Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
Stewart Island: Coast to Coast y unos días en Oban (febrero 2021) ✏️ Diarios de Viajes de Nueva Zelanda

Blogs 

Escapadas y rutas por la Nueva Zelanda menos conocida
Diario: Escapadas y rutas por la Nueva Zelanda menos conocida  -  Localización:  Nueva Zelanda  Nueva Zelanda
Descripción: Hace tiempo que me ronda la cabeza hacer un diario sobre las escapadas y visitas que hacemos a los sitios menos “típicos” de NZ, los que suelen quedarse fuera de las rutas turísticas habituales por falta de tiempo, o simplemente por desconocimiento. La idea es que sea un diario abierto, para poder ir aportando nuevas experiencias durante el tiempo que andemos por aquí. Voy a estrenarlo con un par de rutas de senderismo que hemos hecho este verano, pero después iré añadiendo cosas que hacer en Wellington, las maravillas de Wairarapa, escapadas de fin de semana… Las etapas no van a tener ningún orden concreto, y puede que resulte una mezcla un poco rara, pero espero que al menos sea interesante :)
Autor: Chufina   Fecha creación: 
 
Compartir:


Stewart Island: Coast to Coast y unos días en Oban (febrero 2021)
Etapa:  Stewart Island: Coast to Coast y unos días en Oban (febrero 2021)  -  Localización:  Nueva Zelanda Nueva Zelanda
Chufina  Autor:    Fecha creación:   
Compartir:
Stewart Island es la tercera isla de NZ, con una población de 400 personas y 13,000 kiwis, el 90% de su superficie declarada parque nacional, casi 300 km de rutas y 700 km de costa. En invierno, cientos de turistas llegan a Stewart Island en busca de la Aurora Austral, ya que es uno de los mejores sitios del mundo para verla. En verano, la población se dispara con gente que busca naturaleza, tranquilidad y senderismo. Y durante todo el año, la maravillosa oportunidad de ver (muy fácilmente) kiwis en libertad, a veces incluso de día. Dicen que de las cinco especies de kiwi que existen en NZ, el Southern Tokoeka o Stewart Island kiwi que habita la isla es el único activo durante el día, posiblemente porque al estar tan al sur, las pocas horas de oscuridad en verano no son suficientes para que el bicho se alimente, y se han habituado a salir de día.

Golden Bay

Yo llevaba años queriendo ir, pero la falta de días de vacaciones y que llegar allí acaba saliendo casi por el mismo precio que llegar a Rarotonga, siempre hacía que lo fuéramos posponiendo. Pero este año pandémico nos sobraban días de vacaciones y a Rarotonga no íbamos a poder ir, así que estaba claro que era el momento, combinando el viaje con nuestra ruta por el Humpridge track.

Observation Rock Viewpoint

Y ya que íbamos, no queríamos limitarnos a un par días en Oban (el único asentamiento de la isla). Al principio nos planteamos completar el Rakiura Track, uno de los Great Walks de NZ, que es muy cortito (unos 30 km) y se completa en 3 días sencillos, pero al final decidimos limitarnos a hacer solo uno de los días del Rakiura como day trip desde Oban y optamos por un poco más de variedad, haciendo el Coast to Coast: una ruta de unos 14 km entre Mason Bay, en la deshabitada costa oeste de la isla, y Freshwater Valley, cerca de Oban. La peculiaridad de esta ruta es que combinas un vuelo escénico para llegar a Mason Bay (aterrizaje en la playa durante la marea baja incluido), una noche en la cabaña del DOC de Mason Bay para disfrutar de los kiwis, los 14 km al día siguiente atravesando la isla, y un trayecto en barco desde Freshwater hasta Oban. Lo que más nos atraía era poder pasar la noche en Mason Bay, una de las mejores zonas de la isla para ver kiwis, pero la verdad es que toda la experiencia estuvo genial.

