Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


Viaje a Argentina -Diarios de Viajes de Argentina- Casillo
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: Viaje a Argentina  -  Localización:  Argentina  Argentina
Descripción: Sin adjetivos, sin aditivos ni colorantes, simple y llanamente, esto es Argentina.
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 12
 1  2  3  4  siguiente siguiente



Etapa: Día 0 - Menos mal que no importa como comienza... sino como termina  -  Localización:  Argentina Argentina
Fecha creación: 04/10/2010 22:44  
Compartir: 
Compartir:
02/08/2010

Por fin llega el día D.
Hoy toca trabajar para dejar todo apañado y que me dejen tranquilo el resto del mes.

Tenemos que salir hacia Pamplona desde donde tomamos el vuelo para Madrid.

Vamos con tiempo, como siempre.

Estoy comiendo y suena el teléfono… número privado. Estoy tentado en no responder pensando que puedan ser alguna propaganda telefónica. Pero finalmente descuelgo.

‘Buenas tardes, le llamo de Aerolineas…’ ‘Mierda’ pienso. Malo, malo, malo.
‘Ha habido un problema con el vuelo y ya no sale hoy a las 22:00 como estaba previsto.’ ‘No me jodas’, se me escapa. ‘El vuelo no se cancela definitivamente, sino que se aplaza hasta mañana a las 8:00’. Hago mis cuentas de cabeza rápidas… ‘8 + 12,5 son 20,5, menos 5 son 15:30 la hora de llegada a Ezeiza… si todo va bien… Mi vuelo a Santa Fe, parte de Aeroparque a las 16:20… No llego ni de coña’.

Le transmito todas mis elucubraciones mentales a la chica. ‘Bueno, una vez allí puede optar a esperar un día y volar al día siguiente…’
Si, buena solución…

Como decía Fito en el directo de los Platero ‘La primera con problemas, buen concierto…’ Eso mismo pensaba yo.

Tras el rato pertinente de comprobación de datos y demás, me deja continuar comiendo.

Menos mal, que todavía hay muy cosas que me logren quitar el apetito…

El vuelo Pamplona – Madrid, sale con un poco de retraso, media hora tarde.

En Madrid, cambio de terminal en el bus lanzadera. Una vez en la T1, búsqueda del mostrador de facturación de Aerolíneas. Ya que el equipaje lo facturamos hoy.

Veo una fila enorme… ‘esa será la nuestra fijo’. Efectivamente. Allí estábamos todos los afectados.

Cuando hacemos la facturación, nos indican que con la tarjeta de embarque, la presentamos en el Hotel Auditorium y nos dan la habitación.

Y aquí estamos, en Madrid. Tenemos que hacer una noche aquí y no hay escapatoria. A tomar por saco el planning desde antes de comenzar el viaje.

Nos planteamos ir al hotel, cenar y descansar para el viaje de mañana. Parece ser una buena idea. Pero la experiencia neocelandesa del año pasado, nos hace que seamos unos expertos en la improvisación de último momento.

Llamada telefónica a mi prima. ‘Estamos aquí tirados’, ‘ voy por vosotros y cenamos en mi casa’. ‘Cojonudo’.

Bueno, esto no lo teníamos planeado pero es una buena idea.

Dicho y hecho. La cena excelente y la compañía inmejorable. Además, para ir calentando motores nos muestran el álbum de fotos que tienen ellos, ya que hace un par de años que estuvieron en Argentina.

Nos llevan al hotel y allí nos hospedamos.

El hotel es enorme. Largos pasillos recargados con ambientación antigua… un poco hortera en mi opinión, pero bueno…
Directos a la habitación. Me bajo al hall para conectarme a Internet e investigar sobre las posibilidades que tenemos para el día siguiente.



Entre pitos y flautas, son ya la 1. Nos levantamos a las 5, así que va a tocar dormir poco.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Día 0 - Menos mal que no importa como comienza... sino como termina




Etapa: Buenos Aires - Santa Fe: Nuestro fugaz paso por la capital porteña  -  Localización:  Argentina Argentina
Fecha creación: 05/10/2010 19:20  
Compartir: 
Compartir:
03/08/2010

Nos levantamos a las 5 y desayunamos. Después nos montamos en el bus que nos lleva al aeropuerto.
Como ya tenemos la tarjeta de embarque, vamos directamente a la puerta de embarque y esperamos a que nos llegue el turno.
Embarcamos y con un cuarto de hora de retraso, despegamos al fin.

El vuelo se hace largo. Es de día. Hay mucho movimiento y aunque estoy algo cansado, es imposible conciliar el sueño.

Charla, por aquí. Paseo por allí. Un rato de televisión. Y darle vueltas a como me las voy a apañar en Baires.



Llegada a Baires

Finalmente a las 15:30 aterrizamos en el aeropuerto de Ezeiza.

Nada más salir de recoger el equipaje, pasas a una sala donde hay unos cuantos mostradores de empresas de alquiler de coches, transportes al centro, casas de cambio de dinero.

Como venimos prevenidos, pasamos de largo todos estos mostradores.

Quiero hablar con los de aerolíneas, así que me voy corriendo a la otra terminal.

Allí me dicen que tengo dos opciones, o tomo el vuelo del día siguiente o voy a Rosario que queda a 170 kms de Santa Fe.

Ninguna de las dos opciones me convence.

Regreso a la terminal donde hemos llegado. Y marcho hacia el banco de la nación para cambiar pesos.
Este está situado nada más salir de la recogida de equipaje, y tras pasar por los mostradores, en el hall, giras a la derecha y vas hasta el fondo. Al lado del mostrador de Manuel Tienda León.

Me aplican un cambio de 5,11.

Regresamos a la zona central y veo una casa de cambio, donde el mismo está a 4.8. Bueno, tenían razón los compañeros del foro de América del sur. Es mucho mejor cambio el encontrado en el banco de la Nación. Lo único, que este está un pelín más escondido.

Necesito un trago, algo de comer y una conexión a Internet. Aquí para conectarte tienes que ir a la cafetería del piso superior y tras pedirte una consumición, te dan la clave de acceso.

Ojo. Todos sabemos que hablamos el mismo idioma. También sabemos todos, que hay ciertas palabras que en España tiene un significado y en Argentina otro muy distinto… y hay palabras que son iguales, pero suenan diferente. La “ll” o “y” suena como una “s” rara.

El caso, que voy al camarero y le digo ‘ Hola, buenas tardes. ¿tienen ustedes conexión wi fi?’. ‘¿Como dice?’. ‘Conexión wi fi’. ‘¿conexión qué?’. Yo para estas alturas estoy un poco confuso. No sé si me está tomando el pelo o que es lo que pasa aquí. ‘Quiero conectarme a Internet con el portátil…’ ‘ Ahhhh, vale. Conexión wi fi (pronunciado como en inglés guay fay). Si por supuesto’.
Anda que no. No me jodas. Lo que hay que aguantar.

Busco alternativas de buses. Nada. Desde Rosario. Nada.

Finalmente, hablo con mis tíos de Santa Fe.
Ningún problema. Ellos vienen a recogernos a Rosario. Y asunto zanjado.

Volvemos a cambiarnos de terminal. En el mostrador de Aerolíneas, no ponen ninguna pega para realizar el cambio de avión.

Al lado de la puerta, está el mostrador de Manuel Tienda León. Son unos autobuses que realizan el recorrido hasta aeroparque o hasta la terminal que ellos tienen en Puerto Madero. Nos sale a 50AR$ por cabeza el traslado. Y tenemos que esperar casi tres cuartos de hora. Bueno, vamos a llegar un poco ajustados, pero yo creo que llegamos.

La chica me dice. ‘Si alquilas un remis (también tienen ellos remises), te sale 22AR$ más caro para los tres.’ ‘ ¿Y cuando sale?’ ‘Ya mismo’. ‘De acuerdo’.

Por fin llegamos a Aeroparque.



Nuestro avión esperando

A la hora exacta parte el vuelo (increíble).

A nuestra llegada, nos está esperando Oscar, así que sin más dilación nos marchamos a toda prisa a su casa.

Allí nos reciben con los brazos abiertos toda la familia. Una gran alegría nos embarga… también puede ser que todos tenemos mucha hambre y nadie ha cenado, esperando este momento.
Aquí degustamos nuestros primeros platos típicos argentinos. Empanadas, típicas allá donde las haya.

Tras terminar la cena, tocan retirada. Es tarde, estamos cansados, ha sido un largo viaje, pero al fin ya estamos en casa.




04/08/2010

A las 10 arriba.

Desayunamos tranquilamente, compartiendo nuestro primer mate, otra de las típicas cosas argentinas.

Nos vamos todos juntos a casa de los tíos. Por fin. Han pasado 11 años desde la última vez que nos vimos y la emoción se nota en el ambiente.

Esta tarde toca nuestra primera visita turística por tierras santafesinas. La idea es ir a Cayastá o más conocida como Santa Fe la vieja. Este lugar es donde se creó Santa Fe en sus orígenes. Pero con el paso del tiempo, tras diversos problemas de varios tipos se decidió cambiar la ubicación del pueblo por la actual.

La visita comienza en lo que fue la antigua iglesia. Se conservan los cimientos de la misma. Como en todas las iglesias, el suelo era empleado como cementerio. Así que no es raro ver, que esta es una más. Todo el suelo está lleno de tumbas. Algunas más ilustres y otras más normales. Aquí descansa por ejemplo, la hija de Juan de Garay, fundador de Santa Fe. Bueno, llegados a este punto, tengo que aclarar, que los huesos que se ven en el suelo de la iglesia son realmente de cemento. Los auténticos fueron guardados para evitar su deterioro y descomposición.


De aquí fuimos a una casa que recreaba aquellas en las que vivían los primeros moradores españoles de Santa Fe.




Atardecer en las marismas de Santa Fe

Regresamos a la ciudad nueva. Pero de camino hacemos parada en San José del Rincón. Este pueblo situado a escasos kilómetros de Santa Fe, tiene como única curiosidad que mantiene las calles de tierra. Es raro. Por lo que comentaban, los vecinos habían celebrado una votación y esta había salido por aplastante mayoría, mantener las calles como siempre habían estado. Sin comentarios.



Iglesia en San José del Rincón

Cenamos, y tenemos una agradable conversación… hasta las 3 de agradable.




05/08/2010

Esta mañana nos acercamos al museo etnográfico, y damos una vuelta por él. Va repasando en imágenes toda la historia de Santa Fe.

Tras esta breve visita, nos acercamos al convento de San Francisco. Está cerrado, así que damos una vuelta por sus exteriores.




Porches y plaza del Convento de San Francisco.

De ahí, caminamos hacia la plaza principal y visitamos el cabildo.




Jardines del Cabildo



Hoy toca noche larga, así que la gente se marcha a echarse la siesta. Yo me quedo apañando los distintos asuntos que todavía tenemos pendientes.

Celebramos el cumpleaños de mi tía. Preparando los días del viaje, nos dimos cuenta que tocaba su cumpleaños, así que hicimos coincidir esta celebración con nuestra presencia en este lugar.

Tras la cena, han traído una guitarra. Así que vamos desgranando poco a poco distintas canciones de la cultura navarra. Sonaron, el "No te vayas de Navarra", "A Pamplona por San Fermín", "Uno de Enero, Dos de Febrero..."

A eso de las 3, la gente comienza a irse a dormir. Pero allí nos quedamos el núcleo duro de la familia dándole a la “sin hueso”. Las 6 nos alcanza sin darnos cuenta y decidimos irnos a descansar.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Buenos Aires - Santa Fe: Nuestro fugaz paso por la capital porteña




Etapa: NOA, El noroeste argentino. Salta, Quebradas, Apunamientos y mucho más...  -  Localización:  Argentina Argentina
Fecha creación: 09/10/2010 10:03  
Compartir: 
Compartir:
06/08/2010

Nos levantamos tarde. Así que consumimos la mañana sin apenas darnos cuenta.

Tomamos nuestra última comida de esta primera etapa junto con la familia.

Preparamos la maleta, montamos en el coche y ponemos rumbo al aeropuerto previo paso por casa de los tíos para despedirnos.

Allí se queda Casillo's Mum hasta el próximo 11 que nos juntaremos en Baires.

El vuelo sale sin retrasos. Nuestro destino, Salta la Linda con escala técnica en Baires.

Parece que todo ha vuelto a la normalidad y los retrasos acumulados hasta hora son cosa del pasado. Estos dos vuelos salen a su hora. Bien.

Llegamos a las 23:00 y reservamos un remis que nos acerque hasta nuestro hotel (34AR$). Como se han juntado varios vuelos a la vez, los remises no dan abasto. Nos toca esperar media hora.

Finalmente nos trasladan hasta el Hotel Patios de Lerma (370AR$ habitación doble).

Subimos a la habitación y nos disponemos a dormir. Solo hacemos una noche aquí, así que poco vamos a ver de dicho hotel.

En principio, la habitación tiene un pinta buenísima. Demasiado para solo dormir. El primer inconveniente, se supone que tenemos Wi Fi, pero no consigo conectarme. Lo dejo, que mañana será otro día.




07/08/2010

Antes de bajar a desayunar, compruebo el Wi Fi, y este sigue sin funcionar.

Al bajar a desayunar le comento la contrariedad al personal de recepción. Y me dicen que lo van a comprobar. La necesidad es porque tengo que reservar el lugar para dormir esta noche y todavía no lo he hecho.

El Wi Fi sigue sin funcionar.

En ese momento llaman al teléfono. Han llegado con el coche que tenemos alquilado. Un Fiat Palio (520AR$ dos días). No es de los pequeños, pero con las dos maletas llenamos el maletero. Menos mal que no reservamos uno más pequeño.

La primera toma de contacto al volante con el tráfico en Argentina es muy satisfactoria. A diferencia de Santa Fe y Baires, aquí la gente conduce bastante más tranquila… por lo general. Allá, parecen todos camicaces al volante. Se cruzan de carriles a diestro y siniestro. Frenan, pitan, adelantan, frenan, vuelven a adelantar, por la izquierda, por la derecha… Un caos… organizado… pero caos a fin de cuentas.

Queremos subir hacia el norte, y nos decidimos a ir por la autopista. Así que ponemos dirección General Güemes. Y desde allí hacia Jujuy.

El coche va regular. Le falta chicha… pero tampoco se le pueden pedir peras al olmo.

La idea que llevamos es llegar hasta Humahuaca de tirón. Y una vez allí, ir bajando y deteniéndonos en aquellos sitios que nos apetezcan.

La carretera es bastante buena. Y una vez que pasamos Volcán, comienza de verdad la Quebrada de Humahuaca.

Los paisajes por los que transitamos son hermosos. Pero atrás quedan esperando la vuelta.

Subimos un puerto con bastante pendiente… a duras penas, ya que sobre todo en las subidas y en los adelantamientos es cuando más se le nota al coche la falta de chicha.

Quedan unos 5 kilómetros para llegar a Humahuaca, cuando veo que hay una fila de coches delante nuestra parados en la carretera.
Temo lo peor. Algún accidente o algo así debe de ser.

Me bajo del coche y me adelanto a informarme.

Hay un camionero y le pregunto si sabe algo.

‘Los habitantes de la zona han cortado la carretera’. ‘Vaya’ le contesto sin saber que decir. ‘ ¿Y sabe si tienen para mucho?’. ‘Abren la circulación a la 1’. ‘Muchas gracias’.

Genial. Son las 12, eso significa que tenemos que estar allí al menos una hora parados.

Regreso al coche y allí me pregunta una señora por lo que sucede.
Le comento la jugada.

Así que visto que tenemos para un rato, comenzamos a hablar. Son españoles, y están de viaje por argentina junto con dos hijos. Esta es la tercera vez que visitan el país. Pero esta zona no la habían visto hasta ahora. Como estuvieron el día anterior en Humahuaca, hoy pretendían llegar hasta La Quiaca, la frontera con Bolivia.

Dicho y hecho. A las 13:00 comienza a moverse la hilera de coches, colectivos y camiones.

Nos despedimos y continuamos todos la misma ruta. Pero nosotros tomamos el desvío hacia Humahuaca y ellos continúan recto.


Llegamos a Humahuaca. Cruzamos el pueblo buscando la carretera 73… pero salimos de nuevo sin encontrarla.

Continuamos carretera adelante por si el cruce está fuera del pueblo.

Tras varios kilómetros, veo que nos hemos equivocado. Y me lo confirma nuestra llegada al cruce que lleva a Iruya.

Mmmm, puede ser interesante acercarse hasta este pueblo, del que he leído que está muy bien… pero bueno, vamos primero a lo que vamos y después ya veremos.

Media vuelta y rumbo a Humahuaca de nuevo.

Decidimos parar allí y preguntar por algún sitio.

Siguiente problema. El cierre centralizado del coche no funciona. Bueno, de hecho, no funciona directamente el cierre.
Me explico. Girás la llave para cerrar. Bajan los seguros y automáticamente vuelven a subir. Vamos, que si no lo veo, no lo creo.

Buena disyuntiva. ¿Dejamos el coche abierto, o nos vamos con él puesto?

Sea como fuere, tenemos que comer, así que pillamos unos bocatas en la estación de autobús. Comemos frente al coche, en un banco a la sombra.

El lugar está bien… los bocatas no tanto, pero es lo que hay con el coche así.

De regreso al coche, hago lo que no hice antes, probar con la puerta del copiloto. Y voilà, funciona.

Bueno, me comienzo a dar cabezazos contra el coche. Semejante cabeza tan gorda para estar llena de aire y no haber pensado en esa otra alternativa antes…

En fin… corramos un (es)tupido velo.

Dejamos el coche aparcado y nos dirigimos a la oficina de turismo. Cerrado.

Damos una vuelta por la plaza.



Cabildo de Humahuaca


Escalinata y monumento a San Martín

Regresamos a la oficina de turismo. Continúa cerrado. Vaya, mira que abren tarde estos argentinos.

Justo en frente está la famosa tienda de alfajores (entre otras cosas) El Huamaqueño. No puedo irme de Humahuaca sin probarlos. Mientras compramos, le pregunto por el paraje que estamos buscando, La Serranía de Hornacal. Hemos preguntado a algunas personas del pueblo y nadie lo conoce. La chica que nos ha atendido, nos desaconseja ir. Es carretera de cornisa y muy mala. Además es muy complicado llegar hasta allí. La única forma que hay de llegar es mediante una excursión guiada.

Bueno, pues si esa es la única opción, a por ella.

Nos comentó que había un local de excursiones justo al lado. Y para allá que vamos. Justo para descubrir que también está cerrado. Esto ya es un poco raro.

Llegados a este momento. Tiro de memoria, y como recuerdo que tenemos que tirar para el este, atravieso el puente y marchamos para allá.

Comenzamos a subir una cuesta. Y se acaba el camino. Es el santuario de la Virgen Blanca. Es una pequeña colina al este del pueblo. Y claramente reconocible por su color. ¿Queréis saber cuál es? Pues sí, habéis acertado los que estáis pensando que es blanca, jajajaja. Esto es como preguntar de qué color es el caballo blanco de Santiago, ¿no?

Pero bueno, aparte de esto, el tema es que no es el lugar que estamos buscando. Dirección errónea.

Hemos perdido ya un tiempo precioso con la historieta del coche. Así que nos calzamos las botas y vamos a patear un poco.

Lo siento compañeros, pero otro tendrá que ser el que llegue hasta Hornacal.

A los pies del santuario, hay una chica vendiendo unas pequeñas artesanías. Y le preguntamos si conoce el paraje y la forma de acceder. La esperanza es lo último que se pierde. Y claro, cuando algo se me pone entre ceja y ceja no me rindo tan fácil. No, si aparte de tener la cabezota llena de aire, la tengo dura, dura.
‘Ningún problema’ dice. ‘Al cruzar el puente debiste torcer a la derecha’. ‘Bien’ le digo. ‘¿Pero sabe si el camino es complicado, o se puede ir con cualquier coche?’ añado. ‘Yo creo que se puede llegar con cualquier coche’. ‘¿A qué distancia estará?’. ‘Échale unos 30 kms’. ‘Gracias por su ayuda’.

Lógicamente, y aunque pensábamos comprarle algo por su colaboración, pasó a explicarnos sus productos.

Vuelta a descender.

Giramos en el puente tal como nos había indicado la chica. No vemos ninguna indicación, pero como el camino sigue para delante, nosotros continuamos. Es un camino de ripio, seguro que os acostumbráis a este elemento.

Está claro, que podríamos haber regresado e ir a visitar lo que ya sabemos. El pucará de Tilcara, La Paleta del Pintor, etc. Pero una promesa en el foro de los viajeros, me ataba.

Debía buscar ese paraje.

Soy el rastreador.

El último boy scout.

La avanzadilla de todo el regimiento.

Y tengo que reconocer el terreno para pasar después la información.

El camino proseguía y finalmente encontramos una señal en una bifurcación. 73A hacia la izquierda.

Perfecto. Y ahora, ¿qué hacemos?

Intento recordar el mapa… y me dejo aconsejar por esos instintos internos de mi especie… no puedo olvidar que soy como Légolas en ESDLA, siempre en guardia, siempre atento, un auténtico Elfo Silvano, el perfecto rastreador por antonomasia. Aunque en ciertos momentos, sobre todo cuando me levanto de la cama por las mañana, parezco más un orco de Gorgoroth.

Estamos ante una disyuntiva. A la izquierda continúa la carretera 73A. Así que no tengo ninguna duda.

Nosotros vamos a la derecha.

Algunos kilómetros más adelante, encontramos una señal. Por fin, algo de información. Estoy buscando alguna que ponga Hornacal o es su defecto Caspala.

Pero nada de nada. Aquí solo pone Santa Ana y Aparzo.

La hemos hecho buena. Un cruce con tres direcciones y ninguna me ayuda para nada.

Consulto el reloj. No nos queda mucho tiempo de luz. Y quisiera regresar al menos con luz al pueblo. Pero claro, llevamos un rato por este camino y nada de nada. Mira que si nos equivocamos y nos quedamos por aquí tirados…

Pero bueno, yo continúo viendo nuestro rumbo hacia delante, no hacia atrás.

Así que optamos por una decisión salomónica, volvemos a confiar en mis bajos instintos y tiramos de frente a ver qué pasa.

Al poco el camino se comienza a empinar. No vamos muy rápido y la pendiente hace que el coche se ahogue.

No es mucha la pendiente, pero claro este coche tira muy poco, y no le doy mayor importancia.

Continuamos ascendiendo. Los oídos los noto taponados, pero tampoco le presto atención.

En un momento dado, el coche se ahoga completamente. Pongo primera, sale bien. Pongo segunda y tira lo justito, pero tira.

Esto sí que es extraño. El desnivel no es demasiado… pero espera un momento. En algún momento he oído hablar acerca del apunamiento. ¡A ver si va a ser eso!

Olor a gasolina.

Una de dos, o esto se está apunando o se nos ha jodido el coche.

Espero que sea lo primero.

Continuamos ascendiendo y encontramos otro cruce. Otros tres caminos posibles. El que tenemos a nuestra izquierda, indica Santa Ana y Asparzo. El que tenemos de frente comienza a descender. Y el que tenemos a nuestra derecha sigue subiendo.

Uffff. Ahora sí que la hemos hecho buena. Hemos consumido todo el margen de maniobra que teníamos. Si nos volvemos ahora, todavía llegaríamos con luz al pueblo. Si continuamos…

Casiella me mira. No dice nada. No hace falta. Su mirada lo dice todo. Lo hemos intentado. Pero no hemos encontrado el lugar. Vamos de vuelta.

Y esto es exactamente lo que pienso yo también. Pero claro, me resisto a irme así como así, sin estar seguro de haber mostrado todo el empeño en localizar este lugar.

Ya no pienso, en las fotos, ya no pienso en el foro… esto es algo personal, entre tú y yo. Hemos llegado hasta aquí. Y aunque lo más lógico es que nos demos la vuelta, algo bulle en mi interior. Y tomo mi decisión.



Como decía Bilbo Bolsón:

“El camino sigue y sigue
desde la puerta.
el Camino ha ido muy lejos,
y si es posible he de seguirlo
recorriéndolo con pie decidido
hasta llegar a un camino más ancho
donde se encuentran senderos y cursos.
¿Y de ahí adónde iré? No podría decirlo.”

Teóricamente, si las imágenes que vi en el Google maps son correctas, la serranía del Hornacal, debe de estar a nuestra derecha. Así que vamos para allá.

Es nuestro último cartucho.

Si erramos… adiós muy buenas.

Me vuelvo a Casiella que sabe de sobra cuál es mi decisión, aunque no haya salido palabra alguna por mi boca. ‘5 minutos’ le digo. ‘Si en 5 minutos no lo encontramos, nos volvemos’

El camino es más estrecho y continúa ascendiendo. Y de repente… aparece a nuestra izquierda lo que estábamos buscando. La Serranía de Hornacal.


Encontramos un lugar donde dejar el coche y descendemos una pequeña loma, hasta la siguiente que nos acerca más a la ladera de la montaña.
Un ladera, en forma de pequeñas lomas, con diferentes tonalidades. Es como el Cerro de los 7 Colores, pero en grande y con mas colores… Y no hay nadie en un montón de kilómetros a la redonda. Allí nos espera, solo para nosotros.


Nos sentamos y nos dejamos llevar por la tranquilidad que emana el paisaje. Aunque le día no acompaña, sí hace calor, pero el cielo está completamente limpio de nubes. Así los colores se ven un poco deslavados, pero aún así, son unas vistas increíbles.

Decidimos ponernos en marcha de vuelta. Y nos levantamos, Ahí va…. Un fuerte dolor de cabeza me sacude entero. Me cuesta respirar, y el corazón me va a mil por hora. ¿Qué cojones pasa aquí?

Poco a poco el dolor va remitiendo. Los dos nos encontramos igual, así que achaco los síntomas al apunamiento o mal de altura. Siempre se habla de esto cuando visitas esta zona. Recomiendan llevar hojas de coca para masticar. Pero nosotros vamos sin adulterarnos, que luego damos doping.

Lentamente comenzamos el regreso hacia el coche. Y lo que antes era un leve montículo, ahora parece el Everest. Recuerdo haber visto algún documental de las ascensiones a las altas cumbres. Y se ve a la gente avanzar muy despacio, con dificultad, deteniéndose cada pocos pasos.

Así nos ocurre a nosotros. Soy completamente incapaz de dar más de 20 pasos seguidos sin pararme.

Cosa rara, Casiella va mucho mejor que yo. Consigue enlazar hasta 40 pasos seguidos. Debe ser que al ser yo más alto, la sangre con el vital oxígeno tarda en llegar más a la cabeza, jejejeje.

En la loma donde hemos aparcado el coche aparece un todo terreno. Dos chicas y el conductor…

Pero yo bastante tengo con pensar en el siguiente paso.

Se me está haciendo interminable.

Un pie.
Ahora el otro.
Un pie.
Ahora el otro.

Me detengo bajando la cabeza. La tengo a punto de estallar. Intento agarrar el máximo de aire posible, lo necesito.

Levanto la mirada, y veo que Casiella está 50 metros más arriba.

Bueno, si ella puede, yo también. Me sale la vena macho man.

Bajo la cabeza y comienzo de nuevo.

Un pie.
Ahora el otro.
Un pie.
Ahora el otro.

Me vuelvo a parar. Noto el corazón palpitar en la garganta. A mil por hora. La cabeza me duele una barbaridad. No consigo casi ni respirar.

Caigo de rodillas. Así voy algo mejor. Poco a poco vuelvo a recuperar y me levanto lentamente.

Miro al frente y Casiella está ya a 100 metros.

Ya ni me acuerdo del macho que llevo dentro. Solo pienso en llegar cuanto antes arriba y que se termine este calvario.

Y así paso a paso consigo encaramarme a la cima de la colina. En ese momento el coche se marcha.

Casiella está sentada en el suelo esperando. Para cuando yo llego, está completamente recuperada, ya que me ha costado un rato mas.

Cuando consigo recuperarme, le pregunto, ‘¿han dicho algo los del coche?’, ‘sí, a ver si necesitábamos algo, agua o lo que fuera. Pero les he dicho que solo necesitábamos un poco de oxígeno’.

Nos hacemos la foto para el recuerdo. Y como una promesa es deuda, la foto que deben conseguir el resto de compañeros que vengan a este lugar, es esta.



Casillo ha estado aquí

Regresamos hacia el pueblo de Humahuaca. Esta vez, cuesta abajo, vamos sin problemas de apunamiento.

Como preveíamos, la noche se nos echa encima antes de llegar al pueblo. Pero el camino no tiene pérdida. Al menos para mí. No en vano, aparte de cabezón, soy el rastreador…

Una vez en Humahuaca tomamos la carretera hacia Purmamarca. Queremos llegar pronto ya que no tenemos la reserva realizada en este lugar.

Pero claro, lo que no habíamos tenido en cuenta es el corte de carreteras. Los piquetes todavía siguen al pie del cañón.

Allí nos volvemos a encontrar con la familia de la mañana. Al final, no han llegado hasta La Quiaca. Subieron al Abra Pampa y de allí se dieron la vuelta para regresar a Humahuaca y pasar el día.

Estuvimos un laaaaaaargo rato hablando. Nos dio tiempo para repasar los viajes presentes, pasados y futuros. Y tres horas después nos dejaron pasar.

En Purmamarca, nos habían recomendado Las Cabañas Los Colorados. Así que fuimos en su búsqueda. El pueblo es pequeño, pero es de noche. Así que seguimos los carteles que lo indican… pero no hay manera.

Y en este caso, se cumplen aquellos dichos de ‘preguntando se llega a Roma’ y ‘todos los caminos llegan a Roma’. Aquí en Purmamarca, todos las calles llevan al Cerro de los 7 Colores.

Así que finalmente nos indican cómo llegar al lugar, bastante escondido por cierto. Lleno.

Pues la hemos liado.

Tiro de recursos y nos vamos hacia la Hostería del Amauta. Esta vez tenemos suerte y tienen habitaciones vacías.

Al lado de la Hostería se encuentra el restaurante Los Morteros, y como ya es tarde, nos decidimos por este para cenar. Aquí probamos algo típico, lomo de llama, muy bueno… caro 144AR$ los dos. No aceptan tarjetas.

Regresamos a nuestra habitación. Amplia y confortable. Con unas buenas vistas del pueblo y los cerros circundantes. Un lindo lugar para descansar.




08 / 08 / 2010

Hoy me levanto temprano y subo al cerro que hay frente a Purmamarca, al otro lado de la carretera. El camino no tiene pérdida. Sola hay que seguir las indicaciones.



Amanecer en Purmamarca

Una vez arriba, las vistas son completas del pueblo con el fondo del cerro. Poco a poco el día va clareando, y la luz del sol baña el cerro dotándole de toda su preciosa gama cromática.



El Cerro de los 7 Colores

Vuelvo y desayunamos. Allí coincidimos con un grupo de Andalucía, que ha recorrido una zona de Chile, han transitado por la ruta 40 hasta los valles Calchaquíes, y ahora suben hacia Humahuaca con destino Bolivia.

Preparamos las maletas para irnos y al ir a pagar nos dicen que solo admiten en efectivo. Vaya, gastamos todo lo que teníamos en la cena de ayer.
Miro mi cartera vacía, y levanto la mirada hacia la chica. ‘Estoooo… creo que tenemos un ligero problema. ¿Seguro que no admiten tarjetas? No tengo suficiente efectivo para pagar.’ ‘No se preocupen. En la plaza del pueblo hay un cajero.’ ‘Perfecto, dejamos las maletas aquí, si no le importa, y enseguida volvemos.’

Nos acercamos hasta la plaza. Queda a un paso, el pueblo es pequeño, así que todo está cerca. Al ser hoy domingo, hay mercado, y un montón de puestos con distinto genero. Tejidos, recuerdos, etc.…

No tengo ojos para estos. Si de normal no me gusta ir de compras, ahora solo pienso en llegar al cajero.

Estoy en modo “búsqueda y captura”. Y finalmente, en la otra esquina de la plaza localizo mi objetivo. Vamos para allá y… “fuera de servicio”. ‘Joder, y ahora, ¿que hacemos?’

No nos queda otra. Regresamos a la Hostería.

‘El cajero está fuera de servicio’ digo con cara de pocos amigos. Mi cabeza va buscando frenéticamente las distintas posibilidades que podemos tener. Pero la chica, viendo nuestro apuro dice. ‘No es lo usual. Pero en ocasiones como esta tenemos permitido aceptar tarjetas.’ Uffff. Respiro tranquilo. ‘El inconveniente es que debemos cobrar un 10% sobre la tasa de la habitación’. Vaya, no todo iban a ser buenas noticias. ‘Vale, no importa. Solo quiero pagar y poder continuar con nuestra ruta’. Así que finalmente fueron 370AR$.

Hoy tenemos varias opciones para realizar. La que más puntos tenía en un principio era la ascensión a la Cuesta de Lipán, que nos llevaría hasta los 4200 metros, y desde donde se divisan todas las Salinas Grandes.
Pero finalmente, debido al apunamiento de ayer, decidimos otra opción a menos altura.

Nos ponemos las botas, y nos disponemos a recorrer el paseo de Los Colorados. Este camino, recorre toda la zona trasera del cerro del mismo nombre, que sirve de apoyo para el Cerro de los 7 Colores.
Deja al descubierto unas zonas, escondidas a la vista desde el pueblo, pero muy interesantes por la variación cromática que enseñan.




Paseo de Los Colorados


Cerro de los 7 Colores

Terminamos el paseo de vuelta a Purmamarca.

Decidimos comer temprano para intentar llegar pronto a Salta y dedicarle la tarde.

Para probar, nos pasamos de nuevo por el cajero… y esta vez funciona. Bueno, hemos pagado unos cuantos pesos más… pero ya no hay vuelta atrás.

Comemos en El Restaurante de Claudia Vilte (105AR$) Mucho más a gusto que la noche anterior. En este lugar, tienen espectáculos todas las noches, con música local.

Agarramos la carretera y nos vamos para el sur. Volvemos a Salta.



La Quebrada


No lo olvides, no me seáis...

Pero esta vez vamos por la otra carretera, la Ruta 9. Habíamos leído que se trataba de una carretera de cornisa y los que la habían transitado la desaconsejaban. Bien, pues en mi caso todo lo contrario. Es cierto que es una carretera alpina, estrecha, y si te cruzas con otros vehículos hay que reducir la velocidad y orillarte. Pero las vistas son muy, muy recomendables.

Llegando a Jujuy, se agarra el desvío que marca Ruta 9, hacia el pueblo de El Carmen. Hasta este pueblo, la carretera es bastante buena, amplia y bien asfaltada. A partir de aquí la cosa cambia. Se reduce la anchura de la carretera. El asfalto es bueno, no hay problemas con eso. Además para la tranquilidad, está prohibido la circulación de vehículos grandes por estas carreteras. Yo lo mayor con lo que me crucé fue un microbús.

En definitiva, una alternativa mucho más interesante para acceder a Salta desde el norte.

En Salta, fuimos directos al Hostel. Habíamos reservado en el Hostel Las Rejas. Muy cerca del centro. Para pasar una noche, es un sitio que por precio (190AR$) y cercanía al centro está muy bien.

Nos acercamos a la plaza 9 de Julio.



Catedral de Salta

Allí visitamos el museo de alta montaña. En este museo tienen las momias de tres niños que encontraron congelados del periodo incaico. No son momias. Los niños gracias al frío, se han conservado muy bien. Eran de altas esferas sociales de la sociedad inca, y fueron una ofrenda para los dioses.
Los encontraron en la cima de un volcán extinto en los Andes, a más de 6000 metros de altitud.
En nuestra visita solamente estaba expuesto uno de los niños.

De aquí dimos una vuelta a la plaza, y nos acercamos hasta la iglesia de San Francisco, que la iluminación nocturna que tiene es una delicia. Está en un cruce de calles, y desluce un poco la belleza de la fachada, pero es el precio que tiene que pagar por estar en pleno centro.


Cenamos en el bar del Museo de Alta Montaña (85AR$) muy bien. Y regresamos paseando hasta nuestra habitación.


Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: NOA, El noroeste argentino. Salta, Quebradas, Apunamientos y mucho más...



Etapas 1 a 3,  total 12
 1  2  3  4  siguiente siguiente



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 69 16
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 200 Visitas mes actual: 145 Total visitas: 28980

  Últimos comentarios al diario  Viaje a Argentina
Total comentarios 29  Visualizar todos los comentarios

Casillo  casillo  26/12/2010 12:43   
Muchas gracias por vuestros comentarios, marco y beche.
De momento no he echado en falta el dulce de leche... así que no he probado el que puedas encontrar por aquí... algún día probaré...

Default https Avatar  nicobiyi  06/01/2011 06:15
Lindo diario y gran viaje !
Saludos

Casillo  casillo  06/01/2011 12:21   
Gracias nico por tus comentarios.

Meha  meha  20/08/2012 21:11   
¡Por fin he terminado de leer tu diario! ¡Qué divertido!
Coincido contigo en casi todo, esa forma de viajar.....tantos aviones,.......a mí tampoco me va.
Y sobre todo, en que el NOA engancha.!!
¡Qué ocurrente haber ido a visitar un pueblo que se llama igual que el tuyo! Que te traten así, sí que tiene que ser inolvidable. La hospitalidad de los argentinos en los pueblos es maravillosa. Vamos, casi igual que el trato en el aeropuerto de Madrid.

Zarrakastelu  zarrakastelu  25/11/2012 23:22
Aupa Casillo. Ya leí el año pasado tu diario cuando marchaba a Nueva Zelanda..Y veo que no pierdes el estilo ni las ganas de aventuras. Y lo mejor: que le pones buena cara a las pequeñas adversidades que surgen en los viajes..Esa es la disposición que hay que tener.¡¡ Bueno agur y sigue adelante¡¡ Te seguiré leyendo..

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Pais Tema: Viaje a Argentina
Foro Argentina y Chile Foro Argentina y Chile: Foro de Argentina y Chile: Buenos Aires, Santiago de Chile, Patagonia, Iguazú, Desierto de Atacama, Tierra de Fuego
Ultimos 5 Mensajes de 1007
515572 Lecturas
AutorMensaje
alejandria
Alejandria
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ene 01, 2009
Mensajes: 5645

Fecha: Mar Oct 01, 2019 07:47 pm    Título: Re: Viaje a Argentina

A pie de página tienes un índice de los distintos temas. Entre ellos hay algunos hilos de itinerarios, como por ejemplo este que se asemeja a la duración de tu viaje: Itinerarios 3 semanas - Argentina Echale un vistazo a los distintos itinerarios publicados y vas confeccionando el tuyo a vuestro gusto. Para dudas sobre temas específicos busca el hilo correspondiente (en el índice lo puedes ver) y allí las puedes aclarar o bien preguntar por alguna cuestión. Es un viaje precioso que requiere una buena labor de...  Leer más ...
ricardofuente62
Ricardofuente62
Experto
Experto
Jun 23, 2017
Mensajes: 117

Fecha: Mar Oct 01, 2019 10:07 pm    Título: Re: Viaje a Argentina

Hola. Te doy mi opinion respecto a tu viaje. Buena epoca para venir a Argentina. No hay mucha gente en esa fecha, dias largos y empezo el calor. En la zona de Salta y Jujuy empiezan las lluvias y eso puede llegar a ser un problema pero no muy serio. Como vos decis Argentina es muy grande y las distancias entre puntos turisticos tambien lo son. Depende que buscas es lo que podes ver. Yo soy de la idea de recomendarles a los extranjeros que visiten lugares con paisajes diferentes a lo que ya conocen o por lo menos que tienen mas cerca. Ir a la zona de Bariloche, 7 lagos y San Martin de los...  Leer más ...
nuriko_01
Nuriko_01
Experto
Experto
May 31, 2017
Mensajes: 124

Fecha: Mie Oct 30, 2019 11:40 am    Título: Re: Viaje a Argentina

Buenas!

Se necesita alguna vacuna en particular para viajar a Argentina? Visitaremos Buenos Aires, Bariloche, el Chaltén, Calafate y Torres del Paine.

Gracias!
Menda
Menda
Super Expert
Super Expert
Ago 28, 2008
Mensajes: 822

Fecha: Mie Oct 30, 2019 12:19 pm    Título: Re: Viaje a Argentina

Sólo serían recomendables para el norte, la zona de Iguazú y alrededores, las de la fiebre amarilla y el tifus. Y no son obligatorias.
Para las zonas por donde vais a estar no hace falta ninguna, pero si quereis ir más tranquilos id a un centro de vacunación internacional y que os confirmen.
lutero
Lutero
Silver Traveller
Silver Traveller
Dic 26, 2013
Mensajes: 10

Fecha: Dom Nov 10, 2019 09:43 am    Título: Re: Viaje a Argentina

Buenas. Acabo de volver junto con mi mujer de un viaje de 21 días por Argentina y te puedo comentar varias cosas sobre esto. Fuimos al centro de medicina tropical para informarnos ya que ella está embarazada. El caso es que obviamente no podían vacunarla de nada, por lo que nos dijeron que no debíamos viajar a zona de selva o colindantes (Iguazú, Salta, etc). Si buscas por internet, verás que hay muchos casos de dengue en la zona de Iguazú debido a las temperaturas. Se que estaban intentando arreglarlo, pero en la zona de Iguazú han tenido muchos...  Leer más ...
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ





All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad