Idioma: English Español
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Blogs 
ETAPA 8. MISIONES JESUITAS

ETAPA 8. MISIONES JESUITAS ✏️ Diarios de Viajes de Bolivia Bolivia

Según lo previsto, llegué a Santa Cruz de la Sierra hacia las seis de la tarde, cuando aún era de día (téngase en cuenta que viajaba en junio, cuando los días son más cortos). Sin embargo, tuve que deshacer la maleta en el aeropuerto para...
Luxastu Autor:   Fecha creación:   Puntos: 0 (0 Votos)
Dos semanas viajando solo por Bolivia

Diario: Dos semanas viajando solo por Bolivia

Puntos: 5 (11 Votos)  Etapas: 13  Localización:Bolivia Bolivia

Según lo previsto, llegué a Santa Cruz de la Sierra hacia las seis de la tarde, cuando aún era de día (téngase en cuenta que viajaba en junio, cuando los días son más cortos). Sin embargo, tuve que deshacer la maleta en el aeropuerto para organizar mi mochila, con la intención de dejar la maleta en una consigna en la terminal bimodal de Santa Cruz. Saqué los líquidos que podía necesitar, algo de ropa para los días siguientes y me cambié por completo, quitando las pesadas ropas de abrigo que llevaba (anorak incluido) y poniéndome polos de manga corta. Efectivamente el cambio de temperatura era radical, a pesar de que según supe luego, las temperaturas en Santa Cruz estaban siendo más frías de lo habitual. Con todo, estaban en torno a los 25º.

Tomé un trufi en el aeropuerto que me debía llevar al centro. De allí tomé otro (el 74, siguiendo los consejos del conductor del primer trufi) que me llevaría a la terminal bimodal. Por ambos trufis creo que pagué 8 bolivianos (poco más de un euro). Una vez en la terminal, dejé mi maleta en el portabagajes (una verdadera consigna) al precio de 10 bolivianos por el servicio más 10 bolivianos por día adicional (al final acabaría pagando 40 bolivianos o, lo que es lo mismo, 5,5 euros) y busqué un autobús que fuera a la zona de las misiones jesuitas.

No tenía muy claro adónde ir. Mi primera idea era acercarme a San Javier y a Concepción y de ahí, en función de los días de los que dispusiera, ver unas misiones u otras. Ahora, que había ganado cierto tiempo respecto a mis previsiones iniciales gracias a haber adelantado el vuelo, creía que empezar por San José de Chiquitos era una buena opción. Me habían dicho que era la mejor misión de todas, aunque era la que estaba más aislada y alejada del resto. Como parecía tener tiempo, opté por buscar un billete para San José y luego, en función de las combinaciones que hubiese, bien regresar a Santa Cruz y subir a San Javier y Concepción (esto es, rodeando, pues supondría recorrer dos lados de un triángulo, pero con mejores carreteras) bien, si el tiempo me lo permitía, ir directamente de San José a Concepción, parándome en las misiones intermedias que pudiera (San Miguel, San Rafael, San Ignacio o Santa Ana).

Cuando estaba buscando una boletería, oí que había un autobús que partía para Puerto Quijarro (puesto fronterizo con Brasil y que es el destino último de muchos de las flotas que pasan por San José de Chiquitos). Le pregunté a la vendedora y me dijo que ya salía y que el siguiente (Jenerechú, del que yo tenía buenas referencias) no lo haría hasta bastante tiempo después. Así pues, le compré un boleto en leito (ahora ya sí sabía lo que significaba), a pesar de que eran solo cuatro horas de viaje, por el que pagué 60 bolivianos (unos 8 euros).

Como me había pasado anteriormente, el “ya sale” se convirtió en hora y media de espera. Como la vendedora me dijo el andén del que salía y que era inmediato, llegué a subirme al autobús que allí estaba estacionado y reclamar a quien estaba ocupando mi asiento que me lo dejase. Resultó, obviamente, que ese autobús no era el mío, sino el que realmente iba a salir ya, si bien con destino Cochabamba. Hasta que se fue esta flota, no supe realmente que la mía debía partir a las nueve de la noche (con lo que llevaba ya una hora de espera), que finalmente se convirtieron en las 21.40.

La terminal bimodal de Santa Cruz es un mundo en sí misma. Se llama así porque es simultáneamente terminal de autobuses (flotas) y trenes. Hay centenares de distintas compañías, más los trufis que aparcan en su alrededores. Consecuentemente, hay un tráfico increíble de vehículos y de personas para todos los puntos del país y también para los países limítrofes (Argentina y Brasil principalmente). Durante la hora y media que me tocó esperar, aproveché para comprarle a uno de los vendedores ambulantes una milanesa (cómo no) para cenar. También vi a varias familias menonitas, que sabía que vivían por esta zona y por el Chaco paraguayo.

Ya me había encontrado con un matrimonio menonita en mi vuelo desde Sucre y me encontraría después con varias familias menonitas más en mi recorrido por las misiones jesuitas. Al parecer, tras vagar por Europa y por Sudamérica, unos cuantos millares de menonitas se establecieron en las cercanías de Santa Cruz. Se trata de una población de origen frisio, región que comparten los Países Bajos y Alemania, que tienen fuertes ideas religiosas y renuncian por completo a la guerra y a la violencia. Por este motivo, se negaron a alistarse en aquellos países por los que pasaron, motivo por el cual fueron expulsados de ellos, hasta que finalmente lograron establecerse en Sudamérica, cuando se les garantizó que no serían llamados a filas. Tenía curiosidad por oírles hablar, porque había leído que habían mantenido su lengua germánica, pero no fui capaz. En cualquier caso, aunque también había leído que hablan poco español, yo les vi hablar con bolivianos, con lo que deduzco que tienen un nivel de español cuando menos aceptable. Lo que es indudable es su origen germánico, que se refleja en su tez blanquecina y en sus cabellos rubios. Todos ellos visten de forma similar, de niños a viejos: los hombres llevan sombrero de paja y mono de labor; las mujeres vestidos oscuros y un gorro que les tapa el cabello. Lo cierto es que me hubiera gustado saber algo más de esta comunidad, aunque lo cierto es que no son una comunidad muy abierta ni parecen especialmente hospitalarios y tampoco la mejor carta de presentación es decirles: quiero vivir unos días con ustedes para espiarles (aunque una vez ya en casa, he visto, con gran sorpresa, porque me parece contrario a su idiosincrasia, que algunas agencias de viaje organizan estancias en estas comunidades: www.amborotours.com/ ...tours.html). En cualquier caso, aunque también había leído que se dedican principalmente a la agricultura y que, como en la película Único Testigo de Harrison Ford, entre sus parientes los amish, se niegan a usar los avances técnicos y no usan vehículos a motor, sino carros tirados por caballos, lo cierto es que sí deben usarlos (aunque las fotos parecen contradecirme), porque yo siempre coincidí con ellos en transportes públicos (bien en el avión de Sucre a Santa Cruz, bien viajando en autobús o en trufis, aunque es cierto que siempre en medios de transporte conducidos por personas ajenas a su comunidad).


ETAPA 8. MISIONES JESUITAS - Dos semanas viajando solo por Bolivia (1)


No me acuerdo del nombre de la compañía en la que realicé el viaje a San José de Chiquitos. Sí recuerdo que la experiencia no fue tan buena como en el Expreso Tupiza, aunque aquí sí conseguí dormir algo, a pesar de que en esta flota sí me hubiese hecho falta la frazada (manta) porque el aire condicionado estaba más fuerte. Se trataba en esta ocasión de un autobús brasileño, no sé si como consecuencia de que hacía el trayecto internacional, pero lo cierto es que estaba más trallado que el de Expreso Tupiza.

En cualquier caso, llegué a la terminal de San José de Chiquitos casi a las dos de la mañana. En la terminal había taxis esperando, pero rechacé subirme a uno cuando me pidió 20 bolivianos por llevarme a mi hotel, no tanto por el precio en sí, sino porque me parecía desproporcionado pagar 20 bolivianos por unos minutos de taxi cuando había viajado en un leito durante más de cuatro horas por 60. Al final, opté por una moto-taxi que me cobró la mitad. Sería aquella la primera vez que hice uso de la moto-taxi, aunque luego aprendería que es el medio de transporte habitual en la provincia de Santa Cruz.

Mi hotel en San José fue la Villa Chiquitana (www.hotellavillachiquitana.com/), un hotel que presume de ser un hotel boutique pero que a mí sencillamente me pareció un tanto mediocre. He de reconocer que no quería alojarme en este hotel, que ya había visto cuando organizaba mi programa para irme a Bolivia. El motivo era simple: por un lado, me parecía caro para lo que ofrecía (lo cual ahora puedo confirmar) y estaba regentado por una pareja francesa (contra los que no tengo nada, aunque procuro apoyar si es posible a los propios bolivianos). Sin embargo, no me quedó alternativa, pues desde la estación de autobuses de Santa Cruz escribí a unos cuantos alojamientos en San José y este fue el único que me respondió. No sé si los demás ya no seguirán funcionando.

La noche de hotel me costó 300 bolivianos (40 euros). La habitación, aunque amplia, no tenía nada especial. El desayuno muy pobre: proponen tres desayunos diferentes pero supongo que igualmente escasos. Al final, el desayuno por el que opté se redujo a un poco de pan con mantequilla y mermelada, a un zumo y a un café. Es cierto que luego las instalaciones se ven bonitas y cuidadas (especialmente porque tiene piscina y centro de fitness), pero como yo no hice uso de ellas y solo pretendía pasar la noche, me resultó caro, a pesar de que había elegido la habitación más económica de los tres tipos que ofrecía. Además, a diferencia del Qantu Hotel de La Paz no ofrecían media tarifa si se llegaba a las dos de la mañana…No lo podría asegurar, pero mi impresión fue que esa noche yo era el único huésped del hotel. Por algo sería.

ETAPA 8. MISIONES JESUITAS - Dos semanas viajando solo por Bolivia (2)


Aunque la terminal de San José está lejos del centro (como todas las terminales) y del hotel, este se encuentra relativamente cerca del pueblo y en poco más de diez minutos llegué a la misión. Efectivamente es la misión más importante, por lo menos en volumen. Es la única que tiene todo el complejo misional, en el que se conservan pinturas de distintas épocas. Es un recorrido interesante, bien explicado (previamente pasan un vídeo), y en el que figura un monolito recuerdo de la visita de la reina Sofía. Creo que merece la pena verlo en primer lugar, pues es un poco el centro de referencia para toda la región chiquitana.

ETAPA 8. MISIONES JESUITAS - Dos semanas viajando solo por Bolivia (3)


Terminada la visita, tomé una moto-taxi hasta la terminal. Como aún me quedaban un par de horas para poder coger el primer transporte posible (que resultó el que habría de llevarme a San Rafael), busqué un sitio donde comer. Los dos comedores que había en la terminal no me inspiraban ninguna confianza, así que, como era pronto, decidí deshacer el camino y buscar algún sitio donde llevarme algo a la boca. No lejos de la terminal, en la propia carretera, encontré un restaurante que tenía una pinta aceptable. Pedí un lomito montado (ternera con un huevo encima) que estaba muy sabroso, con sus patatas y su arroz.

De regreso a la terminal, hube de esperar aún casi una hora hasta que saliera mi trufi. Tras pagar la tasa de uso de terminal, arrancamos por una pista en obras, como yo ya sabía. En efecto, únicamente existe carretera asfaltada entre Santa Cruz y Concepción y entre Santa Cruz y San Ignacio, pero no entre los pueblos que se encuentran entre Concepción y San Ignacio, que forman el tercer lado del triángulo.

Una vez más de noche, llegué en esta ocasión a San Rafael. La terminal parecía completamente abandonada y me temía que debía de ser un pueblo con cuatro casas, habida cuenta de que San José era supuestamente mucho más importante y no había gran cosa. Pregunté dónde podía alojarme y rápidamente me remitieron a una moto-taxi. El taxista me preguntó qué tipo de alojamiento quería, uno caro u otro barato. Vistos los precios en Bolivia y la calidad de los servicios, le dije que probaríamos con el más caro. Me dejó junto a la plaza del pueblo (24 de octubre), ya que allí se ubicaba el hotel y la iglesia misional, que curiosamente, como me explicó, estaba abierta porque era víspera de Corpus Christi y había misa y procesión (efectivamente hubo misa, pero no procesión). He de decir que Corpus Christi, a diferencia de lo que ocurre en España en que solo es, a lo más, fiesta local, es un día festivo en Bolivia.

El hotel resultó ser La Pascana Rafalaeña y el precio supuestamente caro se tradujo en 80 bolivianos (11 euros) sin desayuno. No quiero pensar cómo sería el barato. Lo cierto es que el hotel estaba bien, correcto, sin más. Una habitación bastante amplia con dos camas y su baño.

Aprovechando la suerte que había tenido de encontrar la iglesia abierta (había leído que, al igual que ocurre con el resto de las iglesias en Bolivia, las misiones jesuitas suelen estar cerradas y si se quieren visitar hay que buscar quién tiene las llaves), decidí sumarme a la misa y ver la iglesia por dentro. Una vez acabada la misa, aproveché para hacer algunas fotos, pues la iglesia me pareció realmente preciosa. Tenía la idea de que las iglesias de San Miguel y de San Rafael son las más bonitas de todas, pues han sido rehabilitadas respetando los diseños originales.

En las tiendas que rodeaban a la plaza, traté de comprar algunas cosas que cenar (galletas, yogures, …) y me fui a la cama. Dormí bien y a la mañana siguiente, asistí a la misa de ocho de la mañana, para poder contemplar la iglesia de día. A diferencia de la tarde anterior, toda la comunidad se dio cita en la iglesia, vestida con sus mejores galas. Niños, padres, abuelos, todos acudían ese día a misa.

ETAPA 8. MISIONES JESUITAS - Dos semanas viajando solo por Bolivia (4)


Tras hacer unas fotos con luz natural, abandoné la iglesia cuando iba a empezar la misa y me dirigí a la terminal en busca de móvil (transporte) para otra misión jesuita. ¿Cuál? ¿Quién sabe? Dependería del transporte que hubiese. Los puestos de la terminal que la noche anterior estaban cerrados, ya estaban abiertos. Junto con los puestos de comida, se encontraban las agencias de transporte. Las alternativas eran San Ignacio o San Miguel. Opté por la primera porque la movilidad a San Miguel (que era de las iglesias más bonitas según tenía entendido) no salía hasta la tarde.

Mientras esperaba la salida de mi trufi, me acerqué a comprar unos bollos y yogures a una tienda cercana y pedí un café en uno de los locales de la terminal. El trayecto hasta San Ignacio fue nuevamente terrible, muy incómodo por el mal estado de la pista. De camino, paramos en Santa Ana, pero no conseguí ver ni la misión de San Ignacio ni la de Santa Ana, aunque tampoco me importaba demasiado porque la idea que tenía es que no merecían la pena.

En San Ignacio necesité tomar nuevamente una moto-taxi que me condujera del mercado central, donde me había dejado el trufi, a la terminal, para allí coger un transporte que me llevara al norte. De camino, el taxista me explicó que San Miguel estaba mucho más cerca de San Ignacio que de San Rafael, pues las unía una buena carretera que se recorría en apenas media hora. Traté de convencerle para que me llevase (pues, como digo, su iglesia es supuestamente muy bonita), pero no lo conseguí. Me remitió a un trufi, pero cuando llegué a la terminal el trufi ya había salido, con lo que me quedé sin conocer la misión de San Miguel.

Una vez más tuve que esperar casi dos horas a que saliese mi transporte a Concepción. Era consciente de que, viajando solo, quedaba a expensas de los trufis que saliesen y de sus horarios. Antes de visitar la región, había pedido presupuesto a unas cuantas agencias de viaje de la zona para visitar las misiones. Con la excusa de que era un viaje organizado solo para mí, me habían pedido precios desorbitados, de más de 600 USD por un par de días. Evidentemente no estaba dispuesto a pagar ese dinero, con lo que me había resignado a ver aquellas misiones que los medios de transporte disponible me permitieran.

En torno a las cuatro de la tarde, llegué a Concepción. Por más que lo intenté, no conseguí encontrar un taxi o una moto-taxi que me acercara al centro, con lo que tuve que ir caminando los quince minutos que me separaban de la catedral. Es cierto que quince minutos no es nada, pero vistos los precios bolivianos y el estado de los caminos, pagaba con gusto los 2 bolivianos que solían exigirme los taxistas.

Concepción me decepcionó. Yo esperaba una ciudad y me encontré con que era un pueblo, un poco más grande que los demás, pero un pueblo. Además, pese a ser domingo, la catedral y el museo de la catedral estaban cerrados. Aproveché para hacer algunas fotos a la luz del día y, al acercarme al edificio, vi que en él estaba colgado un aviso con un número de celular. Llamé y al segundo intento conseguí que me respondieran. La persona al otro lado del auricular se ofreció a abrirme la catedral y el museo si esperaba unos minutos a que llegara. Así hice.

ETAPA 8. MISIONES JESUITAS - Dos semanas viajando solo por Bolivia (5)


El museo no es muy grande y tiene algunas fotos de la reconstrucción de las misiones. La catedral no es la misión más bonita, pero aún así el interior tiene su interés. Con todo, el claustro merece la pena, así como la arquitectura del conjunto.

Inicialmente había reservado una noche en el Gran Hotel Concepción (www.facebook.com/ ...oncepcion/) al precio de 200 bolivianos (33 euros). Sin embargo, como aún era de día, prefería avanzar y llegar a dormir esa noche en San Javier, visto que el pueblo poco más ofrecía.

Una vez más, tuve que esperar más de hora y media a que partiera la flota para San Javier. El viaje duró otra hora y media (poco más de una hora en trufi) y no recuerdo su precio, aunque supongo que estaría en torno a los 20 bolivianos. Mientras esperaba, traté de buscar hotel en San Javier. El único que encontré fue la San Xavier Quinta Eco-Resort (www.facebook.com/SanXavierQuinta/), así que reservé en ella. Traté de conseguir que me sirvieran la cena pero me respondieron que el restaurante cerraba a las ocho (hora a la que preveía llegar), con lo que me recomendaban que tomara algo en el camino.

Así fue. En torno a las ocho la flota con destino a Santa Cruz me dejó en el centro de San Javier, desde donde una moto-taxi me condujo a la quinta, que se hallaba en la misma carretera a unos cinco minutos. Cuando llegué, la recepcionista me mostró mi habitación y me dijo que el restaurante ya estaba cerrado, pero que no me preocupara, que podía encargar mi cena a un restaurante cercano y que me la llevarían a la habitación. Dicho y hecho. Por algo menos de 10 euros, me trajo un enorme escalope con patatas y arroz, un trozo de tarta y una cerveza a la habitación. Cené, pues, opíparamente y me acosté en una habitación que estaba más que correcta.

Dormí bien y a la mañana siguiente acudí a desayunar. Para mi sorpresa, tenían un desayuno pantagruélico: masitas (galletas) de todos tipos, zumos variados, fruta e infusiones. Di buena cuenta de ello, antes de recorrer un poco el complejo.

Sin yo saberlo, me había alojado en una quinta que pretendía ser un complejo de sostenibilidad ecológica. Junto a la piscina, próxima al restaurante donde había desayunado, había un montón de papagayos de distintos colores. El complejo, que se extendía varias hectáreas, ofrecía muchas posibilidades de vivir en la naturaleza, así como un picadero para quienes quisieran montar a caballo. Lástima que no pudiera aprovechar todo eso, pero la misión de San Javier me llamaba.

Así pues, una vez más me subí a la moto-taxi que la recepcionista me pidió y visité la misión de San Javier. Esta misión es la más antigua y ha sido rehabilitada en parte por Escuelas Taller sufragadas por la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI). Consta de un museo interesante y de una bonita iglesia, con un altar y unos confesionarios muy bonitos.

ETAPA 8. MISIONES JESUITAS - Dos semanas viajando solo por Bolivia (6)


En resumidas cuentas, me puedo considerar afortunado. Cuando planeé mi viaje a Bolivia, tenía la intención de recorrer la zona de las misiones jesuitas. Había visitado hace muchos años la misión de San Ignacio Miní en la Argentina, pero por lo que sabía, el tipo de construcción era completamente diferente (aquella misión, prácticamente en ruinas, estaba construida en ladrillo). Tenía gran interés en esta experiencia que se había desarrollado en las zonas más recónditas de Sudamérica, de la mano de jesuitas españoles que trataban, por un lado, de evangelizar a los indios y, por otro, de protegerlos de la esclavitud a que les pretendían someter los bandeirantes portugueses procedentes del actual Brasil. De hecho, me prometí una vez de regreso en casa, volver a ver la película La Misión, que es ciertamente interesante y recrea la vida en estas zonas (en realidad, más bien en la vecina Paraguay), aunque evidentemente con la manipulación histórica a que han sometido tradicionalmente los anglosajones la historia española, ellos que están muy lejos de poder dar lecciones a nadie.

A medida que iba configurando el programa de mi estancia boliviana, y vistas las precarias conexiones existentes entre las distintas misiones, iba abandonando la idea o reduciéndola a su mínima expresión (quizás Concepción y San Javier, que son las que suelen visitarse en las excursiones de un día, porque se pueden visitar fácilmente desde Santa Cruz en el día). Una vez en Bolivia y visto que podía ganar algún tiempo respecto al itinerario previsto, amplié el radio de misiones, aunque hasta el último momento y una vez in situ no supe cuáles incluir ni cuáles podía visitar. Finalmente recorrí cuatro misiones (algo que no hubiese podido imaginar inicialmente, aunque es cierto que me dolió especialmente no poder llegar a San Miguel), de las que resaltaría San Rafael, porque fue la que más me gustó, y San José de Chiquitos, porque es el complejo más extenso y la que ofrece más información. Ciertamente, para aquellos que solo dispongan de un día, la opción habitual de San Javier y Concepción puede ser una opción, porque les permite visitar dos misiones distintas en un mismo día y compararlas, aunque también pueden optar por una sola, más interesante, y visitar la de San José.

Acabada la visita de la misión de San Javier, busqué un trufi que me llevase a Santa Cruz, donde debía recoger mi maleta y buscar otro transporte para Samaipata.

Una vez más la espera del trufi para Santa Cruz se hizo larga porque, aunque debía partir a las once, por un problema con el equipaje y las encomiendas (envíos que expide la gente sirviéndose de los trufis de una población a otra) no salió hasta media hora después. Tengo que decir que el sr. Ricardo, que creo que era el nombre del conductor, no fue muy amable conmigo. Me explico. El trufi tenía parada en la terminal bimodal de Santa Cruz, en concreto su terminal estaba en La Ramada. Cuando llegamos a la terminal bimodal se bajó la última viajera y yo le pregunté, en vista de que yo era el único viajero que quedaba en el trufi y que mi destino final era La Ramada, si me podía esperar diez minutos a que recogiera mi maleta del portabagajes y me llevara con él a La Ramada. El se negó con el pretexto de que ya iba tarde a entregar sus encomiendas. No discuto que fuera cierto, así como el hecho de que no tenía ninguna obligación de esperarme. Pero lo que sí le reprocho es que tampoco tenía ninguna obligación de dar los rodeos que dio para ir a buscar a gente o a sus enseres o dejar gente en lugares que no estaban en la ruta y que generaron el retraso que llevaba, además del hecho de haber salido de San Javier media hora más tarde de la prevista.

Así pues, me bajé en la bimodal, recogí mi maleta, traté de comer algo en la terminal (aunque no pude porque, como me dijo la recaudadora de la tasa de mantenimiento de la estación, no había vendedores ya que no había flota que saliera), y pillé un trufi que me llevó a La Ramada. Como resultó que La Ramada es una zona bastante amplia de Santa Cruz y me había parado antes de donde debía, aconsejado por un matrimonio, tomé otro trufi que me dejó en la terminal de los transportes con destino a Samaipata.




📊 Estadísticas de Etapa ⭐ 0 (0 Votos)
  Puntos Votos Media Visitas
Actual 0 0 Media 18
Anterior 0 0 Media 33
Total 0 0 Media 648

05 Puntos
04 Puntos
03 Puntos
02 Puntos
01 Puntos
Para votar necesitas conectarte como usuario registrado.
Te puedes registrar gratis haciendo click aquí

comment_icon  Últimos comentarios al diario: Dos semanas viajando solo por Bolivia
Total comentarios: 5  Visualizar todos los comentarios
Salodari  Salodari  03/07/2022 22:12   📚 Diarios de Salodari
Muy buen comienzo este interesante diario. Ánimo con la continuación Amistad
Spainsun  spainsun  04/07/2022 01:55   📚 Diarios de spainsun
Buen inicio. Veo que resolviste los de las fotos.
Por cierto, a mi también me encantó Bolivia. Te dejo tus primeras estrellas.
Brigantina  Brigantina  04/07/2022 17:39   📚 Diarios de Brigantina
Gracias por compartir información sobre este destino tan desconocido para muchos, entre quienes le encuentro.
Te dejo cinco estrellas
Salodari  Salodari  05/07/2022 15:53   📚 Diarios de Salodari
Comentario sobre la etapa: A MODO DE CONCLUSIÓN
Ha quedado estupendo, te mando 5*****.
Ramon86  ramon86  15/07/2022 08:14   📚 Diarios de ramon86
Muy bueno tu diario, gracias por ayudarnos a conocer el bonito país de Bolivia
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA


👉 Registrate AQUÍ

Diarios relacionados
BOLIVIA: Recorrido de 40 días por libre, de la Amazonia al AltiplanoBOLIVIA: Recorrido de 40 días por libre, de la Amazonia al Altiplano Del calor de las misiones y Amazonía al frío del... ⭐ Puntos 4.92 (13 Votos) 👁️ Visitas mes actual: 125
Bolivia y San Pedro de AtacamaBolivia y San Pedro de Atacama En nuestro recorrido por varios países de América del Sur, estuvimos durante una semana en Bolivia entrando por San Pedro de Atacama (Chile) ⭐ Puntos 5.00 (5 Votos) 👁️ Visitas mes actual: 51
AtacamaAtacama Impresiones ⭐ Puntos 5.00 (5 Votos) 👁️ Visitas mes actual: 50
Norte Argentina - Bolivia y Chile en AutoNorte Argentina - Bolivia y Chile en Auto Viaje de 24 días por el Norte Argentino, el Sur Boliviano y el Norte de Chile en Auto ⭐ Puntos 5.00 (1 Votos) 👁️ Visitas mes actual: 43
Bolivia en estado puroBolivia en estado puro Tupiza - Uyuni - Potosí - Sucre - La Paz - Rurrenabaque - Copacabana - Isla del Sol ⭐ Puntos 5.00 (4 Votos) 👁️ Visitas mes actual: 41


forum_icon Foros de Viajes
Pais Tema: Viajar a Bolivia
Foro América del Sur Foro América del Sur: Foro de Viajes de América del Sur: Perú, Brasil, Uruguay, Bolivia, Ecuador, Colombia, Venezuela.
Ir a tema del foro Ir a tema del foro
Últimos 5 Mensajes de 1137
513778 Lecturas
AutorMensaje
Jeronilloret
Jeronilloret
Experto
Experto
02-06-2016
Mensajes: 125

Fecha: Lun Abr 01, 2024 09:41 pm    Título: Re: Viajar a Bolivia

"porelnorte" Escribió:
El día 6 puedes contratar el tour y comenzarlo ese mismo día. A la que bajes del bus te abordarán de varias agencias para que lo hagas con ellos. Puedes negociar que te incluyan el desayuno de ese mismo día, la ducha...
Tendremos suficiente tiempo para poder contratar y empezar el tour el día 6 por la mañana?
Jeronilloret
Jeronilloret
Experto
Experto
02-06-2016
Mensajes: 125

Fecha: Lun Abr 01, 2024 09:46 pm    Título: Re: Viajar a Bolivia

Creo que lo haremos como me recomendáis y así ganamos un día.
Muchas gracias
Her_2004
Her_2004
Super Expert
Super Expert
21-08-2021
Mensajes: 974

Fecha: Mar Abr 02, 2024 02:50 pm    Título: Re: Viajar a Bolivia

"Jeronilloret" Escribió:
"porelnorte" Escribió:
El día 6 puedes contratar el tour y comenzarlo ese mismo día. A la que bajes del bus te abordarán de varias agencias para que lo hagas con ellos. Puedes negociar que te incluyan el desayuno de ese mismo día, la ducha...
Tendremos suficiente tiempo para poder contratar y empezar el tour el día 6 por la mañana?

Si te sirve mi experiencia, fuí a las 9 a una agencia y a las 11 ya estaba arrancando el tour.
Saludos.
Jeronilloret
Jeronilloret
Experto
Experto
02-06-2016
Mensajes: 125

Fecha: Vie May 17, 2024 05:04 pm    Título: Re: Viajar a Bolivia

Muy buenas, estamos valorando hacer un treking en la Cordillera Real, subir el Pico Austria que parece de los más fáciles de la zona. Si alguien nos puede aconsejar...
Muchas gracias.
Jeronilloret
Jeronilloret
Experto
Experto
02-06-2016
Mensajes: 125

Fecha: Vie May 17, 2024 05:04 pm    Título: Re: Viajar a Bolivia

Muy buenas, estamos valorando hacer un treking en la Cordillera Real, subir el Pico Austria que parece de los más fáciles de la zona. Si alguien nos puede aconsejar...
Muchas gracias.
Respuesta Rápida en el Foro

¡Regístrate Aquí para escribir en el Foro!


Mostrar/Ocultar Galería de Fotos
All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. Aviso Legal - Privacidad - Publicidad
Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter instagram Canal de Youtube