Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


Avistamiento de ballenas, Fiordo de Saguenay y Desbiens -Diarios de Viajes de Canada- Lapilvi
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: DOS SEMANAS EN EL ESTE DE CANADÁ (ONTARIO Y QUÉBEC)  -  Localización:  Canada  Canada
Descripción: Agosto de 2018 con coche de alquiler
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:



Etapa:  Avistamiento de ballenas, Fiordo de Saguenay y Desbiens  -  Localización:  Canada Canada
Lapilvi  Autor:    Fecha creación:   
Compartir: 
Compartir:
El desayuno en la Maison Hovington de Tadoussac no desmerece nada el cariño que ponen los dueños en todos los detalles del hotelito. En el salón de la casa hay una gran mesa primorosamente preparada con vajilla de porcelana y cristalería labrada donde nos sentamos todos los inquilinos a desayunar prácticamente a la vez, porque la mayoría tenemos reservada una excursión de avistamiento de ballenas por el río San Lorenzo a primera hora de la mañana, y todos queremos ir ya desayunados.

Todo en el desayuno está preparado en la Maison de forma casera ¡y todo riquísimo! Crêpe con nata y frutas, yogur con cereales, bollería, tostadas… y, por supuesto, café, té y fruta fresca.

Estamos sentados a la mesa de desayuno nosotros cuatro, más una pareja jovencita y otra algo mayor. Nos saludamos en francés, que es lo que corresponde en el lugar, y los que tienen más soltura con el idioma intercambian algunas frases… ¡cuando nos damos cuenta de que todos somos españoles! ¡Qué graciosa coincidencia…! La conversación en la mesa se anima súbitamente. Nos contamos nuestras experiencias de viaje y nos damos consejos. La pareja mayor ya lleva dos semanas recorriendo el este de Canadá y nos dicen que ayer estuvieron en el pueblecito de Sainte-Rose-du-Nord y que les defraudó bastante porque no es, ni mucho menos, tan bonito como lo pintan. ¡Vaya! Ése es uno de los lugares que tenemos previsto visitar esta tarde. Ya veremos si coincidimos con su opinión porque, desde luego, yo sólo había leído maravillas sobre él, y en general está considerado el pueblo más bonito del fiordo de Saguenay.

Bueno, de momento lo que tenemos previsto para esta mañana es la excursión de avistamiento de ballenas en el El Parque Nacional marino Saguenay-Saint-Laurent, que es el lugar donde el fiordo del Saguenay se encuentra con el estuario del río san Lorenzo. Éste fue el primer Parque Nacional que se estableció en la provincia de Québec, y se hizo con el fin de proteger el medio ambiente marino. En esta zona las aguas dulces y más cálidas del río Saguenay se mezclan con las gélidas y más saladas del San Lorenzo, lo cual resulta un hábitat ideal para la proliferación del krill, el manjar favorito de cetáceos como ballenas, belugas y rorcuales, que acuden hasta aquí a comer procedentes del Atlántico.

Hay un par de empresas que organizan estas excursiones, que pueden hacerse en barco o en zodiac. Nosotros vamos con AML porque, por circunstancias del trabajo de la Chiquilla en Toronto, estamos invitados a la excursión en barco (¡qué majos!). Las zodiac van más deprisa y pueden acercarse más a los cetáceos que los barcos. Sin embargo, en el barco vas más alto y tienes más campo de visión y mejor perspectiva. Quizá, si hubiéramos ido por nuestra cuenta, hubiéramos elegido zodiac, pero a caballo regalado no le miramos el diente.

La excursión que vamos a hacer es la denominada "Whale watching cruise - Grand Fleuve" y cuesta 69,99 CAD por persona (unos 46 €). Dejo aquí el enlace de la web de AML con la información de todas las posibles excursiones que tienen, horarios y precios:
www.croisieresaml.com/... ssac/tout/

La excursión dura tres horas, de 9:45 a 13:45, pero hay que estar en el muelle a las 9:30. Metemos todo el equipaje en el coche, para desalojar la habitación. Los dueños no nos ponen ninguna pega a dejarlo aparcado en el patio trasero hasta que volvamos de la excursión. En diez minutos andando llegamos al embarcadero, que está al final del puerto, en el extremo de la bahía.

