Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
CATEDRALES, EL ESCALERÓN Y LA RAYA, UÑA (CUENCA). 2 RUTAS ESPECTACULARES UNIDAS. ✏️ Diarios de Viajes de España
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace
Blogs 

SENDERISMO POR ESPAÑA. MIS RUTAS FAVORITAS: EMBLEMÁTICAS, PASEOS Y CAMINATAS.
Diario: SENDERISMO POR ESPAÑA. MIS RUTAS FAVORITAS: EMBLEMÁTICAS, PASEOS Y CAMINATAS.  -  Localización:  España  España
Descripción: Recopilación de algunas de las rutas de senderismo que mi marido y yo hemos hecho por toda España a lo largo de un montón de años. Las hay de todo tipo, longitud y duración; y, casi siempre, asequibles para todas las personas acostumbradas a caminar por el campo.
Autor: Artemisa23   Fecha creación: 
 
Compartir:













































































Etapa:  CATEDRALES, EL ESCALERÓN Y LA RAYA, UÑA (CUENCA). 2 RUTAS ESPECTACULARES UNIDAS.  -  Localización:  España España
Descripción: De Uña (Cuenca) parten dos rutas de senderismo con vistas espectaculares, sobre todo en días soleados de primavera. Para aprovechar mejor el tiempo, unimos ambas rutas en una sola: El Escalerón, La Raya y las Catedrales, esta última con chispa aventurera y todo.
Artemisa23  Autor:    Fecha creación:   
Compartir: 
Compartir:
Varias veces habíamos pasado muy cerca de Uña, divisando desde la carretera un bosquejo de las aguas de su laguna, pero nunca nos dio por detenernos allí. Sin embargo, como suele sucederme frecuentemente, fue mirando unas fotos en un reportaje de senderismo cuando vi una imagen que me llamó la atención, que correspondía a una ruta en Uña, conocida como “Las Catedrales”, en la que había que superar el interior de una pared rocosa a través de unas artesanales escaleras de madera. ¡Vaya, qué interesante! Además, el grado de dificultad tampoco era excesivo, puesto que ya no estoy para ciertas heroicidades. De modo que quedó apuntada en la lista de prioridades senderistas para cuando se abrieran los cierres perimetrales, pues la Serranía de Cuenca constituía territorio vedado en aquel momento.


Indagando más, descubrí que en la misma localidad había otra ruta de lo más atractivo, empezando por su nombre: El Escalerón y La Raya. Así que la anoté también.


La ocasión de hacer estas rutas se presentó por fin, una vez que nos permitieron salir de nuestra Comunidad Autónoma. Además, la primavera es el momento perfecto para visitar esta zona, ya que el paisaje está muy bonito y, más adelante, en pleno verano, haría demasiado calor. El problema era que queríamos hacer las dos rutas pero sin pasar más de una jornada allí. Así que, mirando el mapa, me pareció factible combinar las dos rutas en una sola, ya que existía enlace entre ambas, incluso con un tramo común. Y, pese a que no era lo habitual, vi en internet que había gente que lo había hecho. De modo que en lugar de dos rutas de unos 9 kilómetros, salía una de 17, lo que no suponía una distancia excesiva, sobre teniendo en cuenta lo largos que son los días en estas fechas. Lo que íbamos a necesitar era dos noches en Uña, para empezar temprano y tomárnoslo con tranquilidad al concluir lo que anticipábamos sería un buen trajín.



SITUACIÓN DE UÑA EN EL MAPA PENINSULAR.


Uña se encuentra a 204 kilómetros de Madrid, unas dos horas y cuarto en coche, en un cómodo viaje que se hace casi todo el tiempo por autovía, primero por la A-3 (Autovía de Valencia) hasta Tarancón, donde se toma la A-40 hasta las inmediaciones de Cuenca, donde, a través de la salida 309, se coge la CU-2010 y luego la 2015 hasta Uña. Desde Cuenca capital hay solamente 36 kilómetros, poco más de media hora de viaje. Uña es uno de los lugares con mucho atractivo por su laguna y sus rutas senderistas en un itinerario donde, por ejemplo, también se accede al Ventano del Diablo, la Ciudad Encantada o al Nacimiento del Río Cuervo, por ejemplo. Como referencia pongo el itinerario desde Madrid, que también sirve para llegar desde Cuenca capital, en la siguiente captura de Google Maps.


UÑA.

Esta pequeña localidad de la Serranía Media conquense cuenta con algo más de un centenar habitantes y está situada a 1.130 metros de altitud, junto a la laguna del mismo nombre, en la margen derecha del río Júcar, en el que desemboca el arroyo del Rincón de Uña al norte de la población. Pese a su pequeño tamaño, la villa es muy turística por su ubicación y su naturaleza, ya que constituye una buena base para conocer el Parque Natural de la Serranía de Cuenca, por lo que hay varios restaurantes y establecimientos para hospedarse, también con apartamentos. Sin embargo, cuando estuvimos, al ser días laborables, había muy pocos visitantes. Nos alojamos dos noches en el Hotel Uña Serranía Encantada, de una estrella, aunque, pese a no tener ascensor, sus instalaciones nos parecieron de calidad superior, sobre todo su estupendo restaurante, que cuenta con una magnífica terraza con vistas a la laguna. El exterior es pintoresco, emulando a un castillo, y el personal muy amable, incluso nos permitieron compartir el menú, ya que para cenar dos menús nos hubiera resultado una cantidad de comida excesiva. La habitación superior nos costó 134 euros las dos noches. El precio del menú (rico, variado y con platos típicos de la zona), con aperitivo y ensalada incluidos, creo recordar que estaba en torno a los 17 euros.


El pueblo es muy pequeño y se ve enseguida. Sus principales lugares de interés son la Iglesia Parroquial de San Miguel Arcángel, la Ermita Virgen del Espinar, la Piscifactoría y, por supuesto, la Laguna de Uña, formada por el cierre fluvial del Arroyo del Rincón, que cuenta también con un aporte suplementario, a través de un canal, de aguas procedentes del cercano Embalse de la Taba (río Júcar).






Esta laguna constituye una importante zona de paso y nidificación de aves acuáticas, en especial patos, ánades, cigüeñas, cigüeñuelas y pollas de agua, que se pueden ver más detenidamente desde una caseta de observación construida por el Ayuntamiento. También abundan los buitres, negros y leonados. En la laguna hay un par de miradores y cuenta también con un Punto habilitado para contemplar el firmamento.






Si está abierto (no fue nuestro caso), se puede visitar el Centro de Interpretación del Parque Natural de la Serranía de Cuenca, que se encuentra frente a la laguna. Por otra parte, las vistas de los roquedales son también imponentes desde la población, poniéndole fondo a la laguna, con la cual forman una preciosa estampa, especialmente atractiva por la mañana temprano y al atardecer.




RUTAS DE SENDERISMO.

1) La ruta más conocida es el sendero de pequeño recorrido PR-CU 37, que se denomina EL ESCALERÓN Y LA RAYA. Sus datos, según el panel informativo que se encuentra a la entrada del pueblo, junto a la laguna, y del que pongo una foto, son los siguientes:
- Longitud: 9 kilómetros
- Duración: 2 horas y media, aproximadamente
- Tipo de ruta: Circular
- Cotas: mínima, 1.130 metros; máxima, 1350 metros.
- Grado de dificultad: medio.


2) La otra caminata que se realiza desde Uña es la que se conoce como LAS CATEDRALES DE UÑA, no encontré panel oficial, pero hay numerosas referencias y varios tracks en internet. En la variante circular, se recorren unos 8 kilómetros, también se pasa por La Raya (lugar común con la ruta anterior), su duración está en torno a las dos horas y su dificultad se cataloga como media, aunque con mal tiempo habría que tener mucha precaución en la zona de las escaleras, sobre todo si se hacen bajando. Las cotas, 1.130 y 1.389 metros, mínima y máxima, respectivamente.


Ambas rutas se pueden iniciar desde el aparcamiento que hay junto a la laguna, según se llega desde la carretera CU-2105.


NUESTRA RUTA.

Como comenté al principio, unimos las dos rutas en una, con lo cual conseguimos verlo prácticamente todo en una jornada, sin repetir zonas, como hubiera sido la de La Raya en caso de haberlas hecho por separado. Y no nos arrepentimos, ni mucho menos. Y, según los datos de mi copia local de wikiloc, resultó lo siguiente:

- Longitud: 17,34 kilómetros
- Duración: 6 horas y media, incluyendo paradas para fotos y bocatas.
- Tipo de ruta: circular
- Grado de Dificultad: medio
- Cotas marcadas: Mínima, 1.069 metros; máxima, 1.342 metros.


Como es circular, se puede realizar en ambas direcciones. Nuestra primera intención era caminar en sentido contrario a las agujas del reloj, con lo que empezaríamos, digámoslo así, por la ruta del Escalerón, seguiríamos por La Raya y terminaríamos por las Catedrales. Sin embargo, tras darle algunas vueltas decidimos hacerla al revés. Y, una vez acabada, estuvimos de acuerdo en que habíamos acertado.


Bordeando la laguna, de la que contemplamos sugerentes vistas, a la izquierda tomamos una ancha pista de tierra que se internaba en el bosque. De paso, vimos un canal y una pequeña cascada, que parecía tener un mirador desde la carretera. Aunque íbamos en paralelo al cauce del río, salvo en esa ocasión, no vislumbramos el agua desde la pista. En las inmediaciones se encuentran las pozas del Arroyo de la Madera, a las que se puede llegar en coche. Hasta allí, el camino fue muy sencillo, incluso en descenso, lo que nos dejó algo descolocados.






Llegamos a una intersección, donde dejamos la pista y tomamos un sendero, a la derecha. Rápidamente, el desnivel crecía según remontábamos el cañón, con lo cual el paisaje cambió y comenzaron a surgir entre los árboles los enormes paredones rocosos que se divisan desde Uña.






Estábamos en el tramo más duro, ganando altura a través de un sendero estrecho y pedregoso, aunque fue un trecho de una media hora, con lo cual tampoco resultó agotador. Al fin, encaramos unas enormes paredes rocosas que parecían no tener salida por ninguna parte, pues el sendero, aparentemente, moría allí. Habíamos llegado a uno de los puntos más peculiares y atractivos de esta ruta.




Detrás de unos matorrales, vimos la entrada a lo que, según he leído, se llama la Cueva del Tío Manolo, donde, al fondo, distinguimos un tronco estratégicamente situado para poder encaramarse y alcanzar la plataforma superior. Empezaba la aventura.




Superamos el obstáculo con unas cuantas risas y continuamos hasta que nos topamos con la primera de las escaleras que tendríamos que utilizar para trepar a través de aquel laberinto rocoso. Estas escaleras las fabrica y mantiene un vecino del pueblo de Valdemeca, de nombre Moisés, que se dedica al turismo rural. Y, tal como dice todo el mundo, sin su colaboración sería imposible realizar esta ruta. Debíamos tener cuidado, pues un par de maderos parecían algo deteriorados por la humedad, pero con precaución pudimos subir sin demasiados problemas. De haber llovido, con barro (había algo pero no mucho) y si el terreno y la escalera estuvieran mojados, el asunto hubiera sido más arriesgado.






Tras algunos equilibrios, llegamos a la segunda escalera, un poco más corta, pero menos estable y en la que tuve que estirarme bastante para alcanzar la repisa superior. Una vez arriba, respiré aliviada tras unos segundos de tensión. Pese a todo, la “travesía” estaba resultando de lo más divertida.




Caminamos hacia la boca superior de la cueva, en un entorno de lo más pintoresco, por pequeñas galerías y callejones, entre ramas colgantes y estrechos pasadizos rocosos cubiertos de musgos y helechos; y todavía tuvimos que superar una última rústica “pasarela” antes de alcanzar la salida al aire libre.




Ya en el exterior, no hay que seguir el sendero sin antes ir hacia la derecha, donde descubrimos un panorama fantástico al trepar a una enorme losa a gran altura, convertida privilegiado sobre farallones de piedra con formas caprichosas, a las que deben su apodo: las Catedrales. Y, debajo, el vacío verde que forman los inmensos pinares del valle de Júcar. Ni que decir tiene que estuvimos un buen rato contemplando el panorama y haciendo fotos.






A partir de aquí, continuamos por un sendero fácil y casi llano, entre pinos, que de vez en cuando nos deparaba excelentes vistas al acercarnos a los cortados. Esta es una ruta que disfrutarán especialmente los aficionados a posar en salientes sobre precipicios para componer fotografías espectaculares. Eso depende de cada cual. Por mi parte, prefiero no arriesgar más de la cuenta, ya que no existen protecciones y las caídas son tremendas. En cualquier caso, tampoco resulta especialmente peligroso teniendo cuidado. Por lo demás, el paisaje lucía espléndido con sus flores y colores primaverales.






También tuvimos la suerte de contemplar varios buitres, algunos de los cuales sobrevolaban nuestras cabezas bastante cerca, aunque yo no fui capaz de captarlos bien.


Uno de los puntos fuertes del recorrido es el llamado Puntal de San Roque, otro saliente que ofrece unas vistas fantásticas sobre Uña y su laguna. No hay que perderse este sitio.





Un poco más adelante, desde otro cortado, contemplamos a lo lejos el camino de La Raya, por el que íbamos a transitar un poco más adelante y que se llama así por parecer una línea al verlo desde lejos.


Continuamos por el sendero hasta enlazar con la ruta de El Escalerón y la Raya, precisamente en el punto en que se inicia la bajada hasta La Raya, que normalmente supone el tramo final de ambas rutas, en descenso hasta Uña, en caso de hacerlas por separado. Como no era nuestro caso, nos dispusimos a bajar hasta la Raya para luego volver a subir y continuar por El Escalerón.


Una senda pedregosa y empinado, en ocasiones con altos escalones, conduce hasta el camino tradicional de La Raya, cuyo origen se debe a la erosión producida en la base de los cortados a lo largo de los siglos y cuya magnitud permite en este tramo el tránsito de personas y mulas, por lo cual se convirtió en vía de paso para los lugareños entre las Majadas y Uña, y también de acceso a la Muela de la Madera.



El tramo inicial de descenso se encuentra encajonado entre dos paredones, lo que crea un microclima fresco y húmedo que propicia la existencia de una vegetación que sorprende. .


Finalmente, alcanzamos La Raya, que se presenta, aparentemente, como un lugar peligroso por el que transitar, pues la caída es tremenda. Sin embargo, no es así, ya que la senda tiene más de un metro de ancho y se puede caminar por ella sin problemas siempre que no se cometan imprudencias, por supuesto. En cuanto al vértigo, ahí no me atrevo a opinar.





Las vistas son realmente impresionantes, tanto a la izquierda, a la derecha, arriba y abajo: otro lugar donde hacer un montón de fotos, sobre todo en un día claro como el que tuvimos. El sitio nos recordó inevitablemente al lugar donde se encontraban unos antiguos graneros que visitamos en el Atlas marroquí hace un par de años, aunque aquí no existiesen los graneros.





Las vistas de la Laguna, del pueblo de Uña y todo su entorno a menos altura y con otra perspectiva volvían a ser espléndidas.

Poco antes de llegar a un punto donde ya no se puede pasar, se encuentra el sendero que baja hasta Uña y que pone fin a las dos rutas que nosotros habíamos unido, un tramo de unos dos kilómetros que fue el único que no figuró en nuestro particular recorrido. Así que retrocedimos al principio de La Raya y regresamos al lugar donde habíamos iniciado el descenso. Empezábamos, pues, a hacer la ruta del Escalerón. Enseguida, el sendero nos llevó a otros miradores, que volvieron a depararnos nuevas vistas fantásticas. En uno de ellos, el de la Galletera, a la sombra de un árbol, tomamos nuestros bocatas. Todo un lujo.





El Mirador del Rincón de Uña cuenta con un panel informativo que detalla lo que se contempla: el entorno de Uña y su laguna, enmarcado por formaciones kársticas cubiertas de pino negro y quejigo asociadas a arbustos como aliagares, guillomares y bujedales, que componen el paisaje típico de la Serranía de Cuenca.







Proseguimos en continuo pero suave descenso hasta meternos en el bosque, donde el sendero ganó anchura hasta convertirse a tramos en pista. Desde lo alto, ya podíamos contemplar a nuestros pies la Piscifactoría de Uña y el principio del Escalerón, si bien todavía nos faltaba bastante trecho para iniciar el descenso final. Este tramo se nos hizo un poco monótono, aunque se caminaba bien porque, en general, no presentaba demasiado desnivel.

[




Al cabo de un rato vislumbramos el Mirador del Refrentón, uno de los más conocidos de la ruta. Cuenta también con panel informativo y se ha convertido en portada de algunos folletos turísticos de la zona.





Por fin, alcanzamos lo que se conoce como “El Escalerón”, que haciendo honor a su nombre mezcla un sendero pedregoso con empinados escalones que trepan por la ladera del cortado, comunicando la carretera con las cimas de los roquedales. A lo largo del recorrido hay vegetación que protege del sol y varias fuentes, alguna de las cuales puede estar seca dependiendo de la época del año. Nosotros encontramos un par de ellas con agua.





Al hacerlo de bajada, el tramo no nos resultó fatigoso, aunque sí algo incómodo, pues los escalones son altos e irregulares y hay que ir muy atentos para no resbalar o tropezar. Por lo demás, sin problemas. En subida, habrá que tomarse la cuestión con calma, pero tampoco debe suponer ninguna dificultad especial, pues no creo que requiera más de media hora en total.


Cuando concluimos la bajada, en las inmediaciones de la Piscifactoria, salimos a la carretera, por donde tuvimos que transitar un par de kilómetros hasta Uña. Apenas había tráfico, así que sin problemas.


Llegamos a la laguna, donde nos detuvimos en uno de los Miradores, donde también se encuentra un punto de observación de estrellas. El paisaje era de lo más sugerente. Y, frente al hotel, después de seis horas y media, terminó nuestra andadura. Fue una caminata fantástica, que me ha dejado muy buen recuerdo, con unas panorámicas espectaculares.


La ruta del Escalerón y la Raya, pese a los escalones, la considero de dificultad normal para cualquier persona acostumbrada a caminar por el campo. La de las Catedrales no es que sea especialmente complicada, pero quien la haga tiene que tener presente que deberá pasar sí o sí por las rústicas escaleras de madera -tarea que me parece más fácil hacer de subida que de bajada-, puesto que sin este tramo la ruta perdería gran parte de su gracia. En fin, aquí que juzgue cada cual.


Resultó ser algo dura y larga tal como la hicimos, uniendo las dos rutas, pero mereció mucho la pena, más aún con el día espléndido de que disfrutamos y el precioso paisaje primaveral. Muy bonita la Serranía de Cuenca. Nunca defrauda y éstas rutas en concreto, si el tiempo acompaña, ofrecen la oportunidad de contemplar a vista de pájaro unos colores brillantes y sorprendentes, que permitirán a cualquiera sacar unas fotos para lucirse de verdad, aunque el mérito no será del fotógrafo/a, sino del propio paisaje Aplauso .

Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Artemisa23 Ver más diarios de España Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 0 0
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 102 Visitas mes actual: 86 Total visitas: 287

  Últimos comentarios al diario:  SENDERISMO POR ESPAÑA. MIS RUTAS FAVORITAS: EMBLEMÁTICAS, PASEOS Y CAMINATAS.
Total comentarios 12  Visualizar todos los comentarios

Marimerpa  marimerpa  14/07/2020 10:21   
Fantástico! Este va a ser mi segundo libro de consulta cuando viaje por España. El primero es tu otro diario. Gracias.

Artemisa23  artemisa23  14/07/2020 15:54   
Muchas gracias, mari. Me alegro que te guste la idea de poner las rutas en un diario aparte. Tengo muchas que añadir de las que he hecho y de las que me quedan por delante... espero.

LANENA69  LANENA69  28/01/2021 11:13   
Comentario sobre la etapa: LA CHORRERA DE SAN MAMÉS (MADRID). PARQUE NACIONAL SIERRA DE GUADARRAMA.
Tomo nota para cuando me desconfinen, me encantan este tipo de rutas. Gracias por compartirlas.

Artemisa23  artemisa23  28/01/2021 19:26   
Hola, LANENA59. Estamos teniendo suerte con los confinamientos por áreas de salud, así que cuando el tiempo nos deja procuramos hacer rutas en donde está abierto dentro de la Comunidad de Madrid, claro. Si no conoces la zona, te aconsejo la Sierra del Rincón, con las sendas de La Hiruela y Puebla de la Sierra. Un día de estos haré las etapas.

LANENA69  LANENA69  30/01/2021 21:39   
Comentario sobre la etapa: CAMINANDO POR PUEBLA DE LA SIERRA. SIERRA DEL RINCÓN (MADRID).
Que bonito pueblo, fue uno de los primeros que visité después del confinamiento del año pasado, me encantó. Por tus fotos veo que me dejé alguna escultura si ver, hay tantas...

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQUÍ
Volver arriba


Foros de Viajes
Naturaleza-Paisaje Tema: Serranía de Cuenca: Rutas, que ver, dudas, Parque Natural
Foro Madrid, Castilla y Leon, Castilla La Mancha Foro Madrid, Castilla y Leon, Castilla La Mancha: Foro del Centro de España: Madrid, Castilla y León y Castilla La Mancha. Foro de Viajes para compartir experiencias, consejos, recomendaciones y dudas.
Ultimos 5 Mensajes de 184
122760 Lecturas
AutorMensaje
spainsun
Spainsun
Site Admin
Site Admin
Sep 01, 2000
Mensajes: 84113

Fecha: Mie May 26, 2021 08:30 am    Título: Re: Serranía de Cuenca: Mejor base

Las Torcas de los Palancares y Tierra Muerta están al sur, busca Cañada del Hoyo. En todo caso, deja menos tiempo para el sur, ya que la zona mas interesante es el norte de la Serranía. Complementa la sierra con la visita de Villa Romana de Noheda (en verano tendrás que reservar).
artemisa23
Artemisa23
Indiana Jones
Indiana Jones
Jul 04, 2012
Mensajes: 1668

Fecha: Mie May 26, 2021 12:18 pm    Título: Re: Serranía de Cuenca: Rutas, que ver, dudas, Parque

Hola.

Nosotros nos alojamos en Uña, dos noches, en el Hotel Uña Serranía Encantada. Nos gustó, tiene muy buena relación calidad/precio, y un buen restaurante con una terraza espléndida con vistas a la laguna. Uña está muy bien situada, aunque nosotros lo que íbamos a hacer eran solo unas rutas de senderismo concretas, que salen allí mismo.

- Ruta de las Catedrales: tiene unos 9 kilómetros, con una dificultada media. Asciende por la montaña y cruza unas peñas por unas cuevas interiores a través de unas escaleras de madera que fabrica y mantiene un vecino del pueblo de Valdemeca. Este tramo es muy aventurero y divertido, pero no hay que tener vértigo y sí bastante precaución. Las vistas arriba, impresionantes. También se pasa lo que se conoce como "La Raya", un vertiginoso camino abierto en la pared de roca. Es ancho, no tiene peligro si no se cometen imprudencias.




- Ruta del Escalerón y La Raya. Otros 9 kilómetros y menor dificultad que la anterior. Asciende por una zetas (terreno empinado y con piedras) y sigue por una pista fácil por la parte alta de los cortados. Las panorámicas son realmente espectaculares. Se desciende pasando por "La Raya".


Como solo queríamos dedicarle un día, hicimos una mezcla de ambas rutas, con un total de 17 kilómetros. Un poquito exigente, pero nos encantó. También vimos numerosos buitres sobrevolando nuestras cabezas.
wanderlust
Wanderlust
Willy Fog
Willy Fog
Ago 23, 2011
Mensajes: 33300

Fecha: Mie May 26, 2021 12:24 pm    Título: Hotel, alojamiento en Serranía de Cuenca

hola! ese venía a mencionar yo...fue la última salida pre-confinamiento! Confundido

sencillo pero muy apañao...lo mejor javier y la gente del hotel! espero que hayan podido aguantar el tirón!

la terraza es Aplauso Aplauso

hoteluna.es/

www.booking.com/ ...-a.es.html

www.tripadvisor.es/ ...ancha.html
wanderlust
Wanderlust
Willy Fog
Willy Fog
Ago 23, 2011
Mensajes: 33300

Fecha: Mie May 26, 2021 12:28 pm    Título: Hotel, alojamiento en Serranía de Cuenca

otro al que le habíamos echao el ojo

el escalerón

casaelescaleron.com/
artemisa23
Artemisa23
Indiana Jones
Indiana Jones
Jul 04, 2012
Mensajes: 1668

Fecha: Mie May 26, 2021 12:35 pm    Título: Re: Serranía de Cuenca: Rutas, que ver, dudas, Parque

Tienes razón, la atención en el hotel Serranía Encantada, estupenda. En la cena, hasta nos dejaron compartir el menú entre mi marido y yo porque era demasiada comida para la cena para nosotros. Y hasta me llamaron por teléfono el día siguiente al encontrar una tarjeta de memoria que se me había caído en la habitación.

El Escalerón, más que hotel son casas o tipo apartamento. Al menos eso me pareció cuando lo miré.
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ


All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. Aviso Legal - Privacidad - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter instagram