Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


FUENTE DÉ Y TELEFÉRICO. EL CABLE-PUERTOS DE ALIVA-FIUENTE DÉ (A PIE). MOGROVEJO. -Diarios de Viajes de España- Artemisa23
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: VIAJANDO POR CANTABRIA.  -  Localización:  España  España
Descripción: Relato de nuestro viaje por Cantabria de finales de julio y principios de agosto. Voy a tardar unos días en terminarlo, pero prefiero ir subiendo etapas para avanzar.
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:



Etapa:  FUENTE DÉ Y TELEFÉRICO. EL CABLE-PUERTOS DE ALIVA-FIUENTE DÉ (A PIE). MOGROVEJO.  -  Localización:  España España
Descripción: En nuestra segunda jornada en Cantabria, fuimos desde Potes a Fuente Dé, en donde subimos en el teleférico que nos llevó a la Estación del Cable. Desde allí hicimos una ruta senderista de vuelta a Fuente Dé por los Puertos de Aliva (14,5 km). Por la tarde, visitamos el precioso pueblo de Magrovejo. Y esa noche nos alojamos en el Parador de Fuente Dé.
Artemisa23  Autor:    Fecha creación:   
Compartir: 
Compartir:
ITINERARIO DEL DÍA 2. POTES/FUENTE DÉ/TELEFÉRICO/ EL CABLE-PUERTOS DE ALIVA-FUENTE DÉ (RUTA SENDERISTA)/ MOGROVEJO.

El recorrido de la mañana fue corto, ya que desde Potes hasta Fuente Dé solamente hay 23 kilómetros, que se hacen en poco menos de media hora. La carretera es bastante virada y suele tener tráfico, pero el firme es bueno.

Itinerario de la jornada según GoogleMaps.

El recorrido no resultó como estaba planificado, ya que en un principio la idea era dormir en el Parador de Fuente Dé, que está junto a la estación del teleférico, con lo cual evitaríamos las temidas colas. Sin embargo, la considerable diferencia en el precio del Parador entre la noche del 30 y la del 31 de julio, y las previsiones meteorológicas (mucho más favorables para el día 31) nos obligaron a adoptar el plan B, tomando el teleférico después de haber dormido en Potes.

Vistas desde la carretera.

Como nos habían hablado tanto de las horribles colas en el teleférico en verano, estuvimos sopesando si levantarnos muy temprano para estar allí a las nueve o ir a nuestro ritmo y ver qué pasaba. Al final, se impusieron las pocas ganas que tenemos de madrugar en vacaciones. Por cierto que algunos intermediarios ofrecen la venta de entradas por internet, pero es necesario advertir que (como señala la web del teleférico) esa reserva no concede ventaja alguna en las esperas pues primero hay que canjear la reserva por el ticket en taquilla tras guardar cola y luego hacer lo propio para acceder a la cabina. Así que, a no ser que cambien las cosas en el futuro, hoy por hoy no merece la pena anticipar dinero para no obtener ningún beneficio.

FUENTE DÉ Y TELEFÉRICO.

El día amaneció fantástico, con sol, muy buena temperatura y algunas nubes, pocas. Los Picos aparecían imponentes con tanta luz, pero no podía entretenerme a hacer fotos.

Saliendo de Potes.

Después de desayunar en Potes, fuimos hasta Fuente Dé, donde llegamos sobre las diez y media. Antes de aparcar, me bajé del coche para ir comprando las entradas y ganar tiempo, aunque nos pareció que en el enorme parking gratuito no estaba demasiado concurrido y, lo que eran mejores noticias, no se veía ningún autocar. En la estación hay cafetería, restaurante, tienda de recuerdos y servicios; en la taquilla sólo me encontré a una pareja delante. Pedí dos tickets solo de ida (17 euros ida y vuelta, 11 euros subida únicamente). La taquillera me preguntó si íbamos a bajar caminando. Le respondí que sí, obviamente. No sé si fue porque me vio pinta de urbanita o, peor aún, de señora mayor, pero me comento un tanto escéptica, “¿sabe usted que son 14,5 kilómetros? “. “Claro. Unas cinco horas de caminata, ¿verdad?”, le contesté con una sonrisa que pareció finiquitar sus dudas. Me dio los tickets y me dijo que todavía no había demasiada gente, así que no estaban dando números y nos podíamos poner directamente en la cola. Cuando llevábamos un cuarto de hora en la fila, anunciaron por megafonía que empezaban a llamar por números a partir del que habían dado en ese momento. Al final, el tiempo total que estuvimos esperando no llegó ni a cuarenta minutos. ¡Menuda suerte para ser un 31 de julio y no haber madrugado casi nada!


Pese a que el día se presentaba estupendo, una nube alargada se incrustó en la montaña, a medio camino del trayecto del teleférico. Sin embargo, en la cumbre el cielo se veía muy azul. En la zona donde se aguarda para entrar en la cabina, hay un lugar estupendo para hacer una foto de recuerdo. Y da tiempo de sobra.


El teleférico de Fuente Dé se empezó a construir en 1962 y se abrió al público en 1966. La cabina puede llevar 20 viajeros a la vez como máximo y en cuatro minutos salva un desnivel de 753 metros: la estación inferior está a 1070 metros de altitud y la superior (el Balcón de El Cable) a 1847 msnm. Durante el ascenso las vistas son imponentes, si bien los cristales tintados en color azul provocan que las fotos desde el interior salgan “teñidas”.


Una vez superado el pequeño tramo de nubes, en El Cable el cielo estaba despejado y las panorámicas lucían espléndidas, incluso pudimos divisar a algunos senderistas que ascendían a pie por un empinadísimo sendero. La verdad, visto lo visto, me alegré de haber optado por subir en la máquina y bajar caminando. Por lo demás, en la estación superior hay cafetería y servicios, así como un vertiginoso mirador con suelo de rejilla que se asoma al vacío. Una gozada.





Tras la inevitable sesión de fotos mirando al vacío, consultamos los paneles informativos con las rutas que se pueden realizar, si bien ya teníamos decidido que sería la que baja de vuelta a Fuente Dé por los llamados Puertos de Aliva. Y, sin perder más tiempo, nos pusimos a ello.



MIRADOR DE EL CABLE-PUERTOS DE ALIVA-FUENTE DÉ. Ruta a pie.

Los datos de la ruta según el panel informativo son los siguientes:
Denominación: PR PNP24 – Puertos de Aliva.
Longitud: 14,5 kilómetros
Desnivel: 974 metros (casi todos de descenso)
Duración: 4 horas y 15 minutos (sin paradas); cinco contando bocata y fotos.
Dificultad: fácil, aunque siempre refiriéndose a personas acostumbradas a caminar por el campo porque tampoco es un plácido paseo, sobre todo el tramo final, que atraviesa el bosque y puede tener mucho barro.
Está bien señalizado: colores blanco/amarillo.


Comenzamos la marcha por el único tramo en subida, que es corto y presenta unas vistas estupendas de las Agujas de Tajahierro, sin otra vegetación que las briznas de hierba que motean la tierra gris. También descubrimos una pequeña laguna, los restos estivales de alguno de los lagos de Lloroza.


Tras alcanzar la Horcadina de Cobarrobles iniciamos el descenso por una pista amplia y cómoda, que depara un panorama espléndido, en el que confluyen los pétreos picos, los prados, las nubes y el cielo. Resulta obligado tomarse un respiro para contemplarlo con calma. A la izquierda reconocí una grieta entre las rocas, un paisaje inmutable (nosotros no, ni mucho menos) de cuando estuvimos antaño por aquí, aunque entonces no continuamos más allá de esta zona, conocida como los Cuetos de Juan Toribio.



Un poco después, nos encontramos con un buen grupo de vacas de Tudanca, inconfundibles por su pelaje gris y sus cuernos retorcidos hacia el exterior. Nos contaron que su aspecto intimida, pero que son muy mansas. Durante el verano las llevan a pastar a las montañas. Nos contemplaron con desinterés, posando sin problema para las fotos, pero a cierta distancia. Mejor no molestarlas, ellas están en su medio y nosotros no.





Acto seguido, vislumbramos el Chalet Real, una edificación blanca con tejado rojo que, pese a lo incongruente de su presencia allí, pone un punto de color extrañamente atractivo al panorama, si bien lucía más de lejos que, luego, de cerca. Se construyó en 1912 a partir de una casa prefabricada traída de Inglaterra por la Real Compañía Asturiana con motivo de la visita del rey Alfonso XIII para una cacería en el coto real. Se consideraba muy elegante y lujoso para la época pues contaba con todo tipo de comodidades, como agua corriente, luz y calefacción de gasolina.




Sobrepasamos el Chalet y, al volver la vista atrás, el paisaje era espléndido. Más abajo esperaba el Refugio de Aliva, en realidad un hotel que funciona en verano. De hecho, la pista entre El Cable y Espinama se utiliza para trasladar a los huéspedes en vehículo todo terreno hasta allí, ya que no se puede acceder en coche privado. Al parecer, en la reserva va incluido el trayecto de llegada y el de salida, pero no los recorridos intermedios que deseen realizar. Así como el chalet me pareció que tenía cierto encanto, esta doble construcción de piedra con persianas y tejados verdes no me dijo demasiado.



Por esa zona, además de las vacas, empezamos a ver cabras, ovejas y caballos. Y también descubrimos un alimoche volando sobre nuestras cabezas, imposible de fotografiar decentemente con mi cámara. Una pena.


Continuamos nuestro descenso por la pista. El sol no dejaba de lucir, pero según descendíamos las nubes le ganaban terreno. Pasamos por el cruce entre nuestro camino (a Espinama y Fuente Dé) y el que lleva a Sotres (qué recuerdos aventureros me trae Sotres). Más yeguas con potrillos (uno de lugares se llama Sal de las Yeguas, por algo será), más vacas, y más ovejas… Prados verdes, rocas grises y puntiagudas agujas pétreas de contornos negros por el efecto juguetón del sol y sombra. El camino es largo, pero resultaba agradable; no aburría, no dejaba indiferente.


Al fin, traspasamos las Portillas del Boquejón y, junto a un mirador natural con una buena visión de los bosques que ya aparecían en esa altitud menor, encontramos la bifurcación que esperábamos. A la izquierda, la pista continúa hasta Espinama, una hora dice el cartel. Hasta que hace unos pocos años se habilitó el sendero que va por el bosque de la vertiente meridional del Pico de Valdecoro, ésa era la única ruta oficial para hacer el descenso a pie desde El Cable hasta Fuente Dé. Se trata de una pista sin problemas, pero su inconveniente es que una vez en Espinama hay que recorrer más de dos kilómetros de carretera hasta Fuente Dé, lo cual no resulta ni divertido ni seguro por el tráfico. Así que, como la mayor parte de los senderistas, tomamos el camino de la derecha, cruzando el arroyo, en dirección a Fuente Dé: una hora y cuarenta cinco minutos de camino según el indicador. Allí, aprovechando el frescor del agua, paramos a tomar nuestro bocata. Luego, continuamos por la parte más complicada de la ruta: un estrecho sendero que se retuerce en continuo descenso hacia el bosque, como si fuera la carretera de un puerto en una prueba ciclista, con muchas piedras y bastante pendiente, un tanto rompe-piernas, y donde se debe prestar atención para no resbalar o torcerse un tobillo.


Un cuarto de hora después, nos internamos en el bosque, con árboles de gran porte que escondían el horizonte, si bien algunos claros también ofrecían la vista de agujas de roca a modo de casas encantadas de duendes, no sé si buenos o malos. ¡Las cosas que se imaginan mientras se camina…! La pista tan pronto subía como bajaba, si bien más de lo último que de lo primero. Lo peor fueron varios tramos con barro que tuvimos que sortear, especialmente engorrosos en alguna zona de descenso muy pronunciado, que se hizo bastante incómoda. Abajo, entre montes verdes, divisamos un pueblo. ¿Espinama? El cielo se había cubierto y, aunque la temperatura era agradable, la mayor humedad nos hacía sudar la gota gorda.



A las 17:00 horas, cinco horas después del inicio de nuestra ruta, divisamos la fachada de piedra marrón del Parador, por cuya puerta tendríamos que pasar para ir al coche, que estaba en el aparcamiento del teleférico. Así que ni cortos ni perezosos decidimos hacer directamente el check-in para darnos una reconfortante ducha y descansar un rato en la estupenda habitación que nos dieron en Parador, con terraza y muy buenas vistas del entorno.


MOGROVEJO.

Ya recuperados de la caminata, decidimos aprovechar el resto de la tarde para conocer Mogrovejo, uno de los pueblos más típicos y bonitos de la zona, según nos habían comentado. Y no nos defraudó. Pertenece al municipio de Camaleño, de cuyo casco urbano dista 4 kilómetros, y se encuentra a 10 kilómetros de Potes en la carretera CA-185, en dirección a Fuente Dé. Al ir en sentido contrario, tuvimos que recorrer 14 kilómetros. Aunque el pueblo está en un alto, llegar es muy sencillo puesto que apenas dista un par de kilómetros de la carretera principal. Además, nos pareció que se están haciendo mejoras en los accesos seguramente para favorecer el turismo.


Mogrovejo aparece en los documentos antiguos con el nombre de Luarna y sus habitantes censados no llegan al medio centenar. Es conjunto histórico y fue declarado “Pueblo de Cantabria de 2017” como reconocimiento a su labor de recuperación de la tradición y la cultura popular.


El lugar nos gustó ya al primer vistazo, una postal que muestra las casas de piedra con su torre medieval en el centro, enmarcado todo por un espectacular fondo de montañas, cuyo encanto no mermaban las nubes que ya medio escondían los picos a esa hora de la tarde. Un par de carteles señalaban que estábamos en el pueblo de Heidi, pues aquí se rodó una trilogía de sus películas. No es de extrañar dado el panorama.


Estacionamos el coche en el aparcamiento habilitado. Vimos al menos un restaurante, así que es probable que Mogrovejo esté mucho más concurrido por la mañana, pero a las siete y media de la tarde no había ni media docena de turistas y resultaba muy agradable pasear tranquilamente por sus calles, con casonas de sillares y mampostería, y amplias balconadas, muchas de las cuales se construyeron entre los siglos XVI y XVIII.


Dejando la iglesia parroquial de la Asunción del siglo XVI a nuestras espaldas, subimos la empinada cuesta que conduce a la encantadora torre medieval almenada, que data de 1284 y tiene una casona adosada.


Aunque no se puede acceder a ella (al menos nosotros no pudimos), merece la pena llegar hasta allí para contemplar la preciosa vista que compone el caserío de piedra asentado entre montes verdes y ondulados, un tanto diferente del más agreste que aparece mirando en dirección opuesta. En cualquier caso, otra bonita estampa pese a que la tarde se había tornado bastante oscura, o quizás atraía más precisamente por eso.



Si se va con prisa, el lugar es pequeño y se puede ver en poco tiempo. Sin embargo, gusta regodearse en los rincones y fijarse en los detalles de las casas, rehabilitadas o no, algunas con su propio horno de pan; y las calles donde se exhiben aperos y artilugios propios de otras épocas, como el potrero o cepo para herrar caballos.


Después de esa grata excursión, volvimos al Parador, donde teníamos reserva para cenar esa noche.
Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Artemisa23 Ver más diarios de España Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente



VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 0 0
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 85 Visitas mes actual: 32 Total visitas: 117

  Últimos comentarios al diario:  VIAJANDO POR CANTABRIA.
Total comentarios 9  Visualizar todos los comentarios

Artemisa23  artemisa23  23/10/2019 16:25   
LANENA69, DCASTELO2, muchas gracias por vuestros comentarios. Intentaré terminar el diario cuanto antes.

Marimerpa  marimerpa  24/10/2019 07:44   
¡Qué viaje más apetecible! Tan cerca y tan bonito, una deuda pendiente, a Cantabria solo me he asomado en algunas excursiones desde Asturias. Te voy siguiendo.

Artemisa23  artemisa23  25/10/2019 18:44   
Hola, marimerpa. Pues sí, estuvo bien el viaje; conocíamos algunos de los sitios, pero nos gustó repetir. En algún momento te decidirás a hacerlo seguido o a tramos, que todo vale. Estoy deseando acabar el diario, pero tengo muy poco tiempo libre. Gracias por leerlo y puntuarlo.

Kipa95  kipa95  02/11/2019 20:05   
Comentario sobre la etapa: CASCADAS DE LAMIÑA (A PIE). BÁRCENA MAYOR. FONTIBRE. JULIOBRIGA.
Artemisa, como sabes me encantan tus diarios, y este no iba a ser menos. Por cercanía, conocemos bastantes zonas de Cantabria, pero una vez más me has vuelto a sorprender, ya que no sabía de Juliobriga ni Retortillo. Muchas gracias por la información.

Artemisa23  artemisa23  03/11/2019 21:57   
Muchas gracias por tu comentario, kipa95. Hay bastantes sitios interesantes cerca de Reinosa, como Julobriga, Retortillo, el Centro de Interpretación del Románico, etc. No nos dio tiempo a verlos todos. Tendremos que volver.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQUÍ
Volver arriba


Foros de Viajes
Information Tema: Teleférico de Fuente De (Cantabria -Picos de Europa)
Foro Galicia, Asturias y Cantabria Foro Galicia, Asturias y Cantabria: Foro de viajes por el Noroeste de España: Galicia, Asturias, Cantabria. Información sobre aeropuertos, hoteles, restaurantes, playas, ferries, vida nocturna.
Ultimos 5 Mensajes de 51
18062 Lecturas
AutorMensaje
Salodari
Salodari
Dr. Livingstone
Dr. Livingstone
Abr 03, 2009
Mensajes: 6319

Fecha: Dom Jul 28, 2019 10:18 am    Título: Re: Teleférico de Fuente De (Cantabria -Picos de Europa)

Madrugar mucho es el consejo. Cola para comprar entrada más dos-tres horas de espera.

Como indican en su web, llevar las entradas compradas no da prioridad de acceso:

cantur.com/instalacion... -fuente-de

Te dejo la rutilla sencilla que hicimos hasta el Refugio de Áliva:

FUENTE DÉ-MIRADOR DEL CABLE-REFUGIO DE ÁLIVA
laredo-viajero
Laredo-viajero
Indiana Jones
Indiana Jones
May 30, 2007
Mensajes: 4997

Fecha: Jue Ago 01, 2019 05:22 pm    Título: Re: Teleférico de Fuente De (Cantabria -Picos de Europa)

Bueno,
Hoy día 1 de Agosto hemos estado en Fuente De, llevamos a mis padres porque nunca habían subido el teleférico.
Abajo andaba medio nublado y arriba despejado. Muy buena temperatura.
No hemos esperado nada de cola, eso sí a las 9:20 am hemos comprado las entradas y a las 9:30 am nos montábamos en el teleférico.
Como curiosidad ... les ha encantado, nosotros ya hemos subido muchas veces.

Por lo que recomiendo ir temprano, al bajar ya había bastante gente, e intentar evitar si es posible los fines de semana.
Saludos.
vipach
Vipach
Super Expert
Super Expert
Jul 18, 2008
Mensajes: 551

Fecha: Vie Ago 02, 2019 03:50 pm    Título: Re: Teleférico de Fuente De (Cantabria -Picos de Europa)

Hola, nosotros fuimos el jueves 25 de julio (me parece que era festivo en Galicia). Llegamos a las 8:35h aprox y subimos en el de las 9:20h. Mucho ambiente montañero en las primeras subidas. Hicimos el descenso andando por los llanos de Aliva y nos cruzábamos con gente que nos dijeron que había espera de 1:20h-2h.
laredo-viajero
Laredo-viajero
Indiana Jones
Indiana Jones
May 30, 2007
Mensajes: 4997

Fecha: Sab Ago 03, 2019 05:43 pm    Título: Re: Teleférico de Fuente De (Cantabria -Picos de Europa)

El 25 de Julio en Cantabria también es festivo. Santiago.

Saludos.
Shanna8
Shanna8
Travel Addict
Travel Addict
Jun 06, 2013
Mensajes: 74

Fecha: Vie Ago 09, 2019 07:39 am    Título: Re: Viajar a Cantabria: Qué ver y visitar

Yo vengo encantada con Cantabria, y lo que más me ha impresionado ha sido subir al teleférico de Fuente Dé. Fuimos en julio y no esperamos absolutamente nada de cola, aunque en agosto seguro que es distinto, pero incluso con cola, merece mucho la pena. A nosotros nos dijo el de la taquilla que arriba estaba nublado y no se veía nada, hubo gente que se dio media vuelta, no lo hagáis nunca!! la niebla se fue al instante y aquello fue maravilloso. Luego allí arriba podéis hacer una rutita con los niños o incluso llevaos bocadillos para hacer un picnic, porque no vais a querer bajar. a mí, al...  Leer más ...
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad