Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


Núremberg, de ciudad Imperal a ciudad de la Navidad -Diarios de Viajes de Alemania- Elcidpaseador
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: Núremberg, de ciudad Imperal a ciudad de la Navidad  -  Localización:  Alemania  Alemania
Descripción: Visitando de día museos, edificios y calles de Núremberg conociendo su historia y por la tarde-noche recorriendo sus mercadillos durante la celebración de su Christkindlesmark.
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:



Etapa: Paseos entre la historia y las calles de Núremberg I  -  Localización:  Alemania Alemania
Fecha creación: 31/12/2017 15:21  
Compartir: 
Compartir:
Hacía tiempo que nos rondaba por la cabeza visitar alguno de los mercadillos navideños que hay por Europa, leyendo e investigando en numerosas guías y blogs de viajes a través de internet nos confirmaron lo que ya sabíamos, que Alemania es un destino ideal si lo que queremos es ver y disfrutar sus mercadillos navideños, llegados a este punto y teniendo claro que Alemania seria el país de destino, ahora había que decidir qué ciudad con su mercadillo navideño elegir, teníamos claro que como íbamos a estar casi tres días lo mejor sería una ciudad que tuviera algo que visitar interesante por el día, ya que nuestra intención no era la de movernos a localidades diferentes y que por la noche hubiera algo más de ambiente de lo que puede haber en lugares pequeños, al final entre diferentes opciones nos decantamos por Nuremberg, cumplía todos los requisitos necesarios para poder disfrutar de nuestra estancia, destino directo desde Madrid, cosas interesantes que hacer durante el día y disfrutar de su mercadillo navideño al caer la tarde.

Sobre los mercadillos de Navidad decir que suelen celebrarse durante la época de adviento, que es uno de los periodos de tiempo del año litúrgico cristiano, concretamente el primero, este tramo de tiempo se considera de perdón y alegría ya que sirve para prepararse espiritualmente para recibir el nacimiento del niño Jesús y de ahí el nombre de algunos mercadillos Christkindlesmarkt, la duración de este periodo que coincide con la duración del mercadillo en casi todos los sitios, es de 22 a 28 días según el año, ya que coincide con los 4 domingos anteriores a la Navidad, una vez llegado ese día, el de Navidad, la gran mayoría de los mercados cierran hasta el año siguiente.
El mercado de Navidad de Nuremberg no es ni el más grande, ni es el más antiguo de Alemania, pero si es uno de los más famosos, quizás su fama sea debida no solo por su antigüedad ya que se sabe que en 1628 hay un escrito donde se menciona su celebración sino también por el lugar donde se celebra, en el Hauptmarkt, una plaza en el centro antiguo de Nuremberg rodeada de multitud de zonas peatonales y emblemáticos edificios con mucha historia, de los cuales, muchos de ellos tuvieron que ser reconstruidos tras los devastadores bombardeos que sufrió la ciudad durante la II Guerra Mundial.

Sobre Nuremberg decir que es la capital de Franconia y la segunda ciudad más poblada de Baviera, ya que son alrededor de medio millón de habitantes, su centro histórico llamado Altstadt está dividido en dos por el rio Pegnitz, situándose sus barrios mas importantes uno a cada lado del rio, el de San Sebaldo al norte y el barrio de San Lorenzo al sur, todo ello esta rodeado de una magnifica muralla muy bien conservada y que rodea la mayor parte del casco histórico de Nuremberg, esta ciudad tuvo mucha importancia en época del Imperio Alemán debido a que fue el lugar elegido para custodiar las reliquias, símbolos y joyas Imperiales y es por ello lo de su imponente y tercera o última muralla que rodea la ciudad vieja, de las dos primeras murallas a día de hoy quedan muy pocos vestigios.

Hecha esta pequeña introducción, vamos a iniciar nuestro periplo por esta bella ciudad, así que si queréis conocer algo más sobre parte de la historia de Nuremberg, además de su famoso mercadillo navideño, acompañarme durante estos dos días y medio a través de este modesto y breve diario, esperando que sea ameno e interesante para los lectores de diarios y futuros viajeros a esta ciudad.

Partimos desde Madrid y llegamos al Aeropuerto Internacional de Nuremberg después de alrededor de 2 horas y medio de vuelo. Para acceder al centro de la ciudad que se encuentra a unos 8 km al sur del aeropuerto, la forma más económica y que para nosotros era más cómoda era coger el metro, línea U2, esta línea te pone en la estación central sin ningún tipo de transbordos en poco más de 13 minutos, en coche o en taxi pueden ser unos 20 minutos dependiendo del tráfico, una vez que se esté en la estación central de tren, el tiempo de trayecto al centro andando sin prisa pueden ser entre 8-10 minutos, aunque también se puede coger el metro en la misma estación central, concretamente la línea U1, que te deja en 2 minutos a las puertas del Hauptmarkt. Para acceder al metro desde el aeropuerto no tiene perdida, según sales del aeropuerto al exterior ya tienes las escaleras mecánicas que te conducen al metro, pero antes de bajar hay que comprar los billetes en la máquinas expendedoras, para los que no habléis alemán no os preocupéis porque está en varios idiomas entre ellos el español, una vez comprado el billete hay que validarlo en las maquinas que se encuentran en las entradas y desde ese momento se tienen 90 minutos para viajar haciendo los transbordos necesarios para llegar a vuestro destino, el billete por persona nos costó 3 euros, aunque a través de su aplicación salía a 2,65 euros, si queréis más información o calcular otras rutas os dejo en este enlace un planificador de rutas de la red de transporte publico de Núremberg .

Sobre nuestro trayecto en metro decir que nosotros nos bajamos en la estación de Plärrer ya que nuestro hotel que era el Ibis Hotel Nuernberg City am Plaerrer se encontraba a escasos 100 metros de la estación de metro, por esta estación pasan las líneas U1 y U2 además de los tranvías 6 y 4, sobre este hotel decir que cumplió nuestras expectativas ya que la habitación de tamaño estaba bastante bien aunque el baño era algo pequeño y andar para ponerse en el centro nos llevaba alrededor de 10 minutos por unas calles cuyo trayecto se hacía muy ameno, los desayunos los tomábamos en una cafetería llamada Der-Beck, a lo largo de Nuremberg dispone de varias cafeterías, pero a la que íbamos nosotros se encontraba a poco menos de 100 metros del hotel, esta cafetería dispone de varios tipos de desayuno pero nosotros cogíamos un Bonjour Breakfast que consistía en dos croissants, mantequilla, mermelada y café con leche o capuccino y para el otro, un café con leche y diferentes tipos de panes (brote) o bollos (brötchen) con mantequilla.

Pero volviendo sobre nuestra ruta diaria, os diré que cuando llegamos al hotel eran cerca de las 11:30 de la noche así que nos fuimos a descansar ya que el cansancio hacia mella en nosotros y teníamos que estar con ganas para recorrer la ciudad de Nuremberg al día siguiente, así que no quedaba otra que irse a la cama.

El día siguiente amanece muy nublado y con ganas de llover, así que cogemos y métemos nuestros pequeños paraguas en la mochila, según salimos del hotel notamos el intenso frió sobre nuestra cara, por lo que a paso rápido para que el frio no se note tanto nos acercamos a la cafetería que se encuentra a unos 100 metros, después de desayunar iniciamos nuestro recorrido desde el Suroeste hacia el interior de la zona amurallada a través de la Puerta de Spittlertor, su nombre viene porque estaba situada cerca del antiguo Hospital de Sta Elisabeth (Spital St Elisabeth), la puerta y la impresionante torre redonda del siglo XIV que tiene adosada a uno de los lados formaban parte de la última muralla que rodeaba la ciudad, sobre esta muralla decir que llego a tener mas de 5 Km de estensión, aunque ahora en la actualidad es algo menos, esta fortificación dispone también de 4 grandes torres en cada una de sus esquinas (Spittlertorturm en el suroeste, Laufertorturm en el noreste, Frauentorturm en el sureste y Neutorturm en el noroeste). A día de hoy y después de varias restauraciones y reconstrucciones se conserva gran parte de la última muralla y muchas de las torres que forman parte de la fortificación y que rodean la parte antigua de la ciudad. Atravesada la puerta seguimos por Ludwigstrasse andando con un inmenso cuidado por las placas de hielo que hay en el suelo debido al intenso frio, el final de esta bonita calle nos conducirá hasta la plaza de St Jakob.

Puerta y Torre de Spittlertor

Plaza de St Jakob con los monumentos que vamos a ver a continuación

Esta plaza esta flanqueada por dos iglesias, una más sencilla a la derecha, la Iglesia Evangelista de St Jakob, en cuyo interior además de acoger el altar mayor más antiguo de Nuremberg (alrededor de 1370) en la antigüedad dio cobijo, sobre todo en los siglos XI y XII a los peregrinos que se dirigían a Santiago de Compostela, la otra situada a la izquierda es mucho más imponente, es la iglesia católica de Sta Elisabeth, aunque en un principio era una capilla gótica que formaba parte del hospital de la Orden de los caballeros Teutonicos, esta última se demolió en el siglo XVIII para construir esta iglesia de estilo neoclásico con su cúpula de 50 metros de altura y que se puede divisar desde diferentes puntos de la ciudad.

Exterior de la Iglesia de St Jakob
Interior de la Iglesia de St Jakob y su altar mayor con las alas cerradas.
Exterior de la iglesia de Sta Elisabeth e interior de su cúpula.

Desde esta plaza y justo enfrente de ambas iglesias ya divisamos la antigua barbacana que formaba parte de la penúltima muralla y sobresaliendo en su parte trasera la conocida como Torre Blanca (Weißer Turm) siglo XIII, su nombre es debido a que antiguamente estaba recubierto de yeso blanco aunque con el paso del tiempo y después de las restauraciones se le quito ese yeso, a día de hoy esta estilada torre cuadrada acoge la entrada y salida de una parada de metro de la línea U1, llamada Weißer Turm, la fachada de la misma que da hacía el centro de la ciudad vieja está adornada con 3 escudos, los dos de abajo representando a Nuremberg y encima de ellos el escudo del águila imperial sostenida por dos leones. En este mismo lado de la torre nos encontramos con la famosa fuente de Ehekarussell (Carrusel matrimonial) esta obra realizada en mármol y bronce en 1984 esta basado en un poema de Hans Sachs de 1541, al principio esta fuente tuvo mucha controversia por su elevado coste, pero sobre todo porque algunas de las representaciones se consideraron muy vulgares, aunque ahora es considerada una obra de arte moderno y con ello una atracción turística, en esta fuente a través de las diferentes esculturas se representan diversas escenas de la vida conyugal, desde el primer amor apasionado hasta las disputas que acaban en la muerte, en la cabecera de la fuente sobre un pedestal con una actitud un tanto danzarina y quizás traviesa riéndose de las posibles consecuencias del matrimonio tanto para lo bueno como para lo malo vemos una escultura del poeta Hans Sachs, sobre el que se basa la temática de la fuente.

Barbacana, Torre Blanca y fuente de Ehekarussell con la escultura de Hans Sachs
Diversas representaciones del Carrusel matrimonial

Desde esta plaza vemos que esta es una zona bastante comercial ya que podemos divisar grandes cadenas de ropa y algún centro comercial, de la misma plaza de la que parten varias calles seguimos avanzando hacia el centro, para más adelante coger la calle de la derecha y adentrarnos en Karolinenstraße que nos llevara a la más grande y quizás más importante iglesia de Nuremberg, Lorenzkirche, según nos vamos acercando además de empezar a ver ya los típicos puestos con su toldos blancos y rayas rojas, divisamos en la distancia la imponente fachada de Lorenzkirche, donde destacan sus dos torres y su magnífico rosetón de 9 metros de diámetro, esta iglesia de estilo gótico con más de 900 años de historia sufrió graves daños durante la II guerra mundial, aunque las obras de arte que albergaba en su interior durante la guerra se protegieron dentro del Kunstbunker, un refugio situado por debajo de las murallas de la fortaleza y que no tenía acceso desde otros búnkeres de la ciudad para preservar las obras de arte. Con el paso del tiempo y gracias a las donaciones se fue reconstruyendo la iglesia hasta que en 1952 se celebró el primer oficio después de la guerra, en algunas partes de la nave lateral norte podemos encontrar varias fotografías de como quedo la iglesia tras la II Guerra Mundial. En el interior de la iglesia además de algunas figuras en madera del siglo XV y XVI, el altar de San Deocaro o la vidriera de Volckamer, lo más destacable es la Anunciación de Veit Stoss, esta obra de madera del siglo XVI que está suspendida desde la bóveda central representa al Arcángel Gabriel anunciando a la Virgen María el nacimiento de Cristo, la otra obra destacada es el tabernáculo del escultor Adam Kraft, una esbelta torre de estilo gótico del siglo XV de casi 19 metros de altura donde se guarda el cáliz de la eucaristía, entre los apoyos de la torre hay un autorretrato del propio Kraft con la herramienta de trabajo entre sus manos.

Fachada e interior de Lorenzkirche, Anunciación de Veit Stoss y decoración de una parte de la terraza del Tabernaculo
Autorretrato de Adam Kraft sirviendo de apoyo al Tabernaculo

Cuando salimos de la iglesia justo enfrente nos encontramos con la única casa de Nuremberg que conserva una Torre medieval, esta casa se llama Nassauer Haus, esta torre de planta cuadrada era una residencia fortificada, prueba de ello son las almenas de las esquinas situadas debajo de la cornisa, en una de sus esquinas a la altura de la segunda planta vemos la escultura de un angel y a ambos lados de la misma dos relojes de sol, en la misma planta observamos una bonita ventana con saledizo.

Torre medieval Nassauer Haus y detalles de su fachada

Entre la Lorenzkirche y Nassauer Haus se sitúa la fuente de las virtudes, Tugendbrunnen, esta fuente renacentista del siglo XVI esta coronada según parece por una figura que con los ojos vendados y la espada representa una de las virtudes, la justicia, y digo según parece, porque cuando nosotros vamos no se puede ver ya que está totalmente cubierta por tablones de madera, la que si podemos ver entre esta última fuente y pegada a la torre norte de Lorenzkirche es otra fuente mucho más pequeña llamada Teufelsbrunnen, cuya traducción viene a decir algo así como fuente del diablo, en los laterales de esta fuente del siglo XIX hay dos figuras, a la derecha un dragón, a la izquierda un diablo secuestrando a un niño, esta escena del diablo según cuenta una leyenda medieval nos dice que unos niños después de salir del colegio estaban jugando con unas ballestas de juguete en esta misma plaza, uno de ellos hizo trampas pero lo negó diciendo a sus compañeros de juego “si miento, debería el diablo secuestrarme” así que dicho y hecho, el diablo apareció y se llevó al niño, en su secuestro el niño perdió la gorra que según cuenta la leyenda quedo enganchado en el pararrayos situado encima del coro de la iglesia de San Lorenzo.

Teufelsbrunnen con su dragón y diablo secuestrando al niño

Pero bueno, dejémonos de historias y leyendas ya que aún nos quedan muchas cosas por ver y descubrir, el día avanza y el frio nos obliga a movernos para entrar en calor, así que desde aquí nos vamos acercando al rio Pegnitz por una calle atestada de gente, antes de atravesarlo por el puente del museo (Museumsbrücke) cogemos una de las calles paralelas al rio que nos llevara a Unschlittplatz.

Plano de la zona que vamos abordar a continuación

Unschlittplatz es una plaza donde se conservan varios edificios medievales que sobrevivieron a los bombardeos de la II Guerra Mundial, entre ellos, se encuentra un antiguo granero construido en el siglo XV y donde destaca su gran fachada escalonada de estilo gótico, este edificio llamado Unschlitthaus fue uno de los muchos graneros que estaban distribuidos por toda la ciudad para abastecer de grano a sus ciudadanos, aunque más tarde fue utilizado como almacén de sebo y de ahí su nombre, ya que Unschlit es sebo en alemán, en aquellos tiempos todos los carniceros de la ciudad tenían que traer aquí obligatoriamente todos los restos y despojos de las grasas animales, ya que esas grasas eran utilizadas para fabricar velas, jabón o ser utilizado como lubricante para las ruedas de los carros.

Unschlitthaus y Unschlittplatz

En un lado del edificio hay una fuente llamada Dudelsackpfeiferbrunnen que estaba en otra zona de la ciudad pero después de la II guerra Mundial en 1946 se trasladó aquí, tiene forma de taza y un pilar en su interior donde emerge la figura de un gaitero en bronce, tal vez, algunos os preguntéis porque un gaitero tiene un monumento en su honor, pues hay una leyenda sobre ello, y según cuenta la misma que debido a la cantidad de muertos que había por las pandemias de peste negra que asolaron la ciudad entre los siglos XIV y XVII todas las noches con unos carros recorrían la ciudad recogiendo cadáveres para trasladarlos al exterior de las murallas, en una de esas noches un gaitero con su gaita estaba durmiendo tirado en la calle, pero no por la peste negra sino por la borrachera que tenia de beber tanto vino, pensando que se trataba de un muerto lo lanzaron al carro junto con los demás cadáveres, en el transcurso del recorrido al exterior de la ciudad debido al ruido chirriante del carro, el gaitero se despertó y se dio cuenta de su situación, al no poder gritar de la angustia empezó a tocar la gaita para llamar la atención, el cochero del carro sorprendido lo ayudo a salir y según parece pese al contacto que tuvo con los cadáveres del interior del carro, el gaitero llego a vivir muchos años y según dice la leyenda que debido al alcohol que tenía en su interior fue lo que le salvo de la infección, al final los lugareños decidieron hacer una fuente en honor al gaitero.

Fachada principal de Unschlitthaus y fuente del gaitero

Fuese cierta o no esa leyenda seguimos nuestro caminar en dirección al barrio de San Sebaldo, en el trayecto hacia el lado norte de Unschlitthaus nos encontramos con el Henkersteg, este puente cubierto hecho de madera fue construido en el siglo XVII sobre el rio Pegnitz, sustituye a otro que se construyó en el siglo XV y que estaba situado más al este, es conocido como el puente del verdugo ya que a continuación del puente y situado sobre el rio se encontraba la residencia oficial del verdugo, este puente de madera comunica Unschlittplatz con una pequeña isla que en el siglo XV se llamaba Säumarkt, (mercado de cerdos) porque era el lugar donde se celebraba dicho mercado, pero a día de hoy y desde principios del siglo XIX es conocido con el nombre de Trödelmarkt (mercado de pulgas) llamada así porque a partir del siglo XVI los habitantes de la ciudad empezaron a comerciar aquí con mercancías antiguas y de segunda mano sin mucho valor, hoy en día esta pequeña zona alberga bonitas casas restauradas y en sus bajos nos encontramos pequeñas y elegantes tiendas de juguetes, souvenirs, joyerías… que no pertenecen a grandes cadenas comerciales, si alguien busca algo inusual para comprar en la ciudad de Nuremberg, seguramente lo pueda encontrar aquí.

Puente de madera del verdugo
Trödelmarkt

Sobre la casa del verdugo decir que nosotros la visitamos al día siguiente al tenerlo incluido con la Nuremberg Card, en su interior no esperéis encontrar ningún objeto o mueble antiguo relacionado con el tema, lo único que hay son varias salas donde va contando a través de textos y dibujos sobre las paredes de las diferentes salas la historia de los alrededores de la casa, las desastres que se provocaban con el deshielo del rio Pegnitz y para finalizar la historia de su verdugo más famoso llamado Franz Schmidt, los textos nos cuentan varias anécdotas que se sacaron de un diario del propio verdugo y en las que nos dice además que a lo largo de su trayectoria, el propio verdugo se consideró un reformista, ya que veía su trabajo como un oficio y a lo largo de su vida según cuenta el, llego hacer las “ejecuciones más humanas”, durante su trayectoria como verdugo desde 1577 a 1617 efectuó 361 ejecuciones y 345 penas de daños corporales. En la entrada de este pequeño museo te dan unas hojas traducidas en español que cuentan toda la historia.

Torre y casa del verdugo e interior del puente del verdugo

Al otro lado del rio y pegado a la casa del verdugo destaca una construcción llamada Weinstadel, este edificio de entramado de madera de 48 metros de largo y con un tejado a dos aguas fue construido en el siglo XV, es el edificio de entramado de madera más grande de Alemania, este edificio se construyó para ser utilizado como hospicio para acoger a los leprosos que acudían a la ciudad, pero solo durante tres días en Semana Santa se les permitía la entrada y así poder durante ese pequeño periodo de tiempo coger alimentos, ropa y recibir atención médica, con el paso del tiempo su uso empezó a no ser rentable y una vez que la casa para este tipo de enfermos se trasladó en 1575 al barrio de San Juan, empezó a dársele otros usos, así que entre sus paredes a lo largo del tiempo se instalaron también artesanos, familias pobres, un Hospital y en el siglo XVI la planta baja se uso como almacén de vino y de ahí el nombre del edificio (wein significa vino en alemán), a día de hoy es residencia de estudiantes.

Desde el puente de madera de Henkersteg, nos dirigimos solo unos metros hacia el puente de piedra, para hacernos la típica foto que hacen todos cuando vienen a Nuremberg donde se ve el Weinstadel, el puente del verdugo y su casa sobre el rio Pegnitz, este puente de piedra al que me refiero es el Maxbrücke, el puente de piedra más antiguo de Nuremberg, así que ya sabéis, la foto que hay que hacer si o si para decir que uno ha estado en Nuremberg es la que se hace desde este punto. Guiño

Weinstadel y casa del verdugo

Desde aquí vamos a ver otro puente conocido con el nombre de Kettensteg, este puente peatonal de algo mas de 70 metros de largo fue construido en 1824 sobre un antiguo dique de madera, este puente de cadenas de hierro, al principio y debido a sus vibraciones se prohibía saltar, correr o circular con bicicletas mientras se cruzaba por los balanceos que se producían, después de unos años cerrado por motivos de seguridad y falta de dinero se volvió abrir el puente después de una gran renovación en el 2010, justo detrás de este puente y en un pequeño islote sobre el rio Pegnitz podemos ver la poderosa torre cuadrada del siglo XV que formaba parte de la última fortificación conocida con el nombre de Schlayerturm, pegada a esta torre se encuentra un edificio llamado Fronveste, este edificio-puente conectaba la torre Schlayerturm al norte con la muralla de la Ultima fortificación al sur, este último edificio de finales del siglo XV en sus inicios se utilizó como arsenal, posteriormente como prisión y más tarde una vez reconstruido después de la guerra y hasta la década de los 80 como asilo de ancianos.

Vista del puente de Kettensteg y justo detras sobre el rio, el edificio Fronveste y pegado a este el Schlayerturm
Imagen desde Kettensteg donde se ve el Maxbrücke, torres de Lorenzkirche y el Weinstadel
Puente de Kettensteg y Fronveste, Schlayerturm y Kettensteg en un plano de archivo antiguo siglo XVII

Una vez que atravesamos en puente de Kettensteg en dirección al barrio de San Sebaldo, nos deja a las puertas de una calle llamada Weißgerbergasse, este lugar es una de las calles medievales mejor conservadas del casco antiguo de Nuremberg y quizás sea la más bonita, está formada en su mayoría por antiguas casas de entramado de madera con bonitos miradores y voladizos que pertenecieron a antiguos artesanos curtidores, mientras la atravesamos para dirigirnos al castillo vemos que ahora lo que predominan son bares, restaurantes y pequeñas tiendas de artesanía, aunque a la hora que pasamos nosotros no había mucho ambiente y la mayoría de los locales permanecían cerrados.

Weißgerbergasse
Alguna fachada y Weißgerbergasse

Antes de dirigirnos al Castillo, primero vamos a Haupmarkt para comprar en la oficina de turismo la Nuremberg Card, en nuestro camino vemos la iglesia de San Sebaldus que veremos más detenidamente el ultimo día, sobre la tarjeta decir que nos cuesta 25 euros por persona, nos permite entrar a casi todos los lugares de interés de Nuremberg y Furth, además de tener todo el transporte público de la ciudad de forma gratuita, esta tarjeta tiene una validez de dos días, a nosotros nos salió rentable porque visitamos varios museos que superaron esa cantidad de dinero sin incluir los viajes que hicimos en transporte público.

Comprada la tarjeta turística nos encaminamos en dirección norte hacia el castillo, pero antes de llegar al mismo, nos encontramos con uno de los lugares que es punto de encuentro, tanto para locales como turistas conocido con el nombre de Tiergärtnertorplatz, en este lugar se encuentra una de las puertas principales de la penúltima fortificación Tiergärtnertor y justo al lado se encuentra también una de las antiguas torres de planta cuadrangular, ambas construcciones son del siglo XIII.

Antigua Torre y Tiergärtnertor

Rodeando a ambas encontramos varias casas de entramado de madera entre las que destacan la Casa-museo de Alberto Durero, lugar donde vivió desde 1509 hasta su fallecimiento en 1528, en otro de los lados se encuentra Pilatushaus, esta gótica casa de entramado de madera del siglo XV era una antigua casa residencial de ricos artesanos, es una de la pocas que sobrevivió a los bombardeos de la II Guerra Mundial, la planta baja es de piedra arenisca y por encima del frontón coronando la fachada principal tiene una bonita ventana mirador en saledizo, en uno de sus esquinas hay una figura de San Jorge con un dragón cazado por él a sus pies.

Casa de Alberto Durero a la derecha
Pilatushaus y escultura de San Jorge con el dragón.

Nos metemos por la calle pegada al Pilastushaus, y subimos unas escaleras que nos dejan a los pies de la muralla del Castillo, cuando llegamos se nota que es sábado, una multitud increíble de gente está accediendo al interior del castillo, aquí empezamos a utilizar nuestra Nuremberg Card, con esta tarjeta la entrada es gratuita a todas las partes del recinto, lo único que había que pagar a mayores era la audioguia que personalmente creo que es necesaria para enterarte de toda la historia que rodea al castillo.

Para acceder al Castillo Imperial primero tenemos que subir por la empinada cuesta de Himmelstor o puerta al cielo, ya que el Castillo se construyó sobre una colina que se eleva por encima de la ciudad de Nuremberg, sobre el Castillo decir que la primera constancia que se tiene de su existencia es del siglo XI. La visita al interior del Castillo comienza en la parte conocida como edificio Palas, una edificación de dos plantas que se construyó alrededor del siglo XIII y que alberga el salón de los caballeros que es el primer lugar que se visita, en este lugar era donde el Emperador del Imperio Sacro Romano recibía a las delegaciones extranjeras y donde se reunía con las autoridades del Reino, desde esta sala a través de unos escalones se accede a la doble Capilla, que quizás sea la atracción más importante del Castillo, esta capilla de estilo románico tiene doble planta, en la planta de arriba se sitúa la Capilla Imperial que es a la que se accede desde el Salon de los Caballeros y en la planta inferior la Capilla de Santa Margarita que no es accesible para las visitas pero que se puede ver algo desde la Capilla Imperial, desde esta última capilla se accede a través de unas escaleras a la galería del Emperador lugar desde donde seguía las celebraciones eucarísticas separado de la corte. Siguiendo la ruta establecida en el recorrido ahora en el piso superior accedemos al Salón Imperial que fue totalmente reformado después de la II Guerra Mundial, la sala de estar y la alcoba del Emperador con su espectacular águila imperial de dos cabezas que ocupa todo el techo y que según parece era para que el Emperador fuese lo primero que viera al despertarse por la mañana, este techo de madera se pudo conservar durante la guerra ya que permaneció almacenado en el Kunstbunker junto a otras obras de arte. En la siguiente sala, conocida con el nombre de Camara de la Esquina nos encontramos con un plano tridimensional realizado en madera de Nuremberg del año 1540, siendo el plano mas antiguo que se conoce de una ciudad Alemana, siguiendo el recorrido por un corredor nos lleva a las diferentes salas donde se encuentra el museo del Castillo Imperial y donde están expuestas diversas colecciones de armaduras, espadas, escudos, armas de fuego antiguas… y aquí termina la visita al edificio principal, una vez que devolvemos las audioguias bajando por unas escaleras volvemos al patio principal desde donde iniciamos la visita.

Acceso al castillo a traves de Himmelstor, Capilla Imperial desde la galería del Emperador, estufa siglo XVII y llaves que custodiaban la camara del tesoro Imperial
Plano tridimensional mas antiguo de una ciudad Alemana y edificio donde se sitúan las taquillas y el museo imperial del Castillo.

Siguiendo la visita a la fortaleza nos dirigimos directamente a la Torre Sinwell ya que la casa del pozo con el pozo profundo no se puede visitar por estar cerrado, sobre la Torre Sinwell decir que es del siglo XIII, desde la parte alta de la misma y después de subir multitud de escalones de madera obtenemos unas buenas vistas de los tejados del casco antiguo de Nuremberg, esta gran torre redonda es una de las pocas partes de la fortificación que sobrevivió a los bombardeos de la II Guerra Mundial.

Torre Sinwell y casa del pozo a la izquierda, Torre pagana desde el patio exterior.
Escaleras del interior de la Torre Sinwell y Torre pagana, a su izquierda se ven la torre de Tiergärtnertorplatz y la torre redonda de Neutorturm
Vistas desde la Torre Sinwell, iglesia de San Sebaldus en primera instancia.

Cuando bajamos hemos terminado la visita de la zona de pago, mientras salimos por el lado norte en una esquina entre la capilla y la torre Sinwell multitud de gente está haciendo la típica foto de los tejados de Nuremberg, solo nos queda ver la torre pentagonal y los antiguos establos, este gran edificio que ahora es un Hostel está pegado a la torre pentagonal.

Vistas desde la Torre Sinwell, Torre pentagonal y antiguos establos imperiales.

La visita nos ha llevado cerca de una hora y media, aunque todo depende un poco de lo que quieras oír en la audioguia, a nosotros nos quedaron algunas cosas por oír ya que si te paras en todo seguro que nos llevaría mucho mas tiempo. Os dejo para el que lo desee un plano del castillo.

Ya hemos recorrido gran parte de la ciudad antigua y aunque hemos visitado la Iglesia de San Lorenzo y el Castillo Imperial son todavía la 13:30 y aun no tenemos demasiada hambre, por lo que antes de comer vamos a visitar la cercana Casa de Alberto Durero que se encuentra en la bonita plaza Tiergärtnertor, la entrada en la casa es gratuita con la Nurember Card, con la entrada te dan una audioguia en español. En este museo no hay ninguna obra original del pintor más importante del Renacimiento Alemán, todo son copias de obras que se encuentran en diversos museos del mundo, entre ellas vemos una copia de un famoso autorretrato de Durero y cuya obra original se expone en el museo del Prado en Madrid, a lo largo de la visita la audioguia te va contando la vida y obra del artista, dentro del museo quitando la cocina que se conserva en su estado original lo demás esta reconstruido intentando aparentar como seria la casa del artista que vivió aquí entre 1509 y 1528, año de su fallecimiento.

Casa y copia del autorretrato de Alberto Durero, el original se encuentra en el Museo del Prado.

Tres cuartos de hora más tarde de entrar a la casa de Alberto Durero y una vez que cogemos nuestras pertenencias de las taquillas del interior de la casa, salimos y ahora sí con ganas de comer, así que nos dirigimos a alguno de los restaurantes que sirven la típica comida alemana, el primer restaurante al que vamos esta situado en la misma calle del museo, cuando entramos nos dicen que está lleno y que sin reserva es imposible comer ya que esta todo reservado, el restaurante llamado Albrecht-Dürer igual que el artista esta situado haciendo esquina con la calle Agnesgasse, tiene muy buenas críticas en Tripadvisor pero nos tenemos que buscar otro sitio así que lo intentamos en otro restaurante cercano situado concretamente en Glöckleinsgasse 2, nos dirigimos por la calle Full hacia la plaza de Alberto Durero, en esta calle podemos observar que casi todas las casas tienen el típico mirador que sobresale de la fachada.

Miradores de las fachadas en la calle Full

Cuando llegamos a la altura del Schürstabhaus, en la misma Plaza de Alberto Durero vemos el restaurante llamado Goldenes Posthorn que también tiene muy buenas críticas en Tripadvisor, pero la persona que esta en la entrada nos dice que esta todo lleno y de muy malas formas nos invita a marcharnos ya que no sabe el tiempo que hay que esperar. Seguimos buscando en nuestro intento de comer la típica salchicha Bratwurst de Nuremberg, y al final lo encontramos en el restaurante Bratwurst Röslein, este restaurante que se encuentra detrás del ayuntamiento viejo y a un paso de Hauptmarkt es un sitio enorme, no sabría decir cuántas personas habría dentro pero estaba continuamente entrando y saliendo gente, pese a lo grande que es el lugar tuvimos que compartir mesa con una pareja australiana, una vez dentro pedimos de primero una sopa calentita ya que con el frio que hacía era lo que mas prestaba y de segundo sus famosas salchichas asadas servidas en el típico plato de estaño y que se llaman Rostbratwürste, puedes pedir 6-8-10-12 o hasta 20 en el mismo plato y se acompaña bien de la ensalada de patata aunque nos ofrecieron también patatas fritas, rabanos picantes o la ensalada de col dulce, sobre la comida decir que esta buena pero tampoco es para tirar cohetes, es el lugar para tomar la típica cerveza alemana acompañada de salchichas o codillo. Terminada la comida nos fuimos en dirección al museo del juguete que se encontraba a poco más de 300 metros, las distancias aquí en esta ciudad son muy llevaderas nunca hay que andar demasiado para llegar a los sitios o museos mas importantes de la ciudad.

Sobre el Museo del Juguete o Spielzeugmuseum nombre con el que se le conoce allí, decir que con la Nuremberg Card la entrada es gratuita, a través de las diversas plantas haces un recorrido por los juguetes de varias generaciones y que seguro que a muchos traerá buenos recuerdos, a nosotros nos gustaron mucho las casas de muñecas que había y que pertenecían a niñas de familias adineradas del siglo XIX. En la última planta hay como una ludoteca donde los niños pueden jugar. La visita esta mas orientada para hacerla con niños pero si llueve o hace frio como fue nuestro caso es una buena opción para conocer más sobre la historia del juguete.

Museo del Juguete.

Desde aquí y después de tomar una bebida calentita en el agradable café que hace esquina enfrente del museo del juguete nos encaminamos para ver el Kunstbunker, una seria de galerías subterráneas situadas justo debajo del Castillo y que no estaban conectadas con otros Bunkeres para poder salvaguardar las obras de arte de Nuremberg durante los bombardeos que hubo sobre la ciudad durante la II Guerra Mundial, para visitar este bunker tenéis que venir aqui y comprar las entradas en la máquina que hay en la entrada, la misma os dice a que horas hay disponibilidad de entradas, con la Nuremberg Card solo tuvimos que pagar un Euro mas aunque creo que era por la Christkindlesmarkt, fuera de esa época creo que no cobran el euro con la tarjeta turística, la visita se hace con una audioguia en español a no ser que sepas alemán que en ese caso hay un guía que te va explicando cada una de las salas. La visita que dura algo mas de una hora fue muy didáctica, ya que durante el recorrido te van explicando la historia de los diversos túneles, su forma de construcción y elementos constructivos que se utilizaron para proteger las obras de arte, sistemas de aireación, eléctricos y recreación de algunos puntos para ver realmente como eran los sitios, además a lo largo del recorrido hay muchas fotografías de la época tanto del interior del Bunker como de la ciudad de Nuremberg después de los bombardeos. Nosotros al ir en Diciembre se agradecía entrar en el interior ya que había mejor temperatura que en el exterior, pero en verano seguro que hay que llevar una chaqueta o jersey, cuando salimos ya es noche cerrada y Tiergärtnertorplatz que se encuentra a escasos 30 metros tiene una estampa muy navideña con su iluminación.

Interior del Kunstbunker

Tiergärtnertorplatz de noche a 30 metros de esta plaza esta el Kunstbunker
Tiergärtnertor de noche en Tiergärtnertorplatz

Terminada la visita al Kunstbunker ya es hora, ahora si, de visitar el Christkindlesmarkt, aunque por la mañana al ir a la oficina de turismo ya vimos lo que había, ahora era el momento de ver los diferentes puestos con mayor detenimiento, lo primero que hicimos al llegar y viendo que la temperatura seguía bajando fue pedir una taza de vino caliente de arandanos, conocido como Glühwein, este vino especiado es típico del periodo de adviento y por ello tradicionalmente se toma en los mercadillos navideños de toda Alemania, esta bebida alcohólica y algo azucarada se sirve caliente y en este tiempo que teníamos de frio nos sirvió para calentar algo las manos y porque no decirlo el cuerpo también, este vino igualmente lo hay sin alcohol pero para eso hay que ir al mercado navideño de los niños situado en Hans-Sachs-Platz, justo al lado de Heilig-Geist-Spital (hospital del Espíritu Santo). En el momento de la compra te cobran la taza, que si la devuelves mas tarde te reintegran el dinero que pagaste antes, nosotros nos la quedamos como recuerdo, cada año va cambiando la decoración de la misma. Una vez que el vino nos va haciendo entrar en calor empezamos a recorrer el mercado navideño en la parte mas internacional del mercado, es decir en los puestos de las ciudades hermanadas con Nuremberg, entre las que se encuentra la ciudad española de Cordoba, en estos puestos de las ciudades hermanadas se encuentran productos típicos navideños de cada una de ellas, estos puestos se sitúan concretamente justo enfrente de donde comimos en Rathausplatz, desde aquí vamos acercándonos a Hauptmarkt que es el centro neurálgico del mercado navideño, son algo mas de las 19:30 de la tarde y hay una multitud increíble de gente, vamos recorriendo los diversos puestos y deteniéndonos en cada uno de ellos hasta que llegamos a un sitio de adornos navideños y mi mujer hace las primeras compras, unos adornos de madera para el árbol de Navidad, seguimos recorriendo los puestos y segunda compra, ahora un sello muy bonito con la inicial de nuestro nombre con el lacre correspondiente, en todos los puestos hay cosas muy bonitas de artesanía, juguetes… pero no todo se puede comprar, así que por hoy las compras se acaban, el siguiente dinero para gastar seria para lo que mas me gusta a mí, comer y beber, justo cuando pasamos por delante de la iglesia Catolica de Nuestra Señora (Frauenkirche) se están colocando unos músicos para tocar algo, así que esperamos y empiezan a tocar música tradicional de esta época, después de varias canciones instrumentales seguimos nuestro recorrido, el olor de las salchichas de varios puestos, la imagen de los famosos Lebkuchen, nos hace ir pensando en comer algo, después de hablarlo, decidimos comprar el Drei im Weggla, es el típico bollo de pan que en su interior tiene tres salchichas de cerdo, hay más variedades de bocadillos, como uno que en su interior acoge una espectacular salchicha de 50 cm de largo, pero al final decidimos comprar el tradicional, seguramente nuestro colesterol estos días se dispare pero bueno que le vamos hacer llegaran días en que lo bajaremos con comidas más ligeras, después de un rato y una vez que acabamos los bocadillos decidimos que es la hora del Lebkuchen de Núremberg, este pan dulce tiene denominación de origen y su origen se remonta a la edad media, este pan de jengibre se presenta en forma de oblea, al ser un producto típicamente navideño lo vemos en muchos puestos del mercado navideño, aunque según hemos visto también es fácil encontrarlo en estas fechas incluso en supermercados, el resto del año según me dicen se encuentran en diversas tiendas artesanales de la ciudad. La composición de este típico producto navideño debe tener al menos un 25% de frutos secos y nunca mas del 10% de harina, además puede tener canela, clavo, nuez moscada, jengibre, cardamomo, en muchos puestos a lo largo del mercadillo los venden de forma individual con diferentes acabados, glaseados, con cubierta de chocolate, de canela, almendras… nosotros compramos varios y todos estaban muy buenos, aunque a mí personalmente me gustaba más el del acabado con almendras.

