Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
REQUENA Y SU MEDIEVAL BARRIO DE LA VILLA. LA VALENCIA INTERIOR. ūüß≠ Diarios de Viajes de Espa√Īa
Indice
Indice
M√°s leidos
M√°s leidos
√öltimos Diarios
√öltimos Diarios
M√°s Votados
M√°s Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace


Diario: DE VIAJE POR ESPA√ĎA  -  Localizaci√≥n:  Espa√Īa  Espa√Īa
Descripci√≥n: Pueblos, ciudades y naturaleza. En coche y rutas de senderismo. Destinos y recorridos cl√°sicos y lugares no tan conocidos. Lo ir√© ampliando e incorporando etapas seg√ļn vaya visitando nuevos lugares o recupere algunos del pasado.
Autor: Artemisa23   Fecha creaci√≥n: 
Compartir: 
Compartir:

√ćndice del Diario: DE VIAJE POR ESPA√ĎA






























































































































Etapa:  REQUENA Y SU MEDIEVAL BARRIO DE LA VILLA. LA VALENCIA INTERIOR.  -  Localizaci√≥n:  Espa√Īa Espa√Īa
Descripci√≥n: Elegimos Requena para alojarnos durante una escapada a la Valencia interior a principios de enero. Sin embargo, nos encontramos con un barrio medieval que es conjunto hist√≥rico art√≠stico y que merece la pena visitar.
Artemisa23  Autor:    Fecha creaci√≥n:   
Compartir: 
Compartir:
Durante nuestro viaje de enero al interior de Valencia (la excursión a Chulilla y sus puentes colgantes se puede leer aquí
CHULILLA (VALENCIA). RUTAS DE LOS PANTANEROS (PUENTES COLGANTES) Y CHARCO AZUL.
) nos alojamos dos noches en Requena, localidad que est√° muy bien situada para visitar la zona, al borde de la N-III, antigua carretera de Valencia, en las inmediaciones de la autov√≠a A-3 y a una distancia de entre veinte y treinta kil√≥metros de los dos destinos que nos hab√≠amos fijado para esa escapada, Chulilla y Cofrentes. Por cierto, que tambi√©n me parece interesante comentar que desde que existe la A-3, por la anta√Īo atestada N-III apenas transitan turismos y pr√°cticamente ning√ļn veh√≠culo pesado, con lo cual se ha convertido en una estupenda opci√≥n si se desea viajar sin prisas por la zona: se sacrifica velocidad media a cambio de circular casi solos por la carretera, contemplando tranquilamente el paisaje.

Situaci√≥n de Requena en la geograf√≠a peninsular seg√ļn Google Maps.

Requena es uno de los municipios m√°s extensos de Espa√Īa, pertenece a la comarca de Utiel-Requena y se ubica en la parte m√°s occidental de la provincia de Valencia, en la cuenca alta del r√≠o Magro. Tiene algo m√°s de 20.000 habitantes y dista 292 kil√≥metros de Madrid y 67 de la capital y, por tanto, del mar. Pese a ello, se encuentra a 692 metros de altitud y tiene un clima mediterr√°neo continental, con veranos muy calorosos e inviernos fr√≠os, sin que sean extra√Īas las nevadas ni las temperaturas rondando los cero grados, aunque se producen contrastes t√©rmicos muy acusados entre el d√≠a y la noche, como tuvimos ocasi√≥n de comprobar durante nuestra estancia.


En Requena localic√© varios hoteles que cuadraban con nuestros requerimientos para pasar dos noches, un par de ellos con bastante encanto en la Plaza de Albornoz, el coraz√≥n del casco hist√≥rico. Sin embargo, ten√≠a mis reservas en cuanto a encontrar sitio para dejar el coche y, al final, me decid√≠ por el Hotel Patilla, de tres estrellas, ya que ten√≠a muy buenos comentarios, el mejor precio (55 euros por noche, solo alojamiento, con tarifa no reembolsable) y aparcamiento propio y gratuito. Al lado, un √°rea comercial, con Mercadona incluido. Lo que menos me gustaba era que estuviera un poco alejado del centro (algo m√°s de un kil√≥metro), aunque se puede ir perfectamente a pie en un paseo de un cuarto de hora, si bien costaba un poco ponerse a ello por la ma√Īana temprano y de noche por el fr√≠o que hac√≠a.

Nuestra habitación en el hotel.

Nuestra idea inicial era tomar Requena como un lugar de pernocta fundamentalmente. Sin embargo, nos encontramos un casco hist√≥rico del que apenas hab√≠amos comentar nada antes, peque√Īo, pero que result√≥ muy interesante: no en vano el recinto medieval, llamado tambi√©n el Barrio de la Villa, fue declarado en 1966 Conjunto Hist√≥rico Art√≠stico de car√°cter nacional.


Esa ma√Īana salimos de Madrid tarde porque no quer√≠amos encontrar niebla en la carretera, tan frecuente en esas fechas por Cuenca, Albacete y el interior de Valencia. Almorzamos de camino, echamos un vistazo a los alrededores de las Hoces del Cabriel, que queremos visitar esta primavera, y llegamos a Requena sobre las cuatro y media. Como a principios de enero anochece muy temprano, decidimos aprovechar el tiempo de luz que quedaba para ver lo m√°s destacado de Requena. Dejamos el coche en la c√©ntrica Avenida del Arrabal, cuya zona m√°s alejada de la Plaza del Portal no es de pago. Se trata de un amplio bulevar, con tiendas, bares, cafeter√≠as, en fin, el sitio t√≠pico donde los lugare√Īos se re√ļnen, salen a tomar algo, de compras y a pasear. Caminamos unos cien o doscientos metros, pasamos junto al antiguo mercado de abastos, hoy convertido en sala de exposiciones, y llegamos a la Fuente de los Patos, frente a la cual se encuentra el quiosco de la Oficina de Turismo, en la calle Garc√≠a Montes n√ļm. 1, ya muy cerca del Barrio de la Villa, el m√°s antiguo y atractivo para visitar. Se puede acceder por cuatro v√≠as que haciendo honor a su buena pendiente, se denominan ‚Äúcuestas‚ÄĚ: la de las Carnicer√≠as, la de Puerta del √Āngel, la del Cristo y la del Castillo. Y es que, como cab√≠a esperar, el casco viejo est√° situado en un alto.


Por los restos arqueol√≥gicos encontrados en diversas excavaciones, se ha determinado que los primeros indicios de poblaci√≥n en Requena se remontan al siglo VII antes de Cristo; e igualmente ha sido posible ubicar el n√ļcleo de la ciudad primitiva gracias a varios yacimientos ib√©ricos de los siglos IV y III a.C. Asimismo, se conservan restos de la √©poca romana por toda la comarca. En cuanto a su pasado musulm√°n, la primitiva Alcazaba fue edificada por los almohades en el siglo XI, respondiendo a las prioridades defensivas de una ciudad fronteriza entre los reinos de Valencia y Toledo. Tras su conquista por Fernando III el Santo en 1238, se convirti√≥ en fuente continua de disputas entre castellanos y aragoneses, sobre todo durante los siglos XIII y XIV, si bien siempre se la consider√≥ integrante y frontera del Reino de Castilla hasta el punto que se le dio la denominaci√≥n de ‚ÄúValencia castellana‚ÄĚ.


Durante el reinado de los Reyes Católicos se aplacaron las luchas nobiliarias, lo cual supuso el fin del predominio del Marqués de Villena y el inicio de un periodo de pacificación en el cual se realizaron importantes obras como la construcción de la Iglesia de Santa María y del Salvador o las del Castillo y la Torre del homenaje. Tras sufrir hambrunas, epidemias y riadas que diezmaron su población, en el siglo XVI se recuperó la economía con el auge del comercio y la mejora de los transportes, lo que impulsó el desarrollo urbano con el trazado de nuevas calles y la proliferación de edificios civiles de estilo renacentista.


A lo largo del siglo XVII se concluyeron muchas de las obras ya mencionadas, iniciadas en el siglo anterior. El siglo XVIII, Requena sufrió graves estragos a causa de la Guerra de Sucesión, pero posteriormente tuvo un notable desarrollo demográfico y económico gracias el impulso que le dio la industria de la seda. El cultivo de la vid estuvo presente en la zona desde tiempos muy remotos, si bien se limitaba básicamente al abastecimiento propio, hasta que ya en el siglo XX el comercio del vino se convirtió en la fuente de ingresos más importante de la comarca con el reconocimiento de la Denominación de Origen Utiel-Requena en 1932. Todos estos hechos, que marcaron la historia de la villa, dejaron su huella en los lugares que nos disponíamos a visitar.


Aunque el recorrido en sí no tiene pérdida, resulta interesante seguir el itinerario recomendado por Don Feliciano Yeves (eminente profesor e historiador muy ligado a Requena) que figura en el folleto con plano que facilita la Oficina de Turismo, en el que se pueden ir leyendo explicaciones sobre cada sitio interesante. También hay paneles informativos en cada uno de estos lugares.

Folleto y mapa turístico que nos dieron en el hotel. También lo facilitan en la Oficina de Turismo.

Para empezar, nos pareci√≥ la mejor opci√≥n subir la Cuesta del Castillo, que enseguida nos llev√≥ hasta las murallas y la torre del homenaje, que data del siglo XV. Construida sobre la antigua Alcazaba √°rabe, una parte de la fortaleza ha sido restaurada y convertida en museo y centro de interpretaci√≥n. Las vistas desde arriba deben ser muy buenas, pero no nos cuadr√≥ el horario de visita. En las inmediaciones, tambi√©n se encuentran ‚ÄúLos Cubillos‚ÄĚ, restos de las dos torres redondas que flanqueaban la entrada al castillo. Tambi√©n existe un s√≥tano con una cueva (La Cava), donde se fueron instalando bodegas paulatinamente a partir de 1527, una vez que el foso perdi√≥ su funci√≥n defensiva.




Seguimos por la Plaza de la Fortaleza y llegamos hasta la del Castillo, donde se ubican las excavaciones de 1999, que registraron hallazgos arqueológicos que se remontan a la Edad del Hierro. A partir de aquí se accede a la antigua medina musulmana, espacio intramuros donde se aposentaba la población civil, que se caracteriza por su trazado laberíntico. Aunque posteriormente los cristianos construyeron iglesias y remozaron las casas en diversas épocas, todavía se conserva en buena parte la primitiva disposición de las calles, estrechas y tortuosas.





La Calle de Santa Mar√≠a es la principal del barrio antiguo y, seg√ļn cuenta la tradici√≥n, en ella se instalaron los Treinta Caballeros de la N√≥mina del Rey una vez que Alfonso X el Sabio se hizo cargo de la villa y le concedi√≥ fuero (Carta Puebla) en 1257. En esta calle a√ļn existen casonas se√Īoriales con escudos en sus fachadas.




Dejamos a un lado la Casa Museo de la Seda (recordemos la importancia de esta industria para la economía de Requena durante el siglo XVIII) y continuamos hasta la Iglesia de Santa María, que conserva una magnifica portada de estilo gótico florido isabelino. El interior, que se perdió casi por completo como consecuencia de los graves desperfectos que sufrió durante la Guerra Civil y el abandono posterior, se ha habilitado para exposiciones.


Casi enfrente, est√° la blasonada Casa de los Ibarra, en la que se dice que vivi√≥ Santa Teresa de Jes√ļs, aunque no hay ninguna prueba documental de ello. Muy cerca se encuentran las antiguas murallas, algunos de cuyos restos corresponden a las primitivas fortificaciones musulmanas.


La Calle Somera, otra de las m√°s antiguas de la villa, conduce hasta la Iglesia de San Nicol√°s, cuyo origen se remonta al siglo XIII, aunque se realizaron muchas modificaciones entre los siglos XV al XIX, lo que ha ocasionado que sea un edificio con una gran mezcla de estilos.



Vista de la calle Somera desde la plaza de la Iglesia de San Nicol√°s.

En un flanco de la torre de esta Iglesia se encuentra el Callejón de Paniagua, desde el cual se pueden ver los contrafuertes del templo montados sobre arcos apuntados de ladrillo. Al final, se llega a una especie de mirador sobre la ciudad, que no me gustó demasiado, y el espacio que ocupaban las antiguas murallas, bastante más vistoso.




Siguiendo por la Calle Somera llegamos hasta el Palacio del Cid, construido en el siglo XV en estilo g√≥tico, que alberga el Museo del Vino de Requena. Se cree que su nombre se debe a que, seg√ļn la leyenda, en este mismo lugar, pero en un edificio anterior, se encontr√≥ Rodrigo D√≠az de Vivar (el Cid) con el rey Alfonso VI para concertar la boda de sus hijas con los Infantes de Carri√≥n. Los callejones que confluyen en esta calle tienen mucho encanto.





En el centro del barrio se sit√ļa la renacentista Plaza de Albornoz, la mayor del casco viejo. Su forma actual data del siglo XVII y lleva el nombre del coronel jefe de las tropas que defendieron Requena del asedio de los carlistas en 1836. A lo largo de los siglos ha sido escenario de torneos, festejos y corridas de toros, acontecimientos que contaron con la presencia de los reyes Felipe III y Felipe IV. Su subsuelo, compuesto de toba caliza y arcilla, est√° recorrido por un laberinto de t√ļneles y cuevas de origen √°rabe, utilizados despu√©s para almacenar grano y tambi√©n como bodegas. Se pueden visitar partiendo desde el Centro de Visitantes Comarcal que se encuentra en la misma plaza. Otro edificio interesante en este lugar es la Casa de los Pedr√≥n, donde se aloj√≥ varias veces el rey Felipe III, quien le concedi√≥ el ‚Äúderecho de asilo‚ÄĚ, por el cual un delincuente pod√≠a aferrarse a la cadena instalada en su fachada y requerir la gracia de no ser detenido hasta que no se probasen las acusaciones que hubiera en su contra.




Muy cerca est√° la Iglesia del Salvador, que comenz√≥ a construirse en 1380 y hoy es el √ļnico templo del Barrio de la Villa que sigue abierto al culto. Destaca su magn√≠fico p√≥rtico del siglo XV, en estilo g√≥tico florido isabelino. Anexa al templo se puede ver el cimborrio de la Capilla de la Comuni√≥n, de estilo neocl√°sico, con una torre campanario de 40 metros de altura.




Ya hab√≠amos visto lo m√°s destacado desde el punto de vista, digamos, monumental, as√≠ que el siguiente paso fue perderse por las angostas calles que a√ļn conservan el trazado de la antigua medina, con sus casas de fachadas blancas y paredes irregulares, encorvadas incluso, que parecen aspirar a tocarse con su vecina de enfrente.






A ser posible, hay que recorrerlas todos, calles, callejones y plazuelas, pues en cada una de ellos se encuentran perspectivas encantadoras que nos remiten a otros tiempos. Son pocas y muy cortitas, as√≠ que no requiere mucho tiempo. No todas las casas presentan un aspecto inmaculado y algunas presentan sus fachadas algo desconchadas, pero eso no le quita su atractivo, al menos a mi modo de ver. Al atardecer, estaban casi desiertas, a excepci√≥n de algunos ni√Īos que jugaban sin importarles el fr√≠o del invierno que se hizo notar y mucho en cuanto se ocult√≥ el sol.





Salimos del barrio medieval por la Cuesta de las Carnicerías, otro de los antiguos accesos a la primitiva medina, desde cuyas escaleras se ve la Capilla de San Julián, construida sobre el solar que ocupó la Torre Redonda, demolida por su estado ruinoso.




Fuera del barrio medieval, Requena cuenta con otros lugares dignos de visitar, como la Iglesia de San Sebasti√°n, en el barrio de las Pe√Īas, cuyo origen se remonta al siglo XIV. El interior del templo fue destruido en el siglo XVII y se remodel√≥ despu√©s en estilo barroco un siglo m√°s tarde. En el a√Īo 1999 se descubrieron y se recuperaron restos de su pasado mud√©jar, lo cual lo convierten en un caso √ļnico en Valencia. No pudimos visitarlo porque no nos coincidi√≥ el horario. Adem√°s, est√° la Iglesia del Carmen, g√≥tica del siglo XIII, pero con fachada neocl√°sica e interior barroco; el Convento de San Francisco, del siglo XVI, donde ahora se ubica el Museo de la Semana Santa de Requena; y el Puente de Santa Cruz, de origen medieval, pero reconstruido en el siglo XVIII. No tengo fotos de esta zona porque la visitamos cuando fuimos a desayunar al centro, a la ma√Īana siguiente, y me dej√© la c√°mara en el hotel. Hab√≠a pensado volver en otro momento, pero ya no tuve tiempo.


La noche siguiente volvimos al Barrio Medieval para cenar, en el Mes√≥n la Fortaleza, en la Plaza del Castillo. Era el s√°bado previo a la fiesta de Reyes y llegamos sin reserva. No hab√≠a nadie en el comedor y aun as√≠ nos aseguraron que nos daban la √ļltima mesa disponible. Pese a nuestro escepticismo, media hora despu√©s no quedaba un sitio libre, ya que se llen√≥ por completo con las reservas. Cenamos muy bien y a un precio comedido (no barato). De d√≠a, tienen men√ļ. Muy recomendable. Pese al fr√≠o, a la salida, dimos otra vuelta por el Barrio de la Villa, donde hice unas cuantas fotos nocturnas.





En resumen, una estancia en Requena mucho más interesante de lo que habíamos previsto en un principio y que no solamente nos sirvió de base para nuestras excursiones por la zona. Muy recomendable hacer una visita si se va de paso y se dispone de tiempo para dedicarle al menos un par de horas o incluso almorzar en alguno de los restaurantes del Barrio de la Villa.
Volver arriba

Compartir:
Ver m√°s diarios de Artemisa23 Ver m√°s diarios de Espa√Īa Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 5 1
Total 5 1
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQU√ć
Visitas mes anterior: 68 Visitas mes actual: 36 Total visitas: 553

  √öltimos comentarios al diario:  DE VIAJE POR ESPA√ĎA
Total comentarios 225  Visualizar todos los comentarios

Maiteb  maiteb  04/10/2020 05:56
Comentario sobre la etapa: REQUENA Y SU MEDIEVAL BARRIO DE LA VILLA. LA VALENCIA INTERIOR.
Acabo de pasar tres días en Requena, me ha gustado mucho lo que has escrito; estoy de acuerdo contigo en que merece la pena ir y sobretodo perderse por las callejuelas del barrio medieval con ese encanto de ambiente de pueblo antiguo. No se como será en verano pero en estas fechas tranquilidad absoluta.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQU√ć
Volver arriba


Foros de Viajes
Localidad-Ciudad Tema: Viajar a Requena (Valencia)
Foro Arag√≥n, Catalu√Īa y Comunidad Valenciana Foro Arag√≥n, Catalu√Īa y Comunidad Valenciana: Foro de viajes a Arag√≥n, Catalu√Īa y Valencia. Ciudades: Barcelona, Valencia, Alicante, Zaragoza.
Ultimos 5 Mensajes de 25
13223 Lecturas
AutorMensaje
vicuerca
Vicuerca
Experto
Experto
Mar 10, 2010
Mensajes: 127

Fecha: Lun Ene 30, 2012 10:45 pm    T√≠tulo: Re: REQUENA

Este a√Īo la feria del embutido pilla del 10 al 12 de febrero.
PACO-POP
PACO-POP
Super Expert
Super Expert
Dic 07, 2007
Mensajes: 377

Fecha: Dom Mar 04, 2012 08:52 pm    T√≠tulo: Re: Viajar a REQUENA

Vale la pena acercarse a Utiel, donde tienen la plaza de toros mas antigua de la Comunidad Valenciana, La bodega redonda del vino, y una iglesia espectacular.
Borni
Borni
Super Expert
Super Expert
Ago 06, 2010
Mensajes: 493

Fecha: Jue Jul 19, 2012 05:11 pm    T√≠tulo: Re: Viajar a REQUENA

Ma√Īana d√≠a 20 y el pr√≥ximo viernes 27 de julio, a partir de las 20:30 e celebra en Requena la ruta del tapeo, para dar a conocer las tapas y el vino de nuestra zona, por solo 2‚ā¨ el vino y la tapa. requena.tv/organizado-... o-la-ruta/
Borni
Borni
Super Expert
Super Expert
Ago 06, 2010
Mensajes: 493

Fecha: Lun Oct 01, 2012 08:23 am    T√≠tulo: Re: Viajar a REQUENA

Hace unos meses estuvimos con varios matrimonios de amigos pasando un fin de semana en Requena y estuvimos alojados en Casa rural Isabel. Acabamos encantados, en primer lugar por la amabilidad de la due√Īa y como no por lo acogedora y confortable que era la casa donde pasamos un par de noches. La casa dispone de 6 amplias habitaciones, individuales, dobles y triples, la capacidad total de la casa creo que son unas 13 personas. El coste por noche era de 20‚ā¨ por persona. La casa est√° perfectamente equipada, ya que tiene calefacci√≥n y televisi√≥n en todas las habitaciones. Todas las...  Leer m√°s ...
Borni
Borni
Super Expert
Super Expert
Ago 06, 2010
Mensajes: 493

Fecha: Dom Ene 20, 2013 02:51 am    T√≠tulo: Re: Viajar a REQUENA

Este a√Īo, la popular muestra del embutido artesano y de calidad se celebra del 8 al 10 de febrero. Os animo a ir y degustar unos magn√≠ficos embutidos de la zona, regados con nuestros mejores caldos.
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta R√°pida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQU√ć


All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter instagram