Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
BUKHARA: el Arka, Zidon, parque Kirov y Char Minar ūüß≠ Diarios de Viajes de Uzbekistan
Indice
Indice
M√°s leidos
M√°s leidos
√öltimos Diarios
√öltimos Diarios
M√°s Votados
M√°s Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace


Diario: UZBEKISTAN 2014, las 1001 noches en solo 7  -  Localizaci√≥n:  Uzbekistan  Uzbekistan
Descripci√≥n: Samarcanda, Bujara y Jiva por libre con 1000 euros. presupuesto, itinerario, lo mas importante de uzbekistan: el regist√°n.
Autor: Eliot_zgz   Fecha creaci√≥n: 
Compartir: 
Compartir:



Etapa:  BUKHARA: el Arka, Zidon, parque Kirov y Char Minar  -  Localizaci√≥n:  Uzbekistan Uzbekistan
Default https Avatar  Autor:    Fecha creaci√≥n:   
Compartir: 
Compartir:





A las 8 arriba. A desayunar en un div√°n del patio del hostal buen surtido de pastas, fruta y embutidos, mas que suficiente. Ya nos conoc√≠amos el entorno, la parte mas importante de Bujara es muy compacta y no muy extensa. Los puestos del mercado estaba comenzando su jornada y aprovecharon la frescura de la ma√Īana para ofrecernos cambio de divisas en varios puestos.

La entrada al arka se puede disfrutar mucho. Hay que echarle imaginaci√≥n como a todo pero es una de las cosas que mas disfruto. De qu√© sirve viajar si tu mente no viaja mas lejos a√ļn. En Xian los guerreros de terracota tomaron vida, en Grecia conoc√≠ a Leonidas a pie de las term√≥pilas y en Bujara llegaba desde tierras lejanas tras meses de camino en misi√≥n diplom√°tica. M√°s me val√≠a ser cortes y humilde para acabar en un pozo, como contaban los rumores que le hab√≠a pasado a un ingl√©s hac√≠a unos m eses.


La entrada al arka son 2300 soms y 23000 fotos, extra que luego nadie vigila su cumplimiento. Pasamos r√°pidamente el t√ļnel que lleva al interior decorado a modo casa de los horrores con todo tipo de animales disecados en escaparates. Prefiero no ver fauna a tener que verla as√≠, pero lo llaman museo y se considera una parte de la visita. La mezquita Juma del siglo XVII recibe al final de la rampa donde se expone un antiguo Cor√°n, varias pertenencias reales y un bonito mihrab reci√©n restaurado.


Junto al patio de las coronaciones, en la parte mas elevada del recinto son los lugares mas antiguos del Arka. El resto de edificios un tanto laber√≠nticos del lugar son peque√Īos museos. Uno arqueol√≥gico que muestra objetos de excavaciones por el pa√≠s y otro museo de la historia de Bujara. Se exponen fotograf√≠as y objetos de varias √©pocas que hacen agradable la visita.


La visita siguiente por cercan√≠a y contexto era el Zid√≥n, antigua prisi√≥n de Bujara. Para llegar a √©l limitaros a hacer lo siguiente porque no hay indicaci√≥n alguna. Salir del arka girar a la derecha y recorrer la muralla hasta la parte de atr√°s terminada esa parte de muralla estar√° a vuestra izquierda pero a√ļn no se ver√°. Para ese momento ya alguien os habr√° indicado amablemente o ver√©is un par de casas que tienen montada una peque√Īa tienda en la puerta de entrada para aprovechar el fluir de los turistas.


De nuevo la entrada 2300 por entrar nosotros y lo mismo por la c√°mara. Es un lugar muy peque√Īo con un par de salas a modo de mueso del lugar y dos celdas de la √©poca recreada con maniqu√≠es de la √©poca para los que tengan poca imaginaci√≥n.

Y en una esquina del lugar el pozo de los infames, donde acabó la arrogancia inglesa que llegó al emirato hace unos siglos, también recreada por dos maniquíes. Incluso puedes echar una moneda y pedir un deseo, se va imponiendo como tradición poco a poco.

En el parque Kirov justo enfrente del arca se sit√ļan dos mausoleos y dos madrazas. Por inter√©s visitamos primero las antiguas escuelas cor√°nicas, teniendo la esperanza de poder entrar a las dos. Contaba 1977menorca en su diario que descansando en el lugar un se√Īor le hab√≠a ofrecido entrar a la madraza Modar√≠ Khan sin ser un lugar posible de visitar. Quer√≠amos disfrutar tambi√©n de la experiencia que tanto le hab√≠a gustado.


Giramos la esquina del parque para aparecer delante de ellas y a la sombra de una de ellas estaban dos se√Īores echando un ajedrez. Tal cual nos vieron uno de ellos se levant√≥ echando la mano a su bolsillo y me alegr√©, la suerte estaba con nosotros. El se√Īor nos invit√≥ con un gesto a acompa√Īarle y la abri√≥ para nosotros. Las explicaciones que nos dio no las entendimos porque fueron en uzbeco pero hicimos como que las entend√≠amos. Al terminar si que nos dio en ingles las indicaciones para llegar a las escaleras. All√≠ ten√≠amos una antigua madraza abandonada para explorarla nosotros solos. Las celdas originales, el patio con los mosaicos supervivientes a varios siglos, los patios interiores con su compleja forma octogonal y sus c√ļpulas que una vez en el techo bien podr√≠an ser un decorado aut√©ntico de la pel√≠cula las 1001 noches.


Cuando nos √≠bamos entraban dos lonelyplaneteros cargados con ella, as√≠ que dudamos si la visita sale recomendada en ella o aprovecharon que pasaban. El lugar mostraba bastante suciedad no biodegradable, migas de pan que dejan los turistas de hoy en d√≠a, as√≠ que no es visita oficial pero si visitable,. y es muy recomendable. El oponente en el ajedrez del viejo guardi√°n de la mezquita blanca es el Amo del ej√©rcito negro, y su particular castillo en la vida real es la madraza opuesta. Aparte de controlar los designios de alfiles, torres y caballos tambi√©n ofrece mercanc√≠as de la ruta de la seda en la √ļnica tienda del lugar, aunque sin mucho inter√©s. Comentaros que aqu√≠ hay ba√Īos, as√≠ que no dej√©is en la mezquita de enfrente alg√ļn souvenir biol√≥gico, l√≠quido u s√≥lido, que tambi√©n los hab√≠a, presos de alg√ļn apret√≥n repentino.

Una vez aqu√≠ nos paramos a la fresca a contar el dinero que quedaba y proponer el plan para las siguientes horas. Pas√≥ en esos momentos un hombre por al lado nuestro y nos salud√≥ cordialmente. Pregunt√≥ que de donde √©ramos y con la respuesta su mente sigui√≥ los protocolos de asociaci√≥n est√°ndar que se siguen en medio mundo: ‚Äúespa√Īoles, spain oooohh Barcelona, Madrid aaaah‚ÄĚ.

El se√Īor era tremendamente expresivo y a cada gesto que le respond√≠a o entend√≠a se alegraba y chocaba conmigo la mano efusivamente. Recuerdo que lleg√≥ a representarnos la final del pasado mundial haciendo de como ganador cuando dec√≠a spain y con Alemania se compung√≠a y lloraba como un cr√≠o. Era muy gracioso y el se lo estaba pasando muy bien. Nos invit√≥ a acompa√Īarle a ver algo, no sab√≠a decirnos el que pero nos daba a entender con gestos y onomatopeyas de sorpresa que otros turistas se maravillaban del lugar. O sea que no √©ramos los √ļnicos que ya hab√≠a llevado hasta all√≠, ¬Ņpodr√≠a ser un timo para sacarse algo de dinero del turista? Probablemente. El que nos conllevase alg√ļn peligro mas all√° de tener que dar 3 o 4 billetes lo descartamos y el se√Īor parec√≠a muy simp√°tico as√≠ que accedimos con cierta intriga, del lugar que nos llevara y la situaci√≥n que encontrar√≠amos all√≠. Nada mas ponernos a su vera nos lleg√≥ el olor de gran parte de la alegr√≠a que demostraba, colonia de cerveza. A√ļn as√≠ no se pod√≠a decir que fuese borracho.

Caminamos un rato por el que la comunicaci√≥n ya no daba para mas y los gestos se repet√≠an. Qued√≥ claro tres veces que Espa√Īa hab√≠a ganado a Alemania. A√ļn andamos ya por el barrio nada tur√≠stico de la parte oeste del parque para ver su mezquita. Nada destacable y estaba cerrada por no estar cerca ninguno de los rezos del d√≠a. Nos descalzamos y a modo de murmullo rez√≥ mientras nos dirig√≠amos a la puerta. Solo nos pudo ense√Īar el Iwan y los relojes que marcaban las horas de los salar. Pero a√ļn nos invit√≥ a ir a otro lugar mas. Este por sus gestos de manos a la cabeza y grandes ‚Äúoooooooooh‚ÄĚ de admiraci√≥n deb√≠a ser por lo menos un Taj Mahal. Nos enumer√≥ hasta las nacionalidades de los turistas maravillados por el lugar. Ya no encontr√°bamos la situaci√≥n tan agradable como al principio y nos tem√≠amos algo similar como siguiente visita pero por cansino nos convenci√≥ a seguirle mas all√° de la mezquita, a pesar de decirle que no 2 o 3 veces. Al poco ya and√°bamos por descampado abierto‚Ķ nos se√Īal√≥ el lugar en cuanto apareci√≥ a la vista y ten√≠a todas las pintas de ser un colegio. Acabamos accediendo a el entre dos barrotes ensanchados de la puerta, como si fu√©ramos a jugar un partido por la tarde al patio del instituto del barrio y nos encaminamos hacia la zona del recreo.


Al ver de lejos la estructura a la que nos acercamos, similar a un botijo semienterrado pensamos que se trataría de quizás de la mezquita de la escuela pero al entrar vimos que no. Era una especie de pozo o reserva de agua y aunque en la foto no se vea ni lo parezca en su interior bajamos unos 10 metros hasta el borde de la charca.

Nuestro amigo se acerc√≥ al agua y lanz√≥ un grito para que comprob√°semos el eco del lugar. Me invit√≥ a mi a probarlo y bram√© un EEOOO que me contest√≥ el lugar inmediatamente. √Čl solt√≥ de nuevo uno para superarme y comenz√≥ nuestro curioso reto hasta que dos turnos despu√©s solt√© un berrido ma√Īo con todas mis fuerzas que ya no pudo superar y con las manos en la cabeza me contagi√≥ su risa alegre. No nos pudo explicar qu√© era aquel lugar, seguro que tiene alguna interesante pero nosotros creamos la nuestra.

De vuelta hacia el parque le ofrecimos un cigarro espa√Īol para que lo prob√°ramos y √©l nos dio otro a nosotros sin filtro, mas strong que el espa√Īol seg√ļn nos dijo mientras quitaba el filtro del que se iba a fumar. Tambi√©n le ofrecimos como regalo un abanico que llev√°bamos de sobra y declin√≥ el regalo haci√©ndonos ver con sus dotes de expresi√≥n que era un art√≠culo para mujeres.

Cuando llegamos al parque con mucha delicadeza levant√≥ un dedo mientras juntaba las manos y agachaba levemente la cabeza. Solo un gesto, solo un dedo. No nos hab√≠a embaucado para sacarnos dinero, ni siquiera ning√ļn objeto porque se habr√≠a quedado con el abanico aunque √©l no lo fuese a usar. En el fondo quer√≠a ense√Īarnos su barrio y pasar un rato con nosotros. As√≠ que puse entre sus manos un rollito de tres billetes de 1000. Sin mirarlos puso su mano en el coraz√≥n y despu√©s me abraz√≥. A mi pareja solo un gesto mitad saludo mitad reverencia y cuando le hice una foto con ella ni siquiera la toc√≥.

La experiencia nos dejó muy buen sabor de boca, Volvimos por el parque con un implacable sol sobre nosotros pudimos ver un reportaje fotográfico de boda en sus jardines. Y ya por las calles del centro de Bujara, cerca de la mezquita Kalon una situación mucho mas triste, seguramente un velatorio.

En la plaza Liaby Hauz hay dos cibercaf√©s. Nos quitamos el mono de las redes sociales y mandamos novedades a la familia a 2000som la media hora. Y de nuevo comimos en el Char Minar. A medio d√≠a la terraza no esta abierta pero tienen tambi√©n un enorme sal√≥n con un buen aire acondicionado y se esta incluso mejor que en la terraza. El men√ļ de hoy fueron 2 plov buen√≠simos y 4 brochetas de cordero pues pollo no quedaba con una botella de agua de 2l.

Nos dimos el lujo , 22000 som, de tomarnos un aut√©ntico caf√© de cafetera en una franquicia de segafredo que hay el principio de la plaza unto al Cyber, y aunque car√≠simo nos sent√≥ de lujo. Tanto que decidimos echar una peque√Īa siesta para dejar que el sol bajase un poquito de intensidad. Nos quedaba poco que ver en nuestra zona, salvo el Char minar.

Hacia all√≠ nos dirigimos tras el descanso pasando de nuevo por la plaza y la parada de taxis donde nos volvieron a ofrecer los servicios para Jiva, ‚Äútoday o tomorrow‚ÄĚ.

Con el mapa y algo de instinto caminamos el camino que marcaba la gu√≠a entre callejuelas y acertamos a girar por la que nos dej√≥ justo delante del Char Minar apareciendo de repente delante de nosotros. Este curioso edificio apareci√≥ en mis sue√Īos en una ocasi√≥n sin tener que ver nada con el contexto y sin poder recordar mas all√° de ese momento. Tampoco recuerdo si fue antes o despu√©s de empezar a preparar el viaje, aunque seguramente me pas√≥ porque su imagen formaba parte de una gu√≠a de lugares especiales del mundo que ojeo en ocasiones antes de dormir. Se puede decir que en ese instante se hizo el sue√Īo realidad y pocas sensaciones crean tanta felicidad que una de este tipo. Completamente solos nos sentamos a observarlo en los bancos de las casas de al lado y comenz√≥ a sonar una melod√≠a que volvi√≥ a la realidad parte de un cuento. Sonaba de la casa de al lado de los bancos, otro patio aprovechado para montar una peque√Īa tienda de souvenirs y m√ļsica tradicional.


Nos acercamos a la antigua mezquita de los cuatro minaretes donde tambi√©n hay otra tienda y la se√Īora nos ofreci√≥ subir a la azotea del edificio por 1000 soms persona. Lo hicimos de uno en uno para poder fotografiarnos y otros dos turistas lo hicieron detr√°s de nosotros. De nuevo hechizados por la m√ļsica como el d√≠a anterior en el mercado nos acercamos a la casa de la mini cadena para preguntar por esa canci√≥n. La due√Īa de la casa nos atendi√≥ en delantal mientras intentaba poner orden en el patio de la casa, donde 4 ni√Īos montaban un jaleo de media docena por el control de la manguera de agua que estaba encharcando todo el suelo. El padre, que pasaba de semejante caos ve√≠a la televisi√≥n en camiseta de tirantes decorada con 1001 manchas a modo de topos decorativos. Cuando la mujer consigui√≥ gritar mas que la televisi√≥n y los cr√≠os se levant√≥ a poner un poco de orden y se uni√≥ a la conversaci√≥n por los CDS. Hab√≠a una gran variedad de CD pero le pedimos que pusiera de nuevo la canci√≥n de bienvenida. Puso la caja en mi mano y me dijo que pasara las canciones a mi gusto o lo escuch√°ramos tranquilamente sentados, opci√≥n que nos pareci√≥ perfecta. Una chica se nos acerc√≥ al rato para pedirnos una foto y descubrimos que habl√°bamos castellano todos. Era de chile y estaba dando ‚Äúun paseo por el mundo‚ÄĚ. Fluy√≥ pronto la conversaci√≥n sobre Uzbekist√°n y sus maravillas. Estaba tan impresionada como nosotros con el pa√≠s y se mezcl√≥ por la conversaci√≥n el plan que llev√°bamos de marchar para Jiva en el tren nocturno. Tampoco conoc√≠a su existencia y se tom√≥ todos los datos posibles para acercarse a la estaci√≥n a sacarse un billete en 3¬™ clase. Nos atardeci√≥ frente al Char Minar con una agradable charla viajera y una banda sonora que fundi√≥ los recuerdos que hoy tenemos con sus melod√≠as.

Comenzamos la negociaci√≥n con la se√Īora de la casa que en un principio nos dejaba un CD por 10$ y dos por 15$. Tuvimos que escuchar otro mas para ver si merec√≠a la pena, aunque me hubiera llevado muchos mas. Los CDs no eran originales cosa que no me sorprendi√≥ pero fue un argumento para bajar el precio a 10$ por los dos. La se√Īora intent√≥ hacerse la enfadada pero no le sali√≥ muy bien y su marido tampoco ayudo con su amabilidad y sonrisas c√≥mplices a subir el precio a su favor y cerramos el trato de forma amistosa. Lo digo una vez mas, negociar en este pa√≠s es un placer, un tr√°mite del que se disfruta y se mantiene un respeto y cortes√≠a que suele llevar los precios a su cantidad justa.

La tarde dejaba paso a la noche y la plaza Lyabi se iluminó y llenó de gente por todos los rincones, refrescando el ambiente con las fuentes del lago. Es también un bonito lugar para estar un rato y observar, incluso tomar algo en las terrazas de sus lados. Nosotros no lo hicimos, pensamos en buscar un lugar mas tranquilo para sentarnos a escribir en el diario todas las experiencias del día sin que perdiesen la intensidad y cantidad de detalles que habían tenido. Nos acercamos al patio de la primera madraza que visitamos del lugar, Kulkedash, porque tenía unos bancos en el patio que podían darnos una buena atmósfera.

Nos recibieron las dos hermanas que el d√≠a anterior nos vendieron los pa√Īuelos y volvimos a dejarnos embaucar por sus mercanc√≠as. Con gran memoria y gran ojo comercial me ense√Īaron entre sonrisas el pa√Īuelo que horas antes me hab√≠a gustado y pocos minutos y 5euros despu√©s ya lo ten√≠a envuelto como regalo para mi madre. Fue su √ļltima venta del d√≠a porque cerraron poco despu√©s. No nos quedamos en el lugar porque seguramente cerrar√≠an la madraza y el paseo nos llev√≥ de nuevo frente a la mezquita Kalon. A los pies de la madraza Ulugbek encontramos un bonito escenario y tranquilidad para escribir.

El mismo chico que el d√≠a anterior nos ense√Ī√≥ su colecci√≥n de monedas para que le ayud√°semos a completarla, el pobre no hab√≠a conseguido ninguna mas que las que ya ten√≠a. Nos negamos de nuevo y se tuvo que ir a pedir sus cromos a otros turistas del lugar. No s√≥lo √©l se hac√≠a colecci√≥n, otros 2 chicos cubr√≠an la plaza de la mezquita con sus postales y una bandolera id√©ntica. Tuvimos mucho tiempo para observar y comprender lo que pasaba all√≠, pero todo sali√≥ a la luz cuando en un momento de tranquilidad el chico se nos sent√≥ al lado y nos pidi√≥ ‚Äúchange‚ÄĚ. Sac√≥ de su bolsito una bolsita con todo monedas de 20 y 50 c√©ntimos. Tuvo el descaro de contarlas delante de nosotros 5 euros para que le di√©semos un billete. Es dif√≠cil mantener una sonrisa ante una estafa as√≠ y semejante descaro pero el chico se manten√≠a en su idea de que le cambi√°ramos por un billete el dinero que hab√≠a sacado a lo largo del d√≠a a los extranjeros del lugar. Aqu√≠ est√°n las consecuencias del turismo y como poco a poco pudre una sociedad. Y lo mas triste es que desde la otra esquina de la madraza un se√Īor mayor con una bandolera del mismo modelo que los chavales controlaba y dirig√≠a a los chicos con gestos.

Paseando hacia el hostel nos encontramos de nuevo con nuestra amiga chilena que ya había vuelto de la estación sin poder sacar billete en el tren, todo completo salvo una habitación de dos que no podía permitirse.. Probé para cena, de nuevo en el Char Minar, el yangman que nos había recomendado como el mejor plato que había probado en el país, que para mi también lo fue. Pasta al estilo uzbeco sabrosísima, no dejéis de probarla!!

sleep





GASTOS DE LA ETAPA:

Entradas 46000 x 2
Mezquita 2000 x 2
Propina 3000
2000 x 2 Internet
22000 x 2 cafés
1000 x 2char minar
10e CDS m√ļsica
Pa√Īuelo 5e
Cena 31000
Volver arriba

Compartir:
Ver m√°s diarios de Eliot_zgz Ver m√°s diarios de Uzbekistan Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 0 0
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQU√ć
Visitas mes anterior: 10 Visitas mes actual: 0 Total visitas: 1637

  √öltimos comentarios al diario:  UZBEKISTAN 2014, las 1001 noches en solo 7
Total comentarios 44  Visualizar todos los comentarios

1977menorca  1977menorca  11/01/2014 17:03   
Comentario sobre la etapa: BUKHARA: el Arka, Zidon, parque Kirov y Char Minar
eliot... ya me he leído todo el blog con tranquilidad... está muy muy bien, como ya dije, muy completo y con muy buenas fotografías. Creo que la madraza Modari Khan no os entusiasmó... lo bueno no es tanto ver una madrasa en solitario como poder ir al primer piso, explorar las habitaciones y subir al tejado... espero que lo hicierais... si no, tenéis que regresar Cool yo la disfruté mucho. Un saludo!

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQU√ć
Volver arriba


Foros de Viajes
Pais Tema: Viajar a Uzbekistan
Foro Oriente Próximo y Asia Central Foro Oriente Próximo y Asia Central: Foro de viajes de Oriente Próximo y Asia Central: Jordania, Emiratos, Líbano, Israel, Turquía, Irán, Siria, Yemen, Uzbekistán, Kirguistan, Turkmenistán, Kazajistán, Tajikistán
Ultimos 5 Mensajes de 944
373851 Lecturas
AutorMensaje
Asam
Asam
New Traveller
New Traveller
Mar 02, 2020
Mensajes: 3

Fecha: Mar Mar 03, 2020 03:20 pm    T√≠tulo: Re: Viajar a Uzbekistan

Sí, he buscado pero por lo visto el aeropuerto sigue sin tener consignas y quería saber si en la estación de tren las había. Gracias
thorbender
Thorbender
Dr. Livingstone
Dr. Livingstone
Oct 21, 2008
Mensajes: 5012

Fecha: Mie Mar 04, 2020 11:55 am    T√≠tulo: Re: Viajar a Uzbekistan

@Asam, no s√© si en Tashkent habr√°, porque yo llegu√© (pero no sal√≠ de) a esa estaci√≥n y no pasas por el vest√≠bulo, as√≠ que no pude ver qu√© hab√≠a y que no. Las estaciones de tren en Uzbekist√°n tienen un sistema un tanto "extra√Īo", lo comento para que est√©s prevenido. Para entrar te piden el pasaporte, y al menos en Bujara y Samarcanda, que fue de las que salimos, tambi√©n el billete de tren. Hay una garita con polic√≠as antes de entrar, y luego un esc√°ner de maletas. No s√© si se podr√° comprar el billete en la estaci√≥n (desde luego en ninguna de las dos vi ninguna oficina), ya que antes...  Leer m√°s ...
Asam
Asam
New Traveller
New Traveller
Mar 02, 2020
Mensajes: 3

Fecha: Sab Mar 07, 2020 09:02 am    T√≠tulo: Re: Viajar a Uzbekistan

Gracias, creo que con la poca información que hay al final haré noche en Tashkent. Bueno, eso si al final podemos viajar visto lo del coronavirus aunque espero que de aquí a agosto ya esté todo controlado.
landare
Landare
Super Expert
Super Expert
Nov 22, 2009
Mensajes: 415

Fecha: Sab Mar 07, 2020 12:31 pm    T√≠tulo: Re: Viajar a Uzbekistan

sobre la consigna: nosotros hemos utilizado el sistema de negociar con un restaurante o incluso un hotel, sin problemas
ANGEMI
ANGEMI
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 09, 2009
Mensajes: 17509

Fecha: Dom Mar 15, 2020 11:47 am    T√≠tulo: Re: Viajar a Uzbekistan

Hemos abierto un nuevo hilo y movidos allí todos los mensajes que había aquí del tema para que no se disperse la información que compartís sobre todos los temas de cancelación de viaje, gracias a todos.

Coronavirus en Uzbekist√°n: Cancelaciones, Sanidad , ...


Saludos Amistad
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta R√°pida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQU√ć


All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter instagram