Diversos puestos del mercadillo navideño

Después de un rato recorriendo el mercadillo mientras saboreábamos las delicias culinarias de Nuremberg, a la vez que observábamos los diferentes puestos y viendo que la gente poco a poco iba abandonando el lugar ya que el mercado navideño cierra a las 9 de la noche, decidimos ir a tomar algo caliente a un café, para poco después irnos acercando al hotel, teníamos pensado coger el metro ya que con la Nuremberg Card el transporte público es gratuito, pero el ambiente que hay por la calle aunque todo esté cerrado nos hace desistir y al no estar cansados vamos andando, ya que como os dije anteriormente las distancias no son muy grandes entre los sitios.

Frauenkirche de noche
Haupmarkt con su mercadillo de noche.

Llegamos al hotel a las 10 de la noche, una vez dentro y hablando entre los dos en la habitación creemos que hemos aprovechado muy bien el día ya que hemos visto muchas cosas y sin correr, pero nos quedan otras muchas que ver y conocer pero eso será mañana, así que si queréis gente viajera mañana nos podréis acompañar en nuestra siguiente etapa a través de la historia mas negra de la ciudad de Nuremberg.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Paseos entre la historia y las calles de Núremberg I



Etapa: Paseos entre la historia y las calles de Núremberg II  -  Localización:  Alemania Alemania
Fecha creación: 01/01/2018 13:16  
Compartir: 
Compartir:
Hoy cuando nos levantamos me quedo sorprendido ya que nuestra aplicación del tiempo el día anterior nos auguraba mucho frio, mucha nubosidad y sobre todo mucha nieve, pero cuál es nuestra sorpresa que según abro la cortina, el sol brilla con todo su esplendor, veo que hemos tenido suerte así que vuelvo a sacar de la mochila los paraguas plegables, aunque mi esposa que es mas precavida los vuelve a meter, tal vez sea porque soy yo el que lleva la mochila, sea así o no, vamos aprovechar entonces de momento este magnífico día, así que nos disponemos a salir pronto para ir al lugar donde se celebraban las convenciones del partido Nazi que se encuentra a las afueras de Nuremberg. Después de desayunar cogemos el tranvía 6 que nos dejara en la misma entrada del centro de documentación nazi, pero como queremos ver el campo Zeppelín primero, nos bajamos en la penúltima parada concretamente en Dutzendteich.

Dia radiante para empezar, de frente Spittlertorturm, cupula de Sta Elisabeth y Torre de St Jakob.

Antes de comentar un poco el recorrido que hicimos, decir que en esta gran área que se sitúa al Sureste de Nuremberg los nazis celebraban en septiembre las convenciones del partido, es por ello que tuvieron una serie de iniciativas para construir enormes edificios para sus encuentros, grandes avenidas para sus desfiles, estadios donde hacer competiciones deportivas o el llamado Campo de Marte donde se celebrarían los juegos militares de la Wehrmacht, que era el nombre con el que se conocía a las fuerzas armadas del III Reich (Heer-ejército de tierra, la Luftwaffe - ejército del aire y Kriegsmarine – armada) A día de hoy muchos de los edificios están en ruinas y poco queda de la obra faraónica que pretendían hacer los nazis para sus convenciones.
Aunque las convenciones del III Reich se hicieron de forma oficial desde el año 1933 una vez que llegaron al poder, años antes ya solían hacer encuentros en esta ciudad que aunque en su estructura eran parecidos en sus dimensiones eran mucho menores. Según parece los nazis eligieron esta ciudad porque de aquellas era una ciudad moderna e industrial, pero sobre todo porque era una ciudad que con su espectacular casco antiguo rodeada por la muralla le daba a los desfiles una notoriedad y una evidente fama ante el resto del mundo ya que esta ciudad en aquella época era considerado un tesoro de la antigua Alemania Imperial, para los nazis Nuremberg era la ciudad mas Alemana de todo el pais.

Recorrido que seguimos nosotros visitando el terreno donde se celebraban las convenciones del III Reich

Dicho esto de prólogo, empezamos nuestra visita, como dije anteriormente nos bajamos en la penúltima parada para visitar primero el Campo de Zeppelin, desde la parada de tranvía esta a unos 300 metros en línea recta bordeando el lago, una vez que llegamos podemos ver que a día de hoy la gran tribuna diseñada por Albert Speer poco se parece a lo que pretendían los nazis y las gradas que la rodean están bastante deterioradas y ya no disponen de las columnas laterales, en el centro de la gran tribuna se sitúa el palco donde Hitler daba sus discursos y que según parece poco ha cambiado desde entonces, el Campo Zeppelin era el lugar donde además de realizarse los discursos del Fuhrer, se realizaban la mayoría de las reuniones en masa del partido y los desfiles de la Wehrmacht, la última convección aquí del III Reich fue en 1938 y si se hubieran celebrado más actos a partir de esa fecha según parece se habrían llevado a cabo en el Campo de Marte, el nombre del Campo Zeppelin se debe a que en este sitio aterrizo en 1909 el Conde Zeppelin con su dirigible. En este recinto en la actualidad se realizan carreras de automovilismo del campeonato alemán y de vez en cuando conciertos como por ejemplo de los Rolling Stones que ya han actuado aquí varias veces, en uno de los lados desde la tribuna se divisa el actual estadio de Futbol del FC Nuremberg pero que durante el III Reich fue el llamado Estadio Municipal utilizado por las juventudes Hitlerianas para sus encuentros, a partir de 1937 cuando los jóvenes alcanzaban los 18 años se reunían aquí tras varios días de marcha desde todos los puntos de Alemania para convertirse oficialmente en miembros del partido nazi. Por detrás del Estadio Municipal siguiendo el ideario de los nazis estaría el Campo de Marte que en un principio sustituiría al Campo Zeppelin para las convenciones y donde se celebrarían los grandes desfiles y maniobras militares de la Wehrmacht, a día de hoy no queda nada de eso mas que unos pocos cimientos muy deteriorados.

Tribuna del Campo Zeppelin durante el régimen nazi, fuente Centro de Documentación.
Tribuna en la actualidad y lugar desde donde Adolf Hitler daba sus discursos.

Nosotros después de llegar al Campo Zeppelin nos dirigimos por un camino paralelo al lago, a la Gran Avenida, llamada así porque debía ser el eje central de unión de todo esto que tenían pensado montar aquí los nazis, esta pista de 2 km de largo y 60 metros de ancho diseñada por Albert Speer y que nunca fue terminada tenía como misión conectar el Campo de Marte y el Palacio de Congresos (actual centro de Documentación Nazi) y servir para realizar grandes desfiles, las grandes planchas de granito rugoso que podemos ver a día de hoy y con el que pretendían construir toda la Gran Avenida, eran para que en días de lluvia los soldados no resbalaran, en algunos sitios también se pueden ver las pequeñas gradas que se planearon construir para que la gente viera los desfiles, hoy en día estas gradas están cubiertas es su mayoría por la vegetación, terminada la guerra el ejército aliado primero y después solo el ejército estadounidense utilizo esta gran avenida como pista de aterrizaje para sus aviones.

Camino que conecta Campo Zeppelin con la Gran Avenida, Gran Avenida y lugar donde se coloco la primera piedra de este gran complejo que pretendían los nazis.

Una vez que estamos en la Gran Avenida nos dirigimos al Centro de Documentación para realizar la visita a su interior, deciros que este recorrido en círculo que hicimos andando y parándonos un poco nos ha llevado cerca de una hora, en esta época del año hemos encontrado en algunos sitios placas de hielo por lo que había que ir con cuidado. Son poco más de las 10:00 de la mañana cuando iniciamos la visita a la construcción Nazi más grande que se conserva actualmente, este Centro de Documentación ocupa parte de lo que sería el Palacio de Congresos del partido Nazi pero que nunca se terminó de construir, este descomunal edificio de granito en su exterior y ladrillo en su interior y con forma de U tiene exteriormente un parecido al Coliseo Romano, los nazis querían que fuese el mayor palacio de congresos del mundo y que tuviera una capacidad para al menos 50000 personas, entre sus intenciones estaba también cubrir todo el techo y que el centro del mismo fuera una gran zona acristalada. La entrada al centro con la Nuremberg Card es gratuita, con la misma entrada te dan una audioguia en español, a lo largo de las diferentes salas con sus proyecciones, videos, fotografías y con la ayuda de la audioguia nos ayudaran a entender porque querían hacer tan descomunal obra, además explican cronológicamente como empezó el nacionalsocialismo, porque triunfo y cuáles fueron las consecuencias, desde la persecución a los judíos a la guerra y terminando con los juicios de Nuremberg contra los lideres nazis por todas las atrocidades cometidas.

Centro de Documentación desde el camino que nos conduce de la parada de tranvia al Campo Zeppelin.
Centro de Documentación, de granito en su parte exterior y de ladrillo en su parte interior.

En este centro de Documentación deciros que hay una cafetería y taquillas para dejar mochilas, nosotros estuvimos casi tres horas y aun nos quedaron cosas por escuchar de la audioguia, es decir, yo creo que daba para un par de horas más pero llega un momento que empiezas a escuchar lo que crees que es más interesante ya que el tiempo apremia y más cuando se hacen escapadas de pocos días como fue el caso, para mi esta visita fue la más interesante de Nuremberg ya que nos gusta mucho la historia y seguramente si hubiéramos estado más días habríamos estado más tiempo en el interior del edificio.

Interior Centro Documentación, cada sala, cada foto, cada imagen... tiene su cruel historia.

Justo enfrente de la entrada del centro de Documentacion y para volver al centro de Nuremberg están las paradas de los tranvías 6 y 8 y un poco más lejos la estación de tren que te deja en la estación central en 6 minutos cogiendo el S2, también hay autobuses. Nosotros para la vuelta cogemos otra vez el tranvía 6 ya que el tranvía 8 que era el que queríamos coger porque nos iba a dejar en la estación central tarda todavía 20 minutos en salir, así que cogemos el tranvía 6 que salía en ese mismo momento y nos bajamos en Aufseßplatz, lugar donde cogemos el metro línea U1 que en dos minutos nos deja en la estación Central, nuestra siguiente visita se encuentra muy cerca de la estación y es un lugar llamado, Handwerkhof.

Cuando salimos de la estación de metro y justo enfrente de la estación principal de Nuremberg, al lado de Konigstrasse, divisamos una de las 4 impresionantes torres redondas que formaban parte de la última muralla, Frauentorturm, desde esta torre se controlaba el acceso por el sureste de todos los que accedían al interior de la ciudad intramuros, a día de hoy, a través de una de las puertas que están adosadas a la misma, nos da acceso a un antiguo patio de armas que nos hará retroceder en el tiempo, este espacio conocido con el nombre de Handwerkhof, es una pequeña ciudad entre las murallas, una atracción turística conocida como el patio de los artesanos, ya que a lo largo de sus estrechas callejuelas, encontraremos en los bajos de las pequeñas casas de entramado de madera, multitud de artesanos que nos recuerdan la importancia que le dieron en el pasado a la ciudad de Nuremberg, durante la visita se puede ver a los artesanos trabajar desde el vidrio, al cuero, la cerámica o hacer un juguete de hojalata o madera, para los que deseen recuperar fuerzas también hay varios sitios para comer como la típica salchicha Bratwurst o beber desde un vino de Franconia a la típica cerveza alemana.

Una de las entradas a Handwerkhof, Frauentorturm desde el interior del mercado y entrada a tienda de artesano
Interior de Handwerkhof.

Son poco mas de las 13.30 h. y el tiempo empieza a cambiar drásticamente, la temperatura sigue bajando y ahora las nubes lo cubren todo, que diferencia de tiempo con la que tuvimos a primera hora de la mañana, además nuestras tripas nos vienen diciendo que es hora de comer así que desde aquí, cogemos hacia el norte por Konigstrasse para adentrarnos en el centro histórico, según vamos andando, a la derecha a través de una pequeña callejuela vemos la iglesia de Sta Martha, que estaba en obras porque tenía unos andamios cubriendo la pared, pero nuestro destino no es este, sino otro edificio emblemático de Nuremberg y que se encuentra a algo mas de 100 metros de distancia, me estoy refiriendo al Mauthalle, el significado del mismo es “sala de peaje o aduanas” ya que este edificio construido entre 1498 y 1502 sobre el antiguo foso de la penúltima muralla, iba a ser utilizado en principio como granero y almacén de sal para abastecer a la población en tiempos de crisis, en esa época según parece era muy común hacer grandes edificios para almacenar sobre todo cereales, para protegerse de plagas o crisis que pudieran aparecer y que la población no pasara hambruna, sirva como ejemplo que Nuremberg llego a tener 12 almacenes de este tipo, pero este almacén con el paso del tiempo y las autoridades municipales viendo que no le sacaban mucho rendimiento económico, lo convirtieron a partir de 1572 por el nombre que se le conoce hoy, sala de aduanas, sobre el edificio decir que es enorme, tiene 84 metros de largo por 20 de ancho, consta de tres plantas con el típico ladrillo arenisco de la zona y seis plantas mas abuhardilladas, que era el lugar donde se guardaba el grano, el elevado número de ventanas que hay a lo largo del tejado tenían la misión de que el interior estuviera siempre bien aireado para que los cereales no se deteriorasen.

Mauthalle
Fachada frontal del Mauthalle y puerta de acceso al restaurante

En uno de sus bajos hay un enorme restaurante de techos abovedados llamado Barfüßer, donde se puede probar su propia cerveza ya que también dispone de fabrica, y este es lugar elegido por nosotros para comer ya que anteriormente vimos que en su carta tienen el Schnitzel al estilo Vienes y que tanto nos gusto cuando estuvimos en Viena, así que dicho y hecho accedemos a su interior para dar cuenta primero de una sopa bien calentita ya que justo en ese momento cuando entramos empezaba a nevar y después mas tarde dimos buena cuenta del Schnitzel.

Interior del restaurante Barfüßer con sus famosas columnas y techo

Son poco mas de las dos y media de la tarde cuando salimos del restaurante, vemos que sigue nevando pero ahora con más fuerza, el suelo está totalmente blanco, no nos queda mas remedio que hacer uso de nuestros pequeños paraguas y que gracias a la previsión de mi mujer ahora los íbamos agradecer, para no andar mucho a la intemperie ya que la que estaba cayendo en ese momento era increíble, decidimos ir a un museo que se encuentra muy cerca de aquí, el conocido con el nombre de Museum 22-20-18 Kuhnerstsgasse, son tres casas medievales del siglo XIV que pertenecieron a antiguos artesanos, fueron restauradas después de la II guerra mundial, en sus fachadas se combinan el ladrillo arenisco y el entramado de madera, en el interior de las casas se muestra como era la vida y el trabajo de esas personas en la edad media, para acceder a este museo hay que coger un callejón lateral llamado Kühnertsgasse y que parte a la altura del número 31 de Lorenzerstrasse, cuando llegamos enseñamos la Nuremberg Card y cual es nuestra sorpresa que nos dice que esa tarjeta no es válida durante el mercadillo navideño, por lo que hemos podido comprobar que durante estas fechas con el mercadillo, no solo los precios de los hoteles suben, también suben los precios de algunos restaurantes y en este caso por el mercadillo esta atracción no es gratuita, cosa que no nos pareció muy bien ya que el folleto que nos dieron de la Nuremberg Card lo anunciaba como gratuito.

Puerta de acceso a la calle donde se sitúa el museo y fachada del mismo

Al final decidimos no entrar y visitar otra cosa, al salir según vamos andando entre una increíble nevada nos vamos acercando a otro museo que nos parecía interesante, el Stadtmuseum Fembohaus, aunque de camino decidimos parar en la Frauenkirche ya que el frio era muy intenso y aunque las distancias eran pequeñas decidimos hacerlo en dos tramos.
La Frauenkirche es una iglesia católica que anteriormente fue protestante, ocupa el lugar de una antigua sinagoga que fue destruida tras la expulsión de los judíos en 1349, en su lugar el Emperador del Imperio Sacro Romano Carlos IV, ordeno la construcción de una iglesia dedicada a la Virgen María para donarla a su ciudad preferida, Nuremberg. Los bombardeos de la II Guerra Mundial la dejaron muy dañada pero la restauración que se realizó entre los años 1983 -1991 la recuperaron bastante de las secuelas de la gran Guerra, la mayor parte de la decoración interior proviene de las iglesias de los conventos de los alrededores de Nuremberg, en el interior de sus tres naves lo mas destacado son el Altar de Tucher en el coro central y los diferentes epitafios que encontramos en diferentes partes de la iglesia.

Tabla en memoria a un fallecido donado por la familia Pergenstorffer, Adam Kraft 1498
Interior de Frauenkirche y la coronación de María, año 1500

La iglesia esta abarrotada de gente y no porque haya una ceremonia sino porque el frio es tan notorio y la nevada que está cayendo en este momento tan intensa que la gente busca refugio donde sea, para entrar al interior no se cobra entrada pero si solicitan una pequeña donación. Después de 15 minutos, salimos al exterior y echamos una ojeada a su fachada exterior que da a la Haupmarkt donde destaca su reloj artístico construido en 1509 y la balaustrada del balcón, desde este balcón todos los años El ángel de la Navidad de Nuremberg representada por una chica joven de entre 16 a 19 años, con su corona dorada sobre sus rubios rizos y vestida con una túnica dorada y blanca recita un prólogo que debe memorizar antes y con ello da inicio al mercado de Navidad de Nuremberg. Sobre el reloj decir que todos los días cuando las agujas marcan las 12 de la mediodía, empieza el llamado ”Desfile de los Hombrecitos” Männleinlaufen en Aleman, llegada esa hora, primero el toque de los trompeteros que se encuentran a los lados y después las figuras que se encuentran encima con su tambor y campanas nos indican que va empezar el desfile de los siete príncipes electores, estos príncipes vestidos de rojo desfilan por delante del Emperador tres veces recordándonos una antigua ley Imperial del año 1356 llamada “ Bula de Oro” en la que los siete príncipes elegían al nuevo rey y una vez elegido, éste debía convocar su primera Dieta Imperial, que nada tiene que ver con una comida ligera, sino con una asamblea que se hacía después de la elección y en la que participaban los príncipes y clero que no estaban sujetos a ninguna autoridad por debajo del Emperador y en esa asamblea se empezaban a tomar las decisiones importantes.

Fachada del Frauenkirche
Desfile de los Hombrecitos que vimos al día siguiente a las 12 del mediodía

Como el mal tiempo nos acompaña en forma de nevada seguimos con la intención de visitar un museo y avanzamos en nuestro camino subiendo por Burgstrasse, según nos vamos acercando a nuestro destino empieza la nevada a remitir y empezamos a darnos cuenta de la imponente fachada del Stadtmuseum Fembohaus esta casa burguesa perteneciente a un antiguo comerciante, alberga en su interior el museo municipal que nos cuenta la historia de la ciudad de Nuremberg y la incidencia y consecuencias que tuvo sobre la ciudad los excelentes artesanos que residieron en la misma, esta ostentosa casa renacentista construida entre 1591 y 1596 es la mejor conservada de la ciudad, en su fachada destaca su reloj de sol y su mirador encima de la puerta principal, la entrada al museo con la Nuremberg Card es gratuita e incluye una audioguia en español, las diferentes plantas acogían en su interior 40 habitaciones, en la planta baja se situaba el establo y el local comercial y la primera y segunda planta era el lugar donde se residía, encontrándose las habitaciones más lujosas en la segunda planta, en el interior según lo vamos recorriendo vemos que hay muy poco mobiliario de le época, conservándose una cocina, algunas pinturas y trabajos muy buenos en madera, además de un bonito techo de estilo barroco.

Fachada del Stadtmuseum Fembohaus con su reloj de sol y detalles del interior (estufa y puerta de madera)
El famoso techo de la primera planta de estilo Barroco

Una vez que acabamos la visita y salimos al exterior vemos que ya no nieva, volvemos a bajar por Burgstrasse y cogemos la primera calle en dirección a la plaza de Alberto Durero lugar donde se encuentra un edificio Schürstabhaus, esta enorme casa burguesa perteneció a una familia que le dio su actual nombre, en su fachada sur tiene un reloj de sol, en la esquina hay también una escultura de la virgen con el niño y el otro lado de la fachada una bonita ventana en galería, hay que decir que al principio en el siglo XII en este lugar lo que había eran dos casas que pertenecieron en el tiempo a familia Schürstab, en el siglo XV estas casas se fusionaron por el nuevo propietario que además construyo una capilla, mas tarde perteneció a un concejal, a una familia de abogados, pero con el paso del tiempo se fue deteriorando incluso durante la II Guerra Mundial el techo se destruyó y se sustituyó por uno provisional hasta que en el año 1995 la casa fue totalmente restaurada.

Schürstabhaus
Reloj de sol, escultura y galería de Schürstabhaus y en la última foto curiosa galería-mirador de una casa situada al lado

Para entrar en calor decidimos que es un buen momento para tomar un café y descansar un rato ya que hemos aprovechado mucho el día con las visitas, el café lo tomamos en un café situado en Trödelmarkt, justo al lado del museo de la casa del verdugo, después de media hora de relax en el interior del café decidimos ir a dicha casa, la verdad que no merece la pena aunque con la Nuremberg Card es gratuita, se ve en menos de 15 minutos ya que solo nos cuentan la historia de su famoso verdugo a través de su diario y un poco de historia de la zona donde se encontraba su casa (deje algo mas de información en la 1ª etapa de este diario) cuando salimos podemos contemplar unas magnificas vistas nocturnas de los edificios de los alrededores.

Trödelmarkt tras la intense nevada del dia
Puente del verdugo de noche
Weinstadel de noche desde el puente del verdugo.
La tipica foto de Nuremberg de noche con el Weinstadel, la torre y la casa del verdugo desde el Maxbrücke

Después de dejar calentita la cámara de fotos por la cantidad de instantáneas que realizamos, seguimos nuestra ruta a nuestro siguiente destino que nos lleva menos de 10 minutos ya que como os dije anteriormente las distancias entre la ciudad vieja son pequeñas, empezamos a subir hacia la plaza de Alberto Durero y una vez que sobrepasamos la escultura que le dedicaron en dirección a Tiergärtnertorplatz, nos paramos en el número 19 de Bergstrasse, lugar donde se encuentra la cervecería mas antigua del casco histórico de Nuremberg, “Hausbrauerei Altstadthof” pero no para tomar una cerveza, sino para comprar en la tienda que tienen justo al lado, las entradas para ver las antiguas bodegas de cerveza excavadas en la roca desde la edad media y que se encuentran por debajo del casco antiguo. La excursión con la Nuremberg Card es gratuita y con la entrada te dan una audioguia en español, la excursión a través de los diferentes túneles y galerías dura cerca de 90 minutos, esta excursión nosotros la hemos encontrado muy interesante y educativa, durante la misma a través de las completas explicaciones que escuchas de la audioguia, aprendimos como se hicieron esos túneles con sus sistemas de ventilación y como fue evolucionando la elaboración de la cerveza desde el siglo XIV hasta nuestros días y la importancia que tuvo en la vida de las personas esta bebida ya que se bebía mas que el agua, debido principalmente que después de la fermentación todas las bacterias quedaban destruidas y en aquella época el agua muchas veces provocaba muchas enfermedades mortales, así que los niños bebían en aquellos tiempos mas cerveza que agua, también tenemos que decirlo la graduación no era la misma a la de ahora, según la audioguia el consumo medio por habitante en aquella época era de 1500 litros de cerveza al año, si a día de hoy hubiera el mismo consumo, seguramente el precio sería mucho mas elevado ya que no habría tanta cerveza para tanta gente, jejeje. Estos túneles que cumplieron tiempo atrás la función de bodega, durante la II Guerra Mundial se utilizaron de búnkeres para protegerse los ciudadanos de los bombardeos aliados, desde que sonaban las sirenas de bombardeo tenían 20 minutos para acercarse a las diferentes entradas que había para protegerse. Por debajo de la ciudad vieja de Nuremberg según un plano que vimos durante la visita hay multitud de galerías conectadas en varias alturas, los únicos túneles que no estaban conectados era donde se guardaban las obras de arte en el Kunstbunker, justo debajo del Castillo.

Galerias de la antigua bodega de cerveza

Terminada esta excursión, son cerca de las ocho de la tarde, así que vamos a dar una vuelta por el mercadillo, nos compramos un par de Drei im Weggla, los típicos bocadillos con las tres salchichas de cerdo y varios Lebkuchen, vamos dando buena cuenta de ellos mientras observamos los diferentes puestos.

Al cabo de un rato nos vamos acercando al mercado de Navidad para los niños, situado en la plaza de Hans Sachs, lugar donde los niños pueden tomar su Glühwein sin alcohol, subir al bonito tiovivo que hay en el centro del mercado o pasear por las diferentes casetas decoradas con una intención mas infantil, como no tenemos niños que nos hagan quedar aquí por mucho tiempo nuestra mirada hace que observemos que justo al lado del mercado de los niños se encuentra uno de los históricos edificios de Nuremberg, el Heilig-Geist-Spital, cuya traducción seria, hospital del Espíritu Santo, este edificio de casi 700 años de historia fue un hospital que se construyó sobre parte del curso del rio, pero que después de la II guerra mundial quedo casi totalmente destruido, conservándose solo las paredes de las plantas bajas, después de la guerra se reconstruyo el edificio incluida su llamativa ventana en saledizo. Desde aquí y después de mucho caminar, tranquilamente nos vamos acercando al hotel pasando por sitios turísticos para ver su iluminación nocturna.

Heilig-Geist-Spital

El día ha sido muy intenso así que ya toca descansar, mañana será nuestro último día del que solo podremos aprovechar hasta la hora de comer ya que nuestro vuelo parte a las 4 de la tarde, en la siguiente etapa de mañana seguiremos con mas historia y algún nuevo edificio del que contar algo, así que si queréis os espero en la próxima etapa gente viajera
.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Paseos entre la historia y las calles de Núremberg II



Etapa: Ultimo paseo entre las calles e historia de Núremberg  -  Localización:  Alemania Alemania
Fecha creación: 01/01/2018 19:03  
Compartir: 
Compartir:
Hoy cuando nos levantamos está lloviendo y comprobamos a través de la ventana del hotel que toda la nieve que cayó sobre la ciudad el día anterior ha desaparecido, una vez que dejamos las maletas preparadas y después de hacer el Check-out, tenemos la opción de dejarlas en depósito en el hotel hasta la hora de partir hacia el aeropuerto, cosa que aprovechamos.

Después de desayunar en el mismo sitio que los días anteriores partimos hacia el centro de la ciudad vieja, nuestra intención es mas bien pasear descubriendo calles nuevas que no hayamos visto en los días anteriores y comprar algún souvenir para la familia cuando coincida, en una de nuestras incursiones llegamos a la calle de los derechos humanos conocida en Nuremberg como Straße der Menschenrechte, esta calle peatonal que acoge el Museo Nacional Germano une la última muralla con Kornmarkt, a lo largo de esta calle diseñada por un artista israelita se colocaron 27 columnas de 8 metros de altura y varias losas en el suelo en las que se puede leer sobre cada una de ellas unos textos abreviados en alemán y otro idioma de los 30 artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos redactadas por Naciones Unidas en 1948, el motivo de ello es hacernos recordar las obligaciones que tenemos todos nosotros para que no se violen los derechos humanos de los ciudadanos en todo el mundo y mas desde una ciudad que en el pasado fue un lugar donde se promociono y exalto el nazismo. Sobre el Museo Nacional Germano decir que en su interior se encuentra la colección de arte germánico mas importante de Alemania que va desde la prehistoria hasta el mismo siglo XXI.

Calle de los derechos humanos o Straße der Menschenrechte

Sigue lloviendo mientras nos vamos acercando a su centro neurálgico o corazón de la ciudad, el Hauptmarkt, esta plaza que hoy ocupan los puestos navideños el resto del año son ocupados por puestos de verduras, frutas, flores y productos regionales, en uno de sus lados se sitúa La Frauenkirche de la que ya hemos hablado anteriormente, en el lado opuesto y pegado al ayuntamiento está la conocida como Schöner Brunnen o fuente hermosa, esta fuente de casi 19 metros de altura se construyó en el siglo XIV aunque fue reformada a principios del siglo XX, a lo largo de la fuente encontramos multitud de figuras que la adornan y donde están representados algunos evangelistas, los siete electores, héroes de la antigüedad como Alejandro Magno y Julio Cesar, filósofos como Pitagoras, Ciceron y Aristoteles, astrónomos como Plotomeo… La fuente esta rodeada por una verja que contiene dos anillos que giran, uno de latón y otro de hierro, para los turistas el anillo de la buena suerte es el dorado, pero para muchos ciudadanos de Nuremberg el bueno para que se cumplan los deseos es el de hierro ya que el de latón fue robado varias veces y dicen que ha perdido por ese motivo su poder, así que cuando vayáis giráis los dos para estar seguro de que se cumplan los deseos, nosotros solo pudimos girar el de latón porque la fuente estaba rodeada de puestos navideños que impedían encontrar el anillo de hierro, así que espero que los nuremburgueses estén equivocados.

Schöner Brunnen o fuente hermosa

Al lado mismo de la fuente se sitúa el Rathaus o antiguo ayuntamiento, este edificio de estilo renacentista sufrió graves daños por los bombardeos de la II Guerra Mundial, en sus sotanos hay una antigua prisión que se puede visitar (Web) además por una de sus entradas en el ala oeste del edificio se puede acceder a un restaurante llamado Zum Spiessgesellen, cuando fuimos nosotros había mucho ambiente en su interior.

Rathaus y una de sus entradas con el aguila imperial

Justo enfrente del ayuntamiento viejo se sitúa la iglesia luterana de San Sebaldo, esta iglesia medieval de origen románico tardío se construyó sobre una antigua capilla llamada de San Pedro y que lo mas seguro ya acogía en su interior el sepulcro de San Sebaldo, este santo es uno de los patrones de la ciudad de Nuremberg, en tiempos fue muy venerado por el pueblo ya que según parece curo a muchos enfermos, aunque no fue hasta 1425 cuando se le reconoció como Santo por la Santa Sede. Esta iglesia es la mas antigua y una de las mas grandes de Nuremberg junto a su hermana gemela la iglesia de San Lorenzo, lo mas destacado de su interior es la tumba en bronce de San Sebaldo realizada por Peter Vischer el Viejo y sus hijos en el siglo XVI.

Fachada e interior de iglesia de San Sebaldo y sepulcro de San Sebaldo

Son poco mas de las 11 de la mañana y decidimos que es hora de comprar algún souvenir para la familia, y que mejor que algún típico producto navideño de aquí para poder comer en estas fiestas que se aproximan, así que nos acercamos a una tienda que tiene fama de tener los famosos Lebkuchen, el nombre de la tienda Lebkuchen-Schmidt ya nos dice que aquí seguramente encontremos lo que vamos buscando, en su interior nos dieron a probar diferentes clases de Lebkuchen, después de paladear distintas terminaciones llega el momento de elegir, uno puede decidir las diferentes combinaciones de los paquetes, todos del mismo sabor o con diferentes acabados, luego según lo que se quiera gastar cada uno puede elegir comprarlas envueltas en plástico o cuya presentación sea en caja de carton o diferentes y bonitos botes de lata. Realizadas las compras damos una última vuelta por los alrededores del mercadillo navideño, al lado del mercadillo de los niños vemos una de las torres que formo parte de la penúltima fortificación conocida con el nombre de Schuldturm, esta Torre del siglo XIV cuando se construyó la última fortificación empezó a utilizarse como prisión al igual que otras torres que perdieron su función estratégica en la muralla, desde aquí volvemos sobre nuestros pasos hacia el puente de Museumsbrücke.

Ultimas fotos del mercado Navideño
Tiovivo y puestos del Kinder Christkindlesmarkt o mercado navideño de los niños
Schuldturm y Narrenschiffbrunnen o fuente de los tontos que veremos a continuación

En nuestro trayecto y antes de atravesar el rio Pegnitz por el Museumsbrücke vemos la Narrenschiffbrunnen o fuente del barco de los tontos, esta fuente de bronce tiene mas de tres metros y medio de altura, al principio yo pensaba que era una escultura sin mas, pero según parece es una fuente, fue creada por el artista Jürgen Weber a mediados de la década de 1980, esta basada en una sátira del siglo XV y que Durero represento en un grabado sobre madera, el artista hizo dos fuentes iguales, la otra esta en la ciudad de Hameln en la Baja Sajonia, desde aquí atravesamos el puente para poco a poco dirigirnos al hotel a recoger nuestras pertenencias.

Heilig-Geist-Spitaly y edificios aledaños.

Ultima foto de nuestro viaje, Trödelmarkt desde Fleischbrücke

Bueno y hasta aquí nuestro periplo por Nuremberg, esta ciudad que tan duramente fue castigada durante y sobre todo al final de la II Guerra Mundial por los bombardeos aliados, se ha recuperado de una forma espectacular de las ruinas que asolaron esta ciudad y aunque seguramente no ha recuperado esa consideración que tuvo antaño de tesoro de la Alemania Imperial, sí que ha emergido de sus restos y vestigios para convertirse poco a poco en una de las ciudades mas radiantes y con más encanto de Alemania. Nosotros hemos estado en esta preciosa ciudad dos días y medio y creemos que hemos visto lo mas interesante, aunque al ser invierno y oscurecer mas pronto se aprovechan menos las visitas a los museos ya que cierran antes, nos han quedado por ver por ejemplo el Museo del Ferrocarril, el Museo Nacional Germanico o el Memorial de los Juicios de Nuremberg y su famosa “Sala 600” que seguramente en verano se podrían haber visitado al tener un horario de apertura mas amplio, pero como contrapartida en esta época invernal hemos aprovechado, para visitar su famoso mercado navideño, así que hemos quedado muy satisfechos de esta pequeña escapada.

De todos los sitios que hemos visitado en Nuremberg hemos dejado un enlace para los que quieran ampliar más información sobre horarios, como llegar, precio… Si alguien va mas días recomiendo visitar también el pueblo de Rothenburg ob der Tauber ya que este pueblo esta considerado como uno de los imprescindibles de Alemania y nosotros podemos dar fe de ello ya que lo visitamos anteriormente y para mi es uno de los pueblos mas bonitos que hemos visto.
Bueno gente viajera pues con este diario doy por finalizado nuestro viaje, un saludo a todos y sobre todo espero que os haya gustado mi relato y que alguien pueda aprovechar la información que haya podido dejar, que todo el mundo tenga un feliz año acompañado de salud y si es posible de algún viaje. Amistad
Aplausos
Aplausos
Aplausos
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Ultimo paseo entre las calles e historia de Núremberg


Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 36 8
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 179 Visitas mes actual: 155 Total visitas: 3249

  Últimos comentarios al diario  Núremberg, de ciudad Imperal a ciudad de la Navidad
Total comentarios 9  Visualizar todos los comentarios

Gadiemp  gadiemp  02/01/2018 23:55   
Excelente. Curradísimo. Bien documentado, con mucha información. Y las fotos magníficas.

Me ha llamado la atención la visita al Centro de Convenciones y el Centro de Documentación nazis. No es demasiado truculento como los campos de concentración ¿no? Es que yo lo paso bastante mal en sitios así. Tu diario me ha recordado que tengo en mi interminable lista de libros para leer una biografia de Albert Speer, escrito por una tal Gitta Sereny, que está considerada una obra maestra.

Gran diario. 5* y Feliz 2018

Elcidpaseador  elcidpaseador  03/01/2018 17:58   
Hola Gadiemp, primero de todo quisiera agradecerte los comentarios sobre el diario y que lo hayas leído, dicho esto, decirte que sobre la visita al Centro de Documentación quizás pueda haber algún vídeo o imagen algo cruel sobre lo que hicieron los nazis, pero desde luego nada que ver por ejemplo con la visita que uno pueda hacer al campo de concentración de Auschwitz-Birkenau que yo visite por ejemplo hace algunos años y esa visita si que me dejo impactado. En los vídeos que ves y que simultáneamente se oyen en al audioguia o a través de los números que uno selecciona de las diferentes imágenes que uno encuentra en las salas, tu puedes seguir la historia desde los inicios del partido nazi hasta los juicios de Nuremberg. Sobre libros de Speer decirte que hay tambien un libro autobiografico llamado "Hitler y el Tercer Reich vistos desde dentro" que aunque yo no lo he leído me han hablado muy bien del mismo ya que es el propio Speer el que cuenta la historia de su vida desde el interior del partido nazi. Saludos, gracias por las estrellas y como bien dices feliz y prospero año 2018.

Marimerpa  marimerpa  07/01/2018 17:24   
Una ciudad preciosa y cargada de historia. Gracias por tan detallado diario.

YALMA  YALMA  16/01/2018 10:48   
Menuda sorpresa de ciudad, después de visitar Hamburgo el año pasado tengo muchas ganas de volver a perderme por una ciudad Alemana y ésta parece ideal. Gracias por compartir. Mis 5 estrellas.

Elcidpaseador  elcidpaseador  21/03/2018 22:55   
Gracias por los comentarios Marimerpa y Yalma.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Ciudad Tema: Núremberg: Alojamiento, visitas, transporte - Alemania
Foro Alemania, Austria, Suiza Foro Alemania, Austria, Suiza: Viajeros y viajes por Europa Central: Alemania, Austria, Suiza y Liechtenstein... Consejos e información sobre Viena, Munich, Berlin, Alpes, Tirol.
Ultimos 5 Mensajes de 299
108817 Lecturas
AutorMensaje
tinuco
Tinuco
Willy Fog
Willy Fog
Ago 13, 2008
Mensajes: 13290

Fecha: Vie May 04, 2018 10:23 pm    Título: Re: Núremberg: Alojamiento, visitas, transporte - Alemania

Hola
Al final aprovechando que ryanair vuela directo a Nuremberg desde Madrid volvemos en Octubre , estaremos 3 dias y medio y desde alli nos acercaremos a ver Bamberg y Rothenburg , hemos reservado en el hotel Melter , 4 noches en AD .

www.tripadvisor.es/Hot... 86?m=19905
Indialuna
Indialuna
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ene 20, 2008
Mensajes: 15477

Fecha: Dom May 20, 2018 10:14 pm    Título: Re: Núremberg: Alojamiento, visitas, transporte - Alemania

Nosotros estaremos dos noches al final del viaje e intuyo que volveré (con mercadillos seguro)

Llegaremos un miércoles a mediodía y nos vamos el viernes por la tarde, muy justo, porque el jueves iremos al parque Playmobil (sorpresa para mi hija)

Y creo que Nuremberg tiene buenísima pinta
tinuco
Tinuco
Willy Fog
Willy Fog
Ago 13, 2008
Mensajes: 13290

Fecha: Dom May 20, 2018 11:16 pm    Título: Re: Núremberg: Alojamiento, visitas, transporte - Alemania

En principio era nuestra intención haber ido en mercadillos , estos últimos años hemos estado yendo por europa a últimos de noviembre que es cuando comenzaban los mercados navideños , pero este año estuvimos mirando para ir en esas fechas y los hoteles estaban a un precio desorbitado no sé si hay algún acontecimiento por alli Ojos que se mueven al final hemos decidido adelantar fechas e iremos en Octubre , Nuremberg te va a encantar Indialuna está muy bien , en el mes que vas a ir los dias son más largos y te dará tiempo a verlo..
ripollet
Ripollet
Travel Adict
Travel Adict
Mar 22, 2009
Mensajes: 57

Fecha: Jue Jul 12, 2018 08:25 am    Título: Re: Núremberg: Alojamiento, visitas, transporte - Alemania

Hola a todos,

Vamos este verano a Nuremberg, pero nos alojamos cerca del parque de Playmobil, por lo que nos desplazaremos en coche. ¿alguien me sabe decir donde puedo aparcar el coche y visitar la cuidad caminando?
Gracias
javiky13
Javiky13
Indiana Jones
Indiana Jones
Feb 27, 2012
Mensajes: 2475

Fecha: Jue Jul 12, 2018 07:36 pm    Título: Re: Núremberg: Alojamiento, visitas, transporte - Alemania

En el centro hay muchos parkings, en la misma estación, en los grandes almacenes, entorno a Lorenzkirche..... pero no sé la demanda que tendrán, o el precio que pueden salir.

Puede interesar la opción park and ride. Dejar el coche, aunque no sea en el centro, y luego usar el metro.
www.vag.de/en/service-... -ride.html
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad