Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
La mágica Galicia Interior ✏️ Blogs de España
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace
Blogs 

La mágica Galicia Interior
Diario: La mágica Galicia Interior  -  Localización:  España  España
Descripción: Escapada de 3 días a Galicia, visitando el interior: Lugo, Ribadavia, Ourense, Ribeira Sacra, Allariz...
Autor: Vinadas1   Fecha creación: 
 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 5
 1  2  siguiente siguiente



Etapa: Introducción y preparativos  -  Localización:  España España
Fecha creación: 25/04/2014 19:15  
Compartir: 
Compartir:
La razón de crear este diario es que para todo lo que quiero subir y explicar acerca de nuestra escapada no entra en una etapa en mi blog de Conociendo España, así que por consejo de marimerpa y Spainsun hago el diario con un día por etapa para poder subirlo todo.
El anterior emplazamiento era este y no lo borraré por los comentarios que me dejaron algunos foreros:
www.losviajeros.com/ ...hp?e=38606

Bueno, vamos ya con el diario en sí, está estructurado en introducción, una etapa por día y unas breves conclusiones finales.

Escapada de "fin de semana" (es decir, 3 días y 2 noches, aunque fue de Domingo a Martes) a la Ribeira Sacra en familia. En principio íbamos a pasar la Semana Santa esquiando en Andorra, pero se cruzó esta primavera tan calurosa y daban lluvias así que cancelamos el miércoles y teníamos claro que no queríamos quedarnos en casa. Así que tras descartar ir a Guimaraes por la distancia cuando le comenté a mi padre (que también está aquí, es el forero vinadas -sí, ya sé que los nicks son repetitivos-) que me gustaría ir a la Ribeira Sacra rapidamente me dijo que vale, que a prepararlo. Y así en esa tarde reservamos el hotel y entre jueves y sábado preparé un poco las visitas y saqué información para hacerles de guía a mis padres (me encanta el arte y se me da bien explicar las cosas, así que esta vez mi padre descansó y fui yo el que se ocupó de preparar el itinerario, las visitas...), y bueno, se quedaron encantados con lo que preparé (amor de padres supongo)
La localización del hotel no dejaba lugar a dudas, debía estar en el entorno de la Ribeira Sacra, el eje sobre el que giraría el viaje. Tenía echado el ojo a un par de hoteles rurales, pero mis padres preferían algo más urbano, para tener algo que hacer una vez llegados al hotel a las 6-7 de la tarde (les gusta madrugar mucho y aprovechar el día antes de descansar para salir a cenar), así que por un sencillo principio democrático (2 contra 1 -que a mí realmente me daba igual una cosa que otra-) busqué hotel en Ourense. Finalmente reservamos las dos noches en el NH Ourense **** por 198€ la habitación triple sin desayuno (al llegar por el mismo precio nos dieron una suite que era más grande y que mi cama estaba en otro habitáculo, así que genial) El hotel parece en el mapa que está apartado del centro, pero nada más lejos de la realidad. A 5 minutos caminando de la Plaza do Ferro (zona de tapas) y 10 de cualquier punto de interés de la ciudad (Burgas, Catedral, Puente Romano...) y en un barrio con muchísimos bares que ofrecían muy buenos desayunos (café+zumo+pincho/bollería) por menos de 3 euros, así que la ubicación perfecta, y el hotel perfecto también: muy bien equipado, baño completísimo, el personal muy amable y servicial... Había leido críticas del parking, pero en Ourense la zona azul funciona de 10 a 20, y el día de llegada era domingo. Así que aparcamos en las cercanías (no había mayor problema de sitio) y al salir siempre antes de las 10 solo nos hicieron falta algunos céntimos para aparcar (otro puntazo)

La preparación dejaba bastante que desear, pero bueno tirando de aquí y de allí (principalmente de mi buena amiga la Wikipedia y las páginas de turismo de los diferentes pueblos; amén de esa inagotable fuente de recursos que es esta página -muchas gracias a Meha por las recomendaciones, y a todos los foreros que publicasteis recorridos y modificaciones anteriormente con los que hice la ruta sin ningún problema) saqué unos words con resúmenes de la historia de los pueblos y ciudades que visitaríamos y de información artística acerca de monumentos (si alguno los quiere no tengais reparo en pedírmelos) me arreglé bastante bien para poder hacer de guía turístico, y pese a la improvisación del viaje creo que nos arreglamos bastante bien para conocer la historia de cada visita, bendito internet.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Introducción y preparativos



Etapa: Lugo, Ribadavia y Ourense: Entre Roma y el Medievo  -  Localización:  España España
Fecha creación: 25/04/2014 19:17  
Compartir: 
Compartir:
Domingo de Ramos y nos poníamos en marcha hacia tierras gallegas, el planning del día estaba claro, y por una vez se cumplió a rajatabla: madrugón para ver Lugo por la mañana y llegar a O Carballiño a comer el famoso pulpo; por la tarde Ribadavia y el centro de Ourense
TOTAL: 342 kms.

Y así fue, bien prontito salíamos de casa y tras una breve parada para desayunar en un bar al lado de la autopista en Barreiros, y a las 10 y pico entrábamos a Lugo para hacer una breve visita (entre lo que recabé aquí y lo que me contaron conocidos calculaba que nos llevaría 2-3 horas, y no fallé) Aparcamos en el parking Plaza do Ferrol (siguiendo las indicaciones hacia el centro y una vez dentro de la muralla está indicado), que tiene una tarifa plana de un máximo de 3,95€ diarios muy interesante.

Permitidme una breve introducción histórica a la ciudad de Lugo, que fue fundada en el 25aC como campamento romano sobre un bosque sagrado (Lucus en latín), y de ahí recibe el nombre (Lucus Augusti->Bosque sagrado de Augusto) Conoce un gran crecimiento en la época romana y se convierte en capital de conventus lucensis (una provincia de Gallaeica), en el siglo III se construye la muralla para aprovechar su ubicación y dar protección a la población de la zona. Con la caída del Imperio Romano se convierte en la capital del Noroeste hasta que se funda Oviedo y se descubren en Compostela los restos del apóstol. De aquí parte el ejército gallego que corona rey a Ramiro I (el rey asturiano que había sido depuesto a traición por su tío), y se convierte en un centro de peregrinaje. La ciudad se estanca y tiene que competir con Mondoñedo (industrial) y Ribadeo (comercial) por la supremacia de la zona, hasta que en 1833 es convertida en capital provincial (sobre todo por las murallas) y empieza a crecer. A finales del siglo XIX gracias a la feria de San Froilán y de la llegada de ferrocarril se convierte en el principal centro de comercio de ganado vacuno de la Península. Y en el siglo XX se ve eclipsada por el gran crecimiento de las ciudades costeras (Vigo y Coruña) quedándose fuera del eje gallego de población (Ferrol-Coruña-Santiago-Pontevedra-Vigo) y con una población de algo menos de 100.000 habitantes.

La idea para conocer esta ciudad con tantos siglos encima era patearla de arriba a abajo y de abajo a arriba, y los planos engañan mucho, parece grande pero de punta a punta del recinto intramuros (donde se concentran todos los monumentos reseñables) no hay ni 10 minutos. Así, para estirar las piernas del viaje, nos fuimos a la Muralla y dimos la vuelta completa (algo más de 2 kilómetros), un agradable paseo de algo más de media hora admirando lo más reseñable de esta ciudad. Por la muralla nos cruzamos con mucha gente, la mayoría locales por lo que parecía, que utilizaban la muralla para hacer deporte o pasear.
La Muralla Romana de Lugo es la única de esa época que se conserva entera en el mundo, lo que le ha valido para ser Patrimonio de la Humanidad desde el año 2000 al cumplir el criterio IV (Ofrecer un ejemplo eminente de un tipo de edificio, conjunto arquitectónico, tecnológico o paisaje, que ilustre una etapa significativa de la historia humana) al ser el mejor, y casi único ejemplo de fortificaciones romanas en todo el mundo.

Construida en el siglo III tiene la peculiaridad de que dejó fuera barrios enteros, mientras que dentro de los muros había tierras de labranza o baldías, y hasta el siglo XIX seguía habiendo zonas desocupadas intramuros. En su tiempo tenía un foso de grandes dimensiones (4 metros de profundidad y 20 de ancho) que junto con la disposición de las torres sin ángulos ciegos la hacía inexpugnable, solo Almanzor en una razia logró derribar un lienzo, si bien su ataque fue repelido.
Comenzamos a caminar por el adarve (antiguo paseo de ronda) admirándonos por la grandiosa estructura para proteger el enclave, y es que a la gran altura hay que sumarle la anchura y la gran cantidad de torres, construido todo con materiales de la tierra

Tras unos minutos caminados nos encontramos con la Catedral de Lugo a nuestra derecha, pero decidimos dejarla para el paseo intramuros y acabar este recorrido por la muralla antes de nada.

Y antes de acabar la vuelta, bajamos en la Porta Nova (una de las 5 originales) a realizar las típicas fotos de la muralla y admirarla por fuera, es toda una obra de arquitectura, impresiona mucho.

Acabamos la vuelta y volvemos a estar en la Praza de Ferrol, así que nos dirigimos hacia la Oficina de Turismo, por el camino nos paramos a admirar la bonita Praza do Campo

Tras hacernos con un plano y rechazar amablemente una visita guiada gratuita a la ciudad que comenzaba cuando teníamos planeado irnos (a las 12:30 los domingos la hay, no sé si hay más horarios) ponemos rumbo a la Catedral, que tiene el privilegio papal de la exposición permanente del Santísimo Sacramento (el cáliz y la ostia consagrada), lo que atrajo muchos peregrinos. Este templo, de origen románico y muchas modificaciones posteriores, tiene joyas como el retablo mayor (que fue separado en partes tras el Terremoto de Lisboa) y el coro.
Al ir hacia él por calles traseras vamos viendo su torre sobre los edificios.

La visita al interior iba a estar mediatizada por ser el Domingo de Ramos, y es que estaba llena de gente esperando la bendición, por lo que no pudimos apenas disfrutar más que los pies. De lo poco que vimos dentro destaca parte del retablo y el interior en sí, claramente románico.

Información práctica
Acceso: Lugo intramuros
Horario: 8-20:30 (todos los días)
Precio: Gratis (1€ Museo Diocesano)
Web: www.diocesisdelugo.org/catedral


Salimos en dirección a la Praza Maior, pero nos topamos con una procesión de niños vestidos de romanos, tras ellos el cristo, el obispo y cientos de lucenses con ramos escoltando la entrada a la catedral de la comitiva, tras preguntar nos enteramos de que es La Borriquita, la única muestra de estar en Semana Santa que nos encontramos durante toda la escapada (es muy bonita y nos encantó, pero no buscábamos tampoco un viaje de ver procesiones ni nada por el estilo)

Y tras cruzar la calle llegamos a la Praza Maior, una amplia plaza ajardinada y llena de terrazas donde destacaba el ayuntamiento lucense, el principal exponente del barroco civil gallego.

De ahí nos dirigimos al Museo Provincial de Lugo, situado en un precioso convento en la bella Praza da Soidade

El contenido en sí del museo no es gran cosa, hay paneles explicativos de la historia de la provincia, pero merece la pena entrar solo por el edificio, tiene un claustro espectacular y muy didáctico, se ve perfectamente la metáfora de caminar por el entorno del Paraíso (la fuente que representa la del Edén y los caminos los 4 ríos que surcaban el Paraíso)

Además en el claustro están las tumbas de algunos abades de este convento de San Francisco

Se puede visitar también una cocina tradicional gallega, el gran atractivo para mí del museo junto al edificio en sí.

Información práctica
Acceso: Praza da Soidade (Lugo intramuros)
Horario: 9-21 (L-V); 10:30-14, 16:30-20 (S); 11-14 (D)
Precio: Gratis
Web: www.museolugo.org/ ....asp?mat=6


Y ya de la que íbamos de retirada hacia el coche nos topamos con la Diputación de Lugo, un bonito edificio.

CONCLUSIONES DE LUGO: Tiene rincones bonitos, pero un centro histórico muy discontinuo (edificios históricos sueltos y por en medio zonas más modernas sin mucho encanto), la Muralla es impresionante y merece la pena recorrerla, hay partes muy cuidadas y otras están pegadas a la muralla y con casas medio cayéndose.
Para ver la ciudad basta con 2-3 horas para el viajero medio, y aunque solo sea por las Murallas, es una de las visitas imprescindibles de Galicia.


Dejamos Lugo y nos fuimos a O Carballiño, la capital del pulpo a feira. Dicen que el pulpo en Galicia está mejor en el interior que en la costa, y es verdad, por la sencilla razón de que es de los pocos pescados que se conserva fuera del agua, así que se enviaban muchos al interior y en la costa no le daban mucha importancia, así que en los pueblos del interior preparaban muy bien pescados como el pulpo y el bacalao. En la cercana Cea existía un monasterio cuyas tierras alcanzaban las Rías Baixas, y cobraban los impuestos en pulpos, así que en este pequeño pueblo se especializaron en preparar este pescado. Nos bajamos del coche y tras preguntar en una farmacia nos recomendaron ir a comer a Casa Gazparra, y allí que nos fuimos. Sirven además de pulpo algo de carne, y no está mala, pero el pulpo estaba sublime, para chuparse los dedos. Y no es nada caro, nos llenamos para el resto del día por 15€ por cabeza. Si os gusta el pulpo teneis que ir, el mejor que probé, se tiene ganado a pulso ser la capital de este manjar.


Volvimos a meternos al coche y pusimos rumbo a Ribadavia, un precioso pueblo totalmente medieval.

Ribadavia fue la capital del Reino de Galicia durante 7 años en la Alta Edad Media. Este Reino fue independiente muy pocos años y en etapas sueltas, aunque mantuvo la denominación hasta la Guerra Carlista en 1833. La zona había sido poblada por celtas y romanos, aprovechando estos últimos los minerales y aguas termales de la zona. Ribadavia fue la capital del Ribeiro, el centro donde se exportaba y se trataba, y tuvo una importancia vital en ese periodo de la historia gallega, por ello fue la capital. Este vino era muy apreciado en España y el Norte de Europa, e incluso América; y se estableció una amplia comunidad judía que se encargaba de comerciar con él aprovechando sus contactos por toda Europa; además los judíos también desarrollaron otras profesiones como cambistas, prestamistas o artesanos y tenían un barrio bastante importante (de las juderías más grandes de Galicia) junto a la Porta Nova. En 1386 la ciudad fue arrasada por los ingleses, que previamente mantuvieron un sitio en el que los burgueses aguantaron más que los caballeros, siendo los judíos los más fieros en la batalla. Cuando los Reyes Católicos expulsaron a los judíos en 1492 muchos se quedaron aquí, la cercanía con Portugal les permitiría huir en caso de ser perseguidos y cruzaban la frontera para realizar sus ritos.
En el siglo XIX los viñedos sufrieron una serie de plagas y enfermedades que llevaron a la comarca ribeira a la hambruna y la pobreza más absoluta, quedando muy pocos productores que se unieron para luchar contra los impuestos y que crearon una fuerte inestabilidad social. Por ello ha llegado a la actualidad practicamente intacta, porque durante el éxodo rural del siglo XX no fue un foco de atracción de población y tiene una judería muy cuidada y en el estado original y algún barrio nuevo, pero el centro es de los más bonitos de Galicia.

Llegamos a esto de las 3 y media de la tarde y a pleno sol, es abril pero hacía cerca de 30º, no era muy agradable caminar por el sol. Aparcamos frente al castillo en la calle, había un montón de sitios libres.
Decidimos dejar el Castillo para el final por el tema de estar a pleno sol, y empezamos a pasear hacia la Praza Maior por las preciosas calles medievales de esta localidad.

Llegamos a la plaza en busca de la Oficina de Turismo, que cierra los domingos por la tarde, genial, sin plano ni nada, toca ir a la aventura (como descubriríamos más tarde todo cierra en Ribadavia los domingos por la tarde, tampoco pudimos entrar al castillo). La plaza es increible, preciosa, anclada en el Medievo. Nos tomamos un refresco en una de las terrazas a la sombra, era necesario paliar el calor con líquido frío.

Nos levantamos y empezamos a caminar por las preciosas calles sin rumbo fijo, a dar una vuelta para conocer este histórico pueblo. Nos topamos con la preciosa Iglesia de Santiago, un templo del siglo XII, como no cerrado. Es una bonita iglesia románica con una portada muy bien trabajada.

Empezamos a bajar por las calles hasta que nos topamos con una especie de mirador sobre el Río Avia, que como habréis adivinado da nombre a la ciudad. En las afueras de Ribadavia confluye con el Miño. La estampa era de postal.

Y tras llegar al punto más bajo de la zona medieval, la famosa judería, empezamos a subir intentando hacerlo por calles en sombra. La verdad es que cualquier rincón del centro de la ciudad está cargado de magia.

Y llegamos al Castillo, que encontramos cerrado, así que solo pudimos rodearlo por fuera. Se construyó en el siglo XV a raiz de las revueltas Irmandiñas (el pueblo gallego se levantó en armas contra la tiranía nobiliaria y llegaron a destruir 130 castillos y fortalezas, huyendo los nobles a Castilla y Portugal y volviendo con auténticos ejércitos para acometer una durísima represión; fue la revuelta social más importante del siglo en toda Europa) Fue abandonado en el siglo XVII cuando los Sarmiento se mudaron al Palacio.

Información práctica
Acceso: Encima de la judería
Horario: Visitas desde la Oficina de Turismo: 10:30, 11:30, 12:30, 13:30, 17:00 y 18:30 (L-S) 10:30, 11:30, 12:30, 13:30 (D)
Precio: 1€ / Gratis (menores 16 años acompañados por un adulto)
Web: www.ribadavia.net/ ...idades.htm (en gallego)


Y por último vimos la Iglesia de Nuestra Señora del Portal, del siglo XVII, y es que unos metros por debajo teníamos nuestro coche.

CONCLUSIONES DE RIBADAVIA:
Es una preciosa ciudad medieval con una judería muy cuidada. El castillo tiene pinta de que tenga una visita guiada interesante y breve. Es un lugar donde el tiempo se ha parado y merece mucho la pena pasear sin rumbo por sus calles.
Para verla creo que con hora-hora y media da tiempo para el viajero medio. Una visita muy agradable y recomendable.


Cogimos el coche y enfilamos a nuestra meta del día, Ourense, donde teníamos el hotel y pasaríamos la noche. Aparcamos a unos metros de la puerta en zona azul (gratis hasta el lunes a las 10) y entramos al NH Ourense. Nos fuimos a dejar las maletas y descansar un poco del madrugón antes de salir a patear el centro de la ciudad. Cuando íbamos a salir en recepción nos dieron unos planos y folletos de la ciudad y la chica, muy amable, nos comentó los monumentos más destacados y la zona de tapeo (está en las calles cercanas a la Praza do Ferro)

Antes de nada, como viene siendo costumbre, permitidme una breve introducción histórica a la ciudad orensana, de la que el dicho popular dice que "Tres cosas hay en Ourense que no las hay en ningún otro sitio: el Santo Cristo, el Puente Romano y las Burgas con agua hirviendo"
Nació con la cultura castreña, aunque su origen como ciudad llega con la dominación romana (se duda si su etimología viene de Auriense -ciudad del oro-, y es que el oro se encontraba en el propio Miño; o de Aqua urente (aguas abrasadoras) o incluso warmse (lago caliente en germano) por las Burgas. La ciudad crece en torno al Puente Romano construido sobre el Miño y custodiado por una guarnición; y este puente hace que la ciudad cobre importancia durante la Transición en la Edad Media (los tiempos de suevos y visigodos) como núcleo comercial. La ciudad no creció mucho en los siglos posteriores, y como acontecimientos más reseñables destacan las incursiones árabes y normandas, las mejoras de la catedral, la proclamación del Duque de Lancaster como rey de Castilla o ver nacer la Segunda Revuelta Irmandiña.
Sin embargo, y como otras muchas ciudades españolas, tiene un crecimiento exponencial al ser capital de provincia; y es que a las clases tradicionales (hidalgos, artesanos y religiosos) se suma la de los funcionarios que traen mucha riqueza consigo. Unos años despues la llegada del ferrocarril de Vigo empuja el crecimiento con la llegada de la burguesía; y en la posguerra se convierte en la tercera ciudad de Galicia (solo por detrás de Vigo y A Coruña) gracias al éxodo rural, creándose muchos barrios entorno al casco antiguo que apenas se modificó.

Pues bien, nosotros al salir del hotel (a esto de las 7) fuimos de frente hacia el centro, encontrándonos primero con la Praza do Ferro, una coqueta plaza con una fuente en medio y llena de terrazas, una perfecta manera de entrar al casco histórico orensano.

De ahí enfilamos a la Catedral, construida entre los siglos XII y XIII y que presenta un estilo a caballo entre románico y gótico que la hace salirse un poco de la norma y que llama bastante la atención arquitectónicamente hablando pese a ser de pequeñas dimensiones. Está dedicada a San Martín y en ella destaca el Pórtico del Paraíso (una sencilla reproducción del Pórtico de la Gloria compostelano)

El interior está ricamente decorado, y es que el retablo es barroco, estando muy recargado, la verdad es que se distingue perfectamente cuando es barroco porque practicamente daña la vista tanto color y es difícil fijarse en los detalles de lo recargado que está (creo que está claro que prefiero el arte medieval o el Renacimiento, ¿no?)

Y el exterior es muy tosco y no tiene apenas decoración

Información práctica
Acceso: Centro de Ourense
Horario: 8-13:30, 16-20:30 (L-V) 8-13:30, 16:30-20:30 (S-D)
Precio: Gratuito
Web: www.ourense.es/ ...doNivel=37


Tras salir, nos dirigimos a las Burgas, pasando antes por la preciosa Praza Maior, donde echamos un ojo a las cartas para ver si cenábamos ahí o no. Está llena de terrazas y es agradable sentarse a tomar algo. Además, Ourense está empozado, así que la temperatura se eleva unos grados con respecto a las tierras circundantes. En días como hoy la tarde estaba perfecto, en verano es un horno.

Y llegamos a las famosas Burgas, que son 3 y en las que el agua es termal, es decir, que sale a una temperatura elevada y tiene ciertas propiedades especiales. Su origen es incierto y hay dos leyendas que tratan de explicarlo: la primera dice que el agua nace bajo la Capilla del Santo Cristo, y la segunda que vienen de un volcán en reposo en la base de Montealegre y que cuando entre en acción destruirá la ciudad. Amén de las leyendas, lo que se sabe con certeza es que las aldeanas a lo largo de los siglos utilizaban las burgas para escaldar los pollos y desplumarlos con facilidad.
Actualmente hay un centro de interpretación, que es un parque con unos restos romanos de las antiguas termas (muy pequeños, la verdad)

Una piscina con este agua termal al aire libre (todo el mundo nos recomendó que si queríamos ir a alguna fueramos a las Termas de Chavasqueira o a otras que no recuerdo el nombre y que están a 10 minutos en coche)

Y la fuente de la Burga de Abaixo, enmarcada en una pequeña zona verde. Tiene tres pequeñas fuentes y el agua está muy caliente, aunque se puede tocar durante un segundo o dos. Yo lo hice y sí es verdad que si la dejas bajo el agua te quema la mano en un santiamén.

Y ya de aquí fuimos dando otro paseo (nos hartamos a caminar por Ourense) por la alameda del Río Barbaña, un paseo agradable antes de volver a subir en dirección al centro.

Pasamos por la preciosa Praza da Magdalena, que no habíamos visto antes.

Y de ahí a buscar sitio donde cenar; nos decidimos finalmente por O Frade, en la Calle Viriato (sale de la Praza do Ferro), donde cenamos de tapas, que eran muy abundantes, baratas y de calidad. Todo acierto la cena que solventamos por menos de 9€/persona. De ahí al hotel dando un paseillo y asombrándonos de lo animadísima que estaba la ciudad, se nota que son vacaciones y que hay muy buen tiempo.

CONCLUSIONES DE OURENSE:
El centro medieval es pequeño pero muy bonito. Una sucesión de calles y plazas muy bien cuidadas y que sorprenden al visitante. La Catedral es bonita aunque pequeña, las Burgas llaman la atención y merece la pena verlas pues están en el centro; sin embargo la zona del Miño (Puente Romano y del Milenio) no tienen un gran atractivo, y están bien si sobra tiempo en la ciudad.
Para el viajero medio con una hora-hora y media tiene suficiente para pasear y admirar el centro histórico. Es una visita muy recomendable y sorprendente.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Lugo, Ribadavia y Ourense: Entre Roma y el Medievo



Etapa: Ribeira Sacra: Pura magia  -  Localización:  España España
Fecha creación: 25/04/2014 19:19  
Compartir: 
Compartir:
Hoy tocaba visitar la Ribeira Sacra. Por consenso familiar decidimos dedicarle solo un día para no quedar hasta las narices de monasterios. Así que planeamos visitar lo más famoso y bonito de esta mágica comarca, el Cañón do Sil y los monasterios circundantes, amén de Castro Caldelas y en caso de sobrar tiempo Pobra de Trives (al final no fuimos) y acabar el día en la zona del Miño de la capital orensana.
TOTAL: 129 kms.

Antes de nada me gustaría dedicar unas líneas a explicar esta maravilla que está a punto de convertirse en Patrimonio de la Humanidad al cumplir los requisitos y que será presentada en breves para formar parte del selecto grupo de lugares con semejante título y hacer eco del lamentable trazado de la autovía A-76 que está a punto de cargarse el paraje por lo de siempre, los intereses de unos pocos. Espero que alguien les haga parar y no rompan este mágico lugar, sin duda uno de los rincones más bonitos de España.
A primera vista puede parecer que el nombre de Ribeira Sacra venga de "Ribera Sagrada" por el gran número de monasterios que se concentran en la zona, pero no es así; una mala traducción hace muchos siglos de un historiador portugués tradujo como ribera la palabra gallega "Riboira" que significa robledal, y así la Riboira Sacra (un pequeño bosque sagrado) pasó a dar nombre a toda la zona, si bien el nombre se aceptó porque era idóneo para la cantidad de monasterios en la zona.
La Ribeira Sacra comprende las riberas del Sil y el Miño, donde el curso del agua ha dado lugar impresionantes cañones; y donde desde el siglo IV se han fundado una cantidad ingente de monasterios. El porqué viene de muy atrás, del siglo IV, en el que un catolicismo naciente en Galicia y liderado por Prisciliano, el obispo de Ávila, ve impotente como la violencia y la pobreza derivadas de la profunda crisis del Imperio Romano se adueñan de la sociedad. Entonces este obispo llama al ascetismo (rezar en solitario para purgar los pecados y tratar de mejorar el mundo) y muchos hombres se lanzaran a esta soledad en busca de la santidad deseada. Estas riberas se poblaron de ermitaños que se instalaron en ellas por el clima mediterráneo y la cercanía al río, que proveía comunicación y alimentos. Poco a poco los eremitas empezaron a formar comunidades y se agruparon en pequeños monasterios, hasta que las razias árabes vaciaron la zona hasta la llegada de los benedictinos, que aprovechándose de los monasterios abandonados se instalaron en ellos alcanzando la zona su máximo esplendor entre los siglos X y XII, cuando miles de monjes poblaban este entorno natural tan privilegiado. Poco a poco entró en decadencia hasta que con la Desamortización de Mendizábal (1837) quedaron despoblados por completo. A día de hoy están en un gran estado de conservación muchos de ellos al ser de titularidad pública (museos, centros de interpretación) o privada (como el Parador de Santo Estevo). Íbamos a dedicar el día a este mágico rincón donde tan bien se combina lo mágico y lo natural con la historia.

Nos levantamos pronto y nos fuimos a desayunar a uno de los muchos bares de la zona del hotel que sirven completos desayunos por un precio irisorio (café+zumo+tostada por 2€ me tomé), y antes de las 10 (hora en que empieza la zona azul) cogimos el coche para ir a la primera parada del día, San Pedro de Rocas, el monasterio que dio origen a toda la Ribeira Sacra. Acoge el Centro de Interpretación de la Ribeira Sacra y además de la curiosa iglesia original excavada en la roca acoge varias salas donde se explican la historia de los distintos monasterios de la zona (hay un vídeo muy ameno y educativo de la de este monasterio) además de diversos aspectos de la vida en la comarca (oficios, tradiciones, leyendas...) Había leído por internet que tenía más valor histórico que artístico y que era una visita testimonial; pero personalmente fue la visita que más me gustó del día. Llegamos un rato antes de que abriera (diez y cuarto o así) y la chica, muy amable, nos dejó entrar mientras preparaba los planos y demás de la recepción.
En el vídeo explican la historia: fue fundado en el 573 por cinco eremitas que excavaron en la roca una pequeña iglesia con unas celdas, dedicando todo el día a la oración y la meditación. Fue el primer monasterio de toda Galicia. Tras el abandono por la inseguridad fue refundado, según la leyenda por un caballero que lo encontró de casualidad y se quedó en él porque vio la luz al encontrarlo. Vivió el paso del eremitismo al cenobismo (rezar en comunidad) antes de ser abandonado en el siglo XV tras dos incendios que lo asolaron.

Empezamos la visita por el centro de interpretación, que acogía diversas salas como ya dije. Me llamó mucha la atención una reproducción de las celdas, y es que aquí se cumplía a rajatabla el voto de pobreza como se puede apreciar a simple vista. Da claustrofobia pensar que los monjes vivían aquí de forma voluntaria:

Y también la sala del vino, donde explican como se realiza el mismo. La verdad es que puedes pasar el tiempo que quieras en este museo, puesto que hay documentales de muchas cosas, logicamente solo vimos el de la historia y por las demás salas pasamos de puntillas leyendo algunos paneles y demás. Podías además hacerte fotos como si fueras un monje metiendo la cabeza por un agujerito (se ve a continuación) y nos hicimos alguna que quedó bastante graciosa, ideales para echarse unas risas con familiares y amigos al enseñarlas.

Una vez fuera se ve el campanario hecho sobre una roca y al que se puede subir. Es bastante espectacular y recomiendo la subida, aunque ojo si teneis vértigo para bajar porque lo podeis pasar muy mal.

Y detrás está el plato fuerte, la iglesia bajo la roca. Aquí hay que aforar (1€ para encender la luz), pero bueno, que con todo lo que hay en el Centro de Interpretación lo pagamos encantados. La iglesia es extremadamente sencilla pero curiosa por estar bajo la montaña, en su pared tenía pintado un mapamundi que se fue borrando con el paso de los años. Una pena.

Bajo la roca, y también al aire libre, están las tumbas de varios monjes que poblaron el monasterio. Su forma es realmente curiosa, puesto que están excavados en el suelo antropomórficamente.

Información práctica
Acceso: Desde Ourense omamos la OU-536 en dirección Castro Caldelas y al llegar a Esgos empiezan las señales que nos conducen a él.
Horario: 10:30-13:45 16:30-19:45 (18:30 de diciembre a febrero)-> Todos los días
Precio: Gratuito (1€ para iluminar la iglesia)
Web: www.sientegalicia.com/ ...;idzona=28



La siguiente parada del día era Santo Estevo do Ribas do Sil, el mayor conjunto monasterial de la Ribeira Sacra. Actualmente es un Parador, así que el acceso a dos de los tres claustros está restringido a los huéspedes (al menos teoricamente, nos colamos en los dos restantes sin darnos cuenta siquiera, pero shh no se lo digais a nadie) siendo visitable la iglesia y el claustro de mayor tamaño. Como curiosidad contar que en el escudo hay 9 mitras (lo que llevan los obispos en la cabeza), y es que se cuenta que hasta 9 obispos se recluyeron a este monasterio en los siglos X y XI.

Empezamos la visita por la iglesia, de estilo románico y con 3 ábsides semicirculares. Al entrar se aprecia que esta iglesia es pequeña y que no estaba pensada para las peregrinaciones (no tenía girola, ni naves laterales ni ná de ná), pero con una espectacular bóveda de crucería del siglo XVI que aportaba mucha verticalidad al templo.

El monasterio está anexo y la puerta impresiona, además está perfectamente conservado al ser un Parador desde 2004.

Entramos y nos encontramos con el Claustro de la Portería, que tiene tres cuerpos de arcos de medio punto sin bóveda. Es enorme y es el único accesible para los no huéspedes.

En uno de los laterales se encuentra un pasillo que une con los otros dos, y allí que nos fuimos. Abrimos una puerta e íbamos hablando de la historia del monasterio y de los tres claustros, no vimos un pequeño cartelito que informaba que solo podían pasar huéspedes del parador y nos dimos cuenta al salir. Muy oportuno.
Bueno, el segundo claustro es el Pequeño, el más moderno (construido en 1595) y que tiene dos cuerpos con arcos de medio punto sustentados por columnas dóricas (el orden griego que representa el género masculino)

Y el último es el más antiguo, pequeño y bonito. Se llama el de los Obispos y tiene dos cuerpos, siendo el inferior románico y el superior un añadido gótico. Es una preciosidad de claustro, da gusto pasar un par de minutos relajado admirándolo.

Además está decorado con gárgolas en el techo, es espectacular, la mejor obra de arte de todo el viaje, sin duda.

Información práctica
Acceso: Aparece indicado desde la general (OU-536) en varios puntos, no tiene mayor pérdida
Horario: ???
Precio: Gratuito (los dos últimos claustros restringidos a huéspedes)
Web: www.parador.es/ ...nto-estevo



De ahí nos fuimos al Cañón del Sil propiamente dicho, tomando la espectacular carretera que va por su vera (CV-323) y que es espectacular en sí misma, además de estar jalonada de miradores para admirar esta maravilla natural. Todo un placer transitar por ella y admirar las obras de arte que crea la fuerza del agua.
El primer mirador que nos encontramos fue el Mirador das Columnas, con unas vistas espectaculares del cañón aunque perdían mucho con unos cables de alta tensión que parecían estar diseñados a propósito para ser protagonistas de las fotos.

Siguiendo la carretera nos encontramos el Mirador de Cabezoas, en el que se apreciaba un meandro encajonado entre las paredes de los desfiladeros. Decir que las fotos pierden mucho y que la sensación de estar ante tal maravilla es indescriptible.

Llegando al pueblo de Paradas de Sil nos desviamos al Monasterio de Santa Cristina con la intención de verlo por fuera (en internet ponía que los lunes cerraban), pero que estaba abierto por ser Semana Santa (¡bien!) Como el resto es un monasterio en desuso, siendo el mejor exponente del románico rural gallego. Se fundó en el siglo X y su coto era muy amplio, aprovechándolo para plantar vid y castaños.
Está metido en un bosque y la sensación al llegar es espectacular.

La iglesia es bien sencilla, teniendo como joyas la labor escultórica y una ventana trífora en la cabecera, que aportaba luminosidad al templo.

El monasterio está medio derruido quedando solo parte del claustro.

Pero todo se compensa subiendo al campanario por unas tortuosas escaleras. Desde ahí arriba se tienen unas vistas preciosas del Cañón do Sil, no sabían los monjes ni ná...

Información práctica
Acceso: Hay que llegar al núcleo de Paradas do Sil, desde ahí está perfectamente indicado
Horario: 11-14 15-19:30 (M-D) aunque puede cambiar en función de la fecha
Precio:1€; 0.5 (entrada reducida, no entran aquí estudiantes)
Página web: www.sientegalicia.com/ ...;idzona=28



De ahí nos fuimos a Paradas do Sil, era la 1 así que era pronto para comer. Aparcamos delante de O Curtiñeiro (lo tengo anotado como el mejor restaurante de la zona) y reservamos mesa para más tarde. Nos fuimos dando un paseo hasta los Balcones de Madrid que están a 10 minutos caminando por un agradable camino (también se puede ir en coche) Es el mirador más famoso de la Ribeira Sacra junto con el Cabo do Mundo, y sus razones tiene para ello. Mirando a la izquierda nos encontramos con las escarpadas pendientes del Cañón do Sil y el río fluyendo tranquilo por el fondo tras haber excavado cientos de metros con su continuo flujo de agua. Por aquí transitan los minicruceros, no quisimos ir a uno porque todo el mundo nos dijo que se ve mejor desde arriba y bueno, nos parecía prescindible. Creo que no nos equivocamos.

Enfrente se ven tierras lucenses, la ribera norte del río, y un monasterio en lo alto que da mucha belleza a la estampa.

Y a la derecha tenemos el fin de los desfiladeros y el comienzo de las típicas imágenes de viñedos. Wow! Espectacular el mirador; y como no las fotos desmerecen bastante lo que estar ahí. Los que conozcais la zona lo comprendereis perfectamente.

Volvimos caminando y cuando nos sentamos ya teníamos hambre. Comimos unos menus del día bastante variados y completos con postre y bebida incluidos por tan solo 12€ por cabeza. En todo el Norte se come bien, y quitando ciertas ciudades y zonas, muy barato. Me encanta!


Seguimos la espectacular carretera hacia Castro Caldelas, se puede ir por la general en menos tiempo, pero os recomiendo seguir por la que va junto al río; ahora el paisaje es de viñedos en terrazas que parecen imposibles de construir por las pendientes que salvan.
Apareció un cartel que indicaba una pequeña senda, y allí que nos fuimos. Se trata de la Pasarela del Río Mao, una prolongación de la Ruta del Cañón del Mao. Es algo más de un kilómetro que realizamos en el tramo final de este río antes de que desemboque en el Sil. Es muy fácil, una pasarela de madera con agarraderos que va por la vera del río dejándolo más abajo o arriba y salvando los desniveles con escaleras. Eso sí, abstenerse gente que lleve carros, pues tiene esos escalones; pero es perfecta para familias con niños pequeños para que entren en contacto con la naturaleza en un agradable paseo de menos de una hora.
Empezamos a caminar y rapidamente nos encantó la ruta, tiene unas vistas preciosas, tanto del río como de las montañas boscosas que lo rodean.

Al avanzar empezamos a tener buenas vistas de los viñedos que parecen estar suspendidos en el aire, no sé como se arreglaron para construir las terrazas en esas pendientes tan escarpadas. Todo mi respeto a esos aldeanos que hace siglos lo consiguieron.

Y en un momento dado tenemos la opción de bajar a una pequeña playa a la orilla del río, me permití experimentar un poco con la cámara y dejé fluir mi vena artística.

Y finalmente podemos ver confluir el Mao con el Sil entre viñedos. Muy recomendable esta ruta para bajar la comida y pasar un rato agradable en la naturaleza. Fácil, sencilla y para todos los públicos.


Seguimos carretera hacia Castro Caldelas, pero paramos un segundo en una pequeña cuneta a hacer una foto de una de las estampas más bonitas del día. Completamente de postal la conjunción de viñedos, desfiladeros y el Sil.


Y así llegábamos a Castro Caldelas, el último pueblo de la Ribeira Sacra. A mis padres les gustó, pero a mi me decepcionó un poco. No sé si por las enormes expectativas que me había creado por leer que era totalmente medieval poseyendo una judería (me encantan las juderías) y que conservaba un castillo intacto (que es verdad) y muy bien montado (exagerado) o por el cansancio; o un poco de cada, pero la verdad es que me fui algo decepcionado del pueblo en cuestión.
Está asentado junto a una antigua necrópolis del Megalítico y restos de la Edad de Bronce y Hierro, y fue romanizada en el periodo anterior a Cristo en busca de oro. Empieza la cristianización con los visigodos y se construyen dos monasterios en la Alta Edad Media. Se construye un castillo que marca el desarrollo del pueblo, naciendo a su sombra una judería, de la que hoy quedan un par de calles paralelas.
Compramos unos regalos para la familia (vino y pastas) y nos lanzamos a descubrir la judería, mucho más pequeña de lo que pensaba.

Y tras esto fuimos al Castillo, que tenía la reproducción de una catapulta junto a la puerta.

Entramos al castillo donde nos dieron unos folletos con alguna información básica e interesante del castillo y nos encontramos en el patio.

Una vez ahí podemos subir a las dos torres del castillo, la del Homenaje y la defensiva. Empezamos por la defensiva, a la que se puede acceder y desde la que se tienen buenas vistas de la ciudad y del propio castillo.

Además podemos rodear el castillo por la parte alta por el adarve, es una forma curiosa de visitar este edificio histórico.

Las salas interiores acogen diversas dependencias, ninguna de ellas histórica, tanto la biblioteca como salas de conferencias o pequeñas exposiciones del idioma gallego. Lo que más me llamó la atención fueron un par de objetos que había en un pequeño Museo Etnográfico en los sótanos.

Y finalmente nos subimos a la Torre del Homenaje, donde vivían los dueños del castillo, los Condes de Lemos. Las vistas del pueblo y de las zonas circundantes son espectaculares.

Ahora que echo la vista atrás creo que es una visita interesante, ver las cosas desde otra perspectiva. Merece la pena ir a Castro Caldelas, creo que el cansancio del día me hizo ver la visita de una forma mala y me decepcioné principalmente por eso, muchas horas fuera tienen su precio. Retiro lo dicho anteriormente.

Información práctica
Acceso: En el centro de Castro Caldelas
Horario: 10-14 16-20
Precio:2€ (adultos), 1.60 (mayores de 65 y carnet joven), gratis (hasta 10 años), grupos: 25€ (21-49 pax) 50€ (más de 50 pax) precios fijos
Página web: www.castrocaldelas.es/ .../castelo-2



CONCLUSIONES DE RIBEIRA SACRA: Uno de los rincones más bonitos de España. Combina a la perfección una naturaleza maravillosa con cañones y viñedos con edificaciones históricas (monasterios y algún pueblo) que no desentonan con el paisaje, sino que lo hacen más bonito si cabe.
Para el viajero medio un día es el tiempo justo para empaparse de naturaleza e historia sin saturarse de monasterios y miradores. La zona sur del Cañón do Sil es la más interesante


Tomamos el coche hacia Ourense por la carretera general, que no tiene mayor encanto (al menos para mí que soy del Norte, si bien es cierto que para alguien que no esté acostumbrado le alucinará ver tanto verde). Renunciamos a ver algunos monasterios interesantes en la zona para no sobrecargar demasiado el día ni cansarnos de monasterios.
Aparcamos junto al Puente del Milenio, y es que hoy íbamos a ver la zona del Miño, que está bien pero solo si te sobra tiempo, no tiene nada de especial.
Este puente se construyó en 1999 y es el quinto y último construido sobre el Río Miño. Llama la atención visualmente puesto que además de la carretera salen por los laterales y hasta alcanzar una altura de 22 metros unas pasarelas peatonales.

La subida es muy fácil y apta para personas con vértigo (salvo casos extremos), y es que las barandillas llegan hasta la cabeza, dando una sensación de seguridad plena.

Las vistas desde lo alto son buenas, si bien se limitan principalmente al Puente Romano (al que luego iríamos), ya que falta altura para ver bien el centro de la ciudad.

En lo alto enfrente nuestro vemos la otra punta, es un paseo simpático dar la vuelta completa, si bien no es la octava maravilla del mundo. Repito, si se pilla Ourense de paso creo que no merece la pena desviarse hasta aquí, no es nada del otro mundo; aunque ya lo había leído me gusta comprobarlo, y en esta razón el blog donde lo leí tenía razón.

De ahí llegamos caminando en 5 minutos al Puente Romano atravesando uno de los barrios residenciales de Ourense sin mayor encanto. Este puente es uno de los 3 emblemas de la ciudad (como ya dije junto a la Catedral y las Burgas) e hizo que Ourense cobrara importancia como núcleo comercial durante la época romana y la Edad Media, y es que en aquellos siglos algo tan cotidiano actualmente como un puente, era toda una bendición para la zona puesto que todo el comercio y las personas debían pasar por él. Ha sufrido muchas modificaciones, es peatonal y muchos orensanos lo utilizan para cruzar del centro a la zona residencial del otro lado del río.

Tampoco es que tenga nada del otro jueves y las mejores vistas son las del Puente del Milenio.

La vuelta la hicimos por el paseo fluvial, lleno de gente por el buen tiempo y muy agradable. Nos fuimos al hotel y aparcamos a 20 metros de la puerta, metimos 70 céntimos en el parquímetro (eran las 7 y media y quedaba un rato de zona azul) y tras un breve descanso nos fuimos al centro a cenar. Probamos suerte en el bar del primer día, pero estaba lleno; así que echamos un vistazo a los bares de la zona hasta sentarnos en O Barallete, un antiguo Lizarrán y donde cenamos tapas de muy buena calidad y presentación y que no eran escasas. Nos encantó la cena y nos salió a unos 15€ por cabeza, un precio más que razonable. Está situado en la Calle Lepanto, junto a la Praza do Ferro.

Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Ribeira Sacra: Pura magia


Etapas 1 a 3,  total 5
 1  2  siguiente siguiente



Votaciones al diario Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0 Media
Anterior 0 0 Media
Total 125 25 Media
Votos
Votos 0 Votos
Votos 0 Votos
Votos 0 Votos
Votos 0 Votos
Votos 0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 270 Visitas mes actual: 155 Total visitas: 32745

  Últimos comentarios al diario  La mágica Galicia Interior
Total comentarios 20  Visualizar todos los comentarios

Afizionau  afizionau  28/04/2014 10:50
curradisimo diario, lástima que las fotos no se vean Trist

Vinadas1  vinadas1  28/04/2014 12:24   
Muchísimas gracias a todos por comentar y dejar puntos!!
@Brigantina: Como bien dices la Ribeira Sacra está muy por detrás de las Rias Altas y Bajas, Costa da Morte, Santiago, Coruña, As Catedrais... pero es un lugar único y precioso que ha entrado de cabeza a uno de mis favoritos de toda España.
@Marimerpa: Muchas gracias, era lo que buscaba, combinar un poco de todo para mantener el interés y que no fuera monotemático, que cansaría y mucho. Gracias!
@Fran17: Muchas gracias Muy feliz
@anmovasa: Me alegro de que te haya gustado!
@gadiemp: Gracias por la pequeña trampa, me alegro de que te haya gustado tanto Muy feliz
@afizionau: Gracias por avisar, ya está arreglado, los de photobucket me enervan mucho con el "bandwith limit", estoy estudiando otros servidores para mudarme a ellos porque Photobucket da muchos problemas.

Toxo2003  toxo2003  29/04/2014 08:12   
Comentario sobre la etapa: Lugo, Ribadavia y Ourense: Entre Roma y el Medievo
Muy bueno este diario. Excelente. Lo del pulpo, tienes razón porque para pulpo, carne e viño, O Carballiño. Cuando hablas del monasterio, éste no es de O Carballiño sino de Oseira en Cea. Luego las madres del pulpo a feira, las pulpeira de Arcos, una aldea de O Carballiño.

Default https Avatar  gurripato  29/04/2014 15:24   
bravo, bravo y bravo!!!

Vinadas1  vinadas1  29/04/2014 21:09   
Muchas gracias por el aporte toxo, había escuchado eso antes de ir pero a la hora de hacerlo no lo pensé y puse ese dato erróneo. Ya está corregido Muy feliz
Gracias gurripato!

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Region_Isla Tema: Viajar a Galicia: qué ver y visitar, información general
Foro Galicia, Asturias y Cantabria Foro Galicia, Asturias y Cantabria: Foro de viajes por el Noroeste de España: Galicia, Asturias, Cantabria. Información sobre aeropuertos, hoteles, restaurantes, playas, ferries, vida nocturna.
Ultimos 5 Mensajes de 1255
790142 Lecturas
AutorMensaje
Miguelbilbao
Miguelbilbao
Super Expert
Super Expert
Jun 20, 2013
Mensajes: 405

Fecha: Lun Oct 15, 2018 11:53 am    Título: Re: Viajar a Galicia: qué ver y visitar, información general

Galicia es grande. Yo aconsejo no intentar abarcar mucho en poco tiempo.
El que desee vistas espectaculares, sin duda, la zona norte, desde Viveiro a Cedeira. Inconveniente, el tiempo es muy inestable. Aunque esas zonas con neblina posee su encanto.
Para los playeros, de Santiago hasta La Guardia.

Yo lo hice por etapas en cuatro años, quince dias cada año. Y a partir de ahí, repetir las zonas que mas me habían gustado.

Mi división:
COSTA
De La Guardia hasta Vigo.
De Vigo a Santiago de C.
De Santiago a La Coruña
De La Coruña a Cedeira
De Cedeira a Viveiro

INTERIOR
Orense
Lugo.

Ya veis...y cada zona emplear no menos de ocho días.


- Mensaje escrito desde LA CORUÑA-2-1-2017-GALICIA -
PEPE.MORO
PEPE.MORO
Super Expert
Super Expert
Jun 10, 2013
Mensajes: 903

Fecha: Lun Oct 15, 2018 12:00 pm    Título: Re: Viajar a Galicia: qué ver y visitar, información

Yo estuve 1 semana en Agosto.... y es necesario por lo menos 2 alojamientos.. si no es una matada de kms!!

Yo estuve en un alojamiento en la ría de vigo, en una casita rural con unas vistas espectaculares a la ría... 100% recomendable... si te cuadra, hablamos por privado y te digo cual
bilordo
Bilordo
Travel Addict
Travel Addict
Mar 20, 2017
Mensajes: 52

Fecha: Lun Oct 15, 2018 12:04 pm    Título: Re: Viajar a Galicia: qué ver y visitar, información

Gracias, chicos, pero no pudo ser a finales de septiembre y ahora hemos cambiado el destino por Berlín. A ver si el próximo año, en primavera puede ser.
EVOS
EVOS
Indiana Jones
Indiana Jones
Nov 17, 2009
Mensajes: 1275

Fecha: Mar Oct 16, 2018 01:06 pm    Título: Re: Viajar a Galicia: qué ver y visitar, información

Totalmente de acuerdo contigo, salvo que nos "castigas" sin un buen postre !!!, el recorrido de Viveiro a Ribadeo, toda la mariña lucense...

Amistad
williamkane
Williamkane
Super Expert
Super Expert
Ene 05, 2021
Mensajes: 305

Fecha: Lun Ene 25, 2021 11:42 am    Título: Re: Viajar a Galicia: qué ver y visitar, información

"bilordo" Escribió:
Gracias, chicos, pero no pudo ser a finales de septiembre y ahora hemos cambiado el destino por Berlín. A ver si el próximo año, en primavera puede ser.

Ojalá podáis visitar Galicia en el futuro, una tierra verdaderamente maravillosa. Y con muchos tesoros ''desconocidos''.
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ



All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. Aviso Legal - Privacidad - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter instagram