Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


Nueva York en época Navideña -Diarios de Viajes de USA- Ainhara87
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: Nueva York en época Navideña  -  Localización:  USA  USA
Descripción: Diario de una semana en Nueva York
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 10
 1  2  3  4  siguiente siguiente



Etapa: DIA 0: PREPARATIVOS  -  Localización:  USA USA
Descripción: PREPARATIVOS
Fecha creación: 27/12/2018 15:52  
Compartir: 
Compartir:
Un 12 de julio nos surge la idea de viajar a Nueva York en Navidad...y ahí que voy. Empiezo a mirar vuelos, de una y otra compañía, bailando fechas ya que nuestros trabajos nos lo permiten, y finalmente encuentro un precio bastante bueno con Iberia, 460 eu/ por persona, facturando y con elección de asiento (ida y vuelta en salida de emergencia, muy top).
Continúo mirando hoteles, aquí ya me vengo un poco abajo, en julio me pone Booking que está el 80% reservado en las fechas que miro….digo no puede ser, pero sí. Aquí veo que los precios se van demasiado, o que los hoteles son de habitaciones o baño compartido (cosa que yo descarto al momento…). Con la ilusión que me estaba haciendo, no decaigo y sigo mirando y buscando, enterándome de zonas y barrios que fueran accesibles, y finalmente encuentro un hotel en Long Island City (Queens), que se encuentra a tres paradas de metro de Rockefeller Center, y tiene una estación a 5 minutos y otra a 10 minutos (que finalmente es la que cogemos casi siempre) y con buenas opiniones. El precio está muy bien, incluye desayuno, cosa que en la mayoría no tiene, y dado que nosotros somos de desayunar y mucho, nos viene genial para no andar buscando sitios por las mañanas y aguantar ya hasta la hora de la comida. Finalmente, como tiene cancelación gratuita hasta dos días antes de la fecha de entrada, reservo el hotel y compro los vuelos. ¡NO ME LO PUEDO CREER! Me voy en Navidad a Nueva York…..bueno todavía queda mucho...espero que no pase ningún incidente.
Lo siguiente que hago es buscar un buen seguro de viaje, la sanidad en Estados Unidos es MUY cara, y quiero evitar cualquier imprevisto….tras mucho leer, y ver facturas de los hospitales de allí, acabo contratando con IATI, que considero que la póliza de 400.000 euros es suficiente, cubriendo también lo típico de gastos de cancelación por ciertos motivos, pérdidas de equipaje, retrasos de vueltos, etc.
Lo más importante ya lo tenemos, ahora es empezar a enterarnos bien de las cosas básicas que necesitamos. La primera gestión que hacemos es tramitar el ESTA, quitarlo de en medio y una cosa menos (eso pensaba yo…). Lo realizamos ambos a través de la página oficial, nos lo autorizan en el momento, lo imprimimos y listo, una cosa menos.
A partir de aquí, continúo leyendo foros y blogs, un poco al “tún tún”, de una cosa pasaba a otra y así, quedando asombrada de la cantidad de cosas que hay distintas que en España y pequeños detalles que si no lo llevas todo bien estudiado puede traerte más de un traspiés o incluso problema.
Veo que la Policía de allí en el aeropuerto puede abrirte la maleta para hacer un registro sin que tú estés delante, y que para eso si hace falta que te rompan el candado o incluso rajar la maleta si es de las que lleva candado incorporado, lo hacen. Por lo que hay que llevar unos candados que sean “TSA”, de los cuáles ellos tienen una llave maestra y pueden abrirlos sin problemas. Ahí que voy para Amazon, comprando un par de ellos, que finalmente no utilizaré porque las dos maletas que llevamos tienen candados TSA incorporados, aunque nos vendrán bien para las mochilas cuando estemos por allí. También aproveché este pedido para comprar los adaptadores a la corriente, tres en concreto, utilizando todos por las noches para cargar todo lo necesario. También me informo sobre tema de aduanas, pasar comida y medicamentos, trámites a seguir, controles que te pueden hacer y un largo etcetera de todo lo que te puede pasar una vez en el destino.
Tenemos claro que queremos ver un partido de la NBA, y si puede ser en el Madison Square Garden mejor; me pongo a ello, comparando páginas y precios, nos parece bastante caro en general, finalmente encuentro una página web española “hellotickets.com”, con buen precio por un descuento que encuentro (hay que buscar descuentos para todo, hasta de debajo de las piedras, entre unos y otros me habré ahorrado un pico por perder un tiempo buscando códigos promocionales), y al ver que las opiniones son buenas y no se trata de ninguna estafa o algo que nos pueda dar problemas posteriormente, las compro por 107 euros las dos, en un sector bastante alto, pero finalmente bueno para disfrutar del partido y el ambiente.
También tenemos claro que queremos escaparnos un día a Washington, sabemos que hay 4:15 horas de viaje en autobús y es una paliza, pero ya que estamos allí…..busco información, hacerla con excursión (tres veces más cara), lo que hay ver allí, como moverse…, finalmente nos decantamos por una empresa de autobús que hace este trayecto y hacerlo por nuestra cuenta. Los precios oscilan bastantes, pero el día que queríamos ir nosotros y a las horas, nos salía por 54 euros los dos ida y vuelta, llegando la excursión más barata que encontré por 214 euros los dos….como veis es grande la diferencia, por molestarse uno mismo en buscar transporte y moverse allí. Más adelante el día de la visita contaré mis impresiones y los imprevistos que tuvimos y lo que haría si volviera ahora.
Van pasando las semanas y veo que se me echa un poco el tiempo encima con todos los preparativos y la planificación, por lo que me pongo a leer concretando en una cosa en concreto, porque sino iba un poco como pollo sin cabeza de un tema a otro: Funcionamiento y bonos del Metro, tarjetas turísticas, tarjetas de crédito y sus comisiones, cambiar dinero, sitios donde acceder, sitios Navideños que no se pueden perder, funcionamiento de las propinas, sitios y lugares donde comer, imprescindibles de cosas que ver/comer, y un largo etc que iré comentando más adelante según vaya surgiendo. Voy haciendo resúmenes escritos de todo, ya que parece que según voy leyendo se me olvidan las primeras cosas de las que me informé; son resúmenes un poco para tontos, pero yo misma me entendía, y ahora después de unos días de regreso me hace ilusión volver a leerlos.
Una de las cosas que más me preocupa es el tema del dinero y pago allí. Nuestros bancos tienen comisiones bastante altas por pagar con moneda extranjera, también cuanto dinero en efectivo llevar, etc.. Como anteriormente empiezo a recopilar información de varios sitios, y conociendo por primera vez las tarjetas B-Next, Revolut, Ferratum…..finalmente nos decantamos por sacar la Revolut, una cada uno. La pido yo y me llega al poco, su funcionamiento y la aplicación es muy fácil e intuitiva, por lo que pedimos una segunda, y con esas dos y junto con mi tarjeta de crédito del Santander que según me informan tampoco tiene comisiones al pagar con ella (si para sacar en cajeros) consideramos que son suficientes, a parte también de llevar las dos de débito, no tienen pensando usarlas, pero nunca están de más…. Con las dos Revolut en nuestro poder y viendo que por lo menos aquí funcionan a la perfección, decidimos llevar 200 $ en efectivo, considerándolo suficiente ya que allí todo se puede pagar con tarjeta (excepto en algunos puestos callejeros). Preguntamos en nuestros bancos por el cambio de €-$, no nos convence, y se me enciende una lucecita; con la Revolut se puede sacar al mes 200 euros como máximo sin que cobren comisión, y dado que llevamos dos Revoluts y vamos del 29 de noviembre al 6 de diciembre (cambio de mes), decidimos sacar dinero allí nada más que lleguemos en algún cajero del aeropuerto, que nos va a salir mejor que cambiar aquí en el banco, y de necesitar sacar más dinero no íbamos a tener problema.
Otra de las cosas que me hacía bastante ilusión es recorrer Central Park en bicicleta, así que me informo del proceso de alquiler de bicis, empresas, coste, etc. Hay muchas empresas y precios (bastante caros por cierto), pero se me vuelve a encender la bombilla y me acuerdo de la página “Groupon”, e investigo si hay allí en EEUU y..efectivamente! Hay unos dos o tres distintos cupones, finalmente me decanto por uno que es alquiler por 5 horas de dos bicis por 18 $, aprovechando un descuento del Black Friday.
Todo el mundo nos aconsejaba realizar la excursión de “Contrastes”, así que más de lo mismo, recopilar información sobre distintas empresas, decantándome finalmente por “InterviajesNY”, con un precio bastante bueno, 70 euros los dos. Con esto hubo un pequeño contratiempo, y es que al dejarlo para contratarlo a última hora (por la posibilidad de tener que cambiar la planificación de los días por el tiempo y subida a los miradores), cuando fuimos a cogerlo ese día ya se había agotado! Pequeño bajón y tras dudar si finalmente contratarla, nos decantamos por la segunda opción que era “Civitatis” , bastante más cara, casi 100 euros, pero que le vamos a hacer….Como contaré más adelante nos salió bastante bien la jugada.
Tras mucho pensar y cambiar de opinión, decidimos subir al Top Of The Rock y al One World Trade Center, dejando a un lado el Empire State, habiendo leído que el mejor es el TOR, que el OWTC también está muy conseguido, y que en el ESB había demasiadas colas y no queríamos perder mucho tiempo en éstas, sabiendo que ya íbamos a hacer demasiadas en muchos sitios. Compramos las entradas el día antes en base a la previsión del tiempo, en las páginas web propias de cada lugar, eligiendo las horas; el OWTC de día por la mañana (20$ más barato con un código de descuento que encontré por ahí), y el TOR a las 14:45 h (justo 5 minutos antes de que cobraran suplemento de 10 $ por ser el sunset (atardecer), teniendo pensando quedarnos arriba hasta que anocheciera. Ya había leído en cada web que si hubiera demasiada niebla y la visibilidad fuera baja, podrían cambiar el horario de las entradas o incluso el día, eso me tranquilizaba bastante, ya que subir al mirados y ver solo niebla….no tiene mucha gracia. Aquí aprovecho para comentar el tema de las tarjetas turísticas, haciendo varios esquemas de todas las existentes, decidimos no coger ninguna porque nuestra intención sólo era subir a estos dos miradores, y entrar al Museo del 11-S, cosa que finalmente tuvimos que descartar por falta de tiempo. Hay varios museos que seguro están genial, pero dado el tiempo limitado que íbamos y que tampoco es que sean nuestra prioridad, los dejamos para una segunda visita. Pero si la intención es subir a algún mirados y entrar a algún museo, algunas de estas tarjetas son bastante recomendables.
Se acerca el día, con el parking del aeropuerto ya reservado (10 euros más barato por reservarlo el BlackFriday), nos ponemos a organizar ropa que llevar y maletas, no sin unos cuantos cambios de opinión. Llevamos dos maletas grandes, una de mano y dos mochilas, aunque para ir, metemos la de mano en una de las grandes y también una de las mochilas, vamos bastante vacíos esperando volver con ellas llenas de ropita jeje. Respecto a la ropa, nos decantamos por vaqueros y térmicas, y luego abrigos, según la previsión del tiempo va a llover un par de días pero no va a hacer excesivo frío excepto los últimos dos días. Metemos un paraguas y dos chubasqueros típicos de plástico, que finalmente sólo usamos uno de ellos un día que llovió un poco más fuerte.
Nos vamos a la cama un poco más tarde de lo habitual tratando de dejar todo bastante bien preparado, para no tener que hacer mucho por la mañana y salir con tiempo de sobra.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: DIA 0: PREPARATIVOS




Etapa: Día 1: VIAJE  -  Localización:  USA USA
Descripción: VIAJE Y LLEGADA
Fecha creación: 27/12/2018 15:54  
Compartir: 
Compartir:
Suena el despertador a las 09:30 h, el vuelo no sale hasta las 16:10 h, así que vamos con bastante tiempo, queriendo estar en el aeropuerto 4 horas antes como bien indican. Desayunamos y metemos las últimas cosas en la maleta y nos ponemos en marcha. Salimos con tiempo ya que tememos que pueda haber tráfico, y así es, compruebo a través de Google Maps que no sea ningún accidente que corte todos los carriles o algo así, y no, es la caravana habitual por lo que me tranquilizo un poco. Llegamos al parking del aeropuerto, cogemos el bus que lleva a la terminal y nos dirigimos a hacer el check-in. No hay mucha gente aún, así que esperamos unos minutos solo y ya llegamos, damos con una empleada de Iberia, la cuál no es muy amable desde un principio. Nos pide los pasaportes y lugar de destino, empieza a realizar las gestiones con el ordenador. Desde mi punto de vista no me daba cuenta de lo que estaba pasando, pero Alex que estaba en otro ángulo, veía que cada vez que pasaba los pasaporte daba un error, y los volvía y volvía a pasar una y otra vez. Nos pregunta que si tenemos el ESTA, le digo que sí y le enseño los papeles. Con su cara de poca empatía, nos dicen que el ESTA está mal hecho, que el número de pasaporte tiene que incluir las letras también y que no podemos viajar. Me gustaría haberme visto la cara en ese momento, un escalofrío me recorrió todo el cuerpo y el sudor frío comenzó a hacer su aparición. Nos dice seguidamente que en la misma terminal hay una oficia de El Corte Inglés que realiza los ESTAs de emergencia, le preguntamos donde se encuentra, y en un estado de desesperación le pregunto “¿pero nos dará tiempo?”, y me dice “Bueno tenéis hasta por la tarde”. Hasta por la tarde no, pensé yo, que tendré que facturar antes de las 16:10 h que sale el avión….Ya no fue la contestación en sí, fue el modo, la soberbia y la cara con la que lo dijo, aunque en ese momento tenía cosas más importantes en las que pensar como para preocuparme de aquella señora amargada.
Volvemos a coger nuestras maletas que ya estaban en la cinta y corremos (literalmente) buscando dicha oficina. La vemos al fondo y como alma que lleva el diablo nos dirigimos hacia allí, casi sin aliento decimos que necesitamos hacer unos ESTAs nuevos que en los nuestro hubo un error. Hay dos personas y cada una en su ordenador proceden a empezar a realizarlos, no sin antes informarnos que tiene un coste de 14$ cada uno, lo que ya sabíamos, más 25 euros de gestión CADA UNO por hacerlo. No reparamos mucho en este pequeñísimo detalle en ese momento, luego pensándolo digo, vaya tela….pero bueno. Dando gracias a esa oficina allí plantada, que sino empieza a hacerlo por el móvil, busca un sitio donde imprimir, con los nervios que teníamos… El día que lo hicimos, nos extrañamos de que lo aprobaran en el momento, MENOS MAL!, que si llegan a tardar algún día...en tierra que nos quedamos. Fallo mío por no comprobar exactamente el número que teníamos que poner, pero en mi trabajo cuando tengo que hacer referencia al número de pasaporte, sólo hay que poner los números, de ahí que diera por sentado que las letras no entraban. Nos lo imprimen y volvemos corriendo al mostrador de Iberia, poca gente también, afortunadamente nos atendió otra mujer, ¡que gran diferencia!, como se agradece alguien amable, de verdad, y más en esos momentos de incertidumbre. Mismo proceso que antes, con unas preguntas que la otra ni nos había mencionado que nos tenía que hacer, nos facilita unas tarjetitas para poner nuestro nombre y dirección en la maleta, lo cuál se nos había olvidado hacer antes de salir de casa, nos comenta que llevamos muy poco peso en las maletas y que supone que es para traerlas llenas, nos indica perfectamente donde tenemos que dirigirnos para coger un tren a la termina 4S que era de donde salía el vuelo, nos regaló dos calendarios de adviento...en fin, un mundo comparado con la primera.
Al fin hemos dejado las maletas y tenemos nuestros billetes en la mano ¡que alivio!. Nos dirigimos a la terminal 4S y ya allí buscamos la puerta que nos habían indicado en un principio, aunque finalmente fue otra. Nos sentamos y dado que ya eran cerca de las 14:00 y habíamos desayunado sobre las 9:30 h, nos entró el hambre, que antes con todo el trajín como para pensar en hambre…. Comemos mucho, y entre que la espera para subir al avión y que luego el menú no es demasiada cantidad...siempre llevo un arsenal de comida para todo el trayecto, la mayoría sana pero alguna cosa no tanto, y sabiendo que no podíamos ni queríamos entrar con nada de comida a USA para no tener que declarar nada y esperar más tiempo en inmigración….el caso es que nos ponemos a comer, ahí noto el hambre que tenía! Aprovechamos uno de los calendarios de adviento como postre...
Hago unas llamadas para despedirnos, ya que en esos días no vamos a poder hablar, no quisimos comprar una tarjeta sim de las propias de EEUU ya que para una semana y con el wifi nos apañamos de sobra. Yo si activé el roaming por si en una urgencia teníamos que llamar al seguro, pero afortunadamente no tuvimos que usarlo para nada.
Llega la hora, comprobamos que la puerta de embarque es otra, vamos hacia allí y pasamos el primer filtro, llegó el momento de la típica foto con el cartel detrás del destino. Nos sentamos hasta que empiecen a llamar. En todos los viajes somos de los últimos en montar, no entiendo el afán ese de la gente en hacer una cola enorme por entrar los primeros; ya tienes tus asientos asignados, ver el jaleo de la gente pa’ alante y pa’ atrás dentro del avión en un espacio tan pequeño, si entras de los primeros estarás alrededor de media hora más en el interior, no sé, yo cuanto menos tiempo esté dentro mejor.
Cuando compré los vuelos, elegí en ese mismo momento los asientos, por lo que prácticamente tenía todo el avión para elegir, así que escogí delante del todo y en salida de emergencia, tanto para ir como para volver , para estar más anchos y salir lo más rápido que podamos para evitar en la medida de lo posible las colas para pasar inmigración. Un vuelo tranquilo, vimos una peli, seguimos comiendo tanto lo que nos daban como lo que llevábamos nosotros, jugamos a algún juego que tenía la pantalla..., pero no conseguimos pegar ojo en todo el viaje. Yo iba intranquila, algo nerviosa, no se muy bien como explicarlo, pero creo que el tema del ESTA me alteró, y ya pensaba que todo iba a salir mal; que igual el hotel no tenía nuestra reserva, que no íbamos a llegar bien a él...no se, cosas mías. Aterrizamos, salimos rápido, pasamos el primer control de pasaportes y a por las maletas, y como no, siempre de las últimas, así que la cola que había para inmigración era importante, aunque finalmente va bastante rápido. Lo pasamos sin problemas, un gran logro, ya que Alex tiene un imán para que le paren para un segundo control. En total estaríamos una hora desde que bajamos del avión hasta que pasamos todos los filtros.
Salimos y lo primero que hacemos es buscar un cajero para sacar el dinero. Primer contratiempo, se supone que no cobran nada por retirar efectivo, y nos pone la pantallita que la comisión son 6 dólares. En algún comentario de algún foro, leí que a otro chico también le habían cobrado 6 dólares en cajeros ATM, así que decidimos no sacar y buscar otro cajero para probar si la comisión era menor.
Ya teníamos pensado que para llegar al hotel íbamos a pedir un UBER; al ser ya las 8 de la tarde, primer contacto con el país, que estaríamos cansados, no saber bien como funcionaba el Metro, cargar con las maletas…, aprovechando una promoción de 15 dólares de descuento que teníamos. Al ir a pedirlo, rechaza la tarjeta revolut para pagar, por lo que meto la mía de crédito del santander y sin problema. Salimos y ahí esta nuestro coche (hemos visto la matrícula en la aplicación). En UBER, hay varias modalidades de viajes/transportes, yo nunca lo había usado antes, así que me tuve que enterarme bien de como funcionaba, el caso es que hay una modalidad que es compartir el viaje para que salga más barato. Así que pedimos el compartido, indicando que llevamos dos maletas (el ahorro en ese trayecto fue de unos 20 dólares), y se supone que das algo más de vuelta, pero tampoco teníamos excesiva prisa por llegar. Salimos del aeropuerto y empezamos a ver la noche neoyorkina, vemos en el teléfono que le entra un aviso, paramos y recogemos a una chica, y poco después llegamos al hotel.
Entramos y nos dirigimos al mostrador, la recepcionista no hablaba nada español, y con nuestro nivel de inglés….me hice entender diciendo que tenía una reserva y le dejé los pasaportes. De primeras lo busca poniendo caras raras y me pregunta si tengo impresa la reserva, ahí volví a recordar el momento del ESTA, bueno no tan fuerte….., en milésimas de segundo pensé, no es posible que no tenga la reserva. Sacó el papel de booking con el número de reserva, lo mira y lo busca no se como, pero ahí debí aparecer. Me dice unas frases en inglés, le digo que no la estoy entendiendo, me dió la tarjeta con el número de habitación y listo. Podía haber hecho un poco más para lograr que la entendiéramos, pero bueno...yo ya tranquila con la tarjeta para mi habitación tras esos segundos de incertidumbre.
Nos toca en la séptima planta, llegamos a la habitación y soltamos las maletas. Por fin. Nos ubicamos y tras unos minutos, voy a abrir las cortinas. Aquí comienza todo, unas vistas nocturnas del skyline de Manhatan increíbles; está claro que todo ha merecido la pena; todos los nervios y carreras de hoy se nos olvidan, el tiempo destinado a organizar el viaje, los quebraderos de cabeza con unas cosas y otras….sabemos desde ese momento que lo que nos espera esos días va a ser impresionante,y que si algo no sale como había planificado, no pasa nada, ahora ya solo tocaba disfrutar, y mucho. Saco foto y la mando a la familia para decir que ya hemos llegado.
Colocamos un poco las cosas, y aunque no teníamos mucho apetito (habíamos comido en el avión muuucho), salimos a dar una vuelta por los alrededores para ubicar la parada de metro y comprar alguna pijada para cenar.
Vemos la parada de metro más cercana, aunque esta casi nunca la utilizaremos, ya que sólo hay una línea que pasa por ella. Cogeremos otra un poco más alejada, a unos 10 minutos. Vemos dos delis(supermercados pequeños) cercanos. Entramos en uno de ellos y...nos empieza a entrar el hambre! Vemos a un hombre con un bocadillo con muy buena pinta así que, allá vamos. Mi inglés es muy básico, y al principio me costó soltarme un poco, unos días más adelante ya lo llevaba un poco más suelto….incluso llegué a discutir un poco en inglés, ya os contaré más adelante. El caso es que queríamos pedirle un bocadillo de pollo con barbacoa y queso, e intentando hacernos entender, nos dice el hombre “hablo español”, así que todo solucionado. A parte del bocadillo, compramos unas patatitas (allí este tema es inmenso, todos los días comprábamos algún paquete de sabores diferentes..madre mía que cantidad de variedad, y que ricas estaban la mayoría!!) y algo de postre como no podía ser menos. Allí vi mi mundo abierto, soy fan de cualquier tipo de chocolatina, pero los Reeses son...no sé como describirlo, amor verdadero! Y en cualquier tienda había (aquí en España no los hay excepto en algunas tiendas americanas o en páginas web)...así que ya imagináis lo primero que cogí. Volvemos al hotel, cenamos, ducha y a dormir, que mañana empieza el día muy pronto y a lo bobo son casi las 6 de la mañana hora española, las 12 de la noche hora en New York.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Día 1: VIAJE




Etapa: Día 2: ESTATUA DE LA LIBERTAD, WALL STREET, ZONA CERO, OWTC, CENTURY 21, TIME SQ  -  Localización:  USA USA
Descripción: ESTATUA DE LA LIBERTAD, WALL STREET, ZONA CERO, OWTC, CENTURY 21, TIME SQ
Fecha creación: 27/12/2018 15:55  
Compartir: 
Compartir:
El despertador estaba puesto para las 06:20 am, pero a las tres de la mañana yo tenía los ojos como platos. Me pasó lo mismito en otro viaje en verano con seis horas de diferencia también. Quería dormir más para estar descansada, pero di en dar vueltas y nada, al final de tanto moverme desperté a Alex, el caso fue que haciendo tiempo, yo me volví a quedar un poco traspuesta y él no…
Suena el despertador, nos levantamos, preparamos todo y al desayuno. No muy variado pero suficiente para nosotros y llenarnos bien para empezar el día.
Nos dirigimos a la parada de metro que estaba un poco más alejada, ya que la línea nos llevaría directos a coger el Ferry para ver la Estatua de la Libertad. Nos perdemos un poco pero damos con ella relativamente rápido. Entramos en el metro y nos dirigimos a las máquinas para sacar las dos MetroCard de viajes ilimitados de 7 días. Sigo las instrucciones que llevaba apuntadas para que no diera problemas (poner que la forma de pago era tarjeta de crédito aunque fuera de débito y en el zip code poner 99999), nos sale a la primera, las compramos y a centrarnos dentro del metro.
El metro allí merecería un capítulo a parte. Lo llevábamos más que estudiado los dos desde aquí, y aún así, allí dudas muchas veces. Si no es una avería, son obras, sino es que el tren de repente se vuelve de local a express, sino se vuelve a otra línea que no era la suya….un mundo, de verdad. Aún así, no nos perdimos ni una vez, o al menos siempre llegamos al punto que queríamos, excepto una vez que íbamos tan despistados que nos pasamos tres o cuatro paradas y tuvimos que volver sobre nuestros pasos.
Llegamos a la parada y nada más salir, a unos 10 pasos, entramos a la “estación” de Staten Island para coger el ferry gratuito a dicha isla. Llegamos a las 9 en punto, y pensando que no llegaríamos a coger ese ferry, nos acercamos a unas puertas que hay y….las abren! Somos de los primeros, así que cogemos sitio sin problemas para ver a la estatua según lo que había leído (arriba a la derecha). Aunque se supone que era una hora en la que debería de haber mucha gente, estos ferrys son muy grandes y la parte de arriba no se lleno para nada, de hecho los únicos que estábamos arriba éramos turistas saliendo a la parte descubierta para hacer las respectivas fotos. Suponía que se vería más grande, imagino que si la ves desde abajo impresionará más, para una segunda visita cogeré el ferry hasta la propia isla. En este viaje lo descarté, lo primero porque un compañero de trabajo que había estado meses antes subió a la corona y me dijo que para él, no le había merecido la pena, escaleras muy estrechas, desde arriba no se veía bien por los pequeños cristales que ves, no te dejan quedarte arriba, la cola va corriendo y no puedes pararte, y luego que tardábamos bastante más que en coger este ferry que es ida y vuelta y en una hora lo tenemos ventilado.
Coincidimos haciendo fotos con otra pareja española, de Sevilla, y del Betis por la bufanda que llevaban, con la que entablamos algo de conversación y nos comentan algunas cosillas ya que ellos llevan unos cuantos días en la ciudad. Agradecemos los consejos y por otra parte también me doy cuenta de lo importante que es llevar planificado un viaje así y contratar o saber como hacer para ir a ciertos sitios y evitar que te vean la cara con algunas excursiones y/o entradas y gastarte muchos más dólares de los imprescindibles.
Llegamos a Staten Island, y como bien había leído, rápido nos dirigimos a la puerta donde justo en ese momento sale otro ferry hacia Manhattan. En una hora hemos visto a la señora Libertad y podemos continuar nuestro planning.
Al no tener datos, desde España me descargué varias aplicaciones de Metro, Mapas, propinas, cambios de moneda, traductor, etc, que funcionaran sin internet, sobretodo alguna con mapas. Miramos uno de ellos y continuamos con el recorrido establecido por Wall Street. Nos encontramos el famoso toro, conseguimos hacernos alguna foto, seguimos y nos encontramos con la Reserva Federal, la Bolsa, la Trinity Church, llamándonos bastante la atención la verdad, una iglesia con su correspondiente cementerio, en medio de varios rascacielos. Continuamos y vemos el Ayuntamiento, y vamos hacia la Zona Cero.
Nos encontramos con la Capilla de St’s Paul, iglesia que, aún estando a pocos pasos de las Torres Gemelas, no de destruyó en los atentados, y sirvió como refugio para los voluntarios y trabajadores de ese día incluso como pequeño hospital improvisado para atender a las víctimas.
Llegamos a las grandes piscinas que se encuentran en el lugar de las Torres Gemelas, impresiona la verdad. Sobretodo porque te imaginas, aunque difícil imaginar, lo que ocurrió aquel día, allí se encuentran miles de personas, trabajadores de allí y propios turistas como nosotros, ver caer aquellas torres enormes, en fin. Alrededor de dichas piscinas se respira un aire de tranquilidad en medio de todo el bullicio de Wall Street.
Continuamos hacia el rascacielos One Worl Trade Center, descomunal mirándolo desde abajo. Teníamos las entradas compradas desde España para las 12:30 h., así que nos ahorramos hacer una cola y entramos directamente. Pasamos el control de seguridad con sus arcos correspondientes (en todos los sitios públicos tienen arcos, en todos, supongo que desde aquellos atentados la seguridad pasó a otro nivel, lo cual me parece perfecto y ojalá tuviéramos algo parecido aquí) no tardamos nada, apenas unos 5 minutos. Nos dirigen a una sala y vamos al ascensor. Quién haya subido sabe como es, y quién no, no lo diré para que se lleven la sorpresa cuando suban. Llegamos arriba y tras otra pequeña charla ya podemos movernos libremente alrededor de todo el mirador. Damos una primera vuelta intentando centrar un poco las zonas y monumentos, ya que al ser el primer día allí, sobretodo a mí, me cuesta bastante centrarme. Ya en una segunda vuelta comenzamos a hacer fotos. Es verdad que con la cristalera que hay, las fotos no se ven demasiado bien, y las nuestras menos que son con los teléfonos, pero hacemos lo que buenamente podemos. Intento buscar wifi y efectivamente lo hay (en la mayoría de sitios había wifi abierto), aprovecho para mandar unas fotos a la familia y decir que todo está genial.
Bajamos y nos dirigimos a echar un ojo por encima al Century 21, entraríamos sobre la 13:00, ya que subimos al mirador a las 12, y no nos pusieron ningún problema aunque no fuera la hora que teníamos reservada.
Echar un ojo…estuvimos tres horas y eso que lo recorrimos bastante rápido, primeras compras en la gran ciudad, aunque muchas cosas nos quedamos con ganas de comprar, y por miedo a que el día que fuéramos al Jersey Gardens hubiera mejores ofertas no hicimos más gasto, aunque como contaré el último día, al final tuvimos que volver.
Salimos casi a las 4 de la tarde de allí, todo esto sin haber comido nada desde el desayuno, y yo ni me había acordado de comer con la emoción de ver tantas ofertas por ahí...pero cuando caímos en ello, nos entró hambre y mucha! De la que habíamos caminado hacia aquí, vi en un centro comercial del cuál no recuerdo el nombre un famoso ShakeSack, así que allá fuimos para probar las famosas hamburguesas. Están bien pero no me parecen las mejores como se dice por ahí.
El cansancio iba haciendo su aparición, muchas horas caminando y de pie. Vamos hacia el metro para subir a Times Square y ver por primera vez lo que tantas veces has visto por televisión.
El primer sitio con el que damos son los almacenes Macys, entré ilusionada ya que había leído que en la última planta era toda dedicada a decoración navideña y había un Santa Clau al cuál podías pedirle tus regalillos jeje. Pues nada más lejos de la realidad, una esquina dedicada a la Navidad, con una especie de cueva donde se supone que estaba Santa por la cantidad de cola con niños que había. Volvimos abajo y salimos. También entramos en la tienda M&M y Hersheys, caen algunas compras, claro.
Tardamos en ubicarnos un poco, y tras otra caminata llegamos a Rockefeller Center y su famoso árbol el cuál había sido encendido hacía dos días. Mucha gente. Nos sacamos unas fotos pero prometemos volver y disfrutarlo un poco más. Seguimos caminando y llegamos a Times Square, encontrándonos por el camino con el famoso Radio City Hall y las bolas rojas de enfrente. Dudamos si es de día o de noche, ¡que cantidad de luces!, parece de día con tanta iluminación.
Es hora de cenar, y en una de las caminatas hemos visto el famoso Bubba Gump, y como un compañero de Alex se lo había recomendado y yo había leído que había que conocerlo si habías visto la película de Forest Gump, ahí que lo buscamos. Aunque dudamos si irnos al hotel y coger algo de camino, el día fue agotador y en vez de andar nos íbamos arrastrando, finalmente nos decantamos por quedarnos, aunque tuvimos que esperar una media hora para que nos dieran mesa. La cena no fue nada del otro mundo, de echo nos decepcionó bastante, aunque creo que con el cansancio que teníamos casi no teníamos ni hambre, y más que disfrutarlo lo que estábamos deseando era terminar para llegar a tirarnos a la cama.
Salimos y buscamos un metro que nos pueda llevar a nuestra “casa”. De camino encontramos los grandes almacenes Saks y sus increíbles escaparates navideños. De las mejores cosas Navideñas que vi en todo el viaje, un verdadero espectáculo, no os contaré mucho más por si en alguna ocasión podéis disfrutarlo.
Llegamos al hotel 15 horas después. Por fin. A lo largo del día entré por primera vez en un Duane Reade, y compré algunos Reeses y la famosa crema corporal St’Ives. Así que me comí unas cuantas chocolatinas (nunca puedo quedar sin postre), nos duchamos y probé la crema. A dormir que mañana volvía a sonar el despertador a las 06:20.
Comento el tema de la Revolut y la retirada en efectivo. Probamos en varios cajeros y finalmente algunos de ellos sólo nos cobraban tres dólares de comisión, así que sacamos en uno de ellos.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Día 2: ESTATUA DE LA LIBERTAD, WALL STREET, ZONA CERO, OWTC, CENTURY 21, TIME SQ



Etapas 1 a 3,  total 10
 1  2  3  4  siguiente siguiente



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 25 6
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 151 Visitas mes actual: 59 Total visitas: 3882

  Últimos comentarios al diario  Nueva York en época Navideña
Total comentarios 4  Visualizar todos los comentarios

Avatar de Spainsun  spainsun  31/12/2018 20:58   
Es un buen diario. ¿Porque no lo acompañas de alguna fotito? Le daría vistosidad.

Avatar de Marimerpa  marimerpa  02/01/2019 14:08   
Te ha quedado muy bien el diario, anímate a ponerle unas fotos.

Avatar de Danijor  danijor  03/01/2019 19:17   
Comentario sobre la etapa: CONCLUSIÓN FINAL
¡Fantástico Ainhara! Ayer llegué a Bcn procedente de New York y comparto mucho de lo que explicas.¡Ponle unas fotillos para ilustrar un poquito lo que viste por allí!

Avatar de Javivi3  javivi3  17/09/2019 23:58   
Comentario sobre la etapa: CONCLUSIÓN FINAL
Me hha gustado pero hecho de menos más detalles de precios

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Navidad - Christmas Tema: Nueva York en Navidad/ Fin de año.
Foro Nueva York y Noreste de USA Foro Nueva York y Noreste de USA: Foro de Nueva York y Costa Este de USA: Washington DC, Boston, Chicago, Niagara... Excursiones, transportes, hoteles, visitas, restaurantes.
Ultimos 5 Mensajes de 733
179962 Lecturas
AutorMensaje
Raquel0103
Avatar de Raquel0103
New Traveller
New Traveller
Jun 06, 2015
Mensajes: 3

Fecha: Mar Oct 22, 2019 07:19 pm    Título: Re: Nueva York en Navidad/ Fin de año.

Buenas noches. Tenemos pensado ir a Nueva York el 01 de enero porque tenía entendido que hasta el 05 o 06 suele a ver cosas de navidad es correcto? Alguien me puede confirmar si habrá cosas navideñas después del 01 de enero?
carolco
Avatar de Carolco
Willy Fog
Willy Fog
Ene 23, 2014
Mensajes: 12449

Fecha: Mar Oct 22, 2019 10:10 pm    Título: Re: Nueva York en Navidad/ Fin de año.

Mk88 Escribio:
carolco Escribio:
>>> BCN>NYC <<< Diciembre 2019 >>>




Enjoy!

No había visto este mensaje! En que buscador es??

*** Google Flights ***



www.google.ca/flights/... 1;sd:1;t:f



Enjoy!
mike_boss
Avatar de Mike_boss
Silver Traveller
Silver Traveller
Ene 11, 2016
Mensajes: 11

Fecha: Mie Oct 23, 2019 09:22 am    Título: Re: Nueva York en Navidad/ Fin de año.

Raquel0103 Escribio:
Buenas noches. Tenemos pensado ir a Nueva York el 01 de enero porque tenía entendido que hasta el 05 o 06 suele a ver cosas de navidad es correcto? Alguien me puede confirmar si habrá cosas navideñas después del 01 de enero?

Hola, nosotros estuvimos hace dos años del 29 de Diciembre al 5 de Enero , y la verdad es que a partir del dia uno de enero el ambiente navideño es bastante desangelado, queda algún mercadillo pero ya no es ni de lejos el mismo que hasta el dia 31 de Diciembre, aun asi ir a NY en cualquier fecha merece mucho la pena, un saludo
carolco
Avatar de Carolco
Willy Fog
Willy Fog
Ene 23, 2014
Mensajes: 12449

Fecha: Vie Oct 25, 2019 04:56 pm    Título: Re: Nueva York en Navidad/ Fin de año.

La mayoria (si-no todas) las atracciones de *Christmas* cerraran el 24 de Diciembre.

Es NYC, y se prepara para el *New Year's Eve"

Opciones abiertas:

Rockefeller Center Christmas Tree

Bryant Park Winter Village presented by Bank of America

New York Botanical Garden Holiday Train Show

The Metropolitan Museum of Art Christmas Tree and Neapolitan Baroque Crèche

Holiday Window Displays on Fifth Avenue

Holiday Lights from the Empire State Building




Enjoy!
Neguel
Avatar de Neguel
Indiana Jones
Indiana Jones
Sep 01, 2008
Mensajes: 3991

Fecha: Vie Oct 25, 2019 07:20 pm    Título: Re: Nueva York en Navidad/ Fin de año.

La mayoría de mercadillos están hasta el 24, menos el de bryant park que sigue abierto
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ





All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad