Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
MIRADORES DE NORDESTE. FAIAL DA TERRA. SALTO DO PREGO (RUTA SENDERISTA). 🧭 Diarios de Viajes de Portugal
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace


Diario: VACACIONES EN LAS ISLAS AZORES: SAO MIGUEL Y TERCEIRA  -  Localización:  Portugal  Portugal
Descripción: Relato de diez días de vacaciones en julio en las Islas Azores, seis días y medio en Sao Miguel y tres días y medio en Terceira.
Autor: Artemisa23   Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:



Etapa:  MIRADORES DE NORDESTE. FAIAL DA TERRA. SALTO DO PREGO (RUTA SENDERISTA).  -  Localización:  Portugal Portugal
Descripción: Durante nuestro penúltimo día en Sao Miguel bajamos a ver el famoso faro de Arnel, recorrimos varios de los miradores más emblemáticos de Nordeste, tanto hacia el este como al norte. También hicimos la preciosa ruta senderista llamada Salto do Prego, desde Faial da Terra. Sumamente recomendable. Pasamos por Povoaçao, pero no estuvimos muchos tiempo porque el calor era horrible.
Artemisa23  Autor:    Fecha creación:   
Compartir: 
Compartir:
ITINERARIO DE LA JORNADA.

NORDESTE. MIRADORES DEL FARO DE ARNEL (BAJADA A PIE HASTA EL FARO), PONTA DO SOSEGO, PONTA DO MADRUGADA Y OTROS. FAIAL DA TERRA CON LA RUTA SENDERISTA HASTA EL SALTO DO PREGO CON VUELTA POR SANDINHO. POVOAÇAO. MIRADOR PICO DOS BODES. ALOJAMIENTO EN NORDESTE.

Desayunamos en el hotel (aquí sí que lo teníamos incluido) y vimos de nuevo que el tiempo nos iba a acompañar durante toda la jornada: hacía un día espléndido. Teníamos preparada una ruta muy completita por la parte este de la isla para el último día que íbamos a pasar entero en Sao Miguel.


El perfil aproximado fue el siguiente, según Google Maps, con unos 72 kilómetros de recorrido y 2 horas de coche.

MIRADORES DE NORDESTE.

En paralelo a la costa este, de camino hacia el sur, paramos en diversos miradores, algunos de los cuales son de los más bonitos de la isla, aunque quizás no de los más conocidos ya que hasta aquí no llegan muchas de las personas que visitan Sao Miguel pues el coche de alquiler resulta casi imprescindible para estos desplazamientos.

Vistas desde el Miradouro da Ponta do Arnel, al norte y al sur (con el faro).

Nuestra primera parada fue apenas a dos kilómetros de Nordeste, en el Miradouro da Ponta do Arnel, desde el que se contemplar el faro que se ha hecho famoso por la empinadísima pista que lleva hasta él y que sigue dado muchos quebraderos de cabeza a más de un turista que baja con el coche y luego se encuentra con que no puede subir porque el vehículo patina a causa de la gran pendiente. Una de las señales indica que el faro se encuentra a 50 metros del cruce porque algún gracioso ha borrado un cero pues en realidad son 500 metros.


De camino hacia el faro.

La pista para ir al Faro do Arnel se encuentra a unos metros del Miradouro da Ponta de Arnel, en una curva de la carretera. No hay pérdida porque está indicado y han construido un aparcamiento bastante grande. Al final, para no tener problemas, decidimos ir a pie. Claro que tampoco es un camino de rosas porque la bajadita se las trae y no digamos la subida después. El faro en sí no tiene mucha historia, pero las vistas son muy bonitas a cada lado, aunque en esta época del año la cascada que se despeña por el acantilado hasta el pequeño puerto de Nordeste no era más un hilillo de agua casi imperceptible.


Tras llegar al faro, se puede seguir bajando hasta el puertecito, donde vimos unas barcas, pero no lo consideramos necesario; además, apetecía muy poco añadir más metros a la subida que nos esperaba hasta el coche. Bueno, cuesta un poco, pero no es tan terrible y hacer se hace. ¿Merece la pena? Pues…Un poco después, está el Mirador da Vista dos Barcos, con una perspectiva diferente del faro.

El faro y el puertito.

La siguiente parada la hicimos en el Miradouro da Ponta do Sossego, uno de los que considero imprescindibles de visitar y dedicarle un buen rato.


Y es que, además de unas vistas fantásticas sobre los acantilados, nos encontramos con un amplio y precioso jardín, con multitud de especies vegetales, árboles, arbustos y flores de todo tipo.
Hay pasarelas, senderos y balcones desde los que hacer unas fotos estupendas que captan la esencia de la isla de Sao Miguel, con sus paisajes verdes, sus acantilados, sus flores y hasta sus vacas pastando. Idílico de verdad, sobre todo en aquel día de sol.


Y también cuenta con servicios y una extensa área recreativa con mesas, bancos, cocinas e incluso fregaderos. Por lo tanto no es de extrañar que esté bastante concurrido, pero en esta parte de Azores eso no significa multitudes ni mucho menos. Una maravilla de mirador.




Un poco más adelante, nos encontramos con el Miradouro da Ponta da Madrugada, también muy recomendable parar y echar un vistazo. Como su nombre indica, parece que los madrugadores podrán disfrutar de unos preciosos amaneceres aquí. No es nuestro caso, así que nos conformamos con estas bonitas vistas de media mañana, lo cual tampoco estuvo mal.




FAIAL DA TERRA.

Los quince kilómetros que, aproximadamente, nos faltaban para llegar a Faial da Terra, punto de partida de la ruta senderista que teníamos prevista para ese día, los hicimos sin detenernos más, pese a que la belleza del paisaje era una continua tentación. Nos hubiera gustado explorar la Sierra Tronqueira, algunas de cuyas pistas vimos salir desde la carretera principal EN1-1A, pero no nos daba tiempo porque allí no hay carreteras asfaltadas, con lo cual explorar esa zona requiere una jornada completa que no teníamos. Así que otra vez será.


Faial da Terra es un pueblecito situado en los márgenes de un arroyo, muy cerca de la costa, al abrigo de dos enormes y fotogénicos acantilados. A la vuelta de la ruta, tomamos café en un bar y dimos una vueltecita por el centro. Un paseo agradable, el sitio es pequeño y atractivo, aunque no da para mucho más.


SALTO DO PREGO. RUTA SENDERISTA.

El inicio oficial de la ruta está marcado junto a la parada de autobuses, en la parte baja del pueblo. En teoría, allí se deja el coche y se sube por la calle que va paralela al arroyo hasta alcanzar el sendero que sale a la derecha, al final de las casas. Sin embargo, hay una buena cuesta y, ya que nada lo prohibía y había sitio de sobra, decidimos seguir con el coche hasta el final de la calle, donde lo aparcamos. Y unos buenos metros que nos ahorramos tanto para arriba como, luego, para abajo.

Este plano nos lo descargamos de la página web de rutas senderistas por Azores.

Datos de la ruta:
- Longitud: 4,5 kilómetros
- Duración: 2 horas
- Dificultad: media (según la información oficial, a mí no me pareció complicado, pero luego lo explico).
- Tipo de recorrido: circular (volviendo por Aldeia do Sanguinho).

Nada más dejar el pueblo, en cuanto avanzamos algunos metros el sendero se internó en un bosque con la exuberante vegetación típica de Sao Miguel, que nos hubiera sorprendido si no estuviésemos ya acostumbrados a ella con el correr de los días.El sendero iba paralelo al río, aunque a diferentes niveles, y tan pronto veíamos el agua desde arriba como la cruzábamos por puentes de madera que incitan el ánimo aventurero.




Aunque sencilla, la ruta picaba continuamente hacia arriba y había que ir con ojo para no tropezar con raíces, ramas o piedras, lo normal en una ruta senderista de este tipo, pero el paisaje era tan bonito que a veces la mirada se iba a cualquier parte menos al camino a recorrer. Con lo cual, para hacer fotos, mejor detenerse y mirar bien donde se ponen los pies.


Al cabo de un rato, tras pasar unas cascaditas que ponían la guinda a un panorama de postal, alcanzamos la zona más elevada de la ruta y continuamos hasta el cruce con dos caminos, uno a la derecha hacia Salto do Prego, el que íbamos a tomar ahora, y otro a la izquierda hacia Sanguinho, que seguiríamos a la vuelta, para regresar.


Un rato después vimos unas familias de gallos, gallinas y pollitos por el camino, que supongo pertenecerán a alguna granja cercana. Poco después, llegamos a otro cruce, en el que, a la izquierda, sale otro sendero que lleva a otras dos cascadas que corresponden a otra ruta senderista. Se pueden enlazar las dos rutas, pero suponía añadir un tiempo que no teníamos. Así que continuamos por la derecha hacia Salto do Prego.


Si bien el paisaje era muy bonito, este tramo se nos hizo un poco largo por el calor y por las ganas que teníamos de llegar a la cascada, que al final surgió entre los árboles como una aparición: parecía una estampa de alguna selva de otros continentes.




Allí hay dos caminos, uno que baja directamente a la base de la cascada y otro que sale a la izquierda, que en muy pocos minutos conduce a la parte superior, o sea a las rocas desde las que se desliza el agua. Y allá que fuimos.


A mitad del sendero hay un mirador con una vista estupenda de la cascada, si bien hay que tener cuidado porque la madera del balcón se movía un poco.


Más arriba, llegamos hasta un lugar donde se ve el río bajar de aún más arriba y las rocas por donde se desliza el agua para formar el Salto do Prego. Este sitio es muy bonito y había muy poca gente. Aquí hay que tener cuidado para no resbalar sobre todo si ha llovido, pero en nuestro caso había poco peligro ya que el suelo estaba seco.


Después volvimos al camino, bajamos a la cascada, que se encuentra en un entorno precioso (me recordó a alguna de las rutas que hicimos en Madeira) y nos tomamos el bocata mirando caer el agua. Aquí sí que había bastante gente, se notaba que el día era espléndido y hacía calor. Algún valiente se bañaba, pero el agua estaba bastante fría.


A la vuelta, tomamos el sendero que va hacia la Aldeia de Sanguinho, un camino algo más largo, pero que compone una ruta circular. La primera parte es realmente bonita, con una vegetación exuberante en un entorno precioso. Si permites que tu imaginación vuele, puedes creer que estás en cualquier selva como protagonista de una película de aventuras: seguro que las fotos convencerían a cualquiera Mr. Green .




En este tramo no nos encontramos a nadie, así que supongo que la mayor parte de las personas que estaban en la cascada volvieron por el mismo camino que a la ida.


Por fin llegamos a la Aldeia de Sanguinho, un pequeño pueblo que fue abandonado en tiempos pero que ahora está en fase de recuperación y en el que alternan casas comidas por la maleza y la vegetación con otras ya rehabilitadas, que han recuperado su arquitectura típica, con llamativos dibujos en las fachadas. El nombre de este lugar se debe a una planta endémica de las Azores llamada sanguinho (frangula azorica), de la que se conservan bastantes ejemplares.




Desde aquí, comienza el descenso hasta Faial da Terra por un camino empedrado que se retuerce en zig-zag por la ladera de la colina en terreno abierto, dejando a ambos lados la frondosidad del bosque. Las vistas eran estupendas, pero el descenso se nos hizo un tanto pesado porque los adoquines eran bastante molestos en una pendiente tan acusada y con el sol dándonos de lleno.


En resumen, una ruta muy bonita y recomendable. Y pese a la calificación de dificultad media, a mí me pareció fácil para cualquier persona acostumbrada al senderismo. Eso sí, habrá que tener cuidado si ha llovido porque puede haber barro o zonas algo resbaladizas al meterse en este bosque.


MIRADORES DO PICO DOS BODES Y DE LA PUESTA DEL SOL.

En cuanto salimos de Faial da Terra, la carretera empezó a ascender vertiginosamente, dejando rápidamente los acantilados detrás. Las vistas sobre Faial eran estupendas, pero extrañamente en esta zona no encontramos ningún miradouro ni tampoco un sitio adecuado para parar. Así que me tuve que conformar con hacer una foto desde el coche, en marcha.


Finalmente, llegamos hasta el Miradouro do Pico dos Bodes, muy amplio y que cuenta con una extraña caseta-platorma para asomarse. Este mirador ofrece unos panoramas fantásticos, pero ya habíamos perdido de vista los acantilados de Faial da Terra.

Otro curioso artilugio que conforma el mirador.


Aparecían, eso sí, los de las inmediaciones de Povoaçao, localidad que se podía distinguir bastante mejor en el Mirador de la Puesta del Sol, que se encuentra un poco más adelante.




POVOAÇAO.

Ya en continuo descenso por una carretera que nos mostraba unos campos de un tono verde fosforito en contraste con un cielo esa tarde intensamente azul, llegamos a Povoaçao, donde aparcamos el coche cerca del puerto. Y en ese momento pensamos que el nombre le venía al pelo, porque era un auténtico asadero. ¡Madre mía, qué calor hacía allí! Compramos unos helados y dimos una vuelta. Encontramos la típica iglesia y una playa repleta de gente, lo que no resultaba extraño porque era el único sitio donde se podía estar sin fenecer asfixiado.En cuanto nos tomamos el helado, salimos corriendo de allí. De verdad, ¡qué calor más espantoso


MIRADORES DE NORDESTE: ADRO DA IGREJA, PESQUEIRO Y VIGIA DAS BALEIAS.

Estábamos un poco cansados, así que decidimos volver al nuestro hotel, en Nordeste, aunque preferimos no ir por la carretera por la que habíamos venido, que bordea la costa por el este, sino cruzar la isla de sur a norte, por la M525-1, la M1042 y la M-521 hasta Achada. Esto acorta mucho los viajes y las carreteras, aunque viradas, tienen buen firme y poco tráfico, además ofrecen paisajes muy bonitos, si no hay niebla, claro. Todas las transversales tienen el mismo patrón: desde la costa norte o sur se sube hasta un punto alto intermedio y luego se desciende de nuevo hasta alcanzar la costa contraria. Aquel día, con apenas unas nubes altas, el panorama lucía un verde esplendoroso.



Habíamos recorrido la carretera M-521 el día de Furnas, y vimos el Miradouro do Salto do Cavalo, así que esta vez no nos detuvimos allí. Salimos directamente a la población de Achada, buscando una gasolinera, que se nos resistía.


En este punto me pierdo un poco porque nos metimos por carreteras que alternan pueblos pequeños, casi aldeas, con zonas boscosas de mucha vegetación y el cansancio, el calor y la necesidad una gasolinera hacía que no fuésemos demasiado pendientes de los lugares que recorríamos. Vimos varias iglesias típicas de la zona y algunos miradores en los que paramos y otros en los que no. Dos de los que recuerdo eran el Miradouro do Adro da Igreja y el Miradouro do Pesqueiro, muy cerca del cual localizamos, por fin, un surtidor de Repsol. Luego encontramos otro mirador de los que llaman la atención: el Miradouro da Vigia das Baleias, muy grande y que cuenta con merendero (a estas alturas no sé si he dicho que los merenderos aquí se llaman “parque das merendas”), una curiosa capilla, a la que se accede por sus correspondientes escaleras, y una especie de caseta de observación con unas vistas imponentes hacia ambos lados de la costa.





Desde allí nos dirigimos al hotel, donde de nuevo cenamos esa noche divinamente bien mientras contemplábamos otro romántico atardecer sobre Nordeste.

Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Artemisa23 Ver más diarios de Portugal Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 0 0
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 12 Visitas mes actual: 18 Total visitas: 320

  Últimos comentarios al diario:  VACACIONES EN LAS ISLAS AZORES: SAO MIGUEL Y TERCEIRA
Total comentarios 18  Visualizar todos los comentarios

Artemisa23  artemisa23  13/01/2020 19:33   
Muchas gracias, ALFMA por tu comentario y tus puntitos. Un estupendo destino para ver paisajes y... hortensias.

Meha  meha  14/01/2020 00:05   
¡Qué bonitas son las Azores!......y qué buen tiempo tuvisteis!!

Artemisa23  artemisa23  14/01/2020 21:28   
Hola, meha. Como siempre, me da mucha alegría leer tus comentarios. Muchas gracias. Y el tiempo, muy bueno, sí. Algunas nubes, pero lluvia dos gotas un día. El paraguas ni lo abrimos.

Spainsun  spainsun  15/01/2020 23:40   
Gran diario, como todos los tuyos. Te dejo mis estrellas. Gracias por compartirlo.

Artemisa23  artemisa23  16/01/2020 21:31   
Muchas gracias a ti, spainsun, por haberte pasado por mi diario a comentarlo y puntuarlo. Eso siempre anima. ¡Saludos!

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQUÍ
Volver arriba


Foros de Viajes
Region_Isla Tema: São Miguel (San Miguel): Qué ver, rutas, Hotel - Azores
Foro Portugal Foro Portugal: Foro de viajes por Portugal: Lisboa, Oporto, Evora, Braganza, Faro, Estoril, Sintra, Coimbra, Algarbe, Alentejo, Madeira...
Ultimos 5 Mensajes de 119
60759 Lecturas
AutorMensaje
XAMIF
XAMIF
Travel Addict
Travel Addict
Mar 08, 2010
Mensajes: 85

Fecha: Jue Jul 04, 2019 02:01 am    Título: Alojamiento en Açores de casi última hora

Aunque nos queda casi un mes, tratándose de temporada muy alta ya se nos ha hecho tarde. Por circunstancias ajenas a nuestra voluntad, no hemos podido reservar alojamiento en la isla de S. Miguel, para seis noches. Somos pareja y dos hijas, una ya mayor de edad.
¿Alguna recomendación de posible alojamiento? Bueno y barato sería óptimo...
Gracias y saludos.
Brigantina
Brigantina
Moderador de Zona
Moderador de Zona
May 09, 2009
Mensajes: 29939

Fecha: Jue Jul 04, 2019 08:07 am    Título: Re: Alojamiento en Açores de casi última hora

XAMIF Escribió:
Aunque nos queda casi un mes, tratándose de temporada muy alta ya se nos ha hecho tarde. Por circunstancias ajenas a nuestra voluntad, no hemos podido reservar alojamiento en la isla de S. Miguel, para seis noches. Somos pareja y dos hijas, una ya mayor de edad.
¿Alguna recomendación de posible alojamiento? Bueno y barato sería óptimo...
Gracias y saludos.

Fusiono tu mensaje en el hilo que ya hay abierto para este tema.

Un saludo.
hectorbilbao
Hectorbilbao
Super Expert
Super Expert
Jun 08, 2013
Mensajes: 430

Fecha: Dom Sep 08, 2019 06:35 am    Título: Re: São Miguel (San Miguel): Qué ver, rutas, Hotel

Hola gente:

Veo que se recomienda alquilar un coche.
Yo iría solo casi seguro así que estoy pensando si sería buena idea hacer autostop y transporte público.
Supongo que al ser una isla pequeña y no muy turística si no me ven con malas pintas no será muy difícil como en españa quizás ¿o me equivoco?

Un saludo.
kukycfm
Kukycfm
Experto
Experto
Mar 14, 2010
Mensajes: 212

Fecha: Dom Sep 08, 2019 07:43 pm    Título: Re: São Miguel (San Miguel): Qué ver, rutas, Hotel

buenas fuimos en verano, la epoca más turistica y no vimos a nadie haciendo autostop. Tambien piensa que es una isla en medio del oceano por lo que el tiempo te cambia de golpe. cada dia puedes tener dos estaciones distintas! si no vas a ir en coche... yo cambiaria de destino. O ves con mucho tiempo ya que en transporte publico tardaras entre un sitio y el otro. Nosotros decidiamos una ruta, pero si llovia a cantaros .. nos ibamos a otra parte de la isla. La libertad que te da el coche no te la dan otros medios. Si te gusta caminar y dormir al aire libre (pero bien abrigado) la...  Leer más ...
hectorbilbao
Hectorbilbao
Super Expert
Super Expert
Jun 08, 2013
Mensajes: 430

Fecha: Mie Sep 11, 2019 11:49 am    Título: Re: São Miguel (San Miguel): Qué ver, rutas, Hotel

Ok, gracias.
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