de Nubia y Asuán, que integra los monumentos del antiguo Egipto en la región de Nubia, desde Asuán a la frontera sudanesa.

Templo de Kalabsha desde la Gran Presa.

En este crucero íbamos a surcar las aguas del gran embalse y tendríamos la oportunidad de contemplar algunos sitios arqueológicos de la Baja Nubia, la mayor parte rescatados de las aguas, que permanecieron fuera de las vías de comunicación e inaccesibles a los viajeros durante años, hasta que comenzó a operar el crucero. Y es que no se podía llegar de otro modo que no fuese el barco, ya que por motivos de seguridad las rutas por pista o carretera estaban cerradas al tráfico privado de extranjeros, circulando únicamente los comboyes oficiales turísticos con destino a Abu Simbel. Ignoro si en la actualidad la situación ha cambiado. Todas las visitas que hicimos durante este crucero fueron guiadas y con escolta de soldados armados, si bien mientras en algunos templos apenas advertimos su presencia, en otros los llevábamos muy cerca y no nos perdían de vista. Y es que la amenaza de los atentados terroristas contra el turismo no ha dejado de estar presente en Egipto desde hace bastantes años.

Templo de Dakka

El guía en lengua castellana que nos asignaron se llamaba (espero que se siga llamado) Omar y nos hizo pasar muy buenos ratos. Pese a que al principio podía parecer algo arisco, era porque nos costó un poco de tiempo entender su gesto imperturbable combinado con un implacable humor sardónico; en cuanto le cogimos el hilo, nos reíamos a carcajadas con sus enrevesadas (iba a escribir diabólicas, pero me contengo) ocurrencias. También influyó el hecho de que nuestro grupo (al contrario que el de habla inglesa, integrado por bastante más gente) era reducido, unas quince personas, todos nos llevábamos muy bien y en ningún momento nos sentimos formar parte de un tour impersonal y masificado, obligado a verlo todo deprisa y corriendo. En ese sentido, el crucero en su conjunto y las visitas que hicimos estuvieron muy bien. En cualquier caso, excepto Abu Simbel, el número total de visitantes en estos monumentos era muy pequeño en comparación con los de otras zonas de Egipto por aquella época.

Templo de Wadi el Seboua y su entorno en el Lago Nasser.

r
Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Artemisa23 Ver más diarios de Egipto Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 0 0
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 37 Visitas mes actual: 26 Total visitas: 63

  Últimos comentarios al diario:  UN CRUCERO POR EL LAGO NASSER (EGIPTO). DE ASUÁN A ABU SIMBEL.
Total comentarios 14  Visualizar todos los comentarios

Artemisa23  artemisa23  28/10/2020 18:39   
Gracias a ti por comentarlo y puntuarlo, spainsun.

Traveller3  traveller3  29/10/2020 23:51
Muchisimas gracias por el diario Artemisa.
Es una preciosa recreacion de un magico viaje por una parte poco conocida como es el lago Naser.

Artemisa23  artemisa23  30/10/2020 18:59   
Me alegro que te haya gustado el diario, traveller. En estos tiempos viene bien recordar viajes que nos dejaron huella. Muchas gracia a ti por leerlo.

Marimerpa  marimerpa  09/11/2020 13:58   
Con este fantástico diario tuyo se me han avivado las ganas de Egipto. Gracias por llevarme hasta allí.

Artemisa23  artemisa23  11/11/2020 09:54   
Muchas gracias, marimerpa. Egipto es un país que deja huella. Por cierto, me he enterado de que se está construyendo una nueva capital administrativa en el desierto, una construcción faraónica con capital chino. Un contraste más.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQUÍ
Volver arriba


Foros de Viajes
Barco-Cruceros-Ferries Tema: Visitar el Lago Nasser, Crucero - Egipto
Foro Egipto Foro Egipto: Viajes por Egipto: Cairo, Alejandria, Valle de los Reyes, Abu Simbel, Piramides, Mar Rojo. Excursiones, cruceros por el Nilo, informacion de hoteles, donde comer...
Ultimos 5 Mensajes de 30
12538 Lecturas
AutorMensaje
vadercup
Vadercup
Indiana Jones
Indiana Jones
Ene 08, 2009
Mensajes: 4264

Fecha: Jue Ago 27, 2020 07:13 pm    Título: Re: Visitar el Lago Nasser, Crucero - Egipto

Muchas gracias!

¿Puedo preguntarte con quién contrataste?
DyD8
DyD8
Silver Traveller
Silver Traveller
Ago 22, 2019
Mensajes: 24

Fecha: Vie Ago 28, 2020 11:48 pm    Título: Re: Visitar el Lago Nasser, Crucero - Egipto

"vadercup" Escribió:
Muchas gracias!

¿Puedo preguntarte con quién contrataste?

Fuimos con Mapatours. Honestamente no puedo recomendarlos, malas y buenas experiencias a la vez. Parece que los guias algunos tienen mas ganas que otros de trabajar, uno tengo sospechas de que nos soplo 80€euros, el otro no explicaba ni media, pero el tercero fue maravilloso (pille fiebre y me cuido como de la familia). Lo bueno fue el alojamiento, contratamos y pagamos barcos de menor categoria y, aunque no nos explicaron el porque, nos subieron sin coste alguno.
vadercup
Vadercup
Indiana Jones
Indiana Jones
Ene 08, 2009
Mensajes: 4264

Fecha: Mar Sep 01, 2020 07:00 pm    Título: Re: Visitar el Lago Nasser, Crucero - Egipto

Muchas gracias 😊😊
MaRi1003
MaRi1003
New Traveller
New Traveller
Oct 27, 2020
Mensajes: 2

Fecha: Jue Oct 29, 2020 10:34 pm    Título: Re: Visitar el Lago Nasser, Crucero - Egipto

Son fotografías hermosas y sin duda momentos inolvidables. Qué buen destino, gracias por compartí esta experiencia. Aplauso

- Mensaje escrito desde UN CRUCERO POR EL LAGO NASSER (EGIPTO). DE ASUÁN A ABU SIMBEL. -
bartomeu
Bartomeu
Indiana Jones
Indiana Jones
Ene 30, 2015
Mensajes: 4592

Fecha: Vie Nov 20, 2020 11:13 pm    Título: Re: Visitar el Lago Nasser, Crucero - Egipto

Crucero por el Lago Nasser – El Lago de Nubia


Uno de los atractivos culturales y de ocio que nos proporciona viajar a Egipto, es el crucero por el Lago Nasser, por el gran embalse que genero en 1970 la construcción de la segunda presa de Aswan. Sus mas de 5.250 km 2 , de las aguas del rio Nilo, que retenidas en la presa se han convertido en un verdadero mar y que llamamos con el nombre del presidente de Egipto que lo hizo posible. Aguas que cubren lo que fueron aldeas, campos y restos arqueológicos del territorio Nubio entre la 1ª y 2ª catarata del Nilo.


El Lago Nasser, llamado en Sudan, el Lago de Nubia, nos ofrece en la actualidad la posibilidad de navegarlo a bordo de modernas motonaves donde disfrutar del lujo, de la comodidad, de la gastronomía, de los espectáculos culturales, y del relax.


La serenidad de la navegación a lo largo de cuatro días, bajo un cielo increíblemente estrellado, en un paisaje extremo por su serenidad, surcando unas aguas, que son como un mar por su inmensidad, llenas de vida, nos permite cruzar el Trópico de Cáncer, en una ruta desde Aswan hasta Abu Simbel (o a la inversa).

Abu Simbel, y sus templos de Ramses II y de Nhefertari, nos despedirán en nuestro crucero, que nos permitirá visitar los templos, tumbas y sitios arqueológicos que pudieron ser salvados del fondo del lago por varias misiones internacionales, en ruta hacia la ciudad de Aswan.


Ciudadela de Qasr Ibrim

Lugar llamado en nubio antiguo como Simili, en periodo copto Prim, para los meroiticos Pedeme y para los romanos Primis.
Desde la cubierta de la motonave podremos contemplar el legado de esta ciudadela o centro económico, religioso y militar, cuya fortaleza asoma como una isla, al haber sido inundada la colina donde estaba edificada. Realmente es la única construcción que podremos ver en nuestro navegar.


Templo de Amada

Durante la navegación y después de fondear el barco, unas barcazas nos trasladaran a tierra firme, donde en las arenas rojizas de la orilla podremos visitar tres lugares, de los que resalta entre ellos el templo mas antiguo de Nubia, el templo mandado construir por Tutmosis III dedicado a Amón y Re-Horakhty, con intervenciones de varios faraones, (Akhenatón hizo borrar toda referencia a Amón, siendo rehabilitado posteriormente por Seti I). Llego a convertirse en una iglesia en periodo medieval.


Templo de Derr

En un breve paseo nos acercaremos a este speos , templete tallado en la roca, por el Virrey de Kush Setau por orden de Ramses II, dedicado a Re-Horakhty, Amon-Re y Ptah, con sus dos salas hipóstilas, fue conocido en la antigüedad como Ri’amsere-meryamun (en el dominio de Re).


Tumba de Pennut

Muy cerca, y aun en esta zona de la orilla del lago, llamada New Amada, podremos visitar una tumba cuya capilla esta en una reproducción de la colina que originalmente s encontraba en la ciudad de Aniba. Construida en tiempos de Ramses VI, para el descanso de los restos del sacerdote Idenou de Ouaouat, del templo de Horus en Miam (antigua nombre de la misma Aniba)

Un nuevo día amanece navegando por este mar de Nubia, nuevas sorpresas nos esperan cuando se desembarca en la zona llamada Wadi es-Sebua o Valle de los leones.


Templo de wadi es-Sebua

Los templos de Amenhotep III y el de Amón de Ramses II, conforman este lugar, imagen insignia de las visitas a los sitios arqueológicos en un crucero por el lago Nasser. Su traducción de Valle de los Leones, fue otorgado por los habitantes del lugar por las esfinges que en el podremos admirar.

Templo de Dakka


Espectacular construcción que resalta en el horizonte donde nos dirigiremos en un paseo que podemos hacer a lomos de un dromedario. Llamado en la antigüedad Pselchis, se trata de un templo grecorromano dedicado al dios Thoth. Fruto de la colaboración entre Ptolomeo IV y el rey meroitico Arqamani, dispone de registros de los emperadores romanos Augusto y Tiberio. Un reto para el viajero es intentar encontrar algún grafiti en escritura meroitica.

Templo de Maharraqa


Casi a los pies del templo de Dakka, podremos visitar, antes de regresar a nuestro hotel viajero, este templo dedicado a las deidades de Isis y Serapis, su ubicación corresponde con la que fue frontera permanente entre el Egipto romano y Meroe

Nuestra navegación por el Lago llega ya a su fin, amarrando en los muelles al sur de la gran presa de Aswan, pero nos queda mucho por ver, desembarcamos para acercarnos hasta New Kalabsha, nombre derivado del nombre de una de las tribus del lugar, sitio que se escogió para el traslado de otras estructuras que ahora visitaremos.

Templo de Kalabsha


Este templo llamado también de Mandulis, es una construcción realizada en tiempo de Cesar Augusto en honor del dios de la fertilidad Mandulis. En sus paredes están relatados los hechos y victorias sobre los Blenios.


Templo de Qertassi – Quiosco de Tzitzis

Cerca de la escalera que nos lleva al amarradero podremos ver esta capilla / quiosco, dedicada a Hathor y construido en época ptolemaica.


Templo de Gerf Hussein

Cuyo nombre en la antigüedad fue Per Ptah (Casa de Ptah) es una construcción edificada por el Virrey de Nubia, Setau, dedicada al faraón Ramses II, al que llamaba Ramses el Gran dios, en el se advocaba también a las deidades Hathor y Ptah-Tatenen.


Templo de Beit al-Wali

Templete dedicado a Amón, en sus paredes podemos ver al príncipe Amunhershepeshef gran sacerdote de Ptah en la ciudad de Menfis, acompañando al faraón en la batalla.


Templo de Dedwen

Llamado en ocasiones de Taser, en este lugar se adoro al dios león del trigo, aunque en este lugar con la forma de una serpiente, Dedun o Dedwen, señor de Nubia, proveedor de incienso para la realeza en los nacimientos.


CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ


All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter instagram