Dunas en Mason Bay

Hay dos formas de llegar a Stewart Island: una hora de barco desde Bluff o 20 minutos de avión desde Invercargill. El avión es más caro pero si hace buen día es una pasada. Si eres de los que se marea con facilidad en el agua, como yo, ni te lo plantees: el estrecho de Foveaux no es precisamente conocido por sus aguas tranquilas. A nosotros, además, nos venía mejor logísticamente volar desde Invercargill porque dejábamos allí el coche de alquiler que habíamos cogido para el Humpridge, y a la vuelta podíamos empalmar directamente con el vuelo de vuelta a Wellington. Una vez que tuvimos decidido que queríamos volar, lo más lógico era hacer el vuelo desde Invercargill a Mason Bay directamente, cruzar la isla y luego volar desde Oban a Invercargill. Esto, dicho así, suena muy sencillo, pero fue toda una odisea cuadrar fechas, precios y mareas: para volar a Mason Bay se necesita marea baja, y para el barco que nos tenía que recoger en Freshwater al día siguiente se necesita marea alta. Súmale a eso los precios de los vuelos de Wellington a Invercargill, el poder hacer el Humpridge por delante o por detrás (no se puede empezar todos los días, por ejemplo los viernes solo se puede hacer guiado, que no nos interesaba), que cuadraran los horarios para que nos diera tiempo a llegar andando desde Mason Bay hasta Freshwater, y todo dentro de un rango muy limitado de fechas que teníamos disponibles… en fin, que tuve que hacer uso de los muchos años de experiencia en “ingeniería de planificar viajes” para cuadrarlo todo, pero al final lo conseguimos. Reservamos el paquete Coast to Coast con Stewart Island Flights ($360 por persona, incluyendo vuelos Invercargill – Mason Bay y Oban – Invercargill, más el barco desde Freshwater a Oban) y un Airbnb para las 4 noches que pasaríamos luego en Oban ($780 las cuatro noches; creedme, no hay mucha oferta, y este por lo menos incluía un coche para moverte por la isla). La cabaña de Mason Bay son solo $5 por persona pero no es reservable – hay 20 camas y tienes que coger sitio al llegar. Si no hay sitio… al suelo!


A las 10 de la mañana salía nuestro vuelo a Mason Bay desde Invercargill. Resultó que éramos nosotros dos más un grupo de 7 amigas que iban a la isla a hacer el Coast to coast y luego el Rakiura, y nos repartieron a los 9 en dos avionetas. Los de Stewart Island Flights nos dejaron mandar una mochila cada uno en un vuelo directo a Oban para no tener que cargar con ella en el hike, y la recogeríamos al día siguiente al llegar con el barco. La verdad es que la experiencia con ellos fue muy buena.

De camino a Mason Bay. O no.

Despegamos puntuales y medio lloviendo. Pero a los 10 minutos, cuando estábamos a mitad de camino entre Invercargill y Mason Bay, el tiempo había empeorado tanto que el piloto decidió no seguir adelante, y en lugar de aterrizar en la playa nos llevó a Oban. El otro avión, que llevaba a 5 de las 7 amigas, era un poco más grande (y el piloto más experimentado) y sí siguió adelante. En Oban, parados en la pista mientras nuestro piloto hablaba con el otro para ver si podíamos ir para allá, yo empezaba a ponerme nerviosa porque la ventana de marea baja se cerraba y si no salíamos pronto nos iba a tocar pasar la noche en Oban, y no teníamos nada reservado, y a parte se nos iba todo el plan al garete. El otro piloto sí consiguió aterrizar y nos dijeron que iba a venir a Oban a por nosotros. No sé si era un problema del avión o del piloto, pero nos tocó esperar a que volviera desde Mason Bay, después de dejar a la mitad del grupo de amigas, y nos recogiera. En teoría, la ventana de la marea baja es una hora por delante y una por detrás, y llegamos a la playa justo cuando pasaba una hora de la marea baja. Más o menos había dejado de llover pero el día estaba muy gris, y de hecho las vistas desde el avión al atravesar la isla no fueron gran cosa. Pero el aterrizaje en la playa moló mucho.


Aterrizaje en la playa



Es una sensación muy rara cuando el avión te deja ahí tirado, sabiendo que lo único que hay alrededor es la cabaña del DOC, sin cobertura y en medio de la nada. Había viento, medio llovía, y nos fuimos directos a buscar la cabaña para asegurarnos la cama. La cabaña está a menos de 10 minutos tierra adentro, atravesando las dunas. Es una de las consideradas “básicas”: tiene camas (literas repartidas en tres habitaciones), baños exteriores de esos de agujero en el suelo, y agua fría, pero no tiene gas así que si quieres cenar o desayunar caliente tienes que llevarlo tú (pero tened en cuenta que a la vuelta, si voláis de Oban a Invercargill, no os dejarán subirlo al avión por ser considerado material peligroso en los vuelos comerciales regulares). Llegamos a la cabaña, cogimos dos colchones en una de las literas superiores, y nos hicimos la comida esperando que mejorase un poco el tiempo, porque la previsión era buena. Y así fue: apenas dos horas después de llegar, lucía un sol radiante sin una sola nube. Lo de las cuatro estaciones en un día en NZ no puede ser más cierto.


Mason Bay Beach

La playa de Mason Bay es muy larga, y anduvimos un poco hacia el sur admirando el oleaje a un lado y las dunas al otro. Es una playa muy salvaje y yo desde luego no me bañaría en ella, pero como todas las playas salvajes de Southland, tiene su encanto. En 2018 saltó a los titulares cuando 145 ballenas piloto murieron varadas allí. Muy triste pero para nada inusual.

Después de pasear por la playa fuimos a explorar las dunas tierra adentro, más allá de la cabaña. Hay una particularmente alta que ofrece vistas de la playa y se ve muy bien cómo las dunas van ganando terreno a la vegetación (y si of fijáis en la foto veréis el tejado de la cabaña cerca del borde entre ambas). Las dunas de Mason Bay se extienden hasta 3 km tierra adentro, y llegar a los 200 metros de altura: es uno de los ecosistemas de dunas en tierra más grandes del hemisferio sur, y son dunas migratorias o móviles porque se van moviendo. El ecosistema incluye plantas endémicas únicas, y algún invertebrado curioso.

Dunas móviles

La otra visita obligada, especialmente al atardecer, es la antigua granja que hay pasada la cabaña del DOC, a unos 15 minutos siguiendo el camino que haríamos al día siguiente hacia Freshwater. Aquí vivían los primeros pobladores, empeñados en criar ovejas hasta que se dieron cuenta de que no salía rentable: demasiado remoto y salvaje. Hoy en día el DOC usa la granja para sus empleados y voluntarios, que suelen andar por la zona haciendo labores de mantenimiento y cazando. El camino no tiene pérdida y va metido entre árboles de manuka, como si fuera un túnel. El gran atractivo es la posibilidad de ver kiwis: toda esta zona tiene la mayor concentración de kiwis de la isla, y aunque es verdad que te los puedes encontrar a cualquier hora y en cualquier sitio (incluida la playa), si quieres casi casi asegurarte verlos lo mejor es acercarse a la antigua granja al atardecer o al amanecer.

Túnel de manuka

Nos acercamos cuando todavía era muy de día, sin muchas esperanzas de ver kiwis, y al rato volvimos a la cabaña a cenar. La cabaña no tiene luz así que había que cenar mientras todavía era de día, pero además queríamos terminar pronto para poder volver a la zona de la granja justo al atardecer. Esa noche tuvimos mucha más suerte: no solo vimos montones de kiwis, sino que encima no tenían miedo ninguno y se acercaban a nosotros. Alguno incluso se puso a picotearme la pierna! Son de lo más gracioso, y bastante raros. No ven muy bien pero tienen buen olfato y oído, así que hay que estar bastante callado. La luz blanca de las linternas les molesta mucho así que hay que llevar luz roja (lo más cómodo es llevar un frontal que te deje las manos libres). Lo mejor es grabar vídeo. Os dejo alguno de los que grabamos nosotros, desde dos puntos de vista distintos: primero lo que yo grabé, y luego lo que mi marido grababa por detrás con el móvil. Fue una experiencia inigualable que repetiría mañana mismo. Y no solo verlos: oir cómo se llaman unos a otros es también súper curioso, ya que tienen una llamada muy particular (y la del macho es muy distinta a la de la hembra). Estuvimos un buen rato allí, hasta que se hizo noche cerrada, y creo que fuimos los últimos en llegar a la habitación. Y claro, con todo el mundo ya medio dormido, cuando llegas el último con tu frontal encendido y haces ruido para subirte a la cama, ponerte el pijama y demás, pues como que te sientes un poco mal. Pero me daba igual: estaba feliz.





Al día siquiente volvimos a la granja al amanecer, antes de desayunar, pero no tuvimos suerte con los kiwis, aunque sí vimos un par de ciervos enormes que se nos cruzaron en el camino. Stewart Island es uno de los mejores sitios de NZ para cazar, porque hay mucho ciervo que el DOC quiere eliminar por ser invasivos, y se fomenta mucho la caza.

Después de volver a la cabaña y desayunar, recogimos los bártulos y nos pusimos en marcha. Ese día tocaba andar en el Coast-to-coast track, yendo desde Mason Bay hasta Freshwater. Teníamos tooooodo el día porque, gracias a los horarios de las mareas, el barco no nos recogería hasta las 7 y media de la tarde. Nos lo tomamos con calma, pero el camino es muy sencilla y llano y solo tardamos 4 horas en recorrer los 14 km. La mayor dificultad del camino es el barro: Stewart Island es famosa por la cantidad de barro que se encuentra uno en sus caminos. En pleno verano la cosa no es tan tremenda, pero en primavera sobre todo se oyen historias de barro hasta las rodillas. En nuestro caso no fue para tanto, pero sí nos encontramos con tramos de mucho barro (digamos que solo hasta el tobillo!), a pesar de haber muchos tramos con pasarela de madera, y hay incluso un par de puntos con avisos de que si el agua llega por encima de una señal, hay que darse la vuelta porque hay riesgo de crecidas del río. Aun así, es un paseo que merece la pena. Atraviesas humedales, ríos y praderas de tussock (como matas de hierba muy típicas de NZ). Esta ruta es en realidad parte del llamado Northwest Circuit, un circuito de 125 km que recorre el noroeste de la isla y que se suele hacer en unos 10 días. Una vez en la isla, y hablando con gente de allí, nos dijeron que Doughboy Bay es quizás la parte más bonita de toda la isla, y también tiene muchos kiwis. Si lo hubiera sabido, seguramente hubiera organizado las cosas de otra forma y hubiéramos volado a Doughboy Bay, para luego desde allí andar hasta Mason Bay y Freshwater, y haber pasado un día más en la parte oeste.

Rutas multidía en Stewart Island: Northwest Circuit (rojo), Southern Circuit (verde) y Rakiura GW (azul)


Coast to coast: de Mason Bay a Freshwater

A la 1:30 o así llegamos al río que da nombre a Freshwater, y donde nos recogería más tarde el barco, y cruzamos un puente colgante que daba un poco de yuyu. Sabíamos que nos iba a sobrar tiempo pero a ver qué hacíamos 6 horas allí tirados… La cabaña de Freshwater es algo más pequeña que la de Mason Bay, y no tiene separación entre las camas y la “cocina”. Había varios voluntarios del DOC allí porque estaban reparando el tejado y cambiando la chimenea, y hacían turnos para vivir allí durante varios días. Nos sentamos a comer fuera, en el césped, pero era tal la cantidad de abejorros (algo inexplicable) que acabamos metiéndonos dentro.


Freshwater

Como 14 km nos habían sabido a poco, decidimos emplear el tiempo en subir a Rocky Mountain, un pico que hay justo detrás de Freshwater. La subida son 570 metros en poco más de 2.5 km y las vistas desde arriba merecen el esfuerzo: Mason Bay, las dunas y el camino que habíamos recorrido ese día hacia un lado, y Patterson Inlet y todo el valle del río Freshwater por donde nos llevaría luego el barco hacia el otro. Stewart Island no es muy grande y resulta curioso poder ver ambas costas desde allí arriba, y poder ver la playa y las dunas donde habíamos pasado la noche anterior. El DOC dice que se tardan 3 horas en subir y bajar, pero nosotros lo hicimos en algo más de dos y media. No es una subida excesivamente dura, pero sí hay muchas raíces de árboles que te pueden jugar una mala pasada.


Vistas desde la cima de Rocky Mountain

El barco nos recogió puntualmente justo antes de las 7:30 y nos llevó a Oban. Por el camino se atraviesa la marisma de la desembocadura del río, y por eso es necesario aprovechar la marea alta. El barco nos dejó en Golden Bay, al sur de la ciudad de Oban, y allí nos recogió la dueña del Airbnb para llevarnos al alojamiento, una señora muy amable que tiene varias casas repartidas por Oban. La nuestra estaba en la carretera que te lleva al Rakiura National Park, y nos dijo que era la última casa antes del parque. El apartamento incluía uso de un coche, un poco destartalado pero funcional. Por el camino nos señaló sitios interesantes, zonas donde se suelen ver kiwis, y nos habló de la vida en la isla. Nos contó que en el jardín de la casa se suelen ver kiwis por la noche (en parte por estar tan cerca del parque nacional), y nos dio una lámpara de luz roja con un foco súper potente. Y así fue, esa misma noche vimos nuestros primeros kiwis en Oban, en el mismo jardín. Nos parecieron mucho más miedosos que los de Mason Bay, ya que al más mínimo ruido salían corriendo, mientras que los otros se habían hasta acercado a nosotros, pero aun así nos gustó mucho poder disfrutar de ellos desde la misma casa. Y por la noche, si te levantabas al baño a las 3 de la mañana, ahí seguían, escarbando en el césped. Todo un lujo.

Kiwi en el jardín

Teníamos 3 días completos en Oban, y los dedicamos principalmente a andar recorriendo algunos de los “short walks” que hay en la zona. El primer día amanecimos con un sol espléndido y empezamos acercándonos a Bathing Beach, una de las mejores playas de la isla para darse un baño. Después nos fuimos a recorrer el Golden Bay track, que nos llevó bordeando la playita de Golden Bay hasta Deep Bay, y luego cruzamos Petterson Hill de vuelta a Oban y su playa en Halfmoon Bay. Enseguida nos dimos cuenta de que en esos días íbamos a ver más pájaros de lo que es normal ver en NZ, aunque el colofón vendrían el último día en Ulva Island.

Bathing Beach

Golden Bay

Deep Bay

Halfmoon Bay

Volviendo hacia el coche, que estaba aparcado en la zona del campo de rugby (uno de los sitios donde recomiendan ir a ver los kiwis por la noche), paramos a comer en uno de los establecimientos más típicos de la isla: el Kai Kart, un sencillo take away que tiene el que, dicen, es uno de los mejores fish and chips del país. Y tengo que decir que estaba muy bueno!!

Cerca del campo de rugby hay un par de tracks muy cortitos pero muy recomendables para ver fauna (kiwis de noche y multitud de pájaros de día): Fuchsia and Raroa Reserve tracks, que atraviesan bosque que no fue afectado por las operaciones madereras de la zona, con rimus de más de 500 años. Algo parecido ocurre en Garden Mount, nuestra siguiente parada: un track muy cerquita del parque nacional que asciende los 160 metros hasta la cima atravesando bosque primitivo de rimu, rata y kamahi. Se supone que desde la cima hay buenas vistas pero a nosotros no nos parecieron gran cosa, aunque es un paseo agradable. El track termina en Lee Bay, punto de partida del Rakiura Great Walk, y por donde pasaríamos también al día siguiente. La última parada del día fue el faro de Ackers Point, donde fuimos a ver atardecer para intentar ver pingüinos azules, que anidan en las rocas justo debajo. No hubo suerte.

Garden Mount Track

Lee Bay

Amanece en Oban

El segundo día, después de pegarme un buen madrugón en busca de kiwis, sin suerte, nos acercamos al otro extremo de Horseshoe Bay para recorrer el Horseshoe Point Track, un recorrido de 6.5 km bordeando Horseshoe Point. Por el camino vimos los restos de una antigua granja, enormes macrocarpa o cipreses de Monterey, varios pajarillos, y la playa de Dead Man Beach (que a pesar del nombre es de lo más escénica). El camino termina en Moturau Moana, un jardín nativo privado donado al gobierno por su dueña, con vistas de Halfmoon Bay.


Horseshoe Point track: macrocarpa, silvereye y Dead man Beach

Halfmoon Bay desde Moturau Moana

Ese día también hicimos un tramo del Rakiura Great Walk. Cuando investigué un poco para ver qué tramo hacíamos, llegué a la conclusión de que la parte más bonita es la que va desde Lee Bay hasta Port William, así que reservamos un water taxi que nos recogiera en Horseshoe Bay, cerca del apartamento, y nos llevara hasta Port William, para así poder volver andando a nuestro ritmo. El recorrido no es muy largo, sólo unos 10 km, y es bastante sencillo (tardamos menos de 3 horas). Lo primero que ves al llegar a Port William son los enormes eucaliptos que hay en la playa, lo único que queda hoy en día del fallido asentamiento europeo en 1870. Esta bahía fue usada primero por cazadores de focas, luego como estación ballenera, luego por buscadores de oro, y finalmente para cultivar ostras.

Port William

El camino desde Port William atraviesa partes de bosque nativo, que milagrosamente escapó a las operaciones madereras de la época, y partes de bosque regenerado. El siguiente punto de interés es Maori Beach, una preciosa playa donde se construyó el último aserradero de la isla, que estuvo operando hasta los años 30. Justo antes de llegar a la playa se atraviesa un puente sobre un río de color chocolate debido a los taninos que arrastra el agua. En la playa hay un campamento para quienes hacen el Great Walk, y se pueden ver los restos del aserradero. También se ven huellas que podrían ser (o no…) de kiwi. El camino sigue hacia Peters Point, desde donde se tiene otra perspectiva de Maori Beach.



Bush walking


Maori Beach

Maori Beach desde otro ángulo

El camino entre Maori Beach y Lee Bay atraviesa varias playas que si me las enseñan en foto antes de ir, hubiera pensado que estaban en Northland. Nunca imaginé encontrarme semejantes playas en Stewart Island… Sencillamente impresionantes.


Playas en el Rakiura Great Walk

Lee Bay

Al igual que el día anterior, terminamos en Lee Bay, aunque esta vez teníamos que seguir andando para llegar hasta el apartamento. Nos dimos una ducha y como no habíamos tenido suficiente, nos fuimos a Oban para cenar el famoso chowder del South Sea Hotel, aunque primero hicimos una breve parada en Bathing Beach (esta vez desde la carretera).


Bathing Beach

El atardecer ese día tocaba verlo desde Observation Rock, un mirador con vistas espectaculares sobre Golden y Thule Bay. Y para rematar, volvimos al muelle que hay en Halfmoon Bay frente al hotel donde habíamos cenado (justo detrás de los depósitos de combustible), ya que allí se supone que también se pueden ver pingüinos azules regresando a sus nidos justo después del atardecer. Esa noche tampoco tuvimos suerte.

Observation Rock

Cae la noche en Halfmoon Bay…

El último día completo en la isla lo íbamos a pasar en Ulva Island, una pequeña isla en Patterson Inlet con un estricto programa de control de depredadores que hace que sea un auténtico santuario de aves. Uno acaba acostumbrándose a disfrutar de los pájaros cuando vive en NZ, porque no hay mucha más fauna, y en Ulva pudimos ver montones de pájaros que son bastante difíciles de ver en otros sitios. En teoría, también hay kiwis y se pueden ver de día, pero es mejor no contar con ello: si vas a Ulva buscando kiwis, seguramente te llevarás una decepción.

Eco-billetes

Hay varias opciones de barco para llegar a la isla. Nosotros decidimos coger un traslado privado con el chaval que nos había llevado a Port William el día anterior, un Kiwi de padres alemanes llamado Rakiura (sí, como la isla). Era solo un pelín más caro que el ferry, pero nos permitía ir una hora antes del primer ferry lleno de turistas y disfrutar un poco más de la isla a primera hora. Los billetes son simplemente hojas de una planta llamada puheretaiko, que los primeros europeos usaban para escribir postales precisamente desde la oficina de correos que había en Ulva.

La isla son 260 hectáreas que pertenecen al Rakiura National Park, y tiene varios caminos que se pueden recorrer con el folleto informativo que te dan al llegar. Hay varias playas que se pueden visitar y donde a veces se pueden ver focas y leones marinos, aunque la mayoría de los caminos son interiores. Entre 1993 y 1997 se consiguieron erradicar todas las ratas de la isla, y desde entonces se ha visto cómo la fauna y la flora se han regenerado y recuerdan lo que era NZ antes de que llegaran los europeos. Hoy en día se controla la posible entrada de ratas a través de los barcos que llegan a la isla mediante trampas y perros especializados en rastrearlas.


Ulva Island

Pájaros en Stewart Island

Nos habíamos llevado comida para hacer picnic en la isla y nos tiramos allí prácticamente todo el día. No vimos fauna marina pero sí multitud de pájaros, y nos encantó la visita. El ferry de vuelta nos dejó en Golden Bay, y para terminar nuestra visita hicimos parte del Ryans Creek Track, que discurre por la costa hasta llegar a Ryans Creek, donde en marea baja se pueden ver restos de un aserradero que había allí hasta 1931. No es un recorrido particularmente reseñable.

Golden Bay

Al día siguiente, después de un último madrugón para, esta vez sí, ver los últimos kiwis al amanecer, recogimos tranquilamente y nos fuimos a Oban con tiempo para coger nuestro vuelo a Invercargill a las 12:30. Nos había encantado nuestra primera visita a Stewart Island. La experiencia de los kiwis fue única, y en Oban vimos playas que nunca hubiera imaginado encontrar en Southland. La verdad es que no me importaría volver. Es una pena que quede fuera del itinerario de la mayor parte de turistas europeos por falta de tiempo, pero Stewart Island es una auténtica joya que bien merece el esfuerzo de acercarse. Tendremos que volver en invierno en busca de la Aurora Australis Sonriente
Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Chufina Ver más diarios de Nueva Zelanda Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


stats_icon VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0 0
Anterior 0 0 0
Total 0 0 0
Votos
stars-5 0 Votos
stars-4 0 Votos
stars-3 0 Votos
stars-2 0 Votos
stars-1 0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 35 Visitas mes actual: 11 Total visitas: 183

comment_icon  Últimos comentarios al diario:  Escapadas y rutas por la Nueva Zelanda menos conocida
Total comentarios 42  Visualizar todos los comentarios

Dagolu  dagolu  31/05/2021 00:32   blogs_icon
Comentario sobre la etapa: Stewart Island: Coast to Coast y unos días en Oban (febrero 2021)
Espectacular!!!!
Como casi toda NZ.
Que ganitas de volver y quedarme!!!! jajajajja

saludos

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA


Registrate AQUÍ
Volver arriba


forum_icon Foros de Viajes
Pais Tema: Viajar a Nueva Zelanda
Foro Oceanía Foro Oceanía: Foro de viajes a Oceanía: Australia, Nueva Zelanda, Polinesia. Sidney, Melbourne, Tasmania, Queensland. Nueva Zelanda: Isla del Norte y del Sur.
Ultimos 5 Mensajes de 2202
854324 Lecturas
AutorMensaje
Chufina
Chufina
Indiana Jones
Indiana Jones
Nov 11, 2007
Mensajes: 2718

Fecha: Jue Abr 22, 2021 11:13 am    Título: Re: Viajar a Nueva Zelanda

Ah, y de fechas... Quién sabe. Yo diría que 2022, siempre que no sea a principios de año, seguramente sí se pueda venir, pero va a depender muy mucho de cómo vaya la vacunación aquí (que de momento va muy lenta) y de cómo evolucionen las cepas más problemáticas. Yo tengo que ir a España en algún momento y estoy contando con poder ir el año que viene (cuando digo poder ir, me refiero a poder volver a entrar a NZ sin restricciones).
upheka
Upheka
Experto
Experto
Jul 31, 2013
Mensajes: 191

Fecha: Jue Abr 22, 2021 02:25 pm    Título: Re: Viajar a Nueva Zelanda

Gracias por las recomendaciones!! Tendré que ir mirándolo para diciembre de 2022 por si acaso!
spainsun
Spainsun
Site Admin
Site Admin
Sep 01, 2000
Mensajes: 84447

Fecha: Jue Sep 16, 2021 12:09 am    Título: Viajar a Aotearoa (Nueva Zelanda)

Para aquellos que estéis pensando visitar Nueva Zelanda en el futuro os informo que lo mismo no va a ser posible....
elpais.com/ ...earoa.html
Un partido maorí le quiere cambiar el nombre a Aotearoa (su nombre maorí).

Le pongan el nombre que le pongan, a nosotros no nos van a despistar. Seguirán siendo el país de las antípodas. Riendo
luna-llena
Luna-llena
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 29, 2007
Mensajes: 18597

Fecha: Jue Sep 16, 2021 12:21 pm    Título: Re: Viajar a Nueva Zelanda

Me es igual como se llame, no hay dos sin tres, así que Aotearoa seguirá siendo mi destino favorito Aplauso
carolco
Carolco
Willy Fog
Willy Fog
Ene 23, 2014
Mensajes: 19216

Fecha: Jue Sep 16, 2021 08:39 pm    Título: Re: Viajar a Aotearoa (Nueva Zelanda)


Kia pai!
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro

Registrate AQUÍ


All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. Aviso Legal - Privacidad - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter instagram