Tadoussac desde el puerto: destaca el Hotel Tadoussac con su cubierta roja:



Los primeros quince minutos del viaje se invierten en llegar hasta Baie-Sainte-Catherine para recoger más gente, y luego ya se adentra en el río San Lorenzo, tan inmenso que, una vez más, te hace creer que estás en pleno océano.

El día está muy soleado. El agua y el cielo tienen un azul perfecto. ¡Hemos tenido mucha suerte hoy con el tiempo! Un día nublado o lluvioso hubiera arruinado cualquier avistamiento. Sin embargo, la temperatura va bajando más y más a medida que nos alejamos de la costa. Menos mal que hemos venido bien pertrechados. Yo llevo una camiseta, una rebeca de punto gruesa y un cortavientos, y no me sobra nada.

Enseguida empezamos a ver los primeros animalitos: ¡una colonia inmensa de focas! ¡Montones de focas nadando juntas y asomando las cabecitas sobre el agua! Son muy amigables; el barco se acerca bastante y no muestran síntomas de temor en absoluto. En las fotos apenas se ven unos puntos negros, pero al natural se veían perfectamente sus cabecitas asomando.



También empezamos a ver los primeros cetáceos. En el barco hay una naturalista que va dando explicaciones en inglés y en francés. Cuando aparece alguno, la naturalista dice ¡a las once!... ¡a las tres!... indicando la posición del animal dentro de un reloj imaginario que estuviera colocado sobre el agua.


Verlos asomar es cuestión de suerte porque en cinco segundos desaparecen, y si te pilla mirando para otro lado o pestañeando te lo pierdes. Hay que estar muy atento a los ¡¡¡ooooohhhh!!! de la gente. Si gritan los de babor hay que mirar hacia la izquierda. Si exclaman los de estribor, hacia la derecha. Nosotros nos hemos colocado en plena proa y tenemos mucho campo de visión.


También es complicado captar con la cámara fotográfica el momento exacto en que los cetáceos emergen, de modo que nosotros optamos por grabar algunos vídeos.

A veces son belugas, a veces rorcuales, otras veces ballenas jorobadas… A veces sólo asoman el lomo en una de sus piruetas natatorias, en otras ocasiones puede verse la columna de agua que expelen al respirar.



En las siguientes fotos podéis ver lo cerca que llegan a estar las zodiac:



¡¡¡Aunque el barco tampoco se queda atrás!!!



La última media hora el barco nos hace un pequeño crucero panorámico por el fiordo de Saguenay antes de regresar al muelle de Tadoussac. Los que han montado en Baie-Sainte-Catherine desembarcarán después.



La excursión ha sido muy satisfactoria; una buena experiencia. Quizá, si hay una próxima vez, nos gustará hacerla en zodiac.

Al desembarcar hay un autobús gratuito que pone la compañía AML para acercar a la gente al centro de Tadoussac. Sólo son diez minutos andando, pero ya que lo ofrecen lo aprovechamos. Una vez en el centro, entramos en un supermercado que hay enfrente de la iglesia para comprar algo para comer hoy a lo largo del camino. Nuestro plan para el resto del día es recorrer la carretera 172 que bordea el fiordo por su ribera norte, parando en Sainte-Rose-du-Nord y en cualquier otro sitio que nos llame la atención, hasta llegar a Desbiens, junto al lago Saint-Jean. En total son 200 kilómetros que, según Google Maps, se hacen en 2 horas y media. Pero antes queremos ir a ver Les Dunes de Tadoussac (las dunas), que están justo en sentido contrario.

Compramos dos ensaladas envasadas, un bocadillo, un sobre de embutido al vacío, una tarta envasada para los cuatro (puro antojo), una bolsa de patatas fritas y una lata de refresco. Todo nos cuesta 28 CAD (unos 19 €).

Volvemos a la Maison Hovington a por nuestro Jeep y conducimos hasta la zona de las Dunas, que está unos 4 kilómetros hacia el este de Tadoussac.

(Imagen obtenida de Google Maps)



Nos llamaba la atención esto de las dunas, ¡pero no podíamos ni imaginar lo impresionante que es! A partir de cierto punto los bosques que rodean la carretera empiezan a tener mucha arena en el suelo, en algunas zonas formando auténticos montículos. Pero lo realmente espectacular es al llegar al lugar donde, a mano derecha, allí abajo, surge en el paisaje una playa.



El terreno desciende desde la carretera hacia la playa a modo de gigantesca colina de arena de fuerte pendiente, salvando un desnivel que no sería capaz de estimar porque las dimensiones son tales que desbordan la capacidad de cálculo. Abajo, el azul intenso de las aguas del San Lorenzo se extiende hasta el horizonte.

Ante tal preciosidad de paisaje decidimos bajar para comer en la playa mientras disfrutamos del panorama. No hay escaleras ni nada preparado para facilitar la bajada; se desciende directamente por la arena de la duna.



Para hacerse una idea de las dimensiones de la duna, basta observar el tamaño de la personita que está bajando en esta foto, arriba a la izquierda:



El lugar es casi paradisiaco. Nos sentamos al pie de unos árboles que hay en la playa y comemos tan a gusto bajo su sombra.



El agua está limpísima, absolutamente cristalina, y hay algún valiente que se baña. Yo he metido la mano y está bastante fría (que les pregunten a las ballenas que vienen a comer a esta zona, que no son precisamente de aguas tropicales). Durante muchos metros la profundidad es muy poca, por lo que es una playa ideal para bañarse con niños si no les importa la temperatura del agua.

Volvemos arriba. La subida es un poco agotadora porque la pendiente es fuerte, pero ha merecido mucho la pena.

Volvemos hacia el oeste y cogemos la carretera 172 a lo largo de todo el fiordo hacia el lago Saint-Jean.

(Imagen obtenida de Google Maps)



Desde la carretera en ningún momento se ve el fiordo porque siempre hay una masa boscosa interpuesta, así que, si se quiere verlo hay que coger algún desvío que te acerque a él.



Llevo apuntados un par de sitios donde hacer posibles paradas, pero hemos estado en las dunas más tiempo del previsto, así que decidimos parar sólo en el pueblecito Sainte-Rose-du-Nord, que tanta fama de bonito tiene. Para ello hay que coger uno de estos desvíos, de unos 3 km., ya que está a orillas del Saguenay.



Pues bien, aquí debo dar absolutamente la razón a la pareja que conocimos esta mañana en el desayuno, que nos dijeron que a ellos no les había gustado. ¡A nosotros tampoco nos ha parecido nada del otro mundo! Las dos fotos anteriores son lo más significativo del pueblecito, que no tiene mucho más. O no hemos sabido encontrarlo. Un puñado de casas desperdigadas en una ladera y un par de casetas de souvenirs. Incluso el pequeño malecón es tan feote y tiene tan poco encanto que ni siquiera me sugiere hacerle una foto. Después de haber visto Tadoussac, este pueblecito no nos ha despertado ningún interés en absoluto y no entendemos de dónde le viene la fama.

Tras la decepción de Sainte-Rose-du-Nord continuamos hacia el lago Saint-Jean. Queremos parar en algún lugar más junto a la orilla del río, porque la parada de Sainte-Rose-du-Nord nos ha sabido a poco, pero es que realmente no hemos visto muchos desvíos que nos acercaran a ella. Por cierto, tampoco hemos visto apenas gasolineras en todo el tiempo.

A partir del kilómetro 102, más o menos, justo antes de llegar a la población de Saguenay, la carretera se pone pegadita al borde del río y ahí sí es posible disfrutar de los paisajes del fiordo desde ella, o bien detenerse en algún mirador.



Paramos un ratito a estirar las piernas en una pradera a la orilla del fiordo. La verdad es que este fiordo nada tiene que ver con los impresionantes estuarios de Noruega con sus impactantes alturas y sus tajos cortados en picado. El Saguenay es un fiordo “flojo”. Es demasiado ancho y chaparro como para impresionar.



A las 18:30 llegamos a Desbiens, un pueblecito muy pequeño pegado al lago Saint-Jean, donde tenemos el alojamiento para esta noche. Se trata de la Maison Zacharie, una sencilla edificación anexa a la iglesia del pueblo que en su día fue monasterio pero, tras caer en desuso, actualmente es explotada por una pareja como hospedería o albergue.

Llevaba mayores expectativas sobre este alojamiento, en base a la descripción tan sugerente. Aunque sabía que el albergue no era de mucha categoría, y de hecho el precio había sido muy económico, sí me imaginaba amplios y preciosos espacios interiores, galerías abovedadas heredadas del monasterio…no sé… la imaginación es gratuita. El exterior es tal y como había visto en las fotos, sobrio y elegante. Pero el interior es tremendamente vulgar, pobre, decepcionante, un caos decorativo y un desastre de trastos acumulados por todas partes que da cierta mala impresión. No se percibe la espiritualidad de un monasterio por ninguna parte, excepto en el hecho de que a las 9 de la noche apagan las luces y piden silencio. Una pena que no hayan sabido o podido sacar más provecho de un edificio así.



Dejamos los bártulos en la habitación (por cierto, los baños son compartidos) y salimos a dar una vuelta para ver un poco el pueblecito. Como he dicho más arriba, estamos alojados al lado de la iglesia. De frente a ésta sale una calle ancha flanqueada por viviendas con jardín, de ésas de madera con porche tan típicamente americanas, que lleva directamente a una zona verde con merenderos al borde del lago. Nos da la impresión de que ésta es la única zona del lago accesible al público en Desbiens, porque hay vallas delimitando propiedades privadas que impiden acercarse a la orilla en otros puntos.



Pasamos un placentero rato junto al lago, que es tan inmenso como para no ver desde esta orilla la de enfrente, igual que pasaba en el lago Ontario. ¡Y es que tiene más de 1.000 km2!

Y vemos el atardecer. ¡Cuánto nos gustan los atardeceres!



Va siendo hora de cenar. Vamos a buscar algún sitio donde llenar el buche, pero damos varias vueltas por las dos o tres calles que tiene el pueblo y no encontramos nada, ni abierto ni cerrado. Nos sorprende que no haya ni un solo lugar donde tomar algo, pero así es. Únicamente vemos un sitio al lado del Ayuntamiento que parece ser que sólo abre en fines de semana, así que hoy, lunes, está cerrado. Finalmente terminamos entrando en un supermercado que hay enfrente de la iglesia, donde compramos cuatro cosillas precocinadas. En el albergue hay una cocina comunitaria donde podemos calentar la cena en el microondas y un comedor donde nos sentamos a tomárnoslo.

Hoy ha sido otro día intenso: hemos visto ballenas, rorcuales, focas… hemos estado en las preciosas dunas de Tadoussac, hemos sufrido la decepción de Sainte-Rose-du-Nord, hemos visto los paisajes del fiordo de Saguenay y hemos disfrutado del bonito atardecer en el lago Saint-Jean.
Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Lapilvi Ver más diarios de Canada Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente



VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 0 0
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 274 Visitas mes actual: 121 Total visitas: 1149

  Últimos comentarios al diario:  DOS SEMANAS EN EL ESTE DE CANADÁ (ONTARIO Y QUÉBEC)
Total comentarios 9  Visualizar todos los comentarios

Lapilvi  Lapilvi  16/10/2018 16:27   
Muchas gracias, Marimerpa. ¡Es todo un honor que te haya gustado el diario!

Salodari  Salodari  18/10/2018 06:54   
Vaya viajazo y un diario estupendo! Mucha info útil y amena. Gracias por compartirlo Muy feliz 5*****

Lapilvi  Lapilvi  18/10/2018 15:45   
¡Muchas gracias por tu generoso comentario, Salodari! Me alegra muchísimo que te haya gustado.

Mariagalleta  Mariagalleta  31/10/2018 21:07
Enhorabuena por el diario @Lapilvi.
Voy tomando notas porque mi hija se va a estudiar a Ottawa el primer semestre de 2019 y aprovecharemos para ir a buscarla en Julio y hacer una ruta por el Este de Canadá. Por ahora lo que cuentas me parece perfecto y me tomaré tu ruta como referencia.

Besicos

Lapilvi  Lapilvi  01/11/2018 16:54   
¡Hola, Mariagalleta! ¡Qué bien que el diario te sirva de guia para vuestro viaje!
Espero que tu hija se sienta a gusto en Ottawa. A nosotros nos pareció una ciudad muy viva y alegre, aunque es probable que en invierno la encuentre algo más apagada debido a las bajas temperaturas. Tengo entendido que el Canal Rideau se congela y la gente patina sobre él. Tiene que ser algo digno de ver.
¡Muchas gracias!

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQUÍ
Volver arriba


Foros de Viajes
Itinerarios-Rutas Tema: Costa este de Canadá (Montreal, Ottawa, Toronto, Quebec...)
Foro USA y Canada Foro USA y Canada: Foro de Estados Unidos y Canadá. Información y consejos sobre Nueva York, Los Angeles, San Francisco, Chicago, Montreal, Otawa...
Ultimos 5 Mensajes de 1433
849014 Lecturas
AutorMensaje
Cgp75
Cgp75
New Traveller
New Traveller
Jun 22, 2019
Mensajes: 2

Fecha: Dom Jun 23, 2019 04:42 pm    Título: Re: VISITAR la región de las Mil Islas (Ontario, Canadá)

Hola a todos, nunca he entrado en el
Foro, así que no sé si funciona como me parece.
Somos una familia con 3 niños de entre 10 y 6 años y estaremos este mes de agosto 20 días en Canadá. Entramos y salimos por Montreal y queremos visitar las Cataratas de Niagara, Quebec y La Malbie seguro (los dos últimos los conocemos). ¿Alguna sugerencia de ruta?
También dudamos entre viajar en auto caravana o alquilar un coche. La primera opción nos apetece mucho, pero no sabemos qué compañías están bien.
¿Algún consejo? Mil gracias
alejandria
Alejandria
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ene 01, 2009
Mensajes: 5367

Fecha: Dom Jun 23, 2019 10:22 pm    Título: Re: VISITAR la región de las Mil Islas (Ontario, Canadá)

Sugerencias de ruta tienes varias en este hilo en las cuales te puedes inspirar:

Rutas/ Itinerarios por Costa Este Canadá

Para el alquiler tienes:

Canadá en autocaravana/coche

Y esta otra es específica de la Costa Oeste pero le puedes echar un vistazo que lo mismo mencionan datos que te puedan interesar;

Viajar en autocaravana y camping (Costa Oeste Canadá) Y tienes también el hilo de alquiler de...  Leer más ...
Cgp75
Cgp75
New Traveller
New Traveller
Jun 22, 2019
Mensajes: 2

Fecha: Dom Jun 23, 2019 11:32 pm    Título: Re: VISITAR la región de las Mil Islas (Ontario, Canadá)

Gracias!!
atita
Atita
Super Expert
Super Expert
Feb 04, 2010
Mensajes: 372

Fecha: Lun Jun 24, 2019 08:08 pm    Título: Re: Costa este de Canadá (Montreal, Ottawa, Toronto

Si vas con peques mejor la autocaravana.Ma económica,más facilidad de horarios ,más comodidad sin transportar maletas de un hotel a otro y los camping son una pasada,que si llegas pronto aún pueden hacer muchas actividades.
Soy una fan loca de las caravanas y los camping!
carolco
Carolco
Willy Fog
Willy Fog
Ene 23, 2014
Mensajes: 11630

Fecha: Mar Jun 25, 2019 11:04 pm    Título: Re: Costa este de Canadá (Montreal, Ottawa, Toronto

Wilderness Adventures

Foresters Falls, Ontario, K0J1V0, Canada

A 90 minutos de Ottawa!





www.wagjag.com/deal/wi... rt-4414860


www.wildernesstours.com/



Enjoy! Savourer!
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ






All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad