Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
Occidente: Ruta de las flores, El imposible y Santa Ana ✏️ Diarios de Viajes de El Salvador

Blogs 

En solitario por Centro América
Diario: En solitario por Centro América  -  Localización:  America Central  America Central
Descripción: Viaje de siete semanas por El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua
Autor: Kotis   Fecha creación: 
 
Compartir:


Occidente: Ruta de las flores, El imposible y Santa Ana
Etapa:  Occidente: Ruta de las flores, El imposible y Santa Ana  -  Localización:  El Salvador El Salvador
Kotis  Autor:    Fecha creación:   
Compartir:

Martes 4 de Agosto

Hoy es el día. Hoy me despido con una congoja ENORME de la familia que me ha acogido con los brazos y el corazón abiertos en San Salvador.

A las 5:00 am Marcel me despierta (me había amenazado con echarme un cubo de agua helada, pero se ha apiadado de mí) y tras un emocionante abrazo le dejo ir a su trabajo y yo me vuelvo a dormir.

Hasta las 9:00, hora en la que Luz Estrella (su ama) me despierta porque tengo el desayuno preparado. Aquí el desayuno no es normal. Simplemente es la hostia. Me ha preparado un café con leche, con 2 panes bollo, con plátano frito, frijoles, huevos fritos, mantequilla, mermelada, queso y zumo de naranja.

Para despedirnos, aún no tengo comprado el billete de autobús, me proponen hacer una pequeña excursión por la capital. Así Tania nos lleva a su ama y a mí a visitar una preciosa iglesia (que por desgracia no recuerdo cómo se llama) y al MARTE, museo de arte de San Salvador. Como estamos en fiestas agostinas, es gratuito. Además del fresquito logrado con el aire acondicionado (la humedad en la capital agobia), cuenta con una exposición temporal relacionada con el arte del dibujo y los esbozos a lápiz, de autores de renombre.

Nos hemos acercado a un museo antropológico, pero estaba cerrado. Por lo que hemos optado por almorzar. Esta vez he probado el ceviche. Una especie de salpicón de pescado, que estando rico, no llega a ser tan bueno como otras comidas anteriores. Evidentemente, no me han dejado pagar. Se han aliado entre ellas para engañarme.

Visto lo cual, les he propuesto invitarlas a un cafecito rico (no americano). Para ello, como viene siendo natural, hemos ido a un centro comercial (otro distinto). Esta vez sí, por fin, he podido invitarlas. Claro que ellas se las han arreglado para hacerme un regalo (una camiseta con serigrafía típica del país). Ahora vais entendiendo cuando digo que me he sentido abrumado por tanta generosidad y cariño.

Me llevan a la terminal de autobuses de la que salen los que van a Ahuachapan. Para ir se puede coger el típico bus que para en todas partes o uno directo, más caro (2'70$, 100 minutos), que tampoco garantiza ir sentado.

El destino final es Tacuba, por lo que en Ahuachapán tengo que hacer un transbordo al autobús (0'70$, 50') que me lleva a esta minúscula localidad (sólo está conectada con el autobús de Ahuachapan). El motivo de llegar a Tacuba es que aquí se encuentra el albergue (9$) desde donde salen los tour para adentrarse en El imposible. Tours (30$) recomendados por la guía Routard, Lonely Planet y Rough Guides.

Llego tarde y estoy solo en el hostel. Esto es un problema, pues no puedo hacer el recorrido de las cascadas en solitario. Ya se verá mañana...

Miércoles 5 de Agosto

Como esperaba, hoy no puedo hacer el recorrido, pues no hay gente apuntada. Así que toca improvisar. Visitaré algunos pueblitos próximos, que forman parte de la llamada Ruta de las Flores. Se trata del segundo tour (después del sol y playa) más reclamado en el país. Pero esta vez lo haré por mi cuenta.

No resulta muy complicado porque el autobús 249 que hace el recorrido Ahuachapan-Sonsonate pasa por los tres pueblos más representativos: Ataco, Apaneca y Juayúa.


La frecuencia de autobuses desde Tacuba viene a ser cada media hora, pero el 249 pasa con una periodicidad muy grande. Eso sí, hay que tener en cuenta que para las 18:30 aproximadamente ya dejan de funcionar. aproximadamente cuando se oculta el sol.

Para aprovechar el recorrido, he empezado por el pueblo más próximo, Ataco.


Es una pequeña aldea, como todas las de la ruta, pero con una ideosincrasia muy marcada. Se ven bastantes personas de ascendencia indígena. No obstante, no conocen el idioma nahuatl... eso que yo iba preparado con algunas palabritas sacadas de internet.

Me ha llamado la atención que algunas de las casas del pueblecito estaban pintadas con murales muy vistosos:




He aprovechado para desayunar (un montón, por supuesto) y, siguiendo el consejo de las dos guías que manejo, he comprado café en The coffee house. No me he podido resisitir a tomar otro expresso delicioso.

Paseando por el pueblo he visto que la gente bajaba de un caminito, por lo que lo he remontado y llevaba a un mirador del valle.


Además había bastantes plantaciones de café


A pesar de ser una pequeña aldea, en la que destacan, como siempre, los puestos callejeros, de los que he dado buen uso... también cuenta con algunas iglesias hermosas y bien conservadas.


Desde Ataco he seguido ruta hacia Apaneca. Pero esta vez la pretensión no era visitar el pueblo, cuanto acercarse al lago verde que está a unos cuatro kilómetros del pueblo. Más cerca está la laguna de las ninfas


Pero tened cuidado si vais, porque a pesar de lo que el GPS anuncie, no hay camino que conecten ambos, por lo que tendrás que deshacer el camino hecho (unos dos kilómetros por una senda poco transitable) para dirigirte hacia la laguna verde. No está indicada en ningún sitio y el sendero es mucho más cómodo, pues se puede acceder en coche hasta el final. Tiene parqueo de pago.


Allí he comido lo que había comprado en Ataco. Como siempre la táctica de ofrecer fruta o lo que tengas a los locales es mano de santo para que te integren en el grupo y platiques hasta cansarte. El tema del fútbol tampoco falla.

He estado tentado de subir a las canoas que dan una vueltita por la laguna (1$), pero he visto algunas que otras conductas de riesgo (por decirlo suave) entre los remeros y como que no...

Al de una horita aproximada me he vuelto andando hacia la carretera de nuevo.

Como se dice últimamente... SPOILER... no seguir leyendo... En este caso, spoiler escatológico.

Al de unos 10 minutos de salir de la laguna me han entrado unos retortijones muy elocuentes... pero es que no había nada, nada, nada... por allá. Y al siguiente pueblo no llegaría en menos de una hora. El cuerpo se seguía quejando al de otros diez minutos, hasta el punto de que no aguantando más, he tenido que abonar, con un miedo tremendo a que alguien me viera, unos cafetales de la zona. Me imagino al pobre aldeano cuando vaya para revisar los granos de café... bueno, igual incluso le he hecho un favorcillo. Eso sí, desde aquí advierto, las hojas de la planta de café son muy malas para limpiarse... bueno ya vale de ser tan explícito.

Con una sonrisa de oreja a oreja, de tan a gusto que estaba, he seguido ruta y he cogido el siguiente autobús hasta Juayúa.

Esta localidad es muy famosa por su feria gastronómica de los fines de semana. Sin embargo, he tenido mucha suerte, porque al ser festivo (fiestas agostinas en todo el país) había una infinidad de puestos de comida "rara" en la plaza del pueblo.


Digo rara porque incluía carne de avestruz, de iguana, ancas de rana,... No obstante, yo tenía apuntado para probar algunas delicias que también ofrecían. Así que ha caído atol de piñuela y Nuéganos de Yuca. Delicioso.


La foto la he hecho cuando ya casi me había terminado los nuéganos.

En la propia plaza se alza una inglesia chula, pero en la que destaca su cristo negro del siglo XVI



Este pueblo tiene un poco más de turismo que los anteriores. No obstante, se puede caminar sin agobios por todo el pueblecito.

Una atracción que reseñan las guías de viaje son los Chorros de la Calera. Están a unos 25 minutos andando o a unos 5 en tuk-tuk (3$). El acceso es gratuito y merecen mucho una visita. Aunque no te bañes.




Para llegar, aunque está más o menos indicado, has de coger el camino de la derecha cuando llegas a la sirena de piedra. Desde allí no tiene pérdida, son dos kilómetros.


Ya de vuelta al pueblo, no me he querido arriesgar (18:30) y he tomado el autobús 249 (1 hora) dirección a Ahuachapán, pues no circulan de noche. Desde aquí he alcanzado el que me lleva a una desértica Tacuba.

En el albergue me llevo la sorpresa de que hay un segundo huésped, Miguel, un estadounidense que habla español. Además, al parecer, quiere hacer la ruta de las cascadas, así que igual con suerte mañana podemos ir juntos al tour.

Si es así, a la tarde saldré dirección a Santa Ana, último destino en El Salvador, antes de dirigirme hacia Guatemala.

Jueves 6 de Agosto

Pues ha habido suerte. Miguel se decide por la ruta de las cascadas. Después de un desayuno a base de fruta y muesli (por fin algo ligero), nos conducen en una pick up con tracción a las cuatro ruedas hasta el inicio del parque nacional. El recorrido es de unos 50 minutos por un camino pedregoso, difícil, pero rodeado de foresta.

No estoy muy seguro de por qué nos dejan entrar por esta parte norte del parque. De hecho, la entrada principal tiene un precio de 3$ (6$ para los extranjeros), guía aparte. En nuestro caso, hemos pagado un total de 30$ por el tour completo. Tirado de precio.

Después del paseo con el pick up, comienza la caminata propiamente dicha. Es imposible no perderse si se va solo. No hay sendero de ningún tipo, ni señalizado ni sin señalizar. Atraviesas una especie de jungla, siguiendo a Luis, nuestro guía.

El paisaje es realmente bello, vayas por donde vayas, escuchas el silencio.

Lo más característico de la ruta que hacemos son las cascadas naturales y pozas de agua a las que puedes saltar y nadar. Yo ni me lo planteé, pero Miguel, después de un inicio miedoso, le cogió realmente gusto al tema y repetía.


Esa primera vez, parecía más bien tarzán... se acojonó a la mitad del intento.


Las pozas eran pequeñas, pero muy profundas




En algunas cascadas tuvimos que hacer rappel para poder salvarlas, pues el salto era peligroso.



La recompensa era realmente grata


Después de un almuerzo en la zona incluido en el precio, retornamos hacia la pick up. Habían pasado cerca de 6 horas rapidísimo.

La experiencia fabulosa. Sólo éramos dos y lo pasamos de vicio. Si el grupo fuera más numeroso, no quiero ni pensar lo que se puede disfrutar...

Ya de vuelta a la posada de Papá y Mamá, recojo la mochila y voy dirección a Santa Ana.

Para llegar a Santa Ana hay que ir primero desde Tacuba a Ahuachapán, desde donde salen con una periodicidad muy alta autobuses, destartalados y petados, claro, hacia Santa Ana (90 minutos, 0'50$)

Sin embargo, no sé cuándo me ha surgido un contratiempo. Al ir hacia el autobús en Tacuba el pie derecho me molesta cada vez más. No recuerdo haberme torcido el tobillo ni nada similar. El dolor va a más y no puedo apoyarlo. El viaje a Ahuachapán se me hace muy largo (50'), pero voy sentado. En el autobús a Santa Ana (90') voy de pie y no sé cómo poner el pie.

Cuando llego a Santa Ana me comunico con Erick, el chico de CouchSurfing que me va a acoger en su casa por esta noche, para que me dé la dirección. Aunque está a sólo dos kilómetros de donde me deja el bus, tengo que ir en taxi (4$). Bueno, taxi.... Las ventanillas de atrás no se podían abrir, porque tenían sólo la marca de dónde había habido anteriormente la manivela para su uso; la puerta no se abre desde dentro, porque el tirador no existe; los sofás están rajados, que puedes perderte en su interior; el hierro del coche está a la vista gritándote... tétanos, tétanos, tétanos...

Pero no había otro taxi, así que...

Llego a casa de Erick sin problemas. Se trata de una casa de adobe, pobre, pero con unos inquilinos orgullosos y hospitalarios. Han pasado penurias relacionadas con la extorsión de delincuentes comunes cuando les iba muy bien y están renaciendo de sus cenizas.

Me comprueban el pie lastimado y se dan cuenta que el problema parece tener su origen en una picadura, no sé si de hormiga o insecto. La madre de Miguel trabaja en el hospital y me da un ungüento que me relaja, junto a un masaje reconstituyente del propio Miguel.

Éste es gay (he perdido la cuenta) y en el masaje le tengo que frenar un poco (me extraña las libertades que se toman algunos hombres... si yo fuera mujer le hubiera dado un sopapo).

Viernes 7 de Agosto

Me he levantado como nuevo del pie. El hinchazón ha disminuido y he podido salir a dar un paseo con Erick para buscar el desayuno. Hemos comido pan de yuka (0'25$), una especie de perrito caliente, pero rico. Bueno, muy rico. Me he comido tres!! Y más que hubiera deborado, pero me esperaba el puesto de fruta donde iba a seguir desayunando. Así, de camino para casa hemos comprado mango ya pelado y troceado por otra cora. Aquí sí que rinde el dinero.

El calor es asfixiante, y la mañana la pasamos en casa, donde Erick tiene un salón de belleza (al estilo salvadoreño).


Igual que ayer me dio de cenar, o me ha dado el almuerzo y no deja ni que le friegue los platos. A la tarde vamos a salir con sus amigos y sus compañeros de la agencia de "modelaje" (ya estoy contando los minutos, confiando en que alguna sea heterosexual,... reto difícil en mi viaje)

Para aprovechar la mañana, después de almorzar con Erick, me dispongo a pasear por la zona más céntrica de la ciudad. Santa Ana es más tranquila que San Salvador, pero es igualmente pobre y las calles están muy deterioradas. Sorprendentemente, la pobreza no debe de afectar a esos cerdos que habitan todas las ciudades y reciben el nombre de grafiteros.

Llego a la plaza principal en unos 15’ andando. Por cierto, he visto un autobús urbano que decía tener aire acondicionado… bueno, lo extraño es que tuviera todas las puertas, pero es que además decía lo del A.A.

En la plaza encontraréis muchos puestos de comida rápida: yuca con merienda (que extrañamente no me gustó), chéveres (que son como hot dogs a la salvadoreña), pupusas y muchas más cosas ya comentadas en etapas anteriores.

La plaza está muy concurrida y no hay demasiados policías, para lo que suele ser normal en el país. Igual es cierto que Santa Ana es menos insegura…


Lo que más destaca de la plaza, y de la propia ciudad, es la preciosa fachada de la catedral. Está muy recargada, aunque sorprendentemente no aprecié ninguna figura religiosa; incluso las hornacinas están vacías. El interior es grandioso, pero no destaca tanto como la de Suchitoto (la que más me ha gustado) y tampoco tiene vidrieras llamativas. La entrada es gratuita



En otro lado de la plaza está el Teatro de Santa Ana.


Otra preciosidad de esta ciudad. He consultado la cartelera en Facebook (no tiene página web, al igual que el de San Salvador), pero no hay representación. Sin embargo, a diferencia del teatro nacional de la capital, a éste se puede acceder por libre (1’5$). Es visita obligada. Si el interior de la platea y los palcos es bien bonito, los salones del primer piso, como sobre todo el del segundo piso con su terraza, es espectacular. No te esperas algo así en un país como El Salvador. Al parecer, a principios del siglo pasado el café daba mucho dinero en esta región del país.






Además, tuve la suerte de que estaban ensayando un espectáculo de danza un grupo de niñas muy aplicadas. Así que me he sentado en una platea, como si de Erik (el fantasma, no mi host) se tratara y he disfrutado de un ratito, con el añadido de no sudar.


Había también una exposición temporal, como si de una pinacoteca se tratara. Unos cuadros muy realistas y coloridos.




Al salir, paseando por el mercado, he visto una iglesia muy chula, la Iglesia del Carmen. Había una pequeña misa, pero aún así he entrado, pues no había mucha gente.


De vuelta a casa de Erick charlamos un poco y organizamos la tarde. Muchos son sus amigos y amigas que quieren conocerme (soy la novedad), pero se ve que entre ellos no se llevan muy bien y Erick decide que salgamos con los primeros que le respondan. Así, hacia las siete, después de sacar algunos dólares del cajero (el pobre hombre anda a dos velas), nos viene a buscar en su coche David, un chico de 35 años (no gay, Dagolu, tranquilo) muy simpático. Han decidido acercarnos al lago de Cuatepeque (el que se veía desde el volcán de Santa Ana), pues es una zona de bares-terraza y la temperatura es buena. En el camino hemos recogido a una preciosa salvadoreña, Estefanía, y para allí que hemos ido (30 minutos).

Nos hemos sentado en una especie de cabaña-terraza-bar-karaoke y hemos estado de charla, bailongo, karaoke salvaje (no entiendo cómo no nos llegó el Diluvio)… hasta que nos han echado hacia la 1 am. He intentado hacer cuentas de las cervezas y creo que han dido 39 botellines (incluidas seis latas que habíamos coprado para el camino).

Eso sí, yo para el sexto botellín estaba jodido, así que el resto se tuvo que beber una media de 11 botellines.

Cuando nos echaron fuimos (Dios, qué imprudencia cuando lo pienso) en coche a otro bareto que también lo cerramos hacia las 2:15 am; Al final acabamos en una gasolinera, con más cervezas (yo para entonces ya me había pasado a la cocacola sabor cereza… sí ya sé que suena un poco gay).

A eso de las 3:30 David nos dejó sanos y salvos en casa, mientras le metía más fichas que en un campeonato de Rana amateur a la pobre Estefany.

Sábado 8 de Agosto

A pesar de haber llegado tarde ayer, hoy toca madrugar, pues a las 11:00 quiero coger el bus a Guatemala. Me despido de mi anfitrión y a la búsqueda de la estación que me voy.

Después de preguntar a unas seis personas diferentes llego a la conclusión de que no hay una terminal específica (cada uno me dice una cosa), pero varios coinciden en que para en una calle concreta. Allí estoy esperando desde las 10:30 hasta las 11:45 en que, harto, decido atrapar el bus directo a la capital (sí, has leído bien, a la capital) donde ya me encargaré de buscar otro que me lleve a Guatemala ciudad.

La alternativa era buscar la terminal de buses urbanos que te dejan en la frontera, pasarla andando y buscar otras combinaciones de buses que te terminaran llevando a la capital de Guatemala. No creo que tardara mucho más, pero es que no quería ni pensar el martirio de tanto Chicken bus con mi mochila a cuestas.

En definitiva, que a las 11:45 tomo un autobús directo (con aire acondicionado!!!) a San Salvador (1’50$, 90 minutos). Me deja en una terminal (occidente) donde no salen autobuses para el país vecino, así que me tengo que desplazar a otra terminal: Puerto Bus.

Como algo en el camino y llego a la terminal hacia las 14:30. Sólo hay un autobús que vaya a Guatemala city, a las 15:00. Una carraca más antigua que la diligencia de la ponderosa. Pero no habiendo mas en el día… El precio 16$ y viene a tardar entre 5 y 6 horas. No quiero hacer el cálculo de la velocidad porque me da tan bajo que creo que falté a esa clase de física.

El problema surge cuando compruebo que tengo 15 dólares y 39 centavos. Además, no se puede pagar con tarjeta y el cajero más próximo está a diez minutos… en taxi!!

Como veo que no tienen mayor empatía que una ameba, me veo obligado a pedirle a un tipo que me dé (bueno se le dice preste, pero no podía devolvérselos) los centavos que me faltan. Como compruebo que también es de la especie de las amebas, le tengo que sobornar ofreciéndole 5€. Los acepta después de decirle que le darán unos 5’5 dólares por el billete. Bueno, cosas que pasan…

El autobús va medio vacío (no seremos más de una docena de pasajeros), lo cual no impide que en la frontera (no he pagado nada) nos tengan algo más de media hora en el autobús.

Continuará en la siguiente etapa...

Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Kotis Ver más diarios de El Salvador Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


stats_icon VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0 0
Anterior 0 0 0
Total 10 2 5
Votos
stars-5 0 Votos
stars-4 0 Votos
stars-3 0 Votos
stars-2 0 Votos
stars-1 0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 11 Visitas mes actual: 7 Total visitas: 2560

comment_icon  Últimos comentarios al diario:  En solitario por Centro América
Total comentarios 34  Visualizar todos los comentarios

Kotis  kotis  06/08/2015 06:05   blogs_icon
Comentario sobre la etapa: Occidente: Ruta de las flores, El imposible y Santa Ana
Pues ya no me acuerdo si hice fotos del último día en Disney. Igual andan por algún sitio. Cuando tenga tiempo, lo miro... Es que apenas saco ratos para poder mirar las guías de este viaje, de tanta gente con la que me encuentro.

Dagolu  dagolu  08/08/2015 12:21   blogs_icon
Comentario sobre la etapa: Occidente: Ruta de las flores, El imposible y Santa Ana
Te decia en un mensaje anterior que cuidado con las mujeres, pero me equivocaba totalmente ......

saludos

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA


Registrate AQUÍ
Volver arriba


forum_icon Foros de Viajes
Pais Tema: Viajar a El Salvador: Qué Ver, Dónde ir, Lugares de Interés
Foro Centroamérica y México Foro Centroamérica y México: Foro de viajes a Centroamérica y México: Costa Rica, Guatemala, Nicaragua, Honduras, interior de México y Costa del Pacífico, Panamá...
Ultimos 5 Mensajes de 67
75246 Lecturas
AutorMensaje
buummarco
Buummarco
New Traveller
New Traveller
Ago 28, 2020
Mensajes: 5

Fecha: Vie Ago 28, 2020 05:29 pm    Título: Re: Viajar a El Salvador: Qué Ver, Dónde ir, Lugares de

bueno, en 2022 tbn quiero ir la primera vez a El Salvador.
Ojalá que hasta entonces la situación se haya relajado. =D
CHICA1984
CHICA1984
New Traveller
New Traveller
Sep 22, 2018
Mensajes: 4

Fecha: Dom Ago 30, 2020 04:59 pm    Título: Re: Viaje a Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua

"dinodini" Escribió:
"alejandria" Escribió:
"dinodini" Escribió:
¿Me pueden recomendar guías turísticos para contratar en El Salvador?

Mejor en este hilo que es solo de El Salvador

El problema es que aquí hace dos años que no escribe nadie....

Hola no te puedo hacer privado no me deja. En qué mes estás pensando ir si es en este año y me pudieras escribir por privado es para preguntarte algo.
willyfog81
Willyfog81
Experto
Experto
Ago 21, 2010
Mensajes: 135

Fecha: Mar Dic 08, 2020 02:24 pm    Título: Re: Viajar a El Salvador: Qué Ver, Dónde ir, Lugares de

Nosotros estuvimos en El Salvador y Honduras hace 4 años, es un viaje que nos encantó y guardamos un bonito recuerdo de él. Lo hicimos todo por nuestra cuenta en autobuses públicos. A pesar de la mala fama que tienen, recomendamos su visita totalmente. Por supuesto, con precaución, y no siendo el primer viaje por libre, claro. La gente es increíblemente amable, los paisajes y la naturaleza muy salvajes aún, y con muy poco turismo... Aplauso Cualquier duda, dinos. En nuestro blog puedes encontrar la ruta que hicimos, e incluso en instagra, tenemos fotos de los sitios... de verdad, te...  Leer más ...
ANGEMI
ANGEMI
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 09, 2009
Mensajes: 21297

Fecha: Sab Feb 13, 2021 03:10 pm    Título: Re: Viajar a El Salvador: Qué Ver, Dónde ir, Lugares de

Hemos abierto nuevo hilo para

Parques Nacionales de El Salvador


Saludos Amistad
ANGEMI
ANGEMI
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 09, 2009
Mensajes: 21297

Fecha: Lun Mar 15, 2021 03:37 pm    Título: Viajar a El Salvador: 170 volcanes, 14 volcanes activos

El Salvador, hogar de 170 volcanes

El país se encuentra en el Cinturón de Fuego del Pacífico, una de las zonas
con más actividad sísmica y volcánica de todo el planeta

El Salvador es tierra de volcanes, fuego y lava. Y es que en este pequeño país de Centroamérica hay nada más y nada menos que 170 volcanes, lo que año tras año atrae a los turistas más aventureros que se atreven a escalar hasta sus cimas.

Seguir leyendo en viajar.elperiodico.com/ ...0-volcanes

CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro

Registrate AQUÍ


All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. Aviso Legal - Privacidad - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter instagram