Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


Mi viaje a Patagonia Argentina. -Diarios de Viajes de Argentina- Beche
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: Mi viaje a Patagonia Argentina.  -  Localización:  Argentina  Argentina
Descripción: Un viaje por Patagonia Argentina, desde San Martín de los Andes a Ushuaia, realizado en noviembre de 2003
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:



Etapa: 1ª Etapa - De Buenos Aires a El Calafate.  -  Localización:  Argentina Argentina
Fecha creación: 01/05/2010 21:21  
Compartir: 
Compartir:
Tras una minuciosa preparación, nos embarcamos en Iberia rumbo a la Tierra Prometida: Patagonia. El mes elegido fué Noviembre por dos razones: una la climatología favorable (principio de verano) y la otra evitar el agobio del turismo europeo de Navidad y el Argentino de las vacaciones de verano.

El viaje de ida se nos hizo un poco largo porque el billete “pillado” por Internet nos llevó de Santiago a Barcelona, de Barcelona a Madrid y de Madrid a Buenos Aires; eso sí, con la propina de una “escala técnica” en el archipiélago Canario. Menos mal que la dureza del mismo se suavizó un poco porque un amiguete de Iberia nos proveyó de asientos en la salida de emergencia….

A media mañana llegamos a Ezeiza, y allí nos esperaba un familiar para llevarnos al apartamento en que nos alojamos. Por supuesto con paradita para tomar una Quilmes fresquita. El recibimiento que nos hizo Buenos Aires con las avenidas llenas de jacarandas en flor era un buen augurio. Capeamos el temporal de visitas a y de la parentela, cena familiar multitudinaria en un “tenedor libre” y al día siguiente a las 13:00 (hora local) nos subimos a un autobús-cama rumbo a Bariloche, comodísimo por cierto. Toda la tarde transcurrió por la interminable llanura de la Pampa, con muchas haciendas y con multitud de pequeñas lagunas repletas de patos y cisnes.

El autobús paró para cenar en un restaurante de carretera y para desayunar en otro bar en Piedra del Águila (incluido todo en el precio). En esta localidad pudimos disfrutar de un maravilloso amanecer patagónico.


Amanecer en Piedra del Águila


Día 1 - Bariloche


A las 9:30 de la mañana nos esperaba en la estación de autobuses de Bariloche un Fiat Palio que alquilamos en la agencia IN-OUT. Como somos prevenidos, les habíamos encargado una rueda de repuesto supletoria porque pensábamos hacer muchos kilómetros por carreteras de “ripio”. Estuvo muy bien la precaución, pero por suerte no pinchamos ni una sola vez.

Primera parada en Bariloche, para un refrigerio, visitar la ciudad y probar sus famosos chocolates. Y a continuación iniciamos la excursión al Circuito Chico, una clásica excursión en esta zona. Subimos a Cerro Otto con el auto y a Cerro Campanario en telesilla. En ambos cerros hay unas vistas impresionantes del lago Nahuel Huapi y de la cordillera de los Andes con las cumbres nevadas. De camino parada obligada en la Cervecería Blest, una fábrica de cerveza tradicional, la cual identificareis por una camioneta de los años 30 que hay delante de la misma. Curioso lugar, y muy ricas cervezas.


Vistas desde Cerro Otto.

[IMG]

Vistas desde Cerro Campanario.

Tras completar el recorrido por Llao Llao y Colonia Suiza (llamada a sí por haber sido fundada por colonos suizos) y que tiene unos parajes preciosos y artículos artesanales muy interesantes, entre los que destacan las esencias aromáticas, regresamos a Bariloche y luego fuimos a hacer noche en Villa la Angostura. Precioso pueblo, muy cuidado, lleno de flores y plantas, con la mayoría de las construcciones de madera muy bien hechas. Cenamos un estupendo cordero asado “al palo” en el Asador Loncomilla.

Día 2 – "7 lagos"



Mapa de la excursión "7 Lagos"

Por la mañana iniciamos el recorrido “7 Lagos” siguiendo la RN 231 hacia el norte y tomando a los 10 Km. por la RN 234 www.sanmartindelosande... sauto.html , aunque en realidad contamos hasta 10 Lagos distintos, ya que al ir por nuestra cuenta nos desviábamos a visitar cada uno de los que quedaban “a tiro”; por ejemplo la desviación al precioso Pichi Traful. El recorrido es una maravilla. Los lagos a cual más hermoso que el anterior: Lago Espejo, Lago Hermoso, Lácar, Meliquina, Traful...

Nos llamó la atención que a poco de iniciar esta ruta vimos un enorme árbol que había caído sobre la carretera. Pudimos ver cómo habían serrado el tronco a cada lado de la carretera y, una vez retirada la parte que impedía el tránsito, el resto quedaba en el lugar. Un guardabosques nos explicó que los árboles que van cayendo en los parques naturales no suelen retirarse, y los dejan para que vayan descomponiéndose lentamente.


Árbol caído

Poco antes de llegar a la desviación a Quila Quina nos detuvimos para observar el Arroyo Partido; un curioso arroyuelo que en su bajada de las cumbres de Chapelco se divide en dos, y uno de sus brazos va al Pacífico y el otro al ántico.

Unos Kms. Más adelante, tomamos la desviación por la RN 108 a Quila Quina. www.sanmartindelosande... quina.html
Hay aquí una colonia de indios Mapuche, a la cual se accede por una preciosa carretera que cruza un hermoso bosque de robles. A la entrada de la reserva Mapuche hay un puestecillo en el que cobran la entrada a la misma y los indios venden su artesanía, semillas de araucaria, etc., (todo a precios baratísimos).Tras un corto paseo se accede a una cascada con un río que baja precipitadamente desde la montaña y una fuente de agua natural con gas. En la llanura a orillas del lago Lacar (en terrenos expropiados a los indios) muchas villas residenciales y un bar restaurante en el que reponer fuerzas con hermosas vistas al lago.

A continuación nos dirigimos a San Martín de los Andes y tras un paseo por el pueblo descubrimos una pequeña heladería , en la que nos regalamos con unos deliciosos helados artesanales.

De regreso nos desviamos por la ruta RP 63 hacia Meliquina. A medio camino nos topamos con un huemul ramoneando cerca de la carretera el cual, asustado al vernos, nos sorprendió saltando a la carrera y montaña arriba una valla de 2 m de alto.



En Meliquina paramos a tomar un café en una confitería (así llaman en Argentina a las cafeterías). En las paredes había unas fotografías de Butch Cassidy y Sundance Kid, y al preguntarles nos dijeron que habían pasado por allí, de camino hacia Cholila. En otra etapa de nuestro viaje, cerca de la entrada al PN Los Alerces, pudimos ver esa cabaña en estado bastante ruinoso, y hace poco he sabido que la han adecentado y convertido en atracción turística. ¡Todo sea por el turismo!.

Tras Meliquina nos dirigimos al Paso Córdoba por una carretera a veces más de piedras y cantos rodados que de “ripio”. Maravillosas estas montañas, con unos paisajes preciosos y con piedras de formas caprichosas; las vistas desde el paso de montaña son espectaculares. www.interpatagonia.com... rdoba_sma/ . Llegada a Confluencia, reportaje y refrigerio en la gasolinera. Aquí hay la opción, para los que han hecho la ruta desde Bariloche de tomar la estupenda carretera RN 237 hasta Bariloche o incluso a Villa la Angostura.

Nosotros optamos por “la dosis completa” y regresamos a Villa La Angostura por la RP 65 bordeando el precioso lago Traful, y el mirador que parece un púlpito sobre el lago y en el que el viento tiene tal fuerza que te impide caminar.

Estando en el mirador comenzó a llover torrencialmente y a pocos kms recogimos en autostop a un par de mochileras americana una e israelita la otra que llevaban tres semanas recorriendo la Patagonia Argentina. Las acercamos a Villa Traful en donde planeaban pasar la noche.

Después de un refrigerio en una casa de té en la encantadora Villa Traful, ya anocheciendo, regresamos a Villa La Angostura. Cena en el hotel y cervecitas en el pueblo.

Día 3 – Hacia el PN Los Alerces

Por la mañana decidimos subir a Cerro Bayo, una estación de esquí desde la que hay unas impresionantes vistas de toda la zona. En la subida hicimos una pequeñita caminata para ver la cascada del Río Bonito, que hace honor a su nombre www.villalaangostura.e... bonito.htm . Luego regresamos a la RN 231 y nos dirigimos a Bariloche para encaminarnos hacia el PN los Alerces.


Cascada del Río Bonito

Tomando dirección a nuestro próximo destino el PN Los Alerces cruzamos un poblado de casas muy pobres, “villa miseria” les llaman allí,que hay a la salida de la ciudad hacia el sur por la RN 40. Es impresionante el contraste con la riqueza de la etilista Bariloche.

Bordeando los lagos Gutiérrez y Mascardi nos dirigimos al cerro Tronador. Hay un glaciar negro, posiblemente por la cantidad de ceniza volcánica que arrastra, ya que el Tronador es un volcán extinto. Es necesario ajustarse a los horarios de acceso y bajada que se pueden ver en este enlace www.lookpatagonia.com/... o-tronador .

Entre el Tronador El Bolsón paramos a comer en un bar de carretera. La pinta no era muy buena, pero para llegar a comer a El Bolsón era un poco tarde, y además había un par de camiones aparcados.... Pues bien, nos prepararon un "bife mariposa" (un filete abierto al medio y asado a la parrilla) y una ensaladita, que estaban buenísimos.

La siguiente parada fue El Bolsón, una zona con un gran ambiente, producción agrícola y artesanal (famosa por sus cervezas, que están muy buenas por cierto) y una Feria Regional mundialmente famosa, en la que se pueden adquirir artículos regionales y artesanía de todo tipo. Esta feria se celebra los martes, jueves y sábados todo el año y también los domingos en la temporada de verano www.feriareg-elbolson.com.ar/ . El Bolsón, en los años 60, se convirtió en La Meca de los Hippies de todo el mundo, y todavía lo sigue siendo.

Luego de abandonar El Bolsón, nos encaminamos al P.N. Los Alerces. Es este parque un gran desconocido porque no suele estar incluido entre los destinos habituales para el turismo en general. Para acceder a él, hay que abandonar la RN 40 y seguir por la RP 71 de ripio. Cerca de Cholila, a la derecha de la misma ruta está la cabaña de los bandoleros Butch Cassidy y Sundance Kid, que estaba en ruinas, pero que en la actualidad la rehabilitaron para servir de atracción turística.


Cabaña de Butch Cassidy y Sundance Kid.

Muy poco después ingresamos al parque y, como era tarde y no había nadie en la garita, pasamos sin pagar. Tras bordear el lago Rivadavia, llegamos a nuestro alojamiento, en la Hostería Cume Hué cumehue.patagoniaexpress.com/ , cuya clientela mayoritaria son pescadores deportivos. La hostería es un poco decadente, aunque limpia, pero el entorno es sencillamente maravilloso. La vegetación es exuberante, con araucarias de varios tipos, arrayanes, cohíhues, lengas, calafates, etc. Todos ellos entremezclados ofrecen un maravilloso paseo a orillas del lago. Decir que ésta es una de las 5 hosterías que hay dentro del Parque Natural. Otra opción de alojamiento es Esquel, pero luego hay que desplazarse hasta aquí para la visita al Parque.


Hermosos arrayanes a orillas del Futalaufquen.


Día 4 – Visita al PN Los Alerces.

Por la mañana nos acercamos al Río Arrayanes, de un increíble color verde, por las algas que en él crecen. Cruzamos el río por una pasarela y hacemos un pequeño recorrido por un bosque de tipo selva valdiviana, mayoritariamente compuesto por cañas cohíhues.


El río Arrayanes.

Llegamos al embarcadero de Puerto Chucao y nos embarcamos en un barco que nos lleva por el lago Menéndez, contemplando las cumbres de los Andes, con algunos glaciares de montaña como el Torrecilla, para desembarcar en el Alerzal Milenario www.patagoniaexpress.c... custre.htm . Aquí se hace una ruta circular a pié por unos bosques maravillosos, en los que podemos contemplar los alerces milenarios ("lahuan" en lengua indígena), entre ellos el conocido como El Abuelo, que tiene más de 2.600 años. En la actualidad estos árboles están protegidos en Argentina, no así en la vecina Chile, ya que su madera era prácticamente indestructible y se utilizaba para barcas y para cubrir los tejados de las construcciones. De hecho todavía se pueden ver en algunas casas antiguas, sobre todo en Chile. Un ejemplo de las tejuelas de madera de alerce puede verse en el techo del embarcadero de Bahía Onelli, en el Lago Argentino.


Un alerce milenario.

El Abuelo”. Un alerce de más de 2.600 años

Por la tarde, regresamos a Puerto Chucao y nos en caminamos a Esquel. Tras la visita a la ciudad, seguimos por la RN 40 hacia el sur y dormimos en Gobernador Costa. Como el tramo de carretera entre Esquel Gobernador Costa está lleno de baches, nos ocupó mucho tiempo y no encontramos alojamiento en ningún sitio decente. El único que tenía habitaciones era el Residencial Jair: ¡si queréis saber lo que es la Patagonia Profunda, alojaos allí!. Con deciros que dormimos vestidos y no nos atrevimos a ducharnos en aquel "cuarto de baño"...

A medio camino entre Gobernador Costa y Alto Río Senguer, paramos en una gasolinera que aparece en el mapa como La Laurita. Pues bien, La Laurita es el nombre de una estancia, y esta gasolinera es lo único que se encuentra uno en muchos kilómetros; ni una casa más. El encargado de la misma nos contaba que en invierno a veces quedan aislados por la nieve, y cuando le preuntamos cómo se aprovisionaban nos dijo "matamos un ternero...".En la gasolinera tenía varios troncos de árbol petrificado. Nos dijo que no los vendía, ya que está prohibido.


La Laurita.


Día 5 – Sarmiento y costa Este.


Por la mañana tomamos dirección a Sarmiento. Cerca del Lago Musters nos desviamos por la pista de ripio que nos llevará al Bosque Petrificado José Ormachea www.patagonia-argentin... bosque.php . Impresionantes los troncos fósiles de madera que se pueden ver. Por supuesto está prohibido llevarse ni una astilla (aunque si queréis un recuerdo, en San Telmo podéis comprar trozos de madera fósil, y nada caros).

Seguimos hacia Comodoro Rivadavia, pero no entramos en la ciudad y visitamos Rada Tilly. Una villa de veraneo, en la que hay unas pastelerías fantásticas. La carretera sigue la línea de la costa hasta Caleta Olivia. Y aquí nos encontramos con unos “piqueteros” que tenían cortada la carretera como protesta contra los buques-factoría españoles, que les quitaban el trabajo en la ciudad al procesar el pescado a bordo. Cortaban la carretera 1 hora y abrían 10 minutos. Enorme cabreo del primero de la fila, un camionero que iba a Ushuaia y que tenía que llegar al ferry para cruzar el estrecho. Como faltaba bastante para la siguiente apertura, “colegueamos” un poco con los piqueteros y conseguimos que abrieran media hora antes de lo previsto, cosa que agradeció profundamente el camionero y los que pudieron pasar detrás de nosotros.

Nos llamó la atención un montón de botellas de agua apiladas junto a la carretera, similares a otros que ya habíamos visto, y nos explicaron que era ofrendas populares a la "Difunta Correa". Aquí el enlace con la leyenda. www.eldivisadero.cl/no... p;id=21429 . Hay que decir que la leyenda varía de unas regiones a otras, pero ahí queda.


Las ofrendas a la Difunta Correa.

Nuestro destino era Puerto de San Julián y allí vamos tan felices. Cuando llegamos a Fitz Roy paramos en la gasolinera que estaba marcada en el mapa: ¡fuera de servicio!. Había otra más adelante, por lo que decidimos seguir y, como íbamos muy justos de combustible, a poca velocidad. Por fin encontramos la gasolinera y el surtidor de gasóleo estaba estropeado. Como era evidente que no íbamos a llegar a Puerto San Julián le preguntamos al empleado a dónde podíamos llegar con la poca gasolina que nos quedaba y nos dijo que no llegaríamos a la siguiente gasolinera. Menos mal que el buen hombre se apiadó de nosotros: desmontó la carcasa del surtidor y aguantando con un palito en un contacto del surtidor, nos llenó de gasolina. Le dimos las gracias, y una buena propina y seguimos a nuestro destino.

Día 6 – Rumbo a El Calafate.

Por la mañana entramos a la oficina de turismo del Puerto de San Julián preguntamos qué había que hacer para visitar el Gran Bajo de San Julián, que con sus 105 m. más bajo que el nivel del mar es la depresión más profunda de América www.sanjulian.gov.ar/p... .php?id=64 . En esta zona hay fósiles de dinosaurios, e incluso minas de oro que explota una compañía yanqui. Nos dijeron que toda la zona era una Estancia privada y que la dueña, de origen español, no solía permitir el acceso. Ni cortos ni perezosos, nos encaminamos hacia allí por una carretera de ripio. Pasamos el mirador y seguimos bajando. De pronto nos encontramos con que la carretera estaba cortada en una estación reguladora de un gasoducto. Llamamos al timbre de la valla y apareció un técnico que nos dijo lo mismo. Que sin permiso de la dueña no podía abrirnos la valla. Le dijimos que la llamara, diciéndole que éramos de España y que queríamos ir al punto más bajo. Sorprendentemente la señora nos autorizó y pudimos llegar a la laguna del carbón, su punto más bajo, por un camino de tierra que acabó convirtiéndose en una “huella”, que es como llaman por allí a las marcas que dejan los vehículos al circular por terreno libre.


Off-road por el Bran Bajo de San Julián.

Guanacos en el Gran Bajo de San Julián.

Satisfechos por la experiencia, nuestro siguiente objetivo era el Puerto de Santa Cruz, y tras una breve visita a la ciudad, tomamos la carretera al puerto comercial en Punta Quilla. Una vez allí, dejamos el coche al final de la carretera y comenzamos nuestra caminata de 1 km por la playa, plagada de fósiles que se desprenden de los acantilados terciarios que allí hay, hasta la pingüinera de Punta Entrada www.puertosantacruz.go... n2=lugares . El acceso a pié es libre y llegamos hasta los Pingüinos de Magallanes, que por aquella época estaban criando, por lo que solamente hicimos unas fotos y tratamos de no molestarles demasiado. En los nidos, entre los matojos de la zona, había ya muchos polluelos. Decir que la playa es de arena finísima, y que cuando sopla el 2habitual" viento patagónico es un poco incómodo, por lo que se recomienda una "braga" para cubrirse boca-nariz y unas gafas.


Pingüino en su nido.

Pingüinos en la orilla.

Una vez cumplido nuestro periplo por la costa Este nuestro siguiente objetivo era El Calafate. En lugar de ir hasta Río Gallegos y subir desde allí, , en Comandante Piedra Buena tomamos la RP 9, hacia El Calafate. Es una ancha carretera de ripio que discurre paralela al río Santa Cruz. Es una ruta preciosa con vistas impresionantes del valle.


Esto es el famoso “ripio”.

El valle del Río Santa Cruz.

Al inicio de la carretera apostamos la cena a los coches con los que nos cruzáramos, a pares o impares. No fué muy dificil llevar la cuenta: ¡En 230 Kms. y más de 4 h. nos cruzamos con 3 coches, y dos eran de mantenimiento de carreteras!. En un momento del viaje cruzó por delante de nuestro auto un zorrillo con una cría en la boca. Nos paramos para hacerle una fotografía y el cabroncete nos lanzó un chorro de su almizcle apestoso. Afortunadamente no nos alcanzó…


Mamá zorrillo cabreada levantando la cola…

Llegamos a El Calafate muy tarde y nos regalamos con unos estupendos bifes regados con un sirah Mendocino en el Asador Mi Viejo.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: 1ª Etapa - De Buenos Aires a El Calafate.




Etapa: 2ª parte - El Calafate y El Chaltén.  -  Localización:  Argentina Argentina
Fecha creación: 06/05/2010 13:08  
Compartir: 
Compartir:
2ª Parte – El Calafate y El Chaltén

Llegamos a El Calafate a última hora de la tarde. Tras registrarnos en el hostal, contratar para el día siguiente el mini-trekking por el glaciar y dejar para lavar la ropa acumulada hasta ese día, fuimos a cenar y a dar una vuelta por la ciudad. Decir que como ciudad no es gran cosa, las calles están distribuidas perpendicularmente y es muy fácil orientarse, y no tiene ningún monumento digno de mención especial.

Pido disculpas por la calidad de las fotografías, pero las tomadas a partir de El Calafate en la cámara digital se han perdido y las actuales estan tomadas con una cámara reflex y escaneadas.

Día 7- El glaciar Perito Moreno.

Al disponer de vehículo, pudimos ir por nuestra cuenta al glaciar Perito Moreno y disfrutar a nuestro antojo de la visita a las pasarelas y a toda la zona. Es impresionante el ruido que hacen los bloques de hielo al desprenderse del glaciar caer al agua. Aquí un enlace de las excursiones que pueden hacerse por esta zona: www.todocalafate.com/g... ones.php#4

*** Imagen borrada de Tinypic ***
El glaciar visto desde las pasarelas.

A la hora convenida, nos incorporamos a la excursión del Mini-trekking en el embarcadero. Esta excursión se la recomiendo a todo el mundo; hace una pequeña navegación por el brazo rico del Lago Argentino; se acerca a las paredes del glaciar y se desembarca en la orilla del glaciar, realizando un corto pero agradable paseo hasta el hielo. Una vez allí, clases teóricas sobre el empleo de crampones y comienza el paseo subiendo al glaciar. Los colores azules del hielo tienen todas las tonalidades y es increíble. Hay momentos en que no ves más que hielo. Tras una sorpresa final, regreso al embarcadero. El trekking es de nivel asequible a todas las edades y condición física.

*** Imagen borrada de Tinypic ***
Camino al Minitrekking por el Perito Moreno.

*** Imagen borrada de Tinypic ***
Caminando por el glaciar.

*** Imagen borrada de Tinypic ***
Uno de los guías haciendo escalada vertical en hielo.

Como todavía quedaba bastante tiempo de luz, volvimos a las Pasarelas para una visita final, e hicimos una visita al Lago Roca, antes de regresar a El Calafate. Por supuesto que al llegar teníamos la ropa lavada y planchada por un precio muy razonable. Como tenía la memoria de la cámara llena, nos pasamos por una papelería que ofrecía ese servicio para pasar la memoria de la cámara a un CD. Nos lo hicieron en un momento y a continuación disfrutamos de cena y espectáculo de tango en el restaurante-bar Tango Sur.


Día 8 – La navegación por el Lago Argentino.


Al igual que el día anterior, reservamos la excursión “Ríos de Hielo”, o “Todo glaciares” que también se llama, en el propio hotel. No hay sobrecoste, ya que son las empresas quienes le dan una comisión a los hoteles. Si no se dispone de vehículo, hay un autobús que recorre la ciudad para recoger a los clientes a la puerta de sus respectivos hoteles.

Llegamos a Puerto Bandera para embarcar, y comenzó la navegación. Decir que en el exterior del barco hace un frío intenso, por lo que es recomendable ir provisto de abundante ropa de abrigo, guantes y gorro. La navegación entre témpanos de hielo, la mayoría muchísimo más grandes que el barco es preciosa.


*** Imagen borrada de Tinypic ***
Un barco al lado de un témpano.

Se acerca luego al glaciar Uppsala, que impresiona por su enormidad: más de 6 Km. de ancho y entre 50 y 60 m. de altura sobre el nivel del lago.

*** Imagen borrada de Tinypic ***
El glaciar Uppsala al fondo.

A continuación se desembarca en Bahía Onelli (fijarse en el tejado del embarcadero con tejuelas de alerce). Este es un lugar maravilloso, en el que tras un paseo por un hermoso bosque de lengas se llega a una laguna completamente llena de pequeños témpanos, y desde cuya orilla se pueden contemplar varios glaciares que desembocan en la propia laguna. Hay un restaurante en el que se puede comer la comida que lleve cada uno o bien la del propio restaurante (no es caro). www.argentinaviajera.c... psala.html

*** Imagen borrada de Tinypic ***
La Laguna Onelli.

Tras la visita a Bahía Onelli, el barco pasa al lado del impresionante glaciar Spegazzini, el más alto de la zona con paredes de más de 100 m. de altura. Y regreso a Puerto Bandera por la tarde.

*** Imagen borrada de Tinypic ***
El glaciar Spegazzini.

La noche de nuevo para cenar y tomar unas cañitas por la ciudad adelante…Tampoco es que dé para demasiado, pero había ambientillo.

Día 9 – El Chaltén.


Amaneció un día radiante, lo cual era de buen augurio para nuestra visita a El Chaltén. La verdad es que solamente el camino ya vale la pena en sí. A unos 25 Km. de El Calafate nos desviamos por la mítica Ruta 40, que bordea el Lago Argentino, para seguir luego el Río La Leona, desagüe del Lago Viedma. A partir de aquí, la carretera era de ripio, aunque en la actualidad me han dicho que está asfaltada casi toda ella; de hecho a estaba en obras en esta época.

Al llegar al puente que cruza el Río La Leona, paramos para un refrigerio en el “Hotel La Leona”; un histórico lugar, con unas deliciosas tartas galesas (haciendo honor a la numerosa colonia de Galeses que se establecieron en la Patagonia Argentina). www.hoteldecampolaleona.com.ar/


*** Imagen borrada de Tinypic ***
El histórico Hotel La Leona.

Cruzamos el río y tras 10 km nos desviamos a El Chaltén por la Ruta 23, que lleva directamente a dicho pueblo. De camino vimos a ambos lados de la carretera varios grupos de guanacos y alguna que otra Choike (ñandú). Por cierto, pudimos comprobar que lo del instinto maternal es una fábula. Había al lado de la carretera una enorme choike con tres polluelos (con cada uno de los cuales cenaba una familia). Pues bien fue todo uno: parar el coche para hacer la foto, y salir el ave a toda pastilla llanura adelante. Pero no creais que se ocupó lo más mínimo de los polluelos; ¡que va!, los pobrecillos también escapaban, pero despacito y con total imposibilidad de alcanzar a su “preocupada” mamá.

En un momento del viaje, aparecieron al fondo las impresionantes y bellísimas altas cumbres de los Cerros, Fitz Roy y Torre, destacando en un cielo impresionantemente azul, y con sus nieves perpetuas. Os puedo asegurar que son de las montañas más hermosas que he visto en mi vida. Tuvimos también, de camino allí, unas excelentes vistas del glaciar Viedma.

*** Imagen borrada de Tinypic ***
Las montañas de El Chaltén.

Pero si todavía quedaba alguna sorpresa para hacer el viaje “completo”, esta no tardó en llegar: parado en medio de la carretera estaba un cóndor comiendo una carroña, una liebre atropellada por algún vehículo. Ya habíamos visto estas enormes aves sobrevolar las montañas, especialmente en la zona del Perito Moreno, pero su visión a escasos 100 m. de nosotros era algo que no esperábamos. Paramos, nos bajamos del coche e hicimos fotos del cóndor a placer. El ave seguía comiendo, eso sí: sin dejar de vigilarnos. Como tampoco era cosa de pasar el día allí, aunque el espectáculo lo mereciera, arrancamos el coche. El resultado lo podéis imaginar: la enorme ave, batiendo sus alas, cuya envergadura ocupaba gran parte de la carretera y elevando el vuelo majestuosamente.

Lo malo de esta experiencia, que nos quedó grabada para siempre, es que las pruebas gráficas han desaparecido, ya sabréis cómo y por qué cuando lleguemos a Ushuaia.

También antes de llegar nos desviamos a una estancia, cuyo dueño era de origen leonés, y con el que charlamos sobre la vida en aquella zona. Curiosamente nos dijo que los estancieros odiaban a “los gatos”, que es como llaman por allí a los pumas, y que incluso hay peones que los matan por las pérdidas que ocasionan al ganado. Nos dijo que estaba construyendo un hotel en la zona del Lago del Desierto, que esperaba abrir en un año.

Llegamos a El Chaltén www.elchalten.com/ y, tras registrarnos en la hostería, tomamos la carretera que sigue el curso del Río de las Vueltas, laguna Cóndor hasta llegar al Lago del Desierto. La carretera, mal llamada tal, porque era una camino de ripio y bastante malo, es una preciosidad. A poco de salir, hay una pequeña pero encantadora cascada llamada El Chorrillo del Salto. Un poco más adelante aparecen unas vistas impresionantes y distintas del Cerro Fitz Roy. Sigue en medio de unos bosques preciosos, en los que pudimos observar varios pájaros carpinteros de cresta roja (vamos: el Loquillo de toda la vida).

*** Imagen borrada de Tinypic ***
“Loquillo”

*** Imagen borrada de Tinypic ***
Camino al Lago del Desierto.

Pasada la pequeña laguna Cóndor, una cascada y finalmente el hermoso Lago del Desierto. Vimos allí algunos albergues y nos dimos un paseo por sus orillas. Este lago/laguna protagonizó un conflicto diplomático entre Chile y Argentina sobre la soberanía del mismo y de estas tierras, y de hecho es lo que dio origen a la fundación del asentamiento de El Chaltén por parte de Argentina. es.wikipedia.org/wiki/... l_Desierto


En las orillas del río que sirve de desagüe a este lago, había un puente colgante que había visto tiempos mejores. A la entrada un aviso para que cruzase una sola persona de cada vez (imagino porque es más fácil rescatar a un solo accidentado que a más de uno, jeje). No sin cierta prevención, nos decidimos a cruzarlo y a darnos un paseo por el precioso bosque que hay al otro lado del río.


*** Imagen borrada de Tinypic ***
Puente colgante (literalmente “colgante de unos hilos”).

Ya de regreso quisimos ver una hostería que nos habían recomendado y en la que lamentablemente no habíamos encontrado alojamiento www.hosteriaelpilar.com.ar/ . Como no estábamos seguros de su ubicación, cuando vimos venir por la carretera a un hombre decidimos parar a preguntarle. El hombre tendría más de 60 años, vestía de forma desastrada, con botas viejas, pantalones remendados y un suéter lleno de agujeros. En una mano llevaba lo que había sido una lata de melocotones o algo así, con un alambre a modo de asa y dentro de ella, según pudimos comprobar más tarde tres huevos. En la otra mano una garrafa de vino de unos 5 litros. El hombre era muy amable y nos explicó dónde estaba la hostería y comenzó a contarnos cosas curiosas, como que había conocido a los Reyes de España en su reciente visita a Los Glaciares y otras más.

Como su “ranchito” quedaba todavía a unos 2 km, nos ofrecimos a dar la vuelta y acercarle. El hombre insistió en invitarnos a “matear” en su ranchito, pero la idea de compartir un mate con él no nos seducía demasiado. Nos dijo entonces que nos podía ofrecer un té, lo cual aceptamos. Al acceder a su cabaña salió a recibirnos un perrazo amenazador, pero que controló perfectamente.

Su ranchito era una cabaña de ladrillo con techo de uralita a dos aguas y constaba de: una sala, una habitación con tres camastros y un wáter. En la estancia principal una mesa con 4 sillas, en medio una estufa de leña y en un rincón una cocina tipo bilbaína con patas. El hombre, dejando al margen cierta “ida de olla”, era muy amable. Viviendo como vivía en la miseria, nos sacó un trozo de pan y una tarrina de margarina para que nos hiciésemos unas tostadas. Le aceptamos solamente el té.

La verdad es que pasamos un rato muy interesante de charla con él, y nos contó que vivía con otros dos “peones”; que trabajaban en el mantenimiento de la carretera (¡así estaba!) y que los tres huevos y el vino eran para la cena. Pudimos hacernos una idea de lo dura que es la vida de los "peones" en Argentina. Nos confesó que era de origen catalán, que dijo le daba un poco de vergüenza ¿?. Y una serie de informaciones a cual más rara. Llegado un momento nos dijo: “perdón”; se levantó y se fue al water. Nosotros sentados a la mesa nos miramos sorprendidos, y esperamos a que regresase. La espera resultó un poco larga porque el bueno del señor debía tener problemas de “atasco”. Le preguntamos “¿Facundo, está Vd. Bien?” a lo que respondió: “sí, voy ahora”. Como no nos atrevimos a salir, teniendo en cuenta el perrazo que andaba por allí, ¡a esperar!. Cuando por fin apareció, nos despedimos y seguimos nuestro camino de regreso a El Chaltén.

*** Imagen borrada de Tinypic ***
Vistas del Fitz Roy por su parte posterior.

Día 10 – Regreso a El Calafate y vuelo a Ushuaia.
[

La noche anterior decidimos hacer gasóleo al día siguiente antes de partir a El Calafate. A primera hora de la tarde deberíamos entregar nuestro coche y tomar un vuelo a Ushuaia. Resulta que la única gasolinera que hay en El Chaltén, y que debería abrir a las 9 de la mañana, no lo hizo hasta pasadas las 9:30. Repostamos y salimos “escopetados” hacia El Calafate. Todavía nos dio tiempo a tomar algo en la ciudad antes de volver al Aeropuerto.

Llegados al aeropuerto, nos esperaba el empleado del auto de alquiler, y cuando yo le dije que íbamos a coger el avión dentro de una hora, se echo a reír y dijo “¿A coger el avión?, ¡Lo veo difícil!”. Ya todos sabéis por qué: el verbo coger en Argentina es “comprometido”.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: 2ª parte - El Calafate y El Chaltén.




Etapa: 3ª Parte: USHUAIA  -  Localización:  Argentina Argentina
Fecha creación: 12/05/2010 10:52  
Compartir: 
Compartir:
3ª Parte: Ushuaia


El avión que nos llevó a Ushuaia era de Austral. Si creéis que el espacio de las low cost europeas es pequeño, esperad a viajar en Austral. No soy precisamente alto, pero mis piernas encajaban justas en el espacio entre las dos filas de asientos. Eso sí, nada mas tomar altura, nos sirvieron unos refrescos de litrona y café. La entrada en Ushuaia es realmente espectacular. El avión apenas sobrevolados los andes, se tira en picado hacia el aeropuerto de Ushuaia. Y según me han contado, ahora es una maravilla: antes era más pequeño y peor orientado. Parece ser que para operar en este aeropuerto es necesario ser argentino… y muy atrevido.

Como no llevábamos alojamiento reservado, le dijimos al taxista si sabía de algún hotel u hostería que quedase cerca del centro, para alojarnos. De camino a la ciudad llamó por radio a su mujer y antes de entrar en Ushuaia ya nos tenía un hotel para alojarnos. El hotel era un poco antiguo, pero estaba estupendamente situado, las habitaciones estaban limpias y decidimos quedarnos en él.

Como teníamos la espalda bastante maltrecha y contracturada después de más de 4.500 kms de conducción y más de la mitad en “ripio”, le preguntamos al recepcionista si había por allí algún quiropráctico para que nos diese un masaje. Nos recomendó una masajista a dos cuadras del hotel. La buena de la señora, entradita en carnes, nos dio una paliza tremenda. Se puso de pié con todo su peso, y puedo asegurar que no era liviano, encima de la espalda y por un momento creí que me dejaba tullido para siempre. Sorprendentemente el resultado fue extraordinario y salimos como nuevos.

Nos dimos el clásico paseo por la ciudad y cenamos en un restaurante de la calle principal. Por aquello de probar, pedimos la afamada centolla del Canal de Beagle, que convinimos que “ná de ná”: un bluff (hay que decir que somos de Galicia, por lo que de centollas sabemos un rato). Después de cenar nos tomamos una cervecitas y en una cafetería vimos una exposición de cuadros de una pintora local. Eran de estilo “naif”, y muy bonitos, por lo que aproveché para comprar uno de la ciudad de Ushuaia, además a muy buen precio. Pongo una foto tomada con un móvil, que no le hace justicia....

*** Imagen borrada de Tinypic ***
Mi cuadrito de Ushuaia.

Día 11 – El P.N Tierra del Fuego.

Por la mañana, a la hora convenida, nos recogió el taxista para llevarnos al P.N. Tierra del Fuego. Hay que decir que los taxistas de Ushuaia tienen unas tarifas fijas para las excursiones, y que si son dos personas el coste es muy poco más que dos billetes de autobús para la misma excursión, y con tres ya sale más barato. www.parquesnacionales.... ego_PN.htm

El taxista nos iba explicando todo, a modo de guía perfecto. Recorrimos casi todo el Parque Natural, una hermosura de parque, y en algunos puntos nos dejaba al inicio de un sendero marcado, para hacer paseos a pié, y al final de dicho sendero nos estaba esperando para llevarnos al siguiente punto. Tuvimos ocasión de ver un castor, y el taxista nos contó que son una auténtica plaga. Fueron introducidos desde Canadá y han proliferado de tal forma que tienen que controlar la población. Hacen diques que encharcan el terreno, provocando la destrucción de grandes masas de bosque.

*** Imagen borrada de Tinypic ***
Un dique construido por castores.

Hay una estafeta de correos, frente la Isla Redonda, que presume de ser la más austral del continente, (supongo que los chilenos de Puerto Williams no estarán muy de acuerdo) en la que venden souvenirs, postales, sellos de correos y te ponen un precioso cuño en tu pasaporte, aunque evidentemente nada es gratis aquí.

*** Imagen borrada de Tinypic ***
La oficina de correos.

Llegamos a la hermosa Bahia Lapataia, en la cual se encuentra el final de la Ruta Nacional 3, que va de Buenos Aires a este punto, con un total de 3.063 kms. Es un enclave con preciosas vistas. En el embarcadero nos encontramos con 2 guardias del parque, chica y chico, con los que charlamos sobre flora y fauna, por ellos supimos la plaga que suponen los castores, y que nos dijeron que en invierno a este parque prácticamente no viene nadie.

*** Imagen borrada de Tinypic ***
El final de la Ruta Nac. 3.

Un inquilino muy amigable es un zorro colorado que se pasea entre los turistas aceptando comida y que se deja acariciar y fotografiar sin ningún pudor. La cantidad de aves que hay en este parque es muy notable.

*** Imagen borrada de Tinypic ***
El zorro colorado de Bahía Lapataia.

*** Imagen borrada de Tinypic ***
Patos y kaikenes en el PN Tierra del Fuego.

Regresamos a Ushuaia y después de comer visitamos el Penal de Ushuaia www.eviajado.com/sudam... huaia.html . Hay que decir que alguna de las historias de los presos que allí cumplieron condena ponía los pelos de punta, como la del “petiso orejudo”. En el edificio también se encuentra el Museo Marítimo de Ushuaia, muy interesante, y en el que se puede ver una réplica del Faro del Fin del Mundo que estaba en la Isla de los Estados. Esta réplica se construyó con los restos del faro original y siguiendo fielmente los planos originales. www.museomaritimo.com/... sub4_4.php . Ha que decir que el actualmente llamado Faro del Fin del Mundo está situado en la Isla Observatorio un poco más al Norte, e incluso hay un faro en Les Eclaireurs al que erróneamente también le denominan del Fin del Mundo. Después de haber tomado muchas fotografías, nos tomamos un refrigerio en la cafetería del penal.

Al llegar al hotel me dí cuenta que me faltaba la cámara, con todas las tarjetas de memoria y con todas las fotografías tomadas desde El Calafate. Como la Cárcel ya estaba cerrada decidimos ir al día siguiente a preguntar si había quedado en la cafetería.

Día 12 – Lagos Escondido y Fagnano.


El plan para este día era hacer por la mañana la navegación por el Canal de Beagle y por la parte acercarnos al Lago Escondido. El día amaneció muy frío y con mucho viento, por lo que el mar estaba un poco picado, y me negué en redondo a hacer la navegación. Hay que decir que tenía muy fresca una experiencia pasada unos meses antes en una jornada de pesca en un bonitero en el Golfo de Vizcaya: eché hasta la primera papilla.

Como alternativa, llamamos a nuestro amigo el taxista e iniciamos la excursión a los lagos Escondido y Fagnano. Camino al Paso Garibaldi, pudimos ver unas enormes turberas y también comprobar los destrozos causados en los bosques por los castores. El lago Escondido es una preciosidad, y una cosa que suelen hacer los taxistas es dejar a los clientes en el Paso Garibaldi, para que éstos vayan a pié hasta la hostería Petrel a orillas del lago.

*** Imagen borrada de Tinypic ***
Turberas camino al Lago Escondido.

*** Imagen borrada de Tinypic ***
Vistas desde la carretera cerca del Paso Garibaldi.

Ya antes de llegar al Paso nos cayó una abundante nevada, por lo que la caminata prevista desde el Paso Garibaldi hasta la orilla del Lago Escondido quedó para otra ocasión. Las vistas eran preciosas y el taxista nos llevó a la hostería Petrel en la orilla del lago www.tierradelfuego.org... o.php?id=4 .


*** Imagen borrada de Tinypic ***
El hermoso Lago Escondido.

Seguimos luego camino al Lago Fagnano, cuyas aguas están compartidas con Chile, y tras visitar Tolhuin, emprendimos el camino de regreso para comer el exquisito cordero patagónico de Las Cotorras. Justo al lado del restaurante hay un criadero de perros de tiro de trineo, con preciosos ejemplares de Huskies; y en el que se pueden hacer recorridos en trineos tirados por perros, aunque en verano con ruedas en lugar de patines. El encargado del criadero nos comento que un pr de años antes había estado con sus perros participado en la carrera de trineos Pirenna. Y que su ilusión sería hacerlo en la travesía de Alaska.

En el restaurante Las Cotorras se puede degustar el que posiblemente sea el mejor cordero asado al palo de toda Patagonia. Por un precio fijo hay un buffet libre de ensaladas y a continuación comienzan a serviros cordero hasta que les mandéis parar. Para rematar, un brebaje que consiste en un café que preparan en un gran puchero, con hierbas aromáticas y algún licor, y que está buenísimo. Deciros que los conductores de taxis y autobuses comen gratis allí, costumbre al parecer muy extendida….

*** Imagen borrada de Tinypic ***
Una plazuela en Ushuaia.

Ya de regreso en Ushuaia nos encaminamos al presidio a ver si nos daban noticias de la cámara. Dijeron que no habían encontrado nada, por lo que fuimos a la Prefectura de Policía a poner la oportuna denuncia, y tras recoger los bártulos, nos encaminamos al aeropuerto para tomar nuestro vuelo a Buenos Aires. Tomamos tierra en el Aeroparque, en dónde nos encontramos con el avión del Boca Juniors que acababa de proclamarse campeón del Torneo Apertura (¡menuda fiesta por todo Buenos Aires!) y estaba a punto de salir para Japón a disputar la Copa Intercontinental..
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: 3ª Parte: USHUAIA




Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 121 25
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 379 Visitas mes actual: 163 Total visitas: 44796

  Últimos comentarios al diario  Mi viaje a Patagonia Argentina.
Total comentarios 21  Visualizar todos los comentarios

Beche  beche  19/02/2011 13:35   
Darliz,
Disculpa que no he visto tu comentario hasta hoy. La seguridad es buena. En BsAs hay barrios por los que no debes ir, pero son en la periferia. Por el centro no vas a tener problemas.
La Patagonia es muy segura toda ella. No vais a tener el mínimo problema. Las precauciones básicas de seguridad con bolsos, cámaras, etc. Pero agresiones o similares son improbables.
las ciudades y los sitios turísticos estan bien cuidados.

Meha  meha  25/07/2012 11:58   
Por fin he terminado de leer tu diario. Non foi sin tempo. ¡Tantas veces lo había empezado!
Maravilloso el itinerario por la Patagonia profunda. Creo que recorrer tantos km por "carretera" es la forma de hacerse idea de esas inmensidades. Y entender lo que significa recorrer tantos km por ripio y por paisajes solitarios, creo que sólo es posible haciéndolo.
Lástima de la cámara. A nosotros nos pasó algo parecido, que se nos ahogó una cámara en Argenina.
Pero al final, lo que queda, más allá de las fotos, son las sensaciones.....esa visión cercana del cóndor, esos recuerdos de la hospitalidad de los lugareños, la visión de las agujas del Fitz Roy........y esa plaza de Ushuaia con el cruceiro, ¡eso sí que es emocionante!
Gracias por el relato. Ya veo cuánto disfrutasteis el viaje. Saludos

Castellnou  castellnou  21/03/2015 22:41   
El comentario ha sido movido al foro. Pulse aquí para ver el mensaje: https://www.losviajeros.com/foros.php?p=4716552#4716552

Beche  beche  22/03/2015 00:43   
El comentario ha sido movido al foro. Pulse aquí para ver el mensaje: https://www.losviajeros.com/foros.php?p=4716553#4716553

Magrat1976  Magrat1976  21/01/2019 20:45   
Vaya pedazo de itinerario, Beche... y que pena lo de la cámara, que mala suerte. Si nada se tuerce, me gustaría visitar todos esos lugares (excepto el tramo Esquel-Calafate), incluyendo Península Valdés y algo de Chile.

A pesar del tiempo, el diario sigue resultando útil para ayudar a diseñar rutas y elegir excursiones. ¡Muchas gracias por compartir!

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Region_Isla Tema: Patagonia: ¿Me podría aconsejar por favor? (Argentina/Chile)
Foro Argentina y Chile Foro Argentina y Chile: Foro de Argentina y Chile: Buenos Aires, Santiago de Chile, Patagonia, Iguazú, Desierto de Atacama, Tierra de Fuego
Ultimos 5 Mensajes de 1529
557637 Lecturas
AutorMensaje
Lulo2013
Lulo2013
Travel Adict
Travel Adict
Sep 10, 2013
Mensajes: 30

Fecha: Mie Oct 02, 2019 08:11 am    Título: Re: Patagonia: ¿Me podría aconsejar por favor

Ricardofuente62 Escribio:
hola Lulo.....te quiro aclarar que El Chalten es de la parte argentina.....Es un lugar IMPERDIBLE para hacer caminatas y ver el majestuoso Fitz Roy o Chalten para la gente de la zona....no dejes de ir....

Hola Ricardo, si, El Chaltén lo tenemos como visita obligatoria, la idea es pasar allí 2 o 3 días, seguro que nos gusta. Gracias! Saludos.
danifromcalas
Danifromcalas
New Traveller
New Traveller
Sep 10, 2019
Mensajes: 5

Fecha: Jue Oct 10, 2019 11:55 am    Título: Re: Patagonia: ¿Me podría aconsejar por favor

Hola a todos! Nos estamos organizando una ruta en camper por la patagonia y me salen algunas dudas a ver si alguien nos aconseja. Tenemos 45 dias, empezando la ruta en Punta Arenas y terminar en Iquique: PUNTA ARENAS la idea es bajar a USHUAIA y tierra del fuego Subir a PUNTA ARENAS y hasta TORRES DEL PAINE CALAFATE - CHALTEN y hacia CHILE CHICO CARRETERA AUSTRAL y cruzar a ESQUEL BOLSON - BARILOCHE Desde Aqui no lo tenemos tan claro... o seguir a San Martin de los Andes i cruzar a PUCON / ir a Puerto Montt y dos dias a Chiloé?? Que nos recomendáis desde Aquí hasta Antofagasta...  Leer más ...
miguelang031075
Miguelang031075
Moderador de Zona
Moderador de Zona
May 24, 2007
Mensajes: 12709

Fecha: Jue Oct 10, 2019 03:14 pm    Título: Re: Patagonia: ¿Me podría aconsejar por favor

Yo te puedo recomendar lo que conozco, que es cruzar desde Bariloche a Chile por el paso Cardenal Samoré para visitar en primer lugar la región de los lagos en torno a Puerto Varas (Frutillar, Puerto Octay, salto del río Petrohué, lago de Todos los Santos), estar un par de días en Chiloé y luego ir subiendo hacia Pucón, donde se pueden realizar diferentes actividades de aventura, senderismo, visitar termas (por ejemplo las Geométricas). Parar por Valdivia (más por el entorno natural que por la propia ciudad). Más al norte de esta zona, exceptuando Santiago de Chile, yo no conozco nada...  Leer más ...
danifromcalas
Danifromcalas
New Traveller
New Traveller
Sep 10, 2019
Mensajes: 5

Fecha: Jue Oct 10, 2019 04:02 pm    Título: Re: Patagonia: ¿Me podría aconsejar por favor

Gracias Miguelang031075, tengo esa duda para no perder dias de norte por mi subiria directo pero me han dicho que Chiloé es imprescindible, creo que sobre la marcha veremos. Igualmente la zona de los lagos seguro hay que verla y las termas me apetece mucho. Tantas cosas, me encantaría poder estar mas tiempo...
miguelang031075
Miguelang031075
Moderador de Zona
Moderador de Zona
May 24, 2007
Mensajes: 12709

Fecha: Jue Oct 10, 2019 06:45 pm    Título: Re: Patagonia: ¿Me podría aconsejar por favor

Por si te sirve de referencia, en 2 viajes distintos que he hecho en total a Argentina y Chile cuya duración sumando ambos fue de alrededor de 40 días, visité lo siguiente (sin coche): Buenos Aires Bariloche Región de los Lagos El Calafate y El Chaltén Ushuaia Salta Santiago de Chile Isla de Pascua Punta Arenas y Puerto Natales (isla Santa Marta, Torres del Paine 1 día, navegación glaciares Balmaceda y Serrano) Región de Aysén (Coyhayque, ventisquero Queulat, catedrales de Mármol, glaciar San Rafael) Valdivia Pucón (termas Geométricas y reserva Huilo Huilo) Isla...  Leer más ...
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ







All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad