Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


BUENOS AIRES -Diarios de Viajes de Argentina- Elmarraco
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: Argentina en verano austral  -  Localización:  Argentina  Argentina
Descripción: Impresiones personales de mi viaje a Argentina durante un mes en el verano austral de 2017 - 2018
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:



Etapa:  BUENOS AIRES  -  Localización:  Argentina Argentina
Descripción: Cuatro días por el París de Sudamérica
Elmarraco  Autor:    Fecha creación:   
Compartir: 
Compartir:
BUENOS AIRES

El París de Sudamérica

En el camino del aeropuerto Newberry al hotel, tengo la oportunidad de embelesarme con las grandes avenidas y los extensos parques que le dan un empaque especial a esta gran ciudad, no en vano la bautizaron como el Paris de Sudamérica. El amable taxista (traslado al hotel 15 euros) me pasa por la calle Alvear con sus elegantes edificios, muchos de ellos embajadas, el gran hotel Alvear, para desembocar en la célebre Avenida 9 de Julio, la que dicen ser la más ancha del mundo, porque en realidad está formada por tres calles yuxtapuestas: Pelegrini, Cerrito y la propia 9 de Julio.

Preocupado por lo que me habían dicho mis amigos de El Bolsón, pregunto al taxista por la seguridad, y él me contesta francamente que no espere la seguridad de Europa, pero que Buenos Aires es una ciudad segura si se está atento y evito los barrios periféricos. Sobre el tema de los tirones en la calle, me advierte: “mire usted la calle, ve que todo el mundo lleva bolsos, mochilas, etc….? Piensa que si hubieran tantos robos la gente los llevaría?”. Y recalca: “ precisamente mis clientes brasileños me comentan la seguridad que se respira en las calles bonaerenses, por comparación a las de su país”.

Posteriormente en mis paseos observaré que la ciudad está atestada de policías, especialmente apostados en las calles más céntricas, incluso una pequeña brigada de policía desayuna cada mañana en mi hotel.

Adopto como campo base el Hotel Embajador, en Av. Carlos Pelegrini 1185, en el residencial barrio de Retiro, lugar muy céntrico, bien comunicado y tranquilo. Es un hotel veterano pero muy correcto, con buen desayuno buffet y atendido por personal atento y profesional. El costo de la noche de estancia es de unos 50 euros, lo que me parece muy adecuado para tratarse de una gran capital.

Aprovecho la tarde para empezar a patear los barrios céntricos cercanos a mi hotel. Comienzo por la plaza San Martin, en una de cuyas cafeterías me tomo un cafetito a precio de oro. Aquí se encuentra una oficina de turismo dónde me facilitan un mapa con las indicaciones de los lugares principales, así como información sobre el bus turístico.

Desciendo por la peatonal calle Florida, llena de comercios y restaurantes, especialmente destacables son las elegantes Galerías Pacífico, entre Viamonte y Córdoba. De allí me desvío en dirección al río, desde donde se dominan unas excelentes vistas de la zona de Puerto Madero, con sus modernos rascacielos.


Bajando por la avenida Eduardo Madero, paso por delante de la famosa macro sala Luna Park, que me da la impresión de un tanto descuidada, y por ahí entro en el llamado Micro Centro. En el antiguo edificio de correos se alza el Centro Cultural Kirchner, cuya visita recomienda mi guía con una estrella; como estoy de exploración preliminar, me limito a observarlo por fuera, pues supongo que se necesita tiempo para visitarlo medianamente bien (finalmente no tendría tiempo de verlo).

En nada me encuentro delante de la Casa Rosada, la residencia de la primera autoridad de la República Argentina, cuyo color obedece a la utilización de sangre vacuna para su pintado, al menos eso dice mi guía. La famosa plaza de Mayo queda enmarcada por edificios emblemáticos como el banco de la Nación, la Catedral o el antiguo Cabildo. La nobleza del lugar queda deslucida en estos momentos por las obras que se están realizando en la propia plaza y por los campamentos de pordioseros que acampan bajo los soportales de la Administración de Hacienda o de las oficinas del Banco de Santander.

Decido visitar el Cabildo, uno de los edificios más antiguos de la plaza, que alberga un museo con elementos relacionados con la independencia del país y la lucha contra los invasores británicos. Los textos comentan con bastante indulgencia el proceso histórico de la independencia de la metrópoli española, así que uno las puede leer con tranquilidad sin que le asalten los remordimientos de lo “malos” que fuimos con los americanos.

Como está cerca, me pierdo por las cercanas calles donde destacan la anciana Librería de Ávila o la Iglesia de San Ignacio, en la Manzana de las Luces. Y como ya es tarde, acabo por cenar una buena carne en un tranquilo restaurante, el Viejo Alsina (Adolfo Alsina, 799), sitio limpio, luminoso, bien atendido y con correcta relación calidad – precio.

La vuelta al hotel por la avenida de Mayo y la de 9 de Julio, me permiten disfrutar de la iluminación nocturna de la ciudad, especialmente el Obelisco y el Teatro Colón.


SEGUNDO DIA

Desayuno temprano y me dirijo andando a la calle Saenz Peña, donde me han informado que sale el bus turístico a las 9 de la mañana. Como hay tiempo y no las tengo todas conmigo, me cambio de parada y me voy a la que hay delante del café Tortoni, en la cercana Avenida de Mayo. El pase diario cuesta 670 pesos y es tipo stop and go, lo que permite desplazarte cómodamente en una ciudad tan extensa, al mismo tiempo que ofrece una visión de conjunto, con explicaciones en tu idioma, que después posibilitará visitas más detenidas. Yo suelo utilizar este sistema en casi todas las grandes capitales que visito. El circuito turístico bonaerense consta de dos itinerarios, por lo que para completar el recorrido hay que hacer transbordo en alguna de las paradas de la zona de solape.

Una de las paradas más típicas es la del barrio de La Boca, cuya visita es recomendable circunscribirla a unas cuantas calles. Me bajo en la parada del estadio del Boca Juniors, la archiconocida “bombonera”; por todas partes destaca la estridente combinación amarilla y azul: el estadio, las calles, las tiendas…. es una auténtica religión.

De ahí doy un corto paseo hacia el Caminito. En una placeta me saludan desde el balcón las figuras de cartón piedra de Gardel, Evita y Maradona, los tres ídolos locales. El Caminito viene a ser un callejón de unos 150 metros flanqueado por pequeñas casas, muchas de ellas chapadas con placa ondulada pintada de estridentes colores. El lugar fue inmortalizado por Carlos Gardel en uno de sus más famosos tangos.


Así me quieren ver unas chicas que esperan a los turistas en la confluencia con la calle Magallanes para hacerse la típica foto del más famoso baile porteño. Yo prefiero recalar en el encantador bareto La Perla, en la esquina opuesta al comercio de souvenirs, y donde posiblemente me tomaré el mejor café de todo el periplo. Después recorro la calle Magallanes, atestada de restaurantes, tiendecitas y galerías comerciales perfectamente ambientadas con el entorno. Aquí me compro una bolsa de tela con la efigie de Mafalda donde guardar la cámara, la guía, el mapa una botellita de agua y algo de comer; se trata de disimular la apariencia de turista, y camuflarme entre la población autóctona, lo que siempre evita incidentes indeseados.

Junto al muelle retomaré el bus turístico, mientras contemplo una curiosa composición escultórica del activista chino Ai Wei Wei a base de bicicletas superpuestas. El recorrido vuelve hacia el centro y continúa por Puerto Madero y la Avenida Libertador donde se suceden magníficos parques que serán objeto de mi atención peatonal mañana.

En una de las paradas de solape cambio de itinerario para acabar de recorrer el circuito completo en el extenso barrio de Palermo, cuyo punto extremo será el estadio del River Plate… en una mañana he ido desde el estadio del Boca hasta el de su rival acérrimo River Plate, que contrasta por sus sobrios colores rojo y negro. Mi guía me dice que una de las diez cosas que uno no puede perderse en Argentina es un partido River – Boca; al parecer los encuentros entre estos dos clubs son mucho más frecuentes que, por ejemplo, un Madrid – Barça, pero también se oyen noticias de enfrentamientos violentos y algaradas entre las hinchadas de ambos clubes.

Me bajo en una de las paradas cercanas al barrio chino, donde tomo un rápido refrigerio en la calle comprando unos pinchos en una de las múltiples freidurías que aquí están a tocar. Enseguida retomo el bus, para acercarme al cementerio de La Recoleta, otra de las 10 cosas que recomiendan visitar en Buenos Aires. Lujosos mausoleos, algunos afectados de un marcado abandono, se suceden mostrando los féretros de sus moradores; por supuesto el más concurrido es el que alberga el cuerpo de la adorada Eva Duarte de Perón, atestado de placas conmemorativas, es, sin embargo, relativamente modesto.

A la salida es imposible no ver un árbol monumental bicentenario llamado Gomero de La Recoleta (Ficus macrophylla) cuyas larguísimas ramas deben ser sostenidas con apoyos en el suelo.


Regreso a mi hotel por la elegante avenida Alvear, admirando las hermosas mansiones, algunas con jardines espectaculares, otras que albergan embajadas (Vaticano, Brasil, Francia…). Observo, sin embargo, que algunas de las tiendas de lujo que antaño habitaban sus bajos, ahora han desaparecido.

Para la noche, después de comprar una tarjeta recargable de transporte, que aquí llaman “sube” y se puede comprar y recargar en los quioscos, me dirijo en metro al castizo barrio de San Telmo, lo que sería el barrio latino parisiense trasplantado al río de la Plata. En sus animadas calles se agolpa parte de la vida nocturna bonaerense, en sus variados restaurantes y bares. En el antiguo mercado (Bolivar, 970) se han montado muchos puestos de comida, como por ejemplo uno de comida española donde sirven tortilla de patata o paella.

Me siento en una mesita en la cercana plaza Dorrego para ver un espectáculo de tango y escuchar miloooongas mientras me tomo un daiquiri, por cierto nada que ver con el delicioso cóctel que se hace en Cuba. Hablo con la gente, un joven argentino que vivió en España y añora volver, una joven española que ha venido a trabajar en el teatro mientras se gana la vida como camarera…. es realmente un barrio joven y muy interesante.


TERCER DIA

Hoy atravesaré el río de La Plata para viajar a la población de Colonia del Sacramento en Uruguay, donde he quedado con un amigo de Montevideo. Un par de compañías facilitan el paso con modernos ferris, que conviene reservar con la mayor antelación posible, pues se trata de un trayecto muy concurrido.

Como dispongo de tiempo me entretengo paseando por la Reserva Ecológica Costanera Sur. El día es soleado y muchos porteños aprovechan para practicar jogging o bicicleta por este extenso parque.

Los buques a Colonia parten de la Dársena Norte. Yo he reservado con la compañía Buquebus (670 pesos ida y vuelta); la terminal, en la calle Cecilia Grierson, es un edificio amplio y moderno, y los trámites, incluidos los aduaneros, se realizan rápidamente.
El río de La Plata es tremendamente ancho en este lugar, casi 50 km, que se recorren en hora y cuarto. En la terminal uruguaya me está esperando mi amigo charrúa, con el que nos dirigimos a almorzar el típico churrasco en uno de los numerosos restaurantes de la calle General Flores, de Colonia; por cierto, este churrasco estaba tan duro que no lo servirían ni en un restaurante de tercera en España… sigo con mis decepciones respecto a las carnes de este rincón del mundo.

Desde el restaurante, nada más girar la esquina de la calle, nos adentramos en la zona histórica de esta bella ciudad, disputada por españoles, portugueses e ingleses, que conserva casas y calles de la época colonial, como la sencilla Basílica del santísimo Sacramento, el Faro o la calle de los Suspiros.


CUARTO DIA

Como debo coger un vuelo en el aeropuerto Jorge Newbery (aeroparque) para ir a Iguazú, me cargo temprano con la mochila de viaje, dejando parte de mi equipaje en el hotel, y dedico la mañana a recorrer andando los barrios de Retiro, Recoleta y Palermo. Se trata de patear los parques y avenidas que días antes vi montado en un autobús.
Los parques, adornados con bellos jardines, grandes árboles, estatuas y fuentes se articulan en amplias plazas a lo largo de dos inmensas arterias como la Avenida Libertador y la Avenida Figueroa Alcorta, que también cuentan con notables monumentos en muchos de sus cruces, conjuntos monumentales dedicados a personajes de la historia argentina.

Yo me centro en el jardín japonés (120 pesos) y en la plaza de las Naciones Unidas, donde se alza una gran y curiosa flor metálica cuyos pétalos se abren y orientan con la luz solar, la Floralis Genérica del arquitecto argentino Eduardo Catalano.


Al que le guste, aquí hay mucho que ver y andar, las distancias son enormes, por lo que, cuando me doy cuenta es muy tarde y debo tomar un taxi que me acerque al aeroparque, so pena de perder el vuelo a Iguazú.

A la vuelta de Iguazú vuelvo a mi hotel Embajador para asearme y volver al asalto de la gran capital. Como ya he dicho antes, esta ubicación, al principio de la Avenida 9 de julio, es excelente. Delante mismo del hotel tenemos las paradas del bus rápido que recorre esta arteria principal de arriba abajo y en la cercana San Martín tenemos el metro.

Esta tarde voy al café Tortoni (Avda. Mayo 829), el café que sirven no es nada del otro mundo, pero la visita a este histórico establecimiento fundado en 1858 es obligada; rezuma elegancia y clasicismo con sus mesas de mármol, sus maderas antiguas, sus espejos y los sobrios camareros. Al salir me encuentro una macromanifestación delante del Ministerio de Sanidad y Seguridad Social, debajo de la gran silueta de Evita; me dicen que son gente que viene de todas las barriadas de Buenos Aires para reclamar el mantenimiento de las ayudas sociales, que al parecer el gobierno de Macri quiere suprimir o reducir.


Otra visita imprescindible es el teatro Colón, colosal, impresionante. La visita cuesta 300 pesos y te permite conocer los elegantes salones y el enorme auditorio de planta de herradura con aforo para 2.500 espectadores. Mármoles, espejos, muebles clásicos, enormes lámparas, prácticamente todo traído de Europa, nos transportan a un pasado esplendoroso, cuando a principios del siglo XX Argentina era uno de los países más ricos del mundo, simplemente vendiendo trigo y carne. El guía nos comenta que los espectáculos operísticos son de precios módicos, sin embargo parece que no cuentan con una amplia aceptación.


Al anochecer me dirijo al barrio de Palermo. Hay bastante ambientillo, aunque menos multitudinario y cultureta que en San Telmo. Ceno en uno de los restaurantes familiares recomendados, El Preferido de Palermo: bistec y patatas fritas, el menú habitual para ir sobre seguro.

En realidad he venido a este barrio para despedirme de Buenos Aires con un espectáculo de tango, por eso busco el local llamado La Viruta (C/ Armenia 1366), pero en realidad se trata de una academia de baile donde te enseñan a bailar tango, entre otros bailes, y yo soy incompatible con la danza, así que no me queda otra que volver al hotel para preparar mi viaje de regreso a España. Los que quieran ver tangos, que vayan a la plaza Dorrego en San Telmo o a algún local con espectáculo, como el café Tortoni.

En el taxi que me lleva al aeropuerto Ezeiza recorremos las barriadas pobres de Buenos Aires. El amable taxista me indica que la mayoría están ocupadas por emigrantes de otros países de Sudamérica, pues en Argentina la sanidad y la educación, incluida la universitaria son gratis. Lo que se aprende en los taxis argentinos. Uno de los muchos chistes sobre argentinos dice que cuando éstos no pueden ir al psiquiatra, se meten en un taxi.

Magnífico país al que deseo la mayor de las suertes!!

PD: Para que quede más claro el precio de los productos y servicios en enero 2018, hay que tener en cuenta que el cambio de divisa estaba en 22 pesos por 1 euro aproximadamente. En el momento de subir este diario (noviembre 2018) el cambio es de 41,55 pesos por 1 euro.
Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Elmarraco Ver más diarios de Argentina Etapa anterior Etapa anterior



VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 0 0
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 52 Visitas mes actual: 26 Total visitas: 695

  Últimos comentarios al diario:  Argentina en verano austral
Total comentarios 1  Visualizar todos los comentarios

Marimerpa  marimerpa  30/11/2018 17:36   
Precioso viaje, Argentina es un país espectacular. ¿No te animas a subir unas fotos?

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQUÍ
Volver arriba


Foros de Viajes
Ciudad Tema: Buenos Aires / Baires: Qué ver, Datos útiles, Excursiones
Foro Argentina y Chile Foro Argentina y Chile: Foro de Argentina y Chile: Buenos Aires, Santiago de Chile, Patagonia, Iguazú, Desierto de Atacama, Tierra de Fuego
Ultimos 5 Mensajes de 1198
285004 Lecturas
AutorMensaje
lualpa
Lualpa
Willy Fog
Willy Fog
Ago 19, 2008
Mensajes: 51219

Fecha: Sab Sep 07, 2019 11:17 pm    Título: Re: Buenos Aires / Baires: Qué ver, Datos útiles

Hace años que me he ido de Baires por lo que mis recomendaciones pueden tener cierto olor a viejo (a naftalina, hubiera dicho en puro argentino). “La viruta” en Palermo, creo, sigue teniendo Buena reputación manteniendo autenticidad. “Torcuato Tasso” (vaya nombre tanguero) en Barracas tenía fama pero me temo ha bajado. El querandi es muy turístico. Asador. Imposible, casi. Hay tantos. Las Cañas en Montevideo y Sarmiento ha sido un lugar excelente y lo he corroborado cuando volví hace un año. Lo de Fede en Villa Crespo, sobre avenida corrientes al 5500. El Patio, Aguirre al 1000...  Leer más ...
Galyna
Galyna
Willy Fog
Willy Fog
May 02, 2006
Mensajes: 38523

Fecha: Dom Sep 08, 2019 12:18 am    Título: Re: Buenos Aires / Baires: Qué ver, Datos útiles

Como dice el tango de Carlos Gardel....

"Mi Buenos Aires queridoooo, cuando yo te vuelva a ver!!!! Heart Heart Heart
guga
Guga
Super Expert
Super Expert
May 11, 2009
Mensajes: 256

Fecha: Dom Sep 08, 2019 03:17 pm    Título: Re: Buenos Aires / Baires: Qué ver, Datos útiles

Muchísimas gracias lualpa y bajamonti!!
Pues nada, prácticamente cerrando las maletas y listos para salir hacia Iguazú.
Gracias a todos por los aportes y comentamos a la vuelta!
Kangoo
Kangoo
Super Expert
Super Expert
Feb 18, 2009
Mensajes: 391

Fecha: Dom Sep 08, 2019 07:25 pm    Título: Re: Buenos Aires / Baires: Qué ver, Datos útiles

guga Escribio:
Muchísimas gracias lualpa y bajamonti!!
Pues nada, prácticamente cerrando las maletas y listos para salir hacia Iguazú.
Gracias a todos por los aportes y comentamos a la vuelta!

Hola guga,

También tienes Salón Canning en Raúl Scalabrini Ortíz 1331, muy cerca de la Viruta.
Es un lugar poco turístico y a quien lo he recomendado, les ha gustado.
Si entras en su página tendrás toda la información de sus programas.

Saludos
carolco
Carolco
Willy Fog
Willy Fog
Ene 23, 2014
Mensajes: 11890

Fecha: Dom Sep 08, 2019 09:46 pm    Título: Re: Buenos Aires / Baires: Qué ver, Datos útiles

La viruta:

Dirección: Armenia 1366.

Abierto: Miércoles-Jueves-Viernes-Sábado: 2300-0300

lavirutatangoclub.com/




El Nuevo Gricel:

Esta es una de las mejores milongas de Buenos Aires.

Las clases están disponibles durante toda la semana.

Dirección: La Rioja 1180 esquina de la Avenida San Juan.

Abierto: a partir de las 2230 - Lunes, Jueves y Domingos.

www.facebook.com/elnuevogricel/




Centro Cultural Torquato Tasso

www.torquatotasso.com.ar/




Salon Canning
: Dirección...  Leer más ...
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ






All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad