Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
SUBIDA AL CERRO LARDA DESDE PUEBLA DE LA SIERRA, SIERRA DEL RINC√ďN, (MADRID). ūüß≠ Diarios de Viajes de Espa√Īa
Indice
Indice
M√°s leidos
M√°s leidos
√öltimos Diarios
√öltimos Diarios
M√°s Votados
M√°s Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace
 


Diario: COMUNIDAD DE MADRID: SENDAS, RUTAS Y LUGARES, SOBRE TODO DE NATURALEZA.  -  Localizaci√≥n:  Espa√Īa  Espa√Īa
Descripci√≥n: Recorrido por lugares bonitos de la Comunidad de Madrid, especialmente rutas de senderismo.
Autor: Artemisa23   Fecha creaci√≥n: 
Compartir: 
Compartir:


























Etapa:  SUBIDA AL CERRO LARDA DESDE PUEBLA DE LA SIERRA, SIERRA DEL RINC√ďN, (MADRID).  -  Localizaci√≥n:  Espa√Īa Espa√Īa
Descripci√≥n: Subida al Cerro Larda desde Puebla de la Sierra, una ruta de senderismo de dificultad media que brinda muy buenas vistas de la Sierra del Rinc√≥n, que es Reserva Mundial de la Biosfera.
Artemisa23  Autor:    Fecha creaci√≥n:   
Compartir: 
Compartir:
Ya que no podemos salir de la Comunidad de Madrid durante la Semana Santa (bueno, ya nunca casi… ), decidimos ir también a contra corriente en nuestra provincia para no encontrarnos multitudes en la sierra los días de mayor afluencia, así que programamos nuestras habituales rutas de senderismo semanales para el lunes y el martes, procurando elegirlas en zonas que, pensábamos, no iban a estar demasiado saturadas de gente. Y acertamos, más o menos.


Una de las rutas que preparé fue la de la subida al Cerro Larda desde Puebla de la Sierra, en la Sierra
del Rinc√≥n, situada al noreste de nuestra comunidad, ya muy cerca de la provincia de Guadalajara, que est√° integrada por los municipios de La Hiruela, Horcajuelo de la Sierra, Pr√°dena del Rinc√≥n, Montejo de la Sierra y Puebla de la Sierra, y que obtuvo en 2005 por parte de la UNESCO la calificaci√≥n de Reserva Mundial de la Biosfera ‚Äúpor su gran riqueza paisaj√≠stica, la representatividad de sus ecosistemas mediterr√°neos y su modelo de conservaci√≥n de la biodiversidad y de aplicaci√≥n pr√°ctica de desarrollo sostenible‚ÄĚ. Con abruptas laderas salpicadas de arroyos, todo el entorno es una maravilla, especialmente en oto√Īo, cuando se ti√Īe de colores ocres y marrones, sobre todo por sus extensos robledales; y tampoco hay que olvidar que en Montejo de la Sierra subsiste uno de los hayedos m√°s meridionales del continente europeo. Por lo dem√°s, hay pinares, vegetaci√≥n de ribera y matorrales como piornales y jaras. As√≠ que cualquier momento del a√Īo es bueno para darse una vuelta por la Sierra del Rinc√≥n.




Desde hace tiempo ten√≠a en lista de espera esta ruta, una de las Sendas Verdes incluidas en la recopilaci√≥n de la Comunidad de Madrid. Y se me ocurri√≥ que al estar Puebla de la Sierra situada en uno de los extremos m√°s remotos de la provincia de Madrid, habr√≠a menos gente que en otros lugares de la sierra en la primera parte de la Semana Santa. Adem√°s, tampoco cab√≠a esperar demasiada afluencia familiar en una subida a un cerro poco conocido, con lo cual no se ha convertido en una de esas rutas emblem√°ticas que convocan a un gran n√ļmero de senderistas. Adem√°s, ten√≠a curiosidad por esta caminata despu√©s de visitar la zona hace algunas semanas y haber visto desde la carretera los paisajes imponentes que domina el Cerro Larda.


SITUACI√ďN EN EL MAPA PENINSULAR DE GOOGLE MAPS Y EN EL DE LA COMUNIDAD DE MADRID.


La distancia desde el centro de Madrid capital hasta Puebla de la Sierra es de 116 kil√≥metros, si se va por Buitrago del Lozoya, lo cual requiere en torno a 1 hora y 40 minutos. Para ello hay que circular por la A-1 hasta Buitrago y all√≠ tomar la M-137 hasta Pr√°dena del Rinc√≥n, donde seguiremos por la M-130 hasta Puebla, luego de pasar una sinuosa carretera plagada de curvas con puerto de monta√Īa incluido. Otra posibilidad es ir por la A-1 hasta la salida 60 (El Berrueco) y all√≠ tomar la M-127 hasta Robledillo de la Jara, donde pasaremos a la M-130 hasta Puebla, en un trayecto de 108 kil√≥metros y 1 hora y tres cuartos, m√°s o menos, opci√≥n que tampoco nos librar√° de una v√≠a casi tan virada como la anterior, con la que comparte, eso s√≠, unos paisajes impresionantes. Lo m√°s recomendable (al menos es lo que nos gusta hacer a nosotros) para no perderse nada es algo tan f√°cil como ir por un lado (Buitrago) y volver por el otro.

Itinerarios hasta Puebla de la Sierra en Google Maps:


Como de costumbre, fuimos por Buitrago del Lozoya, donde ingenuamente pretend√≠amos hacer una parada para tomar un caf√© al igual que en ocasiones anteriores, pero r√°pidamente desistimos de nuestras intenciones al ver la gran cantidad de coches que hab√≠a aparcados por todos sitios, habilitados, no habilitados y en pleno campo (ya eran m√°s de las doce, la verdad es que no madrugamos demasiado). Estaba claro que la Semana Santa hab√≠a llegado plenamente a este precioso pueblo medieval madrile√Īo. As√≠ que seguimos adelante hacia Puebla, con la esperanza de que all√≠ no hubiese tanto personal. Sin embargo, nos quedamos sorprendidos ante la gran cantidad de veh√≠culos (turismos, furgonetas y autocaravanas) que hab√≠a aparcadas en el alto, de donde salen varias rutas senderistas, una de las cuales, la de la Pe√Īa de la Cabra, tenemos ganas de hacer pr√≥ximamente. Seguimos adelante hasta llegar a Puebla de la Sierra, en torno a la cual tambi√©n hab√≠a bastante gente, si bien bastante m√°s repartida en los accesos y a lo largo de la carretera que la atraviesa, pues esta peque√Īa localidad de menos de cien habitantes, adem√°s de diversas rutas senderistas, cuenta con varias √°reas recreativas a lo largo del r√≠o de la Puebla, cerca de las cuales se puede aparcar.



LA RUTA.

Como he mencionado, se trata de una de las Sendas Verdes de la Comunidad de Madrid, cuyo catálogo completo se puede consultar en sendasdemadrid.es , página web en la que se proporciona todo tipo de información, incluyendo descarga de folletos, tracks y fichas resumen, como la de esta ruta, de la que pongo una foto.


Los datos de la Subida al Cerro Larda recogidos en dicha ficha son los siguientes:
Longitud: 8,4 kilómetros
Duración: 3 horas 30 minutos
Tipo de ruta: Circular
Grado de dificultad: Media.


NUESTRA RUTA.

Los datos de mi copia local de wikiloc no difieren mucho de los de la ficha oficial, pues nuestros 10,01 kil√≥metros se deben a un peque√Īo despiste en la ruta y a un paseo extra al final para tomar una cerveza. La altitud m√≠nima fue de 1.100 metros y la m√°xima de 1.446. El tiempo en movimiento fue de poco m√°s de tres horas; en total 4 horas y tres cuartos, con paradas para comer, fotos y cervecita. Pongo el dibujo de nuestra ruta y su perfil.


Como ya conocíamos el pueblo de otras veces, fuimos directamente a buscar aparcamiento (no nos resultó difícil) y enseguida iniciamos la caminata, para la cual utilizamos un track que encontré en wikiloc. Habíamos dejado el coche en la entrada del pueblo, en una calle lateral que asciende a las eras, así que no tomamos la calle principal (calle Mayor), que sigue la carretera y cruza el pueblo, sino una que baja a la derecha (calle de la Fuente de Abajo) y que nos llevó a un sendero a la derecha, que cuenta con unos indicadores. Cruzamos el río y, enseguida, a la izquierda, llegamos a otro sendero con una baliza del inicio de la ruta, que está marcada con colores rojo y blanco.




Tras cruzar el arroyo de los Hermosillos, el sendero (antiguo camino hacia Robledillo de la Jara), amplio y relativamente c√≥modo, avanzaba en continuo ascenso por la ladera de un monte donde abundan los robles, algunos de repoblaci√≥n y otros, bastante numerosos, de gran tama√Īo y porte, presumiendo de sus muchos a√Īos. No en vano, en Puebla hay una ruta senderista que se denomina ‚Äúde los robles centenarios‚ÄĚ.




Por el camino tambi√©n nos encontramos con un panel informativo y, al leerlo, nos enteramos de algunas curiosidades, como que la repoblaci√≥n con pinos, que se llev√≥ a cabo en los a√Īos 60 del pasado siglo en esta zona, represent√≥ un beneficio posterior para el terreno y los propios robles, pues era costumbre entre los ganaderos del lugar quemar las laderas de robles y matorral para obtener pastos, lo que erosionaba gravemente el suelo. Los pinares regeneraron el suelo un m√≠nimo y proporcionaron sombra para que los robles y otros arbustos aut√≥ctonos est√©n volviendo poco a poco a recuperar su sitio preponderante.


También leímos que la peculiar apariencia que presentan estos robles es consecuencia de la poda requerida por la actividad carbonera, un medio de vida propio de la zona, aparte de la agricultura y la ganadería. En cualquier caso, me pareció un recorrido lleno de encanto aquella subida entre tantos robles desnudos de hojas, lo que atraía más la atención sobre los troncos retorcidos, presentando llamativas formas. Quizás haya quien encuentre un poco tétrico este panorama, pero a mí me gustan los árboles de hoja caduca en invierno, adornados solamente con sus ramas.




Poco a poco fuimos ganando altura, de modo que el pueblo iba a quedando atr√°s, mostr√°ndose como si estuviera colgado de la monta√Īa, con las casas de colores naranjas y ocres destacando en unas laderas de tonos verdes y gris√°ceos.




El d√≠a no era el mejor para contemplar con detalle lejanas panor√°micas, y mucho menos para fotografiarlas, porque el sol, aunque luc√≠a, estaba velado por una capa de nubes altas que confer√≠an al cielo un aspecto blanquecino, empeorado, adem√°s, por la molesta calima que nos ha estado acompa√Īando estos d√≠as y que a√ļn enturbiaba m√°s la luz, deparando unos colores algo extra√Īos. Sin embargo, la temperatura rozaba los 20 grados, que resultaban muy agradables para esta caminata, teniendo en cuenta los tramos que nos aguardaban m√°s adelante, ya desprovistos de sombra. Por eso, pese a encontrarnos a m√°s de mil metros de altitud, esta ruta no parece muy apropiada para los d√≠as m√°s calurosos del verano madrile√Īo.


Desde el sendero tambi√©n pudimos ver varios ‚Äútinados‚ÄĚ, que son unas construcciones de piedra y pizarra que se utilizan para guardar las ovejas. Algunas han sido rehabilitadas y de otras no quedan m√°s que ruinas.




Dejamos los robles por debajo de nosotros y el camino quedo casi expedito de vegetación a nuestra derecha, si bien a nuestra izquierda algunos arbustos ya mostraban sus flores decorando el paisaje.




Tras varios repechos, el sendero nos proporcionó un descansillo, desde el cual pudimos distinguir claramente el Cerro Larda, al que nos dirigíamos, con sus puntiagudos picachos en forma de sierra coronándolo; igualmente, veíamos perfectamente la senda que nos llevaría hasta allí. Aunque encontrábamos las balizas de vez en cuando, en esta subida no hay posibilidad de pérdida, pues la senda es ancho y resulta inconfundible; y también se puede hacer un alto para descansar y contemplar las magníficas vistas.



Al fondo, el Cerro Larda


Tras girar a la derecha y luego a la izquierda, la sendero enfiló hacia arriba que daba gusto. La pendiente era acusada, pero fue un tramo corto, que superamos sin mayores problemas.


Después llegamos a una pradera con enormes rocas de curiosas formas puntiagudas. El panorama se abría muchísimo, ofreciendo unas vistas muy extensas que llegaban hasta el Embalse de la Pinilla y los picos de Guadarrama, algunos cubiertos de nieve, aunque no se podían apreciar en todo su esplendor por la falta de contraste con el cielo blanquecino.




Allí, ya con la punta del cerro al alcance de nuestra vista, decidimos sentarnos junto a las rocas para tomar nuestros bocatas contemplando un fantástico panorama.






Cuando terminamos de comer, encaramos el tramo final de la subida, que no represent√≥ mayor dificultad que el tener que sortear la gran cantidad de piedras que hay en el suelo, del que termin√≥ desdibuj√°ndose el sendero. Sin embargo, llegar hasta la alargada cima no tiene ning√ļn misterio, pues las afiladas rocas lo marcan inequ√≠vocamente.





Desde el lateral no se contempla la panorámica, así que tuvimos que encaramarnos con precaución, porque las rocas son afiladas y cortantes, sobre los picachos para asomarnos. En realidad, veíamos las mismas vistas que donde habíamos almorzado, si bien desde un punto más alto y un pelín más extendidas, como es lógico por la mayor altura.






Tras las fotos de rigor, nos dispusimos a afrontar un descenso que sab√≠amos era m√°s largo que el ascenso. En este punto hay que tener mucho cuidado y localizar no solo la baliza que se√Īala el sendero sino tambi√©n la direcci√≥n de la flecha (hacia la izquierda seg√ļn se baja del pico) y el track, si se lleva, porque es f√°cil continuar de frente atra√≠dos por una senda aparente, que nos meter√≠a en otra ruta, en cuyo caso, para recuperar la correcta no quedar√≠a otro remedio que trastear entre piedras, raices rotas y jaras que alcazaban el metro y medio.




El primer tramo, de fuerte bajada, fue lo m√°s inc√≥modo de todo el recorrido, pues ten√≠amos que ir sorteando piedras de todos los tama√Īos, formas y colores mientras vislumbr√°bamos, eso s√≠, un paisaje espectacular de pedregosas laderas verdes y grises, que culmin√≥ en la llamada Pe√Īa Atalaya.



La bajadita.



Este trecho malo acabó con un giro a la izquierda, marcado por unos indicadores. Aquí se terminaron las piedras grandes y el desnivel pronunciado. En adelante, el camino mejoró y el desnivel se suavizó, salvo en algunas zonas, donde sendero estaba casi comido por las jaras, que ya estaban apuntando diminutos capullos de las flores que cubrirán estos campos en pocas semanas. Hay tantísimas que cuando florezcan el panorama debe ser precioso.





Tras pasar por un punto que nos mostró una vista espectacular con pintorescos plegamientos y formas afiladas, fruto de la erosión, seguimos caminando durante un par de kilómetros más hasta que el sendero nos sacó directamente a la carretera, con un aviso previo en un indicador.





Esta advertencia estuvo bien, pero ninguna otra (al menos no la vimos) nos se√Īal√≥ que tendr√≠amos que seguir por el lado opuesto de la carretera. Menos mal que llev√°bamos el track. Hay que cruzar justo en el punto donde se ven unos corrales y coger el sendero que se aprecia a simple vista desde la carretera y que cuenta con una baliza.




A partir de all√≠, la senda nos condujo a las inmediaciones del r√≠o y continu√≥ paralela a su cauce. Llegamos a un √°rea recreativa donde vimos bastante gente (en toda la ruta nos hab√≠amos cruzado solo con media docena de personas), sobre todo familias con ni√Īos disfrutando del inicio de la Semana Santa; sin embargo, no hab√≠a aglomeraciones. Toda esta zona es muy bonita.





Pasamos junto al Molino de Abajo, un edificio rehabilitado con muros de piedra, vigas de madera y cubierta de teja árabe, si bien echamos de menos que la acequia estuviera seca. En el área recreativa de la Tejera nos topamos con un ejemplar de rebollo centenario, que es un árbol singular de la Comunidad de Madrid. También pasamos junto a unos tinados, que se llaman las Casillas de Ciquiruela, y, cruzando la carretera, nos encontramos con otro de los árboles singulares de la Comunidad, un cerezo centenario que, lamentablemente, pese a tener un soporte de apoyo, ha terminado dando con su tronco, desgajado, en el suelo. Una pena, aunque parecía estar todavía vivo. A ver si puede resurgir.




Desde allí apenas nos faltaba un kilómetro para llegar al pueblo, todo cuesta arriba, y ya en sus calles, pasamos junto a la Ermita de la Virgen de la Soledad antes de salir a la calle Mayor y tomarnos una bien ganada cervecita en la hospedería y restaurante El Refugio, que se encuentra en el mismo centro, frente al ayuntamiento y a un lado de la Iglesia de la Purísima Concepción.




En definitiva, una ruta con muy buenas panor√°micas de la Sierra del Rinc√≥n, en la que la subida, pese a alg√ļn tramo bastante empinado, me pareci√≥ bastante m√°s c√≥moda que la bajada, en la que durante el primer trecho conviene moverse con mil ojos por la gran cantidad de piedras grandes que siembran el camino. Tambi√©n hay que llevar cuidado al asomarse a los picos que coronan el Cerro, l√≥gicamente. Supongo que por estos dos detalles est√° calificada como de dificultad media. Habr√° que contar tambi√©n con las condiciones meteorol√≥gicas y no hacerla en d√≠as de mucho calor o si hay nieve o hielo; incluso con lluvia puede resultar problem√°tico bregar con las piedras en el primer tramo de descenso que ya he comentado.





Para quien no desee tanto trasiego, hay otras rutas más fáciles en Puebla de la Sierra y en el resto de pueblos de la Sierra del Rincón, que merece mucho la pena conocer.


Otras rutas desde Puebla de la Sierra:
.
CAMINANDO POR PUEBLA DE LA SIERRA. SIERRA DEL RINC√ďN (MADRID).


Otras rutas en la Sierra del Rincón:
.
SENDAS POR LA HIRUELA, SIERRA DEL RINC√ďN (MADRID).
Volver arriba

Compartir:
Ver m√°s diarios de Artemisa23 Ver m√°s diarios de Espa√Īa Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 0 0
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQU√ć
Visitas mes anterior: 0 Visitas mes actual: 49 Total visitas: 49

  √öltimos comentarios al diario:  COMUNIDAD DE MADRID: SENDAS, RUTAS Y LUGARES, SOBRE TODO DE NATURALEZA.
Total comentarios 9  Visualizar todos los comentarios

LANENA69  LANENA69  08/03/2021 15:54   
Comentario sobre la etapa: SENDA ARROYO SESTIL MAILLO Y CHORRERA MOJONAVALLE. ABEDULAR CANENCIA (MADRID).
Veo que nos vamos siguiendo los pasos, jajajajaja, no sabía que estabas haciendo este diario, lo acabo de descubrir, ya consultaré algunas rutas que tengo pendientes. Hace poco hicimos la del Puerto de Canencia, una maravilla de paisajes. Esta semana tengo pendiente ir a otro lugar que le tengo muchas ganas, esta vez damos el salto, jajajajajaja.

Marimerpa  marimerpa  23/03/2021 09:13   
Veo que estás aprovechando muy bien los confinamientos autonómicos. ¡Hay mucho que ver en la comunidad de Madrid!

Artemisa23  artemisa23  24/03/2021 13:02   
Hola, marimerpa. Sí, hay mucho que ver y muy bonito. Además, tengo la suerte de poder hacer estas rutas en día laborable, y eso no tiene precio. Tengo varias pendientes de subir, algunas en La Pedriza, un lugar increíble. Por cierto, espero que abran Extremadura para hacer alguna rutilla en Badajoz. Gracias por tu comentario y tus puntitos.

Marimerpa  marimerpa  25/03/2021 14:56   
Pues ya me dir√°s si te puedo ayudar en algo con la ruta por mi tierra. Por cierto... Quiero visitar en breve el geoparque de las Villuercas - Ibores - Jara y me estoy empapando tu diario. Si me cuentas algo sobre cosas que se quedaron en el tintero y tal, cosas que te gustaron menos,... lo agradezco, aunque ya llevo un plan bastante completito.

Artemisa23  artemisa23  25/03/2021 15:58   
Ya te pedir√© recomendaciones, si es que nos dejan salir, que no s√© yo... Ser√≠a a mediados o finales de abril, o incluso primeros de mayo. En cuanto a las Villuercas, hace varios a√Īos que hicimos la ruta, pero voy a mirar mis apuntes por si te puedo ayudar. Tambi√©n depende de los d√≠as que vayas y la zona concreta a visitar. Hay lugares imprescindibles. Lo miro y te contesto por priva o, mejor a√ļn, en el hilo del foro, si te parece.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQU√ć
Volver arriba


Foros de Viajes
Excursiones-o-Senderismo Tema: Sierra del Rincón: Pueblos, Rutas, Visitas - Madrid
Foro Madrid, Castilla y Leon, Castilla La Mancha Foro Madrid, Castilla y Leon, Castilla La Mancha: Foro del Centro de Espa√Īa: Madrid, Castilla y Le√≥n y Castilla La Mancha. Foro de Viajes para compartir experiencias, consejos, recomendaciones y dudas.
Ultimos 5 Mensajes de 9
680 Lecturas
AutorMensaje
ANGEMI
ANGEMI
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 09, 2009
Mensajes: 19232

Fecha: Vie Dic 18, 2020 01:56 pm    T√≠tulo: Sierra del Rinc√≥n: Ruta una semana - Madrid

Ruta de una semana

Esta ruta nos permite admirar prácticamente todo el patrimonio de los pueblos de la Sierra del Rincón y buena parte de las sendas verdes, impulsadas por la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid.

www.sierradelrincon.org/ ...ridas.html
ANGEMI
ANGEMI
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 09, 2009
Mensajes: 19232

Fecha: Vie Dic 18, 2020 02:10 pm    T√≠tulo: Sierra del Rinc√≥n: Folletos Rutas Senderismo

Sendas Verdes - Sierra del Rincón

- Folleto Caminando La Hiruela: www.sierradelrincon.org/ ...iruela.pdf

- Folleto Caminando por Horcajuelo de la Sierra: www.sierradelrincon.org/ ...ajuelo.pdf

- Folleto Caminando por Montejo de la Sierra: www.sierradelrincon.org/ ...ontejo.pdf

- Folleto Caminando por Prádena del Rincón: www.sierradelrincon.org/ ...radena.pdf

- Folleto Caminando por Puebla de la Sierra www.sierradelrincon.org/ ...Puebla.pdf
ANGEMI
ANGEMI
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 09, 2009
Mensajes: 19232

Fecha: Vie Dic 18, 2020 02:16 pm    T√≠tulo: Sierra del Rinc√≥n: gastronom√≠a, restaurantes - Madrid

Gastronomía

La cocina que podemos disfrutar en la Sierra del Rincón es un ejemplo de la excelente gastronomía tradicional de la Sierra Norte. Las recetas de sopas, guisos, carnes o dulces, donde están presentes variedades locales de legumbres, frutas y hortalizas y carnes de gran calidad, son las protagonistas de platos que han pasado de generación a generación.

Los judiones de Montejo, los peros de la Hiruela, las patatas secas, las migas de pastor y las excelentes carnes de una ganader√≠a serrana, alimentada en los prados y dehesas de la Sierra del Rinc√≥n, son s√≥lo algunos ejemplos de alimentos de este territorio que alcanzan gran popularidad por su calidad y sabores √ļnicos. Actualmente la oferta de bares y restaurantes de la Sierra del Rinc√≥n ofrece tanto platos tradicionales como novedosas recetas reinventadas a partir de las originales.

www.sierradelrincon.org/ ...entes.html

Dónde Comer: www.sierradelrincon.org/ ...comer.html
ANGEMI
ANGEMI
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 09, 2009
Mensajes: 19232

Fecha: Vie Dic 18, 2020 02:25 pm    T√≠tulo: Sierra del Rinc√≥n: 20 itinerarios de senderismo - Madrid

Senderismo

Recorrer los senderos de la Sierra del Rincón nos permitirá disfrutar de sus bosque singulares, contemplar la arquitectura rural conservada, conocer los antiguos oficios, entender sus paisajes y disfrutar de este entorno natural.

Existe una red de senderos est√° compuesta por 20 itinerarios se√Īalizados con la denominaci√≥n ‚ÄúSendas Verdes de Madrid‚ÄĚ, adem√°s la Reserva de la Biosfera Sierra del Rinc√≥n es atravesada por el GR88 y el GR303 que discurre en su totalidad dentro de los l√≠mites de la Reserva y permite al senderista recorrer y disfrutar de los cinco municipios de la Reserva de la Biosfera.

www.sierradelrincon.org/ ...hacer.html
spainsun
Spainsun
Site Admin
Site Admin
Sep 01, 2000
Mensajes: 82805

Fecha: Vie Dic 18, 2020 07:26 pm    T√≠tulo: Re: Sierra del Rinc√≥n: Pueblos, Rutas, Visitas - Madrid

Gracias por las aportaciones. Aplauso

Es raro que no tuviésemos hilo con lo popular que es esta zona.
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta R√°pida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQU√ć


All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter instagram